¡Que viene el NO-DO de Tezanos!

Muchos de ustedes tal vez recuerden o conozcan el NO-DO, noticiario cinematográfico que inundaba las salas de cine de España durante el franquismo. En un país como España, donde la televisión no fue objeto de consumo de masas hasta finales de los años sesenta, el público estaba ávido de imágenes. En su mayoría, imágenes de evasión: películas de ficción, españolas o extranjeras (estas últimas, convenientemente apañadas por la censura que convirtió en hermanos a los amantes de Mogambo y otros grandes éxitos). Si bien el público no sólo quería ficción, sino también imágenes de lo que sucedía en el mundo y en España.

Y allí estaba la dictadura franquista para proporcionarles el inenarrable NO-DO, plagado de imágenes y discursos triunfalistas que exaltaban la grandeza de la España de Franco y, naturalmente, del propio Franco. Un servicio de información propagandística que precedía, obligatoriamente, a la emisión de las películas por las que había pagado el público. Era lo que había y, en aquella España oscura de los años cuarenta, cabría decir que cumplía una función social, más allá de la propaganda. El NO-DO ofrecía una ventana al mundo, aunque estuviera deformada [acceso al artículo completo]


Compartir:

»

Nadie ha dicho nada aún.

Publicar comentario

(imprescindible)

(Imprescindible, pero no la publicamos)

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI