Sánchez y Salvini

Esta semana, la flamante portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Cayetana Álvarez de Toledo, estableció una peculiar comparación entre el presidente en funciones, Pedro Sánchez, y el casi exministro del Interior italiano y líder de la Lega Norte, el neofascista Matteo Salvini. La comparativa se establecía a colación de la política migratoria de ambos, que obedecía, según Álvarez de Toledo, a motivos electorales. Y, la verdad, es difícil no ver esa motivación detrás de las decisiones de ambos políticos, si bien hay que reconocer mucha mayor coherencia en el caso de Salvini, tan neofascista en 2018 como en 2019, en lo que se refiere a sus políticas de inmigración. Sánchez, en cambio, ha dado muchos bandazos en este año. En 2018, el Gobierno del PSOE parecía tener un ansia infinita de paz: era el Gobierno de la solidaridad, de los brazos abiertos. ¡Hay que ver, cómo acogía el Gobierno a los inmigrantes del Aquarius en el verano de 2018, con qué entusiasmo y fraternidad quería hacerse cargo de los refugiados que Italia rechazaba! [acceso al artículo completo]


Compartir:

»

Nadie ha dicho nada aún.

Publicar comentario

(imprescindible)

(Imprescindible, pero no la publicamos)

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI