The Last Ship

Tenga Usted cuidado, pues en este artículo sobre “The Last Ship” hay spoilers que revelan aspectos de la trama de “The Last Ship”, en lugar de limitarnos a hablar de vacuas generalidades y luego ponerle tres estrellas

Los primeros episodios de las series postapocalípticas me encantan. Un peligro terrible se cierne sobre la Humanidad, se lo lleva todo por delante y hala, los Pequeños Nicolás que han emprendido, han demostrado méritos y capacidad de iniciativa y han logrado sobrevivir contra viento y marea, ahí tenéis esta mierda que ha quedado después. ¡A ver qué hacéis en un mundo en el que ni siquiera te da saldo el cajero cuando pasas tu tarjeta black!

Por desgracia, la continuación de las series postapocalípticas suele ser muy decepcionante. Un pequeño grupo de personas constituyen la última esperanza de la Humanidad. Y, en consecuencia, acaparan toda la atención a partir de ese momento, para que empaticemos con ellos y sus aventurillas juveniles, siempre plagadas de sorprendentes revelaciones (para algo es una serie) en el marco incomparable de los restos que han sobrevivido a una guerra nuclear / una catástrofe natural / una invasión alienígena / una victoria electoral de Pablemos o lo que se tercie.

Las aventurillas, en realidad, se parecen bastante entre sí, y uno siempre añora esos espectaculares planos iniciales en los que se nos explicaba someramente lo que había puesto a los personajes en esa situación de partida tan poco envidiable. Yo siempre pienso: ¿por qué no me das más? ¿Tan difícil es poner a un científico loco al mando de los cinco primeros capítulos para contarnos pormenorizadamente qué ocurrió? Y luego, si no hay más remedio (o más presupuesto), ya pasamos a la familia entrañable.

Con The Last Ship uno se lleva esa sensación. Un malvado supervirus mutante extremadamente contagioso y letal se ha extendido por el mundo (y todo comenzó en un país llamado… ¡España! Bueno, no, comenzó en Egipto, pero porque la serie está rodada antes del penúltimo regalito de nuestro Gobierno de abogados del Estado preparadísimos). En sólo cuatro meses, ha acabado con la mayoría de la población del planeta y se ha llevado por delante casi todas las estructuras políticas y sociales. Después del virus sólo hay caos, ley del más fuerte, Círculos de Podemos. ¡Si ni siquiera mencionan a Felipe VI en toda la primera temporada!

Sólo hay una esperanza. Y esa esperanza reside en un barco de la Marina de EEUU, un barco que ha estado en completo aislamiento en el Ártico, esos cuatro meses, cumpliendo una misión secreta: que la científica Pechotes que protagoniza la serie descubriera la cepa original del virus (proveniente de los pájaros) en el permafrost del Ártico.

A partir de ahí, comienza lo de siempre: el barco, sus habitantes, su lucha diaria en pro de salvar a la Humanidad del virus y de sí misma… Pero hay que decir que, como es la Marina de EEUU, y como el productor de la serie es un hombre horrible que pergeñó la saga de Transformers, la serie pasa a ser divertidísima. Por ridícula, claro. Porque todos y cada uno de los marines de EEUU son buenísimos. Arrostran cualquier dificultad sin despeinarse, sin cejar jamás en su empeño, dando continuas muestras de compañerismo, sin desavenencias, sin dejarse llevar por el desánimo. Son gente disciplinada, valerosa, leal y, por encima de todo, patriótica.

Tipos de uniforme al mando. ¿Qué podría salir mal?

Tipos de uniforme al mando. ¿Qué podría salir mal?

Un guión elaborado por Dick Cheney tras un brainstorming con Bush Sr., Bush Jr. y Muammar el Gadafi José María Aznar. Eso es lo que tenemos aquí. Una maravilla en diez adictivos capítulos en los que el capitán del barco, la oficialidad y la tripulación se enfrentan con todo tipo de desafíos. Por ejemplo, fondean en Guantánamo en busca de víveres y son atacados por… Terroristas de Al Qaeda huidos de la prisión, ante el desbarajuste provocado por el virus. Y, naturalmente, tienen también su Némesis maritíma, representada por un malvado acorazado ruso (¿pero aún quedan acorazados en 2014? ¿No los dejaron de fabricar tras la II Guerra Mundial?) cuyo almirante persigue a la modesta, pero matona (que es americana, joder: AMERICANA), fragata de la US Navy para hacerse con la vacuna del virus que sólo la científica Pechotes es capaz de sintetizar.

Los rusos, naturalmente, son malísimos. El almirante, en el primer encuentro estelar con los americanos, se carga a su segundo oficial de un tiro, sólo para mostrarles lo machote que es. Y además tienen armas nucleares, así que cuidado con ellos. Pero no se preocupen. Les cuento un secreto: al final, los americanos prevalecerán.

Superada la amenaza rusa, y una vez han obtenido la vacuna, y también la cura (ciencia en EEUU: magníficos resultados en el garaje de una fragata), contra el dichoso virus (un proceso dificultado por un científico loco que la adulteró porque quería jugar a ser Dios; pero sólo hay un Dios, nos aclara la serie), el capitán del barco pone rumbo a EEUU. Y ya solo queda jugar la clásica carta en estos casos: el Gobierno es malo. Es malo porque quiere controlarlo todo y porque pone trabas a la iniciativa privada. Así que, cuando llegan a puerto, en Baltimore, para producir la vacuna en masa, sorprende al espectador que, al principio, lo que queda del Gobierno, algunos valientes funcionarios públicos que se unieron en este momento de oscuridad para América, parezca bueno, y los “warlords” que han proliferado por todo EEUU, y que se le oponen para montarse su propia taifa independiente, muy malos.

Pero muy pronto salimos de nuestro error, porque de un error se trataba. Los funcionarios de correos, policías de barrio y administrativos de Grupo C que quedan simulan estar entusiasmados por la cura, pero en realidad tienen un malvado plan: administrar a los enfermos una falsa cura que acelera su muerte, porque la única central eléctrica que queda en marcha funciona con un combustible muy especial… ¡los cadáveres de los fallecidos por el virus! Para abundar en la materia, la jefa del Gobierno dice algo así como que en esta situación tan difícil sólo pueden sobrevivir los más capacitados, para que sean ellos, y sólo ellos, los que reconstruyan América. Y los demás, a proporcionar combustible, que hay muchas maneras de ayudar a América.

Ahí, en ese momento, verdaderamente mágico, termina la primera temporada. Han anunciado una segunda. Que, una vez tienen ya la cura para el virus, no sé muy bien qué es lo que se supone que harán, pero dado el nivel del guión hasta la fecha auguro que, por una parte, los marines se aliarán con los señores de la guerra patrióticos para luchar contra el Gobierno y, por otro, alguien se inventará un supervirus contra el cual la vacuna será ineficaz, que obligará al capitán y a su tripulación a embarcarse de nuevo en la tercera temporada para reproducir, exactamente, la estructura narrativa de la primera (lo que se conoce como “hacer un Prison Break”).


Compartir:

  1. Comentario de Carlos Jenal (30/10/2014 00:46):

    Guillermo, gracias por tomar sobre tus hombros la tarea de tragarte esta serie. Yo lo dejé cuando los bin laden de la ETA se aliaron con el virus en Guantánamo en el segundo episodio, y solo pudo contenerlos ese esforzado subcontratista privado que no sé que se le ha perdido en el video de reclutamiento de la US Navy que es la serie en su conjunto.

    Encima, la interpretación es TAN mala y los personajes TAN de madera, que pensé que igual estaba viendo una serie española doblada al inglés…

  2. Comentario de Francesc (30/10/2014 00:49):

    Por qué me has recordado la segunda y la tercera temporada de Prison Break? ¿Por qué?

  3. Comentario de keenan (30/10/2014 00:49):

    Yo creia el colmo del militarismo patriotero con gente guapa era Jag: Alerta Roja. Pero todavia se puede mejorar: que sí pandemia por aquí, rusos por allá… y voilá! éxito asegurado.

  4. Comentario de Trompeta (30/10/2014 01:37):

    Coño, pensaba que era “el barco de antena 3” en versión yanki.

    “el productor de la serie es un hombre horrible que pergeñó la saga de Transformers”

    Solo con eso basta para negarle el pan y la sal, es para meterlo en un cohete con Marcus Nispel y los “responsables” de Prometheus,más los remakes de “noche de miedo” y “desafio total” y mandarlos al sol

  5. Comentario de plutoRuso (30/10/2014 02:27):

    Para cuando hacen un montaje con una serie como esta añadiendole comentarios al estilo mistery science theater 3000.
    https://www.youtube.com/watch?v=iLm_EI5mULo

  6. Comentario de Latro (30/10/2014 12:32):

    Ya de por si hay una clara tendencia en la ciencia ficción televisiva americana a razonar que, ya que el principal público se supone que son adolescentes, hay que meter contenido didáctico-familiar-de valores por un tubo. O sea, que al final la estación espacial es el equivalente del institituto y que los problemas importantes a resolver son porque no te llevas bien con tu padre o tu primera cita en vez de el alien transdimensional que se esta comiendo el casco de la nave.

    Lo juntas con el género postapocaliptico y su profunda raiz conservadora – la civilización se ha ido a la mierda por culpa de la falta de valores tradicionales, sólo la podran rescatar unos jovenes que sean 100% americanos y reconozcan que este pais lo hicieron grande las familias clase media de Ohio y su amor por el pastel de manzana – y te quedan unas moñerias del quince 3 de cada 4 veces.

  7. Comentario de emigrante (30/10/2014 16:09):

    A mí es que esto, el Barco de Antena3 y alguno más me parecen todos una copia de La Hora Final de Stanley Kramer.

  8. Comentario de hglf (30/10/2014 18:11):

    Hola
    Gracias al amigo por el enlace ese de mistery science theater 3000. Recuerdo haber visto algunos capítulos por allí, pero no me acordaba del nombre de la serie.
    Sobre la serie ésta del barquito. Tal como la cuentan, me parece similar un poco a “Star Trek: the Next Generation”, la cual me gustaba, allá en esas épocas cuando era mas inocente y menos conciente de mis limitaciones. El capitán Picard, pasándose por las armas el precepto de la Federación de No intervenir, y si hay que invadir Irak para traer la civilización a los klingon, pues se invade.

    Otra serie de barquitos que conozco es una británica, “Horatio Hornblower”. Aunque por el nombre lo parezca, no es comedia.

    He de decir que quizá tenga gustos chabacanos. Y es que prefiero NCIS, o “Babilon 5” que series realistas y aburridas tales como The Wire o esas Series Vikingas de Frígidos Colores.

    Si se me dá la oportunidad, le echaré un vistazo a “The Last Ship”.

    Saludos

  9. Comentario de emigrante (30/10/2014 20:17):

    El capitán Hornblower es el prota de “El hidalgo de los mares” de Raoul Walsh, interpretado por Gregory Peck al igual que el capitán de “La hora final”. Hoy estoy muy cinéfilo.

  10. Comentario de Pablo Ortega (31/10/2014 00:18):

    @Latro: suponiendo que lo que usté dice es cierto, me atrevo a decir que la animación nipona hace (o hacía) mucho mejor todo lo de meter valores en series destinadas a adolescentes -ojo, hablo de series REALMENTE destinadas a adolescentes, no Dragon Ball y sucesoras que son series infantiles con sangre y violencia-.

    De todas formas, si algo me satisface desde el maltrecho circo donde veo la decadencia de Europa mientras como las pocas palomitas que me quedan -las palomitas también están escaseando en Venezuela- es que los conservadores siempre tuvimos la razón. Sí, la decadencia de los valores -tanto tecnócratas como progres- es lo que está destruyendo el viejo continente.

    Ya por supuesto, otra cosa es si alguno de los ilustres miembros de Esta Casa de verdad cree que Syriza y Pablemos van a salvarlos.

  11. Comentario de ieau (31/10/2014 02:50):

    No, don Pablo, todos sabemos que nos va a salvar el pp y el regeneracionismo. ¡Ah! Y los conservadores siempre han tenido, tienen y tendrán la razón (y el abc, no se olvide)…

  12. Comentario de Guillermo López García (31/10/2014 10:26):

    La verdad es que el PP, en su afán por salvarnos, está dando unos rodeos un poco raros. ¡A veces, da la sensación de que su objetivo no es salvarnos, sino expoliar todo lo que pueda los fondos públicos y ordeñar el país como si fuera suyo “desde el liberalismo”!

    Pero en fin, seguro que al final nos salvan de nuevo. Como en 1936

  13. Comentario de Latro (31/10/2014 11:26):

    Yo no sé que piensan lo miembros de esta casa.

    Lo que pienso yo es que su comentario, para variar, es otro Premio Internacional Yo He Venido A Hablar De Mi Libro que se lleva con toda justicia.

  14. Comentario de galaico67 (31/10/2014 11:43):

    “Y los conservadores siempre han tenido, tienen y tendrán la razón (y el abc, no se olvide)…”

    Y el telediario, que -ayer- leyendo en el 20minutos que habían nombrado a un subdirector de la razón (así, en minusculas)jefe d elos telediarios de la cadena pública, se me vino a la cabeza una frasecita sobre nuestros conservadores : no tienen verguenza ni la conocen.

    Sobre series patrioticas y tal: les metería las series sobre la familia que gobierna en nuestro Aterrizaje del Rey. Estas series americanas apocalipticas las abandoné al primer esbozo de “The walking dead” y mi vida seriefila está a medias entre la Edad Oscura – esas series con muchas espadas y nada de magia- y las comedias gamberras, por loq ue salvo que Mauri se una al circo, la parte masculina de Pimpinela se retira a sus cuarteles de invierno.

  15. Comentario de keenan (31/10/2014 13:28):

    @Pablo Ortega: que tiempos aquellos en los que entraba usted a aportar timidamente el punto de vista cristiano de los asuntos. Me parece normal que con la que está cayendo en Venezuela se me vuelva usted hacía los valores primordiales esos de Dios, Patria y Rey (ah, no, lo último no). Pero descolgarse con la decadencía de Europa a causa de la desaparición de los vales tradicionales es un poco de risa. Como si ese experimento llamado Euro, la crisis financiera internacional, o la política sucida de austeridad de Alemania no tuvieran nada que ver.

    En Europa, se siguen librando las batallas ideológicas que en otros sitios ya se han descartado y cambiado por una mezcla de objetivismo Ayn Randiano y neoconservadurismo. ¿Que hay que pagar un precio? Pues sí, mire. No se puede esperar que estados donde sus ciudadanos van dejando atrás la idea de Oligarquía ilustrada voten a unos tipos que están demostrando ser…. precisamente eso! Bueno no, porque no son ilustrados.

    Todo lo que está pasando en el sur de Europa: Plablemos, Syriza… no surge porque sí. No surge porque la gente esté super proclive a volver a dudosas ideologías colectivistas de izquierda que se saben problematicas e inciertas. Surgen por la conciencia de que la clase dirigente es infumable. No saben ni ir a una tertulia y no interrumpirse unos a otros. No saben “hargumentar”, no saben convencer, y basan toda su legitimidad en unos pilares que se pusieron con la constitución de 78, y que ya no aguantan mas peso. Esta gente pasan del gobierno al sector privado como quien cambia de camisa (y cuando digo al sector privado, me refiero a consejos de administración de las mayores empresas del país). Todos los días, cuando pones la radio o mirar internet aparecen nuevos casos de corrupción. El que la gente intente cambiar las cosas, para mi no tiene nada de decadente. Lo decadente sería “votar a los señores de corbata que son lo que saben como se lleva esto” y taparse la nariz.

    Otra cosa sería ver la influencia en los jovenes de las reformas educativa, la influencia de grupos informativos progres como el extinto grupo PRISA, cuya capacidad de moldear el sentir y las ideas se minusvalora muy a menudo. En un contexto de cambio constante, decadencia económica, y despertar científico/materialista, los valores no te llueven del cielo. Se los tiene que buscar cada uno.

  16. Comentario de Latro (31/10/2014 14:10):

    Lo dicho, mala sea la hora en que se me ocurre a mi que se podia hacer una análisis de la ficción y sus influencias ideológicas como explicaciónd de porque no nos dan a los frikis lo que queremos sino Los Serrano con lucecitas, en un articulo sobre la enésima version americana de lo mismo.

    Como la cosa va de lo que va por lo visto, ya me encargo yo de joderlo con una sola palabra:

    Cataluña

    Hala, id con Dios.

  17. Comentario de galaico67 (31/10/2014 15:56):

    Latro, que sensible…
    La moñeria ya viene de serie en casi toda la producción norteamericana, salvo los momentos HBO…bueno, más que moñería, financiada por los de siempre y que pagamos, muchas veces, con gusto.
    Pero es que hay que muy friki, masoquista, cristiano renacido o tener algún fusible en mal estado para verse falineskais, revolusion o los gualkindid, con tanto heroismo, sacrificio fraternal, arrepentimiento, renacimiendo y dioxxx, dioxxx y dioxxx por todos los lados

  18. Comentario de Latro (31/10/2014 16:43):

    Bueno, para poner otro factor y ver si no nos sale lo mismo de siempre… también esta la pasta.

    Porque tu haces una serie de invasión extraterrestre, por ejemplo. Pero es que el presupuesto es ajustadito. Da para que salga el extraterrestre malo en 3 capítulos por temporada. Asi que mejor si lo envolvemos en un halo de misterio y tal, y que se vea lo menos posible, si… y coño, con que lleno los chorropotocientos capítulos por temporada que tengo que sacar… pues con lo de siempre. Oye, que Brandon preguntandole a su padre porque nunca le fue a ver jugar al baseball en mitad de las ruinas de Chicago (que nos imaginamos porque estamos en un cuartucho oscuro sin luz), eso sale mucho mas barato.

  19. Comentario de galaico67 (31/10/2014 17:15):

    En el fondo es lo que comentas: que diferencia al público habitual de yankilandia – objetivo básico de estas afrentas a la inteligencia- del restomundial. Porque si, somos los minutos basura para los creadores de estas historias, pero es que están hechas con la fotocopiadora. Y que dioxxx bendigaa Putin, por proporcionarles malvados competentes y permitirles ahorrar en tramoya, que para un descreido y avalorico europeo con una edad mental superior a los catorce años, los chinos – si, esos simpaticos compradores de dolares, bonos USA y deuda española, que además son capaces de comerse cualquier bicho- y los musulmanes de sitios entre deserticos y supermegadesérticos – esos simpáticos degolladores comekaffirs, pero que nos hacen precio con el petroleo y nos echan una mano contra paises ateos y herejes- tienen un potencial de malignidad a futuro terriblemente mayor.

  20. Comentario de hglf (31/10/2014 21:45):

    ¡¡Bah… que al final todos ven las series con sus propios anteojos recetados!!
    Allí donde uno ve una espada samuray, uds ven un símbolo fálico de la opresión cultural yanqui-fachista-imperialista. Donde se ve una isla pajarisiaca poblada de hombres y mujeres mutantes mezclados con animales, ustedes ven al proletariado a punto de ser exterminados por la contra revolución suhartista.

    … A lo mejor tienen razón…
    … Y luego viene un Pablo Ortega a mostrar las tetas, y todo el mundo a hablar de tetas

  21. Comentario de Caliban (31/10/2014 22:16):

    ¿Tetas? ¿La Pechotes? ¿Dónde? ¿DÓNDE?

  22. Comentario de Pablo Ortega (01/11/2014 01:18):

    Creo haber dejado claro, don Guillermo, que en mi opinión personal el PP no es verdaderamente conservador en lo moral, creo que eso había quedado bastante claro con su recule de la ley del aborto, el que respetaron el matrimonio gay siendo gobierno, y el que tienen menos ganas que un telepredicador de repartir sus riquezas ente los pobres o siquiera mover un dedo por los más necesitados, cosa que estaba en la Biblia la última vez que la leí. Ahí creo que estaba clarita mi referencia a los tecnócratas, que son tan amados por la derecha europea…

    Eso es lo que creo yo. Si de verdad son creyentes o no en Cristo es asunto de Dios y de ellos, no mío. A lo mejor hasta equivocado estoy, quien sabe.

    Latro, esto es un yayolodije.

    @keenan: lo que me sorprende es que usted crea que los motivos psicológicos subyacentes de la creación del euro y las políticas de austeridad establecidas en Maastricht, tengan algo que ver con el cristianismo. Sin duda, eso me sorprende bastante. Será que en mi país hasta la Iglesia católica más rancia se ufana a cada rato de su labor social, no sé cuántos curas de barrio y de sus escuelas para pobres, y por eso creen ustedes que yo no me doy cuenta de la decadencia de las iglesias europeas, al punto que o se han encerrado en un fanatismo tonto, o aceptado el materialismo de la modernidad.

    Por supuesto que yo sé que la clase dirigente europea es una mierda, digámoslo claramente por si acaso alguien le queda alguna duda que yo tengo interés en defender a Rajoy, Merkel o Hollande. El único medio rescatable que veo en Europa es Renzi, y es probable que termine siendo otro traidor a la esperanza del pueblo de Europa. Lo que me interesa es su tracto mental de que esa clase dirigente decadente no es producto de un pueblo decadente, que a fin de cuentas, fue el que votó por ellos, y no una, si no varias veces.

    Al menos yo reconozco que la razón por la cual la democracia venezolana se fue al carajo fue por una mutua decadencia tanto en dirigentes como en la gente. Pero claro, lo fácil es echarle la culpa de todo a los politicos -que en buena medida la tienen-.

    Lo fácil es abrazar los extremos, una vez más, en vez de construir verdaderas alternativas honestas y realistas al bipartidismo. Y a esa labor de abrazar los extremos ayuda bastante que el europeo vive en una torre de marfil, por lo que no se da cuenta -y esto va tanto con el FN como con Pablemos- de que pide un imposible. Y lo más triste es que de todas esas alternativas extremistas que surgen con fuerza, la única que dice defender el cristianismo son unos católicos atrapados en el siglo XIX, con su antisemitismo y su falta de solidaridad.

    Lo decadente, señores, es tanto votar por el PP como votar por Pablemos. Es igual de decadente el numerario del Opus Dei que tiene una amante a escondidas que el liberal que cree en el “amor libre”. Lo mismo aplica a bastante hipócrita o fanático gringo (estos últimos son la mejor ayuda que pueden tener los liberales, a fin de cuentas, la forma más fácil de volverse ateo es lidiar siempre con fanáticos religiosos) del Tea Party, y a mucho materialista liberal demócrata.

    De todas formas, considerando que éste será otro debate de sordos, sería interesante ver que opinan en esta Santa Casa sobre la animación nipona clásica, la previa al 2000.

    PD. De todas formas, sé que pido un imposible yo también, y por eso, y por ver a donde llevaron estos experimentos a mi país, solo pido una democracia normal sin mucha corrupción donde poder vivir y trabajar en paz. A fin de cuentas, el hombre está podrido por el pecado, y eso es un lastre con el que siempre andaremos en este mundo, y por eso este mundo siempre será una mierda, por lo que lo más coherente de mi parte es hacer lo poco que puedo hacer, que es en gran medida reformarme a mí mismo, con la ayuda divina.

  23. Comentario de Teodoredo (01/11/2014 11:28):

    Lo fácil es echarle la culpa a Chávez. Déjense de extremismos y voten UPyD. Enriquezcánse y sean la clase hegemónica, pero de buen rollo. No se endiosen. Roben moderadamente. Crean en dios pero no se afilien a sectas raras que con la iglesia católica ya deberían tener suficiente, viciosos. Fin del comunicado.

  24. Comentario de Pablo Ortega (01/11/2014 17:09):

    Cuando esté en la cola por la leche racionada, ya se acordará Usted de mí, Teodoredo. Ya se acordará Usted de mí…

    De todas formas, UPyD aún no tiene escándalos de corrupción. De autoritarismo sí -aunque en los recientes escándalos los rebeldes no eran precisamente angelitos-, pero de corrupción no. No comprendo porqué esta Santa Casa ni siquiera les ha dado el beneficio de la duda. Ah, verdad, se me olvidaba, fueron incapaces de perdonar que un dirigente menor con delirios de grandeza los insultase por Twitter.

  25. Comentario de Pablo Ortega (01/11/2014 17:19):

    Por cierto, ¿acaso todos quieren saber porque soy tan conformista? El motivo es simple. El poder siempre corromperá a las personas, y a eso hay que sumarle que en este mundo terrenal, el hombre siempre ha sido y será, una plasta de mierda.

    No creo en la bondad de los hombres, no creo en el hombre. Por eso no pido mucho. Buena suerte a ustedes con sus empeños de reformar a los hombres poderosos. La necesitarán.

  26. Comentario de Trompeta (01/11/2014 19:24):

    Pues yo le voy a dar la razón al Sr Ortega en 2 cosas:

    1) El hombre ( y la mujer) es un lobo (loba) para el hombre (Y la mujer).

    2) El catoloicismo mola mazo

    https://www.youtube.com/watch?v=bPf2JktqSGA

  27. Comentario de Santi (01/11/2014 23:16):

    Trompeta:
    1) Eso es un mito, como el del buen o buena salvaje; su reverso necesario.
    2) El amable corresponsal Ortega, que es efectivamente un amante convencido de los mitos, es evangelista, o algo de eso.

  28. Comentario de keenan (02/11/2014 12:24):

    @Pablo Ortega: le reconozco al cristianismo esa capacidad de crear un superyó colectivo para encauzar un poco el desbarajuste que a menudo era la humanidad, aunque tampoco estoy tan seguro de que el paganismo u religiones “dudosas” que andaban pululando en los primeros siglos despues de Cristo fueran tan perniciosas. Veasé el caso del Mitraismo, por ejemplo.

    O del catarismo, que señalaba que el pecado era de origen divino, pero se había perpeturado en la tierra.

    Al final, esa interpretación de que el ser humano es una plasta de mierda, además de profundamente misántropa, permite al piadoso ser superior moralmente desde la humildad, lo que encuentro el colmo de la falsa modestia. El hombre es una mierda, pero nosotros, los cristianos “hautenticos” menos, porque lo sabemos, no como ustedes, piltrafillas decadentes.

    Si dios existiera, hubiera fulminado con un rayo a los guionistas de Last Ship. Es un hecho.

  29. Comentario de Pablo Ortega (02/11/2014 16:43):

    Yo soy es protestante, los evangélicos me caen mal por su fanatismo.

    @keenan: en mi opinión personal, nadie es mejor que nadie por sí mismo. Si uno mejora como persona, es gracias a la ayuda divina, no al esfuerzo individual. Nosotros solos somos incapaces de alcanzar la salvación.

    Creo que la humanidad se ha ganado con honores el estatus de plasta de mierda que no soy yo quien se los da, si no la misma humanidad cuando escogió la muerte -es decir, el pecado- sobre la vida -es decir, Dios-.

    El mitraísmo no recuerdo que aportase algo útil a la humanidad, lo que si fue un avance relevante desde Persia fue el zoroastrianismo.

    Y el catarismo era en buena medida descendiente del cristianismo, pese a que lo mezclara con sus raíces gnósticas. Y en lo moral, el catarismo no era precisamente positivo por su negación total de la carne, convirtiendo a la travesía por este mundo en un tormento mayor del que ya es. No, yo pienso en disfrutar sanamente de los placeres de la vida, sin dejarme dominar por ellos. Y no, el catarismo no afirmaba que el pecado era de origen divino, en realidad lo atribuía a un demiurgo que había creado el mundo material.

    Yo no soy misántropo, solo soy un pesimista. Y creo que ese pesimismo está bien justificado. Solo basta con mirar a su alrededor, y ver que el Calígula que habita en todo hombre, incluyéndome, siempre estará allí.

    Sería interesante ver, porque usted keenan, cree que la humanidad puede salvarse por sí misma. Eso sería algo digno de ver.

  30. Comentario de JaviG (02/11/2014 18:32):

    Relájese, lo más probable es que Dios no exista.

  31. Comentario de Pablo Ortega (02/11/2014 19:22):

    Y eso usted lo dice basado en…

  32. Comentario de Gekokujo (02/11/2014 19:47):

    Pues es muy sencillo Don Pablo. Usted viene con un libro del que afirma es la palabra de Dios, esto es, la Biblia. Y yo voy y afirmo que si Dios es omnímodo, infalible y tal y tal, debería tener una experiencia empírica de esa perfección o algo parecido. Pero el problema no soy yo, que ya sé que soy un pobre pecador (y nacionalista joder) y por tanto incapaz de interpretar esa perfección. El problema es usted, que es un emisor tan pecador, imperfecto y ciego como yo. No puedo aceptar su palabra de que en ese libraco viene la verdad absoluta por una simple cuestión de lógica.

  33. Comentario de Newell (03/11/2014 00:21):

    “Relájese, lo más probable es que Dios no exista.”
    Y en caso de existir, puede que se trate de un Dios terrible con cabeza de elefante que castigue a los Pablos Ortegas del mundo a algún infierno hindú por haber idolatrado al falso dios antropomórfico judio.
    Con tantos diosecillos es difícil discernir cual es la mejor apuesta de Pascal.

  34. Comentario de Teodoredo (03/11/2014 10:00):

    Que Dios existe, tiene la pasta metida en GS y vota al PP, yo lo tengo clarísimo.

  35. Comentario de Eye (03/11/2014 23:38):

    «administrar a los enfermos una falsa cura que acelera su muerte, porque la única central eléctrica que queda en marcha funciona con un combustible muy especial… ¡los cadáveres de los fallecidos por el virus!»

    ¿La serie se molesta en explicar por qué cadáveres, y no fuentes de energía más abundantes y sencillas de obtener como madera o carbón? Es que es la idea más tonta que he leído en mucho tiempo.

  36. Comentario de Latro (04/11/2014 14:00):

    Eye, mas que de acuerdo. No sólo es una absoluta tonteria, es que aparte… me estas diciendo que tienes una plaga que ha matado a un porcentaje importantisimo de la población y tu modelo DE FUTURO es seguir matando peña? Uno pensaria que en esas circunstancias mas que faltarte energia para plantas eléctricas te faltan cositas como desde obreros a ingenieros, médicos, soldados y policias, campesinos… vamos, que se acaban de morir entre la mitad y el 90% de tu mano de obra, como para matar mas, gillipollas.

  37. Comentario de Joaquín (05/11/2014 22:46):

    Una lástima, tenía gran potencial. El episodio piloto fue fantástico. Pero yo no pude pasar del cuarto episodio. Santa paciencia la tuya.

  38. Comentario de Gekokujo (06/11/2014 01:30):

    #36 Joder, asín va Ejpaña, no teneis ni puñetera idea de economía. Si se muere el 90% de la población ¿a cuanto cotiza el cadáver fresco?

  39. Comentario de Latro (06/11/2014 10:28):

    ¿El cadáver fresco infectado de virus mortal? :P

  40. Comentario de Gekokujo (06/11/2014 15:31):

    Eso para el gerente o la incineradora no es relevante.

  41. Comentario de Runtutero (07/11/2014 21:48):

    A mi me ha parecido una versión yanqui del Barco. Sólo falta el chulopiscinas, aunque los oficiales pueden pasar por chulines. Yo la he visto todo y le daría un aceptable sino fuera porque no entiendo porque coño queman a los sobrevivientes para obtener energía.

Comentarios cerrados para esta entrada.