Sesgo de concienciación con el coronavirus

No es ningún secreto que ni el Gobierno español, ni tampoco los gobiernos autonómicos, se tomaron en serio la amenaza que suponía el coronavirus, y no adoptaron suficientes medidas al respecto. No es sólo el recuerdo constante de lo que se nos dijo hasta el 8 de marzo y el cambio de discurso a partir de entonces; ni que las medidas de distanciamiento social tardaran en adoptarse mucho más de lo que dictaba la prudencia. Ahora aflora el problema, incubado (como el coronavirus) durante semanas, de que tampoco se hizo acopio de material, ni se preparó el sistema sanitario para lo que se nos venía encima.

Todo eso es verdad. Pero también es verdad, sorprendentemente, que los países que vienen detrás en la fila tampoco parece que aprendan de nuestros errores, como nosotros no aprendimos de Italia, ni Italia de China. Con algunas excepciones (el caso de Corea del Sur parece el más claro), los gobiernos no han reaccionado hasta que no tenían más remedio, y lo han hecho pagando (y muy caro) el precio de hacerlo tarde, en términos de vidas humanas, colapso del sistema sanitario y daño a la economía y a la situación de las personas [acceso al artículo completo]


Compartir:

»

Nadie ha dicho nada aún.

Publicar comentario

(imprescindible)

(Imprescindible, pero no la publicamos)

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI