Objetivo: Londres

Cuando alguien es un terrorista desalmado, una de dos: o es de Podemos, o es moro. En esta película, la disyuntiva queda solucionada rápidamente, pues las primeras escenas transcurren en Pakistán, en una boda que sólo le falta decir al oficiante “y ya puede ponerle el cinturón bomba a la novia”. Sí, una escena así fácilmente podría ser de Podemos celebrando que Irán o Pakistán, o cualquier otro “Estado fallido” (como se denomina en la película a todos los Estados malévolos), les está soltando una pasta por hacer un programa de televisión, pero la trama sería un tanto alambicada. Además, los malos no montan ningún espectáculo de títeres para derribar los puntales de la civilización, y tampoco hay una sola mención a Juego de Tronos comparado con cualquier aspecto de la historia, la política, la economía o la sociedad contemporáneas, con lo que no cabe duda: el malo es moro.

Es moro, y tiene además un desconcertante parecido con Imanol Arias. Abundando en el paralelismo, el malvado moro ha montado un complicadísimo entramado de sociedades ficticias en paraísos fiscales. Se las promete muy felices, pero en esto que el Eje del Bien localiza el lugar de la boda y le lanza un misilazo desde un dron.

Dos años después, Ibn Imanol, que ha sobrevivido milagrosamente, decide armar su venganza: asesina subrepticiamente al primer ministro británico, haciéndolo pasar por una muerte accidental, con lo que convoca a todos los líderes mundiales en Londres, para asistir al funeral. Maravilloso rosario de tópicos para presentarnos a los principales. La canciller alemana, dura pero tierna (¿?); el abuelo japonés, con cara de hacerse el harakiri como siga recordando por más tiempo sus experiencias en alguna perdida isla del Pacífico en los cuarenta; el presidente francés, altivo y empecinado en hacer creer a alguien que su país sigue siendo una gran potencia; el campechano primer ministro canadiense; y, por encima de todo, el primer ministro italiano, carrozón que aprovecha el funeral para llevarse a una velina a ver la abadía de Westminster en visita privada.

Todo en orden. Sólo falta Mariano Rajoy, que iba a ir, pero en el último momento la Selección Española de balón volea sub 23 obtuvo la medalla de bronce en los Juegos del Mediterráneo y claro, tuvo que quedarse en la Moncloa para la recepción oficial. Menos mal que, aunque Rajoy no esté, sí que va al funeral el líder del mundo libre, el Presidente de EEUU, acompañado por su amigo el agente del servicio secreto que le custodia.

El malo, oculto en Yemen (sí, en Yemen: ¿todavía dudan de que Arabia Saudí hacía bien en bombardear?), ha puesto sus considerables recursos, atesorados en los años en los que no era tan malo y vendía armas a nuestros aliados de Oriente Medio que daba gusto verlo, en pro de su venganza. La cosa funciona como un reloj, y en cuestión de minutos una serie de atentados se llevan por delante a los cinco líderes mundiales mencionados y, accesoriamente, a cientos de personas que pasaban por ahí y que no son líderes, ni tienen cuenta en Instagram, ni ná. También intentan asesinar al PRESIDENTE DE EEUU, el HOMBRE MÁS PODEROSO DEL MUNDO, pero logra subir en un helicóptero y escapar en el último momento. Una vez en el aire, y mientras los malos le lanzan misiles para intentar derribarlo, la jefa del servicio secreto, demostrando que no ocupa ese puesto por casualidad, musita sorprendida, en una frase que contribuye considerablemente a ubicar al espectador: “¡es una trampa!”.

¡Oh no! ¡Es una trampa!

¡Oh no! ¡Es una trampa!

De eso va la película: de cómo los terroristas intentan hacerse con el Presidente para matarle, y cómo su agente secreto, en solitario, se enfrenta a ellos y les arrea una somanta de palos tras otra, amenizada por frases que ya en los años ochenta sonaban extemporáneas, como por ejemplo “vuelve a gilipollastán”, mientras tortura a uno de los malos con un cuchillo. Todo ello mezclado con continuas referencias a la vulnerabilidad y al peligro que padece Occidente ante la amenaza del terrorismo transnacional, que tiene a nuestras sociedades al límite y ello justificaría todo lo que sea menester en pro de triunfar en la Guerra contra el Terror.

Para que la cosa tenga algo de emoción, los malvados moros logran hacerse con el Presidente, y se disponen a ajusticiarle en directo, emitido por Internet. Esto tiene cierto mérito, si tenemos presente que los Buenos saben desde dónde están emitiendo (lo cual no impide, al parecer, que sea factible conectarse a Internet) y, para más inri, les dejan sin electricidad, con lo que los malos han de fiarse de un generador de emergencia. Pero, por lo visto, así y todo pueden transmitir a millones de espectadores. Una conexión de esa capacidad y no nos tumban LPD ni poniendo en portada un artículo (hipotético, hipotético: ¡NO ES VERDAD!) sobre las relaciones sentimentales de Vacío con la Familia Real española, que explicarían eso de que el Preparado pasase de su papel institucional y se prestase a lanzar la Operación Letizia con Ciudadanos, de recordado éxito.

Pero, en el último momento, cuando le van a cortar la cabeza al Presidente, su superagente aparece, providencial como siempre, y mata a todos sus captores, para desesperación y desaliento de todos los haters, que ya estaban ahí apostados con sus cuentas de Twitter, sus blogs y sus fotitos de Instagram para chotearse del deficiente encuadre de la cámara, la ridícula dicción del terrorista y la chapucera ejecución del Presidente, que parece que sea la primera vez que ejecutan a un líder del mundo libre en directo y delante de las cámaras, de verdad. Y eso, por no hablar de la desesperación del malo cuando le fastidian su plan. Imagínense qué viralidad y qué impacto habría logrado con semejante vídeo, se habría forrado incluso con publicidad de google que no se paga ná. El malo se me pone por delante del Rubius con un solo vídeo, youtuber de pro.

La película tiene un fallo de guión fundamental: como los terroristas han dejado Londres sin comunicaciones y la ciudad es presa del terror, todas las calles están desiertas. Y eso no hay Dios que se lo crea. Es de primero de postnuclear que cuando en una ciudad se tambalean los principios de la civilización, lo primero que pasa es que todo el mundo sale a la calle para robar y saquear, acaparar lo que pueda para estar mejor preparados para el mundo del mañana; y si para ello hay que robar un par de iPhones y TV de plasma de 50”, pues se roban.

Pero, con esa excepción, sin duda la historia cumple todos los requisitos para engrosar nuestro ya dilatado currículum de bodrioculones: es excesiva, es pueril, es insultante desde el punto de vista geopolítico y moral. Es, en resumen, una gran película, que Ustedes disfrutarán primero viéndola y luego comentándola desdeñosamente con todas sus amistades (no olviden decir que alguien les obligó a ir a verla; pero qué digo, Ustedes eso lo dicen siempre, salvo con las películas iraníes y similares, es decir, las que realmente les obligaron a ir a ver, que a ver si no de qué se tragan ese coñazo, pero claro, paradójicamente ahí no se puede decir que les obligaron, eso es de primero de hipsterismo).


Compartir:

  1. Comentario de John Constantine (02/05/2016 08:47):

    Creo que hubiera quedado mejor para referirse al terrorista “Ibn Manol”, pero ya es cuestión de gustos.
    La crítica, chapeau.

  2. Comentario de Teodoredo (02/05/2016 09:57):

    Impagable la afición de Guillermo por tragarse voluntariamente un bodrio detrás de otro, sólo le falta decir que qué horrenda abominación y que ya no hay teología ni geometría.

    He visto por ahí el cartel de la película y ¿no sale un actor que es bueno, un negro? Uno que de hecho es muy bueno pero que siempre elige o le endilgan papeles de mierda.

  3. Comentario de Andrés Boix Palop (02/05/2016 10:05):

    La película tiene una pinta formidable y la crítica es muy atinada. Comparto plenamente la indignación por la ausencia de un presidente español como es debido, que hace cosas de esas que hacen los estadistas y máximos dignatarios internacionales. Imaginen las dificultades de los malos para cargárselo: un tío que no sale del hotel porque está viendo el partidito del Leicester en la Premier, que luego da la rueda de prensa a través de un plasma… Las escenas con los malos desesperados porque no se lo pueden cargar serían maravillosas.

  4. Comentario de Lluís (02/05/2016 10:14):

    Lo de Mariano que no puede ir porque ha de recibir a unos españoles que han ganado algo, no es demasiado apropiado. De esas cosas se encargaba en su tiempo el Campechano y ahora lo hace su digno sucesor. Sobretodo, si se trate de alguna selección de féminas, más que nada porque después de la recepción oficial, queda la juerga que se corren después.

    Lo de Mariano sería más bien quedarse en Moncloa viendo el partido, o por lo menos leyendo la crónica del mismo en el Marca.

  5. Comentario de E. Martín (02/05/2016 11:00):

    “El corte de cuchillo ha sido excesivamente dubitativo y la iluminación dejaba mucho que desear. Le doy dos turbantes y medio pero casi exclusivamente por la relevancia del ejecutado. Ibn Manol tiene un potencial que espero que comienze a demostrar en futuros videos.”

    Por cierto, ¿cómo muere Morgan Freeman? Oh, vamos, que todos sabemos que si sale Morgan Freeman es para morir, como siempre.

  6. Comentario de Paisano (02/05/2016 12:47):

    Saludos:
    Estimado Guillermo.
    Sinceramente, incluso ignoraba la existencia de esta película, de modo que ya me ha hecho usted un favor. Le quedo agradecido.
    Sobre la crítica poco puedo decir, puesto que no la he visto.
    O sí. Comento.
    Una y mil veces vuelve a aparecer el soniquete, las obsesiones de siempre (vulgo, onanismos mentales) ya mil veces leídos y releídos por estos lares sobre personajes y situaciones políticas de siempre. De verdad, que ya parecen muletillas de vieja.
    Maldición, aburre eso tanto que me desvía la perspectiva sobre lo esencial.
    Si me he enterado en mi cuidadoso vistazo, a su sesudo ensayo, es decir en pasar la vista a velocidad de costumbre, nos endilgan el típico bodrio patriotero.
    Que encima es más que rancio, añadiría yo.
    En aquellos tiempos ochenteros de videoclub de barrio algunos ampliábamos nuestra mente con títulos míticos de comandos de sietemachos que salvaban a USA de conspiraciones musulmanas de irse de vareta. Recuerdan alguien “Delta Force III”, “Mentiras arriesgadas” (correcto de ese de “Titánic” que silbaba en los Óscar) o “El Guerrero Americano IV”. Mare meua, si salían con bombas atómicas. Y no hacía falta cuota guerrera femenina con buenorra en biquini soltando guantazos como panes incluida
    Hasta que un día 11, se acabaron las bromas, utilizando unos cuters.
    Pues eso. Sigamos soñando en lugar de aplicarnos el cuento.

  7. Comentario de Paisano (02/05/2016 12:53):

    Estimat en Lluis:

    Certament, he tornat a gastar la mateixa fòrmula, però segur que no has trobat la finalitat irónica.
    Tengo ligeros barruntos de que aquel que firmaba con equivalente de complemento del sedal, tampoco lo captó.
    Eps, me estoy liando.

    Y no olvides, noi, añadir que esa será la función de todo presidente que en el futuro hubiere y se eligiere. Ya que tal parece ser el anhelo colectivo nacional. Pero sospecho que “de forment ni un gra”.

  8. Comentario de Eye (02/05/2016 13:26):

    Joder, la calidad de nuestra propaganda es cada vez peor. A este paso Hollywood va a tener que adaptar guiones escritos en Corea del Norte.

  9. Comentario de Garganta Profunda (02/05/2016 13:47):

    Estrenan “Civil War” este fin de semana, por fin una pelicula de la Guerra Civil entretenida que no es una historia vista desde los ojos de un niño republicano…Y USTED SE VA A VER EL BODRIETE ESTE DE OBJETIVO LONDRES…

    Ya hay que tenerlos cuadrados, ya…

  10. Comentario de Superpato (02/05/2016 14:55):

    Esto me ha recordado a “Soy Pilgrim”, novela del guionista de la segunda y tercera partes de MadMax (y algunas otras cosas), que fue comprada inmediatamente para adaptarla al cine (hasta parece escrita con ese propósito) y que es candidata clara a esta sección (?) en cuanto se estrene. La trama es más del tipo Jack Bauer o Jason Bourne (con un toque absurdo de experto en CSI), pero el escenario viene a ser el mismo: un único agente con cualidades excepciones se enfrenta a un plan terrorista islamista para acabar de una vez por todas con EE.UU., ayudado por un continuo Deus ex machina que vela por su seguridad.

    Mi top 3 de tópicos sería:
    – No hay ni un solo personajes musulmán en la novela que no sea un hijo de puta. Para que os hagáis una idea, lo que más se aproxima a una buena persona serían los grupos de apoyo a inmigrantes de las mezquitas más radicales.

    – El principal ayudante del protagonista es un héroe del 11-S traumatizado por los atentados.

    – La novela está plagada de comentarios xenofobos e islamofobos alertando sobre la facilidad con la que Europa se está llenando de potenciales terroristas.

    Por lo demás, a poco que la adapten bien puede salir una pelicula bastante entretenida. Racista y absurda, pero entretenida.

  11. Comentario de Trompeta (02/05/2016 21:08):

    Oiga Don Guillermo, en aras de su salud ,a no ser que sea por motivos de trabajo (crítico de cine) debería esperar a que conocidos suyos fueran a ver las películas antes.
    Más que nada porque va acabar aborreciendo el cine con tanto pleno de bodrios, primero la de Spectra (esta era fácil esquivarla, no hay una decente de 007 desde que se retiró Pierce Brosnan) y ahora esto.
    En fin gracias, por avisar al respetable.

    @ 5 Yo pensaba que el spoiler sobre muertes lo llevaba Sean Bean, exceptuando Troya claro.

  12. Comentario de emigrante (03/05/2016 07:53):

    Suscribo la petición para que alguien de LPD se vaya a ver “Civil war” y nos cuelgue una reseña. Con lo que le gustan a Guillermo las guerras civiles y se va a ver este bodrio.

  13. Comentario de Latro (03/05/2016 10:14):

    Lo mas preocupante no es lo patético de como la industria de Hollywood vive de vender este miedo absoluto a como estamos INDEFENSOS, INDEFENSOS OIGA y como somos unos pobres diablos a merced del MAL que tiene todos los recursos para jodernos la vida (mientras, claro, los que de verdad viven eso son los que salen corriendo de paises donde si no le vendio armas la CIA se las vendió Putin, pero oye, que esos no son gente y su sensacion de estar indefensos ante, pongamos, que a un presidente americano le de por hacerse el heroe, eso, aunque sea real, no vende)

    No, lo preocupante es que se lo creen, pero de verdad, no de “suspension of disbelief” mientras ves la pelicula, sino de enfoque con el que ver el mundo. El otro dia salia el monstruito #2 de los republcicanos, el Ted Cruz, y se marcaba un discursito en el que decia algo así como que “America nunca se mostraba tan fuerte como cuando estaba “tendida de espaldas en el suelo”. La tonteria le valió muchas criticas sobre como eso sonaba a violación, pero realmente era mas por metáfora de la lucha libre; en boxeo seria “contra las cuerdas”. Y eso, de eso casi nadie comento nada. Porque… ¿cuando se supone que los EEUU han estado “contra las cuerdas”? ¿En que momento en, digamos, los últimos 100 años ha sido eso?

    Esa constante necesidad de percibirse como débiles, como el “underdog” que a base de esfuerzo y poner cara de anuncio de pasta de dientes superará el mal con poco mas que sus manos y su ingenio, yo no se, parece una necesidad de compensar psicológicamente el saber que es absolutamente lo contrario, que son la superpotencia mas grande del mundo a base de tener mas de todo que nadie y que si algo tienen que temer son a si mismos. Pero no, es que eso no es suficientemente épico, asi que hay que ir por el mundo vendiendo esa moto. Me imagino yo, y no soy para nada fan de Putin sino todo lo contrario, la risa que le debe dar a los rusos oir payasadas como esa y pensar si si, contra las cuerdas, ya, eso me lo cuentas a mi que tuve a los nazis en la cocina y los saque a base de inundarles de muertos de hambres andrajosos que compartian fusil como si fuese coche de Uber…

  14. Comentario de Mr. X (03/05/2016 10:20):

    Yo espero un remake de ese clásico inmortal del videoclup que fue Invasión USA.

  15. Comentario de Sr. Harriman (03/05/2016 10:42):

    Vengo a hacer presión para que lo que dice Andrés Boix se lleve a la gran pantalla.

  16. Comentario de Gekokujo (03/05/2016 12:40):

    #11 Yo sé la verdad… Esta vez sí que empiezo a coscarme, usted no hace una critica a la película don Guillermo, la utiliza como medio para ¡envenarnos la mente!

  17. Comentario de Trompeta (03/05/2016 13:11):

    @ 15 Algo de eso hay, efectivamente.

  18. Comentario de Daniel (04/05/2016 11:15):

    “no nos tumban LPD ni poniendo en portada un artículo (hipotético, hipotético: ¡NO ES VERDAD!) sobre las relaciones sentimentales de Vacío con la Familia Real española”

    Ahora tengo más ansiedad por leer tal artículo que por volver a fumar cuando me tomo un par de cubatas…malditos!

  19. Comentario de Trompeta (04/05/2016 15:24):

    @18 Muy machos pero cuando la FALSA violación de Malaga, el que defendió a Alfredo de las hordas hembristas fuí yo.

    He dicho.

  20. Comentario de Trompeta (04/05/2016 17:33):

    Sí, aquella FALSA violación
    http://www.cuatro.com/noticias/sociedad/violacion-denuncia-falsa-denuncia_falsa-Feria_de_Malaga-Malaga_0_1864275356.html

  21. Comentario de Rafa (08/05/2016 00:06):

    Don Álvaro, por favor, se lo suplico. Sin venir a cuento con el post. Tiene usted que ver y comentar un programa que están poniendo ahora mismo en una de las nuevas emisoras. Ten, el programa se llama “Hacer el amor”.es un programa sórdido alemán. Necesitamos “de saber” por parte de un experto en televisión

  22. Pingback de X-Men: Apocalipsis « La Página Definitiva (30/05/2016 11:41):

    […] sería un problema si quien esto escribe se tomara muy en serio el séptimo arte, pero creo que mi historial de críticas habla por sí solo. Así que bienvenidas sean más películas de superhéroes, más “Matrix contra Crepúsculo”, y […]

Comentarios cerrados para esta entrada.