Traicionando secretitos de Moncloa

Una de las noticias que más me ha llamado la atención de la semana es el amplio despliegue mediático con el que se ha presentado el libro de una señora que, al parecer, ha trabajado en Moncloa casi 40 años, como secretaria de los diferentes Presidentes del Gobierno que ha habido en este país desde la reinstauración de la democracia.

Debo de ser muy rarito, porque desde el primer momento en que leí la noticia lo primero que me vino a la cabeza fue que, sin conocer en exceso a la señora en cuestión, se puede decir que es una tiparraca de cuidado. De hecho, los epítetos que me vienen a la cabeza son bastante gruesos y, aunque ella haya demostrado muy escasa prudencia a la hora de honrar los secretos y la confianza de quienes han sido sus jefes, conviene que uno no se ponga a su nivel por lo que me los ahorro. Y es que, la verdad, a mí me parece bastante obvio que es impresentable ponerse a contar chorradas de todo tipo, cotilleos intrascendentes, intimidades a las que has tenido acceso por esa relación de confianza y alguna que otra opinión personal que, la verdad, no nos interesa lo más mínimo viniendo de quien viene, con tal de sacarse unos euros. Tan obvio como que, aunque probablemente no haya nada que reprochar a esta señora en términos jurídicos (no parece que estemos, la verdad, ante una revelación de secretos), sí que sería conveniente que unánimente se condenaran estos comportamientos y se les diera el menor pábulo posible.

Para mi sorpresa, sin embargo, en los días que llevo leyendo cosas sobre este asunto, a nadie le parece reprochable que la buena mujer se dedique a largar por esa boquita. La gente se ha limitado a comentar lo que más le llama la atención, a poner a caldo aprovechando la coyuntura al presidente que peor le cae de los que hemos tenido…. y a disfrutar.

¿De veras no hay nadie en este país a quien le parezca impresentable lo de esta señora? ¿Soy el único al que le gustaría vivir en una sociedad donde uno pueda aspirar, por muy relevante en la esfera pública que pueda llegar a ser, a que las personas que trabajan para ti en el ámbito más privado callen sobre las cuestiones íntimas o sensibles que puedan llegar a conocer como consecuencia de su trabajo?  Y, sobre todo, ¿cómo es posible que esa señora aguantara allí año tras año siendo, como tiene toda la pinta de ser, un pajarraco de cuidado?



10 comentarios en Traicionando secretitos de Moncloa
  1. 1

    Siguiendo el razonamiento que utilizan los partidos políticos con los no asistentes a manifestaciones o los que no harán huelga: Los que no compramos el libro nos parece impresentable lo de esta señora.

    Comentario escrito por JaviWoll — 24 de septiembre de 2010 a las 1:33 pm

  2. 2

    “¿De veras no hay nadie en este país a quien le parezca impresentable lo de esta señora?”

    A estas alturas de la película pues no. De todas formas esta no es la primara ni la ultima exempleada de alguien notorio que decide pasarse una jubilación un poco más cómoda a costa de secretos ajenos aunque sea dejándose a si misma como un (una en este caso) gusano, pero para este tipo de gente eso de poder mirarse al espejo de frente por las mañanas esta sobrevalorado.

    Comentario escrito por Bunnymen — 24 de septiembre de 2010 a las 2:09 pm

  3. 3

    ¿Impresentable? La gente busca chicha, críticas, meterse en la vida de los demás. ¿Qué mejor que en los que nos gobiernan, nada menos que de voz de la secretaria de Moncloa?

    Impresentable ella, e impresentable la editorial, que aprovecha estas tonterías para sacar dinero. Y la gente que buscará saciar sus ansias de saber tonterías en ese libro…

    Comentario escrito por The Disruptive — 24 de septiembre de 2010 a las 2:38 pm

  4. 4

    Copio-pego de la columna de Melchor Miralles en El Confidencial:

    «PS 2.- Formidable cabreo, cósmico y masivo, con María Ángeles López de Celis, ex secretaria de Presidencia del Gobierno desde 1977 hasta hace bien poco, por el libro Los presidentes en zapatillas (Espasa), del que El Mundo publicaba un sabroso adelanto el pasado domingo. He podido hablar lunes y martes con personas de los equipos de los cinco presidentes con los que ha trabajado, Suárez, Calvo Sotelo, González, Aznar y Rodríguez Zapatero, y los calificativos más generosos que han empleado ha sido “traidora” e “impresentable”. Pero quien más molesta está, me cuentan, es Ana Botella, de quien traza un perfil de metomeentodo que no le ha gustado nada y a quien ha dejado en mal lugar al describir que es la única esposa de presidente que puso patas arriba la decoración de Moncloa. Todos los consultados coinciden en calificar de “inaceptable, desleal y muy poco serio” escribir un libro así después de trabajar treinta y tres años en un puesto de máxima confianza. “Sólo le falta ir a Donde Estas Corazón”, me comentaban, “para rematar la faena”.«

    Comentario escrito por Jorge Alonso — 24 de septiembre de 2010 a las 5:31 pm

  5. 5

    Señor Boix, para su información esto no es Noruega ni Dinamarca, empieza uno imponiéndose profesionalidad y comportamiento ético y sabe Dios cómo puede acabar, rodando películas a lo Dogma 95 o algo peor.

    Comentario escrito por Guille — 24 de septiembre de 2010 a las 8:00 pm

  6. 6

    Pues a mí me parece estupendo. A tenor del extracto de el confidencial, sólo por lograr la cúpula eche chispas ya ha merecido la pena.

    Comentario escrito por Sr. Pepis — 25 de septiembre de 2010 a las 12:55 pm

  7. 7

    ¿Escucharía esta mujer lo de los seiscientos kilos, indulto y demás a Amedo y Domínguez?. Porque aunque se dice que esas promesas fueron hechas en Ferraz, como Secretaria personal en algún momento pondría el oído, ¿no?.

    Comentario escrito por josé luis — 27 de septiembre de 2010 a las 4:12 pm

  8. 8

    Para impresentable el libro de la mujer del juez (Gómez Bermúdez??) sobre el juicio del 11M.
    Realmente vomitivo y vergonzoso

    Comentario escrito por doctorchema — 28 de septiembre de 2010 a las 9:02 am

  9. 9

    Tiene Usted toda la razón, Doctorchema. ¡Pero al menos a la impresentable de la mujer de Bermúdez la despidieron de su puesto en el TSJ por semejante comportamiento, mientras que a esta tía, al parecer, le han dado la Medalla al Mérito Civil o algo así!

    Y miren, pues sí, como dice José Luis, puestos a traicionar confianza, si al menos fuera para revelar cosas de enjundia… pero no, aquí se trata de cotilleo del más zafio. Que si las cortinas, que si los pestillos…

    Comentario escrito por Andrés Boix Palop — 28 de septiembre de 2010 a las 3:43 pm

  10. 10

    Hablando de basura (y aprovechando que no nos escucha nadie). A una famosa entidad que agrupa importantes empresas le ha caído una sanción de un milloncete de nada por infringir el art. 1 de la Ley de Defensa de la Competencia.
    Traído por los pelos… pero demuestra que la basura es negocio sea donde sea.

    Comentario escrito por josé luis — 28 de septiembre de 2010 a las 4:21 pm

Comentarios cerrados para esta entrada.

No se trata de hacer leer | RSS 2.0 | Atom | Gestionado con WordPress | Generado en 0,286 segundos
En La Red desde septiembre de 2006