Marte

De películas de ciencia ficción está el mundo lleno. Algunas son fantasiosas, absurdas y contradictorias, como Interstellar, y otras mucho más apegadas a la realidad (al menos, desde el punto de vista científico), como la que nos ocupa. Ahora bien, unas y otras coinciden en un punto neurálgico inexcusable: Matt Damon se ha quedado tirado en otro planeta, y hay que rescatarle.

The Martian se ubica en un futuro indeterminado, pero cercano, en el que los humanos acaban de hollar, por primera vez, el planeta (la verdad es que no sé si la de los protagonistas es la primera expedición u otra; pero todos los miembros de la expedición son estadounidenses, salvo un alemán que habrá comprado su billete con la sangre, el sudor y las lágrimas de los países del sur de Europa, que habrán asumido una deuda impagable para consumar este sueño colectivo europeo y que la canciller, en su discurso de bienvenida al astronauta, se mee en ellos y presuma de que sólo Alemania tira del carro).

La película comienza con su principal inexactitud científica: una terrible tormenta de arena amenaza con tumbar la cápsula con el que los astronautas llegaron a Marte. No hay apenas visibilidad, y el viento tiene tal velocidad que comienza a arrastrar piedras y objetos provenientes de la minibase marciana en la que viven los astronautas. Y ahí es donde a Matt Damon se le clava un pincho en el traje y el viento le arrastra a Dios sabe dónde. Los heroicos astronautas, ante la tesitura de quedarse tirados allí para siempre si el viento logra volcar la cápsula, huyen como ratas y dejan en Marte al pobre Damon, a quien dan por muerto. Muy tristes y eso, pero bien que se piran.

Todo mentira, claro: por más que la velocidad del viento alcanzase registros tan impresionantes como en la película, la atmósfera de Marte es mucho más tenue que la de la Tierra, con lo que el viento no podría alcanzar tanta fuerza para ir por ahí tirando cápsulas de amerizaje; pero, claro, si la tempestad fuera un mero vientecillo molesto que arrastrase algo de arena, bondad graciosa, qué contrariedad, no tendríamos astronauta desaparecido en combate en un contexto en el que sus compañeros se vieran obligados a abandonarle a su suerte.

Aceptada la premisa, el resto de la película resulta mucho más realista. Los medios de supervivencia de Matt Damon en Marte, de la NASA para enviar una nave espacial a este planeta, y de la propia NASA para buscar alternativas, son realistas. Ni idea de si son técnicamente posibles hoy en día, pero me imagino que, al menos, son factibles. No hay agujeros de gusano, ni planetas donde un agujero negro provoca efectos relativistas pero, por lo demás, todo bien.

La película, para un aficionado a la exploración espacial, es una maravilla, precisamente porque es realista. Las películas de robinsones tienden a ser un poco coñazo, por la omnipresencia del protagonista, pero aquí lo exótico del entorno, las condiciones de su supervivencia, y el correlato argumental en la Tierra, más concretamente la NASA, le proporcionan mucho más interés. También hay que agradecer que la película se ahorre horripilantes escenas de ternura de los padres/pareja/hijos/youtuber favorito/perro del protagonista, y cosas similares. Está solo en Marte, y punto.

También nos ahorra vislumbrar los insondables abismos de desesperación en los que caería cualquier persona que se viera en una situación así, solo en un planeta hostil, a millones y millones de kilómetros de la Tierra, con un horizonte de expectativas en el que casi cualquier cosa (un accidente con el reciclado de agua, o de aire, o cualquier otro elemento del soporte vital, o en las incursiones fuera de la base marciana) puede acabar con su precaria supervivencia. Con todo, el principal problema se plantea a medio plazo. Aunque el astronauta abandonado en Marte cuente con una base marciana ilimitadamente operativa, los suministros de alimentos son mucho más difíciles de reponer. En Marte no hay ningún Alcampo para abastecerse, ni siquiera uno que cierre en los festivos.

El problema queda solucionado, al menos momentáneamente, gracias al huerto urbano que se monta Damon (botánico de formación) merced a unas patatas incluidas en los suministros con el propósito de que la tripulación se diera un banquetazo en la fiesta de Acción de Gracias (una fiesta que el pueblo estadounidense celebra cada 20N, para conmemorar el exterminio de parte de la población del país a manos de la otra parte). Un poco de tierra marciana, otro tanto de abono (conseguido como Ustedes pueden imaginarse) y el agua obtenida gracias a una destilería improvisada, y ya tenemos a Matt Damon convertido en un irlandés cualquiera, abocado a alimentarse exclusivamente a base de patatas. Hay cosas peores (imagínense que la NASA les hubiera enviado coles de Bruselas como gran sorpresa culinaria).

Por entonces, en la NASA ya han averiguado la sorprendente supervivencia de Damon, y comienzan a ver la forma de socorrerle. También establecen un sistema de comunicación precario con él gracias a la recuperación, por parte de Damon, del vehículo de exploración Pathfinder, enviado por la NASA en los años noventa, que cuenta con una cámara fotográfica que puede transmitir hasta la Tierra. Otra licencia para ponerle emoción al asunto, pues cualquiera de estos vehículos contaría con sistemas de transmisión de datos más depurados que dicha cámara. Por no hablar de la propia base marciana. Recuerden el principio básico de la informática: si hay un ordenador, hay conexión para descargarse porno.

Por supuesto, en la NASA se ponen manos a la obra, con un desaforado optimismo estadounidense que es común también a los miembros de la misión marciana y, en particular, al propio Damon, para recuperar a su astronauta. Si lo logran, será el mayor golpe de relaciones públicas de la Historia, la NASA se hinchará a viralidad y retuits y, con un poco de suerte, tal vez logren convertir una parte de ese inmenso flujo de visitas y notoriedad en publicidad pésimamente pagada, al modo de los youtubers, y con ello asegurar la supervivencia de la agencia espacial unos añitos más.

¿Lo lograrán? ¿Ustedes que creen? ¿Me están pidiendo que les casque aquí mismo un SPOILER como la copa de un pino? ¡Pues claro que lo logran, hombre! Con algunos problemillas previos, que fundamentalmente conducen a que el plan convencional (enviar una sonda con alimentos para que Damon resista hasta que llegue la siguiente misión marciana, unos tres años más tarde) fracase y haya que buscar una alternativa (sobre todo porque, en el camino, el pobre Damon se ha quedado sin su suministro de patatas). Una alternativa absolutamente increíble, pero comprensible. Que se basa, primero, en que sólo un genio de esos que tiene por ahí la NASA se da cuenta del magnífico plan que para cualquier espectador es una obviedad: lo más factible, lo más rápido, y sobre todo lo más cinematográfico, será que los compañeros de Damon, que están volviendo a la Tierra en la nave espacial, en lugar de aterrizar aceleren, aprovechen el impulso gravitatorio de la Tierra para volver a Marte y, allí, le recojan.

El plan es una locura, por muchos motivos. Obliga a los pobres astronautas a tirarse dos años más en el espacio (a ver si alguno de ellos se libra de padecer un cáncer, o varios, en los próximos años, después de pegarse tanto tiempo chupando radiación cósmica); asume que es factible que Damon logre subirse a la nave espacial en marcha (para lo cual tiene que despegar desde Marte con la sonda, ya enviada, prevista para la siguiente misión, y además en condiciones extraordinariamente precarias); y, además, implica que Damon tenga que pegarse un viajecito de varios meses para llegar al punto en el que se encuentra la sonda, durante el cual su habitáculo es un modesto rover marciano (y ya saben Ustedes en qué condiciones de salubridad vive la gente que vive en caravanas, no digamos en su coche).

En resumen, que el plan es una locura, y ni de coña lo autorizaría la NASA. De hecho, para darle algo de verosimilitud al asunto, el director de la NASA se niega a aprobarlo, y es el jefe directo de los astronautas (magistral interpretación de Sean Bean en la única película/serie en la que, que yo recuerde [SPOILER], su personaje no la espicha) quien les filtra un plan así de crazy para que ellos se amotinen y decidan qué hacer. Y ellos, claro, deciden ser solidarios. También se solidarizan los chinos, que altruísticamente ceden su sonda “superespecial” para que abastezca a la nave de la NASA en su apresurado paso por la Tierra (los chinos, desde que constituyen el principal mercado del mundo, también para los productos de entretenimiento audiovisual, se han vuelto buenos en casi todos dichos productos).

Por supuesto, y como ya hemos dicho, semejante locura de plan tiene éxito. Es esta una película de optimismo desaforado y fe en el progreso, en la que no hay malos. El hombre frente a la naturaleza desatada en un entorno particularmente hostil. Y el hombre vence, claro. Aunque esté en Marte. Un peliculón. Y si sirve para que alguna vez monten una misión de verdad a Marte, bien está. Aunque, sinceramente, lo dudo. Son demasiados los imponderables que pueden salir mal, demasiado tiempo en el espacio, y demasiado lejos, para que sea más probable que los astronautas sobrevivan a que mueran. En particular, si es una misión de ida y vuelta (los charlatanes del supuesto reality show que pretendía ir a Marte, al menos, sí que tenían claro este aspecto). Y si la primera misión acaba en fracaso, a saber cuánto tiempo pasará hasta que haya una segunda. ¡Si al menos los chinos se dejaran de tanto secretismo y de repente enviasen una misión a la Luna…! Sólo así en EEUU se pondrían, impresentable y testosterónicamente, las pilas para ser también los primeros en llegar a Marte. Que ya se sabe cómo y por qué funcionan las cosas.


Compartir:

  1. Comentario de Antonio (13/11/2015 17:14):

    Me parece que os equivocáis en la primera frase, la ciencia de interestalar es muy buena en general. Os recomiendo The Science of interstellar de Kip Thorne, el físico que aconsejó a lso guionista y luego escribió este excelente libro explicándolo todo. Tampoco me parece bien que hagáis sangre de una licencia como es la tormenta marciana.

  2. Comentario de Epicureo (13/11/2015 18:47):

    No, Antonio, la ciencia de Interstellar es basura sin paliativos. Que se gastaron una pasta en simular el aspecto del agujero negro, y en sobornar a Kip Thorne para darles excusas, vale, pero todo lo demás es absurdo. No puede ser que haya planetas habitables pegaditos a un agujero negro (ni mucho menos en mejores condiciones que la Tierra por muy desértica que esté). El planeta de las nubes sólidas es de vergüenza ajena (y más que se crean el engaño de Matt Damon). Y lo principal, la relación sentimental grimosamente enfermiza entre un padre y una hija NO es capaz de trascender el tiempo y el espacio.

  3. Comentario de Lino Moinelo [AFE] (13/11/2015 19:33):

    Hombre, aún así es exagerado. La verdad es que no había caido en lo de los planetas, pero no creo que haya ningún científico que pueda afirmar que no es posible que exista NINGÚN `planeta en las inmediaciones de un agujero negro. Por ejemplo, dicen que en el centro de la vía láctea hay uno. ¿No es posible que haya algún sistema cercano que tenga un planeta habitable? En fin, la cuestión es que a pesar de estas ‘inexactitudes’, no creo que un científico se haya sobornado, ya que el resto de la comunidad internacional le hubiera quemado vivo

  4. Comentario de Trompeta (13/11/2015 21:03):

    En fin, gracias por la crítica.Otro tostón de film de que me libro y que va a la lista de ver en la tele si me pilla de humor amarillo (chino cudeiro rules!)
    Por cierto que me da que Matt Damon cuando haya misión a Marte de verdad, se apunta el primero.
    http://www.laprensa.hn/espectaculos/899482-410/esposa-le-pide-a-matt-damon-140-millones-por-su-divorcio

    Moraleja, niños follad a cascoporro pero no seais pardillos y os caseis.

  5. Comentario de Gekokujo (13/11/2015 21:27):

    Creo que Antonio anda en lo cierto. Excepto la escenita dentro del agujero negro, no el agujero de gusano, desde el punto de vista teórico no incumple ninguna norma. Y es que dentro del agujero las reglas del espacio tiempo cambian. Lo que ya no me queda tan claro es que alguien pueda salir de ahí, enterito quiero decir.

    Esta película ya la tengo en el punto de mira. Y por lo visto es mejor de lo que hubiese esperado de un producto yankee.

    Los chinos deben estar acariciando la idea de adelantar a los americanos en la carrera, ¿carrera?, a Marte. En otro artículo señalé que el truco está en conseguir un escudo electromagnético como el que protege a la Tierra para filtrar las radiaciones cancerígenas, ergo la necesidad de motores nucleares está clara. De lo que no tengo ni idea es de cuantos años estamos hablando, bastantes me parece.

  6. Comentario de Beltza (13/11/2015 22:08):

    Me parece sorprendente que nadie haya prestado atención a los grandes ausentes de la película, hablo, obviamente, de LOS RUSOS.
    Porque vamos a ser sinceros, hacer una película sobre el espacio sin un ruso me parece un sacrilegio (Hasta en Armaggedon salía uno); para más INRI a la ISS no llevan a los astronautas en una superchula y superjubilada lanzadera espacial made in USA (ni siquiera made in China), sino en las vetustas Soyuz, cuyo diseño data de los años 60.
    ¿Sobrevivir a base de patatas durante un año? Te imaginas a un ruso, un irlandés o a un vietnamita sin problemas, ¿pero un yanqui? ¡Venga ya, quiero que me devuelvan mi dinero! Por cierto, lo más flipante no es la tormenta, sino la “dedopropulsión multidireccional” que se casca el botánico para poder llegar en el descapotable que le monta la NASA.
    ALERTA SPOILER

    PD: Cuando está la gente en USA y China viendo (en diferido, claro) el rescate, ¿Por qué los yanquis van todos con banderitas y los chinos van sin ninguna, acaso son menos patriotas/chovinistas?

  7. Comentario de ocnos (14/11/2015 16:12):

    Si Bruce Willis no salva el mundo, no pago la entrada…

  8. Comentario de emigrante (14/11/2015 17:20):

    No he visto ni esta ni la de “Interstellar” pero sí me leí el libro de Andy Weir. Coincido en que las licencias que se toma el autor necesitan de la complicidad del lector. Lo importante no es como el astronauta llegó a esta situación sino la situación en sí como punto de partida de esta historia.

    No menos interesante es la historia del libro. Empezó como una serie de entradas en un blog. Los lectores animaron al autor de ponerlo en Amazon para poder leerlo cómodamente en su Kindle. Y a partir de ahí el éxito creció exponencialmente, en la misma semana firmó los derechos para el libro y la película y se convirtió en una celebridad.

    Y para terminar, no quiero ponerme pedante pero corregir a un profe siempre da un cierto gustirrinin, creo que no se dice amerizar (eso sería “aterrizar” en el mar) sino que la palabra correcta sería amartizar.

  9. Comentario de Antonio (14/11/2015 19:20):

    Epicureo, interstelar es una película, una película, con una base científica compleja, con lincencias, dentro de la especulación científica. No hay “fuerzas”, ni “energias”, magias, etc. Además al principio tiene pasajes de didáctica escéptica que no he visto en ninguna película anterior. Si no estás de acuerdo, te agradecería que me dieras un listado (para verlas), y que el protagonista esté tan bueno como Matthew McConaughey. Y que supere a la música de Zimmer. No lo creo, os pasáis de snobs

  10. Comentario de Fernando Herrán (14/11/2015 23:58):

    Mi escasa confianza en los “críticos” de cine de la red se murió cuando uno decía que la ambientación era mala y le impidió disfrutar de la película… Porque estaba ambientada en 1945 y salía el protagonista fumando en una pipa de un modelo que no se fabricó hasta 1947.

    Desde entonces solo leo crítica de cine para mofarme de los críticos que no van al cine a ver películas, sino a buscar sus propias taras.

  11. Comentario de Perri el sucio (15/11/2015 05:57):

    Hola Antonio. Con la energía que me dan ciertas sustancias alcohólicas a estas horas de la madrugada, te traigo malas noticias: licencias “científicas” a manta en interstellar.
    1º. Todo el contexto previo: resulta que todo el planeta se ha convertido en un medio oeste americano donde se cultiva maíz y no hay para ambulatorios pero sí para pickups con motor de gasolina de 2,5 litros o más. En el mundo real, en caso de plaga lo más fácil sería darse a los cultivos hidropónicos en hábitats aislados o a cultivar algas compulsivamente en tanques cerrados. No dedicarse a la agricultura extensiva de cereales. Eso sólo cabe en la cabeza de un palurdo de iowa. En caso de duda, véase battlestar galactica de 2003.

    2º. La nasa oculta que busca una fórmula para escapar a la gravedad terrestre. dadas las condiciones de habitabilidad de las naves espaciales de michael Caine, similares, una vez más, al pueblo medio del medio oeste americano, lo mismo da tenerlas camino de júpiter, que dentro de la atmósfera terrestre. Sin embargo, queda elegante no mostrar en pantalla cómo bombardeas a los refugiados de otros países que intentan subirse.

    3º. Por dios, es la nasa. Por mucho que tengan elegantes robots chistosos de diseño, lo cierto es que hoy por hoy no tienen naves espaciales tripulables.

    4º No. El puto amor que lo conecta todo no es una hipótesis científica viable. Incluso si damos por buena la representación artística de las 4 dimensiones que hace la película (a mí personalmnte me encanta), la forma como eso afecta al pasado del prota es bastante ridícula y rocambolesca.

    Por lo demás, casi prefiero que ignoren a los rusos. Ya estoy un poco cansado de la de veces que han destruido la mir en películas de juliwood, y a falta de, la eei o satélites rusos random.

    Buenas noches / días.

  12. Comentario de Nacho Pepe (15/11/2015 14:36):

    Espera ¿el Pathfinder llevaba allí desde los noventa y de todo un planeta enorme casi como la Tierra casualmente estaba a distancia de paseo para que Matt Damon lo recoja? ¿O es que le dejaron en el planeta con un aerodeslizador de los de Star Wars?
    Esto es como en Gravity, que varias estaciones espaciales están todas a un vuelo de varios minutillos unas de otras.

  13. Comentario de WallaceBallantine (15/11/2015 15:43):

    Hay películas en las que Sean Bean no muere, como en “El destino de Júpiter”. Pero esa película no se la recomiendo ni a mi peor enemigo.

  14. Comentario de RAM (15/11/2015 19:41):

    A mi la escena en la que Matt consigue fabricar agua en pleno Marte a partir de un tanque de hidrógeno de su nave espacial me resulta un poco Ah Ok. Es decir, en el mundo se pronostican hostias apocalípticas para controlar recursos hidricos cuando resulta que ese problema lo resuelve un puto botánico en 5 minutos (Eso sí, sufriendo una pequeña explosión que nada, sólo le causa un par de rasguños) en otro planeta. Luego hay unas cuantas cosas dudosas. Vamos a dejar de lado lo absurdo del brillante y joven ingeniero negro (Con rastas y todo, como para demostrarnos que sí, que estos también son suficientemente inteligentes) al que se le ocurre solito la solucion del tornaviaje aprovechando el campo gravitatorio terrestre (Absurdo porque aparte de realizar ese gran descubrimiento sólo y tener que explicarselo a los jefazos de la NASA que no entienden un pimiento, ni antes ni despues de ese momentazo se vuelve a saber nada de el). Uno no está muy versado en la cosa científica pero tiene entendido que estos delicadísimos equipos tienen una cosa llamada MTBF, es decir, Mean Time Between Failures o tiempo medio entre fallos. Dicho de otro modo, la nave que les trae de Marte tendría una vida útil determinada, que no se si saldrá o no en el libro en que se basa la peli, en la que este detalle no se comenta para nada pero que es de enorme importancia para saber si eso es sobretodo un suicidio de los valientes compis (Todos guapos y con un estupendo rollo de coleguis) que van a rescatar a su amiguete al que dejaron tirado en Marte o si realmente tiene la posibilidad de servir para algo.

    Ah, la ESA en la peli es totalmente inexistente. No es que nos debamos extrañar mucho, pero lo de los rusos teniendo en cuenta lo que comentan Beltza y otros de que realmente hoy son los mayores transportistas espaciales es para hacerselo mirar. Pero sí, desde luego a estas alturas hubiera sido insoportable encontrarnos a otro ruso borrachin que lo arregla todo a martillazos y una nave rusa cayendose a cachos, a lo ciencia ficcion noventera.

  15. Comentario de RAM (15/11/2015 19:44):

    Se me olvidaba! Despues del abuso de la compresion/descompresión que jode explosión mediante y definitivamente el módulo donde tiene las patatas, el bueno de Matt resuelve eso con cinta aislante y unos cuantos plásticos. Supongo que como apaño eso valdrá, pero es de suponer que si el material original ha acabado rompiendose de fatiga ese no aguantará mucho. Y bueno, otro detalle es ese de que despues de llevar un año afeitandose todos los dias religiosamente de repente se deja crecer una barba hipster para volver al espacio. Para qué hablar de la fabricacion de una bomba con lucecitas en la nave del regreso.

  16. Comentario de Llamadme Israel (15/11/2015 22:17):

    Don Guillermo

    Me permitirá que disienta en la necesidad de verosimilitud. Es evidente (bueno no, lo leí después) que atrapar la MIR al vuelo como en Gravity es como si trato de coger el AVE a la carrera cuando pasa por Villaluenga del Rosario pero la peli me encantó.

    Precisamente la polémica sobre la verosimilitud de la ciencia de interstellar ha hecho que no haya podido disfrutarla o no, he estado tan pendiente de si es factible o no que ahora mismo no sé si es una puta obra maestra o un bodrio.

    Y sobre su crítica, es lógico que incluya spoilers, no se lo voy a reprochar, pero creo que en este caso ha escrito un plan de rodaje con todas las escenas. Quizá se podía haber evitado tanto detalle en cuanto a tramas, giros y demás.

  17. Comentario de Gekokujo (16/11/2015 04:02):

    Sí, sí, lo de los cultivos en Interestellar es otro asunto, posiblemente muriera por inanición gran parte de la humanidad, pero evidentemente se puede cultivar en condiciones especiales. El tema de la gravedad me parece recordar que es una de las claves que lleva de cabeza a los físicos, todavía no hay un consenso para explicar qué es exactamente. De hecho incluso existe la teoría de que es un corpúsculo. Pero vamos, yo creo que este siglo se resuelve el misterio.

    Y Marte, pues es uno de los planetas más sexys del sistema solar. Y el cielo, por lo visto, no es rojo, más bien pardo o azulado. No sé como saldrá en la peli.

    http://www.jpl.nasa.gov/images/msl/20150508b/pia19400-16.jpg
    http://i.imgur.com/xGaYwvD.jpg

  18. Comentario de Gekokujo (16/11/2015 04:08):

    Pues la MIR solo pasa a 27.600 km/h, un poco más rápida que un AVE, otra cosa es que uno lleve la misma trayectoria y velocidad, entonces todo va suave. Pero vamos, de frente el hostión sería considerable.

  19. Comentario de hglf (16/11/2015 04:26):

    Saludos

    Muy pocas veces voy al cine. Pero algunos artículos que pude leer en mi movil antes de que se resete-e, me hizo cobrar ánimo por ver la película.
    De Ridley Scott, creo que me moriré esperando algo que supere a lo que hizo en los ochentas.

    La película está bien creo, pero como que hay algo que le falta. No es una película de momentos trascendentales o de altos niveles de emoción, me parece a mi. No he visto Interestelar. He visto “Gravedad” en TV y a pesar de lo que digan a mi Sí me gustó.

    De esta película, se puede dar algunos pasos de fé, para así poder disfrutar de la mentira.
    – Aceptar que un tornado marciano si que puede hacerte volar. Es decir, creo que se tiene que contar con la prueba en campo para despejar esa hipótesis. La gravedad en Marte es una fracción de la terrestre, por lo que supongo que para un ser humano de peso normal, la fuerza del viento puede vencer esa resistencia… si el viento apunta bien, vamos.

    -Lo del agua, no la entendí. Pero me preocupa que a fin de cuentas siempre puede haber pérdidas, ya sea por evaporación u algún otro fenómeno.

    – Lo de la cinta mágica,… a lo mejor es una broma. Tal vez alguien con mas mac guiverismo pueda dar ams información.

    – Lo de volar como Iron-man… fé mis rojos camaradas, fé en que el partido sabe lo que hace y lo que es bueno para sus hijos…

    Saludos

  20. Comentario de Latro (16/11/2015 10:19):

    Me parece que algunos os estais pasando con las ganas de buscarle defectos al asunto. Por ejemplo, RAM, a ver, que lo de conseguir agua a traves del hidrógeno es plenamente factible y funcional para… UN ser humano, en el quinto pino, que casualmente tiene el hidrógeno a mano. Lo de la solución de los problemas de manejo del agua en este planeta, para millones de personas, tiene mas bien poco que ver con como se las rebusca el personaje para no palmarla de buenas a primeras por deshidratación.

    Evidentemente la peli tendrá mas de un momento de hacerse trampa, porque en la vida real las posibilidades de sobrevivir de este paisano son menos que nada, pero las trampitas que se hace me parecen bastante menores para lo que es lo común en Hollywood, que es pasarse la ciencia por el forro.

  21. Comentario de Beltza (16/11/2015 13:11):

    Que conste que a mi la película me gustó.

  22. Comentario de Guillermo López García (16/11/2015 13:31):

    Disculpen ustedes si he sido muy prolijo en los detalles de la película, si bien creo que es algo no privativo de esta crítica, sino habitual en LPD. Ayer me releí la crítica de Interstellar y mare meua, sólo me faltaba hacer un découpage de la película.

    Reitero que a mí la película me gustó mucho. Las licencias que se toman para convertir dos años de “cautiverio” marciano en algo cinematográfico me parecen, en general, razonables, hablando, como hablo, desde la ignorancia casi absoluta. A mí lo más irreal me pareció eso del viaje de varios meses en rover por Marte para llegar a la sonda de lanzamiento.

  23. Comentario de Oskar (16/11/2015 14:36):

    Pues a mi me gustó un huevo y parte deo otro la película.
    A destacar especialmente que todos los científicos y técnicos que aparecen en pantalla son descritos como tipos inteligentes y competentes. Y especialmente, que por una vez, en una peli estadounidense, los problemas no se resuelven rezandole a Dios y deseándole mucho, sino con conocimientos, uso de la ciencia y cálculos precisos. Creo que es un gran avance.

  24. Comentario de RAM (16/11/2015 15:55):

    “Me parece que algunos os estais pasando con las ganas de buscarle defectos al asunto. Por ejemplo, RAM, a ver, que lo de conseguir agua a traves del hidrógeno es plenamente factible y funcional para… UN ser humano, en el quinto pino, que casualmente tiene el hidrógeno a mano.”

    Otra cosa ya son las posibilidades de hacerlo sin riesgos de salir volando en pedazos con su tanque de hidrógeno. Pero evidentemente sin dar eso por hecho no hay película. Obviamente tampoco habría película de suponer que no pueden crecer plantas con el suelo marciano, con mucho óxido de hierro, que es uno de los debates que a los “freaks” les han surgido respecto a la peli. A mí tambien me gustó, al margen de posibles licencias que como absolutamente lego en la materia no puedo ver en profundidad, quedando siempre la sensación de una especie de McGyver del espacio que pese a estar completamente sólo es capaz de solventar toda dificultad con una sonrisa. Pero coño, es que aparte hay cosas de guion un poco absurdas. ¿Te afeitas todos los dias durante casi un año en pleno marte hasta que un dia cambias de opinión?¿Qué sentido tiene la bomba con lucecitas en plena nave espacial? Entiendo que el objetivo de esto último no es otro que decirle al espectador “sí, esa cosa de ahí es que es una bomba que explota”…

  25. Comentario de RAM (16/11/2015 16:05):

    #23, aun así, y en sentido homenaje a Jesucristo, cabe recordar que el sistema de irrigación de patatas marcianas Gyver/Damon que se monta con el tanque de H2 también utiliza astillas de la parte de abajo de un crucifijo. ¿Qué hubiera sido de él sin ese crucifijo, eh? EH?

  26. Comentario de Nagao (16/11/2015 16:12):

    Para los que se quejan de la falta de rusos recomienda el último libro de William Gibson, “Seveneves”.

    ¡SPOILER!

    La tierra está a punto de ser destruida y sólo se salvarán quienes se refugien en la estación espacial, que necesita ser ampliada para dar cabida al mayor número de personas posible. Para ello hacen falta un montón de “albañiles espaciales” que estén dispuestos a matarse (literalmente) trabajando 16 horas al día, todos los días durante dos años. ¿A quién envían a hacer ese trabajo? Efectivamente, a un montón de rusos.

  27. Comentario de Latro (16/11/2015 16:47):

    De Neal Stephenson, Nagao.

  28. Comentario de Nagao (16/11/2015 17:44):

    Ups, gracias Latro, menudo lapsus.

  29. Comentario de Latro (16/11/2015 17:52):

    De nada. ¿Está interesante? Porque le tengo tantas ganas como miedo, es que Stephenson a veces se me hace muy pesado de leer. Y otras no puedo parar de leerlo.

  30. Comentario de Nagao (16/11/2015 22:58):

    Alrededor de las dos terceras partes del libro son realmente buenas, al nivel de lo mejor que ha escrito. El último tercio baja bastante y el final parece algo precipitado, pero en general me gustó. Tal vez no esté al nivel de sus mejores libros, pero comparando con sus últimas novelas es mucho mejor que Reamde (lo que en mi opinión no era muy difícil) y también un poco mejor que Anatema.

  31. Comentario de Simon (17/11/2015 11:38):

    Sean Bean no muere, cierto, pero es despedido. Lo que equivale en una peli tan optimista a ser el único perdedor.

  32. Comentario de Eye (17/11/2015 23:36):

    «Y si sirve para que alguna vez monten una misión de verdad a Marte, bien está. Aunque, sinceramente, lo dudo. Son demasiados los imponderables que pueden salir mal, demasiado tiempo en el espacio, y demasiado lejos, para que sea más probable que los astronautas sobrevivan a que mueran».

    También es verdad que, más allá de su valor simbólico, colonizar Marte no tiene ningún sentido. ¿Hay colas de gente emocionada por construir una colonia autosuficiente en la Antártida? Pues en toda su dureza es un lugar mucho más agradable que Marte.

    No he visto la película pero me intriga, le echaré un vistazo si se presenta la ocasión.

  33. Comentario de Gekokujo (19/11/2015 21:03):

    A ver Eye, parace mentira que se haya puesto ese nick. En la Antártida hay hielo y pingüinos, en Marte hay arena y rocas… Si le echas un poco de agua ¿qué tienes? Playas y calitas, cualquier hemprendedor huele el negocio.

Comentarios cerrados para esta entrada.