Españazas (7): Aragón – La rebelión de los mencheniques

La verdad es que este año mi plan secreto era no escribir ningún artículo para el Especial Elecciones de LPD. ¿Qué pinto yo hablándoles, en esencia, de lo mismo que les comenté en 2003, 2007 y 2011, cuando lo suyo es que el respetable preste atención a lo que está sucediendo en lugares como Oza-Cesuras o Segovia? Pero luego recordé que Aragón es tierra de mencheniques, lo cual constituye, sin duda, una novedad (pero sólo en parte, como veremos) respecto de ocasiones anteriores, así que aquí estamos. Y cuidao, que no es que Aragón sea como Túnez para mí. No sólo lo he sobrevolado alguna vez, sino que también he transitado por sus carreteras en múltiples ocasiones. Y pásmense: en la mayoría de los casos, el objetivo no era salir de Aragón lo antes posible para llegar a otro sitio, sino quedarme allí, en pleno Aragón (generalmente en la capital, Zárágózá, o en los Pirineos). ¡El acabóse!

Para acabarlo de arreglar, nací en Zárágózá hace 38 26 gloriosos años y tengo a casi toda mi familia allí, de manera que lo mío con Aragón es mu serio. Tanto, que desde que el Zaragoza descendió a Segunda dejé de prestar atención a la actualidad política, social y cultural de Aragón, a sus cuitas e inquietudes, a cualquier información que tuviera que ver con esa tierra. ¡Ya estaba preparado para hacer un análisis para LPD a base de cuatro links de última hora!

Fundamentos

Creo que la mejor definición de Aragón, para que Ustedes lo entiendan, es que Aragón es mi tierra. Mía y de pocos más, porque aquello está muy despoblado. Muy poca gente, muchos municipios abandonados, y un montón de territorio desolado. ¿Castilla? Casi. La mitad de la población aragonesa se concentra en la capital, Zárágózá, nuestro Madrid particular. El resto aparece diseminado por todo el territorio, con mayor querencia por la zona más fértil (el valle del Ebro) y por la más –insólitamente- rica: los Pirineos.

Los Pirineos: una tierra abandonada, remota y muerta de asco hasta hace cuarenta años, cuando comenzaron a llegar señores de ciudad que querían sentirse libres y en comunión con la naturaleza… ataviados con una vestimenta mitad robot, mitad ridícula, que les permitiera bajar en pocos minutos (a veces, rodando) una ladera nevada que, previamente, hubieran subido durante media hora utilizando un telesilla u horrible telearrastre que se te clava en salva sea la parte (la última vez que fui a esquiar, hace unos diez años, el telesilla principal se estropeó y tuve que subir casi todo el camino vía telearrastre. Cuando llegué a la estación, aterido de frío y de más cosas, vi a unos horribles macarras haciendo el ídem con su snowboard. Me fui directamente a la cafetería y ahí me quedé hasta que volví a bajar cuatro horas después. Joder, qué frío, qué desapacible todo).

Un dato (creo que es la cuarta vez que lo doy, pero siempre resulta de mucho efecto): la población de Aragón es sólo ligeramente superior ahora respecto de la que tenía en 1900. La diferencia es que Zaragoza es mucho más grande y el resto, más pequeño. Particularmente la provincia de Teruel, que tiene más o menos la mitad de la población que tenía entonces. El cambio principal es que en aquella época la gente vivía en el campo y ahora en el campo no vive ni Dios. Y menos en el campo de Teruel, improductivo, frío y lejos de todo. Es muy bonita la provincia, y eso, pero a ver quién es el valiente que decide quedarse ahí después de pasar el día.

A pesar de ello, ya saben que en Aragón pocas cosas hay que movilicen más al respetable que el agua (ponga aquí su déjà vu el lector veterano de LPD, que también es la cuarta o quinta vez que cuento esto). El regeneracionismo español tiene en Joaquín Costa, aragonés, uno de sus principales representantes. ¿Y en qué basaba Costa la regeneración de España? Pues en llenar todo el campo de regadíos. A la riqueza por la agricultura, a principios de siglo XX. Eso es visión de futuro. Bueno, al menos no dijo que lo que había que hacer era recalificar y construir millones de pisos para venderlos cada vez más caros, que sólo puede subir.

Ese proyecto se combina con el avatar histórico (¡ah, la gloriosa historia de Aragón, más gloriosa que la de cualquiera otra región española!) aragonés y su obsesión eterna: llegar al mar a través del Ebro, y allí seguir asombrando al mundo haciendo “cosas de aragoneses” (matar y saquear, como todos, pero nosotros lo hacemos por nobleza y por vuestro bien). Un objetivo supremo que nos jodieron… los CATALANES.

Esa es otra de las constantes vitales aragonesas: estar entre Madrid y Barcelona, como testimonia el AVE y que Madrid utilice Aragón para propugnar un absurdo Corredor Central cuyo único objeto es joder a los catalanes. El balance es que en Aragón, en general, se mira con desconfianza a Madrid, pero también se tiene asumido que Madrid “es lo que hay”. Sobre todo porque, enfrente de Madrid, tenemos a los catalanes. Y eso sí que no. Los catalanes, que nos impidieron llegar al Mediterráneo vía Ebro. Que nos robaron noséqué joyas de iglesias aragonesas para tenerlas en horribles museos catalanes. Los catalanes, que en los años ochenta hicieron una oferta (tal cual) para comprarnos el pico Aneto (el más alto de los Pirineos, casi fronterizo con Cataluña, a un solo valle de distancia), porque los pobres no tienen un pico digno de tal nombre al que subir y desde allí evidenciar que ellos, los catalanes, son mucho mejores y muy diferentes a nosotros. Los catalanes que en sus obras históricas catalanas hablan de “Corona de Cataluña y Aragón”, o de “Corona de Aragón y Cataluña”, en vez de poner “Corona de Aragón”, como debe ser (si acaso con una nota al pie que diga “y Cataluña muy por debajo, figúrese que… ¡sólo era un condado!” Eso del “condado” siempre es de mucho efecto y muchas risas entre los aragoneses anticatalanes, que son muchos). Los catalanes que, en resumen, hablan en catalán.

jordi_pujol_3

1999. Pujol sube al Aneto con sus hijos Oriol y Jordi jr. y desde allí, dice la leyenda, convoca elecciones. O eso, o subió porque desde allí se ve mejor Suiza

Historia política reciente

Todo este memorial de agravios es siempre muy útil para Madrid, que en esencia hace las mismas cosas que los catalanes (muchas más, en realidad, que para algo tienen el BOE), pero como con más legitimidad (recuerden: el BOE). Pero, en el camino, Madrid no ha logrado impedir que Aragón sea una región medio díscola que tiene absurdos partidos regionalistas (dos: el PAR, de derechas, y la CHA, de izquierdas) que a veces dificultan alcanzar la perfección bipartidista que tiene a otras regiones en estado de perpetua felicidad. El PAR tiene mucha más fuerza en los pueblos y entre los señores mayores y la población católica. La CHA es un partido más joven y urbano (y por eso se ha quedado ahora tan debilitado por la aparición de Podemos).

El primero en surgir fue el PAR, de la mano de Hipólito Gómez de las Roces (simpáticamente apellidado “Hidrólitro”, por su obsesión con el agua), que en los ochenta logró incluso la presidencia de la Diputación General de Aragón (así se llama el gobierno autonómico; ¡otro malvado hecho diferencial!). Más adelante, en los noventa (a efectos políticos), surge la CHA, Chunta Aragonesista, y se consolida gracias a la figura (admirable en todos los sentidos) de José Antonio Labordeta, que como Ustedes saben llegó a ser parlamentario en el Congreso.

¿Chunta? Pues sí, “Junta” en fabla aragonesa, o algo. Verán: entre las lenguas peninsulares, dos idiomas que acabaron casi desapareciendo fueron el aragonés y el leonés (aplastados por sus vecinos, más pujantes). El aragonés está hoy diseminado en diversas hablas (“fablas”) de los pueblos. En los ochenta, un grupo de filólogos aficionados deciden que eso no puede ser y se inventan un estándar artificial. O sea, como el batúa en el País Vasco, pero mucho menos consolidado. Además, el batúa es incomprensible para cualquiera que no sea hablante de euskera, pero la fabla no. Y eso quiere decir que es mucho más fácil verle las “tripas” a la fabla. Es decir, los múltiples inventos para darle coherencia a la cosa, aunque sea completamente artificial. Aragón ye nazión, Aragón ye mundo, Yo charro fabla con los mebos morros, … ¡Ah, la fabla! ¡Cuán delicadamente suena en nuestros oídos!

La evolución política del territorio es similar a la de otras regiones españolas, pero con el matiz diferencial ya mencionado: hegemonía socialista en los ochenta, impasse aragonesista (Hidrólitro y su sucesor). El gobierno pasa de nuevo a los socialistas, pero en 1995, en plena debacle, llega por fin el PP. Y ya saben que, cuando el PP pilla un sillón, no te los quitas de encima ni con agua caliente; hace falta que les salga mal su propio plan para simular que un atentado que te han colado en tu capital ha sido cometido por “tus” terroristas, los que te vienen mejor para hacer tu discurso de firmeza.

Sin embargo, el PP aragonés no contaba con José María Aznar y con el Plan Hidrológico Nacional, que como tantas y tantas derivaciones del modelo productivo español consistía en hacer ladrillo para los emprendedores del BOE y que éstos creasen riqueza. La excusa para tanto emprendimiento era llevar agua del Ebro a otras zonas de España donde se estuvieran construyendo más pisos. Pero fue mentar la palabra “agua” y los aragoneses se pusieron en marcha, con esa tozudez e ideas fijas tan característicamente aragonesas (que, por ejemplo, me llevan a mí a estar escribiendo este artículo en el último día de campaña, que ya me dirán Ustedes qué necesidad había; ¡todo por ser fiel al Plan trazado previamente!), protestaron, se manifestaron y, en 1999, le dieron el gobierno al PSOE. En un momento, fíjense Ustedes, totalmente anticlimático, un año antes de que Aznar arrasase con mayoría absoluta.

Comienza allí un largo período de gobierno socialista, encarnado en la figura del presidente aragonés, Marcelino Iglesias, que es (pásmense) CATALÁN. Aragonés de la Franja de Ponent (así llaman los catalanes a la zona fronteriza aragonesa en la que se habla catalán; obsérvese cómo les gusta hacer servir criterios geográficos, como cuando los madrileños se ponen a hablar del “Levante español”. ¡Si es que es más lo que une a catalanes y madrileños que lo que les separa!), Iglesias logra revalidar su mandato en 2003 (cuando, además, el exministro Juan Alberto Belloch también consigue hacerse con Zaragoza) y 2007. Como legado, Iglesias deja una ley de lenguas que intenta proteger el aragonés y el catalán de la Franja. Todo parece razonable, pero en 2011 llega el PP (como en casi toda España) y le falta tiempo para convertir eso en un problema, y se saca de la manga el engendro del LAPAO (Lengua Aragonesa Propia del Aragón Oriental; todo con tal de no decir “Catalán”), con el objeto indisimulado de excitar el odio frente a los catalanes. Después de todo, ¿qué más le da al PP atacar a la base de la frágil vertebración española y hundirse en Cataluña si es a cambio de arañar más votos en el resto del país? ¡Y si los catalanes se van, mejor! ¡Más fácil aún ganar en lo que quede!

Por lo demás, la gestión del PP, acaudillado por Luisa Fernanda Rudi (exalcaldesa de Zaragoza en los noventa y expresidenta de las Cortes, una de las niñas bonitas de Aznar, una de esas mujeres modernas del PP que sólo lleva mantilla en procesiones y actos religiosos, pero no en la vida cotidiana), es común a la gestión que habitualmente nos regala la derecha española, y que podríamos resumir de la siguiente manera: en época de crisis, la derecha española tiene que apretarse el cinturón. Después de repartirse todas las mamandurrias entre sus paniaguados, apenas da para hacer nada, y así hacen, en efecto: nada. Lo cual da mucha imagen de seriedad y rigor presupuestario.

Sin embargo, ¿qué ocurre en época de bonanza? ¡Sobra dinero después de repartir las mamandurrias! Y ahí comienzan los problemas. Porque, verán, la cuestión es que el brainstorming suele consistir en preguntarle a la bruja de cabecera del líder político qué conviene hacer, y que ésta determine en los posos del café si hay que hacer una Ciudad de la Justicia, o unas Olimpiadas, o un aeropuerto en el pueblo del político, que también tenga estación del AVE, por si acaso. O eso, o que han leído en el Pronto que nosequé Estado de EEUU tiene un puente muy grande, y ellos (culo veo, culo quiero) también lo ven imprescindible para lo suyo.

Todo lo cual no es un problema si la bonanza continúa, pero si esta se ve truncada bruscamente, como es el caso, y además en una crisis lo suficientemente seria como para que no llegue para todas las mamandurrias, entonces la cosa hace aguas definitivamente. Los de las mamandurrias se te cabrean, porque no llega para todos. Los emprendedores del BOE se preocupan porque ven que no hay dinero del Estado para emprender. Y cuando los gestores del rigor combinan el no hacer nada de nada con echar mano de la propia base del sistema autonómico (las transferencias en Educación y Sanidad) para ver si de ahí pueden rascar algo (colegios concertados, gestión privada… Ustedes ya saben), te solivianta a la base electoral de la izquierda, y aún más grave: a veces eso molesta a la clase media, sobre todo porque ya no es tan clase media como antes, y sus pisos en Cuarte y María de Huerva (pueblos cercanos a Zaragoza) no parece que vayan a revalorizarse rápidamente.

Candidaturas

Como en casi todas las demás Españazas que hemos analizado, la situación en Aragón suscita bastante incertidumbre. El PP está bastante debilitado, el PSOE no levanta cabeza, y tenemos por ahí a los representantes de la Nueva Política (Podemos y Ciudadanos), que vienen pisando fuerte, pero tampoco tanto. ¿Qué puede pasar? Según el CIS, no mucho: aunque el PP descienda, los escaños que pierde se compensarían con los que gana Ciudadanos. Ambos, más el PAR (actual socio de Gobierno del PP), llegarían a la mayoría absoluta.

Captura de pantalla 2015-05-22 a las 13.26.47

Encuesta del CIS. Fuente: 20 Minutos

En el otro extremo tenemos la encuesta de Metroscopia, últimamente muy hostil a las legítimas aspiraciones del PP para seguir repartiendo mamandurrias. Metroscopia muestra un simpático triple empate entre PP, PSOE y Podemos, con Ciudadanos a cierta distancia (triple empate en el que Podemos tendría más votos que el PSOE pero menos diputados, merced a la mayor implantación del PSOE en Teruel y Huesca, donde los escaños cuestan menos votos). Además, Metroscopia dice que podría entrar IU (¡criaturas!), con lo que los únicos que podrían alcanzar los 34 diputados que confieren la mayoría absoluta sería algún tipo de tripartito catalanista que no cree en el LAPAO.

Encuesta de Metroscopia. Fuente: El País

Encuesta de Metroscopia. Fuente: El País

En el PP repite Luisa Fernanda Rudi, con ese nombre de infanta española que sus padres decidieron darle. El PSOE ha puesto a un hombre sin personalidad de los suyos, Javier Lambán, que accedió a la candidatura tras un glorioso proceso de No-Primarias (el PSOE aragonés anuló los avales de su competencia, el alcalde de Monzón, porque por lo visto muchos de los avalistas estaban muertos, al más puro estilo de JFK y el alcalde de Chicago). Enseguida voy con Podemos, pero antes aclararé que en los otros partidos hay candidatos que no sé quiénes son, ni debería importarles demasiado a ninguno de Ustedes: Ciudadanos, porque da exactamente igual a quién presenten, como es notorio. IU, CHA y PAR, porque en esta situación tan multipartidista igual no entran (aunque en Aragón el límite es el 3%, así que lo tienen mucho más fácil que en Madrid o la Comunidad Valenciana). Y UPyD porque en su situación actual parece incluso factible que les pasen los Escaños en Blanco, o como se llamen (uno de esos partidos que creen que lo mejor para protestar contra “los políticos” es mostrarles nuestra repulsa dejando escaños en blanco. ¡Oh no! ¡No, por favor, no! ¡No lo hagáis, que igual los políticos no soportan tanta vergüenza y se van a su casa!).

El hecho diferencial aragonés, que hemos recorrido varias veces a lo largo de este artículo (partidos regionalistas raros, medio hay un idioma diferente del castellano-cristiano, etc.), queda escenificado en estas elecciones mediante la figura del candidato de Podemos, Pablo Echenique. Un científico del CSIC que coqueteó con Ciudadanos y luego se fue a Podemos (¡centralidad del tablero pura!). Amistosamente catalogado desde LPD como “menchenique”. Él y los que, como él, osaron enfrentarse a Pablo Iglesias, a Pablo, por la secretaría general de Podemos y el Consejo Ciudadano ese. Echenique perdió por goleada y se retiró a sus cuarteles de invierno aragoneses. Desde allí, Echenique dijo que le haría ilusión ser el candidato de Podemos en Aragón. Que, a ver, la cosa parecía tener sentido. Echenique es conocido, habla razonablemente bien, y tampoco está pidiendo quedarse la Comunidad de Madrid, el ayuntamiento de Madrid, o el ayuntamiento de Getafe (por nombrar tres cosas que podrían importarles a los de Podemos, tan madrileños y Complutenses ellos). Está pidiendo ser el candidato por una comunidad autónoma de tamaño medio (siendo generosos), en donde Podemos puede beneficiarse, y bastante, de contar con un candidato conocido y con algo de carisma. Y, además, así Pablo Iglesias, Pablo, podría quitarse de encima a tan molesto menchenique.

- Vas a ir a Siberiaaa... A Soria, perdón - ¿A Soria? ¡Pero si ya estoy en Aragón, que es casi lo mismo! ¿Qué más quieres?

– Vas a ir a Siberiaaa… A Soria, perdón
– ¿A Soria? ¡Pero si ya estoy en Aragón, que es casi lo mismo! ¿Qué más quieres?

Todo parecía cuadrar, ¿verdad? Pues… No. Durante meses, Pablo le dedicó besitos y carantoñas a Menchenique, dijo que Menchenique era lo más grande, que hasta a él, a Pablo, le apetecía empadronarse en Calatayud con tal de poder votarle… y a la hora de la verdad, Iglesias se descolgó dando su apoyo a una candidata de última hora (proveniente de IU y del activismo 15M), a ver si así lograba joderle el plan a los mencheniques.

Sin embargo, y hete aquí el notición, Pablo perdió el pulso frente a Menchenique. ¡Pablo perdió! Y ello, unido al declive de Podemos en los últimos meses (casualmente coincidente con esa brillante estrategia de alcanzar la centralidad del tablero por la vía de convertirse en un Ciudadanos de centro-izquierda), que no está siendo tal (o no tanto) en Aragón, ha llevado a Menchenique a engrandecer su figura revisionista. Tampoco demasiado, no crean, si tenemos en cuenta que las encuestas suelen ser más optimistas para Podemos en el ayuntamiento de Zaragoza que en el conjunto de Aragón; algo derivado de la naturaleza del voto a Podemos, fundamentalmente joven y urbano; que no me veo yo a los señores que están en la era, cultivando un terreno duro y frío desde tiempos inmemoriales, votando alegremente a Menchenique, ni a nadie que no sea el mismo al que llevan votando desde 1977, sea el PP, el PSOE o el PAR.

Sea como fuere, el “hecho diferencial aragonés” continúa sobre la mesa. En Aragón no es imposible (y en Zárágózá menos aún) que Podemos pille cacho, para histeria de la cúpula madrileña, que vería cómo su estrategia de no hacer ni decir ni gestionar nada hasta las Generales (salvo si fuera en Madrid, que ahí sí que les parece bien) quedaría truncada por culpa de un… ¡traidor menchenique! Que ojalá que pase, aunque sólo sea porque así, en 2019, no tendría que volver a escribir exactamente el mismo artículo, una vez más.


Compartir:

  1. Comentario de Andrés Boix Palop (22/05/2015 13:19):

    Va a ser divertida la evolución de la estrategia de Podemos de centrarse sólo en Madrid una vez pasen las autonómicas y poder contrastarla con la de Ciudadanos de cara a las generales. ¿Qué rentará más y será mejor para los apóstoles de la nueva centralizad? ¿Pintar algo en bastantes CC.AA., como Ciudadanos, dando y quitando gobiernos y alcaldía de provincias? ¿O haber logrado ser en la práctica irrelevante, poder estar de perfil diciendo que todos los demás son casta, se reparten cargos y hacen políticas antisociales, como pinta que acabará siendo el devenir de Podemos en los próximos meses? Pues ya veremos. Será divertido ver la evolución de ambas apuestas y cuál acaba logrando más réditos.

  2. Comentario de alfonsotwr (22/05/2015 13:26):

    Eh, que Getafe es más bien territorio letizio, que allí está la Universidad Carlos III…¡estos de provincias lo confunden tò!

  3. Comentario de albondiga (22/05/2015 13:31):

    La Jota, gloriosa destilación del espíritu aragonés, con cantos recios con la vena hinchada y bailes enérgicos que en sus manifestaciones más acrobáticas puede llegar a recordar a un arte marcial, suele tener en la descripción del territorio uno de sus temas predilectos.
    Os traigo el inicio de una jota oscense:
    “Vecinos tengo al navarro,
    al catalán y al francés,
    y al sur al de Zaragoza,
    pa’acabarla de joder”
    O lo que es lo mismo: Zaragoza ens roba

  4. Comentario de Verlaine (22/05/2015 14:49):

    Bueno, #3, es que si hay algo que supere el odio del zaragozano medio por el “forano” (aka, cualquiera de fuera), es la tirria que se tienen oscenses (“fatos”) y maños (“cheposos”). Una bella historia de hermanamiento regional y disputa por las esencias más puras de la aragonesidad.

    Podemos tiene bastante complicado pillar cacho-cacho en Aragón, es decir, la DGA, porque les penaliza mucho el sistema electoral. El PSOE oscense siempre ha estado bastante bien implantado en la provincia (Sabiñánigo, Barbastro, Monzón y otros antiguos bastiones) y por ahí aguantarán mejor que en otros lugares. Luego en Teruel algo sacarán (mucho menos, eso es coto vedado del PAR, miren, miren en cuántos municipios es la fuerza más votada), y en Zaragoza, aunque caerán en ciudad, son fuertes en provincia (Ejea, Lambán fue alcalde de tan noble villa). O sea, que Menchenique lo tiene crudo porque aunque la mayoría de izquierdas es más que probable, Podemos es todo Zaragoza y nada más.

    Bastante más probable es que Zaragoza en Común se lleve la alcaldía. El PP presenta ¡al mismo candidato que ya no pudo gobernar en 2011! Cómo sería el asunto para que la ciudad no tuviera cojones a otorgarle la mayoría absoluta a un tipo como Eloy Suárez cuando toda España andaba entregándose desaforadamente en los brazos del PP. A cambio, Belloch, con sus fiestas y su alcoholismo golfo, aguantó gracias a CHA e IU (seis concejales entre los dos). Eloy Suárez se quedó a un concejal de la absoluta, pero este año va a perder bastantes más, así que requerirá de Ciudadanos (a ver con cuánto entran, porque el PAR ya se quedó sin concejales en la capital en 2011: conmovedor, ¿verdad?).

    El asunto es que Zaragoza en Común han cogido a un candidato presentable y respetado (abogado penalista, profesor universitario), a un puñado de técnicos municipales y activistas del 15-M y al grueso de IU (sin José Manuel Alonso, que era su candidato en 2011, bastante decente), cuya implantación en la ciudad (e imagen, al frente de tres juntas de distrito, órgano bastante apreciado por los vecinos y de gobierno directo de los barrios) es buena. Le sumas un poquito de Podemos, otro poquito de una campaña de márketing bastante positiva, vientos de cambio, unas primarias bien hechas, et voilá: sorpasso al PSOE, primera fuerza de izquierdas y previsible alcadía al frente de un gobierno o en minoría con apoyos puntuales (como hasta ahora Belloch) o de coalición.

    Es lo que mucha gente tiene en mente en la ciudad pero no se sabe cómo va a terminar, porque las encuestas un día te dan y otro te quitan. Como digo, no es nada descartable, y a priori tiene más posibilidades que lo de Menchenique (porque Rudi no es un patán tan inepto como Eloy Suárez, eso también ayuda).

    En general, el aragonés, de habitual rechazo al cambio y de recia compostura, vive acojonado ante tanta previsible inestabilidad. O no, porque lleva toda la vida viviendo gobiernos de coalición y está curado de espanto. Hay mucho más (por qué IU puede aguantar bien en Aragón, lo de CHA, que pintan bastos, ¡el PAR y su nuevo candidato tras años de reinado del Bielosaurio, el hombre que guardaba la llave de la gobernabilidad a cambio de generosas contraprestaciones durante 25 años!), pero este comentario ya se ha alargado demasiado.

  5. Comentario de emigrante (22/05/2015 14:59):

    Pues tampoco a sido usted el único, don Guillermo. La Cospe también dijo que presentaría su programa el último día, y supongo que lo habrá enseñado poquito rato y de lejos para que no se envicien. Que luego se lo copia la competencia.

  6. Comentario de Teodoredo (22/05/2015 15:07):

    Pocas cosas hay más bonicas que atravesar Aragón (es decir: Zaragoza) en autobús camino de algún otro forgotten realm. Lo que más me enkanta es la parada de rigor a las afueras de Zgz, a la sombra de los Monegros, no recuerdo si antes o después del Toro de Bourne. Un paraíso autobusero donde degustar un bokata tortilla en un bareto de carretera con baldosas de mortadela de Bolonia reinventado como “área de servicio”, con el suelo lleno de servilletas arrugadas y palillos. Mmmm. Me bunsta muncho. Y lo digo sin pizca de ironía.

  7. Comentario de bfp1984 (22/05/2015 15:29):

    Don Guillermo me gustaria que me contstara si tiene a bien, noto cierta animadversion hacia Pablemos en usted ultimamente,ciertamente cometieron errores bastante gordos durante los 2 meses pasados, pero no cree usted que desde la representacion-salida de Monedero y la recuperacion del mensaje + duro por parte de PIT y sus muchachos estan recuperando algo de sus expectativas?

    P.D : Don Guillermo no se nos haga el remolon que sabemos que le ha encantao escribir este articulo !Pillin!

    Saludos a todos

  8. Comentario de Iván (22/05/2015 15:43):

    Sencillamente… ¡Bravo!

    Pase lo que pase el domingo, por lo menos tendremos algo de emoción electoral.
    Creo que no pasaba desde el no-referéndum de la OTÁN. Según he leído, porque yo estaba todavía en lo que hoy llamamos Primaria.

    Saludos

  9. Comentario de Kanu (22/05/2015 17:26):

    #6 Alfajarín. El área de servicio de Alfajarín.

  10. Comentario de Teodoredo (22/05/2015 19:00):

    #10 Gracias Kanu

  11. Comentario de JoJo (22/05/2015 22:32):

    Querido Guillermo, te equivocas respecto a la señora Rudi. No sólo lleva mantilla y peineta en procesiones y actos religiosos, también las lleva cuando va a los toros ya que es miembro de una peña taurina femenina llamada La Madroñera, cuyas asociadas visten de esta guisa en la plaza.

    Después de este bonito relato de la España profunda, debo decir que el PSOE podría haber utilizado la baza de la renovación generacional ante el declive del PP y el ascenso de Podemos pero, en lugar de eso, han decidido presentar a dos pencos a la DGA y al Ayuntamiento de Zaragoza, gente que no tiene trabajo fuera de la política, ni estudios, ni cultura ni nada y que lleva casi 40 años controlando el aparato del partido y repartiéndose puestos y cargos electivos o de libre designación.

    Por otro lado, lo de Eloy Suárez es de vergüenza ajena. Hace cuatro años se quedó a un concejal de la mayoría absoluta en el Ayuntamiento pero no quiso gobernar porque unos meses después su partido lo iba a nombrar cabeza de lista para el Congreso y así podía simultanear los dos cargos y sueldos; cosa que no podía hacer en caso de convertirse en alcalde. Y cuatro años después, con la gente de su partido dándose puñaladas y con la posibilidad de repetir como diputado en el alero, sí quiere ser alcalde cuando va a sacar la mitad de concejales que entonces.

    Lo de las ciudades industriales de Huesca podría dar para un artículo entero. Conozco mucha gente de dichas localidades que va a votar a Podemos en lugar de PSOE o que votarán PSOE para el ayuntamiento y Podemos para la DGA.

    Respecto a Zaragoza en Común, su cabeza de lista fue profesor mío en la Universidad y me parece un tío fantástico, muy generoso, preocupado por la gente y además es de mi barrio y ha hecho muchas obras sociales en él.

    De Echenique, puedo decir que le va a votar mucha gente mayor que yo conozco de los que usan andador, muletas, sillas de ruedas… porque, dicen, “como va en silla de ruedas ayudará a los que estamos impedidos” (sic).

    Eso de “Zaragoza ens roba” es falso completamente. Es terrible la presión fiscal que hay en Zaragoza y que tiene que servir para mantener a la gente de pueblo.

  12. Comentario de Javi (23/05/2015 02:31):

    Un tanto bestia lo del PSOE sacando dos escaños más con casi un punto porcentual menos. Vaya tela…

  13. Comentario de Johnnie (24/05/2015 11:17):

    Faltó el artículo sobre la región de Murcia, un fallo enorme, con la de murcianos que hay por ahí, ¿no tienes amigos murcianos Guillermo? Ay!

  14. Pingback de Españazas (7): Aragón – La rebelión de los mencheniques. Por Guillermo López García | Texto casi Diario (25/05/2015 18:20):

    […] http://www.lapaginadefinitiva.com/2015/05/22/espanazas-7-aragon-la-rebelion-de-los-mencheniques/ […]

  15. Comentario de notengoniidea (25/05/2015 21:37):

    Como en el cuento de Monterroso, cuando Teruel despierte, el Bielosario todavía seguirá allí. PAR, en la provincia, con l9% de los votos saca practicamente los mismos concejales que PSOE, con 27% y mas que PP, con 28%. Igual consigue hasta la diputación y alguna comarca. ACOJONANTE.

  16. Pingback de 24M: Rajoy cancela la suscripción al Marca « La Página Definitiva (26/05/2015 09:09):

    […] puede pasar, en la mayoría de CCAA, gracias a nuestros corresponsales en la Comunidad de Madrid, Aragón, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Canarias, Baleares, País Valenciano y Extremadura. El […]

  17. Pingback de Unicornios con coleta « La Página Definitiva (15/07/2015 16:12):

    […] Pero bueno, no todo iban a ser malas noticias para PI, y el emblema de los críticos, el otro Pablo, ha pedido terminar el debate, que menos discutir de puestos y que más trabajar por la Gente, que ellos no son de la Casta: es una pena, con lo que nos gustaba el término menchenique. […]

Comentarios cerrados para esta entrada.