- La Página Definitiva - http://www.lapaginadefinitiva.com -

Agosto de calor

Por fin llegó el agosto vacacional y España se abrió de par en par para que los lugares turísticos se llenaran de españoles y guiris con sus divisas. Pero no por tener todo el ocio nocturno a reventar España bajó la guardia contra el coronavirus, ¡no!, ya que el Gobierno central creó una Secretaría de Estado de Sanidad [1] y puso a su cargo a una doctora médica cuya labor de estudio se había centrado en tratar de esclarecer las desigualdades sociales en materia sanitaria (y circunstancialmente [2] fue candidata del PSOE a la alcaldía de Utrera). Sin prisas, se seguían dando los últimos retoques a la aplicación móvil de rastreo [3]. La Comunidad de Madrid no se quedaba atrás y se dedicó a rastrear en busca de rastreadores voluntarios [4]. Todo se estaba preparando perfectamente para la segunda ola del coronavirus que llegaría para noviembre o así, así que era el momento adecuado para tomarse vacaciones. Vale que había algunos brotecillos en Cataluña y Aragón, y los datos de Madrid tenían sus cosas [5], pero a ver, estábamos en agosto, con el caloret, el coronavirus no tenía nada que hacer.

Luego también estaban los cenizos que en vez de disfrutar del merecido descanso se ponían a escribir cartas [6] a revistas extranjeras pidiendo una evaluación independiente de la respuesta española a la covidia, como si no estuviera claro que en España todo se hizo bien, ¡jolines!

Mientras se sucedían los típicos casos de mala suerte [7], en los que a deportistas (en la primera ola fueron principalmente políticos) de regiones de baja incidencia del virus se les hacen tests y resulta que dan positivo, la gente disfrutaba sus días de asueto respetando todas las precauciones [8]. Sin venir a cuento, la Pérfida Albión decidió entonces dar una alegría a Fernando Simón [9] imponiendo una cuarentena a los viajes desde España. Más tarde ya decidieron seguir alegrando el día a Simón Bélgica, Suiza, Alemania… en fin, que la temporada turística terminó siendo un fiasco por la parte foránea.

Simón siguió animando los informativos con sus mensajes simpáticos: unos días congratulándose de la cantidad de PCRs que se hacían en España [10] y que por eso se detectaban más positivos, otro día que las cosas no van bien [11] y para terminar diciendo que tampoco estamos tan mal [12]. Lo que también está claro es que contar no es lo suyo [13], que si fuera británico importaría [14], pero siendo español no, aquí las cuentas las aprendimos con el Gran Capitán, no con Barrio Sésamo. Otros parece que sí se preocuparon más [15] al ver la subida de la incidencia y tanto la prensa de derecha como la presidenta de Madrid, que tanto habían clamado contra el estado de alarma y el mando único, ahora como que ya [16] les parecía imprescindible [17].

Y llegó la segunda ola, poco a poco, sin ser esperada, y sin que nadie quisiera darse por enterado. Ya para finales de agosto, España volvía a ser el enfermo de Europa [18] y Madrid la lideraba, como dios manda. Y para unas tímidas medidas que tomó la Comunidad, se las tumbó [19] un juez [20] en primera instancia, y la Comunidad no tomó ninguna medida más hasta que el Tribunal Superior de Justicia las avaló en segunda instancia. Nuestros sabios dirigentes decidieron también que el curso escolar será presencial sí o sí, aunque cuando estaba a punto de comenzar algunas CC. AA. retrasaron su inicio en algunos tramos escolares.

Entre tanto, Miguel Bosé apoyó la convocatoria de una manifestación en Colón negando segundas olas de covidia y la necesidad de mascarillas que tuvo un notable éxito de asistencia, aunque al de pocos días cerró todas sus cuentas sociales, seguramente porque «se ha dicho que yo he dicho que han dicho que yo he dicho que el bicho no existe».

Y retornó Pedro Sánchez a nuestras feas vidas, tras haber conseguido un llamativo moreno, con un ofrecimiento de estados de alarma a quiénes lo pidan: ¡sírvanse a gusto, que para eso tienen autoservicio autogobierno! Una vez más Pedro Sánchez mostraba su compromiso con el estado autonómico, y que allá se las apañen las CC. AA. que él ya tuvo lo suyo: ¿y los ciudadanos? ¡Qué disfruten lo votado! ¡El único consuelo que nos queda es que menos mal que Vladímir Putin volverá a salvar la civilización con su vacuna!

Pero aunque la covidia es el tema que nos abruma y agobia, la noticia del verano fue la huida el abandono del país de Juan Carlos de Borbón, el campechano emérito. Tras el primer anuncio sin especificar destino, al final se confirmó su llegada a Abu Dabi [21], a un desmesuradamente lujoso hotel una sacrificada jaula de latón en la que expiará sus pecados con el fin de garantizar un real futuro a la monarquía española; menos mal que allí tendrá cerca a sus amigos los jeques con los que filosofar sobre la ignominia de los desagradecidos vasallos con sus buenos señores.

¿Es un truhán? ¿Es un señor? [22]. No tardó Corinna zu Sayn-Wittgenstein en hablar sobre su relación con Su Campechanía [23], que era un hombre enamorado y que pretendía pedirle matrimonio. No pudo ser y rompieron, pero al menos Juan Carlos de Borbón tuvo el bonito detalle de regalarle 64 millones de euros por lo mucho que significó Corinna para Juancar. Claro que el populacho, que es tan cutre que se pega por la cubertería del chino con la ex, no lo puede entender y chismorrean de imaginarias comisiones del AVE a la Meca.

También agosto nos trajo la defenestración de Cayetana Álvarez de Toledo de su puesto de portavoz del grupo del PP en el Congreso de los Diputados. Pablo Casado nombró como nueva portavoz del grupo a Cuca Gamarra y al trepilla Tucán [24] como portavoz nacional. Álvarez de Toledo ha reaccionado haciéndose youtuber [25] para contarnos la cosmovisión liberal del mundo y de paso poner en evidencia a todos los maricomplejines, los que no piensan como ella ni se rinden a su elocuencia.

Como culebrones veraniegos, mencionaré la polémica sobre si la selectividad EBAU es injusta [26] por ser diferente en cada región, el “montaje” contra un miembro del Tribunal Constitucional [27] por un supuesto delito de violencia de género, el caso Calvente [28] donde un expodemita denuncia a sus podemitas exjefes basándose en los cotilleos de café con los podemitas excompas del curro o la entretenida discusión del escritor David Simón a propósito de la Guerra Civil española.

Hay que destacar que poco a poco nuestra querida La Página Definitiva sigue consiguiendo nuevas cotas globales de audiencia en su camino a la dominación mundial del universo informativo.

El fun fact veraniego es que nuestro VP [35] más alfa y nuestra presidenta [36] de CC. AA. más mona, nacieron el mismo día en la misma ciudad: ¿separados al nacer [37]?

Mientras en Estados Unidos las elecciones presidenciales siguen su curso y Joe Biden ya eligió quién le acompañe en el cartel: Kamala Harris. Con ventaja de Biden sobre Trump en las encuestas, al candidato gagá [38] todavía le queda un largo trecho para vencer al candidato sociópata [39], en medio de la pandemia y las manifestaciones de Black Lives Matter.

Y echamos en falta noticias de Gibraltar, pero en cambio nos congratulamos con la vuelta del clásico de los clásicos desde hace milenios: el conflicto en el Egeo entre Grecia y Turquía, esta vez por hacer unas perforacioncillas. No parece que Turquía tenga muchos amigos, pero siempre es peligroso jugar con pólvora… o con nitrato de amonio, como desgraciadamente saben los beirutíes.

En el lado deportivo, brilla con luz propia el folletín de la Segunda División, donde en la última jornada un Fuenlabrada infectado por coronavirus provocó el aplazamiento de su partido con el Deportivo de La Coruña, con el plácet del jerifalte de la liga profesional, Javier Tebas Medrano. Casualmente, su hijo, Javier Tebas LLanas, trabaja para el Fuenlabrada y se rumorean intereses de la familia Tebas en el Fuenlabrada. El Deportivo, intentando sacar tajada de la confusión, propuso una Segunda sin descensos, manteniendo así la categoría, pero sin éxito, a falta de los fallos judiciales. Es de señalar que la única resolución justa de este guirigai hubiese sido el ascenso del Zaragoza [40], pero no fue así y en cambio el Elche promocionó.