El Barça comienza con buen pie la pretemporada

Uruguay es una gran selección. Tiene el doble de mundiales de fútbol que España. Cuando empezó esa absurda obsesión por ‘jugar bien’, con la llegada del técnico Luis Suárez para el Mundial del 90, fueron nuestro primer rival en serio y empatamos a cero en un encuentro ignominioso como pocos se recuerdan. En una ocasión, cuando el Real Madrid tuvo que vender la propaganda de que se habían acabado los tiempos de los figurines, Florentino fichó a Pablo García y a Diogo, todo un éxito para el Zaragoza, que le sacó partido al lateral cuando se lo llevó cedido. Antes, el Sevilla trajo a Zalayeta, Otero, Tabaré, Olivera y Podestá, Marcos Alonso dijo que porque eran “buenos y baratos” y bajaron a segunda. Aunque dejaron su impronta dándole una paliza a unos chavales en una discoteca, que también tiene su arte. Marcos, al menos, dijo que si es verdad que los jóvenes se habían metido con las mujeres de los uruguayos, como así testificaron en comisaría, bien dada estaba la paliza. Extremo que aquí no pondremos en duda. Por otro lado, a Recoba, Francescoli, Fonseca y Sosa no los olimos. Lo mejor que ha pasado por aquí ha sido Forlán, que hizo campeón de algo al Atlético ¡campeón de algo al Atlético! Y en Sudamérica, en cualquier caso, es la selección más laureada en su continente por delante de Argentina y Brasil, que no es poca cosa.

En el encuentro de ayer había dos cocos, Luis Suárez y Cavani. Todo parecía indicar que íbamos a salir dormidos, nos iban a enchufar unas contras y nos íbamos a ir con cero a tres al descanso; especialmente todo parecía indicar que iba a salir Valdés y le iban a echar a él todas las culpas. Pero no, jugó Casillas. Sara, en cambio, se quedó en la grada y resolvimos el trámite asqueando con nuestro fútbol control, como ya es costumbre. Estamos a punto de exigir que los porcentajes de posesión los paseen señoritas en biquini como en el boxeo.

Para demostrar que en el toque no sólo está lo apolíneo sino también lo dionisíaco, el primer tanto lo marcamos de rebote en un colnel y autogol del defensa ¡majestuoso! El segundo, mucho más católico, fue obra de Soldado, el delantero de un interesante equipo de la segunda división catalana. El resto del partido fue un rondo del FC Barcelona que a punto estuvo de empatar Uruguay. Es curioso.

Los locutores decían que era el mejor partido de la historia de España, un “recital” ha titulado la web del País, y ya ven, casi salimos pidiendo la hora. Hubo antes dos ocasiones claras, un palo de Sex y un remate de Caviani a pase de Suárez que atrapó Casillas con facilidad. Previamente, en esa jugada, nos habían metido dos yoyah. El guión pudo ser que nuestro arte exquisito sólo puede doblegarse con marrullerías, que menuda vergüenza, menudo escándalo, pero como el delantero no alcanzó el balón por dos centímetros, siguió brillando el arcoiris. Oh, el discurso balompédico, que sólo cambia por un par de centímetros, y no como el de los tertulianos políticos sometido al vil metal. ¿Comprenden ahora por qué los honrados trabajadores se entregan histéricamente a este deporte?

Tras el partido contra Tahiti del jueves, de gran expectación, nos mediremos a Nigeria el domingo, un viejo conocido de la selección catalana de fútbol. Cuando España cayó derrotada en el Mundial de Francia con los africanos, fueron invitados a jugar un amistoso de Navidad en el Lluis Companys en el que los segadors les metieron cinco. Este año, en Cornellá, empataron a uno. Veremos cómo resuelve Cataluña su cita en la Confederaciones con una alineación fortalecida con algunos españoles.

Uno de ellos será Álvaro Arbeloa. El mejor pupilo de José Mourinho dejó ayer dos grandes jugadas. Una, tipo Maradona, en la que sorteó a varios rivales en la primera parte y acabó en se va el chaval se va por el barranquillo. Y otra, en el 25 de la segunda, en la que le pisó la tibia a Lodeiro sin más intención aparente que la de partírsela con fractura abierta y chorretón de sangre, pero no hubo suerte. Sólo fue amarilla. Cuando uno ve a un equipo marear tanto al rival, tiene la sensación de que van a sonar las trompetas del cambio de tercio y va a entrar el picador o los banderilleros. A falta de tan excelso espectáculo visual, que Arbeloa intente poner algo de sangre negra, la que brota del tuétano, sobre el césped, le reconcilia a uno con su españolidad más profunda. Visca Catalunya.


Compartir:

  1. Comentario de kirikiño (17/06/2013 09:30):

    Cavani, Álvaro, Cavani. Eso sí, he tenido que acudir a google para estar seguro, y me he encontrado con que el nombre del interfecto es Edinson, qué maravilla.

  2. Comentario de Meteorito (17/06/2013 11:18):

    Rubén Sosa hizo un temporadón en Zaragoza antes de irse a Italia, metiéndole un gol (el gol) al Barça en unaa final de Copa arbitrada por Sánchez Arminio, pegándole desde su casa y tras rechace en defensa. Ojito al vídeo con música de Samantha Fox (o algo de similar tamaño mamario ochentero).

    http://www.youtube.com/watch?v=AQ3q_jrPXo4

  3. Comentario de Armin Tanzarian (17/06/2013 12:01):

    Meteorito,

    La música, brutal. Y los caretos de Campechano, Felipe Glez. y el Guerra a mí me provocan algo de ternura. Será que me estoy haciendo viejo…

  4. Comentario de Álvaro (17/06/2013 12:02):

    coño, es cierto lo de sosa

  5. Comentario de Armin Tanzarian (17/06/2013 12:03):

    Perdón, el Guerra no. Era Narcís Serra.

  6. Comentario de Guillermo López García (17/06/2013 12:20):

    Rubén Sosa fue mítico en el Zaragoza, en efecto. Se hinchó a marcar goles y, sobre todo, marcó EL GOL, que nos permitió reverdecer laureles tras las copas de los cinco magníficos en los sesenta y un par de años aceptables en los 70. Luego llegó Víctor Fernández y ya se sabe: ¡Más Recopas que las que ganará el Madrid en toda su historia!

  7. Comentario de sangonereta (17/06/2013 17:53):

    “Soldado, el delantero de un interesante equipo de la segunda división catalana”
    Me he reído mucho y me ha tocado los cojones también mucho.

  8. Comentario de Rihanna (17/06/2013 17:59):

    En Valencia disfrutaron de los malabarismos de Bossio, que aún ostenta el récord de rapidez a la hora de ser expulsado en un mundial (minuto uno del Escocia-Uruguay en México´86, un canto al juego de toque y el achique de ehpasioh: lo de Arbeloa, una caricia al lado de lo del centrocampista oriental.
    Munúa agredió a su competidor en la portería del Dépor, Darío Silva y Germán Hornos echaban tanto de menos España que intentaron suicidarse al volante… aquí hemos tenido a los mejores, ¿quién quiere a bluffs como Francescoli o Recoba? En plan gay han venido gentes como el Polilla Da Silva, Alzamendi o Poyet. Visca Uruguai!

  9. Comentario de Apróstata (17/06/2013 20:15):

    Darío Silva fue muy grande a pesar de que era muy bizco. Por De los Santos pagó el Valencia lo que ahora le falta para terminar de hacer la grada sur del Nuevo Mestalla (en paz descanse) y en el Málaga jugaba también Lugano al que se le vio muy suelto en el partido de ayer.
    Pato Sosa era también aquel que se cayó dando toquecitos en su presentación con el Atlético de Madrid.

  10. Comentario de Bailiazgo (17/06/2013 23:05):

    El jueves toca la gran Tahití.
    Haití fue el partidillo de hace 10 días.

  11. Comentario de Meollo (18/06/2013 13:50):

    El entrenador del próximo rival se apellida ETA-ETA. Athaitic de Bilbao.
    El Cebolla de ultra con bengala y todo en el fiestorro último de Neptuno..

  12. Comentario de Dario (20/06/2013 18:44):

    “¡Campeón de algo al Atletico!”…..

    No entiendo el porqué de los signos de admiración mas allá de la ignorancia futbolística nauseabunda del tal alvaro o que susodicho actue de malababa por ostentar la desgraciada condición de cérvido vikinguzo todavía dolido/estupefacto por perder este año la final de la Copa del Rey en su campo y ante el Atlético(“curiosamente” en esta página no se habló nada de esta final….”).

    Si es por ignoracia(tanto si es nauseabunda como si no)tranquilo alvarito que ya te pongo aquí(y sin signos de admiración)lo CAMPEON QUE HA SIDO Y ES el ATLETICO DE MADRID antes y despues de D.Diego Forlán,de nada:

    Competiciones nacionales

    Liga Española: 9 (1939/40, 1940/41, 1949/50, 1950/51, 1965/66, 1969/70, 1972/73, 1976/77 y 1995/96)2
    Copa del Rey: 10 (1960, 1961, 1965, 1972, 1976, 1985, 1991, 1992, 1996 y 2013)
    Supercopa de España: 1 (1985)
    Copa Presidente Federación Española de Fútbol: 1 (1947)
    Copa Eva Duarte: 1 (1951)
    Copa de Campeones de España: 1 (1940)
    Liga de Segunda División: 1 (2001/02)

    Competiciones internacionales

    Copa Intercontinental: 1 (1974)
    Recopa de Europa: 1 (1961/62)
    UEFA Europa League: 2 (2009/10 y 2011/12)
    Supercopa de Europa: 2 (2010 y 2012)
    Copa Intertoto de la UEFA: 1 (2007)
    Copa Ibérica: 1 (1991)

Comentarios cerrados para esta entrada.