Breve historia de la Inquisición en España – Joseph Pérez

Me enteré de que le habían dado a Joseph Pérez el Premio Pre-Parado de Asturias, o algo, cuando estaba leyendo este libro. Y ya me jode, que ahora parece que lo reseñamos en LPD para forrarnos a visitas, hincharnos a referencias de google de gente que pasa de teclear “zoofilia MILF” y en su lugar pone “Joseph Pérez historiador España” (que por eso publicamos cosas como reseñas de libros de Historia, o Historia Sagrada: ¡dan un huevo de visitas! Nosotros siempre estamos deseando hablar de temas minoritarios, como Juego de Tronos, La Hermandad Campechana o ¿Quién quiere casarse con mi hijo?, pero ya ven).

La verdad es que me acerqué con poco entusiasmo al libro, sobre todo porque el tema, en principio, me interesaba poco (por deprimente). Pero, sin duda, estaba equivocado: el libro merece la pena. La historia, los hechos, son apasionantes, pero la narración también. Y además, breve. Ya estan tardando en leérselo. ¿Ustedes saben lo que se liga sacando la Inquisición como tema de debate, en plan flirteo?

Decía que el tema de la Inquisición es deprimente. Ser español es la hostia, que quede claro, señor Guardia Civil. Y esto lo digo aquí y en Twitter. Pero, siendo la hostia, la verdad es que por otro lado también da bastante grima. Miras nuestro lastimoso presente y te dan ganas de llorar. Luego miras al pasado… Y, vaya, comprendes por qué el presente es tan lastimoso.

Incluso la temporada “buena” está plagada de puntos oscuros. El Imperio, la conquista de América, la expansión del español, etc. Todo eso está muy bien. Pero luego te recuerdan que en España se produjeron dos expulsiones masivas, primero de judíos (1492) y luego de moriscos (1609). Y que poco antes de la expulsión de los judíos se creó un tribunal especial, la Santa Inquisición, destinado a purgar cualquier sombra de herejía, fueran estos judaizantes, protestantes, criptomusulmanes o gente que hacía apología del odio contra el PP en el Twitter de la época.

La Inquisición es una sombra ominosa que persigue a los españoles por lo mucho que duró (más de 350 años, hasta 1834 nada menos), lo mucho que mató y castigó, y por su repugnante cometido. Pero no sólo porque se convirtiese en parte sustancial de la Leyenda Negra española, y en un elemento recurrente para ilustrar el bestialismo y la intolerancia que, para muchos, nos son consustanciales (en particular, lo son en aquéllos que han hecho del bestialismo y la intolerancia el meollo de su programa político). Sino, sobre todo, por sus funestas consecuencias para el país. Económicas, derivadas de ambas expulsiones (entre 50.000 y 100.000 judíos y unos 300.000 moriscos), pero sobre todo sociales.

La mayoría de las investigaciones comenzaban por una denuncia anónima. Se aisla al acusado y no se le dice, durante semanas, de qué se le acusa. El acusado, como tal, es presunto culpable. Ha de demostrar su inocencia o confesar y arrepentirse. Si el tribunal adopta un veredicto de culpabilidad, según cuáles sean los cargos el castigo será más o menos grave. Por tirarse a la mujer del prójimo, una reprimenda. Por tirarse a una feligresa, si el acusado es un cura, una reprimenda menor. Por herejía, la hoguera, a menos que el hereje se arrepintiese a tiempo. En ese caso, podía salvarse de la hoguera, y sufrir “sólo” la muerte estrangulado.

Liberal, políticamente incorrecto y ORGULLOSO DE SER ESPAÑOL

Liberal, políticamente incorrecto y ORGULLOSO DE SER ESPAÑOL

Aparecía en casi todos los castigos, y era extraordinariamente popular, la humillación pública. El acto de reprobación social que constituían los autos de fe, siempre muy celebrados en toda España (también en Cataluña: cuando los catalanes se rebelan en 1640 y se convierten en súbditos del rey de Francia, lo primero que hacen es montar un auto de fe en honor del recién llegado virrey francés). Una parte consustancial a todo el sistema de la Inquisición, basado en humillar y postergar a los malos ciudadanos a favor de la masa informe, pero muy española.

La Inquisición envenenó durante siglos el espíritu público en España, dice Joseph Pérez. Creó una sociedad estructurada en la desconfianza, la delación, y la mediocridad. Anuló la discrepancia y el espíritu crítico. Sospechaba de los intelectuales y el conocimiento. Un sistema que aún hoy sigue teniendo muchísimo peso específico, siempre a vueltas con los buenos y malos españoles, las sospechas, el cotilleo y la maledicencia. La limpieza de sangre es el orgullo de los mediocres, de los mezquinos. La Inquisición les permite denunciar a cualquiera que destaque o que les moleste. Proliferan las denuncias (anónimas, por supuesto) por envidia o para medrar a costa del denunciado.

Lo curioso es que, en sus orígenes, el objetivo de la Inquisición es homologar España a los demás Estados europeos, que miraban por encima del hombro a castellanos y aragoneses porque lo tenían todo perdido de moros y judíos, un mestizaje y una tolerancia que demostraba, bien a las claras, que los españoles no eran gente de fiar y se pasaban la vida fornicando entre ellos, en sus harenes al estilo oriental.

El papa Pablo IV, elegido en mayo de 1555, no se mordía la lengua al hablar de los españoles; siempre se refería a ellos tildándoles de herejes, cismáticos malditos de Dios, semilla de judíos y de moros, la hez del mundo, y se lamentaba de la desgracia de Italia, que se veía obligada a servir a una nación tan abyecta (…) En Francia, en el siglo XVII, De Thou, cuando habla de la guerra de las Alpujarras de 1569, acusa a los españoles de haber sodomizado a los vencidos y, si actuaron así, es porque ellos mismos estaban corrompidos por su prolongado contacto con los moros (pág. 51).

Los Reyes Católicos, y en particular (dice Pérez) el rey Fernando, idean una Inquisición adaptada de la medieval, pero con una importante diferencia: serán los reyes, y no la Iglesia, los que ostenten el control absoluto de la institución. El objetivo es la limpieza espiritual: lograr la unidad religiosa a toda cosa, superando el “accidente” de Al Andalus y la importante minoría judía. Volver, en resumen, al año 711. Nombran al primer inquisidor, Torquemada, un psicópata obsesionado con purgar a los judaizantes que se cepilla a 2000 personas en apenas quince años que dura su mandato, con lo que sienta las bases de la enorme dureza que caracterizará a la Inquisición española durante mucho tiempo.

Tan dura es la Inquisición que a principios del siglo XVI apenas les quedan judaizantes por purgar. Pero entonces aparece la Reforma protestante, y la obsesión de los Austrias por mantener la unidad religiosa como mecanismo de unidad y control político. Se golpea cualquier forma de herejía, nuevamente, con dureza ejemplar. Luego se pasa a los moriscos, aunque aquí con menos entusiasmo. Paradójicamente, porque en este caso está tan claro que su conversión al cristianismo no es real que no son perjudiciales. Su cultura, sus costumbres y su lengua son tan alejadas de los buenos cristianos viejos que a los inquisidores les da lo mismo que pululen por ahí. El problema, con los moriscos, no es tanto religioso como político: son vistos cada vez más como una quinta columna; tener al enemigo en casa, dispuesto a rebelarse en la ocasión propicia. Hay alguna iniciativa menor por integrarles en el medio plazo, pero no prospera:

En 1580, las autoridades del Estado tienden a ver en los moriscos una especie de quinta columna, unos enemigos internos, dispuestos a aliarse con los turcos o con los protestantes del Béarn. ¿Cómo solucionar el problema? Se contemplan las soluciones más extravagantes: castrar a los moriscos, deportarlos a Terranova… La idea de expulsarlos va cobrando fuerza (pág. 49)

Los judíos, que se mezclan con la población cristiana, son los preocupantes (y lo mismo cabe decir de los incipientes focos protestantes, rápidamente extinguidos en sendas hogueras en Valladolid y Sevilla). Pero no lo son por lo que hagan, sino por lo que crean, importante matización que hace Pérez, que es lo único que preocupaba a la Inquisición. Haga usted lo que quiera, pero católico. Más o menos como ahora. Haz lo que quieras, mientras seas de los buenos.

Se une a lo anterior la necesidad, tan española, de justificar las razones de la existencia de la Inquisición, que perseguirá a quien haga falta, por los motivos que sean, con tal de autoperpetuarse (con notable éxito. Recuerden: 350 años). Muchos puestos de trabajo, bien remunerados y sin demasiadas obligaciones, dependían de ello.

Es la persecución a los protestantes, unida al poder que tiene España en europa y su papel como paladín del catolicismo, lo que pone la Inquisición en el punto de mira de la propaganda europea y convierte a este infame tribunal en una parte importante de la Leyenda Negra. Y no, por supuesto, cuando lo que se quemaban eran judaizantes o pseudomusulmanes, que eso siempre les pareció cojonudo.

¿Era cruel la Inquisición? Desde luego, era durísima, con unas 10.000 muertes en su haber a lo largo de su historia. También era habitual la tortura, con dos limitaciones: no se podía amputar el cuerpo del acusado, ni hacerle sangre (pero no crean que la cosa se resumía en leerles pasajes de la Biblia una y otra vez; las torturas eran horribles, como cabría esperar). Pero ni ejecuciones ni torturas eran más habituales, matiza Pérez, que en otros países europeos. Sobre todo, si comparamos con las cazas de brujas, tan populares en Europa en los siglos XVII y XVIII y totalmente marginales en España:

El proceso de Logroño, de 1609-1610, [se] recrea en la descripción de las escenas clásicas del aquelarre: se va a buscar al nuevo brujo, se le frotan las manos, el rostro, pecho, las partes pudendas y la planta de los pies con un agua verdosa y fétida, y luego se le hace volar por los aires hasta el lugar del aquelarre; allí aparece el demonio sentado en una especie de trono; tiene el aspecto de un hombre negro, con cuernos que iluminan la escena; el recién llegado reniega de la fe de Cristo, reconoce al demonio como Dios y señor y le adora besándole la mano izquierda, la boca, el pecho y las partes pudendas; el demonio se da la vuelta y muestra su trasero, que el brujo ha de besar también (…) Dos de los tres inquisidores locales creían en la veracidad de los fenómenos de brujería, a pesar del escepticismo de la Suprema [tribunal supremo de la Inquisición]. Ésta le pide al tercer inquisidor que le envíe un informe completo. Salazar aprovecha la ocasión para considerar el asunto en su conjunto. Sus conclusiones son las que cabría esperar de un jurista: los fenómenos de brujería no tienen ninguna consistencia, son historias inverosímiles y ridículas. Salazar termina con una observación que va aún más allá: cuando se empiezan a mencionar los asuntos de brujería en los libros o en los sermones, las denuncias se multiplican: conviene, por tanto, no darles ninguna publicidad. La brujería acabará por desaparecer, si se deja de hablar de ella (pág. 80).

Menos muertos y quizás menos tortura. ¿Significa todo eso que la Inquisición no fue tan horrible y los extranjeros nos tienen manía por las Eurocopas que ganamos y los récords de paro? En absoluto. Porque hay que insistir en ello: lo horrible de la Inquisición no fue (no sólo) su crueldad. Lo horrible fue que se trataba de una institución alimentada por el propio Estado; era parte de él. La Inquisición forjó a España. Y por eso, entre otras razones, España ha sido una mierda de país en la mayor parte de su historia. Por desgracia para todos los que vivimos aquí (salvo para los que viven, y muy bien, de que sea una mierda). Pérez saca a colación a Unamuno. La Inquisición no funcionaba movida por el celo religioso, decía Unamuno en 1918, sino por la envidia:

Esa terrible envidia hispánica, nacida de la incompetencia y de la vulgaridad. No podía admitirse que alguien se distinguiera de los demás y no pensara como ellos, que pensara de manera diferente al rebaño. No se podía tolerar la herejía, la opinión personal, el hecho de pensar por sí mismo; las circunstancias obligaban a atenerse a la ortodoxia, al dogma fundamental, a la opinión o, para ser más exactos, a la no opinión general, a la rutina, al sentido común, al no pensamiento (Unamuno, “La libertad a la fuerza”. Cit. en Pérez, pág. 128).


Compartir:

  1. Comentario de jose (29/05/2014 19:59):

    Te has dejado la pragmática de los gitanos de 1499. Es probablemente que a los judíos los envidiábamos por ser más listos, a los moros por tenerla más grande y a los gitanos por ambas cosas. Grande Unamuno.

  2. Comentario de JaviG (29/05/2014 21:30):

    La madre de Dios!!! Salen anuncios del Papa en Tierra Santa, en esta página. Ahora sí que os forráis!!

    Sobre el artículo, comentar que parece que las formas de la inquisición se han mantenido en este país (en la guerra se obraba parecido en las denuncias y era más por envidia y provecho propio que por otra cosa). Ahora no sé qué pasaría pero supongo que ese tipo de maldad, que tan bien ha florecido aquí, es en realidad consustancial al ser humano, no solo al español sino a todos.
    Los que han mandado en este país, tradicionalmente han preferido mandar borricos y claro, no es de extrañar que hagamos lo que hacemos.

  3. Comentario de keenan (29/05/2014 22:12):

    En la novela “El Hereje” de Delibes sale un auto de fé reproducido con mucho detalle. Espeluznante. No tanto por la muerte en la hoguera, sino por todo lo que la rodea. Ese gusto por lo macabro del pueblo de español lo podemos ver hoy en dia, debidamente dulcificado y camuflado, en las procesiones, los cristos vivientes y las corridas de toros.

  4. Comentario de Aarón Albors (29/05/2014 23:00):

    Triste Historia la nuestra desde la salida de los romanos.

    Supongo que la diferencia, entre la violencia de la Inquisición y la europea, es similar a sucedida en la guerra civil. Hubieron barbaries en ambos lados, sí, pero en un uno de ellos (creo) se cometieron de forma más sistematizada, de forma metódica e institucionalizada. Mientras que en el otro la mayoría (creo) eran focos de rabia descontralada por unas masas que prácticamente eran analfabetas.

    Quizás no sea el mejor paralelismo, no lo sé.

    P.D: Me ha encantado la referencia al actual clima de miedo y represión en Internet ejercido por Interior. ;)

  5. Comentario de Meollo (30/05/2014 08:37):

    10000 ejecuciones en 300 años, tampoco me parece una cifra desmesurada. Me salen 33 ejecuciones al año de nada.
    En Egipto, este año, llevan varios cientos de condenados a muerte, por el flamante gobierno secular.
    En Alemania se quemaron unas 20-70.000 adoradoras del diablo durante las cazas de brujas, en un periodo mucho menor.

    http://www.gendercide.org/case_witchhunts.html
    http://www.neoteo.com/la-caza-de-brujas-en-la-edad-media/

    Ahora voy a decir una burrada, que encima la digo porque se la oí un día a FJL: ¿De verdad fue tan perniciosa la expulsión de los moriscos? En el corto plazo, debió ser una ruina, pero no me quiero ni imaginar nuestros siglos XIX, XX y XXI con extra de musulmanes…

  6. Comentario de CusCus (30/05/2014 09:12):

    Guillermo, si ud liga hablando de la inquisición, ya puede ir preparando el látigo y las esposas.

  7. Comentario de Morcilla (30/05/2014 09:35):

    Un detalle más a favor de la diferenciación entre violencia metódica y violencia “explosiva”: la inquisición que mató más gente fué la calvinista.

    En poco tiempo, eso sí. Eficacia, joder, eficacia.

  8. Comentario de asertus (30/05/2014 10:01):

    Ya puestos a quejarnos de los herejes.., como Morcilla, para inquisición la de los países “civilizados”, donde tu vecino, hoy día, te denuncia anónimamente por sacar la basura antes de las 20h o por ver que tienes una botella de plástico en la bolsa del papel…, o si se te ocurre cruzar una calle por sitio no indicado a las 3 de la noche cuando no hay ni un coche…

    O las absurdas gemeentelijke administratieve sancties que te caen en Flandes por cualquier arbitrariedad que se le ocurra al funcionario del ayuntamiento de turno…

    Saludos

  9. Comentario de Mauricio (30/05/2014 12:06):

    Y ya puestos a contextualizar; Inglaterra, Francia y Austria expulsaron a sus judíos bastante antes que España. En 1290, 1182 (la primera) y 1420 respectivamente. Y posteriormente de sitios tan progresistas como Baviera.

    No es que los moriscos fueran percibidos como un riesgo por los peperos paranoicos de la época, es que se rebelaron unos 30 años antes, en una guerra cruenta, que acabo con su expulsión de Granada a…Castilla. Como mínimo, es un antecedente preocupante a tener en cuenta.

    Destacar que la inquisición fue un instrumento político de los RRCC, y una muestra más de su política de supeditación de los intereses de la iglesia a los del reino.

    Estremecedores testimonios, especialmente el del muy neutral Pablo IV, enemigo acérrimo del Imperio y de la presencia española en Italia, y por supuesto el de Thou que es…¿Quién coño es ese?

    Finalmente, señalar que gracias al inquisición España no sufrió las guerras de religión que devastaron el resto de Europa durante prácticamente 100 años.

  10. Comentario de Latro (30/05/2014 12:15):

    “Finalmente, señalar que gracias al inquisición España no sufrió las guerras de religión que devastaron el resto de Europa durante prácticamente 100 años.”

    Cojonudo. No, si al final vamos a tener que dar las gracias. Eso va a ser asi como la paz de Franco, ¿no? Menos mal que tuvimos paz. Y atraso, y caciquismo, y violencia institucional para que los de siempre siguiesen dando por el culo, pero oye, paz.

  11. Comentario de Latro (30/05/2014 12:25):

    Lo de la percepción de España y sus gentes por parte del papa para mi es nuevo. ¿Eso tiene mas documentación? ¿Eran opiniones mas o menos generalizadas? Porque eso explicaria muchas cosas. El tradicional y virulento nacionalcatolicismo como un permanente sentimiento de inferioridad o culpa a lavar, tanto como para mantenerlo cuando los demás ya pasan del asunto…

  12. Comentario de emigrante (30/05/2014 12:27):

    A mí me parece que lo más perjudicial del Santo Oficio que nos dejó en herencia fue consecuencia del Índice y toda la censura. Consiguió que la gente estuviera orgullosa de su analfabetismo, que la Ilustración pasara de largo y que no haya ni un filósofo ni científico español de renombre internacional desde Averroes. La censura era tan eficaz que las noticias de la revolución francesa llegaron con años de retraso. Qué clase de revolución industrial se podía esperar de un país que carecía de científicos e ingenieros y tenía una clase trabajadora analfabeta?

  13. Comentario de mictter (30/05/2014 12:54):

    @Latro #11
    Tengo entendido que en la mayor parte de guerras en Italia entre Francia y la Corona de Aragón primero, y Francia y España después, el papado solía ser aliado de los franceses, y de los turcos llegado el caso. El tablero de ajedrez de reinos, principados y ciudades-estado solía ser más importante que la religión.
    A partir de eso, no se puede esperar que la propaganda de un bando sea muy favorable a los enemigos…

    Una de mis ucronías favoritas es que la corona española no se hubiera erigido en defensora de la fe católica en Alemania, dejando las manos libres al rey para montarse un Enrique VIII, fundir la iglesia nacional con el estado y quedarse con las propiedades. Creo que habría ido más en línea con los intereses del reino de España que con los de los Habsburgo en el Sacro Imperio.

  14. Comentario de JoJo (30/05/2014 13:02):

    La expulsión de los moriscos se debe a varios factores, entre otros, que ayudaban a los piratas berberiscos en sus incursiones en tierra y que su tasa de natalidad era más alta, en parte, por la mejor alimentación e higiene respecto a los sucios y hambrientos cristianos viejos y, en parte, porque no había célibes entre ellos, todo el mundo se casaba y tenía hijos. Entre los cristianos viejos, por contra, era muy común entrar en una orden religiosa para poder llevar una vida más tranquila que la de los laicos y poder comer cada día, claro. Y hablando de tomar el hábito…

    #12 Completamente de acuerdo. Joaquín Costa recogía en una de sus obras unos comentarios de Darwin sobre el atraso social e intelectual de España. Aparte de la inexistente educación, aquél que destacaba solía tener tres salidas: el exilio, la persecución (cárcel o ejecución en el peor de los casos) o tomar los hábitos para que le dejaran en paz. En este último caso, la persona no tenía descendencia con lo que se perpetuaba el ciclo de pobreza, analfabetismo y mediocridad social.

  15. Comentario de CusCus (30/05/2014 13:07):

    Piensa @Latro, que el poder del Rey de España podía hacer sombra al del Papa. No sólo por ser este (en distintos momentos) soberano de Nápoles (ie, el vecino del Papa, muy poderoso vecino, por cierto), sino de medio mundo conocido.

    Le podía montar una importante de desearlo y el Papa hubiera tenido dudas de su capacidad de movilizar a gente suficiente para ganar.

  16. Comentario de Latro (30/05/2014 13:18):

    A ver, que eso lo tengo presente, mas que presente. Al Papa mucha gracia no debia hacerle una España que llegaba a repartir hostias y a quedarse con todo, incluyendo lo suyo, que en aquellas épocas el buenrollismo a lo papa Francisco no se llevaba y era mas en plan que lo espiritual muy bien pero estas tierras y sus riquezas son mias.

    Lo que me pregunto es si tal sarta de insultos, aparte de venir por lo que vienen, reflejaban prejuicios comunes a su época, que explicarian tanto el desprecio europeo por España (aunado a la envida y resentimiento en la época imperial, luego ya en plan miralos como se muestran como lo que son …), como la insistencia por parte de España a ser mas católicos que el Papa, a siempre meterse en todo fregado por la defensa de la fe, etc. Vamos, explicaria muchas cosas. Añadiría al factor “creación de la unidad nacional” el factor “usted a mi no me dice moro a mi cara”…

  17. Comentario de Lluís (30/05/2014 15:38):

    Mauricio,

    España si sufrió las guerras de religión. No en su propio suelo, es verdad, pero fue parte activa en las mismas. Supongo que, ya puestos, es mejor ir a liarla a Europa Central, pero el problema es que entonces, igual que ahora, las guerras eran costosas, en hombres y dinero. Castilla quedó totalmente arruinada durante el siglo XVII, y muchos hombres que habrían podido aportar algo al país trabajando, fueron a guerras en el extranjero.

    Sobre los moriscos, decir también que las autoridades castallanas no cumplieron los pactos que habían firmado en la capitulación de Granada, y se empecinaron en introducir el catolicismo a la fuerza. Es normal que se rebelaran. Eso, sin contar que los moros esos eran más españoles que Isabel la Católica, Carlos V o Felipe II.

    Y el totalitarismo intelectual que propició la Inquisición tampoco ayudó demasiado al desarrollo del país. Cualquiera que empezara a leer textos extranjeros (incluso “paganos”), que empezara a hacer cosas raras en el taller de su casa, no fuese muy diligente a la hora de acudir a misa y su vecino se la tuviese jurada por algún motivo, podía tener serios problemas. De ahí que mejor no “significarse” demasiado.

  18. Comentario de teresa (30/05/2014 18:24):

    Había leído “100.000 judíos y unos 300.000 ‘músicos'”

    XDDD

  19. Comentario de Quebec (31/05/2014 16:08):

    El contexto de la Inquisición es claramente el de la transición de un estado medieval a un estado moderno, con la afirmación del poder monárquico. Este proceso requería una homogeneización de la población que explica tanto la expulsión de los Judíos, seguramente nefasta para España, como la de los Moriscos en el reinado de Felipe III. La condición de España (Tanto la España de hoy como otros territorios de la monarquía hispánica que incluian igual todo el sur de Italia) como marca fronteriza con ciudades vasallas del Turco durante siglos y con continuas actividades de piratería, especialmente los organizados con apoyo turco hasta bien entrado el siglo XVI, no debe olvidarse tampoco, además de las rebeliones que menciona Mauricio de las comunidades moriscas y el peligro de que estas actuasen como quintacolumnas (Incluso, la tradición, tintada de un antisemitismo muy comun en toda la europa de la época, decía que fueron los traidores judios los que permitieron las invasiones mahometanas). Y es que tal condición no existía en Francia, ni en Inglaterra, ni en los Paises Bajos, paises con otras circunstancias diferentes. La formación de la España medieval en lo que llamamos Reconquista es la de un estado militante. La alianza del poder religioso con el poder político quedó clara en época de los Reyes Católicos. Era una institución capaz de ejercer la censura en publicaciones que resultasen incómodas al poder.

  20. Comentario de José (31/05/2014 23:12):

    Jose, comentario número 1: impagable, gracias, no se puede ser más sucinto y más gracioso. ¡Ole! Hasta cuándo este olvido perenne de los gitanos. En estados Unidos los negros tuvieron que prender fuego a las ciudades durante una década para que el Estado asumiera, sólo formalmente, la defensa de algo tan esencial como los derechos civiles para todos por igual. Aquí en la escuela se enseña la expulsión de judíos y moriscos, pero ni una palabra de los 5 siglos de pragmáticas y leyes (desde la Pragmática de Medina del Campo de 1499, pasando por la prisión general de 1849, hasta el manual de la Guardia Civil vigente hasta 1984) ora de expulsión, ora de exterminio, y en los mejores casos de criminalización, segregación y discriminación institucionalizada de los gitanos españoles.

  21. Comentario de José (31/05/2014 23:27):

    Hay un momento muy importante en esta historia que se está obviando, y es el suceso del saco de Roma de 1527. Las tropas imperiales de carlos I aniquilan a una liga del Papado, Francia, Venecia… y saquean Roma (aunque sin conocimiento del emperador, que ordena borrar el suceso de las crónicas reales y los libros de historia, literalmente) en una orgía de sangre que horroriza a toda Europa. Desde entonces el Papa, entonces clemente nosécuantos, no hará nada que pueda disgustar a Carlos, incluido negarle una simple anulación matrimonial a un rey que amenaza con un cisma en Inglaterra. A mediados del XVI el imperio daba auténtico miedo, igual que ahora éste.

  22. Comentario de José (31/05/2014 23:39):

    Num,5, sí, una burrada total que ignora la impresionante variedad que preside la existencia de más de 1200 millones de musulmanes. La fobia a lo islámico es parte de la construcción de la identidad nacional española (Pelayo, Santiago Matamoros, el Cid, Isabel la Católica…) y no me extraña que FJL la profese. Pero parece que ni él ni tú habéis conocido a musulmanes de los Balcanes, por poner sólo un ejemplo. Vuestro desconocimiento del islam y de los musulmanes resulta extraordinariamente perturbador.

  23. Comentario de galaico67 (31/05/2014 23:40):

    La verdad que es un poco cansino tener que flagelarse, vestirse con tela basta y cubrirse la cabeza de ceniza por tener la primera brigada politico-social de Europa y que la pobre institución cargue con el sambenito de causa del atraso español. Sobre todo por el percal que nos rodea.
    Los ingleses anglicanos robando y ejecutando a los católicos ingleses, luego robando y ejecutando a los católícos irlandeses y luego robando y ejecutando a su gente para apropiarse del comun. No problemo. Nobody expects to the spanish inquisition.
    Los franceses teniendo unas guerras de religión mu majas, sin cuartel, sin prisioneros y organizando una matanza épica una noche – y una semanita más o menos luego- de verano. Luego se reparten yoyas sin conocimiento, hacen una paz armada y finalmente, llega el rey absoluto, se cisca en los tratados y manda unas columnas moviles para putear hasta el infinito y más allá a los protestantes que quedaban. Sin matarlos ni ná – si no se resistian mucho o si la soldadesca no estaba muy pasada de vino- pero a joderles todo-todo lo que se pudiera joder, hasta que tomaron el caminito de Luteranoland o se hicieron más papistas que el Papa. Aparte de mantener unos castigos corporales que convertian los autos de fe en una fiesta de jardín de infancia.
    Germania ¿Que contar de la Germania? Tierra de nobles brutos, donde quemar y ahorcar por brujería, por ser del bando equivocado, por rencor y por envidia – si, tambien tenían de eso era una tradición de toda la vida. Tuvieron que darse un baño de sangre apocaliptico para llegar a la conclusión de que la mejor solución era la española: si tu Principe era protestante, tu protestante o agarra los bártulos y te mueves al Principado católico más cercano…
    ¿Para que seguir? Eran tiempos complicados pero con soluciones sencillas y un poco cortoplacistas ( ante la duda los ejecutamos y ya dioxxx los acogera si tenían razón) en todas partes, así que asignarle la culpa lo que pasa de este porco país a unos burócratas del siglo XVI me parece exagerada.
    Si yo apostara por un momento para que esto llegara a ser como es, votaría por la Reconquista. España y los españoles se acostumbraron a medrar a punta de espada y a trabajar lo justito y se creó la casta que ahora nos mangonea cuando los musulmanes no fueron capaces de parar a las hordas de barbaros del norte. Luego tuvimos la desgracia de encontrarnos un continente por ahi perdido y a robar a saco, ayudados por tener la mejor máquina militar del momento. Y , para mayor desgracia, nos perdimos todas y cada una de las oportunidades de hacer un aclarado de nobles y señores de la iglesia, con lo que en este país todo quedó atado y bien atado. Hubo momentos tensos entre 1630 y 1670 – Portugal, Cataluña, Andalucía- para rematar con los Borbones y la suerte de salvar el Imperio y retener a los que no debiamos ( que ahora hablarían un francés de puta madre) por los pelos, pero a partir de ahí la inquisición ya era la salvaguarda del poder – del rey y de la Iglesia- con la excusa de la religión. Vamos, el KGB, avanzados que eramos.
    Por cierto, el Papa ese que tan mal ponía a nuestros ancestros, por los años y su edad, quizá fuera de los que tuvo que salir por patas durante el saco de Roma, con la sotana bien arremangada. Y, a lo mejor, puede que no fuera lo suficientemente rápido y aunque salvara la vida perdiera la hacienda y la honra, porque un español, puesto a la faena – robar, emborracharse y tirarle a todo- quizá no reparara en lo que había debajo de las faldas …de todos modos, creo que las visitas del turco, excursión por Malta incluida, le hiceron recapacitar en un plazo no muy largo.

    Vamos , que no es que seamos más hijoputas que la media, solo que eramos avanzados a nuestro tiempo y, además, dejamos constancia por escrito.

  24. Comentario de galaico67 (31/05/2014 23:46):

    Y, por último y no menos importante, Guillermo, si hay que hablar de todo, se habla de todo: no te guardes donde ejecutaron y quemaron al último hereje….

  25. Comentario de InVino(Veritas) (02/06/2014 00:08):

    El autentico legado de la inquisicion no son solo sus 10.000 muertos, en terminos generales la inquisicion no mato demasiado. Su autentico legado es que España supero el 50% de poblacion alfabetizada bien entrado el siglo XX. mientras Francia, Inglaterra o Alemania lograron superar ese porcentaje en las ultimas decadas del siglo XVII. Durante el siglo XIX mientras Francia intentaba bajar el analfabetismo por debajo del 20% en España ni siquiera alcanzabamos un triste 20% de gente que supiera leer y escribir. Ese fue su gran legado, del cual, todavia hoy, pagamos las consecuencias.

  26. Comentario de galaico67 (02/06/2014 00:35):

    Pero en el XIX ya hablamos de una Francia que le había cortado la cabeza a un rey, liquidado a la mitad o más de la nobleza y el alto/medio clero y promocionado por la vía militar a miles de pelanas…la revoluicón de 1789 algo tendría que ver.
    Tampoco podemos olvidar que desde 1714 reinaron un frnacés y una italiana, si no se cargaron la inquisición es porque le era útil a una parte de la sociedad española del momento. Sin ir más lejos, la inquisición fué a por el primer “ministro de Hacienda” que quiso meter a la Iglesia en la contabilidad y suavizar a su brazo militar.
    La Inquisición fue un arma, y se usó para mantener el orden requerido. Que fuera la causante del analfabetismo en España por mantener el indice de libros prohibidos es un poco excesivo. Podían aprender a leer con la Biblia, pero no interesaba a nivel de base.

  27. Comentario de Meollo (02/06/2014 08:14):

    Don José,los musulmanes han tenido problemas de convivencia, en el pasado reciente, con otras religiones o pueblos, sea responsabilidad suya o de los que se les enfrentan, que tampoco estamos a estas alturas para cuentos de buenos y malos, en Indonesia, Filipinas, Malasia, Tailandia, China, India, Pakistan, Rusia, Cáucaso, Egipto, Níger, Chad, Sudán…Lo difícil es citar países donde no los hayan tenido, quizá en repúblicas ex-soviéticas.
    En los Balcanes no sé si estudiar la convivencia ejemplar en Sarajevo, en Mostar, en Mitrovica, o en la región de Polog.
    Me parece bastante iluso negar la probable existencia de conflictos, en caso de haber tenido una minoría musulmana en la península ibérica.

  28. Comentario de Morcilla (02/06/2014 08:59):

    Un detalle: en el saco de Roma la inmensa mayoría de las tropas eran alemanas no españolas. Y creo que con muchos, muchos protestantes. Creo que fué antes de que empezasen las guerras de religión en Flandes y Paises Bajos.

    Lo de que Karl no se enteró… parece bastante inteligente dejar a tus tropas protestantes dar un escarmiento a un Papa que te está tocando los cojones. “Huy, huy, huy… como se han pasado estos brutos… si yo sólo les dije que conquistasen Roma y se portaran como caballeros. Claro, Santidad, como son protestantes…¿Verdad que no nos vamos a hacer MÁS daño?”

    Un pequeño contingente de católicos entre una masa de reformados deseando meter fuego a la Babilonia papista no detendría el saqueo. Como mucho pillarian un convento o iglesia como cuartel con la excusa de salvarlo de la destrucción y a disfrutar.

  29. Comentario de Latro (02/06/2014 10:33):

    galaico, no es que seamos mas hijoputas que la media. Lo que pasa es que si partimos mas o menos de las mismas bases en la edad media, la historia de España es la de ver perder siempre a cualquier tipo de cambio reformista. La diferencia es que si en otros lados poco a poco y con mucho problema se fueron sacudiendo cosas de encima, aqui por nuestros huevos que nos las quedamos hasta que no queda mas remedio.

    Evidentemente ninguno de esos paises avanzó sin problemas a un futuro mas progresista y abierto de mente, ni de coña, pero si por ahi la “lucha” terminó con unas ideas nuevas de como debia ser la sociedad, aqui siempre gano el mantenerlo todo igual hasta que de nos cae encima y hay que “renovarse” copiando mal y por encima la “modernidad” de otros.

    O sea, el problema no es que nosotros tuviesemos Inquisición y ellos no; el problema es que aqui nos la quedamos.

  30. Comentario de galaico67 (02/06/2014 11:18):

    Latro, el problema no es de la Inquisición, sino de los que mueven los hilos.
    Y no todos partimos de la misma base en la Edad Media. Aqui llevabamos cientos de años guerreando/exprimiendo al “moro” (lease hispano-romano convertido hace unos cientos de años) como forma de vida. Hay anecdotas muy ilustrativas sobre las razzias cristianas sobre el Sur, con participaciones de acuerdo al armamento que aportabas y contingentes de entre dos y cientos de individuos. Una de mis preferidas es sobre una “compañía” segoviana o avilense, que se bajó más de una docena de veces siguiendo la misma ruta, como si fuera un bolo de orquesta veraniega y en la última, de tanto repetir, al final los alcanzaron. Y de tan sobrados que estaban, antes que perder el botín les hicieron frente. Como resultado el cuerpo del obispo lo tuvieorn que enterrar sin cabeza. Vamos, que llevamos el latrocinio de serie desde hace muchos años.
    Mientras, todos esos paises que comenta, se tuvieron que dedicar al comercio y a explotar sus recursos, tuvieron unas cuantas guerras sociales, cambiaron de dinastías y, en resumen, renovaron estructuras. Aquí hay familias que llevan en el machito desde las Navas de Tolosa. Quiza nuestra última oportunidad fue la revuelta de las Comunidades, pero rodaron cienes de cabezas por ello y Austria rules.

  31. Comentario de galaico67 (02/06/2014 11:20):

    Morcilla, tanto como “inmensa minoria”…
    http://blogs.ua.es/lostercios/2010/12/28/saqueo-de-roma-influencia-luterana-de-los-tercios-de-carlos-v/

    “En La Lozana andaluza de Francisco Delicado se describe así este saqueo: “…sucedió en Roma que entraron y nos castigaron y atormentaron y saquearon catorce mil teutónicos bárbaros, siete mil españoles sin armas, sin zapatos, con hambre y sed; italianos mil quinientos, napolitanos reamistas dos mil, todos estos infantes, hombres de armas seiscientos, estandartes de jinetes treinta y cinco, y más los gastadores que casi fueron todos, que si del todo no es destruida Roma es por el devoto femenino sexu y por las limosnas y el refugio que a los peregrinos se hacían agora”.

    Además,cuando los hispanos se ponen en modo saqueo/farra ON, cunden mucho…por lo menos los de aquellos años

  32. Comentario de emigrante (02/06/2014 11:25):

    #26 Galaico, la Biblia no se podía leer porque estaba en latín. A Fray Luis de León lo metió la Inquisición en la cárcel por hacer una traducción, lo sacaron después de comprobar que no había cometido errores. Esa fue la única versión en castellano de la Biblia católica hasta el Concilio Vaticano II. Los protestantes tenían la versión de Reina Valera desde el siglo XVII, claro que protestantes de habla hispana a lo largo de la historia se cuentan con los dedos de la mano.

    Los testigos de Gehová o los mormones que te dan la tabarra de vez en cuando se despiden siempre insistiendo en que leas la Biblia (aunque sea católica). Esa recomendación jamás se la he oído a ningún cura católico. Como mucho recomiendan obras de santos, S. Ignacio, Sta. Teresa o S. Josemaría, es decir, manuales de adoctrinamiento.

    Me llama la atención que desde el principio la Inquisición española no encontrase un Galileo, un Copérnico o un Descartes que llevarse a la boca. Lo que me inclina a pensar que la ausencia de científicos no se debe solo al Santo Oficio sino que debe haber algo más. No creo que los españoles seamos más tontos en ciencias que otros países católicos de nuestro entorno. Quizá se deba al sistema educativo, Felipe II, por ejemplo, prohibió que los estudiantes universitarios viajaran al extranjero. Quizá sea la economía con el oro de América no había necesidad de hacer cosas (como dice Mariano) para venderlas y conseguir metálico, sin industria no hay burguesía educada ni avances en ciencia y tecnología.

  33. Comentario de galaico67 (02/06/2014 11:50):

    Hombre, emigrante, leer en latín, en los soportales de la iglesia, tambien es leer, foneticamente para el castellano sirve y no hace falta entenderlo todo para adentrarse en ese msiterio. Aunque si tiene razón. Me fui a ello porque uan d elas misiones de los parrocos era desasnar a los niños, siempre que estos no fueran necesarios para otra cosa. Y lo eran, la mayoría, desde que empezaban a andar.
    Si le vamos a echar la culpa a la Inquisición, antes tendriamos que echarsela a la jerarquía católica española de esos siglos, muy preocupada por las consecuencias que para los bienes de la Iglesia habían tenido las reformas anglicana, luterana y calvinista. Su poder terrenal se fue a tomar viento.

  34. Comentario de Mauricio (02/06/2014 13:35):

    Latro,

    La tan denostada paz…excepto en Euskadi, claro. Usted, que no las sufrió, valora en poco haberse salvado de las guerras de religión que arrasaron Europa. Habría que preguntarles a sus coetáneos.

    Culpar a la inquisición del caciquismo tiene tanta base como culparla del bipartidismo actual.

    Los papas en aquella época eran italianos, y la península estaba mayormente en manos españolas por lo que tanto los papas, como los estados italianos que seguían libres, nos tenían más que tirria. La leyenda negra de hecho nace en Italia. Si seleccionamos lo que se dice hoy en día sobre USA podríamos pensar que los yanquis son unos palurdos ignorantes y no el país con más premios Nobel.

    Emigrante,

    ¿Es capaz de citarme un país cuya población obrera a finales del XVIII no fuera analfabeta?

    España en ningún caso carecía ni de científicos, ni de ingenieros, ni de personal cualificado, imprescindibles para mantener un imperio como el español. La inquisición es una buena muestra de ello.

    Lluis,

    Efectivamente, el problema de España fue que se despobló y arruino, y eso hubiera pasado con o sin inquisición. Como indica Galaico, la reconquista forjo una mentalidad terrateniente, que se prolongó con la conquista de América.

    Esos problemas se tenían en toda Europa.

    InVino,

    El analfabetismo no tiene nada que ver con la inquisición que no tenía entre sus cometidos evitar que la gente aprendiese a leer o escribir.
    Sería tan amble de indicar de dónde saca esos datos.

  35. Comentario de Latro (02/06/2014 14:13):

    Yo lo que valoro en poco es que para salvarnos de unas guerras nos comamos la version cutre de la Gestapo. Si para que no me duela la cabeza tengo que cortarmela es que soy un poco anormal.

    Mérito tendria que hubiesemos tenido libertad de conciencia Y no haber tenido guerras de religión; eso si seria para sacar méritos frente a los del norte.

  36. Comentario de InVino(Veritas) (02/06/2014 15:51):

    Sobre la evolución del analfabetismo en España Antonio Viñao publico un articulo excelente (La alfabetizacion en España), en el que detalla bastante bien nuestras desventuras para alcanzar unos niveles presentables de educación pública a mediados del siglo XX, cuando otros países de nuestro entorno lo habían logrado con unos cuantos siglos de antelación. Tal diferencia, por cierto, se produce a partir del siglo XVII, porque hasta la reforma protestante en el XVI la situación era bastante parecida en todas partes. Es verdad que existe una correlación muy fuerte entre alfabetización temprana y protestantismo (básicamente porque la biblia se traduce al vernáculo y se pone mucho énfasis en la lectura personal de la biblia) pero dentro de los países católicos existen también bastante notables: los números de Francia o Austria no son comparables a los de España o Portugal. Yo no creo que sea en absoluto disparatado pensar que la existencia en estas dos naciones de una policía política del pensamiento tuvo que ver (y mucho) con el declive tanto de la instrucción popular como del pensamiento académico.

    A la carcundia, incluso la ilustrada, le cuesta pensar que las actividades de la Santa Iglesia fueran responsables del atraso científico y humanístico del país. Tanto que incluso prefirieron atribuirlo a alguna condición genética de los hispanos (ahí están Unamuno y Menendez Pelayo para decirlo), explicación que incluso hoy es bastante frecuente en la mentalidad popular. Pero la historia es tozuda: antes de que la inquisición abandonase a los judios para centrarse en los herejes, las Escuelas de Salamanca y de Coimbra eran sitios a la cabeza del pensamiento europeo (Vitoria, Suarez, Mariana). Despues de eso: el desierto. Es casualidad que la Contrarreforma y la Inquisicion coincidan en el tiempo con nuestros años de páramo intelectual? Pues a mi me cuesta creerlo, francamente.

  37. Comentario de Lluís (02/06/2014 16:03):

    Mauricio,

    Otros países de Europa, en su momento, se despoblaron y arruinaron. Muchas zonas de Alemania, al final de la Guerra de los 30 Años, no estaban excesivamente bien. He ahí, también, una aportación de las religiones (todas en general) al desarrollo y al bienestar de la humanidad, aunque eso sea otra historia.

    En lo que si que tuvo éxito la Inquisición fue en convertir España en un páramo intelectual. Durante los siglos XVII y XVIII, la aportación española en los campos de la ciencia, la técnica o el pensamiento fue marginal, tanto en términos absolutos como en proporción al tamaño e importancia del país. Uno repasa los nombres de esas épocas en diversos campos y muy pocos son españoles.

    Vd. dice que España no carecía de personal para mantener un imperio. Quizá olvida que fue el primer “gran imperio” colonial en caer, entre otras cosas porque España era incapaz de aportar nada a las colonias, ni siquiera una administración competente. Porque para llegar a un sitio, masacrar a los que se oponen a tu llegada, esclavizar al resto y construir una iglesia, un palacio para el obispo y otro para el gobernador, no hace falta ser una lumbrera.

  38. Comentario de galaico67 (02/06/2014 17:34):

    “Es casualidad que la Contrarreforma y la Inquisicion coincidan en el tiempo con nuestros años de páramo intelectual?”

    Es que no son fenomenos comparables. La Contrarreforma fue un cambio cultural y económico de un calado bestial, la inquisición fue el martillo con el que se tuvo todo atado y bien atado, no fué un ente independiente. No decidió ir a por la gente de Coimbra o a Salamanca porque un día se levantó con el cuerpo gentil, fué a Coimbra o a Salamanca para evitar que se cuestionara el poder Real, para evitar que se acabara cuestionando el poder eclesiastico, para, en resumen, mantener el antiguo orden en un país donde la gente mantenía las viejas formas porque, al final, funcionaba. Solo que en esta época la técnica corría a mayor velocidad que la cabezonería y acabo superando al sostenella y no enmendalla que había funcionado los últimos 500 años.
    ¿Que hubo sicópatas, sociopatas y criminales de todos los pelajes metidos en esa pomada? Sin duda, como en todas las organizaciones dedicadas a reprimir a una sociedad, pero en este caso, la religión era una excusa.
    El motivo real fué el mantenimiento de un pacto tácito entre los tres estamentos con poder de la sociedad del momento: rey, nobleza e Iglesia. Solo hay que echarle un vistazo al resto de Europa en ese periodo. El rey y a nobleza de Inglaterra se habían repartido todas las propiedades de la Iglesia nacional. Los principados centroeuropeos ya sabían como se las gastaban los herejes, después de las guerras husitas, necesitaban pasta y no estaban para dejarle diezmos, propiedades y el control de todo ello vía elección de obispos a unos señores italianos y los franceses vivían una rebelión abierta contra el poder y la persona del rey. Y todo ello basado en el nuevo concepto del mundo que, por fin, encontró un brazo armado lo suficientemente poderoso para resistir a la espada de dioxxx. Pues si yo vivo como siempre, me entran riquezas a paladas de un mundo por explotar y mi famiglía tiene más posibles que nunca, armo el discurso, me fijo un objetivo – la defensa de la verdadera religión contra todo y contra todos- y creo un sistema para dejarlo todo atado y bien atado.
    Sistema que no se abandonó cuando ya la defensa de la verdadera fé dejó de ser lo primordial de este país, después de la paz de los Pirineos. Manteniendo las reservas intelectuales suficientes es como el etarrismo actual. Una vez acabada la ETA como amenaza a vidas y haciendas, se mantiene la caracterización de los disidentes y el aparato legal represor, e incluso, se piensa en ampliarlo.

  39. Comentario de galaico67 (02/06/2014 17:40):

    “Vd. dice que España no carecía de personal para mantener un imperio. Quizá olvida que fue el primer “gran imperio” colonial en caer, entre otras cosas porque España era incapaz de aportar nada a las colonias, ni siquiera una administración competente. Porque para llegar a un sitio, masacrar a los que se oponen a tu llegada, esclavizar al resto y construir una iglesia, un palacio para el obispo y otro para el gobernador, no hace falta ser una lumbrera.”

    Entre 1500 y 1760, America fué lo que los españoles quisieron que fuera. Para una ¿potencia? de 8 o 10 millones de habitantes dedicada a repartir estopa por todo el orbe, 250 años de imperio, no parece moco de pavo. Eso si, demostraron que seguían en la Edad Media al despreocuparse de la autentica joya a medio plazo: Norteamerica. Su mentalidad no era la de poner a producir nada, sino la de aprovecharse de lo que producian otros.Y, por lo que se ve, reacios a pasar frio.

  40. Comentario de galaico67 (02/06/2014 17:48):

    Y eso que necesitaban buena madera, que en Europa le hacían el vacio todos los suministradores y la madera española sufría de dos defectos: escasez de buenos robles para forro y cuadernas y escasez de buenos arboles “largos” para quillas y palos. Todo lo bueno se había quedado en tierra de herejes.

  41. Comentario de Mauricio (02/06/2014 18:04):

    In vino

    Muy interesante el artículo. El autor señala que no es posible conocer, sino deducir, el grado de alfabetización hasta el siglo XIX. No he encontrado ningún párrafo donde diga que Francia, Inglaterra o Alemania lograron superar el 50% de alfabetización en las últimas décadas del siglo XVII.

    Hace referencia básicamente al S.XIX, cuando ya no existía la inquisición. De hecho desde mediados del XVIII la inquisición era en esencia una agencia de censura. Más preocupada por la política o la religión, que por el progreso científico. En cualquier caso, no se dedicaba a perseguir la alfabetización del pueblo.

    El propio Viñao señala que durante el periodo álgido de la inquisición España estaba mejor que los países del norte o centro de Europa. Claro que también pone a Francia en el grupo de los países del norte o protestantes, como a Suiza. Y se olvida de los muy católicos flamencos y valones que la última vez que mire el mapa estaban en el norte.

    Tampoco España era el erial intelectual que usted pretende o lo es tanto como ahora. España en el S.XVIII seguía siendo una potencia y mantenía un imperio colosal para lo que disponía de una notable legión de juristas, contadores, funcionarios, marinos, etc y siempre mantuvo una elite ilustrada auqnue no diese ningún científico de renombre internacional.

    María Zambrano escribió “los españoles tienen historia a pesar suyo; no la viven, no se entregan a ella con la consecuente docilidad del europeo y especialmente del francés (…) profundamente dócil a su historia, bajo la cual vive maravillado (…) (los españoles) no se doblegan a la historia… entienden la historia como sombra, como culpa solamente…”

    Lluis,

    Pregúntese cómo es posible que en más de tres siglos de dominio no se produjesen revueltas, a pesar que éramos una minoría y que fueron estos últimos los que se rebelaron contra la metrópoli originando una guerra civil. En concreto, fueron 27.787 en 500 años.

    Los que mataron a mansalva y les dieron la patada más rápido que pronto fue a los protestantes ingleses, en el norte.

  42. Comentario de InVino(Veritas) (02/06/2014 19:14):

    Muy loable, Mauricio, su insistencia por ir acudir a las fuentes. Le recomiendo hacer lo mismo con aquellas ideas que se ajustan a su cosmovision particular, seguro que se llevaria alguna sorpresa. En cualquier caso, algunos datos sobre el analfabetismo en Europa puede encontrarlos aqui:

    http://www.cuentayrazon.org/revista/pdf/040/Num040_016.pdf

    Sobre la hipótesis de la Inquisición y la Contrarreforma como elemento castrador del desarrollo de la educación pública yo solo apunto una coincidencia temporal: cuando empieza estamos igual que el resto de Europa, cuando termina estamos igual que el resto de África.Sobre la supuesta
    neutralidad de la inquisicion en la educacion general, apuntar que el ultimo hereje apiolado por la Inquisicion fue un maestro de escuela valenciano que murió en 1826 (siglo XIX). Y respecto a la existencia de funcionarios, inspectores de hacienda, ingenieros militares y notarios del reino, le doy la razon: los habia a porrillo. Prototipos del intelectual manso que se aparta de herejías y se dedica a lo “suyo”, entendiendose por lo “suyo” lo que la inquisición religiosa o política del momento considera no herético. Y fíjese si la inquisición tuvo éxito a la hora de erradicar el pensamiento heterodoxo en España,que confundimos funcionarios con científicos, y contabilidad con matemáticas… Así nos va, claro.

  43. Comentario de Lluís (03/06/2014 09:20):

    #39

    No fue exactamente lo que los españoles quisieron que fuera. Franceses e ingleses rompieron muy pronto la superioridad española en el Caribe, que no pudo expulsarlos de Jamaica, las pequeñas Antillas, el actual Haití, Trinidad o Belize.

    La conquista tiene su mérito, eso es verdad. Hay que reconocer que supieron aprovechar magníficamente los conflictos entre los distintos grupos nativos, cosa que ayudó mucho a la conquista de México o Perú. Luchar contra enemigos con una tecnología militar muy inferior también ayudaba. Las enfermedades traídas por los europeos, desconocidas por los nativos, también hicieron sus estragos. Y el mapa de la dominación española no era exactamente el que es ahora, uno puede fardar de dominar todo el norte de México o el territorio al sur de Buenos Aires, cuando lo cierto es que la presencia europea se limitaba a unos cuantos puestos habitados por unas decenas de personas, muy poco para controlar efectivamente todo el territorio.
    Y en esa época, lo que rendía eran las minas de oro y plata, no las cuatro vacas y la docena de hectáreas que pudiesen cultivar los colonos europeos en el norte, aunque supongo que al carecer de recursos naturales con los que pagar las importaciones de la metrópolis, tuvieron que desarrollar su propia industria para satisfacer sus necesidades e intentar vender los excedentes.

  44. Comentario de Lluís (03/06/2014 09:26):

    Mauricio,

    Cuando la metrópolis fue prescindible, se la quitaron de encima con relativa facilidad. Los ingleses perdieron sus colonias, pero mantuvieron el Canadá y siguieron siendo la primera potencia mundial hasta principios del siglo XX. España pasó de ser una potencia a un estado de tercera en poco más de una generación. Y para revueltas, ya tuvo las suyas en Flandes, que con toda su potencia no pudo atajar.

  45. Comentario de Mauricio (03/06/2014 11:26):

    In Vino,

    También muy interesante. El autor para que le cuadren sus prejuicios norte-protestante vs sur católico, sitúa a Francia, Suiza en su totalidad, el valle del Po y Venecia entre los primeros, y luego habla del sur católico sin especificar países. Cuando es evidente que hay un norte católico cultivado como Flandes, un norte católico no cultivado como Irlanda y un sur católico variopinto. Además de países católicos como Lituania, Austria o Polonia que son ignorados sistemáticamente para que la teoría protestante no salte por los aires. Creo que el retraso de España respecto a los países punteros de Europa en el XVIII-XIX se debe a otros factores. Al cual tampoco puede ser ajeno una degeneración de la Iglesia española que tan brillantes pensadores había dado en el S.XVI-XVII y que sin embargo, a posteriori, solo parece generar curas “trabucaires”. Sigo creyendo que la debilidad demográfica, la mentalidad terrateniente, y las necesidades del Imperio, condicionaron más el devenir de esos dos siglos.

    También creo que hay mucha exageración posterior hecha con fines exclusivamente políticos. Además del tremendismo español que hunde a un equipo que tenía la liga ganada a 40 minutos del final y ensalza a otro que tenía perdida una final hasta el minuto 93.

    Lluis,

    No puede decir en serio que España pierde la superioridad “rápidamente” en el caribe por Jamaica perdida en 1655 ¡un siglo y medio después!), Haiti en 1699, ¿Trinidad? o ¡Belice!

    Y luego habla de que Inglaterra mantuvo Canadá…un puto yermo.

    Inglaterra consiguió la primicia mundial después de las guerras napoleónicas que fue cuando empezó a forjar realmente su imperio que mantuvo hasta después de la IIGM aunque ya hacía mucho que había dejado de ser la superpotencia. Apenas siglo y medio. España fue la superpotencia todo el S.XVI y parte del XVII, manteniendo el imperio hasta bien entrado el XIX. Más de 300 años. Un imperio forjado en los albores de la época moderna con unos medios muchísimo más precarios. Y sepa usted que nuestro estado de tercera en el siglo XVIII le infligió severas derrotas a los ingleses. Algunas tan humillantes como en 1741 en Cartagena de Indias frente a la mayor flota de invasión jamás vista hasta el 6 de junio de 1944. Y eso que habíamos perdido el control del Caribe…

    La diferencia numérica era abismal y la tecnología no tan superior. Mucho menor que la que tuvo Inglaterra durante la forja de su imperio. A diferencia de lo que se acostumbra a decir la conquista no fue a sangre y a fuego, sino que hubo mucha diplomacia como la empleada por Hernan Cortes en Méjico.

    La situación de subdesarrollo en Hispanoamérica data de hace 100 y pocos años, ni de la época del imperio, ni de la independencia. La américa colonial estaba llena de grandes ciudades, con universidades, bellos edificios y un notable nivel de desarrollo cultural y económico, muy superiores desde luego a las de Norteamérica y la mayoría de Europa.

    ¿De encima con relativa facilidad? No le puedo resumir la historia en un parágrafo pero es alucinante que diga algo así.

  46. Comentario de galaico67 (03/06/2014 13:53):

    “¿De encima con relativa facilidad? No le puedo resumir la historia en un parágrafo pero es alucinante que diga algo así.”

    Que se lo pregunten a Washington y el invierno tan majo que pasó. O que hubiera pasado si la flota francesa no hubiera escapado de la inglesa por primera vez en toda la campaña y bloqueado Yorktown por mar. O si españoles y franceses no hubieran aportado suministros y a Bernardo de Galvez, si, relativa facilidad…
    Y respecto al dominio de America, la cuestión no era poner un cuartelillo, una alcaldía o una iglesia para 300Km2, sino que no podía hacerse ninguna actividad en el territorio sin el permiso de la Corona.Y hasta después de la derrota en la guerra de los treinta años eso fue indiscutible. Y ni siquiera la Guerra de Sucesión permitió más que puestos comerciales y el mantenimiento de franjas con más mosquitos que otra cosa.

    Pero en lo que es el tema, echarle la culpa del desastre cultural español a la Inquisición es como echarle la culpa de la represión de la postguerra a la Guardia Civil.

  47. Comentario de Latro (03/06/2014 14:24):

    A ver galaico, la culpa es de la Inquisición y de todo lo demas. La Inquisición no tenia otro motivo de ser y otra función que la que tenia. Evidentemente, la culpa es de quien la puso, quien la mantuvo y quien o la quito, pero vamos, eso ya es ponerse un poco a pillarsela con papel de fumar. El chiste es que la institucion existia, se mantuvo, tuvo su forma de ser y sus medios y métodos única y exclusivamente por la razón que la tuvo; servir para mantener el asunto unido a base de acojone.

    La culpa no será del perro sino del que lo compró pero a ese nivel ya vienen siendo casi los mismos.

  48. Comentario de Lluís (03/06/2014 14:45):

    Mauricio,

    La superioridad de España desaparece durante el reinado de Felipe II. Si, me hablará de San Quintín y Lepanto, pero ahí está la imposibilidad de dominar Flandes, y eso que los rebeldes flamencos luchaban contra el grueso del Imperio, pero claro, una cosa es luchar contra unos cuantos indígenas que ni siquiera conocen la rueda y con el apoyo de parte de ellos, y otra contra una gente que tiene armamento muy similar y lleva más de 200 años defendiéndose de sus agresores.
    Y en el siglo XVIII Inglaterra ya tenía la flota más poderosa, para tener alguna oportunidad contra ellos, tenían que juntarse franceses y españoles, por separado no tenían ninguna opción. ¿El fracaso de Cartagena? Permitió a España salvar los muebles, pero nada más, el imperio británico no se hundió con eso, y los españoles necesitaron seguir colaborando con los franceses. Es cierto que la relación de fuerzas era menos favorable a Inglaterra en el siglo XVIII que en el XIX, pero supieron actuar con algo más de inteligencia, incluso tras la pérdida de los Estados Unidos.
    ¿Canadá un páramo? Si, bueno, pero no mucho peor que algunas posesiones nominales de los españoles, y por lo menos los colonos del Canadá han sabido espabilarse algo mejor que los de otras regiones del continente. Igual es genético, no sé.

  49. Comentario de Lluís (03/06/2014 14:56):

    #46

    No es que la Inquisición tenga la culpa de todo. Se puede achacar también a los que la impusieron. Pero su objetivo era la uniformización católica del país, una forma de lograrlo era impedir que entrasen ideas extranjeras, fuese en forma de panfletos, libros o “predicadores”, algo que en una época en la que no existía el Twitter, muy poca gente sabia leer y escribir medianamente bien y muchos menos tenían por costumbre leer libros (que eran caros). Y la mejor forma de impedir que entren los escritos de Lutero es impedir que entren los de nadie, por si acaso. Y dentro, lo refuerzas con un aborregamiento tal que la gente se contenta con el PPSOE de toda la vida, el problema es que si quitas el hábito de preguntarse cosas a la gente, servirá para que no cuestionen el mandato divino del rey pero también para que no se pregunten si hay alguna forma de hacer el trabajo de forma más eficiente, que eso al final también huele a cierto cuestionamiento del ordenamiento divino.

    Por cierto, que en tiempos de Felipe II fundaron un obispado nuevo por donde yo vivo. El motivo era que el obispado de la zona, el de Urgell, era muy grande, fronterizo con Francia y la autoridad competente pensaba que estaba peligrosamente contaminado de herejía, por lo que creando unidades más pequeñas sería más fácil controlar las cosas, por lo menos si los que se desmadraban eran los de arriba, porque una cosa es que se contaminen unos cuantos pastores de las montañas y otra que lo hagan dos o tres canónigos del capítulo catedralicio y al obispo le tiemble el pulso a la hora de cortar la mala hierba de su propio huerto.

  50. Comentario de galaico67 (03/06/2014 15:48):

    Bueno, entonces todos tambien de acuerdo en que la Guardia Civil fue la responsable de la represión de la postguerra ¿No?

    Porque, a menos que yo me haya perdido algo, el jefe de la Inquisición lo nombraba el rey y la autoridad del venía del él. Tambien uno de los primeros impulsores fué un fulano con un apellido tan vulgar como Mendoza, un arzobispucho de Sevilla. Y ya puestos, para acogotarla, hubiera sido tan sencillo como anular la posibilidad de que las denuncias fueran anónimas y que tuviera que ser identificado el denunciante, pero eso estaba lejos del alcance del rey, hombrfe, como iba a imponer la ley común a algo de lo que era el jefe…

  51. Comentario de Mauricio (03/06/2014 16:18):

    La Inquisición no persiguió a científicos. Ni Copérnico o Kepler estaban prohibidos, sino aceptados y enseñados en Salamanca y probablemente otras universidades. Entre otras cosas, porque el inquisidor Juan de Zúñiga incluyó expresamente el sistema copernicano en los programas universitarios. Lo mismo ocurrió con Galileo. Tampoco se prohibieron los trabajos científicos de Leibniz o Newton, ni las obras de filósofos como Spinoza o Hobbes. Nunca se condenó a muerte a ningún hombre de ciencia ni se quemaron sus libros. Solo dos escritores relevantes sufrieron persecución inquisitorial: fray Luis de León y Juan de Vergara.

    Diversos inquisidores promovieron la formación de bibliotecas y la publicación de libros científicos, como Vicente del Olmo, secretario inquisitorial, que editó la Geometría especulativa y práctica de los planos y de los sólidos, y Trigonometría con resolución de triángulos planos y esféricos, del matemático y astrónomo valenciano José de Zaragoza, y él mismo escribió una Nueva descripción del Orbe de la Tierra.

    España por su parte no se limitó a masacrar indios y robar oro, sino que exploró, colonizó y realizó estudios científicos sobre la naturaleza, la historia y la etnología de los nuevos territorios, tales como la Historia natural y moral de las Indias, de José Acosta, o el Sumario de la Natural historia de las Indias, de Gonzalo Fernández de Oviedo. Realizó avances en la construcción naval, cartografía, minas y metalurgia. Inventores como el capitán Blasco de Garay o Jerónimo de Ayanz, por no hablar de la famosa Escuela de Salamanca que ya plantearon problemas físicos sobre el movimiento, que desarrollarían Galileo y Newton. Además, disponíamos de muchas universidades que llevamos a América y Filipinas ¿alguien iría? ¿alguien enseñaría en ellas?

    LLuis,

    Dice unas cosas…, si hubiese que poner una fecha temprana a la decadencia española, o pasar de primeros a segundos, fue en 1665, a la muerte de Felipe IV. Durante el reinado del cual España se disputo la primacía mundial con Francia, con el resultado conocido. Hay una diferencia entre ser una potencia de segunda o ser la segunda potencia. Por cierto, Holanda en ese momento, disponía de una flota superior a la inglesa y contaba con posesiones, tanto en las Indias occidentales, como orientales.

    La guerra era con los ricos Países Bajos, Inglaterra, Francia, Suecia, principados protestantes, Imperio Otomano, etc, y lo era por todo el mundo. Ninguna potencia en la época moderna ha hecho un esfuerzo bélico similar al llevado a cabo por España en aquella época.

    Cartagena significo una derrota mayor para los ingleses que el de la Gran Armada para España. El objetivo ingles era cortar el Imperio por la mitad y dedico unos ingentes recursos que acabaron en un estrepitoso fracaso. Inglaterra, la megapotencia, fracaso en todos sus intentos de hacerse con el imperio. Y lo intento mucho…, a excepción de Jamaica y ¡Belice!

    ¿En Méjico había unos cuántos indígenas? Los que si eran unos cuantos los españoles que disponían de un número limitado de arcabuces, cañones y menos de una docena de caballos. Inglaterra se enfrentó a tribus y naciones bastante más primitivas que incas o aztecas, y con un armamento bastante superior al de los españoles de la época de la conquista. Fue así en África, India y Oriente. Sin duda era bastante menor la ventaja, considerando tecnología y número, que tuvo Cortes frente a los Aztecas, que la que tuvieron ingleses en la guerra del opio contra chinos en 1840. Por no hablar de zulúes y otras tribus africanas, lo que se encontraron en india y sudeste asiático, aborígenes australianos, etc.

  52. Comentario de Latro (03/06/2014 16:21):

    A ver, que eso es una discusion estéril por minucias.

    Claro que la responsabilidad era de quien era. Pero lo que interesa, históricamente, es como se manifestaba esa autoridad y como hacia lo que hacia. Si, precisamente, la crearon quienes la crearon y le hicieron hacer lo que querian, entonces son esas políticas fundamentadas en esa institución las que causaron las cosas que causaron – traidas por ellos, claro. Vealo usted como que hablar de la Inquisición es hablar de la encarnación de la mentalidad de nuestros gobernantes en institución, y listo.

    Y en cuanto a las glosas de éxitos imperiales, pues es lo mismo de siempre. Si, claro, España fue, y tuvo, e hizo y puso y todo lo que queramos. Y luego ni es, ni tiene, ni hace, ni pone. ¿Por que razón? Por las mismas instituciones que la llevaron a ser, hacer, poner y todo lo demás, que consiguieron transformar un país de pequeño a imperio y vuelta a pequeño y aún mas miserable. Las “grandes ciudades” y “grandes riquezas” de America convertidas en nada, las universidades españolas lo mismo, asi con todo, para pasar de superpotencia a nada.

    No es un curriculum como para enorgullecerse mucho, la verdad. Si el resumen es “Alguna vez pintamos mucho, pero somos tan cabezones que nunca supimos adaptarnos a las circunstancias y cambiar para mejorar, apostamos siempre a lo mismo y lo perdimos todo” pues vale, nos sale lo que tenemos, un pais agotado pero eso si, muy suyo, donde nada cambia porque semos los mejores siempre y tenemos razón y el que no es antiespañol y nos quiere la ruina… que ya nos buscamos nosotros mismos por tercos.

  53. Comentario de galaico67 (03/06/2014 17:57):

    Historicamente cada vez me impresionan menos los carniceros y las carnicerias, los trapos y las rayas. Psicopatas, heroes y batallas ganadas por la estupidez del contrario las hay a paladas a lo largo de la historia
    Que la inquisición tal o cual, que si la envidia, que si denunciar anonimamente, que si someter a la población al terror moral, a la arbitrariedad, al castigo secreto no son “virtudes” exclusivamente hispanas, nuestros católicos y protestantes vecinos franceses y alemanes nos han dado ejemplos muy modernos hace poco más de setenta años. Y las virtudes de verdad, se las guardaban para los de su clase y las de su raza.
    Ahora, dada la esterilidad de la discusión, propongan un historiador que explique en que son diferentes nuestras élites para llegar a donde hemos llegado. Porque lo que es de fanáticos religiosos y asesinos despiadados, andamos con el tanteador muy parejo. Por lo menos con los paises con los que , historicamente, nos hemos peleado.

  54. Comentario de Mauricio (03/06/2014 18:05):

    De quinientos años de época moderna España fue la primera potencia durante siglo y medio, periodo en el que destaco en todos los ámbitos. Luego se vio superada por la propia dimensión de sus compromisos políticos y territoriales, quedando muy debilitada justo a la entrada del S.XVIII, el siglo de las luces. Lo que llevo a encadenar una larga decadencia en la que sin embargo nunca llego a descolgarse del todo de las naciones más punteras. En todo este periodo, ha habido muchas sombras, también luces, pero aquí seguimos, con mucho por mejorar pero con una excelente base para hacerlo. ¿Acaso no contamos con la generación más preparada de españoles? Pues eso, no es necesario flagelarse.

  55. Comentario de Latro (03/06/2014 18:45):

    “Nunca ha llegado a descolgarse de todo de las naciones mas punteras”

    La risa. No jugamos ni en segunda división la mayor parte del siglo XIX y XX, pero bueno que mas da.

    La generación mas preparada la tenemos. Por desgracia, también a los herederos, biológicos o intelectuales de todo idiota, hijo de puta o ladrón que se encargo de llevarnos a la decadencia. Y todos los pufos que han dejado, incluyendo el último, también los tenemos.

    No es cuestión de flagelarse; es cuestion de cambiarles. La diferencia esta entre los que ven aquello de los muros y quieren nuevos arquitectos y albañiles para levantarlos y los que estan muy contentos con las ruinas porque son suyas.

  56. Comentario de Lluís (03/06/2014 21:34):

    Mauricio,

    No hay que llegar a 1665. Basta remontarse a Felipe II, que a lo máximo que llegó fue a un empate con sus enemigos. No pudo con los franceses, los ingleses ni los holandeses, igual que todos sus descendientes. El intento de Olivares de mantener el dominio español en Europa acabó bastante mal, y en particular los holandeses se comieron la flota española. Incluso se le independizaron los portugueses, y eso que no estaban protegidos por un mar y tormentas, como la Gran Bretaña.
    Olvida también que en la Guerra de los 30 Años España no luchó sola, sus parientes Habsburgo -que fueron los que la liaron inicialmente- colaboraron, así como algunos principados alemanes. Y la mayor parte de los integrantes de los ejércitos castellanos no eran castellanos, pero eso ya pasaba incluso con Felipe II.
    Supongo que también recordará como las potencias grandes, medianas y pequeñas planeaban repartirse el imperio a la muerte sin hijos de Carlos II, eso apenas 30 años después de que España, como vd. cree, todavía luchase por la preeminencia en la Europa continental (en el Caribe, ya hacía años que ingleses, franceses y holandeses entraban y salían como querían).
    También es cierto que la tecnología militar inglesa en el siglo XIX era muy superior a la de los españoles a principios del XVI, pero eso no significa también que no tuviesen una diferencia notable. Y que supieron aprovechar las rivalidades entre los distintos grupos nativos, sin el apoyo de los enemigos de los aztecas, Cortés y sus hombres no habrían llegado tan lejos. En Europa, desde luego, los enemigos eran más formidables…

  57. Comentario de Mauricio (04/06/2014 12:28):

    Lluis,

    ¿Quién es la potencia hegemónica desde el final de la IIGM? Pues USA, y lo es y ha sido a pesar de la URSS, Bahia Cochinos, Vietnam, el 11S, de sus problemas en Iraq, Afganistán, de su sistema sanitario, etc, etc.. pero imagino que en el futuro habrá un Lluis agarrándose a argumentos como estos para negar lo evidente. El problema es suyo.

    Latro,

    ¿Quién formaba la primera división y quien la segunda en el s.XIX-XX? ¿Cuáles son sus criterios para situar España en tercera?

    Sin hacer un buen diagnostico es imposible encontrar una buena cura, pero a gente como usted le da igual la verdad porque ya tienen decidido que es lo que necesitamos. No tienen el menor sentido de estado, ni de país.

  58. Comentario de emigrante (04/06/2014 14:40):

    #51, puede que la Inquisición no censurara tanto a la ciencia como nos imaginamos, que la mayoría de científicos en España pudiera leer y hablar de ciencia líbremente y estuvieramos a la última. Entonces por qué no aportamos nada al conocimiento científico mundial? Siempre el que inventen ellos. Es como la selección antes de llamarse la roja, un gran equipo con grandes jugadores en el medio y la defensa, un juego bonito teniendo el balón todo el rato pero nadie que remate, a lo máximo que llegamos fue a Julio Salinas. Me inclino a pensar que, aunque se censurara poco, el hecho de necesitar el visto bueno del señor inquisidor ya era un handicap suficiente para que no tengamos a nadie entre los primeros espadas del saber.

    Nadie ve un cierto paralelismo entre la Inquisición y la Casa de la Contratación? La una es al pensamiento lo que la otra a la economía. Ambas son reflejo de una mentalidad de obsesión por controlarlo todo y que no se mueva ni una hoja sin permiso del mandamás. Esa misma mentalidad llevada a la política exterior nos condujo a enfrentamientos y guerras con todo el mundo. En una época en la que dos hidalgos cruzaban aceros en la calle por no cederse el paso o mirarse mal se declaraba una guerra por el motivo más ridículo. Otros imperios posteriores que no tenían en tanta estima la reputación fueron más inteligentes a la hora de tejer alianzas y practicaron más el divide et impera que el yo contra todos.

  59. Comentario de Atticus (04/06/2014 14:51):

    Discutir de historia de España con un catalán como Lluís es perder el tiempo. Dice lo que le han enseñado. Tan falsa es la leyenda negra como la blanca.

  60. Comentario de Mauricio (04/06/2014 17:28):

    Emigrante,

    Es difícil cambiar un modelo cuando te ha dado resultado. Pasa en todos los campos: política, empresa, lo estamos viendo en el futbol con el FCB y seguramente con la selección. ¿por qué el Ajax no ha vuelto a levantar cabeza? ¿O el Milan? ¿Cuánto tardara el Barca? ¿Cuánto tardó el Real Madrid?

    Sencillamente el paradigma cambio y España no supo adaptarse y siguió adelante con la vieja inercia; adaptándose tarde, a veces mal, pero haciéndolo al fin y al cabo, a los nuevos cambios.

    Atticus,

    El problema de la leyenda blanca española no es que sea falsa, es que no existe. Tampoco lo quiero pero si al menos una lectura ecuánime de nuestro pasado que nos ayude a avanzar.

  61. Comentario de Yehuda (05/06/2014 11:42):

    Me había propuesto firmemente no entrar en este Hilo

    ¡Pero qué forma de negar la realidad de las Grandes Bestias -Rusia, USA, Alemania, Francia, Bélgica, Inglaterra, Holanda, Portugal, España- tiene el señor Mauricio!

    “La Inquisición no persiguió a científicos.” (!!!)

    ¡Qué tremenda osadía!
    Pero si no se podía leer ni la Biblia, carajo

    Alcalá Galiano cuenta en “Memorias de un anciano” que en las puertas de Madrid la Santa Casa, Santo Oficio y Santa Inquisición … descubrió que llevaba en su equipaje … “libros”, esa mercancía peligrosa

    Locura tras locura, carnicería tras carnicería, abuso tras abuso

  62. Comentario de Yehuda (05/06/2014 12:04):

    “Las cosas que los onbres aman deseanlas ver” … “El emperador Vespasiano, de Hierusalem vino a Roma, que es más lexos que de España a Alemaña” … “don Carlos, emperador de romanos” … “Agora es vuelto a España la gloria de Spaña que años pasados estovo dormida” (Obispo Mota, Santiago de Compostela, año de mil quinientos y veinte)

    Pues bien, “al doctor Agustín de Cazalla”, “predicador y capellán de sus altezas” … detenido en el año 1558 “le leyeron su sentencia” y “llevarónle a quemar” pues no se podía ni pensar

    Y ya antes en 1521 el ejército imperial había aplastado las reivindicaciones de la gente del común … “creyendo tener parte en el reino”, qué tremenda osadía

    Pues como bien ha estudiado Joseph Pérez la primera revuelta burguesa no fue en 1789 en París, sino en 1520 en Toledo

    Es sabido que en 1521 en Villalar murió la democracia antigua en estas tierras

  63. Comentario de Latro (05/06/2014 12:33):

    No hombre, que nos falta sentido de estado para poder opinar, no vemos que España estaba ahi disputandolo todo con las grandes potencias incluso en momentos como, por poner un ejemplo, el desastre de Annual, en el cual salen joyitas como guarniciones donde no hay armas porque los soldados se los han vendido a los moros para poder pagarse la comida. Lo normal, lo que toda potencia europea, vamos, que ahi ahi codo con el Reino Unido, o EEUU (el mismo que nos quitó las colonias que teniamos en una guerra con episodios tan gloriosos como que el gobernador de Guam saluda a los invasores pensando que vienen de visita porque nadie le dijo nada de una guerra…)

    Sin ea visión ecuánime de nuestro (glorioso, por supuesto) pasado no podemos acometer ninguna reforma todos los anti-españoles sin sentido de la patria que tenemos la mala suerte de no llamarnos Mauricio. Por supuesto el resultado final de las reformas necesarias tras el análisis va a ser que todo va muy bien porque miranos, si estamos ahi, deslumbrando al mundo con nuestros logros.

    Si ya es perder el tiempo y recibir insultos de gratis, uno que es masoquista a la par de antiespañol sin sentido de estado.

  64. Comentario de Santi (05/06/2014 13:44):

    Dedicado a Mauricio en tanto que representante de una escuela (no de la historia, la política o la economía, no: ¡de la vida!):

    Los que se exaltan al decir: “¡La humanidad con sus grandezas y con sus miserias!” se están valiendo de un recurso tan vil y repelente como archiconocido, y con arreglo al cual saben muy bien que, en clave de retórica, la compañía de las miserias no disminuye las grandezas, sino que, por el contrario, no hace sino resaltarlas y subirlas. Es la ley del contraste, que con sencillo acierto supo enunciar un personaje del Decamerón: “Entremedias de cándidas palomas añade más belleza un negro cuervo de cuanto pueda hacerlo un blanco cisne”.

  65. Comentario de Mauricio (05/06/2014 19:25):

    Annual pasó en el S.XX. Recurrir a lo de Guam es ridículo. En cualquier caso, miserias y anécdotas similares se pueden explicar respecto a todas las potencias que usted quiera. Como por ejemplo como las tripulaciones inglesas se morían de hambre, sin recibir sus pagas, mientras la corte de Isabel celebraba fastuosamente la victoria sobre la “invencible”. En Inglaterra no hablan de eso, ni del fracaso de la contra-armada del año siguiente. No sé si tendrán algún Latro por ahí pidiendo la abdicación de Isabel II por ello.

    España ha hecho muchas cosas mal, pero ni tan mal, ni tantas, como ustedes dicen, aunque obviamente alguna más haríamos que Inglaterra cuando estábamos peor que ellos, pero ¿Cómo estaba Dinamarca? ¿Polonia? ¿Rusia? Lo que digo que compararse con Jamaica en velocistas para ejemplificar que nuestro deporte es una mierda es un absurdo que no representa ni la verdad, ni ayuda a mejorar nuestro atletismo.

  66. Comentario de Atlas (05/06/2014 23:53):

    Y yo que, jate tú, lo de nuestro “tradicional” atraso no se lo achaco a la Inquisición. Ni siquiera a atavismos culturales. Con el tiempo me acabé dando cuenta de que, cuando éramos ricos y poderosos, había estadistas, intelectuales, instituciones y demás; y cuando dejamos de serlo, ¡sapristi! ¡Todo humo! Y entonces pensé: “oye, ¿y si va a ser que el quid de todo esto es el ser pobre…?”

  67. Comentario de Mauricio (06/06/2014 11:51):

    Lluis,
    “El problema del sistema es su falta de democracia, y el jefe del Estado encarna eso en su persona”

    El problema del sistema es la falta de democracia es algo tan vago como decir que el problema de un enfermo es la falta de salud, y atribuir la culpa al jefe del estado algo tan arbitrario como responsabilizar al médico de la enfermedad.

    Sobre el referéndum: pues me parece cojonudo que en Suiza se hagan referéndums. La única excepción en el mundo es para ustedes el paradigma de la democracia. Franco también hacia referéndums y Castro, y ¿qué? ¿Qué tiene que ver Suiza con España?

    El sistema electoral español está vigente en otras democracias, y otras democracias como la italiana o la argentina les gustaría cambiar el suyo por el nuestro porque da más estabilidad. El nuestro es absolutamente democrático, y tiene ventajas y desventajas, como todos. La demagogia actual sobre ciertos temas entronca con el arbitrismo de siglos pasados: ese pro el cual cambiando un par de cosas intrascendentes y prácticamente sin esfuerzo lo arreglamos todo por arte de magia, y las cosas no son así.

    Galaico,

    Uno de cada cuatro españoles trabajaba en la construcción y carecía de estudios ¿qué clase de trabajo pueden soñar en conseguir que no sea de segunda y con salarios de tercera? Seamos realistas.

    Menciona muy acertadamente los fallos del Banco de España, una institución que tenía un prestigio incuestionable, independiente a machamartillo, hasta que Aznar puso al frente a “uno de los nuestros” y Zp hizo lo mismo. Aquí se piden reformas constitucionales meramente cosméticas¿Por qué no piden consagrar constitucionalmente la independencia del TC, CNMV, Banco de España, Tribunal de Cuentas, Oficina anti fraude, etc? Algo que por otra parte no precisa de ello, que se podría hacer ahora si se reclamase con tanto entusiasmo como la republica porque nadie se podría oponer sin ponerse en evidencia. Pero mola más la revolución.

    Bono,

    No podría estar más de acuerdo con usted. Sabemos que uno de los problemas de nuestro sistema laboral es la dualidad fijo-temporal. Sin embargo, los sindicatos se oponen porque viven de proteger los insiders y están en contra de cualquier flexibilización porque ganan más con un ERE que con un descuelgue, reducción de jornada/salario, a los empresarios también les está de puta madre la temporalidad y los políticos quieren contentar a unos y a otros. ¿Cómo podemos esperar que estos solucionen el problema?

    Esto no tiene nada que ver con la transición, ni la constitución, ni la monarquía, ni Franco, tienen que ver con la falta de incentivos de los distintos grupos para el cambio y el sectarismo de nuestra sociedad fomentado por una prensa irresponsable y una sociedad infantilizada dividida en banderías ridículas.

    Tendríamos que hacer un esfuerzo por olvidarnos de políticas de derecha/izquierda y optar por políticas que se demuestren efectivas o no. Existen.

  68. Comentario de Mauricio (06/06/2014 11:54):

    Me he liado….

  69. Comentario de Latro (06/06/2014 11:56):

    “Recurrir a lo de Guam es ridículo”.

    Como no lo va a a ser, si todo el sentido de estado lo tiene usted. Yo no llego. En mi profunda y total falta de sentido de estado, leer algo como esto:

    “Debido a la inferioridad numérica de la guarnición española, escasez de cartuchos, sin fortificaciones en la isla, y sin posibilidad de ayuda, pasado el plazo de 30 minutos el gobernador de la isla, el general Juan Marina, rendía la isla haciendo constar lo siguiente:

    Sin defensas de ninguna clase, ni elementos que oponer con probabilidad de éxito a los que usted trae, me veo en la triste decisión de rendirme, bien que protestando por el acto de fuerza que conmigo se verifica y la forma en que se ha hecho, pues no tengo noticia de mi Gobierno de haberse declarado la guerra entre nuestras dos naciones.”

    Y asumir que efectivamente en el siglo XIX y XX no jugabamos ni en segunda de potencias es mas o menos lo mismo. Pero no, ahi esta usted para aclararnos que esas cosas pasaban todos los idas en las potencias mundiales y que si casualmente aqui pasaban dia si y dia también pues eso no tiene nada que ver, son injurias. La cosa no estaba tan mal, un mal dia, o siglo, o un par o tres, lo tiene cualquiera.

    Yo, iluso de mi, pensando que lo que tal vez ayudaría a nuestra situación seria darse cuenta de lo MAL que esta desde hace siglos, y como siempre llegamos tarde y mal a darle algun tipo de mal remedio.

    Pero no, debe ser lo mismo que con la Inquisición que no causaba ningun tipo de problema a la intelectualidad, nunca, y por eso la conservamos tantos años y conseguimos deslumbrar al mundo con los maravillos avances intelectuales y científicos que no producimos, en el mismo nivel que los paises de nuestro entorno.

    Evidentemente, la causa de cualquier problema (nimio) que tenga España es de los antiespañoles que criticamos esas trivialidades. Si todos fuesemos como usted y hiciesemos tan sólo pequeñas sugerencias entre aplauso y aplauso, nos iria mejor.

  70. Comentario de Mauricio (06/06/2014 12:03):

    Atlas,

    ¿Y por qué nos volvimos pobres? Estamos viendo el efecto que ha tenido en nuestra sociedad 10 años de burbuja inmobiliaria: abandono escolar, deuda, paro, empobrecimiento de las instituciones, recortes en investigación, abandono de la industria, perversión de las elites, falta de inversión, etc. Pues imagínese el impacto que pudo tener el oro americano, una burbuja de cojones que duro 100 y pico de años, en la España de entonces. Pero oigan, mejor echarle las culpas a la Iglesia que nos caen fatal y no pagan IBI

  71. Comentario de parvulesco (06/06/2014 12:11):

    ¡Como si no hubiera relación entre el oro americano y la Iglesia, con dos cojones, Mauricio!

  72. Comentario de Mauricio (06/06/2014 13:10):

    Latro,

    Hará unos años, en Estambul, tras varias horas de retraso, Iberia finalmente canceló el vuelo de regreso a España por avería, entonces, apareció uno recriminando fuera de si “que una compañía seria tendría un avión de repuesto para estos casos ” ¿Sería usted?.

    ¿Qué clase de guarnición cree que debería tener España en una isla irrelevante desde cualquier punto de vista como Guam? De las muchas cosas que se hicieron mal en la guerra del 98 sacar eso es ridículo.

    Hablábamos del periodo de la inquisición pero es igual. En 1898, ¿en que división jugaba Polonia, Dinamarca, Japón, Corea, Turquía, Irlanda, Finlandia, Rumania, Portugal, Grecia, Suiza, Noruega, Chequia, Bulgaria, Rusia, China, Serbia, Croacia, los países bálticos, Hungría, Brasil, Méjico? Algunos ni existían, ya sé quiénes eran la primera división: USA, Inglaterra, Francia, Alemania, Bélgica, Países Bajos…, le podría dar muchas explicaciones de porque ellos sí y nosotros no, y ninguna incluye la inquisición, ni un supuesto mal español que nos incapacite. Desde luego, gente con más prejuicios que capacidad de análisis no ayudaba, ni entonces, ni ahora. No se es más crítico por decir “España era una mierda por culpa de la iglesia” que analizando racionalmente porque Francia o Inglaterra estaban mejor.

    Le pongo un ejemplo, Flandes hasta la segunda mitad aprox mediados del siglo pasado era la zona pobre de Bélgica y los valones los ricos. Ambos eran católicos, así que por ahí no, unos en cualquier caso algún flamenco podría decir porque somos una mierda y los valones presumir de lo bien que hacían las cosas, cuando la realidad es que en plena revolución industrial estos tenían carbón y los otros no. Cuando este se acabó, los valones pasaron a vivir de los subsidios de los flamencos. ¿Podían los flamencos haber copiado a los valones? ¿los valones se volvieron imbéciles de repente? ¿se han hecho más católicos? ¿lo del carbón fue una casualidad?

  73. Comentario de Lluís (07/06/2014 18:15):

    #67

    “otras democracias como la italiana o la argentina les gustaría cambiar el suyo por el nuestro porque da más estabilidad”

    Creo que confunde la estabilidad con la impunidad. Su amigo Berlusconi habría estado encantado de disponer del blindaje legal que tiene el presidente del gobierno de España, al que, mientras esté en ejercicio, no deberá comparecer ante ningún juez si no le da la gana, aunque se trata de cosas que nada tengan que ver con su actividad política. Rajoy puede dormir bien tranquilo, no tendrá que responder por lo de los sobres de Bárcenas mientras sea presidente o diputado de una opcion mayoritaria. El rey se ha ahorrado de tener que responder ante alguna demanda de paternidad, no porque el juez la considere infundada, sino porque no se puede proceder contra él. Hay países en los que los mandamases no tienen tantas ventajas.

    Si eso es lo que entiende por una democracia estable, el modelo a imitar no es España, sino Marruecos. O Cuba.

  74. Comentario de Mauricio (07/06/2014 20:46):

    Reflexionando sobre las consecuencias de la burbuja y haciendo un paralelismo con la burbuja espectacular que supuso el oro americano y el imperio para la España del XVII me he planteado lo siguiente:

    Un chaval en el 2003 dejaba los estudios para meterse en la obra y los que eran más valiosos se meten a funcionarios o hacen negocio al calor del estado; igual sucedía en la España del XVI-XVII cuando los más preparados, al menos, alfabetizados, se metían, seguramente por enchufe, a funcionarios del Imperio, que necesitaba una legión, más que ningún otro país, o se metían a soldados. Mientras que los tipos más o menos preparados de una ciudad del norte, si querían prosperar se metían a comerciantes, o proseguían sus estudios y acababan siendo científicos o que sé yo. SI Calderón de la Barca, un tipo formado y con posibles, hubiera nacido en Hamburgo probablemente hubiera sido un magnifico comerciante o un científico y no un soldado poeta. La reconquista y el imperio crearon una sociedad así, inevitablemente así. A la larga sabemos que fue un error, como la casa de la contratación, que sin embargo en su momento fue un éxito y luego un lastre. A toro pasado es más fácil verlo, desarrollamos unas estructuras de acuerdo a nuestras necesidades y no supimos adaptarnos o modificarlas cuando estas cambiaron.

    España también conto con otros hándicaps, como la orografía, la falta de ríos navegables o posteriormente la falta de materias primas. Asturias no era la Cuenca del Rurh ¿Por qué se desarrollo más esta en el S XIX? ¿Por qué eran protestantes o porque tenían carbón y estaban excelentemente comunicados para distribuirlo?

    Vamos, pura estructura y superestructura…manda cojones que sea yo quien haga un análisis marxista…

  75. Comentario de Lluís (08/06/2014 21:30):

    #74

    El problema es que España tampoco estaba más desarrollada en el siglo XVIII, y en esa época el carbón tampoco era un factor decisivo.

    Debería considerar también la mentalidad del “hidalgo”. Ese que despreciaba el trabajo manual, el comercio y a los comerciantes, si no podía obtener algún cargo en la administración, prefería malvivir en su terruño antes que ejercer algún tipo de actividad profesional. En la administración entraban no los mejor preparados, sino los que tenían las influencias necesarias para ello. En cambio, en otras partes del continente, la pequeña nobleza no era tan reacia a emprender algún tipo de actividad industrial o mercantil. Eso les ayudó un poco, creo.

    A principios del siglo XVI, Castilla no era precisamente un páramo. Eso si, por entoces el control financiero ya estaba en gran medida en manos de los italianos y de los judíos, hasta que fueron expulsados. Y los que poseían grandes capitales (en particular, la gran aristocracia latifundista) jamás se tomó en serio destinar una parte de sus rentas a la mejora de la productividad de sus tierras o en invertir en alguna otra cosa, mentalidad que han mantenido hasta bien entrado el siglo XX.

Comentarios cerrados para esta entrada.