Borboneo a Trump

“Por primera vez, la embajada de Estados Unidos no está detrás de un golpe de Estado perpetrado en el continente americano”. Con distintas derivaciones, este chiste circuló en abundancia por las redes sociales, en referencia al esperpéntico asalto al Capitolio que protagonizaron los seguidores de Donald Trump, convocados por el aún presidente con ese propósito.

Era todo tan ridículo e inusual que nadie podía imaginarse que sucediera algo así. Y, sin embargo, tampoco fue tan sorprendente que la presidencia de Trump tuviera un colofón a la altura de su mandato y del personaje: veíamos a representantes de la América más profunda, freaks que uno pensaba que sólo salían en las películas o series para caricaturizar estereotipos, y no: ahí estaban, en toda su gloria, deparando un inigualable espectáculo, grotesco y también trágico (varios muertos y heridos) [acceso al artículo completo]


Compartir:

»

Nadie ha dicho nada aún.

Publicar comentario

(imprescindible)

(Imprescindible, pero no la publicamos)

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI