Castilla y Chuletón

A menudo se indica, y con razón, que Unidas Podemos no jugó bien sus cartas en la negociación para configurar el gobierno de coalición con el PSOE. Los socialistas se quedaron casi todo el poder y el presupuesto, y Unidas Podemos tuvo que conformarse con miniministerios sin apenas capacidad para cambiar la vida de las personas, con ínfimo presupuesto y escasas competencias. Igualdad, Consumo, Trabajo (sin Seguridad Social), Universidades (sin Ciencia), … No son espacios centrales del Gobierno, sino -en casi todos los casos- secretarías de Estado o direcciones generales venidas a más para generar, a lo sumo, titulares de prensa con los que desde los medios conservadores (y prosocialistas) se pueden lanzar, a su vez, terroríficas proclamas que anuncian la llegada del comunismo.

La última de ellas, de probada sonoridad ridícula, el triunfal “menos comunismo, más ganadería” que ha lanzado el PP en las redes sociales, siguiendo el ya histórico lema “Comunismo o libertad” que elevó a los cielos a Isabel Díaz Ayuso en el adelanto electoral madrileño de mayo del año pasado, y donde el enfrentamiento con el comunismo se sustanciaba, sin duda alguna, en defender el derecho a disfrutar de las delicias de una telepizza o unos grasientos calamares envueltos en pan gomoso [acceso al artículo completo]


Compartir:

Nadie ha dicho nada aún.

Comentarios cerrados para esta entrada.