- No se trata de hacer leer - http://www.lapaginadefinitiva.com/aboix -

La ley de partidos, la condena de la violencia y la «cuarentena democrática»

Ya lo dijimos aquí varias veces [1]. Cuando se aprobó la ley [2]. Cuando la validó el TC. A medida que se ha ido aplicando [3]. Una y otra vez [4]. Cuando dio su autorizado placet el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. No nos gustaba ni nos gusta la ley de partidos. Por muchas razones, explicadas con detalle, que tienen que ver con su contenido.

Pero también porque, decíamos, cuando te metes en esa dinámica es muy difícil salir. A la vista está. Batasuna acaba de hacer exactamente todo lo que le pide la ley. Ha condenado sin ambages, de manera expresa, la violencia y el terrorismo. Se ha separado abiertamente de ETA. Ya está, ¿no? A fin de cuentas, ha  aceptado un corsé probablemente antidemocrático y liberticida, que anula la libertad de expresión y política y, por esa vía, condiciona la de conciencia. Y lo ha hecho con una claridad como ningún otro partido ha hecho (en parte, es obvio, porque respecto de otros no es necesario). Pero no, ni aún así. Ahora ya nos dicen que no basta.

De momento, el PP ya se ha posicionado claramente [5]. Y ya veremos al otro partido firmante del Pacto de la Justicia. Dicen que hay que poner en «cuarentena democrática [6]» a un partido que tanto tiempo ha apoyado a ETA. De cuánto haya de durar esa cuarentena no sabemos nada. Dicen que no basta una declaración formal. Que hay que dar pruebas de la desvinculación con ETA. De cómo se hayan de dar esas pruebas y de cómo cumplir con esa carga diabólica de la prueba tampoco dicen nada. Dicen, en fin, que no. Que ni por esas.

Por estas cosas una ley de partidos como la que tenemos, por mucho que nos digan que está muy medida y es muy prudente, da miedo.

Aunque seamos optimistas y esperemos que, por mucho que ahora algunos digan, los tribunales sean más sensatos y no interpreten la norma con esos postulados extremistas y, muy probablemente, inconstitucionales y contrarios a la propia sentencia del TC.

Comments Disabled (Open | Close)

Comments Disabled To "La ley de partidos, la condena de la violencia y la «cuarentena democrática»"

#1 Comment By jordimercado On 7 febrero 2011 @ 4:16 pm

La cuarentena, estima Sr. Boix, durará hasta el dia siguiente a las elecciones vascas, no sea que les desmonten del todo el chirinquito.

#2 Comment By popota On 7 febrero 2011 @ 4:54 pm

Desde luego, con lo comentado esta mañana por la peña ex-bomba el PPSOE lo tiene bastante crudo para pasar la prueba del algodón de la democracia…

#3 Comment By josé luis On 8 febrero 2011 @ 12:01 am

Pues yo estoy totalmente de acuerdo con la sentencia del TEDH.

Tribunal que según tu teoría avala «un corsé probablemente antidemocrático y liberticida, que anula la libertad de expresión y política y, por esa vía, condiciona la de conciencia».

#4 Comment By John Constantine On 8 febrero 2011 @ 12:14 am

Se veía venir. Cuando gente de la catadura moral e intelectual de nuestros políticos se mea en la democracia , por muy respetables y buenas que sean sus razones -y este es un precedente muuuuuuyyyy majo de lo que va a ser la Ley Sinde- no hay luego el más mínimo problema en seguir meándose en ella aunque sea con los mas bastardos de los intereses. Total, ya puestos y acostumbrados a sacarla, pues…

Mira que ha habido veces y veces que he intentado autoconvencerme de que valía la pena un recorte de las libertades con tal de acabar con ETA – y recalco ETA, no su brazo político- pero es que sabía adonde iba a terminar esto, la verdad.

#5 Comment By square On 8 febrero 2011 @ 12:21 am

Pues me voy a atrever a publicar mi primer comentario en esta página, y lo voy a hacer, como no podía ser de otra forma, estando de acuerdo con alguien, que para trollear ya tiene uno otros foros. Y el afortunado es el señor jordimercado, cuya estimación del fin de la cuarentena me parece más que verosímil. A fin de cuentas, cuando lleguen las generales ya estará todo el pescado vendido y el PSOE, haga lo que haga, va a tener a la Brunete mediática en contra y las elecciones perdidas, así que no sería de extrañar que, sociatas peligrosos ellos, optasen por hacer que el PP,tuviera que lidiar por un lado con los de «el 5 a las 5» por aquello de reilegalizar a Batasuna, y por otro lado con los nacionalistas en el caso de no obtener mayoría absoluta.

Lo que nos íbamos a reír…

#6 Comment By J. On 8 febrero 2011 @ 12:16 pm

Hola Profesor Boix:

es posible que la ley de partidos no guste. Pero los que vivimos en el País Vasco tenemos un antes y después de la ley de partidos. El antes eran las calles tomadas, la sociedad quebrada, los profesores de Universidad con escolta, el tráfico de armas ante nuestros ojos, la juventud manipulada y atemorizada, los DDHH vulnerados, el impuesto revolucionario cobrado, las calles empapeladas con la justificación de la violencia. Aún recuerdo que el día de mi tesina se juntaron seis escoltas para tres miembros del tribunal. Y cuando te llamaban de la guardia civil o la ertzaina y te decían que estabas en con contravigilancia porque habías aparecido en «papeles» por haber escrito en el periódico…todo esto se ha producido porque hay un movimiento social (MLNV) que funcionaba con una dialéctica político – militar. Supongo que todo esto, en la distancia, sonará repetitivo, y con estos argumentos no pretendo descalificar opiniones con el rollo del «hay que vivirlo». Estos señores tienen (o tenían) un plan: crear una nueva sociedad. Y en muchos casos, lo han logrado. Lo que no entra en la hoja en blanco…fuera de la misma. La ley está al servicio de la sociedad, para defender la democracia, la dignidad y los derechos fundamentales.

En este sentido, me gustaría decir que el asunto aquí no es si se condena el terrorismo o no: solo hay que leer la ley y las SSTS y TC. El problema es que ETA y Batasuna forman parte de un mismo sujeto político (MLNV). Esto lo ha ratificado el TEDH. Por ello, para que Batasuna pueda participar en la elecciones, lo ideal sería que ETA desapareciese por completo. El escenario ideal sería el de que todos los terroristas se ponen en una fila y entregan su arsenal. Se negocia con ellos lo que haya que negociar en lo penal y a participar en política. El otro escenario es el actual: ETA está en trámites, parece que sí, pero, si es no, ¿qué hacemos? Es una cuestión difícil.

También quiero decir algo importante: dices «A la vista está. Batasuna acaba de hacer exactamente todo lo que le pide la ley. Ha condenado sin ambages, de manera expresa, la violencia y el terrorismo. Se ha separado abiertamente de ETA. Ya está, ¿no?» Insisto, lee la ley bien. No es cuestión de condenar, es cuestión de escindirse de un sujeto armado con alma de ejército. Tendrán que pasar meses (no digo años) para verificar la cuestión. Es muy fácil ir a una sala de congresos, leer un comunicado y copiar los estatutos de PNV. Hay algo más en la ley: la necesidad de crear un partido ajeno a las veleidades prácticas del terrorismo. De lo contrario, todo esto es buenismo puro. Quiero recordar que Rufi Etxebarria, era hasta antes de ayer un puntal de la ortodoxia etarra, en la que justificaba la necesidad de crear soldados para ganar la guerra al Estado. Y del señor Iruin, qué decir! En fin, como dijo el otro día Anasagasti: «conversos, a la cola».

La ley de partidos da miedo, ¿eh? madre mía, lo que hay que oir…preguntale a mi madre, cuando la bajaron de un autobús para quemarlo, o a mí mismo, cuando estuve sentado en la UPV más de un cuarto de hora al lado de una bomba. Exageraciones mías! ¿Para qué queremos democracia si no podemos defenderla?

Saludos a todos y felicidades por el blog

J.

#7 Comment By parvulesco On 8 febrero 2011 @ 12:55 pm

Pero J, según lo que tenía entendido quemar un autobús o poner una bomba ya son delitos de por sí, ¿no?

#8 Comment By John Constantine On 8 febrero 2011 @ 2:21 pm

Tiene ud. mas razón que un santo, J. Pero haga un ejercicio de abstracción y póngase en el lugar de aquellos que profesan las ideas políticas de Batasuna pero condenan completamente la violencia.Si las cosas siguen como se ha mostrado , y la postura de PP y PSOE va a ser la que se ha explicado en un primer momento, esa gente ha quedado completamente desautorizada ante los mas extremistas que estarán rugiendo como bestias «Ya os lo dijimos». Vale que con los antecedentes del personal en cuestión hay que mostrar todo tipo de cautelas y pedir y exigir todo tipo de garantías y, porque no, si es necesario reformar la ley -que como uno no es de derecho, no sabe si será necesario- para despojar de sus puestos a los cargos electos de partidos que no condenen expresamente la violencia. Pero, personalmente, a mí la respuesta de los grandes partidos españoles me parece la mas deseada por los extremos mas exaltados de la lucha abertzale.

Y lo que es innegable es la progresión del recorte de libertades en la democracia española en nombre de sabe quién será lo próximo. Comenzamos con la ley de partidos. Sigamos echando a los militares a los controladores. Continuemos prescindiendo lo mas posible de esa morralla molesta de Jueces en todo lo que afecta a la Ley Sinde. Es divertido, por decir algo, apostar a qué será lo próximo. Teniendo en cuenta el estado de salud del Campechano y la innegable simpatía que despiertan los herederos en amplias capas -las mas informadas- de la población, tengo un par de cosas en mente.

#9 Comment By Escéptico On 8 febrero 2011 @ 2:21 pm

El Rufi esta mañana mismito:
«Hemos asumido que la violencia política no nos ayuda a conseguir las metas».
Vale, habrá que contextualizar pero parece legítimo pensar que de lo que estos señores acaban de darse cuenta no es que la violencia sea mala per se, sino que no les hace avanzar. ¿Y si lo hiciera? Si despanzurrar a 10 picoletos en una plaza les aproximara a la independencia, ¿condenarían la violencia?
Por cierto,esa declaración lleva además implícita un alegato de culpabilidad por todo lo anterior. Antes no asumían ese postulado y pensaban que la violencia sí era útil. ¿Como era aquello? No hay caminos para la paz, la paz es el camino. Esta lección aún está por aprender.

#10 Comment By J. On 8 febrero 2011 @ 2:26 pm

Sí, son delitos que antes pagábamos entre todos a escote. Antes de la Ley de Partidos estos delitos eran financiados de manera descarada a través de las instituciones públicas, nada menos. No hay más que ver cuál es la situación ahora, en la que cortadas las vías de financiación ya no hay recursos para poner en marcha la industria del terror. Porque hay que defirenciar entre los delitos aislado, y lo que es una industria de muerte que el propio Estado tolera. En todo caso, Parvulesco, si crees que quemar todos los años una docena de autobuses y poner tres o cuatro bombas entra dentro de lo que el Estado y la sociedad debía tolerar como delitos marginales o usuales, dentro del derecho penal al uso (y por tanto, en el juego de la retribución, de las prevenciones, etc), pues ya está todo dicho.

#11 Comment By kirikiño On 8 febrero 2011 @ 2:41 pm

Yo estoy, en parte, de acuerdo con lo que dice J. Estoy de acuerdo en lo de la aspiración del MLNV de crear una «sociedad nueva» en la que no tuvieran cabida quienes no fueran de su cuerda o, si no lo eran, se callaran la boca. Dicho en términos generales.

En este sentido, yo no niego que la ley de partidos haya contribuido a acabar con eso, pero creo que se le atribuyen excesivos «méritos». Es decir, esa deslegitimación había comenzado bastante antes. Había comenzado, de hecho, con Gesto por la paz, con los lazos azules y, por poner un mojón iluustrativo, con el asesinato de Miguel Angel Blanco. Tras el final de la tregua de Lizarra, la caída en barrena del MLNV es evidente. Y a las urnas me remito, en las que caen de ¿15? escaños a 7 (las famosas elecciones de Ibarretxe vs. Oreja-Redondo Team). También se habían endurecido las penas por kale borroka, y en definitiva, al ilegalizarlos ya estaban en retirada (con escisión de Aralar incluida). Tanto es así, que algunos batasunos pensaban que la «injusticia» de la ilegalización les volvería a dar fuerza en la calle, porque incluso los no muy afines se rebelarían. Naturalmente, a «la calle» se la sudó, en parte porque sí (esto es España, lo quieran o no, qué se han pensado, ¿que alguien va a salir a la calle para defender los derechos de otro?), y en parte también porque se tenía bastante fresco que los que ahora se ilegalizaban primero se habían comportado como matoncillos de tres al cuarto.

Bueno, vale ya de brasa. Pues eso, que es que parece que hasta la ley de partidos estaba permitido quemar cajeros y autobuses, y lo que yo digo es que toda esa mierda ya estaba muy disminuida. Que luego la ley haya dado la puntilla, pues no seré yo quien lo discuta.

Y sobre la ley, yo, sin tener ni puta idea de derecho, me pregunto. ¿Se ilegaliza a Batasuna como organización, pero a sus miembros no? es decir, sus miembros pueden hacer política, creo. ¿Si Tony Soprano pone una empresa de reciclado de residuos (es la tapadera que utilizaban para sus actividades fraudulentas, de mafia) y declara que seguro que va a funcionar como tal, y lo hace durante dos meses, ¿puede presentarse al concurso municipal de recogida de basuras urbanas? si se le prohibe, ¿por cuánto tiempo? porque si no, en la práctica es un «no te empuro, porque no puedo probar que tú, Tony, seas parte de la banda, pero no te voy a dejar que te acerques al negocio del reciclado de basuras, por si acaso. Seguro que se me escapan matices.

#12 Comment By l.g. On 8 febrero 2011 @ 4:15 pm

Opino que la cuestión no debería ser ni filosófica ni política, sino estrictamente jurídica. Es decir: No podemos entrar a juzgar si rechazan la violencia por cuestiones éticas o de oportunidad. Y tampoco debería hacerlo el tribunal que decida su legalización. Lo importante es que la rechacen, al menos si queremos hacer algo diferente en el futuro.

En cuanto al pasado J. ya ha dado testimonio de su vivencia de él. Y hay muchas otras. Y no quiero quitarle hierro. Lo que me importa es el futuro, y las cuarentenas me parecen -hablando en serio- una chorrada.

Y otra cuestión -entrando de lleno en el terreno de la demagogia-: Si el PP aún no es capaz de condenar el franquismo treinta y cinco años después de su final, ¿cómo podremos pedirles a los batasunnis que condenen los muertos de anteayer? ¿Cómo pedirles que se arrepientan por ellos cuando en el PSOE todavía hay tanto personaje cuya única crítica a los GAL es que fueran unos chapuceros?

La ley de partidos ha sido, es y -me temo- seguirá siendo un engendro. Y los peor es que no ha sido el único en nuestro sistema legal, como bien hemos podido leer -aquí viene el peloteo- en el presente blog.

#13 Comment By John Constantine On 8 febrero 2011 @ 6:52 pm

I.g. me ha quitado las palabras de la boca, digo del teclado. Si a determinada gente se le llena la boca un día si y otro también hablar del «ejercicio de generosidad» que supuso la transi, que según ellos tan cojonuda es y magnífico resultados dió, a la vista de nuestro estado político actual (risas), pues supongo -y es sólo una tesis dialéctica, no es que piense yo así- ,siguiendo esa línea de pensamiento, que habrá que seguir cuanto menos una estrategia parecida en Euskadi para obtener similares resultados, ¿no?. Siempre, como digo, si siguieramos esa línea de pensamiento buenrollista que PP y PSOE aplican cuando les viene bien en los discursos enfrente del Campechano. Porque además hay gente en altas instancias del Estado con responsabilidades institucionales en la epoca de Paquiño a la que se trató con una dulzura sin límites teniendo en cuenta su colaboración durante muchos años con un régimen al me voy a abstener de calificar.

Lo dicho, si los planteamientos van a ser diferentes me gustaría, al menos, que explicaran a las claras el criterio que se sigue.

#14 Comment By Albert On 8 febrero 2011 @ 9:03 pm

No hay más que ver las columnas de los periódicos generalistas (El país, el Mundo) para ver el clima de opinión que hay en España respecto a la ley de partidos: en lugar de felicitarse porque de una vez por todas la izquierda abertzale condena la violencia de ETA expresan su desagrado porque, hay que ver, si Batasuna cumple la ley podrá hasta presentarse a las elecciones como cualquier otro partido, cuando la democracia es justamente eso. Con lo fácil que sería para todos que Batasuna y ETA actuasen como siempre…

#15 Comment By Jordi P. On 8 febrero 2011 @ 11:54 pm

Tal vez sea anecdótico, pero yo no consigo entender como esto sí cumple la ley de partidos:

Acción política de Alianza Nacional

Alianza Nacional tiene como base de su actuación política la agitación y la propaganda. Apuesta por la realización de actos como los realizados en Valencia el 1 de mayo de 2006 y en Málaga el 12 de octubre de ese mismo año3 o en Segovia el 1 de mayo de 2007.4 A estas han seguido otras muchas convocatorias en diferentes puntos de España.5 6 7 8
Su primera cita electoral fue en las elecciones municipales españolas de 2007 en las que presentó lista en varios municipios de la Comunidad Valenciana y Cataluña como Chiva, Canals o Tarragona, así como en Málaga y otros municipios de pequeño tamaño en Castilla y León, sin obtener representación.

La lista presentada en Chiva fue especialmente polémica a nivel local debido a que uno de los candidatos cumplió condena por el homicidio en el año 1995 de Guillem Agulló, activista valenciano del grupo independentista Maulets.9
Posteriormente el partido ha concurrido bajo estas siglas por primera vez a las Elecciones generales españolas de 2008 en un total de 25 provincias, obteniendo 2.780 votos al Congreso de los Diputados10 y un total de 14.680 en las candidaturas al Senado,[cita requerida] siendo Madrid la circunscripción con más votos, 11.628.11.

[7]

#16 Comment By Jordi P. On 8 febrero 2011 @ 11:58 pm

Un vídeo informativo sobre el tema:

[8]

Insisto que ya sé que tal vez es un grupúsculo, pero ¿no hay leyes en España contra esto?

#17 Comment By popota On 9 febrero 2011 @ 12:52 am

¿Para cuándo las asambleas de parados fijando las indemnizaciones por despido?
¿Para cuándo los ejecutados fijando la nueva ley hipotecaria?
¿Para cuándo las agredidas reformando la ley anti-macho?
¿Para cuándo los etarras fijando las leyes anti-tortura?
¿Para cuándo los subespañoles legislando sobre los campos de concentración de RuGALcaba?

#18 Comment By gottlieb On 9 febrero 2011 @ 10:16 am

En el vídeo cantan que están fuera de la ley. Pues para bien o para mal, están más dentro de la ley que Sortu.
Yo creo que este partido es básicamente un grupo armado, y si no que hagan redadas en sus sedes haber que sale.

#19 Comment By gottlieb On 9 febrero 2011 @ 10:21 am

Y si están “limpios”, que se trate a Sortu del mismo modo.

#20 Comment By gottlieb On 9 febrero 2011 @ 11:45 am

«haber» creo que es incorrecto, sería: «a ver»

#21 Comment By Lolo On 9 febrero 2011 @ 3:16 pm

John Constantine, «el lugar de aquellos que profesan las ideas políticas de Batasuna pero condenan completamente la violencia» creo que se llama Aralar. Y es más, parece que son legales y todo, y se les puede votar. Y además, no tienen exclusividad, hay muchos más partidos minoritarios en el mismo rango.
El problema que presenta J es el que es, y el que vivimos muchos, que por opinar distinto, acabamos en el medio de una diana, en unos simpaticos que van pegando… los de Batasuna de mi pueblo (en mi caso). Y esto pasa, os guste o no.

Batasuna forma parte de ETA. Y el actual SORTU, sin condenar el terrorismo hasta ahora, esta formado por los ilustres de Batasuna de anteayer por la tarde. ¿Ustedes creen que una noche de reflexion les ha cambiado la vida? ¿no tendrá nada que ver con las elecciones de mayo?

#22 Comment By Andrés Boix Palop On 9 febrero 2011 @ 4:18 pm

A mí me parece que la exposición que haces, J., debe ser tenida en cuenta pero que, como ya te han comentado, hay otras cosas que entran en este debate.

La primera es que las actitudes que comentaas son delitos. Ya lo son, lo eran y los seguirán siendo. Y si se demuestra que Batasuna, Sortu o cualquier partido colabora de cualquier manera con ellos eso supone también, y ha supuesto siempre, una responsabilidad penal.

Porque aquí no conviene olvidar ese dato: nunca los tribunales españoles han demostrado, y condenado por ello, a Batasuna u organizaciones equivalentes por cómplicidad con los actos delictivos de ETA (o bueno, sí se les ha condenado alguna vez, pero en última instancia esas sentencias siempre se han revocado). Y en un Estado de Derecho, sin pruebas de cargo, eso no se puede hacer.

Así que conviene dejar ese espacio al margen de la Ley de partidos-. Ésta lo que hace es «adelantar las barreras» y permite, ha permitido, actuar de forma durísima contra un partido que, como organización, no tenía lazos probados con la violencia. Así como ha supuesto proscribir del escenario público y de la corriente democrática legítima aquellas ideologías que sí creen en la lucha armada. Ambas consecuencias son muy duras, límites. En una democracia hay que andarse con ojo con eso.

Por lo demás, entiendo que en un supuesto de restricción de derechos fundamentales tan grave como dejar a alguien sin derechos políticos no corresponde al partido demostrar que sus estatutos y sus intenciones son intachables y de buena fe. La carga de la prueba ha de corresponder, por el contrario, a quien pretenda cargarse al partido.

#23 Comment By J. On 10 febrero 2011 @ 12:01 pm

Profesor Boix:

hay que echar un vistazo al régimen probatorio de las sentencias de ilegalización. Las ejecuciones de sentencia son más discutibles, aunque ya avaladas -creo recordar- por el TEDH. En la sentencia original de Batasuna las pruebas eran contundentes, y los informes clarísimos sobre el traslado de recursos financieros y humanos desde Batasuna al MLNV y la propia ETA. ¿No es esto una prueba de colaboración con banda armada? De todas maneras, que quede claro que nuestro orden conceptual parece distinto: yo estoy con el TEDH, que llega a señalar que la Ley de Partidos es un instrumento que puede dejar fuera del orden democrático ciertas ideologías. Y efectivamente, como alguno ha señalado, el lugar de los que quieren pasar la prueba del algodón ahora es EA, PNV, ERC, Aralar, etcétera. Te invito a que penetres en la ideología de la izquierda abertzale. Próximamente sale a la luz un libro de Iñigo Bullaín, en Tecnos, profe de la UPV-EHU, en el que habla de la historia del MNLV. Es muy bueno para reflexionar sobre si «todas las ideologías caben en democracia». No es tanto un a priori (que yo puedo manejar, pues como señalaban los revolucionarios franceses, ninguna libertad para los enemigos de la libertad), como una demostración, con análisis pormenorizados, del discurso del MLNV. Una confrontación de la dura realidad: ¿pueden estar en democracia los que propugnan la lucha revolucionaria marxista como método y la limpieza ideológico – étnica como fin? En mi opinión no. Llegas a decir que la Ley de Partidos «ha supuesto proscribir del escenario público y de la corriente democrática legítima aquellas ideologías que sí creen en la lucha armada. Ambas consecuencias son muy duras, límites». ¿Crees que dentro de la ideología democrática «legítima» caben los que creen en la lucha armada? Supongo que no, pero lo que está claro es que a veces manejamos unos formalismos democráticos que dan pábulo (no es tu caso) a ideologías destructoras: ¿podemos permitírnoslo? Creo que en general no, pero que quede claro: en el País Vasco sí, pues lejos de lo que suele señalarse, la perpetuación de la violencia ha sido la excusa perfecta del nacionalismo dominante, que ha construido una sociedad afixiante para contentar a los de siempre, ha ocupado instituciones y ha chantajeado al Estado subido a lomos «del conflicto» vasco. Sin conflicto no somos nada, por eso quieren a Batasuna en las urnas y a ETA en las calles. Lo digo para los que piensan que la ilegalización de Batasuna sirve para poner a PP-PSOE en el poder, como si estar en las instituciones vascas fuese un chollo (a lo mejor hemos olvidado que el jefe de ETA tenía las llaves del garaje y de la casa del actual Consejero de Interior, que chollo!). Es un chollo para los que salen de su casa sin escolta todos los días, para los que en algún momento han reido las gracias de estos salvajes: PNV – EA – Alternatiba – Aralar – Hamaikabat – Ezker Batua y algunos despistados del PSE. ¿Pensais que en una sociedad de 2 millones y medio de habitantes puede haber tanta pluralidad?…ja, ja, menudo negocio hay montado por aquí arriba…

#24 Comment By l.g. On 10 febrero 2011 @ 10:22 pm

Lo que ocurre es que hace algún tiempo que los nacionalistas -los vascos, quiero decir- no tienen el Gobierno Vasco. Sí en cambio las Diputaciones, alguna en minoría, y muchos Ayuntamientos, aunque no algunos de los grandes, como Donosti o Vitoria. Con este cuadro a mí me parece que lo de la sociedad asfixiante es un poco exagerado, al menos si lo tomamos con carácter general y referido al momento presente -excepto si metemos a PP y PSOE en ese «nacionalismo dominante».

En cuanto a las ideologías legítimas estoy parcialmente de acuerdo. Me parece una simpleza eso de «todas las ideas» (¿también los nazis si los hubiera?). Sin embargo no creo que se deba proscribir ningún partido por querer la independencia de Euskadi, o lo que es lo mismo, me parece una ideología legítima, se comparta o no. En cuanto a lo del socialismo, seamos serios, a estas alturas no se lo creen ni ellos.

Pero en definitiva la cuestión, al menos para mí, es si el rechazo de la violencia que expresan debería bastar para legalizarles. Y mi respuesta es sí.

#25 Comment By popota On 11 febrero 2011 @ 12:49 am

Ya, que mandan pero sufren mucho. Como el pobre Mubarak, como quien dice.

#26 Comment By galaico67 On 11 febrero 2011 @ 11:52 am

A mi lo que ya me sobrepasa es lo de la condena retroactiva que va a exigir ese fenomeno del derecho que es Conde-Pumpido.
Asi vamos a exigir a la CNT la condena del asesinato de Dato y el pistolerismo.
A Fomento del Trabajo por la ley de fugas.
Al PsoE por los GAL
Al PP por el GAN, por los guerrilleros de Cristo Rey, por al Politico-Social
Al PNV por fusilar anarquistas…
Vamos, ¿Que se puede esperar de un pais católico? Pues que te exijan dolor de los pecados, proposito de la enmienda, decir los pecados al confesor y cumplir la penitencia. Y si no quieres, palo, palo y más palo.

#27 Comment By l.g. On 11 febrero 2011 @ 3:54 pm

Supongo que la condena retroactiva es porque algo hay que decir. La decisión ya está tomada -triste es reconocerlo- y ahora se trata de darle un disfraz legal. Más o menos lo que se viene haciendo en los últimos años.

Y si no fuera la condena retroactiva vendría la cuarentena; y si no, que son unos horteras vistiendo -siempre de chandal o en vaqueros, ¡habrase visto!-; y si no otra cosa.

#28 Comment By Eye On 11 febrero 2011 @ 10:25 pm

Sí, cuando he leído esta tarde en el periódico lo de la condena retroactiva no he podido evitar que se me escapase la risa. A este paso me veo a Otegui condenando las invasiones germánicas y el saqueo de Bagdad por los mongoles.

Si se aplicase la misma vara de medir con todos los partidos políticos, tendríamos un nuevo bipartidismo con el Partido Humanista y el Partido del Cannabis, porque los demás estarían prohibidos expiando los pecados del mundo.

#29 Comment By Nicolas Oyonarte On 12 marzo 2011 @ 2:17 am

Ignorando los delirios del PP hay una cuestión clara:

En la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos relativa a los recursos a la ley de partidos y su aplicación en la ilegalización de HB, EH y Batasuna se dice textualmente que:
«Es necesario considerar junto al programa los actos y tomas de posición de los dirigentes del partido» en el proceso de ilegalización de un partido (o su no legalización, como sería el caso de Sortu).
A la espera de lo que resuelva el TC (y si a alguien no le gusta podrá recurrir de nuevo al TEDH) parece claro que los actos de los promotores de Sortu son haber formado parte durante años de la dirección las ilegalizadas HB, EH y Batasuna. ¿no puede suponerse razonablemente que esta organización es continuadora de las ilegalizadas (con el VºBº del TEDH) por su relación directa con ETA?
Y si a alguien tampoco el «disfraz legal» del TEDH le ofrece suficiente garantías ¿recurrirán a dios o con al papa, que es infalible?; después de recurrir otra vez al TEDH, si no se legaliza Sortu y no obtienen la respuesta deseada ¿solicitarán el Premio Gadafi a los Derechos Humanos del que ya goza un tal Fidel?