“Wir Erben” – Julia Friedrichs

“Nosotros los Herederos”

La muerte. La Última Certeza. La Parca Cruel. El Segador. La Huesuda a la que nadie escapa. Parecería que Ella es lo único que los humanos tenemos en común. Y sin embargo, resulta que la Gran Igualadora, que tan iguales nos hace a todos, crea al mismo tiempo grandes desigualdades entre los vivos. Desde que el modelo social egipcio “mi propiedad es mía hasta la tumba y más allá” entró en una crisis que ni sus campechanos Faraones pudieron resolver, la humanidad entendió que enterrar valiosos recursos con el finado era un despilfarro. Nace entonces la simpática figura del heredero: un señor ni mejor ni peor que su vecino, pero que por la lotería del nacimiento va a tener una vida muy diferente una vez que Doña Fría ha hecho su trabajo.

La llegada de la Implacable es uno de los pocos tabúes que quedan en esta esquinita del mundo, y parece que ese tabú se ha extendido a ciertas cosas asociadas al mismo, y muy concretamente a las herencias. Es como de mal gusto señalar que la posición de cada uno en la sociedad (empezando desde lo más alto, y vale que el sueldo es una miseria que a duras penas les mantiene apartados de las colas de Cáritas y que el cargo es más simbólico que otra cosa: es precisamente lo que simboliza lo que nos resulta impresentable) no viene determinada por su talento, su aplicación, su esfuerzo u otros criterios más o menos meritocráticos, sino por la familia en la que naces. Una circunstancia tal vez inevitable sabiendo de donde venimos, pero que en una democracia liberal que tanto alardea de serlo debería ir a menos. ¿Lo hace? Quizás va siendo hora de romper el tabú y hablar de esto, sobre todo cuando diversas organizaciones regionales del PP se han puesto a recoger firmas para abolir el impuesto de herencias (como nota curiosa, señalar que quienes más protestan contra el impuesto de herencias y sucesiones suelen ser también quienes más critican la Renta Básica “porque dar dinero a la gente a cambio de nada y sin que hayan hecho nada por merecerlo es incentivar la vagancia y la molicie”).

 

Que esta gente pida poder heredar limpios de polvo y paja los tres pisos de la rica y soltera tía Gertrudis sin más mérito que reírle la gracia a la misma anécdota durante cuarenta años de comidas navideñas en familia no implica que esta gente esté contando las horas para que la tía Gertrudis hinque de una vez el pico, la muy japuta, que ya me está jodiendo con su longevidad, ni que fuese de Podemos, y si se lo deja a las monjas te puto juro que meo en su tumba, ¡que me va a obligar a trabajar y todo!

 

Julia Friedrichs es una reportera alemana especializada en temas sociales, y en este libro se dedica a investigar el tema de las herencias. No sé si los detractores del impuesto ya han sacado el sambenito de “en Alemania no se paga y no pasa nada”, pero precisamente de eso va este libro: de que en Alemania, efectivamente, este impuesto es bastante bajo, y que, sorpresa, sí que pasa algo: notoriamente, una sociedad muy desigual, con poca permeabilidad social, y que cada vez va a peor. Un asunto que a Friedrichs le llamó la atención cuando sus amigos y la gente de su generación (que es, mahomenoh, la mía) empezaban a casarse/tener hijos/adquirir pisos. Personas que hasta entonces eran muy parecidas, con el mismo trabajo o con un talento similar, de pronto tenían opciones vitales muy distintas según si los padres tenían dinero o no, algo que ya es motivo de chanza en ciertos círculos. Grietas invisibles se abrían en grupos hasta entonces homogéneos, y Friedrichs decidió investigar esta realidad que fracturaba su entorno social (formado, intuimos, por clase-media-currando-en-cosas-culturetas, es decir, gente bien de izquierdas pero sin pasarse). Por una parte entrevistando a herederos de todo tipo y calaña, para darle un rostro humano a la cosa; por otro, analizando algunos de los (escasos) trabajos sobre la riqueza publicados. Choca (o no tanto) que en un país donde se tienen tantos datos sobre los pobres, haya tan pocos datos sobre los ricos. Y consecuentemente, tampoco hay debate, pues ¿cómo va a haberlo, sin DATOS? Los datos que aporta, en todo caso, son de Alemania, pero los planteamientos básicos se pueden aplicar sin problemas a España (sustituyendo el lenguaje académico por onomatopeyas, claro):

 

“La diferencia entre pobres y ricos se decide mayormente en la lotería de espermatozoides”, concluye Jens Berger en ¿A quien le pertenece Alemania?. “Aunque esto se ignore en el debate público: las fortunas, por norma general, no se ahorran o ganan, sino que se heredan.” Y Jens Beckert […] escribe: “la institución de la herencia de fortunas es un factor central para la reproducción intergeneracional de la desigualdad social.”

 

A la desigualdad generada por las herencias se suma luego el “mercado marital”: en porcentajes cercanos al 80%, los ricos se casan con ricos, pobres con pobres, nobleza con nobleza, y clase obrera con clase obrera. Y cuando más ricos son los ricos más cerrados son sus círculos sociales. Es decir, que el paso del tiempo y las generaciones tiende a concentrar el dinero cada vez más.

 

Esto en mi pueblo lo describen muy gráficamente como “el diablo siempre caga sobre el estercolero más grande”.

 

Es decir, Friedrichs está haciendo una versión blandita y digestiva de Thomas Piketty y su Capital en el Siglo XXI: en perspectiva histórica, la desigualdad creciente parece una constante, y solo parece interrumpirse con alguna guerra/hiperinflación (alternativamente, una epidemia o una tecnología realmente disruptiva). Como de ambos Alemania ha estado bien servida durante la primera mitad del siglo XX, hacia 1950 la cosa se había nivelado bastante. Y no bastante con eso, en 1952 una ley obligaba a los ricos que quedaban al pago de un impuesto solidario, que en el caso de los inmuebles podía llegar al 50% de su valor, pagables en 30 años. Por cosas como esa, y hasta 1980, Alemania y el resto del mundo vivieron algo que los economistas llaman la Gran Compresión (y que desde aquí llamamos los Happy Days Que No Volverán), con fuerte reducción de la desigualdad.

Al mismo tiempo, y aprovechando el largo periodo de paz, se fueron creando y acumulando grandes fortunas. Porque verán, Alemania está llena de pequeñas ciudades, de 50.000 habitantes o menos, que las ves y te crees que ahí no hay nada más allá de Fachwerkhäuser bien cuidados, hegemonías de la CDU para un siglo, nieve en invierno y calles muertas a partir de las 20:00. Vamos, Castilla y León gestionado por germanos. Pero luego en algún feo polígono industrial de las afueras, en alguna nave poco aparente, hay una empresa, generalmente familiar, que resulta ser líder mundial en la fabricación de alguna pieza/componente tan cotidiano o absurdo que nunca te has planteado de donde viene. Pues viene de aquí, se fabrica con abundante tecnología, y se exporta a todo el mundo con pingües beneficios. El famoso Mittelstand industrial alemán (Mittelstand es el tótem favorito de los economistas mainstream germanos, es como cuando aquí hablan de “las PYMES, fuente y causa de toda riqueza y prosperidad”), a cuya vera han crecido enormes fortunas. Ahora que la generación de la posguerra alemana va cumpliendo años, se acerca un verdadero tsunami de herencias que va a cimentar la desigualdad social en Alemania. Y mientras tanto, anota Friedrichs (que al parecer conoce bastantes ejemplares en persona), los ricachones de Hildesheim, Sigmaringen, Lübeck y otros villorrios similares les subvencionan a sus hijos las aventuras como escritores, actores o “hemprendedores” en Stuttgart, Munich o Berlin, donde lo primero que hacen dichos hijos es contarle a todo el mundo lo aburrido que es el villorrio del que vienen, lo opresiva que resulta la familia, y lo bien que está la gran ciudad desde su ático supercuqui.

 

El PIB español en cuatro años

Cada año se heredan en Alemania inmensas fortunas. Unos 250.000 millones de euros, calcula Friedrichs. Es decir, que cada legislatura los alemanes pueden comprarse España entera con lo heredado. Friedrichs le pone rostro humano a esta cifra con entrevistas, porque con las estadísticas no le saldría mucho más que un ensayo apañadito y no un libro que vender a 9,99€ para Kindle. Están todos: el músico que gana un sueldo decente pero sin pasarse, pero que vive en una urbanización fetén gracias a la ayuda paterna (un tío simpático que dice literalmente “no me he ganado/merecido esta casa”). Un cacique industrial, casi un rey sin corona en su pequeño pueblo de 12000 habitantes, virulentamente opuesto a cualquier fiscalidad sobre las herencias (reconozco que este es mi favorito, porque no se salta ni un tópico del “patriarca benévolo” y porque posee un cementerio privado con seis tumbas ya trazadas: para él, para su mujer, y para las dos hijas con los futuros yernos, cuya primera visita al pueblo seguro que resulta llena de sorpresas). La investigadora científica a la que los padres le plantaron medio millón de lerus en la cuenta cuando cumplió los 18, y que a los 40 aún no los ha tocado. La artista que se asquea tanto ante las peleas familiares por la herencia millonaria del abuelo que se conformaría con 50.000. Una pelea entre hermanos por una casa que consume un pequeño patrimonio (y que acaba con uno de ellos planteándose hacerse asesor para herederos). El heredero muy rico y muy gilipollas. El rico empresario que -¡aleluya, un idealista!- no quiere dejarles nada a sus hijos y prefiere montar una fundación. El pudiente bróker que cae en el alcoholismo y al que en el demente otoño de su vida le salen amigos, amantes y parientes hasta debajo de las piedras, en la “triste versión provinciana” de una de las peleas hereditarias más gordas ever, la de Howard Marshall II, entre su última mujer -una playmate 62 años más joven- y su hijo, ambos muertos antes del fin del juicio. Albaceas testamentarios. Y el gran clásico: asesinatos para lograr una herencia (muchos de ellos nunca salen a la luz porque el finado ya estaba viejo y con un pie en la caja, pero algunos calculan en unos 1000 al año los casos donde hay un empujoncito adicional).

A uno de esos asesinos condenados (pero no confeso) Friedrichs le visita en la cárcel de Straubing – buen momento para recordar que Straubing fue atacada en 1704 como parte de la Guerra de Sucesión Española (en alemán Spanischer Erbfolgekrieg, “guerra de herencia y sucesión española”). El hombre asegura no haber matado a su tía, pero describe minuciosamente como la tía iba controlando cada detalle de su vida, desde su novia hasta sus horarios y su corte de pelo, en plan “conviértete exactamente en lo que yo quiero que seas, o adiós herencia”. La verdad, a la vista de algunos de estos casos se podría justificar un fuerte impuesto de herencias simplemente por la salud mental de la generación heredera.

 

El que deja herencia deja pendencia.

 

Entrando en consideraciones culturales, según Friedrichs, en Alemania parece estar mal visto enriquecerse: se ve que sufren de la misma locura comunistoide que España. En cambio, y al igual que aquí, se considera perfectamente respetable, -es más, ¡ejemplar!- dejar riquezas a la familia. Curiosamente, en Estados Unidos la mentalidad es justo la inversa: hacerse rico es un mérito, morirse rico motivo de vergüenza. En su idealismo, los americanos creen que las herencias distorsionan el sueño americano, y varios ricos se han adherido a la “Giving Pledge”: una promesa de donar el dinero, antes que dejárselo a sus hijos.

Con lo que volvemos a las fundaciones. Examinando la fundación del rico empresario que –“¡Aleluya, un idealista!”, ¿recuerdan?- no iba a dejar nada a sus hijos, Friedrichs descubre que la fundación parece existir mayormente sobre el papel, y que los miembros del consejo de administración son el empresario… y un hijo suyo. Y si solo fuera eso tendría un pase, pero en Alemania las fundaciones reciben generosas exenciones fiscales y subvenciones (más que las donaciones a las ONG’s, de hecho), mientras su comportamiento interno es más opaco que las cuentas del PP. Vamos, que lo de “devolver a la sociedad” es solo una tapadera para operar por debajo del radar fiscal y al servicio de los hobbies, obsesiones y caprichos de los ricachones. Que los tenemos todos y no pasa nada, hoygan: si yo pudiese decidir qué se hace con el dinero que devuelvo a la sociedad, pondría mucha pasta en sanidad y educación públicas, crearía un programa espacial español para poner robots en la Luna, pagaría a tocateja la transición a una economía de hidrógeno, y si sobra algo que se lo queden los Parques Nacionales. En cambio, lo de mantener a Borbones, salvar bancos o pagar religiosamente pensiones que el 95% de los miembros de mi generación no veremos ni en pintura y cosas similares, como que no. Pero comprendo, o al menos acepto, que sobre esto no decido yo, sino un Parlamento que está pensado para representar los intereses de todos, y donde se negocian compromisos. Las fundaciones, en cambio, son la forma del rico de decir “esto lo decido yo solito”. Y la sociedad encima dando palmas.

Es decir, y en el caso de España, que lo de Amancio Ortega hay que mirarlo con lupa. Y esto no es tanto por el origen de su fortuna, que es legal (legal dentro de un sistema capitalista que permite unas relaciones de poder que conllevan una explotación que bla bla bla, y llegados a este punto les remitimos a la sección de comentarios de cualquier artículo de LPD, ya trate sobre fútbol, presidentes americanos o series de Antena 3 para una discusión pormenor del asunto, de la que por tanto prescindimos aquí), y se supone que en este sistema estamos a favor de que la gente pueda disfrutar de los frutos de su trabajo, para así estimularlo. Y si Amancio Ortega vive mil años más, pues que durante mil años disfrute. Ahora: una vez que haya devuelto la cuchara, ¿cómo se justifica que vayamos a dejar toda su fortuna en manos de personas cuya contribución a crearla ha sido entre pequeña y nula? ¿Qué es esto, una sociedad feudal? No, algo peor: en una sociedad feudal había que ser lo bastante competente para recibir el feudo, eso se decidía en cada generación. Aquí ni eso.

 

Desde la mano caliente

Muchas herencias se adelantan (o como dicen allí: “herencias de mano caliente”), con donaciones en vida o inversiones, generalmente en forma de pisos.  Y con amplios privilegios: hasta 400.000€ pueden legarse sin coste – por progenitor y en diez años. Eso son 80.000 al año, o 1.600.000 para cuando el niño cumple 20 años – limpios de polvo y paja. Compárese con lo que pagaría alguien con un sueldo de 80.000.

Otra forma es invirtiendo en la educación, donde “educación” es un eufemismo para “meter a tu hijo en los círculos de los ricachones de toda la vida y que vaya haciendo networking”. Ha surgido un negocio enorme en internados y colegios privados de 30.000€ anuales y más. En vez de dejarles 100.000€ a los hijos y que el estado se lleve su parte, los invertimos en una educación elitista y, según circunstancias, puede que el estado hasta subvencione el engendro. La verdad es que esta parte del libro tiene poco que ver con las herencias y parece puesto de relleno (y además tengo la impresión de que esas escuelas a lo Hogwarts y con hiedra en la fachada son un camelo), pero vale la pena por las declaraciones de una “facilitadora” de tales servicios:

 

“mis clientes ven que los tiempos han cambiado. Entienden que lo mejor que se puede hacer es invertir en la educación de los hijos. El banco ya no te da intereses, y tampoco puedes estar acumulando pisos hasta el infinito.” Se ríe. “Mejor invertir en la educación de sus hijos. Así es como las familias con ingresos razonables se preocupan por sus hijos. Intentan transmitir con sentido lo que han conseguido con su trabajo.”

 

Por cómo presenta cosas como estas, a veces parece que Friedrichs, a sus treintaytantos, está descubriendo la sociedad de clases. Cuando entrevista al heredero de la saga Neckermann, este parece ser lo bastante listo como para hablar mucho de “responsabilidad social”, “sostenibilidad” y otros perroflautismos corporativos con que nos camela el capitalismo del siglo XXI, pero luego Friedrichs le acompaña a una fiesta de ricachones en el sur de Alemania, y cuando estos están entre ellos y se sueltan, caen cuñadeces varias sobre “los pobres” y lindos ripios como “qué hago yo en Indonesia/mientras el polaco está en Silesia”. Pero en vez de llamar a esto por su nombre –sociedad de clases y/o fascismo-, Friedrichs se pone errejonista y opta por poner uno nuevo, a ver si así se estimula un debate al margen de las habituales trincheras ideológicas: Sociedad de Herederos.

 

Otra Sociedad de Herederos, solo que basada en heredar genes rubios y no fortunas.

 

¿Cómo será la sociedad del futuro si estas tendencias persisten? El libro echa un vistazo a Japón, como el país más avanzado en esto de la gerontocracia y la Sociedad de los Herederos. Allí todas estas tendencias son incluso más fuertes que en Europa, el sistema político-electoral da aún más poder a los sectores rurales envejecidos, y el respeto a los mayores alcanza niveles estratosféricos. Con este poder, las generaciones mayores han convertido a los jóvenes en una especie de gatos de angora, gordos, relucientes e inútiles, que adornan el sofá de los viejos hasta que estos se mueran, y así los jóvenes –que para entonces podrán tener entre 50 y 60- puedan al fin emanciparse. Y también allí la juventud ha tomado la -¿quizás?- única salida no-violenta: la objeción de conciencia. Una objeción de conciencia ante la vida misma, consistente en renunciar a todo: al esfuerzo, al consumismo, a los estudios, a un trabajo tradicional, a pagar a la seguridad social, a la reproducción… ¡incluso al sexo! Es la forma más clara de decirles a los pollaviejas que ese mundo perfecto que creen haber creado no merece ser vivido. Quizás es eso lo que nos espera aquí, pasados unos años. Quizás está pasando ya (aunque sin renunciar al sexo, claro, ¡que no tenemos la firmeza de los japoneses!).

Friedrichs concluye su libro con un epílogo, posterior a la primera edición, en el que cuenta que ha recibido tanto críticas como alabanzas. Alabanzas curiosamente sobre todo de herederos, que a veces sienten que la herencia que reciben les da una ventaja injusta y se alegran de que alguien lo haya tematizado, y críticas sobre todo por parte de personas mayores que van a dejar una herencia, y que consideran que solo porque los padres de Friedrichs no han hecho nada en la vida ella no tiene derecho a tomar lo de otros. Se ve que no se han tomado demasiado bien el que Friedrichs les llame Woopies (well-off older person). O quizás es que proyectan su declinante sexualidad en su patrimonio financiero a modo de compensación.

 

Valoración

En conjunto, el libro no deja de ser una educada pataleta contra los Baby-Boomers, el equivalente alemán de la generación T (aunque sin el tufillo de “nosotros os trajimos la democracia, putos millenials, así que ya estáis chupándonos la polla”, con que nos deleitan a veces por aquí), centrado en el asunto de las herencias, y adornado con “historias humanas” para que esto no parezca una reedición de la Crítica de la Filosofía del Derecho de Hegel. Siento que este post resulte un poco vago y deshilachado, pero es que el libro entero lo es, saltando de una cosa a otra.

 

“Crítica de la Filosofía del Derecho de Hegel del siglo XXI” también habría molado como título.

 

Lo que no quita que los temas tratados sean reales y preocupantes. Friedrichs hace un repaso al país, a su cultura, y a su actitud ante el porvenir, y se te tiene que caer el alma al suelo. Un país situado en una posición inmejorable, económica y políticamente, para cambiar las cosas, para abrazar un proyecto de futuro, para transformarse y transformar el continente, está política- y culturalmente preso de una generación de Woopies cuya emoción primaria ante todo es el miedo, y cuya reacción a todo es refugiarse en un conservadurismo sentimental de “que todo siga como cuando yo era joven”. No a los inmigrantes (en un país con una tasa de natalidad de 1.5 hijos por mujer). No a la Energiewende. No al euro (pequeña aclaración: por mor del euro, Alemania tiene una moneda artificialmente devaluada que le permite petarlo con las exportaciones, pero que devalúa ligeramente los patrimonios de los woopies, mientras en España y por lo mismo tenemos una moneda artificialmente revaluada que nos obliga a recortar y bajar sueldos pero que ha mantenido intacto el chiringuito rentista, razón por la que nuestros woopies sacan los pompones ante el invento). No a cualquier cambio, que vivimos en la mejor de las sociedades posibles.

Y los mayores siempre han sido así… pero el tsunami de herencias y la desigualdad generacional, la Sociedad de Herederos, le ha dado a la generación actual un poder descomunal para fijar la agenda. Y no hay mucha esperanza, como detecta Friedrichs tras entrevistarse con líderes de los principales partidos: los Verdes se nutren de herederos de izquierdas. De la FDP ni hablamos (pero cantamos). La mitad de los militantes de CDU/SPD tienen 60 o más. Ídem los votantes de Die Linke. En unos pocos años, los mayores de 60 serán directamente la mitad de los votantes. Y todos esos mayores saben que su poder se deriva directa o indirectamente de las herencias y de cómo está montado el tinglado. Así que meine lieben LPDianer: perded toda esperanza de que algo cambie en las elecciones alemanas del 24 de septiembre.

Adiós a cualquier cambio interno en una o dos generaciones, por mucho que Friedrichs (que lo acepta con un lapidario “la Sociedad de los Herederos va a venir”) haga un llamamiento a reflexionar y a ver si entre todos podemos aminorar un poquito el impacto. Se ve que en un par de generaciones habremos vuelto al siglo XVIII, y la vida de nuestros nietos dependerá casi exclusivamente de una herencia o una boda provechosa… salvo que la Historia rompa la baraja. Susto o muerte. Aviados vamos.


Compartir:

»

  1. Comentario de Gekokujo (28/08/2017 21:34):

    La historia romperá la baraja, no lo dude, lo que no sé es por dónde exactamente.
    Chapeau por la reseña.

  2. Comentario de Cuñao (28/08/2017 22:43):

    Claro, se ve que esas personas no pagaron bastantes impuestos en vida, que al conseguir esas rentas no tributaron por la actividad económica que estuviesen realizando.

    Dejar (la mayor parte) de tus bienes a tus hijos es darwinismo social y una vuelta al medievo. Pues nada, que se lo expropien y se lo den a refugiados sirios que nunca han aportado nada a la hacienda alemana.

  3. Comentario de mictter (29/08/2017 09:08):

    Qué libro más bien escogido para una buena reseña. Mis felicitaciones. Esto se parece cada vez más a la London Review of Books, pero provocando menos zzzzz.

    Según iba leyendo, iba comparando la situación alemana con la de aquí y con la de otros países que conozco más o menos:
    – UK: clases sociales osificadas desde hace siglos. La mínima movilidad social de posguerra se la cargaron al modificar el sistema impositivo y destruir la educación pública de calidad (las Grammar Schools) en favor del aprobado general
    – USA: a pesar de lo que menciona el artículo del “Giving Pledge” (que es algo que afecta sobre todo a muchimillonarios) aumenta el número de felices beneficiarios de “trust funds”, además de lo difícil que es para la clase media baja pagarse una universidad decente (al hecho de que las unis buenas estén restringidas a unos pocos afortunados generalmente con mucha pasta lo llaman “meritocracia”). Por lo que tengo entendido, el impuesto de sucesiones es más alto que aquí.

    Luego hay lugares que conozco mucho menos pero que sospecho son terribles, como Italia, con esa gerontocracia que lo ahoga todo y deja a los jóvenes ante la disyuntiva de heredar o emigrar. ¿Algún lector puede aportar algo? ¿Será nuestro futuro más probable?

    En el entorno en que me muevo en España -la primera generación nacida fuera del campo- las herencias de la generación de los abuelos no suelen valer mucho, habrán oído del abandono rural y todo eso. Otra cosa son los que heredan el piso en una buena zona de la ciudad: premio gordo. En la siguiente generación, todo eso se multiplicará por bastante.

    El impuesto de sucesiones debería ser una de las causas más peleadas por la izquierda, pero no sé si es porque temen las iras de esa clase media que espera heredar el piso céntrico de los padres o qué cálculo han hecho, que colaboran con entusiasmo a que la lotería del nacimiento lo condicione todo.

    Termino con una anécdota descorazonadora: compañera de trabajo, sindicalista ella, hace unos años defendiendo encendidamente la supresión del impuesto de sucesiones porque le había tocado pagar por el piso de su abuela en Carabanchel. Ay qué pena qué pena.

  4. Comentario de Intelestual (29/08/2017 09:23):

    Mis padres eran pobres cuando llegaron a la capital de provincia en los años 70.
    Mi padre trabajaba por las mañanas en un sitio y por la tarde completaba su sueldo en otro.
    Mi madre ama de casa a tiempo completo con 3 niños.
    Ahora, gracias al esfuerzo de mi padre tienen una casa en la capital de provincia y otra en la playa.
    ¿Ustedes creen que la clase media quiere que todo es esfuerzo de una vida vaya a para a alguien que no sea sus hijos?
    Ya se lo digo, a los ricos se la pela el impuesto de sucesiones.

  5. Comentario de tabalet i dolçaina (29/08/2017 09:59):

    Don Carlos, que le han dejado las llaves de la paraeta Guillermo y Andrés, o es que usted ya ha heredado la LPD, si es así por cuanto ha sido el talegazo en el impuesto. Soberbio el comentario, como siempre. Y entrando en harina, joder la pijoizquierda descubriendo la pólvora en el siglo XXI, lo que cuenta la moza alemana ha pasado desde más o menos la Guerra de Troya. Manera de que eso no pase, bien e un par de meses se cumplen 100 años de una anécdota que ocurrió en Rusia, que entre otras consecuencias corrigió bastante el tema de las herencias y los repartos de propiedad.

  6. Comentario de Mauricio (29/08/2017 10:07):

    El nacimiento no es una lotería, ni un fenómeno fortuitito que se da en la naturaleza como las auroras boreales. Por raro que les parezca acostumbra a formar parte de un plan premeditado, hoy en día, incluso de un proceso que dura años. Y el ser vivo resultante hereda genes, probablemente comportamientos, valores, etc que ira adoptando durante su crecimiento dependiendo de la educación que le ofrezcan sus padres y, finalmente, bienes materiales adquiridos a lo largo de una vida de trabajo, cuyo mayor acicate acostumbra a ser garantizar el porvenir de tu progenie.

    La izquierda siempre se olvida del poder de los incentivos, de lo esenciales que son para el progreso económico. La familia es uno de los más poderosos.

    No discuto que haya gente que prefiera que sus hijos sean educados por la tribu y como todos los Marinaleda de este mundo aspirar a ser financiados con lo que roban, confiscan a los demás pero ¿Dónde está el límite, su límite? Pagamos impuestos sobre el dinero que ganamos, luego, pagamos impuestos por lo que compramos con el dinero restante o incluso ¡ahorramos!, luego, pagamos dinero durante toda nuestra vida por tenerlo y, finalmente, cuando morimos nuestros herederos deben pagar de nuevo impuestos por algo que lleva gravándose toda una vida ¿Dónde está el límite?
    Luego está la falacia de que los ricos son cada vez más ricos. Miren la lista de los hombres más ricos hoy y compárenla con la de los 80-90, principios s.xx, etc. Lo cierto es que las grandes fortunas tienden a diluirse, cuando no perderse.

    Si pusieran tanto empeño en acabar con la pobreza, como con los ricos, viviríamos en el paraíso.

  7. Comentario de emigrante (29/08/2017 12:07):

    El principal argumento que esgrime el entorno liberal germano es que ese impuesto hace peligrar puestos de trabajo, que un impuesto demasiado elevado obligaría a los herederos a hacer recortes en la plantilla.

    El ejemplo de libro ocurrió en tiempos del canciller Schröder, la marca de productos sanitarios Grohe, líder mundial el sector como es costumbre, fue víctima de lo que aquí llaman Heuschreckenkapitalismus, el capitalismo de la langosta (la de las plagas de Egipto, no la de las marisquerías). Resulta que el viejo estiró la pata o decidió jubilarse o no me acuerdo, el caso es que la familia decidió no seguir con el negocio y hacer caja. Vendió la empresa a un fondo buitre gringo que hizo el truco financiero habitual en estos casos. Pidieron un préstamo usando como aval a la propia empresa comprada y la vendieron con pingües beneficios a otro fondo que repitió la operación. Inmensas ganancias sin arriesgar nada y sin poner un duro. Cuando el tercer comprador adquirió la empresa ésta tenía una deuda tan inmensa que hubo que echar a un montón de gente y hacer ajustes durísimos. Para el Mittelstand fue un verdadero shock, cómo una firma y unos trabajadores se fueron a la ruina sin comerlo ni beberlo y habiendo hecho su trabajo lo mejor posible.

    Obviamente, eliminar el impuesto no evitará estos casos en el futuro. Y es que, más allá de las consideraciones morales de heredar una fortuna sin haberla trabajado, la transmisión del patrimonio es una lotería. Sahra Wagenknecht lo compara con la monarquía, igual que a un buen rey le puede suceder un retrasado nada garantiza que si un empresario ha sabido crear mucha riqueza y puestos de trabajo sus herederos puedan seguir haciéndolo y debería haber un sistema que seleccione a gente competente para que se haga cargo. Más liberal no se puede ser, y eso lo dice una señora que se declara comunista

  8. Comentario de casiopeo (29/08/2017 12:36):

    En Alemania no se deberian quejar, cabrones. Al menos tienen unos sueldos para la clase media cualificada más que decentes, un sistema de protección social completito y una economia con posibilidades de emprendimiento real en el sector industrial.
    Aqui en España la reproducción de clase via herencia es aún más cruda. Teniendo en cuenta que el franquismo desposeyó a punta de pistola de la riqueza a los no adictos y permitió la acumlación de capital dopada por una corrupción desatada a los adictos podemos entender que la reproducción sanguinea del capital ha favorecido al mantenimiento de las viejas elites franquistas.
    Sólo hay un factor que producido cierto movimiento de desgaste en estas elites, y es que el franquismo tenia su base de mayor apoyo en rentistas agrarios y agricultores ricos. Y el franquismo destruyó su modo de producción, irónicamente. De modo que viejas familias franquistas de Castilla se han visto arruinadas por la entrada en la CEE. Esto lo he visto con mis ojitos de cerca.

  9. Comentario de Berserker de corredoira (29/08/2017 13:14):

    Cuando a uno le tocan la herencia…
    Pero no veo a los hemprendedores protestando por:
    Las expropiaciones forzosas…
    Las recalificaciones que te obligan a vender
    La cesión/concesión de bienes públicos durante tres o cuatro generaciones
    La destrucción de recursos naturales comunes para negocios privados, a cambio de nada…
    La alteración de las reglas de la competencia,en beneficio de los grandes….
    No toquen los cojones con la injusticia del impuesto de herencias, más injustos son los impuestos a la existencia- o es más justo pagar un 21% por un kW, por una docena de huevos que por el piso de la tía de los gatos?- y ahí los tenemos…
    Aquí se ha hablado de los ricos de Inglaterra, los mismos desde la conquista normanda, habría que escudriñar cuántos son ricos desde el saqueo de Mendizábal ( y siguientes) o lo han hecho gracias a mercedes & sobornos, estilo español de toda la vida.
    A ver cuando viene una buena peste, otro mecanismo de nivelación y rejuvenecimiento social….

  10. Comentario de Teodoredo (29/08/2017 13:26):

    Pues lo de la peste no sería de extrañar que lo estuvieran sopesando. Algo traman, sin duda. El nuevo-mundo-con-dos-cojones que se está fraguando delante de nuestras narices parece poco compatible con los miles de millones de parias que va a producir.

  11. Comentario de Teodoredo (29/08/2017 13:35):

    De hecho no tengo claro con qué podría ser compatible. Con la vida desde luego que no, éso está claro.

  12. Comentario de Gekokujo (29/08/2017 13:41):

    Sí, una peste de la buena arreglaría muchas cosas de un plumazo. Lo único malo es que no quiero morir, todavía.
    Hombre casiopeo, tengo conocidos que no trabajan en sentido estricto, se dedican a administrar las propiedades que heredaron o van a heredar. Y bueno, viven pero que muy bien.

  13. Comentario de casiopeo (29/08/2017 13:48):

    #12 Para vivir como un rico del campo sin trabajar hay que acumular muchas fincas y muy productivas, eh. No es cosa al alcance de cualquier propietario.

  14. Comentario de Teodoredo (29/08/2017 13:56):

    Bueno, o que te unte la UE con subvenciones. Dicen que es lo que le pasaba a una señora mu güena y antifrankista ke disfrutó muncho de la vida.

  15. Comentario de mictter (29/08/2017 14:24):

    Creo que es más sencillo y cómodo administrar fincas urbanas. Alquiler a estudiantes sin declarar, y ahora AirBnb mediante a pandillas de guiris borrachos.
    Si no te importa perder parte del beneficio y te cansa hasta el trabajo de rentista, puedes dejar la administración en manos ajenas.

    #14 “A quien tiene se le dará”, eso ya lo dicen los Evangelios

  16. Comentario de casiopeo (29/08/2017 14:30):

    El caso es que hay una verdad fundamental, la reproducción de clase es el objetivo, todo lo demás, montar un partido, hacer una boda, ir a galerias, terminar un master MBA o encargarte un traje a medida, simples medios. Como a mi no me lo explicaron bien, vivo con las consecuencias.

  17. Comentario de Mauricio (29/08/2017 14:45):

    “debería haber un sistema que seleccione a gente competente para que se haga cargo. Más liberal no se puede ser”

    ¿Qué te expropien a la muerte es liberal?

    “más allá de las consideraciones morales de heredar una fortuna sin haberla trabajado”

    ¿Acaso no es esto exactamente lo que pretenden? Bueno, no se me escapa que hay una diferencia clara entre que se la quede el heredero y ustedes. Olvidan claro, la posibilidad que al empresario no le haga ni puñetera gracia eso y, o bien no tenga ningún incentivo para prosperar, o bien, llegado cierto punto se venda la empresa a un fondo buitre de esos que tanto les gustan y se pete el dinero en vida junto a sus herederos, en putas o güisqui o se retire a una isla del caribe lejos de sus avariciosas y resentidas manos.

    Tal vez crean que si Amancio no hubiera creado de la nada Inditex, los españoles seríamos 60 mil millones más ricos. Lamentablemente, no. La mayoría de nosotros no habríamos visto afectado nuestro patrimonio, pero el estado recaudaría mucho menos, habría mucha más gente en paro y otra tanta pagando más por una ropa que le gusta menos. Y si el estado expropiara Inditex a su muerte sus acciones caerían en picado por lo que su fortuna se volatizaría en nada, sin que nadie resultara beneficiado. Excepto esa “gente competente” nombrada por “la gente”, y todos sabemos que para ustedes gente son los suyos, que gestionaría su ruina.

    “Pero no veo a los hemprendedores protestando por…”

    Protesto.

    ¿Quién les ha puesto la pierna encima para no ser ricos, con la de ideas y potencial que tienen ustedes? Maldita Duquesa de Alba…Da igual que los españoles, todos, seamos más ricos que hace 20, 30, 40, 50 años, no solo ganamos más, si no que tenemos más patrimonio, todos, pero ese perro de Ortega, los Roig, son millonarios y nosotros no. ¿Para qué esperar a que mueran? ¡Expropiémosles ya! Nosotros empobreceremos, viviremos peor, pero nos libraremos de esa lacra que son los ricos. Cuanto mejor nos iría si se preocupasen más por los pobres que por los ricos.

  18. Comentario de Gekokujo (29/08/2017 15:25):

    ¿Qué te expropien a la muerte es liberal?

    Pues es lo más liberal que le leído escribir Mauricio.

    Casiopeo, yo me refería a personas con inmuebles que alquilan o venden. Solamente se tienen que ocupar del mantenimiento y los impuestos.

  19. Comentario de Teodoredo (29/08/2017 15:25):

    La verdad es que veo al Roig, al Amancio, la difunta Dukesa… y me muero de envidia. No por su patrimonio, no por su capacidad de generar rikeza, qué va… lo que me hace rabiar es que a la que alguien los mienta p’allá que va Mauri a defenderlos a capa y espada. Yo también querría tener un ángel de la guarda así.

    Con mejor maña, a poder ser.

  20. Comentario de antonio (29/08/2017 16:26):

    Los siervos, los cenutrios genuflexos (segun los biblicos),los lameculos,suelen ser malos angeles de la guarda. Siempre llorones,asustadizos y echando de menos al amo.Una buena hembra le hara mejor esa funcion…

  21. Comentario de Intelestual (29/08/2017 17:42):

    Hay 2 en esta página, justo por encima de mi, que en cuanto no saben que responder, se dedican al ad hominem con todas sus fuerzas, lo que empobrece todavía más sus posibles argumentos, si es que existieran.

  22. Comentario de Y (29/08/2017 17:53):

    “A quien tiene se le dará”

    Marcos 4,25 y Mateo 13,12

    El texto llamado de Marcos nace tras el desembarco de las legiones de Calígula en el puerto de Ptolemaida, y el texto de Mateo nace después de la guerra civil

    Los así llamados “dichos arameos [del melenudo de galilea]” los recopiló el rabí Mateo después de “los sucesos ocurridos entre nosotros”

    “los sucesos ocurridos entre nosotros” (en los años 66-70) son la guerra civil en Siria, la guerra civil en la tierra de Canaan entre la población y el pueblo, y la guerra contra los romanos

    una muy arcaica fuente citada en un viejo texto protocristiano dice que el rabí Mateo “recopiló los dichos arameos” y “los interpretó como pudo”

    El texto llamado de Marcos es de antes de la guerra civil; pero en el grupo de chavales fariseos del barrio alto donde nació ese viejísimo y fascinante documento (ca. 40) no les interesaban mucho los dichos arameos

    Es una pena y una alegría pues lo divertido de la arqueología de esta colección de documentos de época altoimperial es el acertijo que plantean

    Mateo -que no sabemos cómo se llamaba, pero que se le llama así por el llamativo “Mateo el subcontratista” (Mateo 8,8)- es un sirojudío tradicionalista “subcontratista” del imperio y escribe después de la guerra civil en Siria. Total, que Mateo tiene unos intereses muy concretos a la hora de expresar su amargura y su corazón completamente destrozado. Y por otro lado el así llamado texto de Marcos nace de un grupo al que no le interesaban los dichos arameos

    Así que el dicho quedó incrustado y olvidado y en apariencia de raro significado; pero su significado es claro y encaja con lo que sabemos del melenudo de galilea: -en este mundo “al que tiene se le da, y al que no tiene se le quita lo poco que tiene”, es el significado de ese dicho arameo

  23. Comentario de Y (29/08/2017 18:05):

    “Mateo” (Mateo 9,9)

    “Mateo el subcontratista” (Mateo 10,3)

  24. Comentario de antonio (29/08/2017 21:33):

    Por otro lado,pedirle a un hitman economico en el Africa subsahariana y al servicio de su Majestad que se rebaje a una simple funcion de angel de la guarda personal y de barrio,es una degradacion laboral que ni siquiera los espartanos y precarizados seguratas de Eulen en el Prat soportarian y que no se le desea,por Dios, ni al mas obtuso de los liberales, ? o si ?.

  25. Comentario de Oliveral (29/08/2017 21:38):

    Recuerdo que corría el año 1997 y estaba yo en la RFA disfrutando una de aquellas becas Erasmus y, para dármelas así de interesante, solía leer algún artículo del semanario Spiegel, hoy mamporrero del anarkoliberalismo más entusiasta pero que en aquellos tiempos algo de socialdemócrata le quedaba. Los escombros del muro todavía estaban calientes. Se debatía en aquellos entonces sobre si eliminar el impuesto de sucesiones en la RFA. El articulista del semanario se mostraba a favor de mantenerlo y se basaba en el dictamen que había emitido por aquellas fechas su Tribunal Constitucional. En el artículo resumían, que yo recuerde, los motivos que esgrimía el alto tribunal alemán. A saber, para comprenderlo hay que tener algún conocimiento básico de lengua alemana. Quien sepa un poquito, aunque sólo sea un poquito, sabrá que los alemanes tienen dos formas verbales para expresar lo que aquí llamamos “ganar”. En primer lugar, parecido al inglés, tienen el verbo “gewinnen”, que se podría traducir literalmente algo así como “obtener”. Se utiliza para expresar victorias deportivas (además de “siegen”), “obtener un producto derivado de un proceso industrial”, etc. Y naturalmente también para “ganar dinero” haciendo negocios, es decir, lo que se obtiene de renta de capital. También se utiliza para referirse al dinero o bienes obtenidos por medio de un juego de azar. En cambio, cuando a un alemán le preguntamos, “eh, tú, ¿en qué curras? ¿Cuánto ganas?”, ahí utilizamos un verbo diferente, el verbo “verdienen”. Verdienen se podría traducir por “dinero obtenido por medio del trabajo”, es decir, la renta del trabajo. Lo curioso es que este verbo significa, en realidad, “merecer” algo. Curioso, ¿verdad? Pues aclarada la cuestión, el alto tribunal federal se refirió en su dictamen a que sería del todo injusto que, para sufragar los ineludibles gastos del Estado, cada marco “trabajado” (merecido, literalmente) hubiera de pagar 30 o 40 Pfennig – jede verdiente Mark- mientras que por cada marco “no trabajado” o “no merecido” (si nos ponemos picajosos con la traducción), no hubiera que pagar nada -jede unverdiente Mark-. Pero de eso ya se han escrito ríos de tinta. Vamos, que vinieron a decir que, si había que gravar algo, que fueran las rentas obtenidas con menos esfuerzo. Y entre heredar y currar, el tribunal este de rojos lo tenía claro.
    Continuaban, más o menos, con que la abolición de tal impuesto, además, contradice el espíritu de la Grundgesetz de 1948, que toma como punto de partida lo que ellos llaman la Null-Stunde u “hora cero”, el nuevo comienzo en el que todo había quedado hecho un erial por culpa del amigo del Caudillo que los llevó a la guerra los putos rojos comunistas, que entraron a sangre y fuego sin respetar los Derechos Humanos ni las mínimas normas de la guerra impuestas por la Convención de Ginebra. Había que reconstruir el país y su Ley Fundamental está repleta de la importancia del trabajo como motor de ese nuevo renacer del país, así que dictaminaron que, si había que gravar algo, que no fuera el trabajo especialmente valorado y ensalzado en la Ley Fundamental y puesto como virtud nacional y valor social supremo, y que además podía quedar desincentivado, y se pidió que se gravaran los incrementos patrimoniales no basados en actividades productivas. ( Se me ocurre ahora que se habla mucho de las pocas ganas de trabajar de los españoles, pero es que pudiendo alquilar el piso de la abuela y con un poco de alguna chapucilla… te sacas casi un sueldo, la verdá. ¡Y libre de impuestos, o por lo menos con tipos impositivos más bajos; yo lo tengo claro!).
    Recuerdo también que ofrecían el dato de que en aquel momento los herederos alemanes estaban contribuyendo menos a mantener los gastos del Estado (es decir, autopistas para poder ir con el Porsche a 260 km/h, un ejército que mantenga la paz y defienda el sistema en que tan cómodos estamos instalados, una policía para que los pobres no nos amarguen la vida con escraches… esas cosas) menos que los fumadores, impuesto del que el Bund ingresaba más que con las sucesiones.
    Continuaba también, creo recordar, anticipándose a los Schwager de la República Federal, que no se debe confundir el derecho de propiedad privada con la soberanía. Adquirir una serie de bienes dentro de las fronteras de la nación te otorga una serie de derechos concretos, por muy burros que nos pongamos en la barra del bar con el “es mío”. Dictaminaban que, según la Ley Fundamental, que esos derechos están sujetos a una serie de condiciones y obligaciones; entre ellas el pago de impuestos para suceder en su propiedad ya que el impuesto “no se cobra a los muertos” como ya decían entonces y como repiten ahora en España los reporteros de Antena 3 TV cuando van a visitar cámara al hombro a la familia obrera a la que les piden 100.000 euros mientras sale una señora, generalmente gorda y lloriqueando, narrándote que sus padres trabajaron como bestias toa su vida para dejarle un pedacito de España, mientras suena la música de la Lista de Schindler de fondo. Tal impuesto se cobra precisamente a los vivos, ya que es un vivo quien tiene la fortuna de poder disfrutar lo que deja el muerto, que lo pierde todo. Recuerdo que cuando mi madre falleció, quien pagó fui yo. A ella no le cobraron nada. Quien ganó fui yo. Mi patrimonio se vio incrementado, como cuando cobro a fin de mes. Y la verdad, nunca le he preguntado a mi jefe si por el dinero que me paga de sueldo él, cuando lo obtuvo de la manera que fuera, ya cotizó. Estaría cotizando entonces dos veces, ¿no? No señores. La pasta que uno obtiene no se grava una y otra vez, eso es una falacia. Lo que se grava son los incrementos patrimoniales. No entiendo de verdad, cómo esta idea del “impuesto a los muertos” ha calado tan bien en una sociedad alfabetizada como la nuestra (espacio para que escriban las onomatopeyas que expresan carcajadas
    Es decir, que según el alto tribunal, eso de “esto me lo he currado yo y hago con ello lo que quiera y lo que quiero es dejárselo a mi hijo” pues en este Estado dictatorial que es la RFA no valdría, porque en la Grundgesetz no pone por ninguna parte que uno pueda “hacer lo que quiera” con lo suyo, y que eso de “lo suyo”, generalmente, se entiende mal por un desconocimiento generalizado entre la población de un concepto tan básico como es el de la propiedad privada, que a menudo, por no decir siempre, se simplifica hasta lo ridículo y se confunde con el de soberanía. Ni siquiera el dinero contante y sonante se puede decir que es de uno, sino que cada marco que uno obtiene legítimamente es en realidad un “derecho de adquisición intercambiable” que está en tu poder porque sirve de “vale” o “certificado” intercambiables, o como ustedes quieran, de que te has hecho merecedor, porque has contribuido con tu trabajo para la prosperidad de la sociedad, a un pedacito de riqueza. Además debe su estabilidad y su valor a la presencia, existencia y acción de un Estado que vela por que un estúpido pedazo de papel inservible pringao de tinta sea un billete de 50 euros, y no lo que en realidad es, un cacho papel, y que ese papel es lo que es en un contexto legal y en un sistema social que debe funcionar con unas reglas. El “es mío” porque lo he cazado yo y yo me lo como todo si quiero, pues igual sirve para tiempos prehistóricos cuando el homo auriñaciense liberalis así lo determinaba. Hasta que llegaba otro más grande que él y con un garrote más grande que el suyo y ante la mirada perpleja del “es mío” pues le preguntaba: “y eso, ¿quién lo dice?”.
    Por último eliminar el impuesto de sucesiones fue calificado como de abiertamente inconstitucional ya que la Grundgesetz tiene como uno de sus principios directores la igualdad de oportunidades, y lo que hacía la facilidad para percibir herencias sin contraprestación ninguna era predestinar a unos individuos como “ganadores por nacimiento” y a otros como “perdedores por nacimiento”, y manifestaban que esa igualdad de oportunidades quedaba manifiestamente tocada. Eso decían. Siempre, eso sí, se puede reformar la constitución y eliminar eso de la igualdad de oportunidades. Pues que se haga.
    ¿Y en qué acabó la historia? Pues nos lo cuenta la reseña del Sr. Jenal. Los ricos no obtuvieron satisfacción, los sucesivos gobiernos pudieron eludir el dictamen del alto tribunal y fueron vaciando de contenido todo lo anterior vía ley fiscal tras ley fiscal no eliminando, que no se podía, pero sí minimizando los gravámenes sobre las herencias-y sobre las rentas de capital en general-, aparte de facilitar la tarea con herramientas varias tipo fundaciones, ventajas fiscales, campañas publicitarias, literatura, mensajes políticos y un largo etc, como se comenta en la reseña. -Y lo que está gravado hoy en día pues es el trabajo, como es lógico, ya que en un sistema de nombre “capitalismo” está basado y centrado en el capital y lo que se hace con el capital; y manda el capital. Una sociedad que basa su bienestar en el trabajo pues seguramente aliviaría la presión sobre las rentas del trabajo. Pero todavía no se ha inventado el trabajismo. O es que esperaban ustedes otra cosa.
    ¿Los resultados? Pues ya lo dice la reseña: más desigualdad, menor movilidad social, menor igualdad de oportunidades, expansión del ideal aristocrático frente al burgués (por extraño que esto parezca) etc. ¿Es malo esto? Pues depende del tipo de sociedad en la que quiera vivir cada cual. Es como si yo les lanzo esta interesante pregunta: ¿es positiva o es negativa la política hacia la mujer en Arabia Saudí? Pues oigan, a mí, no me gusta; a mi amigo Mohamend Ben Al-Ussi lo que no le gusta es la nuestra. ¿No?

  26. Comentario de Gekokujo (30/08/2017 02:08):

    Oliveral, interesante comentario, gracias. Como sí creo en la lógica de las fuerzas de la historia, suena hasta científico vaya, concluyo que hay un umbral a partir del cual el desequilibrio de cargas entre rentas del capital y rentas de trabajo conduce a una crisis política. También soy consciente de que en una dictadura eso sucede tras explotar el muro de la represión, en las democracias se aguanta gracias a la información publicitaria, como se aprecia con toda claridad en EEUU. Lo irónico del caso es que como se está comprobando la participación de las rentas del trabajo en la economía se va reduciendo paulatinamente y en cambio van creciendo las del capital. Supongo que el eliminar cargas a las sucesiones se ayuda en este proceso, muy especialmente cuando hablamos de propiedades inmobiliarias que son las que en gran parte explican ese crecimiento. Dicho de otro modo, si sigue la tendencia nos vamos a una economía medieval en la que la herencia al nacer lo es todo. Por otra parte también tengo la impresión de la economía en conjunto se ve perjudicada a medida que esas rentas van ganando peso, porque es una señal de que el trabajo no sale tan rentable. Eso explicaría en parte los crecimientos brutales de China y el estancamiento que se ve en el horizonte.

  27. Comentario de djiaux (30/08/2017 07:57):

    Muy gutten

    IMHO la baraja ya está rota y petará porque ante la crisis energética brutal provocada por el pico del petróleo las economías se irán mucho más al guano que hasta ahora

    Ante una población que será muchisimo más pobre las cosas habrán de cambiat a buenas o a malas

    – Pesao!
    + Si, pues no haberlo escrito en el intelnet, donde cualquier listillo comenta. Mira este.

    P.D.: El cambio no tiene porqué ser a mejor ni de coña

  28. Comentario de Mauricio (30/08/2017 11:18):

    Primero de todo, felicitarle por su extraordinaria memoria, segundo, también darle la enhorabuena por convertir su opinión en verdad revelada gracias al TC alemán. Impresionante que este no solo dirima aquello que es constitucional o no en la RFA si no que también establezca el canon universal de lo que es la propiedad privada, la soberanía o la legitimidad de un impuesto u otro.

    “Mi patrimonio se vio incrementado, como cuando cobro a fin de mes” pero no necesariamente en liquidez para hacer frente al impuesto de sucesión. Aunque le parezca un rollo lacrimógeno, es muy común, entre la gente con menos posibles, que no tengan efectivo suficiente para poder heredar. A los ricos eso no les supone un problema, pero por querer importunarles a ellos, joden al resto. El año pasado se renunciaron a 39.000 herencias. Duerma tranquilo, seguro que todos eran unos malditos ricachones.

    “La pasta que uno obtiene no se grava una y otra vez, eso es una falacia. Lo que se grava son los incrementos patrimoniales”

    No es cierto. Como bien dice, usted paga impuestos por aquello que gana, pero también paga cuando intercambia esos papeles inservibles por un bien el que sea sin que este suponga un incremento de su patrimonio. Usted paga por ese intercambio, insisto, INTERCAMBIO, mis papelitos por una casa o una barra de pan (recuerde que esos papelitos se inventaron porque no es muy práctico que nos paguen con casas o harina), paga por mantener ese bien (la casa) y obliga a pagar a un tercero (que sí tendría un incremento patrimonial) en caso que usted quiera darlo en vida o muera. ¿Para qué necesita tanto dinero el estado? ¿El disponer de tanto le hace gastar más o menos eficientemente? ¿Dónde se sitúa el límite?

    “Además debe su estabilidad y su valor a la presencia, existencia y acción de un Estado que vela por que un estúpido pedazo de papel inservible pringao de tinta sea un billete de 50 euros, y no lo que en realidad es, un cacho papel”

    El dinero existía antes que los estados, como el comercio y la propiedad. El estado, en la forma que fuese, siempre ha buscado su legitimidad precisamente en salvaguardar estos. Y siempre ha buscado la forma de hacerse insustituible como convirtiendo el dinero en dinero fiduciario e imponerse como único garante del mismo. De todas formas, si mañana le pagaran en bitcoins o en lingotes de oro y el estado no garantizase absolutamente nada ¿cambiara su opinión? Estoy seguro que no porque que el estado garantice el valor de esos papelitos ni le da, ni le quita derecho a cobrar el impuesto de sucesiones o el que sea. Así que ahórrese el argumento de que hemos de contribuir al estado que tan bueno que hasta hace que los papelitos valgan cosas.

    La igualdad de oportunidades no existe, a lo máximo que podemos aspirar es a dar oportunidades reales de mejora a aquellos que menos tienen. Con el impuesto de sucesiones han conseguido joder a 39000 familias el año pasado (desahucios hipoteca 26.397) sin que las oportunidades de nadie mejoren, ni empeoren la de los ricos. Un logro más del socialismo.

    Por cierto, genial lo de la expansión del ideal aristocrático frente al burgués.

  29. Comentario de Intelestual (30/08/2017 11:18):

    En 2006 se publicó la ppt más rentable de la historia : una verdad incómoda. En ella se revelaban una a una todas las tragedias cósmicas que la tierra sufriria en 2016, 10 años después.
    Menos mal que yo llevo en coma varios años, a los Toni cantó en siete vidas, y me acabo de despertar.
    En fin, que parecen que algunos van a vivir toda su vida frustrados por esa tragedia que no llega. Me recuerda a aquello de la capa de ozono, que por lo visto está mejor que nunca, incluso.

  30. Comentario de Lluís (30/08/2017 11:44):

    Mauricio,

    Muchas veces, cuando se renuncia a una herencia, es porque además de los bienes se heredan las deudas. Vamos, que si me dejan una propiedad que puede valer 250.000 €, pero sobre ella hay unas cargas del doble, es que voy a renunciar incluso antes de salir del despacho del notario.

    Lo digo porque, antes de renunciar a la herencia, es posible vender el bien heredado, pagar el impuesto de sucesiones y quedarse con la diferencia. Quizá no merezca la pena tanto follón para sacarse 200 €, pero si la herencia es un valor limpio de mercado 100.000, merece la pena intentar hacer algo. Sobretodo, porque el impuesto es una pequeña parte de esos 100.000 €. Fíjese que incluso hay “emprendedores” que se dedican a hacer negocio con eso, eso si, en lugar de los 100.000, le darán la mitad y gracias si ven que anda apurado y mal informado.

  31. Comentario de Gekokujo (30/08/2017 15:47):

    Volviendo a la estupenda reseña, cuando la esperanza de vida apenas llegaba a los cuarenta años la rápida sucesión de generaciones apenas provocaba “tiempos de espera” Ahora que se ha duplicado la esperanza de vida estamos hablando de que ese “tiempo de espera” pueden ser perfectamente cincuenta años o más. Me he acordado de manera un tanto inquietante del film Logan’s Run (1976)… Y hablando de alemanes, seguro que lo organizarían muy bien.

  32. Comentario de Intelestual (30/08/2017 15:54):

    Hombre, Logan’s run, fácilmente la peor de su género. Pero buena referencia. El final era un auténtico mojon.

    Btw, yo no sé porque deberíamos esperar a la muerte de la gente para hacernos con todos sus bienes y repartirlos como nos salga en gana a los de la nomenklatura. Yo optaría por una versión más chula y que podría dar pie a novelas juveniles de las que ahora se estilan. Un día al año, llamémosle el día Stalin, el 20% de los ciudadanos del país son metidos en estadios vacíos de fútbol, desnudados y desposeídos de todas sus posesiones, incluyendo tierras y bienes en su formato “online”. Al día siguiente pueden volver a sus vidas. El año siguiente lo mismo, con el nuevo 20% de las personas con mayor patrimonio del país.
    Joder, me acaba de salir una mezcla entre divergente y el comunismo de manual. Solo que me costaría 5 años lograrlo.

  33. Comentario de emigrante (30/08/2017 18:02):

    #31, hablando de tiempos de espera, yo tengo apostado conmigo mismo que el príncipe de Gales se morirá de viejo antes de heredar. Su abuela expiró a los 104 años y su madre goza de la misma salud de hierro

  34. Comentario de Lluís (30/08/2017 18:53):

    #32

    Pues por probar, que no quede. Ahora, ya tenemos el “día de Florentino” o el “día de Botín”, en la que el Estado, por su cara bonita, les regala unos cientos de millones de euros. Eso si, sin necesidad de encerrar al contribuyente en un estadio, que eso es improductivo, lo mejor es que le alarguen el plazo de jubilación o le suban el recibo de algo que necesite.

    Eso si, que no pongan ningún impuesto a las sucesiones, porque con la carita de felicidad que pone Florentino al recibir la transferencia, no se trata de fastidiar a sus hijos y nietos diciendo que tendrán que devolver un 5 % de eso al estado cuando el hombre fallezca.

  35. Comentario de Intelestual (30/08/2017 19:49):

    Tomaré como propias unas acertadas palabras de Mauricio: si se preocuparan por los pobres tanto como por los ricos, no quedaba uno en el mundo.
    En serio, la riqueza no es un juego de suma cero. ¿Eso lo entienden verdad? en el universo paralelo donde no existe Amancio, toda su fortuna no está repartida entre los demás. Simplemente no existe. Ni paga impuestos. Ni genera empleos. Hasta aquí, ¿eso lo entienden? Es que si aquí no estamos de acuerdo no vale la pena seguir discutiendo. Sería como explicarle a mi sobrino de 5 años porque el mar no se vacía.

  36. Comentario de Lluís (31/08/2017 06:34):

    #35

    En un universo paralelo sin Amancio, alguien tendría que suplirle. Podría ser otro Amancio, o tropecientos pequeños fabricantes y comerciantes, si hay mercado para vender 100.000 camisetas a 10 € la unidad, alguien las proporcionará.

    Lo que si que puede cambiar es el reparto de ese pastel. Mientras Inditex sube, otros bajan en la misma proporción o simplemente cierran, ya que la demanda sería aproximadamente la misma con o sin Inditex. Y por otra parte, está la forma cómo se reparten los trozos del pastel, que eso es lo que se discute, un reparto distinto seguramente permitiría que más personas pudiesen sacarse un sueldo algo más digno o, simplemente, sacarse un sueldo.

  37. Comentario de Lluís (31/08/2017 06:45):

    Por cierto, volviendo al tema, aquí hay un artículo que desmonta un par de tópicos sobre lo confiscatorio del impuesto de sucesiones.

    https://cincodias.elpais.com/cincodias/2017/04/10/midinero/1491839644_175322.html

  38. Comentario de Mauricio (31/08/2017 08:36):

    Lluis,
    Si la riqueza es constante, solo cambia como se reparte el pastel, sería tan amable de explicar cómo es que ahora siendo muchos más millones que hace ¿50 años? seamos mucho más ricos. Le pongo 50 años pero podríamos retrotraernos un siglo o diez, o limitarnos a hace una década.

    Al hilo de su explicación de por qué 39mil personas renunciaron a su herencia, no eran ricos, eran idiotas que no sabían sumar y restar, tal vez, es que esa riqueza si existía pero estaba debajo del colchón y no se enteraron.

  39. Comentario de emigrante (31/08/2017 09:07):

    #38, “sería tan amable de explicar cómo es que ahora siendo muchos más millones que hace ¿50 años? seamos mucho más ricos”
    Léase el título del libro aquí presentado por el señor Jenal. Aparte de la acumulación de capital generación tras generación también está el desarrollo científico y tecnológico que nos hace mucho más eficientes a la hora de crear riqueza. Pero no es ahí donde yacen nuestras discrepancias sino en cómo se reparte esa riqueza y la divergente forma de valorar los méritos de aportar capital, talento y esfuerzo. Para mí el primero está descompensado sobre los otros dos y para usted no, eso es todo

  40. Comentario de Lluís (31/08/2017 09:13):

    #38

    ¿A qué se refiere exactamente en lo de ser más ricos? ¿A tener más bienes de consumo que en 1900? Pues vamos para atrás.

    Respecto a la renuncia a herencies, le sugeriría echar un vistazo al artículo que le enlacé. Una de las cosas que dice es que, curiosamente, hay más renuncias ahora, con las bonificaciones que hay en el impuesto en muchas comunidades, que en 2005, cuando no se bonificaba nada en ninguna parte.

    Debería saber que si se hereda la residencia familiar habitual, un pequeño negocio, o un importe de dinero moderado, y de padres a hijos, los traspasos no son tan caros en ningún sitio de España. Otra cosa es que herede de un primo o que la herencia sea un patrimonio de 10 millones, ahí si que deberá pagar.

    Es lo de siempre. Lo correcto es que alguien que gane 20.000 € trabajando tenga que pagar 2.000 en IRPF mientras que si le cae un patrimonio de un millón sin tener que dar golpe, pueda disfrutar de él en su totalidad.

  41. Comentario de Berserker de corredoira (31/08/2017 10:16):

    En el fondo este señor es un gruñón sin un diseño de Estado confesable. Necesita un Estado mínimo -policia, justicia y prisiones- para sus negocios pero no propone como financiarlos ni, mucho menos- se plantea que los parias quisiéramos, igual que él, negarnos a pagar los impuestos a nuestra elección.

  42. Comentario de Intelestual (31/08/2017 10:21):

    “En un universo paralelo alguien tendría que suplirle…”

    ¿Usted? Lluis el administrativo de bibliotecas del Manlleu, filólogo para más señas, ha diseñado el nuevo CatalaPple 7…. y es el hombre más rico del mundo. Entiéndase mundo desde alcanar a Portbou.

    Lluis, no creo que merezca mucho la pena discutir temas económicos con usted. El día que tenga muchos sobres y papeles encima de la mesa, ya le consultaré si es mejor archivarlos alfabéticamente o en plan FIFO.

  43. Comentario de antonio (31/08/2017 10:50):

    41.
    ?Seguro que ese Sr.Grunon y el resto necesita un Estado que vigile sus negocios? Esa misma vigilancia se la pueden hacer entidades privadas con mejor resultado ya que seran propiedad,o dominio, o influencia de el mismo.Solo revise los % ya privatizados de Seguridad, Justicia y Defensa, despues observe la tendencia de los ultimos 30 anos y diga si sigue opinando lo mismo.

  44. Comentario de Teodoredo (31/08/2017 10:55):

    Hombre, el Leviathan Mini con sólo poli+ejército tiene la ventaja de que lo financian los currelas, mientras queden. Lo ideal sería que el Leviathan Mini subcontrate la sekiuriti, como se viene haciendo con la sanidad. Ahí sí que la ganancia es clara.

    De todas maneras a mí me mola más el otro systema. ¡Cyberpunk ya!

  45. Comentario de casiopeo (31/08/2017 11:14):

    Lo que las empresas privadas no pueden ofrecer es legitimidad, o la apariencia simbólica de ella, pacificación social. Por ejemplo, Blackwater como ejercito alquilable es una garantia de guerra civil tarde o temprano

  46. Comentario de Berserker de corredoira (31/08/2017 11:36):

    Necesita un Estado -no tiene que ser democrático, naturalmente…- porque se necesita el monopolio de la fuerza para hacer negocios. El liberalismo armado conduce a un GoT perpetuo, como demuestran miles de años de Historia.

  47. Comentario de Oliveral (31/08/2017 12:58):

    #42. Intelestual: ¿De verdad no tiene más remedio que recurrir al insulto y descalificación personal?

  48. Comentario de Teodoredo (31/08/2017 13:26):

    Liberalismo armado, bufff no sigan por ahí que me pongo to palote.

    Ya en serio, nunca he entendido porqué las élites prefieren arreglar sus diferencias con opas, absorciones, fusiones y mandangas de ésas. Con lo bonito que es vencer a tu enemigo y someterlo a una muerte dolorosa y violenta.

  49. Comentario de antonio (31/08/2017 13:55):

    Si, el liberalismo armado entra en un GO TO sin fin.Pero de donde supone que no seguimos todavia en el A) Eses srs. liberales y grunones facturan el 70/80/90 % del Pib anual.segun que paises.B) Poseen el 90 % de la riqueza del planeta.C)La tendencia, la pelicula con miles de datos de los ultimos 30 anos demuestran,sin duda aluguna una nueva fase de contraccion el la propiedad dela riqueza.El capital regresa a sus duenos anteriores del XIX..El monopolista multinacional no necesita al Estado, el mismo puede legitimar lo que sea necesario,violencia incluida.Blackwater (Eulen en el Prat y resto de aeropuertos) son una evidencia mas.No es que no nos creamos los datos o no nos fiemos de Branco Milanovic cuando dice que estamos con los mismos niveles de desigualdad economica previos a la 1 GM, es que no podemos evitarlo.

  50. Comentario de Berserker de corredoira (31/08/2017 13:59):

    Es un avance de la civilización, aunque molaría más ver estrangulados a los perdedores de esas OPAs, fusiones y demás, después de un desfile de la Victoria del ganador, corona de euros incluida, mientras un contable le susurra al oído: “recuerda que la inflación reduce tu capital”

  51. Comentario de casiopeo (31/08/2017 14:03):

    Eulen se limita a subcontratar un servicio al Estado. Blackwater no puede imponer que nos quedemos descalzos y agarrandonos el pantalón, sin cinturón sin que haya una “razón de estado” detrás que se supone que compartimos como subditos de un estado..

  52. Comentario de Berserker de corredoira (31/08/2017 14:05):

    La violencia ahora está mucho más controlada, entre un mundo liberal a tope, como Somaliworld y el Imperio Usamericano y su ” pax donde me convenga” tenemos muchas posibilidades…

  53. Comentario de Intelestual (31/08/2017 15:28):

    #oliveral, no.
    Lo siento mucho pero en algunos temas no se trata solo de opinar.
    Uno opina sobre si papel pintado o gotele. Sobre si parquet o moqueta.
    Pero en temas como la homeopatia, la paella valenciana y El Progreso es mejor que solo hablamos los que sabemos.

  54. Comentario de Oliveral (31/08/2017 17:51):

    #53. Vale.

  55. Comentario de Eye (31/08/2017 21:44):

    «En el fondo este señor es un gruñón sin un diseño de Estado confesable. Necesita un Estado mínimo -policia, justicia y prisiones- para sus negocios pero no propone como financiarlos ni, mucho menos- se plantea que los parias quisiéramos, igual que él, negarnos a pagar los impuestos a nuestra elección».

    Ayn Rand se enfrentó –o alguien le hizo enfrentarse– al mismo problema: si los impuestos son un robo y uno sólo debería pagar cuando esté de humor, ¿cómo financias el Estado? Porque Rand no era tonta del todo y pensaba que el Estado era necesario, entre otras cosas para defender a sus superhombres de la escoria del resto de la sociedad. A la buena mujer lo único que se le ocurrió fue una especie de lotería. No llegó a elaborar la idea, pero claro, Rand tampoco solía enredarse en ese tipo de detalles mundanos.

    Entonces, ¿qué impuestos habría que pagar? ¿Quién tendría que pagarlos?

    Ya de paso, la propiedad privada sin un Estado y leyes que la garanticen es, por decirlo suavemente, difícil de conservar. Joder, si incluso con Estado y leyes los tesoros de la tierra son corrompidos por el orín y robados por los ladrones. Por ejemplo, ahora mismo en Kenia y Tanzania los granjeros están intentando defender su propiedad privada de los pastores, y a menudo fracasando.

  56. Comentario de Teodoredo (01/09/2017 07:12):

    ^55 Bueno, para esos casos hay un sistema muy guay en el que le pagas un tributo a un señor de la guerra para que te defienda.

  57. Comentario de Lluís (01/09/2017 08:25):

    #53

    Pues eso de predicar con el ejemplo no va demasiado con vd, ¿verdar? Lo digo por eso de tener alguna idea de lo que se dice para ponerse a opinar.

  58. Comentario de Intelestual (01/09/2017 10:22):

    #57,

    Lluis, es que usted defiende que si no hubiese nacido Albert Einstein, sus avances los hubiera realizado cualquier otro….

    Y que yo sepa esto no es Elmundotoday….

  59. Comentario de Gekokujo (01/09/2017 10:25):

    http://www.telegraph.co.uk/business/2017/09/01/uk-manufacturing-defies-expectations-hit-four-month-high/

    Retomando el papel que tiene el cambio monetario, destacar que como la libra ha bajado está favoreciendo las exportaciones británicas, en cambio las rentas del capital no salen beneficiadas.

  60. Comentario de Lluís (01/09/2017 10:29):

    #58

    Que yo sepa, estábamos hablando de impuesto de sucesiones, no de física. Sería bueno que se documentase un poco, y que no recurriese para ello a los “debates” esos que salen en las TV’s los jueves a las 11 de la mañana.

  61. Comentario de Intelestual (01/09/2017 11:20):

    #60.

    Lluis, usted piensa que la riqueza que genera Inditex o Apple, en un mundo donde estas dos empresas no existiera, simplemente:

    “En un universo paralelo sin Amancio, alguien tendría que suplirle. Podría ser otro Amancio, o tropecientos pequeños fabricantes y comerciantes, si hay mercado para vender 100.000 camisetas a 10 € la unidad, alguien las proporcionará.
    Lo que si que puede cambiar es el reparto de ese pastel. Mientras Inditex sube, otros bajan en la misma proporción o simplemente cierran, ya que la demanda sería aproximadamente la misma con o sin Inditex. Y por otra parte, está la forma cómo se reparten los trozos del pastel, que eso es lo que se discute, un reparto distinto seguramente permitiría que más personas pudiesen sacarse un sueldo algo más digno o, simplemente, sacarse un sueldo.”

    Todo este comentario es basicamente una aberracion, se mire por donde se mire.

    Usted “entiende” la economia como un juego de suma cero. Asi que cualquier discusion con usted tiende al absurdo.

  62. Comentario de Lluís (01/09/2017 11:56):

    #61

    No, oiga, es simplemente una ley de oferta y demanda. Es bastante fácil de entender, inclusi para vd.

    Si Amancio vende un millón de pantalones al año en España es porque hay una demanda. La demanda no la ha generado Amancio, simplement estaba allí. De hecho, ni siquiera es el que vende más barato, por si va a salirme con la elasticidad de oferta y demanda. Si no estuviese, ese millón de pantalones lo venderían otros, eso es lo que representa que hace el mercado, ¿no?
    Leyéndole, cualquiera diría que no se podía comprar ropa en España a un precio razonable antes de Inditex. En Armani o Mango seguro que no, pero es que había otras opciones.

    Lo que no ha hecho Inditex ha sido crear más demanda. La demanda, en todo caso, se crea si aumentan las rentas del trabajo o de lo que sea y la gente puede consumir más, y en eso Inditex no ha influído demasiado, crear puestos de trabajo en Zara mientras se pierden en la competencia no sirve de mucho al conjunto de la población.

    Espero que me diga dónde están las aberraciones. Aparte de en su imaginación, claro.

  63. Comentario de Berserker de corredoira (01/09/2017 12:01):

    De qué me suena eso? :-))))))
    El liberalismo, llevado a la práctica, en un entorno desregulado (por H o por B) , acaba siempre igual: a cachiporrazos… siempre hay un “liberal”, generalmente más cachas, que entiende que coartas su libertad y te atiza. Aquí los pastores ven coartada su libertad de enriquecimiento por las vallas de los agricultores y sacan los AK47, allá los agricultores ven coartada su libertad para cultivar y mantener a todos los hijos que Dioxxx le dé por un parque natural o un bicho protegido y se los cargan y así sucesivamente…
    Libertad individual, que buena eres cuando está conmigo el poder de la Fuerza

  64. Comentario de Santi (01/09/2017 13:36):

    Creación de riqueza, ejemplo trivial:

    https://www.counterpunch.org/2017/08/31/were-not-in-mayberry-anymore-the-militarization-of-domestic-police/

    De Uno de los enlaces de ese artículo:

    Every city squad car is equipped today with a military-style assault rifle, and officers can don [llevar puesto] Kevlar helmets able to withstand incoming fire from battlefield-grade ammunition. And for that epic confrontation—if it ever occurs—officers can now summon a new $256,643 armored truck, complete with a rotating turret. For now, though, the menacing truck is used mostly for training and appearances at the annual city picnic, where it’s been parked near the children’s bounce house. (…)
    Like Fargo, thousands of other local police departments nationwide have been amassing stockpiles of military-style equipment in the name of homeland security, aided by more than $34 billion in federal grants since the Sept. 11, 2001, terrorist attacks, a Daily Beast investigation conducted by the Center for Investigative Reporting has found.
    El trickle down, cual deliciosas gotitas doradas, del movimiento turbo acelerado de sublime dinerazo por las pantallas de esas redes universales a veces toma formas caprichosas, como la naturaleza misma, que diría un liberal.

  65. Comentario de Epicureo (02/09/2017 11:03):

    #58 Intelestual:

    “Lluis, es que usted defiende que si no hubiese nacido Albert Einstein, sus avances los hubiera realizado cualquier otro…”

    Pues haría bien defendiendo eso, porque es la realidad, y te das cuenta en el momento en que aprendes física. Si Einstein no hubiera nacido, la teoría de la relatividad la hubiera descubierto Poincaré, que estaba trabajando en lo mismo independientemente, y se cogió cierto cabreo cuando el del bigote se le adelantó.

    Son ustedes víctimas de la ficción del “hombre providencial”. Eso no existe. Todo avance es el resultado de la colaboración de muchas personas y la competencia entre muchos equipos. Pero la historia sólo se acuerda del nombre del que puso la última piedra, lo cual depende tanto o más de estar en el momento adecuado en el momento justo que de cualquier talento natural que se pueda tener. Porque en el mundo talento sobra, tanto que a casi nadie (especialmente no a los liberales) le molesta que se desperdicie a toneladas con sistemas educativos deficientes y discriminatorios, trabas a la movilidad social, etc.

    Un corolario incómodo de esto es que nadie merece ser multimillonario. Es imposible que el trabajo de una sola persona valga tanto. El 99 % es el resultado de la suerte, encontrar buenos empleados, modas, rentas de monopolio y efecto Mateo.

  66. Comentario de Teodoredo (02/09/2017 11:22):

    ¡Ya tarda Mauri en venir a refutar tanto sin dios!

  67. Comentario de Santi (02/09/2017 14:54):

    “Son ustedes víctimas de la ficción del “hombre providencial”. Eso no existe. Todo avance es el resultado de la colaboración de muchas personas y la competencia entre muchos equipos….”.

    De eso iba esta serie o al menos la primera temporada, que es la que yo aguanté (mi tolerancia al progresismo es justica).

    https://en.wikipedia.org/wiki/Connections_(TV_series)

  68. Comentario de Gekokujo (03/09/2017 06:33):

    #65 Niño becerra comparaba la renta per cápita de Las Bermudas y de Haití, dos entornos geográficos no muy diferentes. La desproporción, abrumadora, no se puede explicar, evidentemente, por causa de la productividad si no por el hecho de que en Las Bermudas se obtienen grandes beneficios con el sector financiero que incluye, esto se puede intuir, transacciones legales y no tan legales. Lo que se premia no es el valor abstracto de un trabajo, si no los beneficios en forma de dinero que aporta. Como ese es el baremo, lógicamente se potencian actividades y personas que no aportan nada al progreso. Tampoco está tan clara la bondad de la competición de equipos, puesto que por una parte estimula la innovación, pero por otra es claramente un despilfarro de recursos. Puede que ahora eso parezca no tener importancia, pero en el futuro sí se tendrá en cuenta.

  69. Comentario de Santi (03/09/2017 12:50):

    Gekokujo y demás estimados corresponsales, no me resisto a dejarles esta descripción de la Ley de Dios:

    PATATA
     
                Me llegan comidillas de días pasados, venidas de la Prensa o no sé qué otros Medios, en torno al tema de que los labradores, o más bien cultivadores de patatas más o menos al por menor, se quejan (que reclamar no saben bien a quién; pero la mera queja es algo respetable) de que las Empresas de distribución del producto les compran la patata a un X/20 del precio a que el Mercado la vende a los consumidores, de manera que la Empresa, suponiendo que les deje a los tenderos o Grandes Centros de Venta o al Fisco, naturalmente, un 9X/20 de dicho precio, se queda por lo menos con un X/2 de la patata.
                Esta manera y cuenta en que se reparte, convertida en dinero, la patata, en ocasiones en que los Medios perciben que puede “ser noticia” (esto es, rendir provecho para la venta de su propio producto, que son las noticias y comentarios) y la dejan aflorar prudentemente a planas y pantallas suscita entre las señoras y sus señores cierto escándalo, asombro (“Mí’ usté qué”) y compasión por los pobres siervos de la gleba; que a su vez, acaso se sienten también de momento reconfortados al ver, en sus casas, por espacios televisivos, páginas de “Sociedad” de Diarios o reportajes ilustrados de Revistas, que los Medios les prestan algún día que otro tales atenciones.
                Lo que aquí, por tanto, nos importa es mostrar y declarar que esa repartición del precio de la patata es justamente lo normal: que no se debe a la codicia desmesurada de tales o cuales Empresas o Consorcios de Distribución o Venta, ni se debe tampoco a la vigente legislación de tráfico mercantil o regulación laboral de aquí o de allí: porque todas las Leyes laborales y mercantiles, autonómicas, estatales o supraestatales, están subordinadas a la Ley suprema del Dinero que rige el mundo.
                Esa Ley puede formularse, lo más simplemente, del siguiente modo: que las cosas se pagan a un precio que está en razón inversa del valor palpable y utilidad para la gente que las cosas tengan; que, cuanto menos valen, más se pagan. Eso lo comprueban ustedes, si se dejan, por todas partes: (a) lo que menos se paga son las cosas y servicios que se hacen con masa tangible y con las manos; (b) algo más se pagan los servicios que consisten en el tráfico con las cosas “a”; (c) más alto precio tienen los que, ya más alejados de la tierra, pasan por oficinas y Organismos, como Management y Dirección de Empresa o Administración gubernamental; (d) más aún se pagan los tráficos con cosas que no tienen ya relación alguna con las cosas “a”, como noticias, legislaciones y tráficos políticos, redes informáticas y filosofías oficiales acerca de la cuestión; (e) entre ellos, alcanzan el más alto precio los que no tratan ya con otras cosas que con el Dinero mismo, el viejo istrumento de compraventa convertido en cosa, la más alta y sublime, consistente en puros números de sí misma; y (f), si imaginan ustedes alguien o algún Poder que controle, desde más arriba todavía, el tinglado de relaciones de “a” a “e”, eso será lo que tenga el precio más alto, ése será el que gane más que nadie.
                Ésa es la Ley: todas las otras están a su servicio y disimular, con minucias, contabilidades y perdederos, la presencia demasiado simple y franca de la Ley Suprema. Y las cosas de tipo “a” que por ahí anden aún, las que se palpan y se comen de verdad, no están más que para dar pie y pretesto a la marcha de las de “b” a  “f”. Así que lo que más bien debía asombrarles a ustedes es que haya todavía gente que se moleste en cultivar patatas o producir cosas palpables de cualquier tipo. Porque, así las cosas, los que anden aún regando y escarbando, tan cerquita de la tierra, ya es mucho (con un canto en los dientes debían darse) que les dejen recibir un 5% de la patata.
                O ¿es que esperaban ustedes, creyentes de la Realidad, que les entretuviera también aquí un rato discutiendo de la justicia y las injusticias de la repartición de la patata, llamándoles a reclamaciones a las Oficinas del Capital o del Estado, en solidaridad con los malpagados hortelanos o labrantines?, ¿que les ilustrara doctamente acerca de los avatares históricos que nos han traído a un Régimen como éste? No, hombre: eso vayan ustedes a buscarlo en otros sitios; que, lo que es aquí al menos, en este rincón de este Diario, no les van a embaucar con esas diversiones.
     

    AGUSTÍN GARCÍA CALVO

  70. Comentario de Mauricio (04/09/2017 08:12):

    La oferta crea su propia demanda, es la conocida como Ley de Say. No había una demanda de teléfonos inteligentes hasta que Apple lanzó el Iphone. A partir de ahí se crea un nuevo mercado donde entran nuevos competidores, que a su vez incrementan la demanda de otros bienes.

    No hay una demanda fija de pantalones porque la gente no compra solo aquello que necesita. Luisa antes de ZARA compraba 4 blusas al año por 40 euros c/u en el Corteingles, desde que apareció ZARA compra 10 por 20 euros y, además, está convencida de estar ahorrando. ZARA ha cambiado los hábitos de compra de medio mundo, por eso la competencia les ha imitado. Si no hubiera ZARA no habría 1000 Modas Pepi vendiendo lo que ellos venden. ZARA ha creado su propia demanda y, a diferencia del cultivador de patatas, controla toda la cadena logística, comercial, etc, se encarga desde el diseño, la producción, el tpte., las tiendas, etc. Modas Pepi no hace eso, ni genera el empleo de calidad que genera ZARA, Bueno, ni el de calidad, ni el de no tanta. Ojo, y Amancio Ortega empezó como Modas Pepi que tome nota el cultivador de patatas.

    A mí no me sirve de nada que un agricultor en un pueblo X tenga el kilo de patatas que voy a consumir esta semana, yo lo necesito en el super de la esquina de mi casa. A efectos prácticos, que este en X o no exista es lo mismo. Luego no veo porque debe ganar más el cultivador de patatas que el distribuidor, el mayorista, el transportista o el del super de la esquina que son tan imprescindibles como el agricultor para que yo compre ese kilo de patatas. De hecho, es más fácil plantar patatas que establecer una red de distribución eficiente. En cualquier caso no se preocupen que nadie está plantando patatas perdiendo dinero, a menos que sea imbécil o sea un rico patatofilo al que no le importa malgastar su fortuna cultivando tubérculos.

    Si el agricultor no gana lo esperado con las patas, cambiara de cultivo y buscara uno que lo sea. Al reducirse la oferta de patatas, el precio de venta subirá para el resto de productores. Claro que también podríamos subvencionar a los agricultores un precio mínimo por kilo, así podrían cultivar patatas el resto de su vida sin tener que discurrir mucho. De hecho, si se garantizase el precio, habría muchos otros agricultores que se dedicarían a sembrar patatas, cayendo la producción de otros productos y hundiendo el precio de la patata pero eso les daría igual al tener un mínimo garantizado. Así, con estas ideas de bombero que se han probado erróneas una y otra vez, es como una economía se vuelve ineficiente y acaba por hundirse. Pero, oigan, premiemos al sembrador de patas, vendedor de sifones, máquinas de escribir y castiguemos a INDITEX por ser eficiente. Y, no se engañen, sin Ortega INDITEX no existiría.

  71. Comentario de Mauricio (04/09/2017 08:20):

    Geko,

    ¿No ve diferencia entre la productividad entre un recolector de caña y un banquero? ¿Qué progreso aporta un recolector de caña? ¿Qué cree que hace con su dinero un rico, hacen piscinas de billetes como el Tio Gilito o se lo gastan/invierten? ¿A que se refiere por “el valor abstracto de un trabajo”, a lo que cuesta un cuadro de Picasso vs los que hace Paqui la del 3º1º en el Centro de Día?

  72. Comentario de Mauricio (04/09/2017 08:29):

    Por cierto, ya sé que cuando se quedan sin argumentos les encantan pensar en Somalia como la plasmación del ideal liberal. Sin olvidar las guerras que según ustedes aportan muchos beneficios “a los ricos”. Deberían saber que financiar las guerras es muy caro y es precisamente por ese motivo, financiar las guerras, que los estados empezaron a crecer y querer controlarlo todo, especialmente del dinero hasta convertirlo, tras sucesivas reformas, en fiduciario. En este último caso para financiar la guerra de Vietnam.

  73. Comentario de Lluís (04/09/2017 08:52):

    #70

    Para empezar, si alguien no gana dinero plantando patatas, no puede cambiar de cultivo tan fácilmente. El clima, el terreno, incluso los aperos, que sirven para plantar patatas puede que no sirvan para plantar trigo, maíz o arroz. Supongo que para un urbanita es lo mismo un terreno que otro y que la temperatura o la pluviosidad son factores irrelevante. Pero para un agricultur, no.

    De hecho, los productos agrícolas ya llegaban a las grandes urbes antes de que saliesen el Mercadona o el Carrefour. Hace 100 años, los problemas de malnutrición que pudiese encontrar en Barcelona, Madrid o Londres tenían más relación con la imposibilidad de comprar los alimentos necesarios que en fallos en las redes de distribución. Había mercados y tiendas. Bueno, si, seguramente era complicado comprar frutas de fuera de temporada, pero en eso han tenido más a ver la evolución en los sistemas de conservación que los grandes supermercados.

    En resumen, que si quiere comer patatas, lo fundamental es que alguien las cultive. Si nadie lo hace, se quedará sin poder comprarlas, independientemente de si va al supermercado o a patearse la campiña en busca de alguien que le quiera vender. Por lo que si, efectivamente, el agricultor debería poder ganarse bien la vida por lo menos tan bien como vd, a fin de cuentas comer es fundamental.

    Respecto a la demanda de Zara, le puedo asegurar que, tanto hace 20 años como ahora, existían sitios más baratos a los que ir a comprar. Con la misma cantidad de dinero que iba uno a comprarse una camisa al Corte Inglés, podía comprarse 4 en otro sitio, y con la sensación de que no te estaban robando. Eso si, reconozco que sin tanto glamour, supongo que lo que “viste” de verdad para algunos es la marquita estampada en la prenda, no la prenda en si.

  74. Comentario de Teodoredo (04/09/2017 08:56):

    Lo de la ley de Say ma matao.

    Pofavó Mauri, tenga un poco de dígniti. Un poco de verwenza. Córtese.

  75. Comentario de Berserker de Corredoira (04/09/2017 09:27):

    Oh, si, las guerras arruinan…¿Todas?
    Arruinan al que pierde y al que se mete en guerras de prestigio – y, aun así, hay muchos Hemprendedores que se llenan los bolsillos hasta reventar..-
    Si quiere le indico unas cuantas, hispanas y no hispanas. Arruinar, arruinar, arruina la mala gestión, como en cualquier negocio…

  76. Comentario de Mauricio (04/09/2017 09:58):

    Lluis,

    “no puede cambiar de cultivo tan fácilmente”

    ¿Está diciendo en serio que hay agricultores que siguen con un cultivo con el que pierden dinero porque las características de su campo le obligan? Le aclaro que es una pregunta retórica.

    “De hecho, los productos agrícolas ya llegaban a las grandes urbes antes de que saliesen el Mercadona o el Carrefour. Hace 100 años…”

    Hace 100 años la población de Barcelona era un tercio y la mayoría de los productos que se consumían venían de los huertos de los antiguos pueblos que rodeaban la ciudad, hoy distritos urbanizados que forman parte de la misma. Obviamente, los productos entonces eran todos frescos e igualmente se distribuían en mercados que también actuaban como mayoristas.

    En resumen, si quiere comer patatas, lo fundamental es que alguien las ponga a su disposición y para ello, además de un agricultor, precisa alguien que las compre previamente, las transporte y se las venda a usted. Como falle uno de ellos, se queda usted sin patatas.

    “Respecto a la demanda de Zara, le puedo asegurar que…”

    Lo que usted todavía no ve, lo vio Amancio Ortega cuando no existía. Si se dedica a cultivar patatas perdiendo dinero, no lo deje, no le iría mejor en otra cosa.

    Teo,

    ¿Qué tiene en contra de la ley de say? Le aseguro que no esta incluida en la constitución del 78.

  77. Comentario de Teodoredo (04/09/2017 10:17):

    Puesss así a bote pronto, que es una antigualla “liberal” sin ningún fundamento creada para justificar lo injustificable. Éso y que hoy en día ya no se la creen ni esos tipos obtusos e ignorantes que habitan un universo paralelo en el que siempre hay demanda para sus servicios propagandísticos, denominados economistas.

    Y eso la original. La reformulación populista de “la oferta crea su propia demanda” (cualquiera mínimamente informado sabe que Say no usó esas palabras) es tan evidentemente estúpida y falsa que no sé ni por qué me esfuerzo en exhortarle a usted a poner por escrito sus memorias como hombre del GAL-SAHEL, imprimirlas con el servicio ese de Amazon (no vaya a ser que le dé trabajo a algún impresor y éso cree un efecto socializante que distorsione el merkado) y plantarse un tenderete en la plaza mayor del pueblo para venderlas. Lo iba a entender enseguida.

    Ah y saludines

  78. Comentario de Y (04/09/2017 10:33):

    Pues que cansa un poco o un mucho escuchar las mismas mentiras viejas, mentiras bien gordas, si fueran mentirijillas o errores de cálculo, bueno, se comprendería -yo por ejemplo llevo toda mi vida equivocándome-, pero lo que cansa es a lo blanco llamarle negro y a lo negro llamarle blanco: la esclavitud es libertad y todo así

    Mauricio, usted podría militar en el partido comunista de la unión soviética, usted es un logrado personaje salido de la novela 1984 publicada en 1949: Miniluv, Minipax, Miniplenty, Minitrue

    usted es un personaje literario del Ministerio del Amor, la Paz, la Abundacia y la Verdad de la década de los años 50

    por lo menos tómese la molestia de aprender nuevas mentiras para el siglo XXI, joooder nos trae una y otra vez un viejo folleto de propaganda de cuando la tele era en blanco y negro, es más de cuando en estas tierras del poniente no había tele

    usted ha salido del mundo del Spuknik y la perrita laica, y la molestia no es por lo antiguo (faltaría más, pues yo estoy atrapado entre el Bronce Tardío [ca. 1350 aC] y el siglo I) la molestia es por lo dicho más arriba: usted forma parte de un mundo donde se mentía sin ninguna sutileza, simplemente se usaba la técnica de decir las cosas exactamente al revés, exactamente al revés

  79. Comentario de Lluís (04/09/2017 10:57):

    #76

    Si, si supiese algo de agricultura sabría que no todas las tierras pueden producir exactamente lo mismo. Mire, aunque no lo crea, una parcela le puede producir un rendimiento de 5 Tm/Ha de trigo y la de al lado, del mismo propietario, tratada de la misma forma (no entro en detalles), te daba 3 y gracias, el mismo año. Si, me dirá que en la que daba 3 podían probar a sembrar otra cosa. ¿Cuál? Quizá el hecho de que en la parcela buena hubiese una capa de 80 cm. de tierra, mientras que en la otra apenas había 20 cm, afectaba en algo, por lo que no merecía siquiera la pena cambiar de cultivo (y créame que se intenta, ningún agricultor es tan idiota como para rechazar algo que le va a doblar los ingresos).

    Y los agricultores han evolucionado. De vender trigo, patatas o maíz sólo pueden vivir el duque de Alba y media docena más. El resto, complementan sus ingresos con subvenciones u otras actividades (granjas, turismo rural o ir a hacer de albañil a ratos).

    Y por el origen de los alimentos, debería diferenciar entre los perecederos y los que no lo son. El cereal no es perecedero, se puede transportar a grandes distancias si hace falta, de hecho se hacía en la antigua Roma o en la Barcelona medieval, en esta última el trigo llegaba de Aragón, Sicilia y otros sitios. Aunque no había neveras, había sistemas (salazón, ahumado,…) para conservar cierto tipo de alimentos (carne, pescado) y llevarlos lejos. Por cierto, las patatas también se conservan, vd. irá a comprar en el super una bolsa cada vez que se le antoje, en mi casa se recogían en septiembre-octubre, se almacenaban y duraban todo el año, incluso se vendía una buena parte de la producción.

    Las innovaciones de este siglo han sido la congelación y la posibilidad de transportar productos frescos más lejos, eso último se debe a que un camión te cruza España en un día, un carro no. Nada de eso se lo debemos al sr. Carrefour.

    Insisto, que pueda comer patatas se debe sobretodo a que alguien las cultiva. El día que no lo haga nadie, de nada le servirán camiones, supermercados e intermediarios varios.

  80. Comentario de emigrante (04/09/2017 14:00):

    Hombre, Mauricio, hay cultivos y cultivos. Las patatas se siembran en primavera y se recogen por estas fechas. El año que viene la misma parcela se sembrará de otra cosa. Es algo que se hace desde la Edad Media, se llama rotación de cultivos. En mi tierra se alternaba el cereal con la legumbre. Pero hay otros muchos cultivos donde es imposible hacer eso, si usted produce naranjas no puede arrancar los árboles y poner un viñedo el año que viene y un olivar al siguiente. Si pone frutales tardarán cinco años en empezar a producir y ahí se quedan “pa to la vida”, un viñedo o un olivar pueden durar varias generaciones. Hay años en que la gente tiene que tirar la fruta a la basura o dejar que se pudra el los árboles porque según está el mercado no compensa recogerla siquiera. Y si solo tiene tierras de secano olvidese de sembrar patatas, maiz, remolacha, verdura, fruta y todo lo que da dinero de verdad.

  81. Comentario de Mauricio (04/09/2017 14:06):

    Teo,

    Ya veo que es solo que no lo entiende. Ya se lo explico. Primero, de reformulación populista nada, fue Keynes quien, para refutarla, la resumió de esa forma “la oferta crea su propia demanda” y es como todo el mundo la conoce. Lo que venía a decir Say es que no hay un señor como el Tio Gilito acumulando dinero en una cúpula blindada, que el dinero solo sirve para intercambiar mercancías que alguien produce. “Las mercancías solo se pagan con otras mercancías”. Lo grande de Ortega es la industria que ha creado alrededor de vender pantalones, algo incomparable a lo que podrían hacer 1000 Modas Loli o la que se ha creado alrededor de los teléfonos inteligentes. La fortuna del Sr. Ortega no esta en una cartilla de ahorros de Caixa Galicia, es el valor fluctuante de las acciones de la empresa que él ha creado, que depende de muchos factores, que van mucho más allá de la necesidad anual de pantalones que tiene Lluis.

    En cualquier caso, la ley de say, no es la de la gravedad, ni es la piedra angular de nada de lo que he expuesto previamente. Aunque, que Marx y Malthus estuvieran en contra debería darles que pensar.

    Bueno, sigan en su mundo de suma cero, sigan sembrando patatas. Mientras haya burros, iremos a caballo.

  82. Comentario de Mauricio (04/09/2017 14:27):

    A ver como se lo diría para que me entiendan. Ya está: es absurdo, absolutamente irrelevante, la rotación de cultivos, la productividad del huerto de su tio Perico o si las judías verdes son mejores en primavera, la cuestión es que solo un imbécil rematado se dedicaría al cultivo intensivo de algo no rentable, año tras año.

    El agricultor es, supuestamente, el que menos gana porque de los eslabones de la cadena que va del huerto al supermercado, o donde coño compren las patatas, es el más irrelevante. Si no lo ven por si mismos, si no ven la importancia de ZARA, de la diferencia de valor que hay entre 1 kilo de patata gallega en Lugo que en el super de Barcelona, más vale que se hagan funcionarios antes de que sea demasiado tarde y se estrangulen accidentalmente con los cordones del zapato.

  83. Comentario de Lluís (04/09/2017 14:33):

    #80

    Oiga, el que piensa que para comer patatas depende más de tener un Mercadona cerca de casa que de que alguien en alguna parte del planeta las produzca, es vd. Que uno pueda hacerse rico sin producir nada, simplemente comprando y vendiendo papelitos que las más veces no tienen demasiada relación con la realidad, no significa que todo pueda ir así.

    Mire, 1000 tiendas de Modas Loli (o las que sean), seguramente generarían mucho más que el sr. Ortega. La diferencia es que los beneficios se repartirían mucho más, concretamente entre los titulares de las 1000 tiendas, no irán a una sola persona. Pantalones podrían venderse los mismos, básicamente se trata de ajustar el precio, sólo que el superávit final va a parar a un bolsillo o a 1000. El sr. Ortega ha tenido el talento suficiente (que eso no lo discuto) para encontrar la fórmula para hacerse con todo el pastel, obviamente a él le ha beneficiado mucho, a España en general diría que no tanto.

  84. Comentario de Lluís (04/09/2017 15:01):

    #82

    De agricultura entiende más bien poco.

    ¿Por qué se cree que se destina tanto dinero a subvencionar directamente a la agricultura? Básicamente, porque con los precios de mercado que hay, no es rentable. Ya sé que a vd. no le gustan, pero incluso a gobernantes tan obtusos como los que padecemos se les ha ocurrido atinar en que, sin producción agrícola, la gente se muere de hambre. Aunque no lo crea, el ser humano puede vivir sin iphones e incluso sin pantalones, pero no sin comer. Supongo que su idea genial consiste en destinar toda África a producir alimentos baratos para Occidente, obviando cosas como que la población africana también tiene que comer y que no podrá cultivar lo que quiera en cualquier parte, incluso sin necesidad de recurrir a regar en el Sáhara.

    Mire, vender trigo, patatas o fruta no siempre es ruinoso. Un año pueden ir bien las cosas y otro mal, tanto por los precios del mercado como porque la climatología no acompañe, de ahí que un año se venda bien el melocotón y al siguiente no les salga a cuenta ni recogerlo. Pero lo cierto es que en el último medio siglo, muchas explotaciones agrarias han cerrado y/o han tenido que reconvertirse drásticamente. El trabajo de agricultor es, muchas veces, vocacional, sobretodo si uno trabaja las tierras que han ido pasando de padres a hijos durante generaciones. Uno busca nuevas formas de obtener ingresos (que no todo es vivir de la subvención), para tirar adelante.

  85. Comentario de emigrante (04/09/2017 15:24):

    Hombre, no me sea como los niños de ciudad que creen que la comida crece en los estantes del super. Alguien tendrá que sembrar algo en algún sitio. Y los agricultores no son tontos, de hecho, hace tiempo que ya habrían hecho eso que usted dice y no se sembraría ni un grano en todo lo largo y ancho de Europa si no fuera por las subvenciones de la PAC. Porque la agricultura es un sector estratégico y a la hora de asegurarse los garbanzos ni el más liberal de los políticos y funcionarios de la UE está lo suficientemente loco como para fiarlo todo a los mercados y renunciar a producir comida.

  86. Comentario de Intelestual (04/09/2017 16:27):

    OMG.
    Solo puedo decir algo así. Mi duda es saber si son ignorantes o incapaces.
    Si ustedes piensan que 10.000 modas pepis satisfacerian la demanda de pantalones como Inditex, me inclino más por la segunda, y eso que la ignorancia es atrevida.
    Los pantalones de pepi no son mejores que los de Inditex pero valen 4 veces más. ¿Why? Porque Inditex aprovecha economías de escala, externalizacion, etc lo que entienden ustedes por “reparto más justo” es pura hipocresía. Renault u Opel pueden fabricar en España, pero España no puede fabricar en otro país, ¿es eso? Al final su forma de entender el reparto es muy “Trump”. Proveedores locales etc etc. Por el lado de la oferta ustedes son simplemente “make America greater again”.
    Por el lado de la demanda, el consumidor que antes pagaban 80 y ahora 20…. dispone de 60 euros que ahora gastará en otra cosa! Ya sea otro pantalon, una caña, una parte de la hipoteca o unas bolas chinas. En cualquiera de los casos, Amancio crea oferta en su sector o en otro!
    Díganme que lo entienden.
    Por favor.

  87. Comentario de Mauricio (04/09/2017 16:45):

    Emigrante,

    Dirá que los políticos no quieren perder los votos del campo. No hay más. Y sí hay agricultura rentable, precisamente en España, tenemos bastantes ejemplos: aceite, cítricos, espárragos, frutas de invernadero, como cualquier producto, necesitan de un buen distribuidor, asociar una marca, una buena logística y no un gañan empeñado en solo plantar patatas, creyendo que sin él, el gran especialista “tuberculero”, la gente se moriría de hambre.

    Durante años, no solo en el campo, el aceite era paradigmático, pero en muchos productos desde químicos a textil, los productores españoles fabricaban y vendían a un tercero que tenía la marca y los canales de comercialización, o vendían a un trader holandés, belga, que revendía ene le mercado final del sudeste asiático. Y se quejaban de las comisiones que se llevaban, etc, pero claro los tios no estaban dispuestos a irse a patear indonesia o camerun, ni invertir en una marca o en abrir oficinas comerciales en un país extraño.

    Lluis,

    No sé preocupe usted por si los fabricantes de iphones se mueren de hambre. Puede dejar su huerto sin cargo de conciencia alguno. Llegado el caso, esos ingenieros serán capaces de descifrar los arcanos de la siembra de patatas y sobrevivir.

    Me parecen muy bien las vocaciones, mientras que se las pague cada uno. Y sí, la vida es dura y los agricultores se tienen que adaptar como los fabricantes de boinas, sifones, cestos de esparto, tapacubos, etc.

    1000 tiendas de Modas Loli como mucho generarían algo de trabajo extra para una gestoría de barrio y poco más. Uno de los problemas añadidos que ha sufrido España durante la crisis ha sido el pequeño tamaño de nuestras empresas; las medianas/grandes mayoritariamente han aguantado. Es más, la productividad de estas es equiparable a las más punteras del mundo; las pequeñas sin capital, sin financiación, con apenas control sobre sus costes y sin contar con otros mercados que el nacional se iban a la bancarrota.

    El sr. Amancio Ortega empezó en un “Modas Loli” y ha acabado creando un imperio que genera millones que se reparten entre mucha gente. De lo más absurdo que le he leído, pero de pura vergüenza ajena, es cuando dijo que la diferencia entre usted y él era que usted nunca explotaría a nadie en el tercer mundo. Le daré una más: él ha seguido dando empleo a miles de españoles, más que antes de la crisis, mientras miles, literalmente, de Modas Loli cerraban las puertas: dejando a muchos proveedores colgados que a la vez se veían obligado a cerrar.

  88. Comentario de Santi (04/09/2017 17:41):

    Con qué se compara un mundo basado en la continua aparición, encumbramiento y relevo de amancioortegas? Pues con uno donde de repente no aparecen más, pero que sigue regido por la ley del dinerazo. O sea, un mundo donde quien akumuló puede pedirte, dentro de la sacrosanta autonomía de la voluntad, que recibas lluvia dorada en la boca. En un mundo así, de repente ya no hay amancios! Eso, huelga decir, es una tragedia, pero más que eso, es inconcebible: haberlos, los tiene que haber. En todo caso, alegrarse porque D. Amancio te dé currelo es una trivialidad del calibre de alegrarse de que te vuelen una mano en la trinchera y por fin te licencien de la guerra esa que se han montado tu Senhor. Una trivialidad, entiéndame, significa que no va a ningún lado, que no es más que la constatación de las casi deterministas fuerzas que nos gobiernan (la ley del dinerazo, que algunos no se creen que sea necesaria, ni mucho menos buena, pero que otros se empenhan en asumir como parte de su ego). Lo que no sería una trivialidad es si es posible cagarse en esas fuerzas, e incluso razonar ese sentimiento.

    Pero lo cierto es que lo que ha hecho el Amancio es muy valioso, mucho más valioso que lo que hacía la modista, que la pobre sólo sabía confeccionar algo que es muy útil o incluso necesario para la gente.

  89. Comentario de Santi (04/09/2017 17:45):

    La ley de Say tiene la simpática derivada de que parece dar razón de la inevitable y fortísima sospecha de que se produce para mantener en movimiento la maquinaria, y que cualquier relación entre producción y necesidades humanas, es de tipo (seguro que hay palabras mejores) anecdótica. Patata contra valor. Me cago en el valor.

  90. Comentario de Lluís (04/09/2017 19:09):

    #87

    A los políticos no les importa el voto del campo porque allí queda, realmente, muy poca gente. Además, ¿a quién votan? Se supone que es un voto más bien conservador, por lo que cuando han gobernado, a nivel estatal o regional, las izquierdas, habrían podido prescindir de ello. Mirando sólo el caladero de votos, lo suyo habría sido que el PSOE hubiese salvado antes Altos Hornos del Mediterráneo que toda la agricultura de Castilla-León, Aragón y Cataluña juntas, que total tampoco les votan.

    1000 tiendas de Modas Loli, en su conjunto, generarían más que su equivalente en Zara. Las economías de escala también logran eso, el aumento de beneficios se consigue reduciendo costes. Donde antes habría 10000 horas de trabajo mensuales en gestorías, su equivalente es a menos de la mitad.

    De hecho, las grandes empresas han capeado la crisis pero han destruído mucho empleo, debería comparar las plantilla de ciertas grandes empresas ahora y hace 10 o 15 años, y no ha sido porque se hayan vuelto más eficientes, sino porque el trabajo que antes hacían 10, ahora lo hacen 5 o 6, cobrando menos y con mucho más estrés porque las cargas siguen siendo las mismas pero hay menos espaldas a repartir. O externalizando. Hay pequeñas empresas que han caído, algunas incluso siendo rentables, por el simple hecho que una grande (un banco) les negaba crédito sin más. Eso supongo que no lo consideran. Por otra parte, le sorprendería la cantidad de pequeñas y medianas empresas que han sobrevivido y, encima, están exportando más, de hecho son más flexibles que las grandes multinacionales.

    Por otra parte, es un hecho que Ortega ha ganado mucha pasta explotando personal en otros países, desde Turquía hasta el Extremo Oriente. Si, ha dado empleo a miles de españoles, pero se han perdido muchos más en los que han tenido que cerrar por la competencia de Inditex. Supongo que era inevitable, de no ser Inditex lo habría hecho otro, pero tiene razón, no es una suma cero, en conjunto la sociedad española seguramente habrá perdido más que ganado, es relativamente fácil saber cuánta gente está en nómina de Zara, pero no los que han tenido que cerrar.

  91. Comentario de Gekokujo (04/09/2017 20:15):

    Si contabilizando empleos caemos en la cuenta de que no es una suma cero, al menos para un área determinada como el estado español, ni que decir tiene que en el aspecto fiscal la cosa es mucho más escandalosa.

  92. Comentario de Gekokujo (04/09/2017 20:25):

    Por cierto Mauricio, que las malas lenguas dicen que Inditex tuvo en sus inicios inversores peculiares, por decirlo de alguna manera.

  93. Comentario de Intelestual (05/09/2017 06:02):

    Y ahora es cuando nos enterramos que detrás de Amancio están… Felipe VI y Arabia Saudí.

  94. Comentario de Mauricio (05/09/2017 08:20):

    Santi,

    No sé cuántos de los 3,5 millones de parados de este país estarían de acuerdo en la trivialidad de tener un empleo en ZARA. Cierto que no es tan trascendental con ser un peón en una fábrica en el culo de Siberia a cambio de batir la producción anual de tractores que no quiere nadie, ir de “voluntario” a recoger caña de azúcar para que el amado líder pueda presumir de un aumento en la producción, rastrear las calles de Phnom Penh en busca de intelectuales disidentes o sembrar patatas subvencionadas pero oiga, hay gente “pa to”. .

    Amancio también sabe confeccionar, pero además muchas cosas más que obviamente la modista no.

    “cualquier relación entre producción y necesidades humanas, es de tipo (seguro que hay palabras mejores) anecdótica.”

    ¿se refiere al arte, Es necesaria la capilla sixtina, se habría pintado sin un mecenas o usted cree que el arte es un lujo decadente pequeño burgués? Quien dice el arte, dice el ocio, el deporte, el lujo, la moda, la gastronomía, la arquitectura, cierta tecnología, etc…

    Lluis,

    Siga cultivando patatas. Por cierto, si su caso es el que comenta, de agricultor “vocacional, sobretodo si uno trabaja las tierras que han ido pasando de padres a hijos durante generaciones” vaya con ojo que sus camaradas le van a quitar las tierras….¿o solo te las quitan si no eres un fracasado que cultiva patatas no rentables y has podido incrementar la producción, comprar nuevas tierras, etc? ¿Por qué es eso, se trata de castigar el éxito que ustedes no han tenido: Modas Loli bien, patatas subvencionadas bien, Inditex “uyuyuyuy que se ha pensado ese, que es mejor”?

  95. Comentario de Lluís (05/09/2017 10:08):

    #94

    No, no soy un cultivador vocacional, no cultivo nada. En mi familia si que los hay, y en su día lo había hecho, por eso puedo reírme de todas las estupideces que suelta cuando habla de agricultura. Si sus conocimientos de economía son equiparables, entiendo que tenga que ganarse la vida saqueando en el África subsahariana, en un mundo donde hay algo de ética y algunas normativas, no tiene nada que hacer.

    Por lo demás, no creo que por pagar un impuesto de sucesiones vayan a quitar nada a nadie. Pero tiene razón, pagar por algo que te ha caído del cielo sin hacer nada es una injusticia total, lo que es justo es que paguen los que se sacan 20.000 € brutos al año trabajando.

    Eso si, espero que me cuente cómo va a lograr comer patatas el día que nadie las produzca. Me temo que las impresoras 3D no dan para eso.

    Por cierto, unos cuantos de los millones de parados seguramente estarían todavía más contentos si Zara no les hubiese forzado a cerrar el negocio. Pero por lo que sé, para encontrar trabajo en Zara recientemente era mucho mejor ser un refugiado sirio en Turquía que un español en España.

    ¿Que Ortega sabe confeccionar? Muy poco, diría yo. Tampoco lo necesita, lo suyo es que lo hagan los demás por él y pueda quedarle el mayor margen posible, que es así como se hacen los negocios, no pasándose 60 horas semanales ante una máquina de coser.

  96. Comentario de devilinside (05/09/2017 12:16):

    #93 No, Inte, lo que comentan por allí es que alguno de los magnates de la fariña reinvirtió beneficios (y también en el Depor glorioso).

    A los libeggales de guardia, sin cuya iluminación los pobres mortales no tendríamos ni puta idea de cómo funciona el mundo. Igual estoy confundido pero por lo que me contaron en la facultad, los primeros que propusieron el impuesto de sociedades fueron Adam Smith y David Ricardo y creo que Stuart Mill no era en absoluto partidario de la existencia de la institución hereditaria. Pueden decirme que quiénes son esos y que están anticuados, pero son los que inventaron el chiringuito.

  97. Comentario de devilinside (05/09/2017 16:32):

    Perdón, impuesto de sociedades no, qué herejía, de sucesiones

  98. Comentario de Mauricio (05/09/2017 16:56):

    Lluis,

    No se confié. Espero que no le llegue la herencia en un mal año para las patatas y pasé a engrosar las estadísticas de aquellos que han tenido que renunciar a su herencia. Tan solo el año pasado 39000 personas. Claro que como usted ya ha explicado debe tratarse de personas que no saben ni sumar, ni restar…

    Por un lado, me encanta su moral de esta mal quedarte con algo “caído del cielo” PERO si pagas a quien corresponde, entonces, ya está bien. El estado como la mafia siciliana. Por otro lado, tropocientos mensajes y ninguno haciendo una propuesta para que esas 39 mil personas puedan heredar, así que entiendo que les parece una situación justa independientemente de la fortuna del heredero. Muy progresivo.

    Devil,

    Muy buen argumento: Perico de los Palotes, que era muy liberal, estaba a favor. No hay más que discutir, caso cerrado, circulen. Los liberales no somos una secta, así que no tenemos un septón supremo que establezca el canon de cómo debemos pensar todos aquellos que consideramos la libertad individual como un valor supremo.

    De Mill no me extrañaría, de Adam Smith lo dudo, de Ricardo sé poco más que el nombre.

  99. Comentario de Lluís (05/09/2017 18:38):

    #98

    No, oiga, aquí vd. afirmó, sin tener ni idea (para variar) que 39.000 personas habían renunciado a sus herencias, asumiendo que era por no poder pagar un impuesto de sucesiones que es un porcentaje de la herencia.

    Yo, simplemente, le expliqué que aceptar una herencia significa heredar bienes y deudas, si éstas son superiores al valor del bien que se hereda, no suelen aceptarlas. En caso contrario, suelen aceptarse porque en el peor de los casos se vende y se quedan con el resto.

    Yo lo que digo es que hay que contribuir a los gastos del Estado, y si una nómina mileurista ha de pagar, lo lógico y justo es que una herencia también lo haga, ¿no? Además, el estado tiene unos gastos, se necesita dinero para rescatar bancos y autopistas de peaje. O para que el cheque de 500 millones que le soltó Hacienda al Santander tras comprar el Popular tenga fondos, supongo que no querrá que la sra. Botín tenga que embargarle hasta la camisa a Montoro para cobrar lo que es suyo.. Eso va para los ceporros que decían que lo del Popular no costaría un euro a los españoles.

  100. Comentario de -- (05/09/2017 18:47):

    #98. Lo mejor que podemos hacer en este caso es citar al bueno de Adam:

    “The death of a father, to such of his children as live in the same house with him, is seldom attended with any increase, and frequently with a considerable diminution of revenue, by the loss of his industry, of his office, or of some life-rent estate of which he may have been in possession.
    That tax would be cruel and oppressive which aggravated their loss by taking from them any part of his succession. It may, however, sometimes be otherwise with those children who, in the language of the Roman law, are said to be emancipated; in that of the Scotch law, to be forisfamiliated; that is, who have received their portion, have got families of their own, and are supported by funds separate and independent of those of their father. Whatever part of his succession might come to such children would be a real addition to their fortune, and might therefore, perhaps, without more inconveniency than what attends all duties of this kind, be liable to some tax.”

  101. Comentario de Santi (05/09/2017 22:29):

    Hombre devil, es que los liberales clásicos lo que querían, su principal preocupación, era acabar con los rentistas que lastraban el desarrollo de la economía, es decir, con la cosa feudal. No es de extranhar que propugnasen el establecimiento de algunos impuesto, al fin y al cabo sabía que el Estado era necesario para los negosis. Ahora no, ahora les suele parecer genial que la economía productora lleve en la chepa un mono vicioso tamanho King Kong, los nuevos senhores feudales, los financiers que parasitan la verdadera economía (estas son palabras de otros, yo me limito a cagarme en la Ciencia de la Economía tout court).

  102. Comentario de Santi (05/09/2017 22:42):

    #94 Ya estamos otra vez con las alternativas. Ya se lo dije una vez: la ecomomía esa no será un juego de suma cero, pero su forma de razonar ahí anda, como con dos columnas que se compensan la una a la otra… Y no, hombre, no. No es verdad que no(P) sea lo mismo que sí(noP), porque hay ya me ha introducido la negación dentro de la afirmación y me ha creado una doctrina alternativa que se afirma, donde antes sólo había un quitarse de encima lo que te mata. Le agradecería que reflexionase al respecto antes de propinar su siguiente paliza dialéctica.

  103. Comentario de Atlas (06/09/2017 09:01):

    “Los liberales no somos una secta” Mira que el bueno de Mau dice chorradas hilarantes a lo largo de los dias, pero esta me ha hecho particular gracia. Que no son una secta, dice. Ay… xD

  104. Comentario de devilinside (06/09/2017 09:21):

    #98 D. Mou, es Vd. un genio. Acaba de descubrir el judaísmo sin biblia, el cristianismo sin Cristo, el marxismo sin Marx o el messismo sin Messi.

    ¿Quién coño es David Ricardo? Pues nada, ¿le suena la ley de hierro de los salarios? ¿La ley del rendimiento decreciente? ¿la teoría cuantitativa del dinero? ¿la equivalencia ricardiana? ¿Es posible que el pastor de su iglesia liberal haya excomulgado a David Ricardo y anatematizado sus escrituras?

  105. Comentario de devilinside (06/09/2017 09:24):

    #100 No se preocupe, D. –, el bueno de Mou saldrá ahora diciendo que tiene cuatrocientos textos de Adam Smith en contra del impuesto de sucesiones, como cuando soltó lo de la sentencia de Galileo. La verdad alternativa antes de Trump.

  106. Comentario de Mauricio (06/09/2017 09:45):

    Ni tan siquiera Smith con sus “might” “perhaps “ “to some tax” y aun compartiendo el objetivo de evitar la creación de facto, por la acumulación de dinero, de monopolios, sigo sin verlo:

    1. La historia ha demostrado que con el paso de las generaciones las fortunas tienden a disminuir, desaparecer, no a aumentar.

    2. Me sigue pareciendo inmoral que alguien deba renunciar a su legítima herencia por no poder hacer frente al pago de un impuesto. Smith hace una distinción, el impuesto en España, allí donde sigue en vigor, aun siendo progresivo, no.

    3. ¿Heredar es solo inmoral cuando heredas mucho o lo es siempre? ¿deja de serlo si pagas un impuesto?

    4. Una cuestión de eficiencia: si el objetivo es solo evitar la acumulación de riqueza en unas pocas manos (volver punto 3) realmente el pago de un impuesto va a evitarlo ¿a cuánto tendría que ascender? ¿Dónde acaba un impuesto y empieza la confiscación, expropiación?

    5. ¿Por qué discriminar entre grado de parentesco, edad, etc? ¿Cuál es la lógica detrás de que tenga que pagar más o menos dependiendo de si heredo de mi padre, mi hermano o mi tio?

    6. ¿Cuál es el límite respecto a lo que se puede gravar? ¿Siempre que el estado pueda recaudar es licito/correcto que lo haga? Porque siempre se puede mejorar esto o aquello, o invertir en esto y aquello… ¿Dónde establecen ustedes el límite?

    Ay chiquillos,

    A los sectarios les pasa como a los nacionalistas, que creen que todos los demás lo son.

    Debil,

    Sé quién es David Ricardo pero no lo he leído como para saber qué opinaba sobre el impuesto de sucesiones. Tampoco necesito hacerlo para tener una opinión sobre el mismo, obviamente, en su caso necesita recibir direcciones para opinar. Además de pretender que ha leído, debería empezar a demostrar que ha entendido algo y que sabe aplicarlo: Es preocupante que un ejemplar adulto de humano, en una discusión sobre la persecución de la ciencia por parte de la iglesia, de más importancia a una frase “en internet corren varias, diez, muchas, (las que dijese) versiones sobre la sentencia de Galileo”, algo irrelevante para lo esencial de la discusión, que al hecho de la incapacidad no solo suya, si no del resto, de aportar más ejemplos de científicos represaliados por la iglesia católica por sus planteamientos científicos, algo, obviamente esencial. Como le recomendé a su colega, en estos casos, mejor hacer mutis por el foro que seguir cavando y, con cada palada, parecer más y más imbécil.

  107. Comentario de devilinside (06/09/2017 11:10):

    D, Mou, como siempre desviando la atención. Contestando a su argumento ad hominem, con Vd. me pasa lo mismo que con Piqué: no sé si es el “listo” más imbécil del mundo, o el imbécil mas “listo” del mundo.

  108. Comentario de Mauricio (06/09/2017 11:53):

    Solo tiene sentido que diga que estoy “desviando la atención” si ha empezado a leer a partir de “Debil,”. Usted y todo el que frecuenta LPD sabe que nunca insulto primero y nunca utilizo argumentos ad hominem, en todo caso, insultos, no podría ser de otra manera, ad hominem. Tampoco es que tenga mayor importancia lo primero, ni lo segundo pero manda cojones que encima se hagan los ofendidos.

  109. Comentario de -- (06/09/2017 13:28):

    Hombre Mauricio, no esperará que Adam Smith venga a decirle ” el impuesto de sucesiones será del 23,4 % del valor catastral en caso de bienes inmuebles”.

    Ahí está la cosa. Adam Smith NO opinaba que el impuesto de sucesiones era un complot judeomasónico para que los comunistas como Garzón se bañen en una piscina con el dinero que le “roba” a usted.

    Tomese un vasito de agua con azucar para bajar esas agujetas, tanta gimnasia dialéctica no puede ser buena.

  110. Comentario de Sgt. Kabukiman (06/09/2017 14:10):

    Sobre don Zara:

    1) Las cuotas de mercado de las empresas varian cada año y en cada pais en el que compiten. Evidentemente y no siendo Zara un caso único, por supuesto que si lo que vende zara no lo vendiera zara, otro cubriria las necesidades de la gente que quiere estrenar ropa de mierda cada mes.

    2) las empresas como zara son lo que son porque fabrican en bangladesh y no en españa. Todo lo demas, logistica, plazos, etc, etc, son nimiedades. Para quien considere esto un problema existen listas de empresas segun trato con proveedores, etc, etc. Usted decide, estimado consumidor.

    3) Bill gates ha donado 40.000 millones de pavos y no en su pais, precisamente. Asi que cuando D. Amancio (mejor decir Publicidad y marketing) dona lo que la calderilla de los pantalones, sobra con un gracias a secas. El beso negro hay que currarselo mas.

  111. Comentario de Sgt. Kabukiman (06/09/2017 14:13):

    Y respoecto al tema de sucesiones, hay que ser muy, pero que muy gilipollas para preferir cubrir los gastos del estado con IVA, IRPF o cotizaciones que con los impuestos a la trasmisión de bienes de muertos a vivos.

    Incluso diria que no es nada meritocratico y nada liberal.

  112. Comentario de Sgt. Kabukiman (06/09/2017 14:16):

    Y asi en general:

    https://www.youtube.com/watch?v=2ZpRXQlkTYs

  113. Comentario de Eye (06/09/2017 15:14):

    «1. La historia ha demostrado que con el paso de las generaciones las fortunas tienden a disminuir, desaparecer, no a aumentar».

    ¿La historia?

    Según la Wikipedia inglesa, en 2000 el 10% de la población más rica de Estados Unidos controlaba el 69% de la riqueza del país. Los últimos números que he visto, referentes a 2016, hablan de un 76%. Los números de Españistán igual son un poco menos extremos, pero no deben alejarse mucho de los estadounidenses.

    Al final la vida es como la cuenta el Eclesiastés, yo tengo lo que necesito y no pierdo el sueño pensando en lo que gana o pierde Ana Patricia Botín. Pero que nadie me cuente milongas sobre como este estado de cosas es justo, racional y genial: aunque inevitable, considerando la condición humana, quizás. Y estoy seguro de que cuando el faraón se acostaba a dormir por las noches también pensaba que Egipto era una meritocracia, y sin él ni siquiera el sol saldría por las mañanas. Sí, se está solo tan arriba.

    Por cierto, Mitos, verdades y mentiras sobre el impuesto de sucesiones. Una parte de las renuncias a herencias obedece al valor dudoso de lo heredado (un estupendo piso hipotecado por más de lo que en el mercado te darán por él, una pintoresca finca agrícola en el pueblo abandonada cuarenta años).

  114. Comentario de Mauricio (06/09/2017 16:17):

    Ha quedado claro que Adam Smith estaba a favor del impuesto de sociedades. Gracias

    Kabuki,

    1. ZARA ha revolucionado la forma de comprar de la gente. Ahí está su éxito y por eso el resto de empresas del sector la han copiado y las que no se han arruinado.

    2. Muchas empresas fabricaban en Bangla Desh o donde fuera antes que ZARA y, en cualquier caso, pueden copiarle, y sin embargo no tienen éxito.

    SI quieren reducir el éxito de ZARA a la falta de escrúpulos morales de Amancio Ortega…pues bien.

    3. Bill Gates es más generoso que Amancio Ortega. Bien por él.

    “hay que ser muy, pero que muy gilipollas para preferir cubrir los gastos del estado con IVA, IRPF o cotizaciones que con los impuestos a la trasmisión de bienes de muertos a vivos.”

    ¿Cuánto recaudaba el impuesto de sucesiones cuando estaba vigente en todo el territorio? ¿Puede sustituir el impuesto de sucesiones al IVA o al IRPF? ¿Reducirlos al menos? De ser así, podría estar de acuerdo pero lo que usted plantea es un brindis al sol. Lo vuelvo a preguntar: ¿Cuál es el límite respecto a lo que se puede gravar? ¿Siempre que el estado pueda recaudar es licito/correcto que lo haga? Porque siempre se puede mejorar esto o aquello, o invertir en esto y aquello… ¿Dónde esta el límite?

    “Según la Wikipedia inglesa, en 2000 el 10% de la población más rica de Estados Unidos controlaba el 69% de la riqueza del país. Los últimos números que he visto, referentes a 2016, hablan de un 76%. Los números de Españistán igual son un poco menos extremos, pero no deben alejarse mucho de los estadounidenses.”

    Dando por bueno esos números (que no lo son), hace referencia a fortunas en acciones. Acciones de empresas que ya no pertenecen al Sr. X si no a fondos de inversión, bancos, etc y que mañana pueden valer 0 ¿necesitan ejemplos de grandes corporaciones que se han ido a la mierda los últimos 20 años? . Lo cierto es que de los ricos del siglo XIX ninguno está entre los más ricos a día de hoy, ni tan siquiera, de la década de los 80, cuando según su teoría deberían ser los más ricos en 2017. Nadie tiene hoy el poder que tenía Rockefeller en el s.XIX, o Ford a principio del s.XX. Ni los Alba son los más ricos de España. Las fortunas se diluyen y surgen nuevos ricos, nuevas empresas que sustituyen las anteriores. Amancio Ortega es uno de los 3 hombres más ricos del mundo, su hija que no se tendrá que preocupar en su vida por trabajar, PERO de aquí 20 años no estará ni entre los 50 primeros y seguramente sus acciones en ZARA serán marginales porque se las habrá vendido a un fondo kuwaití o se “arruinara” cuando la próxima “ZARA” revolucione el mercado textil y no se sepa adaptar. Tampoco creo que dedique su fortuna a dominar el mundo, ni a empeorar las condiciones de vida de los españoles.

    Prefiero una sociedad con muchos ricos y pocos pobres a una con pocos ricos y muchos pobres. Lo primero suele suceder en el primer mundo, lo segundo en el tercer mundo. Ustedes mismos. Antes de que se me lancen a la yugular, según el informe The Global Wealth Databook, el que utiliza OXFAM, Dinamarca es el país rico más desigual en términos de riqueza. El 10% posee el 66,9 de la riqueza total (en España el 55,9) y su índice de Gini en 2014 era de 27,5, en España de 34,7. No hay país rico sin ricos, ni hay ricos sin desigualdad pero si puede haber países ricos, con muchos ricos y sin pobres.

    ¿Algún comentario sobre los otros 5 puntos que mencionaba?

  115. Comentario de -- (06/09/2017 16:27):

    Sobre los hombres hechos a sí mismos y la riqueza, no solo han dado algún dato interesante por aquí si no que está más que estudiado que el factor que más influye en la riqueza futura es la riqueza de la familia. Detalle que casualmente es más acentuado en Estados Unidos que en Europa, más o menos como la movilidad social que en Estados Unidos está en niveles lamentables.

    Sin embargo nos siguen contando la fábula del hombre hecho a sí mismo que llegó a la ciudad con 3 chelines y se hizo millonario en sus ratos libres mientras deshollinaba chimeneas. Miren, no seré yo el que niegue que esas personas existen pero cada vez que me hablan de tal persona creando su imperio de la nada por defecto sospecho y generalmente una mirada crítica a su biografía suele revelar que igual no se hizo tanto a sí mismo. Una buena fuente de información para esto es la clasificación de “self made” de la revista Forbes. Fíjense y verán lo habitual que son frases de este estilo:

    – X empezó su negocio con un millón de dolares que le dio su padre en 1984.
    – Convirtió una inversión inicial de 3 millones en 600.

    Claro, uno lee eso y llega a la conclusión de que solo un superhombre puede convertir 3 millones en 6000. Yo sin embargo la pregunta que me suelo hacer es: ¿Quién tiene 3 millones para invertir? Que no digo que no haya que tener cierto talento para hacer eso, de hecho hay otros que parten con 3 millones y los convierten en 10 en lugar de 6000, así que desde ese punto de vista mis felicitaciones al avezado empresario, pero repito, ¿Quién puede permitirse 3 millones para empezar un negocio?

    Y ahí está el truco de los VC. Otro sector de gente hagiografíado hasta la extenuación. Miren, si los datos son ciertos hay que invertir de media en 25 empresas para que una de el pelotazo. A partir de ahí es la pelota que rueda sola. Basta uno solo de esos pelotazos para entrar en el panteón. Un pelotazo que además suele limitarse a firmar unos dólares en un papel y que el trabajo lo hagan otros. Al poco tiempo aparecen artículos en business weekly, el premio de la cámara de comercio de Reno, 75mil likes en linkedin y el derecho a ponerse el título de “influencer”.

    Y entonces llegan los artículos para que te creas que tú también lo puedes hacer:

    – 10 cosas que los genios hacen todas las mañanas
    – ¿Quieres ser un exitoso hedge fund manager? Haz 10 flexiones a las 5 de la mañana.
    – Vacaciones? Solo para vagos.
    – Resiliencia ¿tú también la tienes?
    – Conoce la rutina del genio que descubrió Snapchat antes que nadie.

    Como digo, convenientemente esas biografías empiezan ahí. En que tal fulano metió medió millón en Snapchat y voilá, su medio millón se convirtió de repente en 500.

    Y eso es a lo que llaman meritocracia.

    Como conclusión voy a tirarme un triple que hará que intelestual y Mauricio se descojonen. Con buena picha bien se folla. O lo que es lo mismo, es más facil convertir un millón en 100 millones que convertir 1000 euros en 2000.

  116. Comentario de Eye (06/09/2017 23:47):

    «2. Me sigue pareciendo inmoral que alguien deba renunciar a su legítima herencia por no poder hacer frente al pago de un impuesto. Smith hace una distinción, el impuesto en España, allí donde sigue en vigor, aun siendo progresivo, no».

    Insisto en lo dicho, la mayoría de las renuncias a herencias no obedecen al impuesto de sucesiones. La razón más frecuente para renunciar es que lo que heredas son dolores de cabeza –propiedades con deudas, esas cosas–. De hecho conozco algún caso: una casa en un pueblo abandonado de Teruel, de la que quizás quede alguna pared, es un patrimonio del que puedes prescindir. Note que Aragón tiene un impuesto alto en comparación con otras comunidades, y una tasa de renuncias más baja. Véase aquí: Testamento: La renuncia de herencias sube un 3,1% en 2016 hasta los 38.791 casos. Eso de que 39000 personas renuncian a su herencia por culpa del impuesto es una trola.

    ¿Es inmoral que alguien tenga que renunciar a la herencia por culpa del impuesto de sucesiones? Pues oiga, probablemente sí, no es una cuestión en la que haya pensado mucho. ¿Tengo un derecho inalienable a la propiedad de mis padres? ¿Y a la de mi tía solterona que vive con catorce gatos y a la que nunca veo? Yo por extraño que parezca sólo considero mío lo que me he trabajado o lo que alguien me ha dado: lo que me puedan dar en un futuro podría ser mío cuando llegue el día, pero desde luego hoy no lo es y no debería considerarlo como tal.

    «3. ¿Heredar es solo inmoral cuando heredas mucho o lo es siempre? ¿deja de serlo si pagas un impuesto?»

    Uno vive en una sociedad que le garantiza el derecho a la propiedad privada, con leyes y jueces que permiten –más o menos– aclarar qué pertenece a quién. Al pagar un impuesto sobre su herencia contribuye al sostén de dicha sociedad. En ese sentido sí, pagar una pequeña parte de lo heredado hace la herencia más “moral”, y si es un impuesto progresivo que no aplasta a los débiles no se me ocurre nada que objetar.

    «4. Una cuestión de eficiencia: si el objetivo es solo evitar la acumulación de riqueza en unas pocas manos (volver punto 3) realmente el pago de un impuesto va a evitarlo ¿a cuánto tendría que ascender? ¿Dónde acaba un impuesto y empieza la confiscación, expropiación?»

    El impuesto no evita la acumulación de riqueza, ni se ha concebido para ello. No se preocupe, si usted es rico podrá seguir siéndolo. Pero es bastante lógico que quién herede mucho pague más que quién herede poco. Más absurdo es que te claven un 21% de IVA por la reparación del coche –del que a menudo depende tu sustento– mientras que con una revista porno, ese bien de primera necesidad, pagues el 4%.

    Y si nos ponemos finos todo impuesto es una confiscación; el propio nombre ya lo dice… La alternativa es la ley de la selva. Si le sirve de consuelo, los impuestos no deberían arruinar a nadie ni impedirle vivir con dignidad.

    «6. ¿Cuál es el límite respecto a lo que se puede gravar? ¿Siempre que el estado pueda recaudar es licito/correcto que lo haga? Porque siempre se puede mejorar esto o aquello, o invertir en esto y aquello… ¿Dónde establecen ustedes el límite?»

    ¿Qué funciones debería tener el Estado? ¿Cuánto dinero hace falta para cubrirlas? ¿Es una cantidad realista? Y luego, ¿cuánta sangre te puede chupar una sanguijuela hasta que afecte seriamente a tu salud?

    Hay quién considera importante un sistema de salud pública, otros entienden que arrojar bombas en Oriente Medio es una necesidad más acuciante. A mí, por mucho que desconfíe de los funcionarios, cuénteme entre los estatistas: educación, sanidad, jubilaciones, subsidios por desempleo, red de carreteras, confederaciones hidrográficas –aargh–… Y ya puestos la gestión de monopolios naturales como los ferrocarriles y la red eléctrica.

    según el informe The Global Wealth Databook, el que utiliza OXFAM, Dinamarca es el país rico más desigual en términos de riqueza.

    Según ese informe, en su edición de 2016, el país rico más desigual es Estados Unidos, con el 75% de la riqueza para el 10% más rico. Seguido de Suiza. Ya de paso en Noruega ese número está en el 49%, lo cual supongo que prueba que la socialdemocracia no te impide acumular bienes terrenales si eso es lo que quieres: sólo lo hace un poco más difícil. Y a cambio la vida es más segura y tolerable para los demás. A mí me vale. Al final, parafraseando a Tolstoi, ¿cuántos ferraris necesita un hombre?

  117. Comentario de -- (07/09/2017 03:10):

    Eye, haciendo de abogado del diablo y aunque coincido con usted, el argumento es que es irrelevante cuantos ferraris necesite uno, lo importante es el derecho inalienable a tener los ferraris que le plazcan. De hecho, quién decide cuantos ferraris necesito? Ya sabe, coerción de la libertad y esas cosas.

    Claro que si mi bienestar básico está condicionado por tu número de ferraris entonces podemos resolverlo a palos o como bien dice usted, favorecer un árbitro que impide que usted le quite el pan a mi hijo y que a cambio yo le arranque los dientes.

  118. Comentario de Lluís (07/09/2017 07:10):

    “Prefiero una sociedad con muchos ricos y pocos pobres a una con pocos ricos y muchos pobres. ”

    Yo también, pero la tendencia actual es la inversa. La desigualdad es un porcentaje, pero cuando aumenta, aumenta la pobreza. Durante la crisis, el nivel de vida de Florentino, Botín o Amancio no se ha reducido; el de muchos españoles que intentan vivir de una nómina, si.

    De hecho, en el último siglo se ha demostrado empíricamente que la solución para reducir el número de pobres consiste en que el estado actúe redistribuyendo riqueza, mediante una presión fiscal elevada y un fuerte gasto social. Y ni siquiera se ha producido una “caza al rico”, creo que en la mayoría de países de Europa Occidental, incluídos los escandinavos, encontrará millonarios. No podrán permitirse tantos Ferraris como Bill Gates, Ortega o Slim, pero tampoco han de ir en transporte público si no quieren.

    Y eso no lo han logrado los liberales, sino los progresistas. El liberalismo no es una ideología reciente, en el siglo XIX se aplicaba en la mayor parte del continente y, si bien las cifras macroeconómicas eran buenas, había crecimiento y una pequeña élite se enriquecía, las condiciones de las clases más pobres no mejoraban al mismo ritmo, y si algunas cosas cambiaban a mejor para ellos (limitación de la jornada laboral, seguros sociales, prohibición del trabajo infantil,…) era por intervención de los gobiernos, no de las propias fuerzas del mercado, creo que a muy pocos empresarios de la época les gustaba que les impusiesen un máximo de 10 horas diarias de trabajo.

  119. Comentario de mauricio (07/09/2017 09:52):

    El rico lo tiene más fácil que el pobre; el listo que el tonto; el trabajador que el vago; el ambicioso que el conformista; el perfeccionista que el bruto; el que tiene don de gentes que el misántropo; el observador que el impulsivo; el que quiere aprender que el soberbio que ya lo sabe todo; el que tiene buena presencia del que no y así ad infinitum… Está claro que el rico puede prescindir de alguna de las otras características, tampoco muchas, y el pobre, a falta de dinero, tiene que tenerlas todas. La mayoría tenemos algunas y nos faltan otras, en cualquier caso, eso se acabara reflejando en nuestra cuenta corriente y en la educación que le demos a nuestros hijos y, por tanto, algunos partirán con más ventajas que otros. Las sociedades son forzosamente desiguales porque somos desiguales.

    Resumiendo, que con matices estoy de acuerdo.

    Eye,

    2. Las causas de esas 39 renuncias las desconozco ¿tiene usted alguna estadística que especifique el motivo? Al de su tía no sé, a la casa donde usted se crio; al patrimonio mayor o menor que hicieron sus padres pensando en usted; al reloj, la alianza de su madre, el cuadro, un manuscrito de su tatarabuelo, la cubertería de la abuela, un osito de peluche, X, ¿tampoco? Pues oiga eso es mío, ya no es una cuestión de pagar por algo que es mío, es que en el texto y algunas intervenciones subyace la idea de que ”yo” soy un especie de usufructuario pero el titular es el estado ¡el estado! gracias al cual, los papelitos de colores tienen valor.

    3. La cuestión no es contribuir al mantenimiento del estado, nadie ha cuestionado eso, la cuestión es si los impuestos son una especie de bula estatal que autoriza a los ciudadanos a hacer cosas inmorales. A ver si les va a salir un Lutero…

    4. Vamos que a pesar de lo que dicen el único fin del mismo es recaudatorio. “ Pero es bastante lógico que quién herede mucho pague más que quién herede poco” sin embargo le parece bien que pague el mismo iva del 21% el que tiene un Ibiza que el que tiene un A8; “los impuestos no deberían arruinar a nadie ni impedirle vivir con dignidad” ¿Este es su límite, bastante subjetivo, no? A diferencia de Lluis, a no todo el mundo le basta con unos pantalones al año.

    “ educación, sanidad, jubilaciones, subsidios por desempleo, red de carreteras, confederaciones hidrográficas –aargh–… Y ya puestos la gestión de monopolios naturales como los ferrocarriles y la red eléctrica.” Compro, más policía, ejército y administración, sobra con la mitad de lo que se recauda ahora.

    “según el informe The Global Wealth Databook, el que utiliza OXFAM, Dinamarca es el país rico más desigual en términos de riqueza.”

    O será que Noruega no es tan socialdemócrata o que la igualdad no tiene que ver con acabar con los ricos y sí con los pobres. Conoce la anécdota del revolucionario portugués Otelo Saraiva de Carvalo con Olof Palme, pues bien, el primero, muy ufano, le dijo al sueco que con la revolución iban “acabar con todos los ricos”, a lo que Palme le respondió “es curioso, porque lo que nosotros pretendemos aquí es acabar con los pobres” Esto si era socialdemocracia sueca y no lo que pretende Podemos.

    Lluís,

    La desigualdad no indica nada. Que ortega sea infinitamente más rico que yo, no me hace pobre. Que dos mileuristas sean muy iguales, no les hace menos pobres.

    Lo que se ha demostrado empíricamente es que la solución para reducir el número de pobres consiste en darles la oportunidad de ganar dinero. Redistribuir riqueza puede paliar el problema pero nunca resolverlo y, a la larga, empeorarlo.

    En el siglo XIX se aplicaba el mercantilismo. Es imposible que el progreso económico llegue a todos al mismo tiempo, en la misma proporción, sin crear fricciones, etc. Esta es una actitud muy común y absurda, vendría a ser un estudiante que no se presentase a un examen porque no va a sacar un 10. ¿Acaso les fue mejor aquellos que no hicieron la revolución industrial que a los ingleses?

  120. Comentario de asertus (07/09/2017 14:05):

    La última vez que hice una multiplicación, el IVA del 21% de un Porche eran muchos más euros que el de un Ibiza.

    Me gusta ver cómo la progresía hispana se aleja más y más de los países nórdicos, y hasta de Alemania, lo que es coherente.

    Lo único que se puede heredar sin pagar en España, y que esté bien visto por el lado izquierdo, parece ser que son las cátedras universitarias.

  121. Comentario de Lluís (07/09/2017 14:05):

    Mauricio,

    El problema es que para que Ortega sea multi-multi-millonario, necesita que en otros sitios alguien trabaje para él por 120 $ al mes.

    Si, evidentemente se trata de dar la oportunidad de ganar dinero. Para eso, ha sido necesario que el estado invierta más dinero, permitiendo, por ejemplo, que cualquiera pueda acceder a una educación si tiene ganas y sirve para ello. Si únicamente puede ir a una escuela de oficios, o a una universidad, el que tiene una renta suficiente para permitírselo, una parte importante de la población carecerá de oportunidades y, lo que se peor, eso se irá perpetuando entre generaciones. Y me refiero no sólo a poder costearse los estudios, sino a que su familia pueda permitirse tener a sus miembros jóvenes estudiando y no trabajando desde los 15 años porque ese salario es imprescindible en casa.

    Eso de empeorar el problema “a la larga” no lo veo. En todos los sitios en que se ha aplicado eso, se ha generado riqueza y se ha evolucionado a mejor. Y no sólo por el progreso técnico. Simplemente, se ha facilitado que el personal pueda progresar, y eso lo hace el Estado, no el mercado.

    Pienso que si una sociedad se enriquece, debe usar esto para proporcionar unos mínimos básicos a toda la población, aunque eso signifique que un triunfador tenga que esperar 3 años en lugar de 2 para poder cambiarse el Ferrari.

  122. Comentario de Lluís (07/09/2017 14:09):

    #120

    Pues más de uno que tiene un Porsche habrá hecho algún tipo de chapuza para no pagar IVA, como ponerlo a nombre de la empresa, o montarse una adquisición intracomunitaria, o cosas de esas, encima la factura del asesor que le sugiere cosas de esas también desgraba.

  123. Comentario de Sgt. Kabukiman (08/09/2017 13:29):

    Resoecto a la falta de escrupulos morales de D. Amancio:

    Por citar un monstruo similar, uniqlo, no tiene ni el perfil de cliente ni de producto que el zarancio. No le va a copiar y esta en plena expansión. Eso si, ambos fabrican en bangladesh, etc, etc, condición imprescindible aunque no suficiente para existir.

    Si no me gusta el modelo orteguil es porque considero que fabricar basura textil a un ritmo cada vez mas rapido es social, economica y ecologicamente suicida, pero es mi opinión, obviamente discutible. Si la choni de turno cree que su miserable vida mejora por cambiar de camiseta marcatetas cada mes, esta en su derecho y al zarancio hace bien en darle el gusto.

    En cuanto al afan recaudatorio,
    creo que conseguir un coche en herencia deberia tener un tipo impositivo al menos similar al que tiene si lo compras pagandoloi con tu nomina. Idem de idem con el chalet en la sierra del abuelo, el picasso, las sortijas, etc, etc. Si lo que le preocupa es tener una referencia que no sea confiscatoria.

    En el confidencial, ese medio rojeras, desmontaban una por una todas las tontadas que oimos en el bar acerca del impuesto de sucesiones.

    Y para el otro lumbrera, a ver cuanto IVA recauda la venta de ibizas y cuanhto la de porsches.

  124. Comentario de emigrante (08/09/2017 13:55):

    Mauricio, Intelestual, aprovechen a emigrar al Reino Unido mientras todavía se pueda porque eso va a ser el paraíso neoliberal http://ctxt.es/es/20170906/Politica/14829/Reino-Unido-Ley-de-derogacion-UE-derechos-humanos-Brexit.htm

Publicar comentario

(imprescindible)

(Imprescindible, pero no la publicamos)

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI