- La Página Definitiva - http://www.lapaginadefinitiva.com -

Españazas (3): Extremadura: el Barón Rojo, su muleta demoníaca y la vuelta al pasado dorado

En el principio (y unos pocos años después del principio, también), estaba el Jabalí Enmascarado, Juan Carlos Rodríguez Ibarra. Ese hombre que trajo la civilización al Salvaje Oeste peninsular y que fuera de Extremadura provocaba una mezcla de hilaridad y enfado [1], pero tuvo sus cositas. A ver, veinticuatro años de presidente. Malo sería que no hiciera algo bueno. Por ejemplo, dotarnos a todos los extremeños de un chip subcutáneo y computadores integrados en las retinas poner ordenadores con Linex, el Linux extremeño [2], en todos los institutos públicos de la región. El resto lo miráis en internet o en sus memorias [3], que seguro que lo cuenta absolutamente todo.

Tras darnos el don de internet, Ibarra trascendió el estado de político y, después de un breve interludio como profesor universitario –trabajo del que se jubiló gracias a un convenio que se extinguió ese mismo año [4]-, pasó al estadio superior de columnista tecnológico y nacionalista [5], primero, y tertuliano televisivo, después.

No nos dejó solos, no. Nos depositó en las suaves y adormecedoras manos de Guillermo Fernández Vara, su delfín, el hombre tranquilo. Un hombre de derechas, o de centro derecha, de orden en cualquier caso; un señor que a ver, está en el PSOE porque él en realidad es buena persona y no le gusta que la gente muera de hambre. Lo importante es preocuparse de los extremeños haciendo caso al sentido común, sin estridencias, sin giros bruscos que no pueden sino acabar mal.

En fin, se presentó a las elecciones de 2007, ganó con mayoría absoluta frente a Carlos Floriano -nuestro Zaplana particular- y durante cuatro años se esforzó en hacer las cosas de forma sensata. Le movía más que nada la búsqueda del consenso, que se viera que en Extremadura no había crispación. Eso llevó, entre otras cosas, a pactar la Ley de Educación con el PP [6].

Poco después perdió las elecciones y apareció, como un rayo cegador, José Antonio Monago.

Monago prueba el nuevo uniforme de la Armada Espacial Extremeña

Todos recordamos las elecciones autonómicas de 2011: el PP arrasó, y salvo en Extremadura y algún otro sitio que nos da igual ahora mismo, con mayoría absoluta. Aquí IU había sacado tres diputados, que les permitirían gobernar con el PSOE, o dejar pasar la investidura y luego hacer oposición desde la izquierda.

O abstenerse y dejar que gobernara Monago [7], y luego pasar cuatro años pasteleando con él y quejándose del PSOE mientras el PP llevaba a cabo recortes brutales [8] y dejaba tras de sí una situación terrorífica [9]. Desde luego, los cimientos para esto los había puesto el propio gobierno del PSOE durante los años precedentes. Por ejemplo, con esa ley de educación tan consensuada que ha permitido al gobierno del PP destinar infinidad de fondos a la escuela concertada [10]. ¡Nadie lo vio venir!

También es verdad que, tras unos siete siglos de gobierno del PSOE, muchos extremeños repetían constantemente que había que airear los despachos y barrer debajo de las alfombras airear los despachos y barrer debajo de las alfombras airear los despachos y barrer debajo de las alfombras airear los despachos y barrer debajo de las alfombras. Muchas veces. Es decir, acabar con el sistema clientelar que había mantenido el PSOE durante años, y traer caras nuevas que no robaran. Spoiler: salió regular.

Tenemos ya a dos de los personajes principales de nuestro drama: Vara y José Antonio Monago, héroe [11] hecho a sí mismo (no vale la pena mencionar siquiera los rumores sobre cómo se las apañó para licenciarse en derecho mientras era concejal en el Ayuntamiento de Badajoz), de orígenes humildes y sin embargo llamado a grandes cosas. Hombre honrado que sabe lo importante que es rodearse de gente de confianza [12] y recompensar los servicios prestados.

Monago se ha ganado su apodo de Barón Rojo por su audaz pilotaje del triplano Fokker del progreso sus medidas nítidamente de izquierdas, como crear varios trillones de empleos de unos quince minutos de duración, la fabricación de cien billones de emprendedores [13] a partir de desertores (forzosos) del arado y la paga de 300 euros al año [14] (en efecto, 25 euros al mes, y aprobada un mes antes de las elecciones) a mujeres mayores de 75 años (debido a sus sacrificios durante la guerra. Lo de contar qué pasó en la plaza de toros de Badajoz o el campo de concentración de Castuera es demagógico, esto no). Esto, junto con la aprobación de la renta básica mínima de inserción (que ha llegado a 8500 personas [15], y solo después de una gran campaña por parte de movimientos sociales [16]), ha servido a Pedro Escobar para justificar su apoyo durante los cuatro años.

Esta campaña ha provocado una querella por plagiar el logo y una queja por usar el del INE sin permiso

Pero para Monago no todo ha sido contratar a amigos y recortar en servicios públicos mientras daba limosna de vez en cuando a los pobrecitos, gastaba cantidades asombrosas en espectáculos publicitarios [17] y proponía nuevas formas de destruir el patrimonio regional [18]. En su primer mandato también ha habido hueco para el psicodrama [19]. No vamos a incidir más de lo necesario en el tema de los vuelos, que quedó plenamente esclarecido tras hablar El Presidente de su antena parabólica y el amor de su familia y muchas otras cosas. ¡Incluso enseñó recortes de prensa! ¡Qué más queréis, buitres [20]! Pasemos, pues, a los deportes, usados de forma nada demagógica por nuestro líder supremo.

Monago es la selección extremeña de todos los deportes, en todas las categorías

Me disculparéis por esta extensa introducción, pero consideraba necesario hacer un resumen de cuál es la situación actual, imprescindible para presentar las cinco principales candidaturas a la presidencia de la Junta de Extremadura. Vamos a ello:

Quién va a creerse esto, hombre: solo con que voten los emprendedores ya tiene Monago el 78% de los votos

Monago, el que en buena hora emprendió

Las encuestas le dan segundo, tras el PSOE, y ni siquiera con Ciudadanos y Escobar podría tener una mayoría suficiente para gobernar. Sería una pena que no lo consiguiera, ahora que solo quedan unos cuantos muchachos de las Hurdes sin emprender. Desde luego, no será por no haber probado absolutamente todo [21] en la campaña electoral previa a la campaña electoral. Pero no desesperemos, va a ser la primera vez que haya cinco o seis partidos en la Asamblea, y es muy probable que alguien se haga el lío en algún momento. Ahí será cuando Monago brille.

Sigo sufriendo colapsos cada vez que veo esto

Vara, el descambio tranquilo

Sorprendentemente, Guillermo Fernández Vara ha sobrevivido a cuatro años de oposición. O sea, que tan tranquilo y buenazo no será. No solo ha aguantado, sino que parece que tiene muchas posibilidades de ganar. Claro que Podemos tendría que, al menos, abstenerse, y eso siempre que IU y Ciudadanos no votaran en contra. Suponiendo, en todo caso, que las encuestas acierten. En cualquier caso, tiene pinta de que el futuro se parece mucho al pasado, pero con menos pasta.

Escobar, la muleta traicionera

Tan traicionera, que podría desaparecer. Lo cual sería una pena, después del esfuerzo que ha hecho para apropiarse de la marca Ganemos en Extremadura [22]. Eso que hasta a IU Comunidad de Madrid le dio vergüenza hacer, exactamente. ¡Nada es demasiado para Escobar! ¡Uno se acostumbra a vivir con paguita y luego cuesta mucho dejarlo [23]!

Álvaro Jaén, just a poor lonesome politólogo far from home

La facultad de Ciencias Políticas de la Complutense es tan fértil que produce candidatos de Podemos no solo para Madrid, sino para otras comunidades autónomas. En este caso se trata de Álvaro Jaén, hijo de extremeños emigrados y retornado al paro familiar. Alguien cuyo viaje al centro se ha cobrado, de momento, un alto precio capilar. A su favor juega que la edad media de su lista es la cuarta parte que las de PP y PSOE, y que el discurso de emergencia social de difiere netamente del de los dos grandes partidos, lo que puede ayudarle a concentrar el voto de izquierda más claramente que en otras comunidades donde hay un Ganemos (uno de verdad) o una Izquierda Unida fuerte *risas*. Sea como sea, el gobierno va a depender de lo que haga Podemos. Como mínimo, será entretenido.

Con pelo era más feliz, pero nadie dijo que la centralidad fuera gratis

María Victoria Domínguez Paredes, Ciudadana de Plasencia

De la única mujer candidata entre los partidos con posibilidades de rascar algo se pueden decir muchas cosas. Bueno, otros podrán. Yo no. Pero, si alguien quiere referencias, puede pedirlas al PP, a UPEX o al PSOE, partidos con los que ha sido concejala/ha colaborado/ha estado afiliada. De momento, parece que sus expectativas electorales son escasas: con un PSOE pegadito al centro y un PP que ha conseguido parecer menos dado a sacrificar ancianos que en otros sitios, el hueco de Ciudadanos en Extremadura no es muy amplio.

Queda solo mencionar dos candidaturas de confluencia: por una parte, la maravillosamente bautizada como eXtremeños, en la que se encuentran Partido Regionalista Extremeño – Convergencia Regionalista de Extremadura e Independientes por Extremadura. Solo espero que sus mítines consistan exclusivamente en cantar verde, blanca y negra [24] a pleno pulmón. La otra candidatura de confluencia es Adelante Extremadura, que integra a EQUO, PUM+J, Piratas de Extremadura y Bloque de Izquierda de Extremadura, compuesto básicamente de los expulsados de Izquierda Unida. El problema va a venir cuando tengan menos votos que miembros en los partidos que forman la coalición. Los de PACMA han sido más listos y van por libre. No me sorprendería que les fuera mejor.

No quisiera terminar este infumable tocho concienzudo repaso sin saludar desde aquí a los amigos de VOX y UPyD. Abrigaos, que en la estepa siberiana hace frío durante el invierno [25].

En resumen, el 25 de mayo volvemos a 2007, pero más pobres, más enfadados y muy probablemente sin mayorías absolutas. Tendrá su gracia ver la interacción entre los nuevos partidos y los viejos, y si Ciudadanos y Podemos se acomodan a su papel de apoyos puntuales de PSOE y PP en un parlamento sin mayorías estables o pelean para tener posibilidades de ganar dentro de cuatro años. Esas van a ser las divertidas de verdad.

Addenda: la unidad popular en Badajoz

Sirva este pequeño apartado para hablar brevemente de las elecciones municipales en Badajoz capital -no de Cáceres porque a) Badajoz es más grande e importante, b) de Cáceres no tengo ni idea y c) lo de Badajoz es mucho más divertido. Se presentan doce candidaturas, pero me disculparéis si no hablo de Vox, el Partido Humanista o Extremadura Unida.

PP: Francisco Javier Fragoso fue colocado a dedo por el anterior alcalde, Miguel Celdrán. Tras una legislatura en la que todo ha seguido su curso (los barrios y lo que no es el puritito centro de la ciudad se degrada continuamente, el paro sigue subiendo) se presenta a sus primeras elecciones. Ganará con mayoría absoluta, pero eso no es excusa para no divertirnos repasando el resto de candidaturas.

PSOE: Ricardo Cabezas parece un muchacho majo, articulado, ha recorrido Badajoz en una furgoneta vieja con un megáfono… si estuviéramos en 2007, podría tener alguna posibilidad, con su historial de luchas vecinales y demás. En 2015 y con el PSOE, líder de la oposición está muy bien, la verdad.

Ganemos-IU-Los Verdes: esto no es una broma, aunque lo parezca. Al candidato no lo mencionaremos porque total, nadie aparte de Pedro Escobar lo conoce. Pese a la denominación engañosa, se trata de IU Oficial (escobaristas), enemigos de Badajoz en Común, que a su vez son partidarios de Garzón. Sencillito. Básicamente, son la gente que forzó la cerradura de la sede de IU [26] (tras echar al coordinador local, Manolo Sosa) y fueron echados por la policía, tras lo cual la mitad de la militancia local se fue a BeC. ¿Su objetivo en estas elecciones? Solo un nigromante puede decirlo, pero parece que el presentarse ya ha sido un reto [27].

Badajoz en Común: aquí iba a hacerse la confluencia popular ciudadana y de izquierdas, pero parece que el sistema de primarias propuesto por Podemos no convencía a Manolo Sosa [22], líder eterno de IU en Badajoz, elevado a la categoría de héroe de la izquierda por su enfrentamiento con Escobar. El problema de las primarias, claro, era que no garantizaban que saliera en primer o segundo lugar, y más de dos concejales era difícil sacar. Así que se llevó el Scrabble y las primarias a la sede de CCOO, donde se votó en mano y con cuidadito. Mucho mejor así, obviamente: es el cabeza de lista. En esta agrupación van, pues, los expulsados/emigrados de IU, EQUO y gente de movimientos sociales. No es que salgan a ganar, pero una concejalía está a tiro. ¡Qué más se puede pedir!

Recuperar Badajoz (Podemos): Remigio Cordero es un señor mesurado, médico, que es una cosa que en Badajoz siempre tira mucho, mire usted señor doctor, y lleva un equipo de gente que, de entrada, no dice tonterías. Igual tampoco dicen mucho más, pero tonterías no. Nadie les va a acusar de ser una opción ilusionante de cambio, pero no son el PSOE ni el PP, ni IU militar. Eso, junto al tirón de la marca, les puede dar sus buenos tres o cuatro concejales. ¿Ganar? Bueno, si duran hasta las siguientes municipales, ya puede pensarse en ello.

Ciudadanos: otro candidato desconocido, pero qué más da, algún concejal sacarán. Pocos, que el PP local es duro como una roca. De todas formas, según el “sector crítico” (aparte de una escisión, Badajoz Adelante [28], Ciudadanos Badajoz tiene ya un sector crítico, para que luego digan de Podemos y su velocidad de semidesintegración), su plan era pactar con el PP a las primeras de cambio [29], así que lo mismo da.

UPyD: ¿sabíais que hace menos de un año UPyD tuvo que mudarse a un local más grande porque sus afiliados no cabían en el antiguo? No os riais, joder, que es serio. ¡A ver cómo se paga ese alquiler!