Que gente lista se dedique al Derecho es un desperdicio

Sé que lo que voy a decir no será, previsiblemente, muy popular, ni por quién lo dice ni por su contenido. Pero no puedo evitar la tentación de, simplemente, transcribir unas observaciones con las que no puedo estar, en ocasiones y según me da el día, más de acuerdo. Les dejo con Antonin Scalia, de quien ya hemos hablado, refiriéndose a los problemas de coste de oportunidad (porque en el fondo, ahí está la clave) que para las sociedades supone dedicar a demasiada gente lista a esto del Derecho:

Well, you know, two chiefs ago, Chief Justice Burger, used to complain about the low quality of counsel. I used to have just the opposite reaction. I used to be disappointed that so many of the best minds in the country were being devoted to this enterprise.

I mean there’d be a, you know, a defense or public defender from Podunk, you know, and this woman is really brilliant, you know. Why isn’t she out inventing the automobile or, you know, doing something productive for this society?

I mean lawyers, after all, don’t produce anything. They enable other people to produce and to go on with their lives efficiently and in an atmosphere of freedom. That’s important, but it doesn’t put food on the table and there have to be other people who are doing that. And I worry that we are devoting too many of our very best minds to this enterprise.

And they appear here in the Court, I mean, even the ones who will only argue here once and will never come again. I’m usually impressed with how good they are. Sometimes you get one who’s not so good. But, no, by and large I don’t have any complaint about the quality of counsel, except maybe we’re wasting some of our best minds.

Si uno quisiera ponerse cínico del todo añadiría, además, que, en España, no tenemos que preocuparnos demasiado por esto dado cómo seleccionamos a los estudiantes de Derecho.

PS: Ya lo discutimos, y matizo lo que pienso sobre este asunto un poco más, en los comentarios.



12 comentarios en Que gente lista se dedique al Derecho es un desperdicio
  1. 1

    Vista la situació de la Facultat de Dret a València, trobe que no és el cas xD

    Comentario escrito por Mitrídates — 06 de octubre de 2009 a las 1:11 am

  2. 2

    ¿Cual era la nota de corte para entrar en Derecho en Valencia…? ¿Menos de un 5?!?? ¿Realmente hacen falta tantos «picapleitos»?

    Firmado…un boticario!

    Comentario escrito por Garganta Profunda — 06 de octubre de 2009 a las 11:07 am

  3. 3

    Gente lista no sé. Listillos abundan. La cantidad de políticos licenciados en derecho que hay en comparación con el resto de carreras. Parece un complot.

    Comentario escrito por BunnyMen — 06 de octubre de 2009 a las 12:02 pm

  4. 4

    El derecho no solamente es el ejercicio profesional de la Abogacia, Garganta Profunda. Tienes otras salidas profesionales, es más, todos los funcionarios públicos tendrían que pasar por las aulas de Derecho para tener un poco más de idea de lo que hacen…

    Comentario escrito por Jordimercado — 06 de octubre de 2009 a las 1:41 pm

  5. 5

    Yo voy más en la línea de Jordimercado. Lo siento, pero no acierto a encontrarle sentido a la opinión expresada por este señor Scalia. Lo primero (o lo segundo) que se enseña en la Facultad es que el Derecho lo influye todo, está presente en todos los ámbitos de nuestra vida. Adquirir unas mínimas nociones jurídicas, conocer la esencia del funcionamiento de la Administración y saber los principios básicos que fundamentan la convivencia es elemental para casi cualquier persona. Por otro lado, reducir las profesiones relacionadas con lo jurídico al ejercicio de la abogacía supone un desconocimiento absoluto y generalizado, todo sea dicho.

    La deficiente formación recibida, la mejorable planificación de los estudios y el (en mi opinión) desviado enfoque en muchos casos son harina de otro costal.

    Comentario escrito por piterino — 06 de octubre de 2009 a las 3:26 pm

  6. 6

    Que gente lista se dedique al Derecho es un desperdicio… y que gente lista se dedique a la -Gran- Banca una desgracia.
    Un saludo

    Comentario escrito por Wellington Receso — 06 de octubre de 2009 a las 6:14 pm

  7. 7

    «¿Qué sería de una nación que en vez de geómetras, astrónomos, arquitectos y mineralogistas, no tuviesen sino teólogos y jurisconsultos?.»

    Gaspar Melchor de Jovellanos.

    ————————————————————–
    ¿Te tomas como una ofensa lo que dice Antonin? El hecho de que la nota de corte para estudiar Derecho sea un 5 pelado no creo que ayude a que «las mejores cabezas del país» por vocación acaben estudiando con verdadera vocación la carrera. Los que son más estudiosos acaban de jueces y fiscales, los más espabilados de profesores asociados y los más pelotas de políticos de provincias (¡¡qué bien generalizo eh!!)
    ————————————————————–
    Tengo una duda que quizá alguien por aquí pueda resolver: ¿es verdad que el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid tiene tantos colegiados como abogados hay en toda Francia?

    Comentario escrito por Jaime de Andrade — 06 de octubre de 2009 a las 9:23 pm

  8. 8

    No, no me ofende lo que dice Scalia. De hecho, como digo, me parece que es una aproximación bastante sensata.

    Algunos datos:

    – Sí, es verdad que el Colegio de Abogados de Madrid tiene más colegiados que abogados hay en toda Francia. Eso tiene que ver con que aquí hay más abogados per capita que en cualquier país de Europa, pero también con que históricamente si querías llevar algo ante el Supremo te tenías que dar de alta en el Colegio de Abogados de Madrid. Cosas del centralismo jurídico español.

    – La nota para entrar en Derecho, en Valencia, estos últimos años, ronda el 6’5. Aunque es verdad que se trata de una anomalía. En el resto de España es cierto que la nota tiende a ser el famoso 5. Y así ha sido históricamente en Valencia, también, durante años.

    Por lo demás, es cierto que hay un alto número de personas que estudian Derecho y luego, de una manera u otra, «mandan». Por eso es tan preocupante la deficiente, y en un proceso de decadencia imparable, formación que ofrecemos. Lo que no tengo es demasiado claro que sea demasiado bueno que así sea, o que sea siquiera cómodo.

    Lo que es evidente es que, en España, tenemos mucha gente brillante dedicada al Derecho. Es inevitable, entre tantísima gente a la que formamos, mejor o peor. Y como es una formación que permite acabar bien retribuido y «mandar», dependiendo de los casos, pues acaba «drenando» en todas partes recursos humanos que podrían dedicarse a actividades más complicadas y socialmente más útiles si no nos centramos en lo contingente sino en lo absoluto. No sé si me explico.

    Lo que pasa es que, claro, lo urgente no suele liberar recursos. Y a lo importante nos dedicamos, como sociedades, con lo que queda. No hay más remedio, al parecer.

    Pero no deja de ser triste la de esfuerzos, tiempo, dinero y brillantez que dedicamos simplemente a eso de montarnos la convivencia y a tratar de que la organicemos demasiado gorda. Porque de eso va esto del Derecho, en el fondo.

    Eso sí, coincido con Wellington en que llevar esfuerzos a ciertas actividades puede suponer un cierto desperdicio, pero que desviarlos a otras, en efecto, es una desgracia.

    Comentario escrito por Andrés Boix Palop — 06 de octubre de 2009 a las 10:52 pm

  9. 9

    Coincido con Wellington Receso. Que la universidad esté podrida la equipara con el resto de profesiones, asociaciones, administraciones o empresas. Los profesores nunca creen haberse caido de la parra y llevan años en el suelo doliéndose (con sucesos de todo tipo, incluso delictivos). Y el alumnado hemos desatinado en los últimos años (bueno, en toda la historia generalmente), leed la miseria en el medio estudiantil (la facultad de derecho es todavía peor de lo que se cuenta en ese libro). Si sois de los que os gusta el rigor tomad el de Calamandrei (demasiados abogados) o el de Chevallier (l’État de droit), también nos acercan al tema con seña.
    Los abogados, en general, son distribuidores de recursos (y por tanto tienden a la corrupción, pues los quieren para ellos. Si en nuestra sociedad no hubiera tanta desigualdad, y los bienes corrieran más libremente, no se necesitarían distribuidores de esta calaña.
    Evidentemente hay maneras de que no se necesiten más abogados: socialización de la información y la asistencia jurídica y formación de los juristas para defender los derechos de los ciudadanos, no sus trapicheos.
    Por desgracia, la autoformación en sociedad no sería mala idea, pero existe una generación entera de abogados (casi todos) que nunca han asistido a personas no-legas ni pretenden hacerlo y viceversa. En este contexto, hasta una clínica jurídica es pura utopía.

    Comentario escrito por fernan — 01 de noviembre de 2009 a las 7:18 pm

  10. 10

    Aunque no te conozco, Andrés, me atrevo a decirte que no frecuentes ciertas lecturas.
    Pese a tener dos hijos trabajando en despachos de abogados relacionados con el entonces candidado Georges Bush, ese personaje no podía gritar más a favor de éste durante el pucherazo que fue su elección del año 2000. Gore puso en duda su imparcialidad antes del fallo (nunca mejor dicho) del Tribunal.
    De otra, su idea del ejecutivo fuerte no es precisamente lo más garantista que ha creado este país. Me parece recordar que es uno de los jueces a los que García de Enterria pone de vuelta y media en su trabajo «Democracia, jueces y control de la Administración».
    Simplificando un poco (no soy un experto en el TS de USA), sabes que con ellos no hay duda: si por desgracia el Derecho no deja de ser más que una plasmación del poder dominante, con ellos la situación se lleva casi a la infección, porque la moneda siempre cae del mismo lado.

    Comentario escrito por Ramon López — 27 de noviembre de 2009 a las 5:07 am

  11. 11

    No creas, Ramón, Antonin Scalia es un persona (y jurista) más interesante (y con más matices) de lo que a primera vista parece. Hay un libro muy entretenido sobre cómo funciona el TS americano y cómo son sus jueces, del mismo autor, Jeffrey Tobin, que hizo el trabajo sobre las elecciones de Gore-Bush en Florida, que está muy bien para informarse sobre el tema de modo divertido: The Nine.

    http://www.amazon.com/Nine-Inside-Secret-World-Supreme/dp/1400096790/ref=sr_1_1?ie=UTF8&s=books&qid=1259333112&sr=8-1

    Por cierto, un enlace más sobre estas cosas que está bien, en relación a las nominaciones de Obama comentadas por Tobin:

    http://www.newyorker.com/online/blogs/ask/2009/09/questions-for-toobin.html

    Comentario escrito por Andrés Boix Palop — 27 de noviembre de 2009 a las 3:46 pm

  12. 12

    Muchas gracias por tu interés, aunque no sé si mi nivel de inglés soportaría esta prueba. Es una asignatura pendiente.
    Como te veo puesto en el tema del TS de USA, supongo que lo conocerás, pero por si acaso te aviso que Iustel publicó hará un par de años en castellano un libro con los votos discrepantes del juez Holmes, que fue una celebridad del TS (y del derecho americano) de principios del siglo XX.
    Gente peculiar ésta. De ellos se dice que «nunca se jubilan y rara vez se mueren», aunque sí, también se jubilan, pero la mayoría de las veces casi nonagenarios.
    Un saludo.

    Comentario escrito por Ramon López — 28 de noviembre de 2009 a las 4:17 am

Comentarios cerrados para esta entrada.

No se trata de hacer leer | RSS 2.0 | Atom | Gestionado con WordPress | Generado en 0,163 segundos
En La Red desde septiembre de 2006