Cómo la chispa de un incendio en un bosque ruso puede provocar una primavera árabe

Circula este documental, ‘Diez mil millones’ sobre cómo vamos a morir todos por el cambio climático. Es como ‘Una verdad incómoda’, el de Al Gore, miembro del consejo de administración de Apple, solo que ahora se llama Stephen Emmott y es director de un centro de investigación de Microsoft en Cambridge dedicado a “resolver los problemas del mundo a través de la innovación tecnológica”. Ejem. Nada es nuevo, excepto una interesante historia que ya contó en su día The Economist: En 2010 hubo una oleada de calor en Rusia acompañada de una serie de incendios. El gobierno tuvo que embargar sus exportaciones de cereal ante la disminución de sus cosechas. El resultado fue la mayor subida del precio de los alimentos en el mercado internacional desde 1990. Los más afectados fueron los países árabes, importadores. Y, entre otras circunstancias, esta fue una de las desencadenantes de las primaveras árabes. [[acceder al artículo]]


Compartir:

Nadie ha dicho nada aún.

Comentarios cerrados para esta entrada.