Despropósito socialista con los debates

Los debates electorales son uno de los puntos neurálgicos de cualquier campaña electoral. Congregan a millones de espectadores delante del televisor, dispuestos a ver cómo los líderes políticos contraponen críticas y propuestas; y también para disfrutar del espectáculo. En una campaña electoral como esta, en la que, además, la campaña “hábil” se reduce prácticamente a una semana, dada la coincidencia con la Semana Santa, y donde el porcentaje de indecisos es más elevado de lo normal, su importancia es todavía mayor.

La estrategia del PSOE en las Elecciones Generales pasa por exponerse lo mínimo posible y no cometer errores, con el objetivo de mantener el positivo resultado que les confieren las encuestas: todas ellas dan ganador al PSOE, y la mayoría considera que el trío de las derechas no sumará, con lo que lo más previsible es que, de seguir las cosas así el 28-A, tras las elecciones el PSOE continúe gobernando el país… Y ya veremos con qué socios [acceso al artículo completo]


Compartir:

Nadie ha dicho nada aún.

Comentarios cerrados para esta entrada.