El Tribunal de la UE contra el canon

Un día después de haber sido confirmada por lo que suponemos es valorada por el Presidente del Gobierno como una brillante gestión al frente del Ministerio de Cultura el Tribunal de Justicia de la Unión Europea confirma la ilegalidad del concreto canon que ese Ministerio lleva tiempo defendiendo a capa y espada. No significa que cualquier canon sea incompatible con el Derecho de la Unión, pero sí que uno generalizado e indiscriminado lo es.

Ya tuvimos ocasión en mayo, con motivo del avance de las conclusiones de la Abogada General, de dejar constancia de nuestra opinión y del juicio, en gran medida coincidente, que nos merecerían sus conclusiones. Tiene poco sentido reiterar lo escrito entonces, aunque sí conviene recordar, como siempre, dos aspectos:

– Si a la hora de la verdad una intervención pública impone un canon que, en la práctica, funciona como una exacción parafiscal obligatoria, ¿no sería mejor que fueran los poderes públicos quienes la gestionaran y distribuyeran esos ingresos, en lugar de delegar en asociaciones como la SGAE que, más allá de que tengan buena o mala prensa, de que sean más o menos opacas, de que se aprovechen de su situación o de que por el contrario actúen con una enorme prudencia, son siempre y en todo caso actores privados disfrutando de un enorme privilegio público y gestionándolo, como es lógico y no puede ser de otra manera, dada su condición, desde criterios privados en lugar de públicos?

– Si aceptamos la conveniencia de un canon por el ejercicio del derecho de copia privada, ¿no debería poder quedar excluido del canon la compra de material que pueda demostrarse que no se va a emplear para realizar tales copias? Frente a la tendencia del legislador español (que ha venido siendo más bien la de extender el canon digital a toda suerte de dispositivos que sean potenciales receptores o reproductores de copias privadas, lo que por cierto lo asemeja cada vez más a un impuesto) ¿acaso no es más sensato gravar sólo aquellos aparatos que puedan ser susceptibles de ser dedicados a ese uso con mayor frecuencia y dejar libres de canon a los que están llamados, esencialmente, a ser destinados a otros usos? Si suficientemente alucinante es que yo pague canon por grabar en un CD fotos de mi familia hechas con una cámara digital, esto es, que pague derechos de autor, por ejemplo, a Serrat o Ramoncín por haber “usado” la imagen y derechos de mis propios hijos,  más estremecedor y directamente indignante es que haya de pagar también por tener un teléfono móvil, un ordenador, un reproductor de DVDs o incluso una cámara de fotos digital. Vale que todos ellos pueden ser empleados para reproducir o realizar copias privadas. Pero, ¿es acaso éste su uso normal o más habitual? ¿Es suficiente la mera posibilidad para que haya motivos suficientes para gravar parafiscalmente, con el canon, también a todos esos productos?

Tanto la Sentencia como las Conclusiones de la Abogada General pueden consultarse aquí. En cuanto echemos un vistazo con calma a la Sentencia decimos algo más. De momento, basta con ir festejando que poco a poco se imponga cierto sentido común (jurídico) en todo este asunto.



6 comentarios en El Tribunal de la UE contra el canon
  1. 1

    Es tan obvio lo que todos pensamos sobre este cánon… creo que nadie se cree que sea justo.

    Comentario escrito por Solidamente — 22 de octubre de 2010 a las 4:07 pm

  2. 2

    Prova de l’atropellament de drets que açò suposava és que les reaccions no s’han fet esperar, tres ajuntaments valencians ja han presentat una demanda per a recuperar els drets del cànon.

    Comentario escrito por arnau — 22 de octubre de 2010 a las 9:42 pm

  3. 3

    En este sentido, lo que lamento yo es que haya tenido que ser un particular el que haya tomado la iniciativa para protestar contra el canon.
    Lo digo porque en una país donde hay colegios de ingenieros en informática y telecomunicaciones, asociaciones profesionales diversas, asociaciones de usuarios de Internet,…., que encima cuentan con servicios jurídicos propios, y que en su día protestaron de boquilla contra los cánones, no se moviesen y haya tenido que ser un empresario privado el que les saque los colores.
    Y que conste que los «liberales» tampoco abrieron la boca. Mucho criticar al gobierno, a Bautista o a Ramoncín, pero nada más. Con lo que ganan Federico, César o Pedrojota, podían haber invertido en una querella que, sin ser especialmente costosa, les hubiese dado mucha fama posteriormente.

    Comentario escrito por Lluís — 24 de octubre de 2010 a las 9:58 am

  4. 4

    El que esos colegios, la CEOE, etc…, no hayan hecho nada da idea de para lo que sirven y también a quién sirven.

    Por otro lado, como liberal sin comillas, ¿qué mejor ejemplo que el que haya sido un particular? Parece que si tú no te defiendes (yo comprando mis dvds en Portugal, éste con la demanda, nadie lo hará.

    Comentario escrito por asertus — 27 de octubre de 2010 a las 11:41 am

  5. 5

    Lástima que, ahora, el gobierno (sea cual sea), deba buscar un plan F para justificar lo injustificable.
    Bueno… aún quedan letras en el abecedario.

    Comentario escrito por Asesoría Laboral Madrid — 31 de octubre de 2010 a las 9:52 am

  6. 6

    Asertus,

    Pero es que resulta que, además de los liberales de a pie, están los presuntos «defensores de las libertades», que se implican a fondo cuando alguien atenta contra las libertades de otro. Los mismos que denuncian las leyes lingüísticas de la Generalitat por ser un atropello podrían hacerlo con eso, ¿no? Lo digo porque las imposiciones de Carod-Rovira y sus esbirros realmente sólo fastidian a tres centenares de auto-marginados, en cambio los cánones y demás derechos de la SGAE afectan a unos cuantos millones de ciudadanos, buena parte de ellos españoles de bien.

    Venga, Boadella, sé hombre y atrévete con Teddy Bautista…

    Comentario escrito por Lluís — 01 de noviembre de 2010 a las 8:06 pm

Comentarios cerrados para esta entrada.

No se trata de hacer leer | RSS 2.0 | Atom | Gestionado con WordPress | Generado en 0,317 segundos
En La Red desde septiembre de 2006