La reina de la decadencia del Reino Unido

Cuando alguien vive muchos años, y sobre todo cuando manda muchos años, es hasta cierto punto inevitable que su figura adquiera una dimensión simbólica singular; que se le asocie con la estabilidad que conlleva mandar muchos años (como también sucedió en España con Franco y sus 40 años de “paz”); y que su final sea leído en clave de fin de una época (nuevamente, Franco).

Isabel II de Inglaterra ha reinado más años que casi cualquier otro monarca conocido. De hecho, en la clasificación existente sobre el particular ha quedado finalmente en segunda posición, con 70 años y 214 días, por detrás de Luis XIV de Francia, que con sus 72 años y 110 días sigue siendo el monarca que más tiempo ha regido los destinos de cualquier país (nuestro campeón particular es Jaime I el Conquistador, que reinó durante 62 años). Isabel II ha reinado durante tantos años que su figura era consustancial a la vida de los británicos y se había convertido en un icono cultural poderosísimo; probablemente era la persona viva más conocida a nivel mundial, no sólo por la importancia de su figura, sino fundamentalmente porque duró tanto que quienes competían con ella en este particular acababan desapareciendo. Y ella allí seguía [acceso al artículo completo]


Compartir:

»

Nadie ha dicho nada aún.

Publicar comentario

(imprescindible)

(Imprescindible, pero no la publicamos)

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI