El puente de los espías

Hace unos años, Steven Spielberg y George Lucas perpetraron la cuarta parte de la saga de Indiana Jones. Desde entonces, ambos tienen mucho por lo que hacerse perdonar ante el público. Pero justo es decir que ambos han sabido saldar su deuda, cada uno a su estilo. George Lucas, renunciando a su proyecto de dirigir y guionizar la tercera trilogía de la Guerra de las Galaxias, “El regreso de Jar Jar Binks Oscuro”, dejándolo en manos de gente competente (o, a menos, gente que no es George Lucas, lo que ya es algo); Steven Spielberg, haciendo lo que mejor sabe hacer: dirigir.

La película que nos ocupa es excelente, y para llegar a esta conclusión no hace falta que les diga que transcurre en la Guerra Fría, está parcialmente ambientada en Berlín Este y cuenta con un guión de los hermanos Coen. ¿He mencionado que el actor principal es Tom Hanks, el Tipo Normal definitivo? ¿Y que puede verse en pantalla un genuino avión espía U2?

Pueden Ustedes no verla, pero si la van a ver, recuerden que a continuación vamos a soltar unos cuantos espoilers. La película comienza con la detención de un espía soviético en Nueva York. Para guardar las formas, el Gobierno estadounidense solicita a un bufete de abogados que se haga cargo de la defensa del espía, a quien todos dan de antemano por condenado (y, previsiblemente, ajusticiado). El encargado de la defensa, Tom Hanks, se dedica a los seguros, pero menciona un papel anterior en los juicios de Núremberg posteriores a la Segunda Guerra Mundial.

Es importante tener en cuenta que la película está ambientada en 1957. Stalin ha fallecido hace muy poco y en la URSS Jruschev ha comenzado el deshielo, pero éste no se hará palpable hasta que se supere la crisis de los misiles, ya con Kennedy, en los años sesenta. Por otro lado, los buenos propósitos de Jruschev tampoco le impiden aplastar en 1956 la rebelión húngara, con lo que, en apariencia, la Guerra Fría es tan fría como siempre, o más. La paranoia bélico-aterradora está llegando, mutuamente, a su nivel máximo (la película se deleita en explicar cómo viven los niños el aprendizaje en las escuelas sobre qué hacer cuando estalle una bomba atómica en el vecindario). Muchas personas, en ambos bandos, defienden el uso de armas atómicas en diversos escenarios de conflicto, e incluso como ataque preventivo. El complejo militar-industrial manda más que el principal representante del IBEX en una reunión de la cúpula de Ciudadanos.

Mi hija de seis años: "Mamá, ese no es Gaspar, es un espía soviético cubazuelano podemista". No te lo perdonaré jamás, Manuela Carmena. JAMÁS.

Mi hija de seis años: “Mamá, ese no es Gaspar, es un espía soviético cubazuelano podemista”. No te lo perdonaré jamás, Manuela Carmena. JAMÁS.

Es en este contexto en el que Donovan (el personaje interpretado por Tom Hanks) asume la defensa del espía soviético. Y la asume creyéndosela, es decir: intentando que sea una defensa con todas las garantías procesales, y que su defendido salga lo mejor librado que sea posible. No lo consigue, claro, pero tiene éxito en lo sustancial: el espía soviético es condenado a 30 años de cárcel, eludiendo la pena de muerte. El argumento de Donovan para obtener este sorprendente resultado (el público americano, y también los representantes de las instituciones, piden sangre, y se lo hacen saber al propio Donovan con enorme agresividad) es que más vale conservar a un rehén valioso al que puedan canjear, si los rusos capturan a su equivalente estadounidense.

Dicha circunstancia se produce poco después, cuando los soviéticos logran abatir un avión espía U2 (que volaba a mayor altura que cualquier otro modelo de avión, de ahí que se considerase poco probable que pudiera ser derribado), dedicado a cartografiar el territorio soviético, y capturan al piloto. Los soviéticos proponen un canje, y el encargado de llevarlo a cabo será el propio Donovan.

La película, que hasta ese momento era ya muy interesante, se convierte en una maravilla en su segunda parte, ambientada en Berlín. Berlín es entonces una ciudad felizmente dividida, como la propia Alemania, en dos bloques; uno de ellos está hecho una mierda, está casi totalmente destruido, y el otro es un gran centro comercial. Es decir, más o menos como ahora, con la salvedad de que ahora el gran centro comercial también vende el encanto hipster de la zona destruida.

Miles de personas huyen de Berlín Oriental en busca de la libertad de compra que confiere Occidente a sus ciudadanos, pero los soviéticos deciden parar la sangría por la vía expeditiva de gentrificar Berlín Este con un muro que lo separe de Occidente, a su vez complementado con una zona de nadie en la que los francotiradores de Alemania Oriental puedan abatir fácilmente a los desgraciados que intentan huir como conejos. El ambientillo es el ideal para plantear foros culturales trendy-alternativos.

De paso, la Stasi captura a un estudiante de doctorado estadounidense, con lo que Alemania Oriental intenta jugar sus cartas en el intercambio de espías EEUU-URSS. Aquí Spielberg nos muestra, sin género de dudas, la escasa simpatía que tiene por Alemania y los alemanes (a saber por qué será). Porque lo que hasta entonces era un juego legítimo entre dos grandes potencias, cada una de las cuales persigue recuperar a uno de los suyos, que cumplía una misión específica, ve cómo entra un tercer jugador, el matón que secuestra a un rehén (un pobre chico que no tiene vela en ese entierro de espías de la Guerra Fría) para chantajear y amedrentar. Todo ello queda claramente reflejado en la película, por contraste con la mayor moderación y sentido común que en líneas generales muestran los soviéticos.

Es decir, que Spielberg logra que, en una película histórica en los años 50, los nazis continúen siendo los malos, esta vez en su rol de nuevos nazis estalinistas que se revuelven frente a la ambigüedad y horrendo aperturismo que comienzan a mostrar sus amos soviéticos. Una animadversión de Spielberg por los alemanes que a algunos quizás les parezca injustificada, pero uno, que piensa en la primera guerra mundial, en la segunda, y en la bazofia de Unión Europea de la que disfrutamos en la actualidad, no deja de pensar en ese tiempo tan feliz en el que Alemania, por la vía de dividirla en cachos, estaba bajo control y no daba el coñazo con su complejo de inferioridad de saberse bárbaros no romanizados, sublimado mediante el matonismo arrogante y el expansionismo que tal conlleva.


Compartir:

  1. Comentario de Trompeta (07/01/2016 21:50):

    “Hace unos años, Steven Spielberg y George Lucas perpetraron la cuarta parte de la saga de Indiana Jones. Desde entonces, ambos tienen mucho por lo que hacerse perdonar ante el público. Pero justo es decir que ambos han sabido saldar su deuda, cada uno a su estilo. George Lucas, renunciando a su proyecto de dirigir y guionizar la tercera trilogía de la Guerra de las Galaxias, “El regreso de Jar Jar Binks Oscuro”, dejándolo en manos de gente competente (o, a menos, gente que no es George Lucas, lo que ya es algo); Steven Spielberg, haciendo lo que mejor sabe hacer: dirigir.”

    Y en este parrafo CASÍ he dejado de leer, porque la “star wars VII” ES UNA BAZOFIA, UNA ESTAFA.

    Respecto al último parrafo, si han leido los sucesos de Colonía, van a recibir una cura de humildad vía multiculturalismo, algo que ya pasó cuando las divisiones sovieticas entraron todas salidas en Berlín.
    No, nenes los alemanes son una mierda y el palo que le han metido a Volkswagen lo demuestra.
    Respecto a la película, es decente y se deja ver y por lo menos no es puto remake encubierto y cobarde como el episodio VII.
    Ahora que la de “Joy” es cojonuda, hamijo lector si tienes que ver una de las 3, pillate la última de Niro, meandose en los que decían que solo pilla papeles por la pasta, ese es Harrison Ford , qeu amenaza con otra de Inserso Jones y Blade Runner 2, ¿sueñan los actores mayores con casas mayores? (y con piscina y jacuzzi)

  2. Comentario de Trompeta (07/01/2016 21:54):

    Aquí la raza aria en todo su esplendor…
    http://internacional.elpais.com/internacional/2016/01/06/actualidad/1452109273_997853.html

  3. Comentario de Baturrico (07/01/2016 22:47):

    Creo don Guillermo que no abunda usted en decirnos porqué la película es excelente, que ciertamente lo es. La interpretación de Hanks y especialmente de Rylance (el espía soviético y su “would it help?” repetido) es estupenda, y sobre todo la fotografía y el montaje, el ritmo y la manera de filmar, desde la primera escena del espía que pinta y tiene un espejo para decirnos que hay más planos de realidad de los que parece. La escena final del puente tiene fotogramas de los mejores western, el ritmo con que están contadas las escenas de Berlín es fantástico, la luz de EEUU en contraste con el gris metálico alemán… Y cómo no, la escena que requiere de efectos especiales (el derribo del avión espía) está hecha magníficamente. Hay cosas algo obvias como los saltos sobre la valla desde la S-Bahn berlinesa y desde el tren norteamericano, pero se perdonan. En la película vemos toques de un Frank Capra actualizado, de un Hitchcock ligero en los movimientos de cámara. Con muy poco almíbar, muestra de que Spielberg aprende también a corregirse. Vemos a Atticus Finch y al idealismo americano de películas de abogados, pero también vemos el lado humano de los rusos y algo menos de los alemanes, y eso que Sebastian Koch tiene que esforzarse para parecer un mal tipo. Los diálogos ligeros complementan una acción tensa y complicada y una fotografía oscura y muy notable. El único defecto tal vez sea la música, algo repetitiva y en momentos cursi, lástima de Williams ocupado en otros menesteres post-lucasianos. A pesar de toda mi alergia a los pasteles y al azúcar sobre miel de Spielberg, que Zeus le conserve la salud por muchos años para darnos películas como esta.

  4. Comentario de Baturrico (07/01/2016 22:59):

    Creo que la animadversión por Alemania es injustificada de algunos compañeros de foro, que en todo ha de haber matices. En el caso de Spielberg es comprensible, aunque creo que está equivocado. No es lo mismo Schäuble con su austeridad (“schwarze Null”) o aquel ministro de defensa y presidente de Baviera, Strauss con su odiosa cosmovisión que buena parte de la sociedad alemana, mucho más abierta y tolerante. Ya quisiéramos en España tener esa prensa crítica e incisiva que demuestran ARD (WDR y NDR especialmente), Spiegel, SZ, etc. Si la alcaldesa de Colonia ha patinado con memeces remilgadas en su primera intervención en público desde que fue elegida (una notable independiente ajena a la política de partidos que se ha visto metida en un lío que le viene grande en su primer mes de mandato, por incompetencia de la policía del estado de NRW y la federal), aún queda muy lejos de las simplezas que dicen nuestras Botellas, Matos y Cospedales.
    Ya puestos, podríamos acumular tópicos sobre EEUU (esos tipos gordos y sin cultura que andan con rifles pegándose tiros) o ya puestos por España (con unos tipos sucios y maleducados, gritones, que se dedican a torturar cobardemente a los animales, a celebrar fiestas populares sin ningún gusto y a producir tomates y pimientos insípidos en invernaderos almerienses explotando a magrebíes, etc.).
    Igual es porque vivo en Alemania y tengo un “síndrome de Estocolmo”, vaya usted a saber, pero creo que la crítica generalizada a lo alemán está tan equivocada como a lo griego, lo español, o lo chino.

  5. Comentario de mictter (08/01/2016 01:01):

    #4 Mis pobres oídos han tenido que aguantar lo siguiente: “Es que la Merkel gobierna en beneficio de Alemania” (no en esta sagrada y definitiva página, en la que quizá haya más de uno que se cree las jeremiadas del señor Poch). A veces hace falta un poco de perspectiva, y es evidente que la calidad de la vida pública y de las instituciones alemanas ya la quisiéramos por aquí.
    Lo que no quita que nos estén haciendo polvo, pero los culpables están mucho más cerca.
    En cuanto a la película, me basta con leer la palabra mágica Coen.

  6. Comentario de Borratxo i fí. (08/01/2016 09:17):

    A mí me ha gustado la película, y mientras la veía no dejaba de recordar a David Trueba, quien con gran autoridad moral (risas enlatadas) se despachó hace unos años con un rotundo “detesto a Spielberg, ha hecho un daño brutal al cine”.

  7. Comentario de RAM (08/01/2016 10:06):

    Lo mejor de la película para mí es que no nos mete en vena la propaganda que sería previsible en una pelicula de estos casos, que seria algo como que el espía sovietico dijese “Me obligaron a hacerme espia los malvados comunistas cubazuelanos porque pasamos mucha hambre y no tenemos LIBERTAD”. Esto no ocurre en ningún momento en la película, el espia soviético es un individuo normal que no comenta en nada sus motivaciones, pero al deshacerse de documentación comprometida vemos que cree en lo que hace tanto como el piloto americano Francis Gary Powers. De hecho, y como al final te lo montan en un coche del KGB en plan siniestro, uno no puede evitar visitar la fuente de toda sabiduría, Güiquipedia, para saber qué fue de este hombre, que siguió trabajando para el KGB hasta su muerte y hasta salió en películas soviéticas de espías. Sólo esto (Humanizar a los espias soviéticos, e incluso a los propios soviéticos, que incluso en la pinicula llegan a condenar a un piloto que ha violado su espacio aereo a bastantes menos años de prisión de lo que los malvados republicanos yanquis condenan a un indefenso abuelete inmigrante ruso queriendo freirle por comunista y al abogado también, si bien esto es también porque el Hombre Normal Definitivo ha convencido a los soviéticos de que el canje es posible) ya se agradece mucho.

    En cuanto a los alemanes, bueno, en España ya hemos tenido suficientes años de ponerles como las übermentes superprivilegiadas. Lo siento por ellos porque también les suponemos, en su mayoría, gente normal, pero alguien tenía que pagar. ¿Una peli de espias pero sin malos? Uf.

  8. Comentario de Superpato (08/01/2016 10:37):

    Pues no sé si lo sabes, Guillermo, pero hay una loca teoría que dice que el plan inicial de Lucas era que Jar Jar se revelara como un agente del lado oscuro a lo largo de la trilogía de precuelas. Pero como la recepción del personaje fue tan nefasta, decidieron apartarlo directamente.

  9. Comentario de Garganta Profunda (08/01/2016 11:28):

    ¿Si digo que la primera hora de la última peli de Indiana Jones (más o menos hasta que llegan a la selva) me pareció divertidisima, me van a caer ostias como panes?

    Joder, arrancar con Elvis, las escenas en el Hangar, el cohete a reacción, la explosión nuclear, la nevera forrada en plomo (en el cine mis carcajadas todavía resuenan), las referencias a la Guerra Fría, “Better dead than red”…lo tenía todo y lo echar por la borda la segunda mitad.

    Con respecto a “Forrest Gump & the Cold War” decir que me gustó. Y en la peli quien se sale es Rylance como habéis apuntado.

  10. Comentario de Guillermo López García (08/01/2016 11:59):

    #3 y #4 Muchas gracias por su aportación, Baturrico; enriquece enormemente la crítica. En realidad, es una crítica cinematográfica, lo que no puede decirse de la mía, que se limita a relatar mis obsesiones en relación con la trama. Entre ellas, ciertamente, Alemania. Es posible que me deje guiar por el tópico (y, hasta cierto punto, creo que inevitable), pero la historia también es cruel al respecto. El expansionismo prusiano fue parcialmente responsable de las dos guerras mundiales, y la versión (obviamente diluida) que tenemos ahora, como modelo de liderazgo europeo, a mí no me atrae en lo más mínimo. A eso me refería con la época en la que, felizmente, la Alemania dividida tuvo como resultado un continente europeo más humano, equilibrado y centrado en el bienestar de sus ciudadanos. Por desgracia, todo apunta a que fue un mero paréntesis histórico.

    He estado en varias ocasiones en Alemania, aunque sólo dos de esas veces puede considerarse una estancia prolongada (y tampoco mucho: un mes). Es un país que a mí no me gusta. Me parece soberanamente aburrido, previsible y cuadriculado. Soy consciente de que muchas de las cosas que lo convierten en aburrido también son componentes de una sociedad civilizada; es sólo que en Alemania el celo purificador que le ponen a todo me hastía bastante. Pero es sólo una impresión personal, claro.

  11. Comentario de Mr. X (08/01/2016 12:34):

    Me he acordado de cierto famoso político europeo que dijo aquella frase de “Amo tanto Alemania que prefiero que haya dos”.

  12. Comentario de Trompeta (08/01/2016 12:38):

    @10 ” es sólo que en Alemania el celo purificador que le ponen a todo me hastía bastante.”

    Pues un consejo, ni se arrime a Noruega, es el aburrimiento alemán elevado al cubo.Yo he ido por trabajo y me divertí mucho más con el trabajo (después de todo cobré una pasta para la época) que con el país, que es un puto coñazo.
    Y no es cosa mía, todos los colegas del curro que fueron, exigieron no volver o volver por el doble de salario, nuff said.Por lo menos en Alemanía, las putas saben follar y tienen cerveza a un precio aceptable.Y hay museos y visitas, en Noruega tienes lo de Amundsen , 4 chorradas de los vikingos (que entiendo que se largasen a jugarse la vida con la piratería )y para de contar.

  13. Comentario de Trompeta (08/01/2016 12:40):

    @ 11 Viendo los resultados, a lo mejor era bueno volver a las 4 zonas de ocupación…

  14. Comentario de keenan (08/01/2016 15:05):

    @Trompeta: Noruega lo que tiene son unos parajes naturales incomparables si tienes posibilidad de desplazarte y te van esas cosas. Pero sí que tiene reputación de país aburrido. Quizás solo superado por Suiza, la meca de aburrimiento. Culturalmente y economicamente algunos paises de norte estan un poco sobrevalorados. Suecia son los únicos que se lo han tenido que currar un poco montando industria y con cambios culturales mas abruptos. Noruega es un poco como Islandia, paises de pescadores que se hicieron ricos de la noche a la mañana.

  15. Comentario de keenan (08/01/2016 16:03):

    Por cierto, ¿para cuando una reseña de Wolf Hall en esta sección? Estaís tardando.

  16. Comentario de Mr. X (08/01/2016 16:12):

    15-Buena serie, pero se queda corta frente a esa obra maestra que es la novela original de Hilary Mantel

  17. Comentario de Baturrico (08/01/2016 16:47):

    Ciertamente el bagaje histórico de Alemania, en cuanto ha podido tener estados fuertes (como fue el auge de Prusia) no es muy fino. Frente al concepto de ciudadanía ilustrado los alemanes siguieron con sus ideas del “Volk” y su visión de que son ellos y el resto del mundo. Existe esa idea en la cultura romántica alemana de que ellos representan el resurgimiento de una corriente histórica y cultural que viene de Grecia y Roma y que vuelve a nacer en el espíritu prusiano. Pero Alemania también es Renania, y el Palatinado, y Baden, y cómo no, Baviera, que por ser zonas católicas no tienen esa visión del mundo puritana de los protestantes. No se olvide que durante muchos años el país de los soñadores, los poetas y pensadores era Alemania, en contraste con el país eficaz, de potente ejército y claro pensamiento, pragmático, que era Francia. Luego, con los éxitos de Prusia durante el XIX y la inteligencia de estadistas como Bismarck, las tornas cambiaron.
    Creo que el resumen más rápido y brillante sobre el país es el de Martí Font en su primer capítulo del libro “El día en que acabó el siglo XX. La caída del muro de Berlín” (Anagrama 1999), que recomiendo desde aquí. Y eso que desde que la capital se volvió de la modesta y tranquila Bonn a la pomposa, fría y protestante Berlín, aislada de las corrientes del comercio y el intercambio humano y cultural de Renania, la política alemana se ha comenzado a volver indigesta, después de varias décadas de inteligencia práctica y grandes políticos como Adenauer, Brandt o Schmidt.
    Ya digo, lo mío con Alemania es síndrome de Estocolmo probablemente.

  18. Comentario de Trompeta (08/01/2016 17:16):

    @ 14 Suecia es una mierda hembrista, si tu eres un hombre con los niveles de testorena normales y le escupes en la cara a un sueco promedio (supongo que alguno queda normal) lo dejas preñado.
    https://nonrhotic.wordpress.com/2010/07/17/welcome-to-pussytown/
    Allí no hace falta pagar putas , las suecas se te abren de patas solas ( y eso que yo no soy Paul Newman), y no no estoy contando una película de Lopez Vazquez y Ozores.

  19. Comentario de Cipango (08/01/2016 18:00):

    @ 4 “Ya quisiéramos en España tener esa prensa crítica e incisiva que demuestran ARD (WDR y NDR especialmente), Spiegel, SZ, etc.”
    Apenas conozco la TV alemana. Sigo algo la radio (Deutschlandfunk) y la edición en línea de las principales cabeceras -de vez en cuando-, y me sorprende este piropo. ¿Spiegel y SZ críticos e incisivos? ¿Las crónicas de Thomas Urban sobre España en el SZ son un ejemplo de buen periodismo? En general el nivel medio de los medios alemanes me parece superior al de los españoles (tal vez menos debido a menos Eres), pero de ahí a que sean críticos e incisivos…

  20. Comentario de ocnos (08/01/2016 18:06):

    Sólo conozco Dinamarca (Copenhagen). Siendo andaluz ya se imaginan mi impresión pero es que pocas horas de Sol al año y un frío aterrador durante demasiados días también influye lo suyo.

    Y Spielberg tendrá sus momentos ñoños e incluso petardazos pero para un servidor es historia viva del cine. Siempre le doy la oportunidad. A veces me ha defraudado pero nunca hasta el punto de echarle la cruz. Estoy deseando ver la película y tras lo leído, con impaciencia.

  21. Comentario de Baturrico (08/01/2016 18:08):

    Recuerdo escuchar en una conferencia en Bonn a ese impresionante periodista que fue José Comas decir algo así como: “Yo soy una prueba irrefutable de la impotencia y la insignificancia del periodismo. Llevo veinte años intentando convencer a la gente de que los alemanes son todo lo contrario a la perfección y la puntualidad, que no se corresponden para nada a la imagen que de ellos se tiene en España. Son informales, chapuceros, a veces hasta tramposos. A pesar de todo lo que he escrito y he dicho al respecto nadie me ha creído nunca. He fracasado rotundamente.”
    Y tenía toda la razón. Confirmo. Si hay una palabra que les pega es “besserwisser” (marisabidillos en traducción libre). Pero por eso, para mí, son mucho mejor de lo que la gente se piensa. Mientras no les salgan de nuevo a flor de piel las “deutsche Tugende” (virtudes prusianas, ver https://es.wikipedia.org/wiki/Virtudes_prusianas), claro.

  22. Comentario de Baturrico (08/01/2016 18:33):

    Siguiendo con el hilo, encuentro un libro con una tesis interesante que igual explica algo la presunta germanofobia de Spielberg: la obsesión del mundo anglosajón con el nazismo ha llevado a muchos a menospreciar la aportación alemana a la cultura occidental, que es enorme. “El genio alemán”, de Peter Watson. Otro germanófilo que tal.
    Ver reseñas en:
    http://www.harpercollins.com/9780060760229/the-german-genius
    http://www.independent.co.uk/arts-entertainment/books/reviews/the-german-genius-by-peter-watson-2106645.html
    http://www.theguardian.com/books/2010/oct/09/german-genius-peter-watson-review
    http://www.nytimes.com/2010/07/18/books/review/Ladd-t.html?pagewanted=all&_r=0

  23. Comentario de Latro (08/01/2016 18:56):

    La verdad es que yo no veo por donde las virtudes prusianas ahi expuestas son tan malas, o que los alemanes pasasen de la ciudadania ilustrada por el “volk” cuando hablamos de la Prusia de Federico el Grande, que mas ilustrado que él…

    La cosa es que como siempre cuando uno se empeña en ponerle nacionalidad a las virtudes pasa lo que pasa, que luego es mas fácil pasar de cumplir con las virtudes para ganarse la nacionalidad que usar la nacionalidad para pasar los defectos como virtudes.

    Vamos, que no se me ocurre a mi que el principal problema de los nazis fuese seguir escrupulosamente lo de la humildad, la modestia, la tolerancia…

  24. Comentario de Baturrico (08/01/2016 19:59):

    Cierto es lo que apunta #21. De hecho, la revolución la hicieron los que “no tocaban” según Marx. Igual sin el tratado de Versalles y otras cosas que llevaron al disparate nazi las cosas se verían ahora de otro modo. Pero para la historia ficción ya tenemos las novelas. Las virtudes prusianas (como las tradicionales españolas del orgullo, la lealtad, la honradez, que también están ahí, no solo el Lazarillo) en sí no son malas. Son malas cuando descarrilan, como ocurre con las religiones o las grandes ideologías.

  25. Comentario de Perri el sucio (08/01/2016 23:27):

    Hoygan, yo he venido a hablar de mi libro. Vale que las pelis de spielberg dan pa comentar, y que en esta santa casa despotricar sobre cataluña no está bien visto, pero para cuándo jugoso comentario sobre la fiesta de la democracia allá arriba?
    Jugoso, no mauricio hablando de que el partido de los abogados del estado es el único sin funcionarios.

  26. Comentario de Beltza (09/01/2016 00:20):

    #8
    Es evidente que el verdadero lord sith es Jar Jar Binks, el muy ladino está siempre al lado del canciller y es el que le ayuda a conseguir los poderes especiales que le hacen falta para acabar con los jedi. Si eres el jefe de una organización que lleva 1000 años escondiéndose de los jedi no te vas a poner una diana en la cabeza, pones un señuelo, en este caso Palpatine.

  27. Comentario de emigrante (09/01/2016 00:51):

    Eso de pintar de nazis a los alemanes orientales no es ninguna novedad, ya lo hicieron hace más de treinta años en “Top secret”. Pero claro aquello era humor basado en el disparate. Otro que hizo tres cuartos de lo mismo fue Hitchcock en “Cortina rasgada”.

    Y es que la parte más fea de Alemania es, quitando Berlin, la que corresponde a la antigua RDA. El Hinterland ha quedado tan despoblado como Castilla y en las ciudades abundan los partidos y movimientos xenófobos como NPD, PEGIDA o la versión local de AfD. No sé si es porque le faltan cuarenta años de cultura democrática o le viene de la antigua Prusia. Por cierto, tanto el Bundespraesident como la Merkel son Ossies.

    En cuanto al clima, les puedo jurar que yo he pasado más frío en Salamanca que en Alemania, aunque también vivo en el Oberrhein, la parte más cálida y soleada de la Bundesrepublik. Como dicen los alemanes no existe el mal tiempo sino el ir mal vestido.

  28. Comentario de Baturrico (09/01/2016 09:33):

    @19 – Deutschlandfunk es “regierungsnah”, o sea, oficialista y poco incisiva. Más se atreven los informativos de emisoras como la WDR o NDR (memorables son los repasos que meten a los políticos en entrevistas matinales de Cordula Denninghoff en la WDR5), los Monitor o Panorama (equivalentes a pequeños “informe semanal” de 30min con varios reportajes de 5min) de la ARD, los comentarios de Georg Restl, Sonia Mikich o Anja Reschke en los Tagesthemen de las 10. En la radio, los magazines de política o de economía (los Profit y Politikum de WDR5 en mi región) tienen mucha sustancia, por ejemplo en su tratamiento del TTIP.
    Son siempre interesantes los comentarios en prensa escrita de Jakob Augstein, Sascha Lobo. El enfoque liberal y moderado de Die Zeit suele ser muy interesante, así como la variedad de temas de medios conservadores como la FAZ o de izquierda moderada como la SZ. Der Spiegel perdió “punch” y está demasiado cerca de la GroKo. Respecto a los corresponsales en España, a mí me han gustado siempre más los comentarios culturales de Paul Ingendaay en la FAZ en los años que pasó en Madrid.
    En TV España ha desaparecido prácticamente y Stefan Schaaf o Jörg Rheinländer (ARD) no tienen que bregarse como los del Studio en París (la ZDF cerró su corresponsalía!).
    En general me refería al espíritu crítico y al hacer siempre esa pregunta que tú harías, pero no a lo Ana Pastor o Pepa Bueno (la segunda siempre mejor que la primera), sino mejor a lo Gabilondo o del Olmo en sus buenos tiempos. Y esto incluso en la prensa regional.

  29. Comentario de SinanPacha (09/01/2016 10:03):

    A mí la peli me moló, sobre todo la primera parte (con mención especial al diario devenir del malvado espía soviético), pero… ¿Soy el único al que le chirrió esa escena final de los felices niños neoyorquinos jugando a saltar una valla bajo la mirada grave de Jimmy Stewarteeesto Tom Hanks?. Que sí, que la DDR era ETA, pero joder, un poco más de sutileza: sale uno pensando que, a lo mejor, la visión del dire es algo sesgada.

  30. Comentario de Baturrico (09/01/2016 10:22):

    @19 – También podemos ir a medios más críticos online como las Nachdenkseiten (http://www.nachdenkseiten.de/) pero de eso también tenemos en muchos otros lugares. Creo que la calidad me convence más por el planteamiento, igual viene del método educativo de hacer redacciones en alemán (en un típico “Aufsatz” hay buscar tres razones a favor, tres en contra y rematar con una conclusión) y de abordar los problemas. Aunque al periodista se le note su ideología y no coincida en nada con la mía, se aprecia muchas veces el talento.
    Aunque hay que ver que nos hemos ido por los cerros de Úbeda, que a mí lo que me llamaba era la película (que vi casualmente en Berlín-Charlotemburgo estando de visita en Potsdam y tenía su cosa coger el mismo S-Bahn que el protagonista y cruzar al sector soviético, no muy lejos de la Glienicker Brücke, para volver a dormir, lo que no dejó de darle cierta emoción, estar sentado en un cine en la misma ciudad en que transcurre la película, pero en un tiempo irreconocible).

  31. Comentario de keenan (09/01/2016 15:15):

    @18: Mi impresión es totalmente opuesta. Creo que los tíos en Suecia son o van muy de machitos. Cualquier novela o serie ambientada en Suecia esta repleta de machos alfa. Me vienen a la cabeza deportistas como Ibrahimovic o Soderling, macarras e intimidantes.

  32. Comentario de Trompeta (09/01/2016 17:52):

    @30 Yo también pensaba lo mismo pero…
    Me temo que solo hay algunos alfas que repueblan de genes autoctonos a las hembras locales
    http://www.alertadigital.com/2012/07/08/europa-enloquece-la-izquierda-sueca-quiere-obligar-a-los-hombres-a-que-orinen-sentados/

  33. Comentario de Trompeta (09/01/2016 17:53):

    Por cierto que ya esta grabado el gran hit de este año

    https://www.youtube.com/watch?v=ecJUqhm2g08

  34. Comentario de Trompeta (09/01/2016 18:02):

    Volviendo a Alemania

    http://www.alertadigital.com/2016/01/08/la-izquierda-alemana-considera-racista-y-tendencioso-mencionar-la-procedencia-de-los-asaltantes-sexuales-de-colonia-en-su-mayoria-de-origen-arabe/

    Sin comentarios…

  35. Comentario de Cándido mardones (10/01/2016 16:26):

    Hay un programa americano que últimamente he descubierto llamado “historia borracha” https://m.youtube.com/user/DrunkHistory? en la que un entrévistador y un entrevistado agarran un pedal considerable delante de la cámara y a continuación se narra un episodio de la historia que al entrevistado le guste especialmente. Luego en base a esta historia oral se graba una representación con todo lujo de detalles y atrezzo, pero diciendo palabra por palabra lo que ha dicho el borracho. Informativo y educador al tiempo que hilarante.
    Todo esto viene al caso porque el programa en sí dura unos 30 min. y les da tiempo a contar tres historias, y yo lo único que pensaba durante la película era en lo rápido y conciso que hubieran contado esa historia en 10 minutos de forma mucho más entretenida. A lo mejor YouTube me está empezando a afectar pero uno empieza a pensar después de tanta vuelta y vuelta sobre lo mismo si el estudiante ese que cruza el muro de Berlín mientras se está construyendo para ir a comprar pipas no sería en realidad un espía americano como dicen los soviets, y todo esto de la peli es una forma retorcida de reescritura de la historia

  36. Comentario de keenan (11/01/2016 14:28):

    @Trompeta: bueno, también es vergonzoso que se la hayan cargado el muerto a los refugiados sirios porque alguin dice que uno dijo nosequé de que tenía pasaporte Sirio. En Alemania los medios y la opinión pública lo han dado por hecho. Con la eficiencia que les carateristca a nuestros amigos teutones, ni la poli se entera de nada, ni la prensa tampoco. No digo que no sean refugiados. O inmigrantes. Pero a mi que varios grupos se pongan de acuerdo simultanamente para hacer lo que hicieron me suena más personas asentadas en el país (inmigrantes o no). Veremos a ver donde queda lo de los refugiados Sirios cuando se sepa la verdad.

  37. Comentario de Baturrico (11/01/2016 17:12):

    @36: Estoy muy de acuerdo con usted, señor Keenan. Mi interpretación desde aquí, a unos minutos de tren de la estación de tren en cuestión, es que hay grupos organizados de carteristas que han aprovechado para traer a sus mejores piezas al país utilizando el vacío que deja las desbordadas autoridades de inmigración, que entran al país haciéndose pasar por refugiados (y aún cuando los traductores indican que los presuntos sirios hablan un árabe plagado de palabras bereberes o francesas -características del marroquí o el argelino-, se recoge la documentación y se les lleva a un centro de refugiados hasta que se aclare la situación). Estos grupos han hecho su agosto en Colonia, Fráncfort, Hamburgo y otras grandes ciudades durante la pasada Nochevieja, más de lo que están haciendo todos los días. La policía está desbordada, pues la mayor parte de los efectivos federales están en la frontera austríaca, y los efectivos de cada estado necesitan de personal urgentemente tras tres legislaturas de “schwarze Null” (déficit cero) de Schäuble.
    Eso sí, con el increíble fracaso de la policía en la noche del 31 se alimentan todos los monstruos posibles: salen a la luz incidentes sobre los que se había hecho un silencio en la prensa, que afectan a los refugiados, y los racistas machistas ven cumplida su peor fantasía, la mujer blanca atacada por hombres de tez oscura. Estoy seguro de que los delincuentes sobre los que se habla pueden ser solicitantes de asilo, pero precisamente habrán quemado su pasaporte y solicitado asilo porque así saben que pueden permanecer más tiempo en el país y dedicarse a sus turbios negocios.
    Añadiendo a lo que decía en @28, copio enlace a un artículo de Lobo, siempre original e interesante, en inglés: http://www.spiegel.de/international/germany/the-internet-reactions-to-cologne-new-years-attacks-a-1070951.html
    Más interesante incluso es la interpretación de hoy de Augstein en el mismo medio, pero que todavía está disponible únicamente en alemán: http://www.spiegel.de/politik/deutschland/koeln-wenn-sexismus-und-rassismus-sich-treffen-kolumne-a-1071403.html

  38. Comentario de Trompeta (11/01/2016 17:59):

    @ 36 Volviendo a los manginas suecos…
    http://www.elmundo.es/internacional/2016/01/11/56939de7e2704edf7a8b45b2.html

  39. Comentario de Trompeta (11/01/2016 18:00):

    El sindome de Estocolmo .
    No se llama así por nada…

  40. Comentario de bfp1984 (11/01/2016 19:42):

    #37 A este ritmo Mr Trompeta va a acabar haciendo una tesis doctoral sobre el Hembrismo en Suecia veo que el tema es superior a usted.

    X cierto se lo digo sin ningun tipo de acritud,por que ademas me cae usted bien xq dice lo que piensa sin rodeos.

    Esa pagina de alertadigital como que no oiga, que estos en los atentados del 11M hablaban de los servicios secretos bulgaros y los marroquies,solo les falto mencionar a la Orquesta Mondragon para completar el cuadro,en definitiva que cada uno se informa donde quiera,pero en ese lugar web no venden mas que mercancia averiada,se lo digo por si quiere tomar nota.

    Saludos

  41. Comentario de Trompeta (11/01/2016 21:05):

    @ 39 Muchas gracias,cierto, soy como Morfeo desenchufando gente de Feminatrix, el problema para algunos es que ya no pueden ser desenchufados.Pero me encanta enfrentar con sus propios disparates a pescadillas podridas empomderadas y manginas lametacones capados, lo importante es enviar un mensaje.
    https://www.youtube.com/watch?v=3zhAOSf3lt4
    Por cierto tomo nota de lo de alertadigital, pero bueno ya sabemos todos como andan los medios de desinformación, solo hay que ver la web de MiniEscolar.
    Hembrismo a pesar de todo.

Comentarios cerrados para esta entrada.