Españazas (2): Islas Baleares – Illes Balears

¿Baleares es España?

Las Islas Baleares representan una anomalía en la geografía de España. Especialmente en la geografía humana: mi experiencia personal con mallorquines siempre ha sido grata, y los tengo por gente educada, sensata, reflexiva, y poco dada a la desmesura. Gentil en el trato con extraños. Y muy hospitalaria. En suma: poco española.

Al mismo tiempo, amigos y conocidos que -desde una perspectiva restoEspaña- han conocido de cerca los intríngulis de la administración local balear aseguran que flipan en colores. Caen expresiones como “isla Tortuga”. Comparada con la balear, las administraciones peninsulares parecen prusianas. Municipios que pagan a sus empleados en negro. Ayuntamientos que construyen seis piscinas cubiertas cuando tienen 50 kilómetros de costa. Y si ustedes cogen alguna vez un coche, no se extrañen si les salta una glorieta cada dos por tres. Es decir, por un lado no parecen ser españoles, y por otro son tan españoles que hacen que los demás no lo parezcan. ¡Curiosa paradoja!

 

Conflicto político básico

En las Islas Baleares, la política de los últimos 20 años se puede resumir igual que en la mayoría de comunidades: gentes de orden contra batiburrillo de progres. A priori resulta extraño que en una autonomía con tan bajo índice de españolidad e incluso una lengua propia el PP haya sido el partido más votado en todas y cada una de las elecciones habidas (con ventajas bastante sólidas, además: desde 1991 no baja del 43% sin que el PSOE haya vuelto a superar el 30%). Esta paradoja se explica fácil: ¿qué queda del PP en cuanto le quitan la bandera de España? Pues un partido para votantes mayormente varones, más viejos que jóvenes, que tienden a una cosmovisión más bien conservadora pero que lo que quieren sobre todas las cosas es manejar sus negocios y su dinero sin que el estado se meta demasiado. Y dado que en Baleares se maneja mucha pasta, hay muchos potenciales votantes para semejante programa.

 

Los potenciales votantes del PP, disfrutando de un poco de asueto tras una dura jornada de trabajo.

Los potenciales votantes del PP, disfrutando de un poco de asueto tras una dura jornada de trabajo.

 

En cuanto al batiburrillo de progres (batiburrillo exacerbado, además, por el hecho de la insularidad, que permite sacar diputados a poco que uno reúna a cuatro gatos en algún peñasco poco poblado, con lo que el parlamento balear históricamente ha oscilado entre cinco y siete grupos), viene de que alguien, en alguna parte, tiene que hacer algún tipo de trabajo real, y como no todo puede dejarse en manos de inmigrantes sin derecho a voto, pues hay partidos que se dicen de izquierdas que logran entrar en el parlamento y hasta tener mayorías. Añadan a eso la perniciosa influencia de los alemanes, y salen partidos ecologistas como setas tras la lluvia. Los (des)gobiernos de progreso, empero, suelen ser efímeros, y tras una legislatura el PP vuelve por sus fueros. El primer batiburrillo, el cuatripartito de 1999-2003, alias Pacte de Progrés, buscó una línea unificadora en el ecologismo: se impuso una moratoria a la construcción, y una ecotasa de 1 euro por turista y pernoctación. En aquellos tiempos, circuló por ahí una carta de un esforzado padre de familia alemán (parte de una campaña del BILD para que la gente protestara la ecotasa con cartas a Campechano, a quien suponemos que las autoridades no le cobrarían la ecotasa), pidiendo que la quitaran, que si no él no podía permitirse viajar a las islas. Como eran los tiempos de darle lecciones a Alemania y hasta de perdonarle la vida, huelga decir que el retorno triunfante del PP eliminó dicha tasa y moratoria en un periquete. Cuando volvió la macedonia roja en 2007 (Pacte de Progrés II), no volvieron a tocar el tema. Aún así volvieron a perder en 2011. Las mayorías de uno y otro bloque suelen pender de un hilo, y las últimas cuatro elecciones han traído todas un cambio de gobierno. No les dejes acomodarse que entonces empiezan a mirar lo que haces y a imponerte regulaciones e impuestos innecesarios, parece ser la consigna ciudadana.

¿Y no tiene otros problemas la población balear, que el batiburrillo no pueda llevarlos por bandera? Pues la verdad es que tampoco muchos: el turismo da bastante dinero (porque la economía balear está más pegada a la alemana que a la española), la explotación la sufren los inmigrantes (un 22% de la población), el fracaso escolar es elevado pero para servir copas no hace falta tener un máster, la construcción no se ha gripado del todo gracias a los extranjeros que se compran casas, 35.000 alemanes empadronados se encargan de pagar impuestos y elevar un poco la media de respeto a la ley, y en cuanto a la vivienda… pues aquí no quisiera privarles, queridos lectores, de la aproximación mallorquina al problema de la vivienda. Un amigo estaba hace años charlando con un nativo de las islas -un chaval joven-, diciendo que ahí había un problema, que estaba todo muy caro y tal, y el mallorquín le cortó con una frase verdaderamente imperial: “¡pero si hay muchas casas! Las de tus abuelos, las de tus tíos… ¡alguna ya te tocará!

 

Situación presente

En el año 2011, el PP iba tan sobrado que en vez del candidato tradicional (un hombre sensato, patriota pero sin estridencias, isleño de toda la vida, hablante de catalán mallorquín, con sensibilidad para los negocios y el sentir de la gente…) que tan buen resultado les había dado, decidieron poner a uno con el índice de españolidad bien alto: José Ramón Bauzá. En el 2011, el PP habría ganado poniendo a un peluche inanimado (de hecho, lo hicieron el 20-N), y Bauzá se alzó con una cómoda mayoría absoluta. En apenas cuatro años logró movilizar a la comunidad educativa de las islas contra sus proyectos de educación trilingüe (por entender que rebajaba la enseñanza en catalán), incluyendo una manifestación histórica de 80.000 personas en Palma (como no queremos que nos acusen de no contarlo todo, aquí tienen la contra-manifestación de 200 personas a favor del trilingüismo). El 15-M balear, bastante activo y que ocupó la Plaza de España de Palma, ha cristalizado en un montón de iniciativas perrofláuticas que se presentan con opciones de entrar en el parlamento. Las elecciones europeas mostraron para el PP balear una caída de 20 puntos. ¡Es posible que a algunos mallorquines ya no les toquen casas! Se masca la tragedia.

 

Bauzá, a punto de hablar catalán mallorquín en la intimidad. ¡A eso hemos llegado!

Bauzá, a punto de hablar catalán mallorquín en la intimidad. ¡A eso hemos llegado!

 

Algo habrá influido también el devenir judicial de Jaume Matas, gran barón autonómico del PP y dos veces presidente de Les Illes, con un breve interregno (1999-2003) como ministro de medio ambiente en la corte del Rey Sol de la política española: Joe Mary Ansar the First Of His Name. Dos mujeres han tejido, cual nornas mitológicas, el destino de Matas. Una es María Antonia Munar, fundadora de Unió Mallorquina, partido de centro-derecha que fue -con alrededor de un 7% del voto- el gran hacedor de gobiernos de los últimos años. Fue MAM quien en 1999 coronó al batiburrillo liderado por Francesc Antich, que se lo compensó con la presidencia del Consejo Insular de Mallorca y algunas competencias de urbanismo, y también quien en 2003, ante el retorno de Matas, dinamitó el pacto multicolor de los perroflautas, para volver con ellos en 2007 y ser nombrada presidenta del Parlamento. Pero ya se había pasado de lista, y en 2010 el Comando Munar fue desarticulado por la Policía Nacional, y ella condenada a cinco años por malversación continuada, prevaricación, fraude a la administración y falsedad en documento en el caso Maquillaje. Para la historia queda su extraña concepción de la justicia –según la Wikipedia, es doctora en Derecho-, resumida en “nadie debería ir a la cárcel por temas económicos”.

La otra mujer que enhebró hilos negros como el carbón en el telar kármico de Matas es su esposa, María Teresa Areal, a quien las malas lenguas atribuyen otra de las frases míticas (juro que la leí en un periódico, pero no logro encontrar referencia) sin las que no se puede entender España: “Jaume, ¿para qué queremos ser ricos si no podemos mostrarlo?” Al parecer, ella le empujó, en primavera de 2007, a mudarse a un palacete de un millón de euros en el corazón de Palma (su precio en el mercado era el doble; Matas ganaba por entonces 50.000 como presidente autonómico) y encima reformarlo a lo grande, incluyendo una escobilla de baño valorada en 300 euros. De allí a dar el salto a la fama mundial codeándose con celebrities fue un pasito. Con quien puede acabar codeándose es con las chonis del módulo femenino del Centro Penitenciario de Palma, pues su nombre apareció junto al de su marido en el caso Palma Arena, un velódromo que tuvo un sobrecoste de 40 millones (sobre 48 presupuestados), parte de los cuales acabaron en las cuentas del instituto Noos.

 

“Michael, ¿todavía tienes la esmeralda de Tras el Corazón Verde? Es que mi mujer quiere invertir unos ahorrillos en joyas…”

“Michael, ¿todavía tienes la esmeralda de Tras el Corazón Verde? Es que mi mujer quiere invertir unos ahorrillos en joyas…”

 

Créanselo o no, estas cosas han causado mala impresión en Palma. Porque trincar, lo que se dice trincar, eso es un concepto discutible y discutido en Baleares. Pero mostrarlo y regodearse en ello, pues no. Eso en Mallorca no se hace así. Matas ha terminado defenestrado e ingresando en prisión, y el PP ha tenido que montar lo antes posible un cordón sanitario.

 

Candidatos: entre Madrid y Barcelona

Jose Ramón Bauzá (PP): el presidente presente. Nacido en Madrid y licenciado por la Complutense (igual es un topo de Podemos), ha pasado por casi todos los escalones de la política local: teniente de alcalde en Marrachí, alcalde, diputado autonómico… de profesión es farmacéutico, lo que le permitirá empatizar con esa gran corriente social de baleáricos que votan al PP y por lo demás aplican el vive y deja(me) vivir (con mi dinero tranquilo).

A imagen y semejanza de Rajoy, el programa del PP balear se resume en: “todo va bien. ¿Jaume Matas? No lo conozco. Circulen, no hay nada que ver.” A eso se suma el seguir con el trilingüismo, y como colofón la creación de 40.000 empleos. Siguiendo el Zeitgeist, también hay un apartado –muy cortito- de Transparencia y Regeneración, que incluye crear una “Comisión Permanente no Legislativa de Participación Ciudadana”, reducir el Parlamento de 59 a 43 diputados (algo que beneficiaría al partido más votado, que ¡vaya por Dios!, siempre ha sido el PP), y quitar los sueldos de los diputados y sustituirlos por dietas (para que solo los farmacéuticos puedan dedicarse a la política, suponemos, aunque ese punto la verdad es que ya se ha alcanzado sin necesidad de leyes). Bauzá, eso no hacía falta, ¡si ya nos tenías con “Comisión Permanente no Legislativa”!

Francina Armengol (PSOE): hija del ex-alcalde de Inca, municipio donde dio sus primeros pinitos en política. Farmacéutica, igual que Bauzá, lo que asegura una cierta capacidad de penetrar al electorado popular. Su origen, lejos de Palma de Mallorca y su corona metropolitana, la convierten en la principal candidata de lo que en Palma llaman cariñosamente “Part Forana”.

El programa aún no está disponible, suponemos que para leer antes los demás programas, y más que para atraer votantes, intuimos que estará hecho de cara a facilitar la confluencia del batiburrillo en un nuevo Pacte de Progrés, que el PSOE lideraría con el magro 20% que le dan la mayoría de las encuestas, lo que pone a Armengol en disposición de arrebatarle al sin par Miguel Ángel Revilla el record de presidente autonómico con menos votos populares (19,65% en 2003). Entre sus logros, lograr que el Canto de la Sibila sea declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO. Si tuviésemos que encontrar la respuesta de ZP a la “mujer, mujer” de Aznar, Armengol estaría en el Top 10.

 

El Mefistófeles de León, tras vender Navarra a los marroquíes y Ceuta a los alemanes, hipnotiza a Armengol para venderle Baleares a la ETA. ¡Un traspapele lo tiene cualquiera!

El Mefistófeles de León, tras vender Navarra a los marroquíes y Ceuta a los alemanes, hipnotiza a Armengol para venderle Baleares a la ETA. ¡Un traspapele lo tiene cualquiera!

 

Gabriel Barceló Miltá (MÉS): candidato 100% local. Militante del PSM (Partit Socialista de Mallorca, nada que ver con el PSOE). Lidera una de esas coaliciones que cambian de nombre cada cita electoral. Copiamos tal cual lo que dice de él el Diario de Mallorca, para que se hagan una idea de cómo se mueven las cosas en el espectro izquierdo de la política balear: “actual portavoz del grupo parlamentario Bloc per Mallorca-PSM-Verds y secretario general del PSM-Entesa Nacionalista, es el candidato al Parlament del PSM-IniciativaVerds-Entesa per Mallorca (PSM-IV-ExM)”. Si logra recordar correctamente sus siglas en cada momento, estará sobradamente preparado para gestionar lo que sea.

MÉS aglutina al PSM, Entesa per Mallorca (una escisión del PSM que ya ha vuelto al redil), ERC-Mallorca e Iniciativa Verds (una escisión de IU), y cuenta ahora mismo con 4 diputados, que según las encuestas mantendrá. Suponemos que se sumarán a cualquier Pacto de Progrés que les pongan delante, y por lo demás intentarán no escindirse más.

 

El batiburrillo dentro del batiburrillo: Frente Popular de Judea, sección Mallorca.

El batiburrillo dentro del batiburrillo: Frente Popular de Judea, sección Mallorca.

 

Manel Carmona (Guanyem): militante de Esquerra Unida y su coordinador desde el 20-N de 2010. Con 40 años es el candidato más joven. Lidera un Guanyem que no es municipal sino autonómico, y la marca con la que IU se presenta en las islas, o mejor en la isla, porque su nombre completo es Guanyem Mallorca (paralelamente y para liarlo más, también hay un Guanyem Palma para las municipales, y posibles Guanyem Eivissa y Guanyem Menorca).

El programa es una recopilación de los grandes clásicos de la izquierda: participación ciudadana, ecologismo, vivienda, sanidad, educación… el problema es que, al fin y al cabo, esto sigue siendo IU, con toda la pureza ideológica y el gafe que ese partido lleva asociado, así que es poco probable que den grandes sorpresas. Cuentan además con el gran lastre de todos los partidos con toque ecologista: uno puede revertir una reforma educativa, pero revertir planes urbanísticos requiere derribar edificios, y en Isla Tortuga por menos de eso te pasan por la quilla. Lo único para lo que la tripulación pirata del ecologismo tiene arrestos es para moratorias que se anulan en cuanto vuelve el PP. Es decir, que juegan una partida defensiva.

Alberto Jarabo (Podemos): secretario general de Podemos en las islas. Al igual que Bauzá, también nació en Madrid, y también se licenció en la Complutense. No descartamos que se enfrentaran en la liga universitaria de fútbol, y que Bauzá, con su físico de central leñero, le clavara los tacos a Jarabo, que solo estaría en el equipo por las juergas tras los partidos, que él prefería estar viendo Días de Cine (es licenciado en imagen, lo que le acerca al público objetivo de Podemos: jóvenes educados en una cultura audiovisual que no saben quién fue Garcilaso pero si quien es Sheldon Cooper). Igual vemos un placaje durante los debates de televisión. Como casi todos los candidatos de Podemos, es un completo desconocido, así que apostará por la marca.

Dada la cultura batiburrillo-pactista de les Illes, que entiende que las elecciones son una cosa pero luego toca hablar civilizadamente y –si toca- pactar (ya les dijimos que su españolidad es cuestionable), la habitual estrategia podemita de “no somos como los demás” quedará aparcada hasta las Generales. De ser posible un Pacte de Progres 3, les tocará integrarse como uno más, con el objetivo de superar al PSOE y liderar ellos al siguiente batiburrillo (algo que las encuestas -20% voto estimado del PSOE por 12% de Podemos- parecen sugerir que es posible a medio-largo plazo).

Xavier Pericay (C’s): nacido en Barcelona. Filólogo y escritor. Reside en Mallorca desde hace 12 años. Ciudadano pata negra, como deja claro desde su web: “[Ciudadanos es un partido] necesario, por cuanto no existe ninguno en estos momentos con capacidad semejante para proponer y llevar a cabo las reformas que Baleares y España precisan. Unos, porque están atados por sus corruptelas y sus corrupciones; otros, porque sus propuestas no persiguen, al cabo, sino la ruptura del marco legal y de la convivencia entre españoles. Que esa necesidad pueda saciarse depende ya tan sólo de los electores”. ¿Y en qué consisten esas reformas que Baleares necesita? Buscando su programa por la Internete, sale la típica retahíla de “emprendedores”, “transparencia”, “eficacia” y demás, pero con dosis de cuñadismo algo más elevadas de lo normal.

¿Su principal objetivo? Pues luchar contra el elevado fracaso escolar, que algunos atribuyen a la política de inmersión. A nosotros nos da que igual también tiene algo que ver el que los jóvenes baleares, al acabar el colegio, no se encuentran el Silicon Valley precisamente sino una economía basada en el turismo y la construcción. Entre eso y la abundancia de guiris borrachas que llevarte al piso familiar que te ha tocado, ¿quién va a querer estudiar? Pero claro, Pericay (59 años) no se dirige a los jóvenes precisamente. Ser uno de los firmantes del manifiesto fundacional de Ciudadanos le ha valido ser nombrado candidato a dedo. Si mete una cuña en el electorado del PP y la conserva para dejársela a un candidato más joven en 2019, habrá cumplido su misión. Naturalmente, no le vemos metido en el batiburrillo, sino apoyando a Bauzá, diga lo que diga.

 

Análisis sociológico

Observando las encuestas vemos que el electorado está decidiéndose entre dos opciones: un barcelonés invistiendo a un madrileño en pro del Regeneracionismo de la Lista Más Votada, u otro madrileño invistiendo a una inquera (pero que estudió en Barcelona) en un Pacte de Progrés 3 al que se sumarían los überbatiburrillos perrofláuticos compuestos por los cuatro gatos nativos a los que les interesa la política. Un puro Partido del Siglo, aparentemente, el que se dirime en Les Illes. ¿A qué se debe el bajo interés de los balearenses por los asuntos públicos? ¿Acaso son idiotas? Pues probablemente lo sean en el sentido original del término, pero no en el otro: cierto, su nivel de abandono escolar es alto, su participación electoral suele ser baja, y de su respeto por la ley ya hemos hablado. Por otro lado, su PIB per cápita tampoco es inferior a la media, su tasa de paro es de las más bajas de España, a pesar de todo el cemento vertido siguen viviendo en una de las Comunidades más bonitas de España, y por supuesto ahí siguen todas esas guiris deseosas de yogar con un verdadero latin lover para que el recuerdo les de calorcito durante los largos inviernos de Birmingham y Bremen. ¿Para qué amargarse la vida metiéndose en política?

Desde este punto de vista, el famoso piropo de Rajoy a Matas (“vamos a hacer con España lo que tu has hecho con Baleares”) adquiere una lectura inquietante, que va más allá de los chistes fáciles sobre la entrada en la cárcel de Matas: una población adocenada, poco formada, que va a lo suyo y pasa de la política, que cultiva las sencillas virtudes rajoyanas de la hospitalidad, la tranquilidad y el disfrute de las cosas pequeñas, y que se contenta con su dinero y sus guiris borrachas mientras la economía cada día depende más de Alemania… ¡es el sueño húmedo de Rajoy! ¡Si es lo que intenta lograr en el resto de España! Con menos dinero, menos guiris, y menos pisos familiares a repartir, pero a eso vamos, y con toda la lógica del mundo: una España así votaría a Rajoy durante 20 años seguidos, configurando uno de esos matrimonios donde ambos son felices a costa de verse lo menos posible, y solo los niños de vez en cuando dan algún disgusto, haciéndose hippies o algo, déjales que ya se les pasará. Con lo que la duda metafísica de si Baleares es España queda resuelta por mal planteada: ellos son la España 2.0, los españoles del futuro; somos los demás los que nos resistimos. Ellos nos muestran el camino. Así que si gana Bauzá, el proceso de encoframiento y cementización de las mentes e islas del archipiélago continuará y saltará a la Península, puede que incluso liderado por el propio Bauzá si el resto de barones pincha. Y si gana el batiburrillo, la estelada será la nueva bandera, los funcionarios tendrán que jurar fidelidad al Bolivarianismo sobre un Corán en euskera, y los disidentes serán encerrados en el gulag de Cabrera – y lo que es infinitamente peor, ¡una moratoria prohibirá construir torres de más de 12 pisos a menos de 300 metros de la costa a partir de 2025! Cosas que asustarán a las gentes de orden, que en 2019 volverán al redil pepero para que les dejen ganar sus dineros tranquilos. Y vuelta a empezar. ¡Aún queda mucho que encofrar!

 

“¡Por la balearización de España, Jaume!”

“¡Por la balearización de España, Jaume!”


Compartir:

  1. Comentario de Javier (08/05/2015 09:16):

    Genial análisis, pero como un tortugués os lea lo de Les Illes os va a dar de bastonazos.

  2. Comentario de Guillermo López García (08/05/2015 09:25):

    Magistral. Baleares como avanzada del Rajoyismo es una observación casi tan descacharrante como el Corán en euskera. Bravo!

  3. Comentario de Judge Dredd (08/05/2015 09:38):

    Todos ustedes vosotros, los colaboradores de esta santa casa, estáis que sus salís.

  4. Comentario de Cañas (08/05/2015 10:17):

    Me uno al aplauso generalizado (vaya también para don A
    lfonstwr) y espero con ansia el Españazas Asturias

  5. Comentario de Teodoredo (08/05/2015 10:22):

    Qué jovencicos están todos en la última foto. ¡Ah, aquellos maravillosos años…!

  6. Comentario de ieau (08/05/2015 12:00):

    En ses illes funciona aquello de que “es catalans ens volen furtà sa ensaïmada”? Lo digo porque en la comuna valenciana los pp’s van a ponerse las botas con dicho argumento conveniente y gastronómicamente regionalizado (ese y el del tetrapartito ruina)…
    Y están ustedes que se salen. Espero con ansia indisimulada el artículo relativo al levante feliz, a ser posible escrito por un colaborador cunero madrileño o catalán.

  7. Comentario de Berlin (08/05/2015 13:35):

    Plas, plas, plas, plas, ……

    Genial!

  8. Comentario de emigrante (08/05/2015 15:10):

    La Sibila del CIS ha profetizado que al reparto del botín habrá 19-20 lotes para el farmaceútico madrileño, 14-15 para la farmacéutica de Inca, 10 para el perroflauta madrileño, 9 para el ciudadano catalán, el de Formentera y 5 MÉS. EU guanyem res.

  9. Comentario de Santi (08/05/2015 15:46):

    Muy bueno pero (“35.000 alemanes empadronados se encargan de … elevar un poco la media de respeto a la ley”), ¿no fueron precisamente los alemanes los que demostraron para siempre que esto no es ninguna virtud “per se”?

  10. Comentario de JoJo (08/05/2015 15:49):

    Mi padre decía que hay dos cosas que no se pueden ocultar: la belleza y el dinero. La primera porque resulta evidente y la segunda, porque busca hacerse notar. Ese horterismo de nuevo rico es horripilante. A los corruptos les ocurre como a algunos asesinos en serie, que les puede la vanidad, buscan que todo el mundo sepa lo que hacen. Es curioso, además, que tanto Matas como Urdangarín empezaron a levantar sospechas por lo mismo: la adquisición y reforma faraónicas de sus palacetes.

  11. Comentario de Pablo Ortega (08/05/2015 18:17):

    Estoy hasta los cojones de que digáis “bolivarianismo”. ¿Tanto cuesta decir “chavismo”? Total, ya todo el mundo reconoció la gran estatura histórica de Hugo Chávez… su gran estatura para conservar el coroto sin importar si se llevaba a su propio país por delante.

  12. Comentario de alfonsotwr (08/05/2015 18:27):

    Pablo Ortega #11

    Otros se llaman Partido SOCIALISTA, Izquierda UNIDA, Partido POPULAR, Gran Wyoming, etc… eso sí, tú llámalos como quieras.

  13. Comentario de mictter (08/05/2015 18:28):

    Bolivarianismo, bolivarianismo, bolivarianismo ;)

    Disfruté leyendo el artículo sobre Madrid, lo he pasado bomba con este y me relamo pensando en Valencia, las Castillas, las Islas Lejanas, etc. Pero mi depresión anticipada por los cuatro años que nos esperan va en aumento.

  14. Comentario de Gekokujo (08/05/2015 20:46):

    Idò, ben ver! Es cierto, en Mallorca se liga mucho. ¡Cómo la echo de menos!

  15. Comentario de Eye (09/05/2015 18:18):

    «Lo digo porque en la comuna valenciana los pp’s van a ponerse las botas con dicho argumento conveniente y gastronómicamente regionalizado (ese y el del tetrapartito ruina)…»

    Oigan, que en mi familia ya hay quién ha sentenciado que Ciudadanos –¡sí, los españolazos de Ciudadanos!– no es admisible porque “ens volen governar desde Catalunya”. Y Rita Barberá ya lo ha mencionado en algún discurso.

  16. Comentario de Nacho Pepe (10/05/2015 12:48):

    Ovación y vuelta a la isla también desde aquí.
    Pero ¿donde está el Señor Cous Cous cuando se requiere su sabiduría ancestral?

  17. Comentario de bullt (10/05/2015 18:23):

    https://scontent-mad.xx.fbcdn.net/hphotos-xtp1/v/t1.0-9/11059570_10206559526296553_3748654732220355753_n.jpg?oh=4e620a9ec14c9c23810f6231feb95d8a&oe=55C8A5FB

    https://scontent-mad.xx.fbcdn.net/hphotos-xpa1/v/l/t1.0-9/11059529_10206559525056522_379791908968759544_n.jpg?oh=fc9b0cbe7bfcfbcb9bdb008bc7a1480e&oe=55D88AFF

    https://scontent-mad.xx.fbcdn.net/hphotos-xpf1/v/t1.0-9/10407082_10206559525896543_2533647916371983019_n.jpg?oh=fc2fb2f87ab441a985e63c9626eabe6a&oe=55DAD48D

    una hora de GYM al día, OBLIGATORIA, para los funcionarios del ayuntamiento y otras perlas…
    juas
    Programa de SOMOS MAIORIA PONTEDEUME… echadle un vistazo a las fotos…

  18. Comentario de bullt (10/05/2015 18:27):

    otra perla de SOMOS MAIORIA P:
    “Pediremos permiso, para que Pontedeume, sea el sitio donde se coseche toda la marihuana para todos los enfermos crónicos de UEME-ORTEGAL”…

  19. Comentario de CusCus (11/05/2015 09:16):

    A mi, don Ignacio José, me ignoran en esta casa pese a ser descendiente de honderos baleáricos.

    Decir que me reí con los tópicos, eso sí. Y la confusión Mallorca – Baleares seguro que despierta odio en algún menorquñin o ibicenco que sepa leer.

  20. Comentario de Carlos Jenal (11/05/2015 13:11):

    @CusCus Opinar desde la ignorancia es la “marca LPD” – y yo casi no la cumplo, merced a ocasionales vacaciones en Mallorca. Prometo que la próxima vez pujaré por alguna baronía mesetaria y le dejaré a Vd. la crítica de nuestro archipiélago del sol naciente.

    Sobre las “islas menores”, por llamarlas de alguna forma, la verdad es que lo ignoro todo. Como de la lengua catalana, así que ruego perdonen lo de “Les Illes”.

  21. Comentario de David Ventura (11/05/2015 15:45):

    El señor Cuscus tiene toda la razón. Hace 10 años que vivo en Ibiza y, efectivamente, este artículo adolece de lo de siempre: confunde Baleares con Mallorca. Además, está claro que no lo ha escrito alguien de las islas, porque los mallorquines no son gente hospitalaria ni amable. Eso sí, saben que viven del turismo y suelen tratar bien a aquellos que traen la cartera llena. Es bien sabido el dicho mallorquín que “al foraster, barco de rejilla”, o sea, que la gente de fuera es bienvenida siempre que, a ser posible, en septiembre se vuelvan a casa.

    Para no hacerme pesado ni tedioso, les hago un curso acelerado sobre Baleares.
    1) Baleares no existe, es una entidad administrativa que se inventó el Estado liberal en el siglo XIX.
    2) Mallorca es un continente en si mismo. Siempre ha tenido dinero: en el siglo XIV ya tenía aristocracia, en el sigle XVII barroco. Fue conquistada por Jaume I en persona. Los mallorquines, por tanto, tienen un altísimo concepto de si mismos. Palma de Mallorca es una ciudad muy española y que españolea continuamente, con sus monolitos dedicados al fascismo italiano, mientras los pueblos, la part forana, españolea con la boca pequeña y se siente insobornablemente mallorquina. Sociológica y mentalmente, son muy conservadores.
    3) Menorca en el siglo XVIII fue británica. En el siglo XVIII tuvo una revolución industrial. Durante la Guerra Civil fue republicana y tiene el teatro de la ópera más antiguo de España.Es, por tanto, una isla ilustrada, civilizada, razonable. Es la isla que menos depende del turismo y la última crisis económica ha supuesto un golpe durísimo. Casi siempre ha votado progresista.
    4) Ibiza fue paupérrima,pobre de solemnidad, olvidada por el Estado. A partir del boom turístico pasa del feudalismo medieval a recibir la psicodelia hippie y el desembarco de multimillonarios de todo el planeta. Fue un shock. Evidentemente, es un lugar loco y delirante. Como siempre ha sido la gran olvidada, el ibicenco medio desconfía profundamente del Estado y es partidario de la ‘república indepediente de yo mismo’, lo que se traduce en una gran tolerancia hacia los vicios y una querencia por el ultraliberalismo en lo económico. Los grandes empresarios que apoyan el PP son los principales impulsores del vicio organizado. ¡Ah! y odian con toda su alma a los mallorquines.
    5) Formentera: 9.000 habitantes aislados. Los días que hay temporal y el ferry no puede llegar, quedan incomunicados y hay desabastecimiento. Evidentemente, és la isla de las islas, un mundo aparte. Son de izquierdas. Aquí no manda ni el PP ni el PSOE, sinó Gent per Formentera. Son los más listos de todos.

    Evidentemente, esto son brochazos. Cada isla merece un tomo enciclopédico para abastar sus innumerables matices. Pero, en fin… Baleares… lo dejo aquí y no les aburro más. Salud.

  22. Comentario de Carlos Jenal (11/05/2015 20:52):

    @David Ventura
    ¡Gracias por las aclaraciones! Efectivamente, no soy de las islas, y nunca pisé Ibiza, Menorca o Formentera. Mis visitas, además, solían ser a otros ‘forasters’, pasaba más tiempo en Magaluf y S’Arenal que en la Fundación Joan Miró, y usaba más el alemán que el mallorquín.

    Lo que quiero decir con esto es: ¡anímese usted en 2019 y escriba una crónica!

  23. Comentario de David Ventura (11/05/2015 21:56):

    Señor Jenal, el micromundo político mallorquín está bastante bien captado pero, debatiendo el tema con amigos de aquí, todos seguimos en estado de shock al leer que los mallorquines son “gentiles y hospitalarios”. La rivalidad Ibiza vs Mallorca es realmente divertida. En la prensa local periódicamente aparecen artículos de opinión que recuerdan que en el siglo VII a.C. Ibiza era una floreciente colonia de Cartago, con ciudades, mientras que los mallorquines ” vivían en cuevas y se untaban con grasa de cerdo para protegerse del frío”.

  24. Comentario de Carlos Jenal (12/05/2015 09:18):

    Señor Ventura, por eso precisamente puse la coletilla “[en] mi experiencia personal”. Lo de las cuevas y la grasa de cerdo habría sido ideal, intentaremos incluirlo dentro de 4 años.

  25. Comentario de David Ventura (12/05/2015 10:47):

    Jejejeje… No hace falta. Sólo que estos odios atroces entre vecinos, en plan Villarriba y Villabajo son realmente divertidos y me encantan, no lo puedo evitar. Y el retrato del panorama político mallorquín que haces, especialmente del caos absoluto que se mueve a la izquierda del PSOE, está también muy logrado.
    Saludos!

  26. Comentario de Gekokujo (13/05/2015 10:57):

    Como siempre las generalizaciones pecan de eso, de ser muy generales.

    De mallorquines enfurruñados hay, pero también es cierto que uno puede integrarse si quiere. La gente de los pueblos es muy suya, algunos nunca han salido de la isla y ven lo que hay allá más del mar con desconfianza, no es un obstáculo insalvable en absoluto. A mí me ayudó mucho, claro está, una actitud positiva a lo que los isleños me aportaron. Me quedo con una frase “no passis pena”, que equivale al muy español: tranquilo, no pasa nada.

    El tema de la corrupción lo veo como una conjunción de dos factores. El mallorquín, siento generalizar, suele ser tranquilo e indolente. Entonces una cosa como la corrupción pues no es para tanto, si de progresar se trata. Claro, después desembraca la gente de la península y ve color. Y empuja a hacer cosas, total, se acaba construyendo a trocho y mocho y todos tan contentos. Bueno, todos no, que también aquí hay progretarras, afortunadamente.

    La división entre monárquicos, españolistas y pro ladrillo por una parte, y los nacionalistas, catalanistas y anti ladrillo por la otra queda así claramente establecida. Los primeros son más de yates en paseo marítimo y los segundos de raves en una cala. Claro, esto generalizando, por que en medio hay muchos/as que todo esto se la trae al pairo y se apuntan al paseo y a la rave sin problemas.

    En general opino, y mis amigos también, que es un lugar estupendo para vivir.

    En Eivissa he estado por trabajo, y bueno, es algo así como Benidorm con pasta. En invierno los matojos corren por las calles como en el far west.

  27. Comentario de Crde. Ginard (13/05/2015 15:33):

    En primer lugar, enhorabuena por el artículo, me he reído un montón, es el análisis más ameno que he leído sobre la situación política actual.

    Es más ¡es el más lúcido que he visto de los escritos por un “foraster”! Y eso no suele ser nada habitual. Más que nada, por las dinámicas internas propias con las que funcionan estas islas.

    Además, subscribo los comentarios de David Ventura, excepto el de que Mallorca siempre ha tenido dinero… Eso es muy matizable, aunque sería largo de explicar.

    En cualquier caso, es fundamental entender que las Islas Baleares no existen, son un invento aparecido con las “provincias”… Pruebas:

    1) Cada isla tiene sus propios periódicos y medios de comunicación.

    2) La televisión autonómica quiso hacer un programa de varietés de todas las islas y lo llamó 971 Baleares porque el prefijo telefónico era lo único en común que encontró en todas las Islas.

    3) Un isleño medio es incapaz de mencionar dos o tres elementos culturales populares de otra isla que no sea la suya propia (yo mismo soy incapaz de mencionar dos bebidas menorquinas)

    4) Las Pitiusas están más cerca de Dénia que de Mallorca…

    5) Es mucho más caro volar inter-islas que a cualquier lado del Continente.

    6) Cualquier persona de cierta edad, aún con sus lógicas dificultades al hablar español, nunca dirá “Balears”, sino siempre “Baleares” (muestra de que el concepto es de imposición ajena)

    Ah, y a los isleños (porque balear aquí significa “acción o hecho de disparar balas o de coser a balazos a alguien) no nos molesta lo de “les Illes”, nos molesta más “ses Illes”, con ese tono paternal de quien se cree integrado porqué ha usado el artículo determinado propio del lenguaje informal….

    Reitero, mil enhorabuenas!

  28. Comentario de Gekokujo (13/05/2015 23:36):

    Vatua Déu! si ho diu per jo si que em molesta!

    Tragarse, aunque sea a trozos, Sa Comunitat d’en Panereta merece como mínimo un diploma de aptitud.

    En fin, en todas partes cuecen habas…

  29. Comentario de ieau (14/05/2015 07:07):

    Cague’n dénia i tot el que pasas pel sénia! Dios me libre de haber intentado ser paternalista o faltarle al respeto a alguien. A partir de hoy se han acabado “ses illes” i “mallorquie”. No obstante, ¿puedo utilizar el salat en la intimidad cuando berree algo de antònia font o de unos anónimos de formentera? Hoyga, que sus vecinos del oeste tenemos una pequeña zona repoblada por ustedes la mar de salá también, que suyo será “es port de sa cibolla blanca”, pero cierto salat también es de por aquí, no se lo tomen a mal…

    https://m.youtube.com/watch?v=LwjPPD8Vcj4

Comentarios cerrados para esta entrada.