¿Qué hacer cuando un Ayuntamiento protege a quienes incumplen y masacra los derechos de los ciudadanos para beneficiar económicamente a los infractores?

El pasado jueves el diario El País, en su edición de la Comunitat Valenciana, me publicaba un artículo sobre la desidia del Ayuntamiento de Valencia a la hora de atajar los problemas relacionados con el ruido nocturno generado por actividades autorizadas por el propio Ayuntamiento. Al margen de comentar cuestiones más o menos conocidas, como es el hecho, sorprendente, de que las Administraciones aprueben normas que luego no tienen el más mínimo interés en cumplir (es el caso de la propia ordenanza de contaminación acústica del Ayuntamiento de Valencia o de su normativa en materia de actividades) o de la dantesca imagen que produce la reiterada y abierta negativa de las autoridades a cumplir no ya con las leyes estatales, autonómicas o de la Unión Europea sino, incluso, ¡con sentencias judiciales que les condenan a adoptar medidas para limitar el ruido una vez constata su responsabilidad por la inacción continuada! trataba de alertar sobre hasta qué punto era preocupante la pinta que tenía la actuación del Ayuntamiento y sus claras intenciones de colaborar con los infractores para que continúen campando a sus anchas. Porque, si ni siquiera hace cumplir las normas actualmente en vigor, ¿acaso se puede esperar que se tome en serio la adopción de nuevas medidas para atajar el problema del ruido en una zona ya declarada judicialmente como acústicamente saturada? Porque, si es ya evidente a estas alturas que quien dicta las normas es la mafia del ruido y del copazo, ¿acaso podía confiar alguien en que todo este proceso de consultas y reflexión condujera a un fin diferente al de tratar de conseguir que, pese a las condenas y las leyes, todo siga igual para preservar el modelo de negocio de algunos, fundamentado en avasallar los derechos de los demás ciudadanos para llevarse un buen dinerito?

Pues con sorprendente rapidez, apenas dos días después, las peores previsiones se cumplen. Un 31 de julio, muy convenientemente (eso sí, para compensar y que no se diga, ¡dan un mes para presentar alegaciones, los tíos, en plan rumboso!), aprovechando las vacaciones y tratando de que pase inadvertido el escándalo que supone esta situación de abierta rebeldía frente a la ley y frente a las sentencias de condena (y aprovechando también, por cierto, el silencio cómplice de casi toda la prensa local, invadida de anuncios de la mafia de ruido y del copazo, muy eficaces, al parecer, para dejarles claro, también, a qué intereses han de servir), el Ayuntamiento aprueba provisionalmente las medidas con las que, según estiman sus responsables, dan cumplimiento a la orden del juez.

El resumen de las nuevas limitaciones es fácil de hacer: ninguna (porque eso de que se adelante media hora el cierre de las terrazas, «excepto de marzo a octubre y los fines de semana» y además «dando media horita para que se desmonten con calma» es, qué quieren que les diga, una burla impresentable). O bueno, sí. Hay una medida: joder a los inmigrantes. La única restricción novedosa es contra los kebabs y los chinos. Curiosamente, las bestias negras de los hosteleros de la mafia del copazo y del ruido, que llevaban un tiempo quejándose de «competencia desleal» y de que «degradaban la zona». A ellos sí les restringirán el horario mientras los otros, los responsables de la degradación y de la invasión de todo el centro con turismo basura de botellón, les dan vía libre para seguir a su bola. No sólo son los responsables de la degradación del entorno y de que el tipo de turismo que lo frecuente sean turistas borrachos buscando garrafón y un lugar donde «todo valga» para hacer el salvaje que en ningún otro lugar de Europa se autoriza. Es que, además, la autoridad municipal les va a permitir monopolizar a los que ya han creado el problema su rentabilización económica, expulsando a las alternativas adicionales de baratillo que, lógicamente, son las únicas que se sienten atraídas por un entorno de esas carcacterísticas. Porque, claro, como esa gente no es de aquí, por lo visto no sabe cómo hay que «engrasar» (por vías siempre legales, por supuesto) a las autoridades y medios de comunicación locales para que, caiga quien caiga, la ciudad te sea rendida a tus pies y puedas hacer tu buen dinero sin tener licencia, sin pagar impuestos, sin seguridad social, ocupando la vía pública, cerrando a la hora que te dé la gana e incumpliendo todo tipo de normativas y leyes sin que pase absolutamente nada. Porque lo peor de todo es que las laxas, laxísimas medidas son, además, papel mojado. Aún está por ver el barrio eso de que un local sancionado y clausurado por no tener licencia, por cerrar a la hora que más le agrade, por ocupar la vía pública, por vender alcohol a menores… (y si me lee alguien del Ayuntamiento y piensa que miento que se ponga en contacto conmigo o con la asociación de vecinos y les pasamos un listado de infractores que llevan años haciendo lo que les pluge sin tener el más mínimo problema).

No por previsible, dado el evidente secuestro de nuestras autoridades locales, que en vez de velar por los vecinos tienen como prioridad la protección de los intereses espurios de unos pocos, es menos lamentable el desenlace.

Dejo a continuación copiado el artículo de prensa publicado el jueves.

La desidia municipal y la ZAS de Ciutat Vella
ANDRÉS BOIX 29/07/2010

Que en la ciudad de Valencia muchos vecinos padecemos un problema de ruido realmente grave no es una novedad sino, más bien, un hecho cierto, conocido y sorprendentemente asumido por casi todos. Con ser una situación vergonzosa, más lo es, si cabe, que el propio Ayuntamiento de Valencia sea uno de los actores a los que resulta más cómoda la contemplación pasiva de esta realidad que la adopción de medidas para atajar la inaceptable contaminación acústica que azota a la práctica totalidad de la ciudad.

A pesar de la existencia de normas europeas, estatales, autonómicas e incluso del propio Ayuntamiento que se incumplen reiteradamente el gobierno municipal lleva años sin hacer nada. Como consecuencia, claro, se suceden condenas judiciales. En el caso de Ciutat Vella, Amics del Carme ha logrado que se condene a un Ayuntamiento -una vez más- que llevaba años negando, contra toda evidencia, la existencia de problema alguno. Si surrealista era este enroque, más grave y lamentable es aún lo que ha venido después: llevamos más de un año «en período de consultas» con la única intención de dilatar la adopción de las medidas correctoras a que las leyes y los jueces les obligan.

Recordemos, pues, algunas ideas básicas: si un local no tiene licencia, dice la ordenanza, se ha de cerrar. Si un local por sistema no cierra a su hora, dice la ordenanza, se ha de cerrar. Si un local no tiene permiso (ni las instalaciones debidamente acondicionadas) para tener ambientación musical, si un local ocupa sin permiso (o se excede al hacerlo) la vía pública, si instala publicidad ilegal de bebidas alcohólicas o las vende en mostrador para que la gente haga botellón… lo mismo.

Pero todas estas medidas no son propuestas que deban incorporarse, introduciendo nuevas restricciones en la regulación vigente, a las acciones derivadas de la declaración judicial como ZAS del Carme. Son, simplemente, el derecho vigente que, de modo reiterado, un gobierno municipal secuestrado por la mafia del ruido y del copazo, se obstina en obviar. No es aceptable tal exhibición de incapacidad municipal para disciplinar conductas y atajar problemas respecto de aquellas actividades, como son las relacionadas con la hostelería y el sector del ocio nocturno, que funcionan fuertemente disciplinadas, reguladas intensamente por el Ayuntamiento y sujetas, para poder operar legalmente, a una autorización administrativa. En todos estos casos, cualquier incumplimiento es directamente achacable a la desidia municipal.

Además, al hilo del surrealista «proceso de negociación» abierto con los generadores de ruido por parte de la autoridad que debería impedirlo se están trasladando a la opinión pública, en las últimas semanas, ideas aberrantes que conviene denunciar y combatir. Hay que rebelarse contra la peregrina idea de que esta situación de descontrol es beneficiosa para la ciudad y para sus vecinos. Porque así «podemos divertirnos todos sin cortapisas» y, además, «se genera un beneficio económico para la ciudad». Tales argumentos, de una escandalosa inmoralidad subyacente (justificar la bondad de una actividad que perjudica gravemente derechos fundamentales como la salud o el descanso de otras personas para que así unos pocos se lucren es simplemente indecente) son además falsos. A nadie perjudica en su supuesto «derecho a la fiesta» el que la diversión deba realizarse sin molestar a los demás. Y, por supuesto, los pretendidos beneficios económicos derivados para la ciudad del modelo de «ocio basura» que se ha logrado imponer, a base de emborrachar turistas que vienen atraídos por una oferta de garrafón y salvajismo, no son tales. Se los quedan cuatro, obtenidos a costa de los demás, de la imagen de la ciudad, de su patrimonio cultural y de otras alternativas de ocio y hostelería de calidad, que inevitablemente está llamada a desaparecer frente a una competencia que no invierte en locales, ocupa la vía pública como extensión del local, no tiene licencia, no cierra a la hora, no insonoriza, … ¡ni falta que le hace!

Más allá de estos pocos aprovechados, a los demás, y a la ciudad en su conjunto, no nos conviene que la desidia municipal se perpetúe. Tampoco a los hosteleros honrados, que cumplen la ley y tratan de ofrecer un producto de calidad. Urge, por ello, exigir al Ayuntamiento que deje de hacer el ridículo y de obedecer ciertos mandatos oscuros y espurios para pasar a subordinar su actuación a intereses que sí merecen ser protegidos: el cumplimiento de sus propias normas, de los mandatos de los jueces y, sobre todo, de las demandas de los vecinos y sus derechos constitucionales.

Andrés Boix Palop es vecino de Ciutat Vella y profesor titular de Derecho Administrativo de la Universitat de València-Estudi General.



57 comentarios en ¿Qué hacer cuando un Ayuntamiento protege a quienes incumplen y masacra los derechos de los ciudadanos para beneficiar económicamente a los infractores?
  1. 1

    Ándate con cuidado, Andrés: en este país cualquier argumento contra el botellón o el togratis puede hacer que te salgan muchos enemigos.

    Lo de “podemos divertirnos todos sin cortapisas” y, además, “se genera un beneficio económico para la ciudad” es algo así como el Padrenuestro para alguna gente. El que no lo entienda es un triste y un dinosaurio. Es el típico argumento de «no me importa que me jodan un poco porque yo estoy dispuesto a joder mucho más a los demás».

    Luego algunos se preguntan que por qué va mal el país.

    Comentario escrito por SuperSantiEgo — 31 de julio de 2010 a las 10:38 am

  2. 2

    «Al margen de comentar cuestiones más o menos conocidas, como es el hecho, sorprendente, de que las Administraciones aprueben normas que luego no tienen el más mínimo interés en cumplir (es el caso de la propia ordenanza de contaminación acústica del Ayuntamiento de Valencia o de su normativa en materia de actividades»

    Andrés, tan mayor y no te has dado cuenta de que esa es la mayor arma de que disponen las administraciones para presionar al ciudadano medio ( a los muy pobres y a los ricos le da la risa). Los cienes y cienes de reglamentos, prohibiciones y regulaciones que hacen que, con toda seguridad, cometas varias al día y tales que , si te enfrentas a cualquier autoridad local, te comes un marrón ó si ó si. Si se aplicaran todas la vida sería imposible y habría un motín ciudadano, mejor usarlas para poder controlar a voluntad, sabiendo que hagas lo que hagas te pueden empapelar.

    Comentario escrito por galaico67 — 31 de julio de 2010 a las 12:13 pm

  3. 3

    Luego muchos valencianos se sienten ofendidos cuando les respondo a su pregunta: ¿Por qué dices que no te atrae pasar tus vacaciones en Valencia, con lo aburrida que es Asturias? Y es que el término que suelo utilizar, «degradado» parece molestarles, pero es como lo vemos muchos. Qué le vamos a hacer, pero muchos tenemos una imagen de Valencia tal y como la describe Andrés. Somos los menos, hay que decirlo. A la gente le gusta lo que hay. Sobre todo a mis amigos alemanes, que viajan allá una vez al año porque según ellos, man darf alles… (te lo permiten todo).

    Comentario escrito por Oliveral — 31 de julio de 2010 a las 2:53 pm

  4. 4

    Bienvenido a España, Boix. Leyéndole, deduzco que hace poco que ha llegado del extranjero, posiblemente en helicóptero, que le ha dejado caer sobre un guindo.

    ¿Vive usted cerca de algún parque o plaza? Entonces puede consolarse: cuando los bares se vean obligados a cumplir la normativa municipal, será el turno del botellón; quizá entonces se acuerde de las mafias de establecimientos que venden alcohol a todas horas, incluidos los de cierto país asiático a los que no se puede controlar por «ciertos mandatos oscuros y espurios». ¿Suele realizar encuestas entre sus alumnos, a ver cuántos de ellos respetan el descanso de los vecinos, incluido usted? Anímese: tiene usted una ocasión de oro para evangelizarlos en directo durante varios meses al año.

    Por cierto: ¿no le parece lamentable que un Ayuntamiento, un órgano representativo del pueblo, esencia de las virtudes democráticas, deba ver cómo sus democratícas decisiones sean luego recortadas o anuladas por un juez? Esto sólo pasa en Españaza. Con razón se quejan los catalanes de que sus decisiones democráticamente tomadas sean luego recortadas por un juez del TC. Esto es intolerable. Si el Ayuntamiento de Valencia pide la independencia para decidir lo que se le antoje, tiene todo mi apoyo.

    ¿Para cuándo otro artículo suyo en El País, en el que pida a Zapatero que, si la Ciutat Vella tiene un problema, España tiene un problema?

    Comentario escrito por nisupu — 31 de julio de 2010 a las 2:59 pm

  5. 5

    Nisupu, bien, muy bien…..
    «Anímese: tiene usted una ocasión de oro para evangelizarlos en directo durante varios meses al año.»
    y yo pensando que ABP daba clase jovenes y jovenas ya evangelizados y va a resultar que es poli de guarderia.

    «¿no le parece lamentable que un Ayuntamiento, un órgano representativo del pueblo, esencia de las virtudes democráticas, deba ver cómo sus democratícas decisiones sean luego recortadas o anuladas por un juez?»
    Hombre, se supone que las decisiones contrarias a la ley son nulas, si el pleno decidiera sodomizar a los que firman nisupu en blogs, no le parecería tan majo…¿Supura usté estatutariamente¿

    Oliveral, yo soy gallego-asturiano. Mi mujer me recomienda con insistencia que me guarde mis opiniones sobre la belleza de las costas de la «millor terreta del mon» y sobre su pegajoso calor estival, con el colofón de unas noches que solo el Sr Mitsubishi puede apaciguar. Y pagan por venir…

    Comentario escrito por galaico67 — 31 de julio de 2010 a las 5:36 pm

  6. 6

    Muy de acuerdo con SuperSantiago, con Oliveral y con galaico67. De hecho, Alejandro Nieto lleva décadas explicando eso de que en España se abusa de la hiperrregulación, consintiendo que se incumpla lo que sería, por otro lado, humanamente imposible de hacer (¿alguien lleva luces de repuesto en el coche?), para no hacer nada pero, eso sí, tener cogido de lo huevos a quien deseas putear. Nada que decir sobre el asunto. Excepto una cosilla. Aquí no hablamos de incumplir tonterías menores, sino de lo básico: tener o no licencia, cerrar a la hora (en mi barrio hay locales que no cierran hasta las 7 ó 8 de la mañana y en el Ayuntamiento, como me consta personalmente, te dicen que «no podemos hacer nada porque, como no tienen licencia, no tienen horario de cierre»)… Que esas normas de mínimos no se cumplan es muy malo. Entre otras cosas porque se genera el «efecto pringado»: que el que cumple y se comporta como toca es un gilipollas que sale perjudicado. De hecho, muy perjudicado. Y eso es algo que no es nada bueno socialmente.

    Por lo demás, menipo, la cosa es peor. El Ayuntamiento no cumple las leyes nacionales y autonómicas (es decir, incumple mandatos democráticos) pero es que, además, ¡tampoco cumple su propia ordenanza! Es decir, como representación democrática le dice a los vecinos «tranquilos, que aprobamos unas normas muy garantistas de vuestros derechos y tal» pero luego, de tapadillo, con el silencio cómplice de unos medios de comunicación entregados a la causa y de la mafia del copazo, incumple sistemáticamente esa norma, sin que se entere demasiada gente, aprovechando que en el centro histórico de la ciudad vive poca gente (unas 20.000 personas) y que son mayoritariamente personas mayores con poca capacidad de hacerse oír. Pero, como es evidente, esto de putear a los vecinos para que los de la mafia se enriquezcan no es algo que se haga abiertamente ni que esté legitimado democráticamente. Todo lo contrario. Lo legitimizado democráticamente son las normas que se incumplen para hacer esta vergüenza.

    Por último, totalmente de acuerdo con la visión que tenéis del turismo de baja estofa en que se ha especializado todo el País valenciano y, en concreto, la ciudad de Valencia. Es algo que me da una vergüenza infinita y, la verdad, no entiendo cómo los ciudadanos no nos rebelamos contra ello. ¡Pero más alucinante si cabe es que este modelo repugnante atraiga a gente (más allá de los que buscan el «todo vale», que esos sí es lógico que estén encantado, hay una cantidad creciente de tarados que se vienen aquí y que están convencidos de que la ciudad es «una maravilla». Vivir para ver).!

    Comentario escrito por Andrés Boix Palop — 31 de julio de 2010 a las 7:33 pm

  7. 7

    Me confraternizo contigo andrés, y no te imaginas hata qué punto. Sin embargo yo añadiría que le problema va aún más allá. seguramente la permisividad de las autoridades, als normativas no aplicadas y la tolerancia con el desdén de determinados ciudadanos hacia el derecho al descanso y la intimidad de los demás tenga su origen en los intereses económicos que mencionas. Pero es que además no es normal que en un país que se dice desarrollado y que parece estar en europa, el 36% (si no recuerdo mal) de sus ciudadanos declaren que el principal problema de su vivenda es el ruido. Por supuesto a esto se añaden bromas como aprobar leyes que exigen mayor aislamiento acústico de las viviendas una vez agotada la mayor oleada constructiva de nuestra historia, a la que no se ha sometido a ningún control de calidad medianamente serio. En fin, nos toman el pelo. Además, aunque esto es muy subjetivo, observo que en lugar de avanzar en este sentido vamos a peor. Ocurren agresiones acústicas que yo creo recordar que hace 10 años no se daban, y esto no es sólo cuestión de cárteles empresariales, sino también de particulares. Quizá el haber levantado un pais de albañiles para mayor gloria de la civilización occidental tenga que ver con el hecho de que la banda sonora de fondo de sol a sol en muchos sitios que se supone son residenciales y no polígonos industriales sean radiales, taladros y martillos. Los propios ayuntamientos, en muchos casos, se pasan sus propias normas por el forro de los cojones, no es un problema exclusivo de Valencia, aunque supongo que en las ciudades de la costa mediterránea el problema será más grave por eso de que tener una playa da alas al turismo basura que mencionas. Afortunadamente en Madrid y su entorno no tenemos ese problema (al menos por ahora), que es la ventaja de no tener playa y sí museos y además ser paletos fascistas mataindios en vez de modernos y oprimidos como los que habláis lemosín. Sin embargo compartimos en gran medida los demás problemas.

    De verdad creo que lo mejor que nos puede pasar, además de que la cosntrucción no vuelva a recuperarse en 200 años, es que países como Turquía emerjan definitivamente en el mercado del sol y playa barato y hundan nuestra industria turística orientada a hooligans. Aunque sea traumático al principio Me temo que sólo así se empezarán a plantear seriamente alternativas, la mafia perderá peso y las nuevas necesidades llevarán a que la civilización vuelva a este país.

    Un saludo.

    Comentario escrito por Bah — 31 de julio de 2010 a las 7:50 pm

  8. 8

    Solo apuntar a Bah…
    Que la civilización llegue, no que vuelva.
    (estoy exagerando claro, pero una buena civilización pasa por una sana base económica y social).
    Estando en Portugal a mediados de este mes que acaba; me pareció que pese a cierto arcaismo en las costumbres y cierto subdesarrollo en general hay «mas civilización» en los comportamientos. O eso me pareció a primera vista.

    Comentario escrito por A´F´P´G´P — 31 de julio de 2010 a las 10:39 pm

  9. 9

    El mayor y mas extendido delito sobre ese asunto en Valencia no se menciona ni en el articulo del periodico ni aqui , las Fallas … durante mas de 15 dias los derechos de una gran mayoria son violados sistematicamente por una minoria fallera que corta calles durante dos semanas , anza petardos y mascetas a cualquier hora , planta discomobiles a escasos metros de edificios en zonas residenciales y dias lobarles que no tienen limite de decibeios ni casi limite de horarios , pues estos se incumpen constantmente sin repercusiones para faleros por lo que mueven y el grupo de presion que forman.
    Lo de valencia es ademas extendible pro ejempo a Aicante dos ciudades gobernadas por el PP con e mismo modelo pra el ruido , y esto es ignorarlo y paradojicamente hacer oidos sordos .

    Comentario escrito por ciudadano inquetio — 01 de agosto de 2010 a las 1:59 am

  10. 10

    http://faz-community.faz.net/blogs/sancho/archive/2009/03/05/die-liebe-zum-laerm.aspx

    Comentario escrito por Oliveral — 01 de agosto de 2010 a las 3:38 am

  11. 11

    Risa me va a dar cuando entre en vigor la ley antitabaco…

    Comentario escrito por Oliveral — 01 de agosto de 2010 a las 3:40 am

  12. 12

    Me solidarizo con Andrés y otros sufrientes de este santo país. Esa desgracia ocurre en casi todas partes y nada parece cambiar desde hace años, sólo empeorar. Hace años, un servidor, viviendo en un piso alquilado, las pasó negras con estas salvajadas. la causa: el día del patrón de la ciudad significaba cerca de cuarenta días de estruendo, verbenas, bailes, casetas feriales, atracciones de feria, chiringuitos, fuegos artificiales, etc., etc. Las calles las cortaban cuando les salía de las narices, si no podías salir, te fastidiabas. El horario de mayor escándalo era entre las dos de la tarde y la seis de la mañana. Los decibelios no los medí, pero de muestra gritando en mi casa no me oía. Solución, irse a dormir a casas de parientes o amigos, allí era imposible y había que ir a curro cada día. Y había mañanas amenizadas por coches de rally y motos de escape libre. desde las cinco de la mañana y con guindillas municipales cuidando el acto. De treinta a cuarenta días en ese plan, son, digamos, enervantes. De extra, dos sesiones días distintos de dos horas de duración de fuegos artificiales, a la una de la madrugada, por supuesto.Ordenanzas municipales, leyes y todo, por el foro directamente. Llamar a la poli, de tontos porque te decían que fueras comprensivo que eran las fiestas mayores y la gente tenía derecho a divertirse. La madre que los parió a todos. Me tuve que mudar de casa. No menciono las calles apestando a cacas y meados, las montañas de basura, las alfombras de plásticos y botellas, portales destrozados y otras diversiones del noble pueblo.

    Desde entonces no quiero saber nada de vivir cerca de plazas o no ir a lugares cuando hay fiestas. Como que eso de respeto al prójimo, civilización, educación cívica y todo eso, muy poco o nada.

    Comentario escrito por Anton — 01 de agosto de 2010 a las 12:58 pm

  13. 13

    Debe ser una competición porque, a escala, pasa en todos los pueblos. Pasate por Castellón en La Magdalena o por cualquier pueblecito en fiestas, hay gente que se coge la semana de vacaciones en el curro no por disfrutar de las fiestas, sino por no llegar destrozado al trabajo..

    Comentario escrito por galaico67 — 01 de agosto de 2010 a las 2:15 pm

  14. 14

    Ciudadano inquetio, si echa las culpas al PP del modelo ruidoso de fiestas, tal vez debiera salir de su Comunitat Valenciana y ver un poco de mundo.

    Ese mismo modelo puede verlo (o leerlo en Internet, si no se anima a salir de su terreta) en los Sanfermines de Pamplona, que siempre han sido así gobernara UPN o el PSOE; en Bilbao, donde siempre ha gobernado el PNV; en Vitoria, donde ha gobernado el PNV, EA, PP y PSOE; en Zaragoza, con PP y PSOE; en toda Andalucía; y en multitud de lugares a lo largo y ancho de España. Así que échele más bien la culpa al espíritu hispánico que nos gobierna.

    Galaico: los gallegos tienen a gala una retranca de la que parece carecer usted; quizá sea culpa del gen asturiano, o de vivir en el secarral del sudeste. Así que tendré que explicárselo: no son los usuarios de guardería los que montan botellones ni follones a la puerta de los bares, sino los jóvenes y jóvenas en edad universitaria. Seguramente, muchos de los oyentes de Boix gustan de ir por la Ciutat Vella, y no a recluirse al fondo de un café. Y si decimos que el narcotráfico no se acabará persiguiendo a los camellos mientras subsista la demanda, el ruido callejero permanecerá mientras los jóvenes y no tan jóvenes gusten de montarlo. Así que, además de quejarse en los diarios y en su blog, Boix puede empezar dirigiéndose a la raíz del problema: concienciar a sus alumnos de que no sean tan ruidosos. ¿No le parece?

    ¿Ustedes han sido jóvenes alguna vez? Yo tengo un parque bajo mi casa, donde suele haber microbotellones: no más de veinte chavales, pero que sacan de quicio a los primeros y segundos pisos. Ayer no hubo, quizá porque no estaban a gusto al ver que un bar cercano había unos quince adultos en la terraza. Estos no cantaban, y tampoco gritaban, pero con que hablasen alto a las dos de la mañana bastaba para incordiar. Entonces yo me acordé de mi juventud, de cómo hablaba, gritaba o incluso cantaba en plena calle, completamente ajeno a los vecinos. Si estaba en zona de marcha, lo evidente es que yo estuviera de marcha. Ahora vienen las nuevas generaciones, a repetir lo mismo que yo hice, y es entonces cuando tomo conciencia de que me jode a mí como vecino: quizá sea una especie de justicia divina.

    Comentario escrito por nisupu — 01 de agosto de 2010 a las 2:27 pm

  15. 15

    A´F´P´G´P,

    Yo tuve exactamente la misma sensación.

    Comentario escrito por Álvaro — 01 de agosto de 2010 a las 3:59 pm

  16. 16

    Nisupu, con toda la retranca del mundo, lo que se tuerce de chiquito, no lo endereza ni Dioxx. A no ser que quiera acabar con el ruido con unas cuantas decapitaciones en la plaza pública, creo que la labor que le reclama a Andrés debería haberla realizado, por este orden a) sus padres b)sus padres y abuelos c)sus padres y profesores de primaria d) sus padres, profesores de primaria y «modelos públicos» e)todos los anteriores más sus profesores de secundaria.
    Si a+b+c+d no han conseguido producir un adulto con derecho a voto, capaz de respetar dentro de unos niveles mínimos el derecho al descanso de otros ciudadanos, crudo lo lleva un profesor de Derecho Administrativo…
    Y, aunque usté no se lo crea, servidor ha salido de noche, de noche tal que hasta la madrugada – y eso incluye noches lluviosas y frías del invierno astur (Gijón-Oviedo-Avilés) u noches frías a secas del invierno maño -, vamos, volver a la hora de llevar el pan a casa para desayunar ( más tarde es cosa mediterraneos, tipo bakala, fiestero y otras moderneces de las que estoy retirado..). Y puedo jurar por mis canas, que la cosa ha ido degenerando con los años. De la barra libre (hasta las cuatro de la mañana)alcoholica y sonora de los sabados, con viernes en los que solo salían los onvres, a encontrarte con espinilleros y mozuelas casi impuberes a las dos de la mañana de un viernes cualquiera.
    De las voces elevadas e intermitentes, producto de una ingesta alcoholica al alza, mientras transitabamos de bar abierto en bar abierto, separados por cientos de metros, al gusto de pegar voces por pegar voces, sin necesidad de deambulación alguna, independientemente de hora, calle ó necesidad. De coches con un alta fidelidad de puta madre a carracos con miles de vatios de chumba-chumba, chunguitos incluidos…. Vamos, que no es una cuestión de apostolado, sino de educación por un lado y de descontrol administrativo por otro. Saliamos menos, teniamos menos bares, los que teniamos cerraban antes y tanto la Benemerita como los locales se pasaban por los sitios un pelin desfasados. Vamos progresando….
    Por cierto ¿ Algún comentario sobre los ayuntamientos y sus democráticas, autónomas y chupiguays decisiones o ya se ha aclarado?

    Comentario escrito por galaico67 — 01 de agosto de 2010 a las 4:25 pm

  17. 17

    El problema del ruido en la ciudad de Valencia ya no solo atañe a las «históricas zonas de marcha»…les pongo un ejemplo clarificador.

    Trabajo en el Hospital Clínico de Valencia. Los que conozcan minimamente la ciudad aparte de sus «históricas zonas de marcha», sabrán que es un Hospital situado en pleno casco urbano, más concretamente en la antigua zona universitaria.

    Hace un par de meses no se que mastuerzo y/o autoridad política municipal autorizó la realización de unas obras de soldadura en una de las salidas del metro cercanísimas al Hospital…a las 3:00 de la madrugada!!!

    No se pueden ni imaginar el estruendo formado por soldadores, gente vociferando, grupos electrógenos en funcionamiento y camiones yendo marcha atras en todo momento. Hasta las 6:00 AM señores! Y justo al lado de un HOSPITAL! Un sitio donde se supone que «curamos» a la gente…

    Entiendo minimamente la actitud del delegado municipal que autorizó la magna obra a esas intempestivas horas: «Mejor lo hacemos por la noche, para no molestar al tráfico matutino»…inconcebible.

    De ahí que diga que para según que cargos en «la ciudad de las flores, de la luz y del amor», se requiera solo cumplir tres puntos: 1)Bipedestación, 2) Habla articulada y 3) Pulgar oponible.

    Comentario escrito por Garganta Profunda — 01 de agosto de 2010 a las 6:29 pm

  18. 18

    Joder troncos, que chuzo me pille ayer, que chuzo colegas…es que no podía ni abrir el portal y pote allí mismo, y luego otra en el ascensor, y …y ya llego , me zampo una pizza congelada, y al acostarme se me pone la habitación a darme vueltas, y como no me daba tiempo a llegar al baño pote otra por la ventana, y la pizza recién echa toda pal coche del vecino que cayo en porciones, jajaja, que risa hoy cuando le he visto el careto en el ascensor, que olía a pota aun, joder, que chuzo colegas…que chuzo me pille ayer…tíos, me descojono.

    Comentario escrito por BunnyMen — 01 de agosto de 2010 a las 6:31 pm

  19. 19

    Bunnymen, si fuera cierto, lo tuyo es un higado…Por las neuronas no pregunto, pero si no tienes mal de cap ¿Cuando es el aniversario?

    Comentario escrito por galaico67 — 01 de agosto de 2010 a las 7:54 pm

  20. 20

    “¿Cuando es el aniversario?”

    Como supongo que si respondo preguntando a que se refiere recibiré una replica hiriente, no contestare si no es en presencia de mi abogado.

    Comentario escrito por BunnyMen — 01 de agosto de 2010 a las 8:30 pm

  21. 21

    Es muy interesante todo lo que contáis. Pero creo que el debate se ha desviado. Me parece que el meollo de la cuestión no es tanto el asilvestramiento social sino el asilvestramiento o el visto bueno a ese asilvestramiento que dan las (o algunas) administraciones, que dictan normas sin parar quizás porque eso vende o porque se ven obligados por el protocolo y luego ellos mismos las ignoran o, directamente, incumplen. Andrés puso como ejemplo algo que él tiene más cercano: los ruidos en su ciudad. Pero también podría haber puesto otros ejemplos. Propongo algunos: ayudas y subvenciones que promenten las administraciones y luego, cuando lees la letra pequeña, son como los contratos de telefonía móvil o plazos fijos en bancos,siempre falta algún papel, formulario o requisito friki, el derecho constitucional a una vivienda digna, la economía sumergida, el derecho a la intimidad, las licencias para construir que llegan después de que se ha levantado una hilera de chalets con campo de golf en zona protegida, la política de subcontratas, el paso por el forro de los cojones de sentencias judiciales (ejemplo: http://es.wikipedia.org/wiki/Caso_de_la_Ciudad_del_Golf), la ley antitabaco… Y seguro que algún fumador ya me está odiando, pero lo pongo como ejemplo porque en mi Comunidad, Castilla y León, las únicas inspecciones que se han llevado a cabo para hacer cumplir dicha norma, han tenido lugar en döner-kebabs y en restaurantes chinos, muchas veces por requerimiento de los honrados y respetables hosteleros de toda la vida, a quienes nunca se ha inspeccionado e incumplen la norma por doquier con la bendición de nuestra Junta. Por eso cuando alguien visita Palencia, Valladolid o Burgos se dará cuenta de que los únicos locales para no fumadores son precisamente los restaurantes chinos. Eso sí, lo que se ha conseguido es que éstos dupliquen su clientela ya que en un país en el que el 70 % de la población no fuma, muchos cambiamos gustosamente las patatas bravas por el arroz tres delicias con tal de que el compatriota de al lado no nos hispanice con el aroma de su patriótica faria. En fin. Que igual habría que fijar un nuevo tema para el debate: la gobernabilidad.

    Comentario escrito por Oliveral — 01 de agosto de 2010 a las 9:31 pm

  22. 22

    ¿Hiriente? ¿Hay algo que pueda herir a un hombre que dice potear dos veces y aun se jacta de comerse una pizza? ¿ Y que después de ello potea nuevamente y se levanta de buen animo? Eso no es un hombre, es Aquiles, es Hector, es…¿El barón de Munchaunsen?

    Comentario escrito por galaico67 — 01 de agosto de 2010 a las 11:50 pm

  23. 23

    La Administración está asilvestrada por completo, pero desde arriba. Y cuanto más proxima al ciudadano, más asilvestrada.
    La realidad es que no podemos tener como referencia ética a unas administraciones que violan todas las leyes que no les convienen, que olvidan hacerlas cumplir a us voluntad y que vacían de contenido las palabras transparencia y fiscalización.
    Aqui se reparten patentes de corso y se negocian los incumplimientos. Esto no es la Europa de la ilustración, esto es Roma…

    Comentario escrito por galaico67 — 02 de agosto de 2010 a las 12:07 am

  24. 24

    Galaico, el relato era ficticio, por eso hacer contraste con actitudes civicas.

    Comentario escrito por Bunnymen — 02 de agosto de 2010 a las 9:38 am

  25. 25

    Hombre, lo imagino, ya que sino lo suyo hubiera sido homérico. Pero era tan sexpistoliano (o Arrabal-ero, si buscamos un boutade-maker patrio como ejemplo) que resultaba díficil encontrarle una conexión con el texto.
    Y,si, la verdad es que nos hemos puesto de un cívico tal que parece que nunca,pero nunca de la muerte hubieramos meado en esquina de iglesia ni seto de parque…

    Comentario escrito por galaico67 — 02 de agosto de 2010 a las 3:01 pm

  26. 26

    Constato que todos, no sólo el corresponsal de la FAZ (por mucho que como buen alemán no desee quedar como el muermo final y haga ese apunte referido a la esperanza de vida de los españoles), tenemos arraigada la triste convicción de que somos el súmmum del descontrol. De todos modos, yo no puedo sino ser optimista. De tanto que se están pasando tarde o temprano habrá una reacción.

    Hoy mismo, por primera vez en anos, un diario se refiere al problema describiendo con todas las letras y dejando claro de qué estaños hablando: salvajismo y desidia municipal que raya el autismo cuando no la complicidad con los salvajes:

    http://www.elpais.com/articulo/Comunidad/Valenciana/batalla/Carme/elpepuespval/20100802elpval_10/Tes

    Comentario escrito por Andrés Boix Palop — 02 de agosto de 2010 a las 3:42 pm

  27. 27

    Hola,

    supongo que en parte tendras razon, pero este post de abuelo llorica esta a la altura del nefando Perez Reverte.

    Comentario escrito por paco — 02 de agosto de 2010 a las 3:59 pm

  28. 28

    Paco, es lo que decíamos, en España el decir esto te convierte en el «aguafiestas oficial», el tipo que no sabe divertirse, el cascarrabias que nadie quiere ser…

    Así que no pasa nada. Asumido está.

    Dicho lo cual, aunque no sigo a Pérez Reverte, yo me lo imagino más bien al contrario, clamando contra una ordenanza municipal que obligue a cerrar restaurantes a la 1 de la mañana, porque «esta España se está llenando de mariconzas que ni son España ni son nada, que sólo saben prohibir, joder, cuando un tipo con los cojones bien puestos, hostias, duerme como y donde quiere, dándole igual lo que hagan los demás, y también, precisamente por eso, bebe dónde y cómo quiere, grita todo lo que sale de la polla y se pasa por el forro de los cojones las prohibiciones de mariconcitas que querría ser Alemania y todavía no se han percatado, joder, de que ESTO ES ESPAÑA, la hostia!».

    Comentario escrito por Andrés Boix Palop — 02 de agosto de 2010 a las 4:43 pm

  29. 29

    Hay gente que no sabe del placer de leer a Proust frente a la chimenea fumando en pipa. Siempre les quedara Suiza.

    Comentario escrito por BunnyMen — 02 de agosto de 2010 a las 6:58 pm

  30. 30

    Andrés: la supuesta caricatura de Pérez Reverte me parece injusta y, lo que es peor, no tiene gracia. Poco conoces a este periodista y escritor, quien -no tengo ninguna duda- se pondría de tu parte en este asunto.

    Por otro lado, no habría ningún problema si no fuera por el elevadísimo número de «pijos» a los que en los últimos años les ha parecido que «molaba» mucho vivir en el centro, donde se ha hecho el bestia desde tiempo inmemorial. Tienes todo mi apoyo.

    Una última cosa: si alguien quiere conocer el horror sonoro en estado puro, que se acerque a Gijón durante la celebración de la «Semana negra», y verá qué risa. Yo paso esos días en un hotel que me hace precio, seguramente por piedad.

    Comentario escrito por Luisa — 02 de agosto de 2010 a las 8:52 pm

  31. 31

    @ A´F´P´G´P

    Digo

    Comentario escrito por Bah — 02 de agosto de 2010 a las 9:03 pm

  32. 32

    @ A´F´P´G´P

    Digo que vuelva porque estoy convencido de que en algún momento las cosas fueron diferentes y los caminos de españa iban próximos a los del resto de Europa en este aspecto. El hecho de que cites (acertadamente) a Portugal como ejemplo no hace sino apoyar mi teoría.

    Otra opción es montar un grupo terrorista que se dedique a provocar heridos cada vez que haya un sarao de estos, una obra ilegal o un vecino tocapelotas. Andrés puede ser nuestro Jone Goirizelaia.

    Un aludo, y disculpas si, como sospecho, he publicado un mensaje a medio empezar antes de este.

    Comentario escrito por Bah — 02 de agosto de 2010 a las 9:09 pm

  33. 33

    La verdad es, Luisa, que, como decía no sigo desde hace unos años a Pérez Reverte. De modo que es fácil que mi sensación sea injusta. En los últimos años sólo he sabido de él a partir de la caricatura de su «Celebrities» de Muchachada Nui y del follón derivado de su artículo sobre «las jacas» de hoy en día, que ya no son como las de antes. Entre eso y que le recuerdo una actitud siempre muy chulesca y defensora de lo que él entendía como la » españolidad de antaño» me lo imaginaba más así que escandalizado porque hubiera ruido. Pero no tengo ni idea, la verdad, sobre cual pueda ser su posición. Así que lamento lo escrito. ¡Más si cabe si, encima, no tenía ninguna gracia!

    Por otra Ortega eso de los pijos, que también comenta El País de hoy, creo que pierde de vista un detalle: hemos de recuperar los centros de las ciudades como zonas de convivencia e intercambio ciudadano. De todos. Y de calidad bes una necesidad de sistenibilidad y modernidad bien entendida. De hecho, ojalá se llenaran los cascos antiguos de gente de clase media o media-alta y eso ayudara a su recuperación.

    Comentario escrito por Andrés Boix Palop — 02 de agosto de 2010 a las 9:30 pm

  34. 34

    NIsupu que tu de joven fueran alguien que dnecesitaba emborracharse hasta as trancas , gritase , rompiese mobiiario urbano , meas en cualquier lado y dejase todo de mierda hasta arriba no quiere decir que todos lo hagamos ni que todos tengamos eso como modelo de diversion .
    Sobre todo teniendo en cuento pro ejemplo que el fenomeno de los botelones haya por el 24 cuando yo deje de salir pro las zonas de marcha de Alicante era tan solo algo puntual que se hacia si acaso para celebrar los cumpleaños y poco mas … asi mismo sobre lo del PP me ratifico en lo que digo , mientras que otros partidos politicos han intentado poner coto al desmadre que son aqui las hogueras con botellon libre en la playa y en toda la ciudad y musica sin limtie de horario el PP , hizo la vista gorda sabiendo que entre los foguerers tiene un impresionante feudo de votantes con ta solo enarbolar la bandera del valencianismo y tradicionalismo rancio

    Comentario escrito por ciudadano inquetio — 03 de agosto de 2010 a las 2:43 am

  35. 35

    Inquetio, si en su ciudad el partido gobernante es el PP, y como tal tolera los botellones, en otras el tolerante es el PSOE, IU, PNV, BNG, o alguno de los diversos Blocs. Y no hace falta que sea el alcalde: esto suele ser competencia del concejal de Fiestas y Juventud que, sobre todo en las coaliciones con grupúsculos progresistas, están a favor de educar pero no de reprimir. Así que botellón al canto, o como mucho, quítate de esa plaza y ponte en esa otra.

    Hace pocos días surgió la noticia de que los vecinos del Paseo Marítimo de Palma, hartos del continuo botellón que sufrían, decidieron montar uno a las puertas del Ayuntamiento, gobernado por el PSOE y no sé qué Bloc. Ya ve que en todas partes cuecen habas.

    Boix: aparte del corresponsal de la FAZ, ¿qué cree que dirá el enviado de la Süddeutsche Zeitung? ¿Tal vez algo como «estos españoles se creen muy machos por montar tales escandaleras, pero no le llegan a los zapatos a lo que se arma en la Oktoberfest»?

    Comentario escrito por nisupu — 03 de agosto de 2010 a las 9:27 am

  36. 36

    La verdad es que yo creo que nisupu tiene razón. En España la sensibilidad respecto de este tema es escasa en todos los partidos políticos. Que en Valencia gobernara el PSOE, me temo, no solucionaría el problema. Mi sensación es que están también muy condicionados por los intereses económicos de los mismos lobbies de presión que tienen secuestrado al PP. Y, de hecho, la lamentable actuación del PSOE en la oposición en este tema (pues, sencillamente, no hace nada por miedo a molestar a alguien y enervarse apoyos) es buena muestra de ello.

    De todos modos, nisupu, he vivido en Múnich una temporada y por ello he estado en esa ciudad cuando se produjo la repugnante Oktoberfest (edición 2003). Las diferencias son enormes. Aunque la ciudad (sobre todo el metro) padece las consecuencias de los excesos (en forma de borrachos a los que te encuentras por todas partes) la OF se realiza en un recinto cerrado y relativamente aislado de la ciudad (las casas de los alrededores inmediatos lo padecerán algo más, pero ni siquiera la música es excesiva y llega a molestar). Además, a las 22.30 cerraban la paraeta y todos (borrachos, eso sí, vomitando en los lugares más insospechados) a casita. No creo que afecte en exceso al sueño de los vecinos.

    Además, son menos de dos semanas al año. No es comparable con la barbaridad de nuestras ciudades, donde todos los fines de semana (que, al menos en el centro histórico de Valencia, empiezan el miércoles por la noche y se prolongan hasta la madrugada del lunes) el follón dura hasta las 5 ó 6 de la mañana al más puro estilo Far West (por eso de que impera la ley del más fuerte y del más salvaje, hay un vídeo en youtube, de hecho, que se llama Far West Valencia o algo así sobre uno de los «divertimentos» de las Fallas: volcar coches de los vecinos, con el agravante de que en un caso iba una anciana en silla de ruedas en uno de ellos y no pudo salir a tiempo: todo ello ante las mismas narices de la Policía Local que deja a la gente a su aire porque, «pobrecitos, tienen derecho a divertirse»).

    Comentario escrito por Andrés Boix Palop — 03 de agosto de 2010 a las 10:08 am

  37. 37

    Bueno, si quieren opinión de Reverte, aunque el artículo no habla concretamente de este tema quizá este párrafo establezca más o menos la idea de que palo estaría en este tema.

    …que nos conviertan en un país miserable, cutre, exclusivo para turistas baratos de cerveza y vomitona. Un lugar sin industria ni recursos propios, sin clase media, hecho de buscavidas y mendigos, de subvenciones mientras las haya, de putas y camareros. Dicho sea con todo el respeto para las putas y los camareros. Que, a este paso, serán quienes nos den de comer.

    http://www.perezreverte.com/articulo/patentes-corso/545/idiomas-exilios-y-cocteles-molotov/

    Comentario escrito por Bunnymen — 03 de agosto de 2010 a las 11:29 am

  38. 38

    Solo quiero intervenir para decir que el comentario 27 es una magistral patada en los huevos ejecutada con una maestría que ni jackie chan. Sencillo pero brutal. Sin duda Von Manstein era como Paco, o en caso contrario la idea del ataque en las Árdenas se la sugirió alguien como él. Y téngaseme en cuenta que creo que Andrés tiene razón. Excepto en lo de Pérez Reverte, en lo que coincido con Luisa, lo cual refuerza la excepcionalidad del comentario original. Y como mi comentario va de reconocer méritos, bravo también por el celebrities de Reverte citado por Andrés y su utilización del ínclito Javier Marías y el AK-47.

    Comentario escrito por Otto von Bismarck — 03 de agosto de 2010 a las 11:44 am

  39. 39

    Ah, perdón, creo recordar que lo de javier marías era en el programa presentado por reverte, no en el celebrities. Bravo en cualquier caso.

    Comentario escrito por Otto von Bismarck — 03 de agosto de 2010 a las 11:47 am

  40. 40

    Pues mire, ya que lo dicen, Javier Marías si que es un abuelo llorica, además de proselitista a unos niveles irritantes.
    Puestos a ofender al autor con agravios comparativos, hubiera sido más acertado hacerlo con este, que pasa todos los artículos quejándose lastimeramente de que los niños pisan el césped y cosas así.

    Comentario escrito por Bunnymen — 03 de agosto de 2010 a las 1:18 pm

  41. 41

    Hola Andrés;

    En mi ciudad pasa algo parecido pero a un nivel menor que en Valencia, que realmente en el Carmen alucine cuando pase por allí. A eso se le debe unir el tema de la especulación, siempre he creido que los procesos de degradación de ruido de las zonas historicas (que hace que se vayan la gente joven con pisos heredados/comprados y se quede la gente mayor) luego -cuando la spromotoras han comprado a precios asequibles- van unidos a procesos especulativos de realce, reforma de la zona para crearla en zona «in», con el consiguiente cierre. Yo vivo en la zona vieja de mi ciudad, y hubo unos años donde estaba de moda para zonas de copas y se vacio de gente joven y quedaron los viejos, las promotoras aprovechando herencias y demas ocmpraron barato, y la zona se lleno de ciertos ricos (o incluso de muy ricos). En las zonas adyacentes desaparecieron los garitos y se podía vivir. Yo en ese momento empece a volver a vivir en esta zona, y durante 3 años fue la paz absoluta. Sin embargo en el 2007 el proceso se reprodujo, en las zonas no colonizadas por gente «in» se dejo de controlar el sonido, las licencias e incluso el botellón, bajando los precios (y haciendome la vida imposible), la policia permitía que en una zona declarada ZAS un pub dejara las puertas aboiertas escunchando la musica… eso si un local de otra zona totalmente insonorizado pero de otr ambiente fue clausurado por chorradas…

    Comentario escrito por Al — 03 de agosto de 2010 a las 1:36 pm

  42. 42

    Donde la Justicia no alcanza, alcanzan los justicieros.

    «Detenido por amenazar a tres jóvenes y destrozarles el automóvil con un bate.
    El agresor argumentó que habían aparcado en la calle el coche y dejaron la música a todo volumen»

    http://www.diariodemallorca.es/sucesos/2010/08/03/detenido-amenazar-tres-jovenes-destrozarles-automovil-bate/591681.html

    Comentario escrito por nisupu — 03 de agosto de 2010 a las 6:28 pm

  43. 43

    De todas formas, lo que quiero decir es que éste no es un problema limitado a cierto tipo de ciudades, sino general: donde gobierna la derecha, los otros achacan la permisividad a ocultos intereses de mobbing urbanístico o mafia hostelera; donde gobierna la izquierda, los otros achacan la permisividad al buenismo progre que se niega a reprimir y criminalizar a la juventud. Unos por otros, y la casa sin barrer.

    También me reafirmo en que no me parece que el problema haya empeorado de diez o veinte años para aquí. Simplemente, nos parece que ha empeorado por dos factores fundamentales:

    – ahora el follón no se concentra en unas pocas zonas de bares, sino que se ha extendido a plazas antaño tranquilas gracias al botellón;

    – ahora ya no participamos en los festejos gracias a las inclemencias de la edad, sino que los sufrimos y nos damos cuenta del ruido que montábamos, nosotros y/o los de nuestra quinta.

    Lo cual no quita que sea un problema bastante jodido y jodiente, pero que no se puede achacar exclusivamente a la desidia de Ayuntamientos y policías, sino también al egoísmo sin límites de quienes lo practican.

    Comentario escrito por nisupu — 03 de agosto de 2010 a las 6:53 pm

  44. 44

    Coño, vuelve Charles Bronson!!

    No se si os habeis percatado de que la poca (o mas bien nula) «acción» que LPD tiene en la temporada estival (y que no se si tiene algo que ver con el modo de ganarse las lentejas de sus creadores) provoca extraños fenómenos como este: Ausentes de jugosísimas entradas sobre el último gol de cuchara de Raúl o del inminente estreno de «Zombies Nazis» donde poder volcar nuestras inquietudes tertulianas, nos contentamos con comentar hasta la nausea la pataleta vecinal de Andrés…

    Creo que por volumen de comentarios es la «entrada del año» en su blog jurídico. Sonría copón!!!

    Comentario escrito por Garganta Profunda — 03 de agosto de 2010 a las 7:17 pm

  45. 45

    Pues en Barcelona la brillante conjunción planetaria que es el gestor turístico y terrorista urbano Hereu nos ha jodido la ciudad, vendida a hordas de turistas sección rednecks y a variopintos mafiosos de la hostelería. Han convertido la ciudad en un aburrimiento: no se puede salir, no se puede beber, no se puede escuchar música en directo, no se puede fumar, no se puede ir por las vías del tren cuando el tren viene en dirección contraria y por el otro lado en un Port Aventura de cartón piedra.

    Es un tema interesante, porque sin ir más lejos si uno compara Barcelona con Berlín sale que Barcelona es una ciudad aburridísima pero donde los vecinos están continuamente quejándose del ruido, mientras que Berlín es lo contrario, divertida pero nadie se queja sino que lo disfruta. No lo entiendo la verdad. ¿Será porque la población se distribuye geográficamente de modo diferente? ¿Por la densidad de población?

    Comentario escrito por parvulesco — 04 de agosto de 2010 a las 3:38 am

  46. 46

    Garganta, algo de eso hay, claro. ¡En algo hay que ocupar el verano! Con todo, le informo que estadísticamente nada ha llamado tanto la atención de los visitantes de este blog en los últimos tiempos como el asunto del Estatut y la Sentencia del TC y, supongo que en conexión surrealista con ese tema, la independencia de Kosovo y la prohibición de los toros. ¡Vamos, que casi cualquier tema de los tratados este verano está todavía por encima, en visitas, de este, pero a ver si lo arreglamos!

    Más madera: La reacción de los jefes de la mafia hostelera de la ciudad:

    http://www.elpais.com/articulo/Comunidad/Valenciana/Poco/ruido/mucho/iluminado/Carme/elpepuespval/20100804elpval_12/Tes

    Por lo demás, yo estoy más de acuerdo con nisupu que con AI en cuanto al reparto de culpas en este tema. Ya digo que el PSPV en Valencia, por ejemplo, es de lo más tímido. Y me cuesta creer en maniobras orquestadas a gran escala de especulación inmobiliaria. Creo que es más sencillo:

    Los centros urbanos han ido quedando degradados por el abandono de las clases medias y altas. Han acabado siendo zonas muy gentrificadas y donde se ha concentrado gente sin recursos. Como pillan a mano y esa degradación los hace baratos cumplen dos características que incitan a que se instalen allí negocios de hostelería de baratillo. Además, como en España no se controlan las normas y se permiten concentraciones masivas el mercado es el único que disciplina (he ahí una diferencia importante con Alemania y Berlín, donde hay muchos focos de ocio, dispersos, poco concentrados, en general respetuosos con la normativa y que, además, concentran las actividades más molestas en antiguas fábricas y zonas de la periferia que minimizan el impacto). Y el mercado reacciona a corto plazo tratando de apurar beneficios. La mejor manera de hacerlo, en este contexto, es aprovechar la desidia municipal y de control instalando chiinguitos y baretos varios, sin licencia o con licencia traída por los pelos, pero dedicados a apurar al máximo las posibilidades concedidas por la laxitud municipal.

    Como, además, los vecinos son mayores o pobres, no se quejan. Y, si se quejan, nadie les hace caso. Con lo que cada vez más clase media y alta huye y el problema es un círculo vicioso que se agrava.

    Este círculo se ha roto en los últimos años porque, en efecto, hay un cierto tipo de personas que piensan (pensamos) que es importante recuperar los centros históricos como espacio de convivencia y encuentro ciudadano y que eso pasa porque los vecinos, y también gente joven, formada, universitaria, incluso familias, vayan recuperando esos espacios. Porque, por su situación urbana y la malla propia de la ciudad europea, son (o debieran ser) «la joya de la corona».

    Es cierto, como es obvio, que los choques comienzan (o se agudizan) a partir de que gente de este estilo aparece por los centros históricos. Como es obvio, ¡si todo el mundo huye y deja que los hosteleros se apropien de los mismo para hacer negocio nadie se va a quejar!

    Pero mencionar eso para minimizar el problema y las quejas es ridículo. Sería tanto como decir que el problema de que ahora aparezcan quejas a las verbenas y demás descontrol fallero es que la gente que antes se largaba esa semana con los niños huyendo del follón ahora, los muy cabrones, ya no se cogen la semana entera e fiestas en el trabajo (o tienen trabajos donde eso ya no se consiente) y por eso se ponen como se ponen. ¡Que sigan largándose y todos tan tranquilos, caray!

    Comentario escrito por Andrés Boix Palop — 04 de agosto de 2010 a las 9:12 am

  47. 47

    Y por extender esto y a raiz de la noticia del tipo del bate, dos cosas para el derecho:

    ¿Tiene derecho a la rebelión del ciudadano frente a las autoridades cuando éstas «pasan» de su deber?

    ¿y el derecho a que el ciudadano se haga justicia a si mismo cuando nadie más está dispuesto a hacerlo o, de estar dispuesto, el coste en tiempo, dinero y trabajo hace que tal justicia llegue tarde y mal?

    Bueno, se que la respuesta a ambas es NO, pero por teorizar que no quede…

    Comentario escrito por Bunnymen — 04 de agosto de 2010 a las 3:04 pm

  48. 48

    Hubiera sido más justo que bateara el coche del concejal encargado de bares y birras, pero para esquivar el agravante de «atentado a la autoridad», sería más práctico arremeter contra los bienes de los familiares de primer grado…

    Comentario escrito por galaico67 — 04 de agosto de 2010 a las 5:02 pm

  49. 49

    No creas, Bunnymen…., igual para eso está la ofuscación o trastorno mental transtorio… aunque supongo que no te lo aplican igual si lanzas un bidón de gasolina a los que vomitan y se mean en tu puerta o directamente al ayuntamiento que lo permite…., o a la casa del concejal de fiestas….

    Por otro lado, recordad el asalto a la comisaría de Pozuelo…, y ahí, ni centro ni nada.., masa borreguera y poco más…

    http://www.elpais.com/articulo/madrid/Asalto/comisaria/Pozuelo/elpepiespmad/20090907elpmad_2/Tes

    «»Esto hay que darles a los maderos», muestra un petardo El Chorizo. Tiene 17 años y un brazo tatuado de letras chinas. En su grupo son todos menores. «Fue la poli la que se lo buscó», explica uno. «A las tres de la mañana, cuando estás con lo mejor del pelotazo, te echan», explica.

    Las versiones del inicio del conflicto que circulan por Pozuelo divergen. Unas hablan de una pelea que encendió la chispa, otras de una reacción desmedida de los agentes ante las primeras provocaciones. Sin embargo, todas coinciden en algo: el auténtico detonante de la batalla campal fue la orden de terminar la fiesta. Estaba previsto que a medianoche las atracciones apagasen las luces y que abandonasen el recinto ferial los grupos de jóvenes que hacían botellón en torno a coches con la música a tope. Cuando los agentes plantearon que se terminaba la diversión, los ánimos se encendieron.

    Los feriantes avalan la versión policial de que todo empezó cuando unos agentes intentaron auxiliar a un herido en una pelea. Ayer paseaban entre sus atracciones buscándoles las cicatrices. «¿A ti te han roto algo?», preguntaba el encargado de los coches de choque a su colega de la nube. «Unas luces. Son unos salvajes», respondía éste. El dueño del tren de la bruja, frente a donde se generó la pelea, repasaba con los dedos los bollos que le habían dejado las botellas.»

    Comentario escrito por asertus — 04 de agosto de 2010 a las 5:21 pm

  50. 50

    Asertus, dentro del genero crónica-ficción, tan habitual en el panfleto de lo políticamente correcto, hay que reconocer que esta vez el País(De Mierda) se lo ha currado, que detalle tan galdosiano ese de naturalizar a los personajes de su relato apodándolo así El Chorizo, que además iba cargado de petardos al botellón ¡y que dominio del argot juvenil de la calle oigan!. Si casi hasta parece que el reportero estaba allí en primera fila de batalla urbana para narrárnoslo todo y no se lo invento al día siguiente desde la redacción cuando le llego la noticia de agencia. Que aprenda Richard Kapuscinsky.

    Por otra parte, y tras estudiar todas las respuestas a mi cuestión (las dos, eh) veo que todos ven que lo justo seria hacer ver al concejal los trastornos que causa su desidia y permisividad (¿quizá remunerada?, la respuesta quitando el adverbio y los interrogantes) a la ciudadanía.
    El ciudadano corriente en estos casos, todos sabemos tiene las manos atadas, y si trata de hacer presión sobre la administración, suele encontrar oídos sordos, y cualquier reclamación por lo legal, es enterrada en la montaña de “papeles pendientes”.

    Por consiguiente la única opción valida que le queda a los vecinos honrados, es juntar un poco de pasta entre todos, hablar con un lagarto de dimensiones humanas que fuma puros, y, tras contarle tus quejas de que no puedes dormir y que el concejal es un joputa que este te diga, “acaba usted de contratar al equipo-A”.

    Comentario escrito por Bunnymen — 05 de agosto de 2010 a las 9:03 am

  51. 51

    EL resumen del centro histórico de Valencia es sencillo: Cuando era hogar de clase media baja, se pasaba de él, se dejaba caer, y pese a todo, se estaba bien.

    Luego le ecahron el ojo, intentaron echar a la gente poco a poco y lo asaltaron los pijibares «del copazo». Y a subir los precios de la vivienda.

    Existe la posibilidad de que los estén utilizando para desplazar a población, como se ha usado al gremio de la heroina en Nou Campanar o Cabanyal. Pero yo creo que esta población ya ha sido desplazada.

    Probablmente no hay actuaciones inmobiliarias lucrativas en la zona y por eso a los vecinos os dan por culo impunemente.

    Yo personalmente no quiero que el carmen se convierta en la avenida de francia, blasco ibañez o similar. Quiero que vuelva a ser como Benimaclet, por poner un modelo.

    Comentario escrito por Juan Carlos I — 05 de agosto de 2010 a las 11:16 am

  52. 52

    http://www.indret.com/pdf/rando_casermeiro.pdf

    Comentario escrito por josé luis — 05 de agosto de 2010 a las 1:02 pm

  53. 53

    Las instituciones públicas vulnerando sus propias normas y negándose a acatar sentencias judiciales. Ya hemos tocado fondo. Conque vayamos empezando a cavar.

    Comentario escrito por Antonio López-Peláez — 10 de agosto de 2010 a las 12:25 am

  54. 54

    La pregunta del artículo era: ¿Qué hacer cuando un ayuntamiento protege ….?
    Yo hago dos cosas:
    1) Tapones 3M 1261 con caja. Mano de Santo, oiga.
    2) Cuando los hideputas vienen a ver el mar bajo mi balcón, pero no van al mar, sino que ponen el loro de su coche a toda pastilla, o se ponen a tocar el tambor (literal) en conexión con el viento marino; pero debajo de mi balcón y no en la playa; entonces ACCION DIRECTA. Copiando a Eddy Murfi de Superdetective en Jolivud, aprovecho un descuido de los hideputas y meto un trapo en su tubo de escape. Ya lo he hecho dos veces. Sigo sin dormir pero descojone asegurado.

    Mi vecino es más educado y llama a la Ertzaintza. La ultima vez que hablé con él de este tema me dijo que llevaba 56 llamadas sin resultado. Mi vecino no se ríe nada y sus hijos menos.

    KARKOS

    Comentario escrito por Karkos — 11 de agosto de 2010 a las 5:07 pm

  55. 55

    jajajaja
    Estado de derecho, ordenanzas municipales, ayuntamiento, contaminación acústica, derechos de los ciudadanos, …. jajajajajaj

    ¿cómo ha conseguido meter todos esos términos juntos en el mismo artículo?

    Comentario escrito por Asesoría Laboral Madrid — 31 de octubre de 2010 a las 9:54 am

  56. 56

    ¡Vaya mierda de país! En unos años emigro a Portugal, que por mucho que digan que son unos tristes, al menos tienen un jodido mínimo de educación.

    Comentario escrito por Nube Roja — 24 de diciembre de 2010 a las 2:47 am

  57. 57

    Buenas!,

    Me ha encantado el articulo y me ha encantado volver a leerte, voy a recomendar esta web a todos mis amigos.

    Saludos!

    Comentario escrito por Ana | — 14 de marzo de 2011 a las 5:56 pm

Comentarios cerrados para esta entrada.

No se trata de hacer leer | RSS 2.0 | Atom | Gestionado con WordPress | Generado en 0,207 segundos
En La Red desde septiembre de 2006