La devaluación interna mola, ¿verdad?

Como llevamos unos cinco años de crisis, más o menos (siempre dependiendo de dónde empecemos a contar), estamos empezando a llegar a un punto en que incluso una parte de los economistas españoles, algunas de las personas a las que gusta pontificar sobre todo e incluso parte de la opinión pública comienza a entender qué está pasando y a intuir algunas de sus causas. Obviamente, todavía hay quienes creen que no hay duda de que la culpa es de las Comunidades Autónomas y los paletos de pueblo que no hacen caso a Madrid (abundan, de hecho, mucho entre los intelectuales del régimen) o pueden pensar que eso de la burbuja inmobiliaria es un engaño de la percepción, que en España los fundamentos de la economía son sólidos, que nuestros sector financiero funciona muy bien y está regulado como ningún otro en el mundo e, incluso, que el euro nos ha reportado grandes ventajas de tipo económico. No es extraño, además, que quienes así de convencidos viven sean los que han controlado y siguen controlando el cotarro. En parte porque hasta qué punto son burros y tienen poca idea de qué va la cosa, como estos eventos están demostrando, es una triste evidencia. En parte también porque su propia posición como grandes beneficiarios de cómo está montado el tinglado les dificulta mucho percibir con claridad hasta qué punto el que ellos salgan muy bien en la foto no significa que la cosa vaya bien para el país.

En estos momentos, el gran argumento de los defensores institucionales del euro en España es algo así como que mejor estar ahí porque, si no, seríamos libres y, como somos una mierda de país, usaríamos fatal esa libertad, con lo que mejor encontrarnos atados de pies y manos y obligados a seguir políticas que, aun no estando diseñadas por y para nosotros y siendo moderadamente (o muy, según épocas, contextos y momentos) nocivas para nosotros, siempre serán mejor que nuestra tendencia natural a convertir este país en una mierda en beneficio de unas clases extractoras de rentas que instrumentalizan todo el aparato estatal en su beneficio. Personalmente, no voy a negar atractivo a este argumento (muy caro al independentismo catalán, por otra parte), pues la debilidad del Estado español, la chunguez (en cuanto a nivel formativo y en cuanto a preocupación por los demás) de nuestras supuestas elites y lo razonable que es querer pedir la independencia y que nos anexione a Gibraltar no es algo que a mí me resulte muy ajeno. Más o menos, ésta es la tesis de la gente alfabetizada que en España sigue defendiendo a muerte el euro: por terribles que sean los daños que provoque la moneda única peor todavía serían los que nos autoinfligiríamos como país si nos dejaran solos (léase una exposición más o menos reciente de Fernández-Villaverde, Garicano y Santos en este sentido). Lo mínimo que se puede decir de este argumento es que, por poderoso que pueda ser, no deja de ser tristísimo. Hincándole el diente más a fondo, y reconociendo que la gran ventaja de la pertenencia de España a la UE es justamente ésta (ojo, a la UE, no al euro) pues nos han impuesto reglas desde fuera muy sensatas e importantes que desde dentro es dudoso que hubiéramos tenido tan rápido, la cuestión es si el arbitraje entre lo perdido y lo ganado en el caso de la pertenencia al euro compensa. Máxime teniendo en cuenta que se puede estar en la UE sin estar en el euro, tratando de maximizar ventajas y reducir inconvenientes. El problema, claro está, es que una cosa es el resultado de ese arbitraje ahora y otra en el futuro, donde estar en la UE sin estar en el euro puede permitir acumular esas ventajas pero sin posibilidad de influir y pintar en la toma de decisiones. La cuestión con todo, sigue siendo parecida, ¿es más importante eso -teniendo en cuenta que España en ningún caso va a pintar mucho- o los perjuicios que ya todos conocemos de seguir en el euro?

A estos efectos, conviene tener en cuenta que el euro es un desastre de gran magnitud económico a escala europea pero que, hay que reconocerlo, y en contra de la retórica habitual y de lo que suele leerse al respecto, las elites centroeuropeas que están dirigiendo esto desde hace unas décadas y más claramente en estos movidos y procelosos tiempos (lo que suele llamarse en España, para simplificar, “Merkel”) lo están haciendo increíblemente bien para estabilizar la crisis y poner remiendos a un diseño que tiene casi imposible arreglo. El sistema para gestionar el carajal en que se ha convertido la zona euro, con sus pasitos atrás y adelante, con sus dudas, titubeos y acciones de última hora, vamos, lo que Ulrich Beck ha llamado el “merkievelismo”, está funcionando increíblemente bien. Que a estas alturas no haya habido ninguna baja en la zona euro es prácticamente un milagro (que Grecia siga en el euro, que ni siquiera un país pequeño como Chipre haya salido a pesar de su poca importancia y del mega-follón que había con su modelo económico de casino especulador lo dice todo). Por no hablar de que, en medio del caos y de la agitación generados por las numerosas vías de agua, el buque siga a flote y, además, con cierta sensación de calma en cubierta en los últimos meses. Que algo así haya ocurrido demuestra varias cosas:

1. Que Alemania ha resuelto el “dilema alemán” y lo ha hecho de una manera clara: apostando por el euro, su mantenimiento y su defensa. Lo cual no significa que la apuesta vayan a poder mantenerla para siempre necesariamente, porque como las cosas sigan pudriéndose los costes de mantener no ya a Grecia sino a España o Italia dentro del euro pueden ser enormes, pero sí que, al menos como punto de partida, desde Centroeuropa se tiene clara cuál es la apuesta y que, a pesar de sus dificultades, van a tratar de mantenerla y asumir buena parte de los costes de su mantenimiento… porque creen que salen ganando a medio y largo plazo, y mucho, con este diseño.

2. Que el sistema de ayudas de último momento, de cambiar soberanía por respaldo financiero, de recentralización económica, de integración brutal de las economías periféricas en un modelo de capitalismo centroeuropeo (con todo lo bueno y todo lo malo que eso puede tener), está funcionado. De nuevo, el “merkievelismo” en acción. Y en este punto, a estas alturas, sí que parece evidente que no va a haber cambio de rumbo. Está, por lo demás, en el ADN de la Unión Europea que las cosas sean, porque sólo pueden ser así, de esta manera. Conviene, eso sí, que nadie se engañe. Para lo bueno y para lo malo el resultado final de esta película, si las cosas salen bien y no descarrilan, tarde más o tarde menos, está ya claro: una Unión Europea mucho más cachas y con muchas más parcelas de Unión política consolidadas. Los déficits democráticos y demás, como es obvio, no están en la ecuación. Son elementos contingentes. Pueden corregirse o no, dependiendo de muchos factores y de la presión mayor o menos de la opinión pública. Pero son irrelevantes a efectos de que se construya o no esa Europa más unida, más Europa, más tecnócrata… que de momento, y en contra de lo que suele leerse, está saliendo poco a poco fortalecida e increíblemente bien librada de esta crisis.

3. Hay países que tienen clara su apuesta y que saben hacia dónde vamos, hacia dónde quieren ir ellos y qué han de hacer para conseguirlo. Otros, como el Reino Unido, parecen haber entendido de qué va la película (si su pertenencia a la UE era para pintar e influir en sus decisiones, la crisis del euro está demostrando y fortaleciendo que en el futuro esa apuesta, trágicamente para ellos, no tiene sentido y que el marco futuro de decisión es o bien estar en la UE pero también en el euro o bien salirse de la UE). Y hay otros, como España, que van totalmente a rebufo de los acontecimientos, con unas elites políticas y económicas que interesadamente no osan siquiera cuestionar la posición en el euro y en la UE del país y que, sencillamente, van a hacer todo lo posible para mantenerse dentro del club, por muy irracional e increíble que pueda parecer. Los casos griego y chipriota son muy esclarecedores. Que después de todo lo ocurrido no sólo la mayoría de las elites sino la mayoría de la población sigan apostando por la permanencia en la UE a toda costa, sin que se haya abierto un debate serio, es un buen indicativo de por dónde irán las cosas en España cuando nos veamos en situaciones parecidas, tarde o temprano, a las vividas en esos países.

Las razones por las que la población acepta esta situación acríticamente, o al menos sin incoar un debate, son en apariencia más misteriosas. Sin embargo, las de las elites resultan sumamente sencillas de entender. Pensemos, por ilustrar la cuestión, en el caso español. Una zona euro mal diseñada y con muchos desequilibrios, más nuestra mala cabeza, se ha cargado la poca economía productiva del país y nos ha ido generando un incremento exponencial de las ineficiencias económicas del país. Todo ello oculto por un ficticio recurso al crédito barato que, junto a otros perniciosos efectos, ha hecho que cuando la cosa haya explotado lo haya hecho por todo lo alto. El problema es que, para volver a poner en marcha el país, a largo plazo necesitamos muchas cosas (ser mejores, sencillamente, en casi todo) pero para ir logrando salir del hoyo a corto plazo hay que volver, como sea, a ser competitivos cuanto antes (aunque sea sin haber hecho cambios de fondo de relieve a corto) por eso de poder comer, ir pagando las deudas y no acabar fatal. Esto, como todos sabéis, se hace tradicionalmente devaluando. Con ese respiro, vuelves a ser competitivo casi de un día para otro a cambio de empobrecer homogéneamente a todo el país y a partir de ahí, si haces las cosas bien… (como es sabido, los críticos con esta forma de hacer las cosas dicen que, claro, el problema es que tener una solución fácil a corto desincentiva a arreglar las cosas a largo… y vuelta a empezar).

Obviamente, al estar en la UE y en el euro esto de la devaluación no se puede hacer sin previamente cargarte la moneda única o salir de ella. De modo que hemos iniciado lo que ya en 2009 avisó Krugman (a quien el diseño de la UE siempre le ha parecido deficiente) que sería la inevitable solución para España: la ahora muy manida y por todos conocida “devaluación interna”. Es decir, bajar salarios a saco, preferiblemente hasta llegar a ese 30% necesario que habría sido lo que habríamos devaluado si hubiéramos podido. Cuando Krugman y demás advirtieron de que esto era lo que iba a pasar, cuando explicaron que dentro de la UE no había otra que actuar así, por eso de la competitividad perdida respecto de las economías centroeuropeas y tal, prácticamente nadie se atrevía siquiera a concebir que tuvieran razón. Las explicaciones de tirios y troyanos diciendo que no, que si los ajustes, que si la coherencia, que si el sistema financiero, que si no estamos tan mal, que si “no es eso”, se sucedieron. Pero sí, era eso. A estas alturas, al menos, nadie se puede engañar ya sobre la cuestión. La devaluación interna era esto (y era, sí o sí, lo que teníamos por delante… y todavía nos queda un trecho).

Las diferencias en los efectos de una devaluación interna como la que supone estar dentro del euro y una devaluación de toda la vida de Dios son muy significativas y explican, cuando se analiza bien a quién benefician y a quién perjudican, parte del entusiasmo de ciertas elites por esto del euro, cueste lo que cueste. Básicamente porque, a ellos, les cuesta poco. Incluso nada. Así, por ejemplo:

– en una devaluación clásica, pierde todo el mundo de manera más o menos homogénea, todos (asalariados, funcionarios, empresarios, pensionistas, Estado…) somos un % más pobres, de una manera muy bonita y marxista, muy igualitaria, aunque con un efecto: quienes gastan más en el extranjero (Estado, comprando petróleo; ricachones, viajando y comprando casas por ahí fuera; clases medias altas, con sus viajes a capitales europeas en vuelos low cost) más padecen los efectos, mientras que el ciudadano medio se empobrece unitariamente y pierde nivel de vida esencialmente como consecuencia de que se encarece la energía y con ello un poco el nivel de vida y con que tiene un Estado más pobretón;

– en una devaluación de estas modernas, interna, sin devaluar la moneda formalmente, la cosa es diferente: como se devalúa rebajando salarios no todos pierden ni todos pierden más o menos lo mismo, dependiendo de su respectivo poder de negociación los pensionistas pueden ganar nivel adquisitivo mientras los funcionarios pierden un 30%, los trabajadores fijos pueden ganar poder adquisitivo mientras los temporales se van por millones al paro… y todos tan contentos, sobre todo, claro, las clases sociales agraciadas en esta pedrea, que suelen ser, lógicamente, las que más resortes regulatorios controlan y más peso social y político tienen.

La devaluación interna es mucho más asimétrica e injusta que la simétrica (y eso sin hablar de que, además, tiende a sobrecargar más precisamente a los menos responsables de los excesos que obligan a devaluar), lo que permite entender mejor las razones por las que no sólo los Gobiernos sino las opiniones públicas, por lo general, siguen siendo muy pro-euro en los diferentes países de la UE más afectados por la crisis. No es de extrañar si tenemos en cuenta que, por lo general, las clases hegemónicas de nuestras sociedades se están encargando muy mucho de lograr que los efectos de la devaluación asimétrica se carguen esencialmente sobre los hombros de trabajadores, inmigrantes, estudiantes, jóvenes y demás colectivos que, por una razón o por otra, tienen menos voz.

Una última reflexión, en esta misma línea, sobre los diferentes efectos para deudores y acreedores de una “devaluación interna” frente a una devaluación clásica permite también entender la razón por la que acreedores (ay, nuestro sistema financiero) y demás colectivos que suelen contar con más posiciones de crédito que deudas (algo que está muy vinculado a la capacidad económica) están muy a favor de este modelo euro de baja inflación, estabilidad monetaria y devaluaciones vía salarios. Compárense, a estos efectos, la enorme diferencia para un hipotecado que supone pagar su hipoteca en pesetas devaluadas (se le han devaluado las pesetas de su sueldo, pero también las que eran el capital a devolver) a hacerlo en euros de su salario devaluado gracias a este sistema de ajuste (y quizás muy devaluado o, incluso, directamente sin salario gracias al masivo desempleo) pero mientras el monto total de euros de su hipoteca sigue inalterado y, en consecuencia, con una proporción de esfuerzo para su pago mucho mayor.

En última instancia, resulta bonito que, como casi todo, esto del euro, desde una óptica mediterránea, sea tan claramente una cuestión de clase. Para que luego haya quien critique a quienes afirmamos que Marx, el pobre, tenía en casi todo más razón que un santo.


Compartir:

  1. Comentario de Armin Tanzarian (16/05/2013 13:03):

    Hola, Andrés.

    Aparte de agradecer este artículo en particular y la tasa de actualizaciones en general, que últimamente da gusto, me gustaría comentarte que quizá en el primer párrafo, en la tercera línea empezando por el final, creo que los benefactores que nombras son más bien los beneficiarios.

  2. Comentario de Andrés Boix Palop (16/05/2013 13:06):

    Corregido. ¡Gracias!

  3. Comentario de JoJo (16/05/2013 13:28):

    Gran post y muy completo. Que la unión monetaria se hizo muy mal lo sabe todo el mundo: tendrían que haberse unido monetariamente los países más ricos y homogéneos entre sí pero, claro, a los países exportadores del norte les interesaba que los PIGS del sur, sus principales clientes, tuvieran la misma moneda para reducir costes en la compraventa al ahorrarse el cambio de divisas. Resultado: una Europa de dos velocidades en la que unos corren a 100 km/hora y otros a 60 (parecido al Estado de las Autonomías, que también va a dos velocidades).

    Y ahora nos dicen que España tiene que ser más competitiva, volver a crear la industria que destruyó durante el “ladrillazo” y generar empleo. ¿Cómo lo vamos a hacer si toda la gente joven con estudios se está largando de aquí? No van a quedar más que los viejos y la mano de obra no cualificada y, una vez llegados a este punto, a competir con China o Bangladesh.

  4. Comentario de Bah (16/05/2013 13:43):

    Gracias Andrés. Es muy necesario que se plantee la situación en estos términos. no sólo para conjurar el discurso que nos venden las partes beneficiadas, sino también una cierta alegría naïf que se palpa en el otro lado del espectro, en el que algunos parecen creer que lo que está ocurriendo es que el sistema está fallando. En realidad lo que está haciendo es funcionar mejor que nunca, alcanzando sus objetivos, que son los de las clases dominantes, sin apenas oposición. Me recuerda un poco a un profesor mexicano que tuve, que nos decía que eso de que los estados iberoamericanos habían fracasado era una milonga, en realidad habrían sido un completo éxito porque desde su nacimiento se habían adaptado perfectamente a los objetivos de las élites que los crearon. Y ahí tenemos la presencia de ricachones como Carlos Slim en el top 10 mundial para probarlo.

    Por lo demás, dices que “Pero son irrelevantes a efectos de que se construya o no esa Europa más unida, más Europa, más tecnócrata… que de momento, y en contra de lo que suele leerse, está saliendo poco a poco fortalecida e increíblemente bien librada de esta crisis.” Ese “de momento” es muy importante a mi juicio y quizá suficiente para dejar en suspenso cualquier juicio que podamos hacer. lo cierto es que a la apr que externamente el prestigio de europa se está deteriorando, internamente el proceso es probablemente más agudo y hasta en los países nucleares de la UE empiezan a crecer las dudas sobre los beneficios de pertenecer a la UE, aunque sea tímidamente, es un síntoma. Por una parte es una apuesta a doble a nada cuyo desenlace aún no conocemos y que puede acabar con todo el edifico en la chatarrería, y por otro lado, los efectos que el proceso, aún saliendo bien, tenga en el apoyo y la confianza de las poblaciones europeas en el proyecto puede ser más relevante de lo que tú das entender. Tampoco parece que, en el mejor de los casos, los desequilibrios territoriales que están jugando un papel tan importante en esta situación vayan a corregirse (quizá incluso se acentúen)lo que tarde o temprano volverá a pasar factura.

    Un saludo

  5. Comentario de Latro (16/05/2013 15:07):

    Yo no tengo nada claro eso de “sa Europa más unida, más Europa, más tecnócrata… que de momento, y en contra de lo que suele leerse, está saliendo poco a poco fortalecida e increíblemente bien librada de esta crisis”. Pero nada claro. Si se ve, por ejemplo, que al final manda mas Draghi que cualquiera, pero toda la gestión de la crisis me esta pareciendo fatal a todos los niveles. A nivel mundial Europa esta dando sustos cada dos por tres y salvándose de los mismos de milagro y a ultima ahora con algun apaño mal apañado. A nivel interno de la unión las diferencias, rencillas y demás empiezan a surgir donde antes todo era amor y que bonita es Europa y Alemania como te quiero. Y a nivel interno de las naciones las “tocadas” estan en un proceso de descomposición política que la falta de soluciones a la crisis – o la solución de la devaluación interna – no hace sino exacerbar.

    Creo que esa Europa tecnócrata esta mandando mas que nunca, pero para nada que se este consolidando. Precisamente manda mas que nunca porque son los únicos mecanismos que medio funcionan, pero vamos, ahi tuvimos hace poco a Angela Merkel tratando de colar un “anda, sube los tipos de interés que a Alemania le viene bien y a los demas que les zurzan”, que uno se pregunta por que lado va a romper esto, si por el de abajo por desesperación o por el de arriba porque ya esta todo el beneficio sacado y ahora que os folle un pez, mediterraneos.

  6. Comentario de Arredro (16/05/2013 15:24):

    Hola, Andrés, sólo una puntualización sobre la recomendación de Krugman: él nunca ha recomendado la devaluación interna, que de hecho la ha tildado de sufrimiento gratuito y prácticamente imposible de conseguir (por la rigidez nominal de los salarios, entre otras cosas).

    Cuando se le preguntaba una y otra vez sobre el tema concedía que sin soberanía monetaria, y con la elite política centroeuropea comprometida con la austeridad sólo quedaba esa salida, en teoría. Pero su propuesta era, y sigue siendo hoy, erosionar la deuda con un porcentaje de inflación del 4-5%, y apreciación de los costes laborales en el núcleo vía subidas salariales y rebaja de impuestos.

    Un saludo.

  7. Comentario de Latro (16/05/2013 15:30):

    Mas que apreciación de los costes, es creación de demanda en el “núcleo”. Que si nosotros devaluamos salarios pero no hay cristo que compre nada de lo que producimos la deuda la vamos a pagar el dia del juicio.

  8. Comentario de emigrante (16/05/2013 15:42):

    Yo como no sé de economía no acabo de entender eso de que hay que ser más competitivos. Quiere decir que estamos luchando por un recurso limitado y hay que ser más competitivo que el vecino porque no hay para todos? Cuando se refieren a los trabajadores lo llaman productividad, no?

    El recurso limitado es el empleo y para ser más competitivo hay que aumentar la productividad, creo haber leído por ahí. Lo que me parece una contradicción es que que si un trabajador produce el doble entonces sobra un puesto de trabajo. Porque por mucho que se abaraten los productos el mercado tiene un límite, la mayoría no suele comer más de lo que le cabe en el estómago ni vestir más de lo que le cabe en el armario. Así que llegará un momento que por muy barato que produzcas no venderás más y empezarás a despedir a la gente.

    Quizá localmente el aumento de productividad te haga más competitivo y aumente la ocupación pero globalmente significa que hacen falta cada vez menos trabajadores para saturar el mercado. Lo mismo pasa con los recortes, para que funcionen tienes que aplicarlos tú solo como hizo Alemania hace diez años pero si lo hacemos todos a la vez como ahora no veo yo cómo vamos a ser más competitivos que el vecino.

    La tecnología ha aumentado mucho la productividad, hoy un tío solo con un tractor puede cultivar la extensión donde antaño trabajaba un pueblo entero, una secretaria con un ordenador hace el trabajo que antes hacía una oficina entera. No debería ganar la secretaria lo mismo que antes cobraba toda la oficina? Donde se fue la plusvalía del aumento de su productividad? Los trabajadores en España ya son de los más baratos de Europa si no somos más competitivos será un problema del Arbeitgeber, no? Son nuestros empresarios los que no son competitivos y eso creo que tiene peor arreglo.

    Disculpas por no ser más breve pero las ideas me rondan sueltas por la cabeza cuando no revueltas.

  9. Comentario de leporello (16/05/2013 16:02):

    #8
    Precisamente sobre a donde ha ido el dinero de la productividad trata un libro que va a salir en breve de Jaron Lanier (who owns the future) al hilo del mismo en una reseña y entrevista comentaba esto mismo, como diversos avances a lo largo del siglo XX habían dado lugar a aumento de la productividad pero que por un pacto social tácito no habían acarreado grandes pérdidas de puestos de trabajo ya que aunque placenteros se creía justo pagarlo. El pone el punto de inflexión a finales de los 90 con la aparición de servicios online ‘gratuitos’ de Google y similares, el usuario hace un trabajo inconsciente del que se aprovechan empresas de muy pocos empleados (contrasta kodak con miles de empleados con instagram con 6), aunque el tipo parece algo pirado, la verdad es que da miedo como su visión se parece a la realidad.
    Además está es la primera vez que los puestos de trabajo que peligran son sobre todo los de la gente formada, lo que además quitaría incentivos o zanahorias para pensar que a nuestros hijos les podemos dar algo mejor. La verdad es que da miedo el futuro.

  10. Comentario de leporello (16/05/2013 16:16):

    Respecto a la devaluación interna me parece uno de los mayores timos de la historia, y me cabreo cada vez que leo a un pseudoperiodista económico hablando de las bondades del mismo.
    Resulta que me tienen que bajar el sueldo porque se supone que los bancos pueden quebrar y mi estado tiene que ayudar a esos bancos para que devuelban sus deudas, sin embargo, a mi no me ayuda nadie y si no pago me quedo sin mi patrimonio. Mira que el tema de la quita me repugnaba intelectualmente, pero si me devaluan el sueldo de esta forma que le devaluen los activos también al resto del mundo, es decir que me devaluen proporcionalmente mi deuda, supongo de este modo también será el pais más competitivo.
    ¿Porque la inseguridad jurídica sólo existe si hay quita para grandes empreseas y no si a mi me incumplen contrato laboral o a los chipriotas su contrato de depósito?
    Ya que no se puede devaluar el euro, que devaluen los euros que existen sólo en papelitos, es decir un 30 % de dinero de las cuentas y un 30% de las deudas, y el resultante para papa estado. Los traficantes de drogas y los que guarden los euros en el colchon felicidades, o que cambién todos los billetes de euros por unos distintos y que a los españoles nos den el 90% en nuevos billetes y a los alemanes el 100%, el que no cambie en 2 años se queda sin nada.
    Pero lo explican mal porque todos los periódicos están comprados por los bancos, no hay más que ver la gran covertura que se le ha dado a la sentencia de los suelos de las hipotécas.

  11. Comentario de Latro (16/05/2013 16:21):

    No he leido a nadie alabando las bondades de la devaluación interna, aunque seguro que por ahi hay algun “liberal” de esos que aplaude lo que le pongan delante.

    La cosa es que, estando en el euro, no hay otra. Es la única via que queda. Que eso sea una putada, o una jugada a favor de los de siempre, depende de si es usted el devaluado. Como dice Andreu, a los que no les han devaluado ni sus depósitos ni los deudas que van a cobrar seguro que esta UE le parece mucho mas cojonuda que a los que estan en el INEM.

  12. Comentario de Latro (16/05/2013 16:22):

    De donde rayos me he sacado yo Andres=Andreu es otro interesante asunto, aunque probablemente mas relacionado con el Alzheimer.

    Perdone usted.

  13. Comentario de Eye (16/05/2013 16:23):

    A mí me da la impresión de que la UE es un sistema disfuncional. Se mantiene unido por simple inercia, pero antes o después unos países u otros comenzarán a plantearse si realmente les merece la pena. Y yo apuesto por los “pagadores” centroeuropeos, que son los que están manteniendo ahora el chiringuito. La URSS se terminó cuando Rusia decidió que “estamos hartos de cargar con el resto de repúblicas soviéticas, nos iría mejor solos”, y sospecho que la UE terminará del mismo modo.

    «Porque por mucho que se abaraten los productos el mercado tiene un límite, la mayoría no suele comer más de lo que le cabe en el estómago ni vestir más de lo que le cabe en el armario».

    Eso siempre ha sido un problema. De hecho, a principios del siglo XX muchos teóricos anticipaban un futuro en el que la gente trabajaría jornadas de cuatro o seis horas, porque no haría falta más para cubrir sus necesidades básicas. Pero a lo largo de la historia el capitalismo ha “resuelto” el asunto de diversas formas: publicidad, obsolescencia programada, colonialismo y mercados cautivos… Por no hablar de la “destrucción creativa” de dos guerras mundiales. Ahora se cree que la pujanza del antiguo Tercer Mundo –China, India, Brasil– puede absorber todo lo que se fabrique y más. Y si de lo que se trata es de que los chinos vivan como estadounidenses, quizás sea verdad. Lo que me parece mucho más dudoso es que el planeta lo resista sin convertirse en un vertedero tóxico, o que incluso existan suficientes materias primas para alimentar ese crecimiento. Pero el pensamiento económico dominante siempre ha asumido que la Tierra es plana y no hay límites, y que conceptos como “capacidad de carga” son propios de barbudos con sandalias.

  14. Comentario de leporello (16/05/2013 16:29):

    Si lo entiendo Latro, está claro que esa seguridad en principio es buena, pero lo que no tengo tan claro, porque nadie me ha explicado, es por qué el estado (todos los españoles) tiene que ser garante de lo que ha pedido el Banco X y no de mi hipoteca. Lo que da lugar a que a mi me paguen menos para pagar las deudas del Banco X, pero yo siga debiéndole lo mismo al Banco X.

  15. Comentario de emigrante (16/05/2013 16:54):

    Siguiendo con el rollo, a lo más que llegan las propuestas de la izquierda, la que llaman radical, es a que se reparta el trabajo. Vale, con media jornada para cada uno tenemos el doble de puestos pero será con medio sueldo porque si no dejamos de ser competitivos. Y el estado no puede cubrir los servicios de dos familias con dos medias cotizaciones.

    Eso sin contar con la picaresca de los patronos que segúramente acabaríamos trabajando la jornada completa con el medio sueldo. Ahora, al menos con la jornada larga no se trabajan más horas extras gratis porque el día no tiene más que 24.

    Tiene gracia que la mayoría de los inventos del s. XX basaban su publicidad en el tiempo que nos harían ahorrar. En el anuncio el ama de cada tomaba té con las amigas mientras la lavadora daba vueltas. Y ahora la esposa tiene que trabajar fuera de casa porque con el sueldo del marido no les llega para la hipoteca. Producimos mucho más que antes pero tenemos menos tiempo. Será que los hombres grises de los que hablaba Michael Ende en “Momo” existen de verdad?

  16. Comentario de emigrante (16/05/2013 17:20):

    #13, “a lo largo de la historia el capitalismo ha “resuelto” el asunto de diversas formas: publicidad, obsolescencia programada, colonialismo y mercados cautivos… Por no hablar de la “destrucción creativa” de dos guerras mundiales”
    Gracias, Eye, por explicarnos por adelantado quíenes son los “hombres grises”.

    Los profetas del libre mercado predican que abaratando los costes se venderá más por lo que se crea trabajo y así hasta el infinito y más allá. Puede que funcione así de bien durante algún tiempo como la burbuja de ladrillo, pero una vez llegado al límite tienes que empezar a echar gente que a su vez también son compradores por lo que, paradójicamente, aumentando tu competitividad te acabas cargando el mercado. Vamos que el capitalismo entero no es más que una inmensa burbuja o sucesión de ellas donde los más listos son capaces de saltar de burbuja en burbuja sin caerse.

    Si la economía del s. XXI está globalizada, por qué no hay economistas que piensen de manera global?

  17. Comentario de Latro (16/05/2013 17:38):

    #14 Se equivoca, yo no he dicho que sea bueno. Sólo he dicho que dentro del euro no tenemos otra.

    La pregunta si el debate fuera racional seria que nos cuesta menos, salir del euro y devaluar “como siempre” o seguir en el euro y devaluar “a la interna”.

    Pero como nadie se parece plantear ni de coña el escenario de irse, estamos atados a lo que hay.

  18. Comentario de Latro (16/05/2013 17:41):

    O mejor dicho, como dice Andrés, para los que llevan el cotarro la opción actual es cojonuda – toda la devaluación se la comen los de abajo – asi que de ahi no va a salir nadie a decir vámonos/échenlos del euro…

  19. Comentario de parvulesco (16/05/2013 18:00):

    Andrés, el análisis muy bueno pero no estoy de acuerdo ni con 1 ni con 2 – en Alemania el partido anti-europeo está creciendo mucho, como todo el anti-europeísmo en general. No sé si las heridas que está infligiendo esta crisis van a ser olvidadas rápidamente. O van a empeorar.

    En todo caso todo el proyecto del NAFTA europeo que llamamos UE es extremadamente antiutópico, dominación neofeudal por parte de élites financiero-políticas con los Estados del sur, los PIGS, en plan Mississipi y los del norte en plan Connecticut, es decir, el tópico de “los del sur son unos atrasados retrógrados que aún creen en la esclavitud y los del norte, grandes próceres del progreso y la Ilustración” pero olvidando que las estructuras políticas descansan en que el crecimiento económico de los segundos fue a costa de los primeros.

    Plan de Estabilización de 1959 a cargo del FMI y tenemos la burbuja del desarrollismo, entramos en la UE y otra burbuja, entramos en el euro y la madre de todas las burbujas. No sé si nos está saliendo a cuenta esto de entrar en el circuito de crédito internacional. Necesitamos a un Correa español.

  20. Comentario de parvulesco (16/05/2013 18:03):

    #16 Emigrante
    “Si la economía del s. XXI está globalizada, por qué no hay economistas que piensen de manera global?”

    Sí que los hay, pero son de los ‘malos’… Political economy auténtica.

  21. Comentario de DeTomaso (16/05/2013 18:11):

    Al 100% con todo lo que se ha dicho.
    En otra ocasión, se podría hablar del IPC, ese impuesto indirecto invisible y que se come nuestro poder adquisitivo a ojos vistas. Si ya lo decían nuestras abuelas: si tengo 5, gasto 3 y guardo 2, pero eso de ahorrar por ahorrar no lleva a nada.

    En cuanto al interés del dinero marcado por el BCE, nada más estrambótico. ¿Cómo se puede comparar las necesidades de Alemania en orden a determinar el interés que necesitan para controlar los precios, respecto a las necesidades de Portugal, por ejemplo?

  22. Comentario de ocnos (16/05/2013 18:20):

    Ya puestos y en una aproximación conspiranoica, aunque viendo la realidad, cada vez menos, la herramienta mas efectiva p.ara esa devaluación interna es el paro.

    Estando o viendose afectados un gran número de personas que en la vida iban a pensar en ni siquiera saber donde estaba su oficina del INEM mas cercana, cualquier oferta que hace tres años hubiera resultado humillante, es vista hoy como una magnífica tabla de salvación.

    Así que ni salida de Europa ni leches. Nunca fuimos un país Bahrein que diría D.Guillermo pero entre las reformas laborales del Gobierno y el contexto económico, we are very close to become in New Bangladesh (perdón por el inglés, pero de leer a Jesus Cacho y al McCoy de El Confidencial no aprendo nada pero se me pegan sus vicios de estilo).

  23. Comentario de Lluís (16/05/2013 19:43):

    No creo que la culpa sea del euro y de la devaluación interna.

    Para empezar, una devaluación tradicional no excluye tampoco la devaluación interna. La peseta puede caer y también se puede recibir presiones para rebajar salarios, pensiones y rentas del capital (y las élites ya se lo montarán, llegado el momento, para tener sus ahorros en alguna divisa fuerte y a ser posible a buen recaudo en el extranjero, igual que ahora).

    Luego, el gobierno tampoco tiene el control de la situación, entre otras cosas porque un estado de chichinabo con una moneda débil no puede hacer nada contra los grandes ataques especulativos, algo que ya se produjo contra la peseta, si mal no recuerdo, allá por los años 90. A la cuenta, lo único que si que puede hacer el gobierno es devaluar y seguir devaluando, algo que tampoco es sostenible a medio o largo plazo, y que si se lleva al extremo, puede producir unos resultados bastante nefastos, incluso sin llegar a lo de la República de Weimar en 1923.

    De hecho, eso de devaluar se ha venido haciendo desde siempre, siempre estaba el figura de turno que creía que arreglaría los problemas de su tesorería cogiendo 10.000 monedas, fundiéndolas, rebajar la calidad de la aleación y sacar 20.000. Conseguía lo que quería a corto plazo, pero a la larga las cosas iban peor.

  24. Comentario de Yo la tengo mas gorda (16/05/2013 21:15):

    Son ustedes unos majaderos, proponen que nos saquemos los dos ojos para que al hombre de paja le saquen uno.
    No tienen remedio, me retiro a mi cubil para maquinar un argumentario que le de vidilla al post durante, que menos, cien comentarios.

  25. Comentario de Juan Carlos I (16/05/2013 23:55):

    La devaluacion interna son muchas cosas, me parece a mi.
    .-Primero, es lo logico que viene detrás del superburbujón de la hostia que tuvimos, que constaba de:
    .-un 15-20% del PIB (construcción)pagado con pasta traida del futuro
    .-Unos precios inmobiliarios burbujeados
    .-Pasta regando la sociedad por todas partes, lo cual, a mucha pasta circulando, mayor aumento de precios.
    Luego el estado natural despues de todo eso es….bajar
    .-Baja el negocio porque se esfumo todo ese PIB de la construcción
    .-Bajan los salarios por lo anterior, y porque hay cienes y cienes de trabajadores en paro a los que contratar, y porque es un objetivo que siempre han buscado
    .-Y bajarán los precios de los pisos, aunque por el camino de intentar evitarlo arrasen lo poco que queda de economia productiva

    A #19, la gran fundida al credito europeo se la metemos a partir del 2002. Hasta ahi era todo nacional. Para explicarlo por tramos:
    Modificamos la ley para calentar el mercado inmobiliario—>nos fundimos el credito nacional—>nos fundimos el europeo
    Si no hubiera estado el tramo 3, pues a devaluar y ATPC. Es la version gubernamental de Los Soprano, exprimo un negocio, lo quiebro y luego le pego fuego

  26. Comentario de Barbara (17/05/2013 00:26):

    Andrés, ¡Cómo me ha gustado este artículo!. Has expuesto de manera clarísima los avatares económicos que nos atañen. Gracias, he aprendido un montón.

  27. Comentario de auskalo (17/05/2013 02:57):

    La semana pasada Oskar Lafontaine escribió una carta en la página web de Die Linke del parlamento alemán, muy cabreado, diciendo que era mejor para los países del sur el abandono del euro, porque los políticos del núcleo están aplicando las recetas equivocadas y van a cargarse el tejido productivo del sur.

    Lafontaine fue primer ministro del estado de Sarre hasta el 98. En el 95 lo eligieron presidente del SDP, y empezó a enfrentarse a Helmut Kohl rompiendo el bipartidismo clásico, y después de ganar las elecciones el SDP fue ministro de economía y finanzas de Schröder en el gobierno alemán en el 98 y uno de los padres fundadores del euro. Pero vió que tanto Schröder como Blair y Bush no querían saber nada de regulación financiera y además se olió las reformas neoliberales que querían aplicar al mercado de trabajo, y dimitió de todos sus cargos del gobierno en el 99 y se puso a criticar las reformas sociales contra la jornada laboral, el seguro de desempleo, la sanidad, etc. Terminó abandonando el partido en 2005 y ayudó a fundar el partido Die Linke (la izquierda). En 2010 dejó la presidencia de Die Linke y su acta de diputado por un cáncer.

    Hace poco dio una entrevista a ATTAC, y tiene las ideas muy claras:

    http://www.youtube.com/watch?v=UR2cIF0g2-A

    Una entrevista de hace poco también:

    http://www.sinpermiso.info/textos/index.php?id=5826

    Es interesante también el discurso de despedida en el congreso de Die Linke, en 2010:

    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=112487

    Y para terminar, Oskar Lafontaine es keynessiano a tope en economía, pero tiene muy claro el valor del trabajo y de la propiedad colectiva. Hay maneras de conjugar Marx y Keyness, pero nos las tapan y falsean de tal manera que hasta los cooperativistas parecen marxistas-leninistas en el mundo neoliberal actual.

    Por lo demás, parece que vamos a una recesión global y el capitalismo va a tener que reinventarse si no nos llevan a una guerra mundial.

    Esto de los intereses al 0,5% a los bancos y el Quantitave Easing no tiene tampoco mucho futuro: el capitalismo no funciona sin intereses y crecimiento, y los recursos globales son muy escasos para seguir quemando petróleo y agua a marchas forzadas.

    Sólo una redistribución de la riqueza, subida de sueldos bajos generalizada y un empeño en energías limpias, manteniendo un ritmo de vida humilde en una economía estacionaria podría funcionar.

    Pero mandan los acreedores, y manejan a los políticos como a maniquíes… por algún lado estallará: no creo que termine con un suspiro.

    Lo triste es lo rematadamente mal que lo están haciendo los del núcleo duro del euro. Si Merkel no gira 180º después de las elecciones, como en el tema nuclear, estamos perdidos. Tanto en el euro como fuera de él. España importa más alimentos de los que exporta, y energía, la importa casi toda.

    A poco que la economía mundial empezara a carburar, saltarían los límites físicos de la naturaleza.

    Un saludo

  28. Comentario de CharlyJohn (17/05/2013 08:30):

    Perdón por el Offtopic,pero es que hoy con respecto a la final de copa de su campechana majestad ,he soñado que se le pitaba a él y al himmo en el Bernabeu,sí sí en el mismísimo Bernabeu y no srs no,ayer no hice ningún Miguel Angel Rodriguez y me acoste tajao…¿Se imaginan qué cerca estaríamos de la III si mi sueño se cumpliese?.?en fin mil perdones por el lapsus…sigan uds. al hilo del artículo

  29. Comentario de galaico67 (17/05/2013 10:32):

    Yo tambien estoy con los que dicen que la salida del euro es imposible, estamos pillados hasta los mismisimos en una trampa de credito – y por mucho tiempo- con lo que hasta que no demostremos que podemos vivir con nuestros medios, cualquier salida a la torera sería respondida con un corte de financiación – y comercio- que haría parecer la autarquía de Franco una burbuja inmobiliaria.
    Otra cosa es discutir si están ó no aprovechando para devolvernos a la servidumbre con la gestión que están haciendo de la crisis. Los precios de energía y alimentación, el coste de los servicios, el reparto de los tributos…eso es lo que hace inaguantable la devaluación competitiva, la deflación salvaje ó lo que quiera que sea esto. Soplar y chupar, se llama esto. Por un lado se bajan los sueldos y, por otro, se cobran los servicios/impuestos/energía/alimentos como si estuvieramos en la burbuja, por lo menos a los que cobramos por nómina.
    Ya es para coger una recortada que se planteen nuevos “impuestos ambientales” y que el impuesto de lujo siga sin aparecer. O que no se adapten impuestos como el de circulación – si no es para subirlos a los coches de pobres- ni las tasas municipales al coste de los servicios prestados. Para algunas cosas somos muy comunistas

  30. Comentario de Karraspito for President (17/05/2013 13:30):

    #27 Auskalo, el mundo actual NO es neoliberal, si lo fuera nos iría bastante mejor. Y es que como utopía que es, es difícil que alguna vez pueda alcanzarse, el ser humano es demasiado mezquino para ello.

  31. Comentario de desempleado (17/05/2013 14:57):

    Magnífico artículo. La opción es la de siempre: socialismo o barbarie.
    Lafontaine dice las cosas muy claritas, por eso en la “Volksgemeinschaft” lo tratan como a un apestado, a él y a Die Linke.

  32. Comentario de Eye (17/05/2013 15:12):

    «Sólo una redistribución de la riqueza, subida de sueldos bajos generalizada y un empeño en energías limpias, manteniendo un ritmo de vida humilde en una economía estacionaria podría funcionar».

    No. Chance. In. Hell. Antes volarán los burros y ganará la liga de primera el Hércules que veremos algo de eso. Salvo lo de la economía estacionaria, claro.

    De la URSS tampoco se podía salir, y sin embargo las repúblicas soviéticas de la periferia se encontraron fuera de un día para otro, cuando el sistema se derrumbó como un castillo de naipes. Con la UE podría ocurrir algo similar. Francia está en recesión y Holanda también ha sufrido una burbuja inmobiliaria de auténtico chiste. Es que aquí no se salva ni Dios… ¿Piensan los bomberos de la Merkel salvarnos a todos? ¿O llegará un momento en que dirán “a la mierda, no tiene sentido continuar”?

  33. Comentario de galaico67 (17/05/2013 15:53):

    “¿Piensan los bomberos de la Merkel salvarnos a todos? ¿O llegará un momento en que dirán “a la mierda, no tiene sentido continuar”?”

    ¿Salvarnos? Y yo que pensaba que estaban asegurandose el retorno de los prestamos que, “rigurosamente”, germanicamente garantizados, le habían hecho a los Bancos PIIGs….

  34. Comentario de Karraspito for President (17/05/2013 16:28):

    Mira, Galaico, verás qué risa:

    http://www.bbc.co.uk/news/business-15748696

    Si los británicos nos dieran lo que nos deben, tendríamos para pagar a Alemania y todavía nos sobrarían 184.9 millardos (billones yankis). En cuanto a deuda, al menos en teoría, nosotros no somos ni mucho menos los que peor estamos.
    Y luego los británicos no dejan de abrir la bocaza con la poca confianza que suscita Spain, los hijos de puta.

  35. Comentario de Karraspito for President (17/05/2013 16:31):

    En realidad el balance serían 110 bn, puesto que le debemos 74.9 a UK. Con esos 110 nos quitaríamos la deuda con Francia prácticamente del todo y nos quedarían unas deudas irrisorias. Ya, ya sé que no es tan sencillo y que no va a ocurrir así, pero hay que ver la de hijos de puta de los que estamos rodeados.

  36. Comentario de Eye (17/05/2013 16:31):

    Cierto, tendría que haberlo puesto entre comillas, pero al menos sobre el papel lo llaman “rescates”. Aun así, aunque a nosotros, los griegos y los italianos nos estrujen como esponjas para recuperar parte de lo que estúpidamente prestaron, no sé hasta qué punto la UE va a seguir siendo rentable para los alemanes; sobre todo a medio plazo.

  37. Comentario de Karraspito for President (17/05/2013 16:32):

    Es más, teniendo en cuenta lo que nos debe USA, sumado a los cálculos anteriores, nos quedaríamos con saldo positivo. Tócate los cojones, Mari Loli.

  38. Comentario de Karraspito for President (17/05/2013 16:33):

    #36 según mi enlace, a Grecia no le debemos nada, y a Italia unos irrisorios 22 bn.

  39. Comentario de Eye (17/05/2013 16:55):

    No, ha sido problema de mi redacción. Lo que quería decir es “aunque [los alemanes] a nosotros, los griegos y los italianos nos estrujen como esponjas”…

    A mí lo que me llama la atención del enlace es que todo el mundo debe dinero a todo el mundo. Alemania debe a Estados Unidos y viceversa. Por conceptos distintos, supongo, pero visto así en el mismo gráfico todo parece un poco absurdo.

  40. Comentario de galaico67 (17/05/2013 17:31):

    Karraspito ¿Y perderse comisiones, refinanciaciones y cambios de birlibirloque al ir casando deudas? ¿Te imaginas la cara que se les podría quedar a alemanes y britanicos si fuera D´Windows y le dijera a la jefa: Mire, cobrese lo que le debemos con estos millones de deuda británica AA+++ y yo le pago a los míos y deje de dar por culo….aparte de que los “mios” se lo iban a comer, quedar en manos de Naniano y Meutoriño para cobrar, algo más que un vahido les iba a dar.

    Pero no soñemos , ni la lógica ni la contabilidad tiene nada que ver con este juego.
    Otrosi, a Alemania más le valía empezara pensar que los brasileños alguna vez dejarán de comprar Merches y Siemens. No están obligados, como nosotros….a largo plazo vamos hacia un crack mundial del copón. Yo sere un analfabeto económico, pero tanto capital creado de la nada no puede ser bueno. Llegará un año ( espero estrar criando malvas ) en el que el contador de la riqueza de las naciones tenga que ser reseteado y esos paelitos de colores y apuntes contables que circulan por ahí no valgan nada

  41. Comentario de Latro (17/05/2013 18:01):

    Galaico, el dinero no es “creación de riqueza”. Es la correa de transmisión de la riqueza, nada mas. El dinero nunca ha valido nada – mas que lo que los demás están dispuestos a aceptar por él.

    Para que “los apuntes contables que circulen por ahi” no valgan nada tiene que irse al carajo la civilización humana y que ni dios este dispuesto a cambiarle comida u otros bienes y servicios por nada. Mientras necesitemos de los demas para sobrevivir, los papelajos tienen valor.

  42. Comentario de galaico67 (17/05/2013 18:13):

    Latro, yo he leido por ahí – y seguramente este equivocado- que con el dinero que hemos creado podemos comprar la producción total del mundo unas cuantas veces. Algo falla si, en teoría, el dinero es una forma de representar el valor de las cosas. Por eso, de toda la vida se han invadido paises para saquearlos,única forma de enriquecerse a lo grande, al menos hasta que se acabó el patrón oro

  43. Comentario de parvulesco (17/05/2013 19:43):

    Karraspito,
    el mundo actual sí es neoliberal. Neoliberalismo es Reagan, Thatcher, burbujismo, ¡que se mueran los pobres! y el consenso de Washington.
    Quizá te refieres al liberalismo original de la tropa de Adam Smith, pero lo que tenías entonces era lo mismo que ahora, la banca cobrando intereses y el Estado cobrando impuestos estrujando a campesinos y trabajadores. Vaya, capitalismo puro y duro, el de siempre a excepción de la ventana 1945-1975 en el mundo blanco.

    Juan Carlos I,
    es cierto que es a partir de 2002 que nos comemos crédito internacional (sobre todo francés y alemán), pero no es ahorro, cuidado, es porque los bancos de estos dos países llevaban haciendo un leveraging de la hostia desde el tratado de Maastricht.
    Antes de 2002 sí es a partir de “ahorro nacional”, pero entendiendo “ahorro nacional” como “dinero negro que tenía en pesetas por ahí y ahora que viene el euro dónde lo guardo”. Pues comprándote una casa, dice el asesor fiscal. Le añades el shock de Aznar del 98 con el suelo y ya tienes la madre de las burbujas, el salario medio y mediano decreciendo desde 1994 y creación de desigualdad monumental, una sociedad a dos velocidades como decía Tano Santos comparándonos con la brasileña. Bienvenidos al tercer mundo. Esto es el reaganismo, cuando los pobres se mueren porque son pobres y punto, que las leyes económicas son naturales y universales. “Orden en el universo”, decía un economista estudiando la impredictibilidad de Wall Street.

  44. Comentario de Oliveral (17/05/2013 22:47):

    Está claro. Tener libras esterlinas es glamoroso, luce bigote elegante y sugiere levita con bombín. En cambio la peseta es de pobres.

  45. Comentario de auskalo (18/05/2013 00:57):

    Yo que me esperaba una intro acerca de los de la Tierra de Fuego de Azerbaijan sobre Mourinho en el Santiago Bernabeu, nada de nada.

    Y encima veo que el eldiario.es han fichado a Gillermo, que habla de la erosión del campechano.

    Esto ya no es lo que era.

  46. Comentario de Juan Carlos I (18/05/2013 09:19):

    A #43, gracias.
    Como dice el vasco del chiste, si vamos a setas (ideas) vamos a setas, y si vamos a rolex (numeros) a rolex.
    Pues vamos a setas.
    Yo quiero estar cerca de Europa.Al menos el nivel de prudencia y seriedad en el manejo de las cuentas es bastante superior al de nuestro cortijo. La tolerancia a la corrupcion bastante más baja. Ya solo con eso, me vale.

    Y ahora, vamos un poco a Rolex.
    Entiendo que es razonable para todos que la deuda es algo a disminuir.
    Que la nuestra es muy alta y que por tanto, no valen “paluegos”, toca ya.
    La deuda es estatal y privada
    La estatal, se soluciona con menos gastos y mas ingresos. De la parte de más ingresos, el nivel de impuestos ya no se puede subir más. De la parte de menos gastos, resover el dinero que se va en corrupciones (puestos a dedo, organismos inutiles, cortijos autonomicos, n-mil empreas publicas que son colocaderos, contratar infrastructura innecesaria, etc…), pensiones (recortando los tramos superiores de renta, porque, no olvidemos, las pensiones de hoy dia, las estan pagando salarios moda de 16k-17k euros, y las pensiones son el 38% de los PGE de 2013, ojito) y algunas cosas más.
    Si tu deuda es privada, pues, o haces que lo publico se a coma, socializando perdidas, con lo cual fin de la discusion y encantados de conocernos, o vas resolviendo y liquidando ordenadamente.
    Esa ultima es la tarea utopica numero dos, despues de la de “eliminar los gastos asociados a corrupcion”. Para detener la sangria de las cajas de ahorro, tuvieron que venir los europeos y forzarnos a meterlas en vereda. Y no hablemos ya de la liquidacion de los pisos sin vender que todavia tienen los bancos y cajas…..antes morira el resto de la sociedad que ellos reconozcan las perdidas en sus cuentas. Una vez mas, es Europa quien les fuerza.

    No me malinterpreten, si yo fuera un enchufado politico, tuviera un trabajo blindado en lo publico con un sueldo fuera de mercado, fuese un constructor especulador que impaga sus deudas, o un estafador que vacia cajas de ahorro por dentro, o un evasor de impuestos, estaria encantado de que todo siguiere como esta.

    Pero como me gano la vida con un salario, prefiero que el modelo social y economico se aproxime al centroeuropeo y se aleje del africano, llamenme raro.

  47. Comentario de Lluís (18/05/2013 16:30):

    Juan Carlos,

    Sobre lo de aumentar los ingresos (impuestos), si que hay opciones. Para empezar, eliminando algunos chollos que permiten a los más ricos escaquearse por la vía legal. Y por la otra, luchando contra el fraude, que es mucho más grande que en los países serios de la UE. Sólo que el Estado recaudase lo que tiene que recaudar, el déficit bajaría bastante.

    Quizá convendría cambiar la moralidad pública. Aquí, el que defrauda es visto como el macho alfa y el ejemplo a seguir, y alardea de ello, los que pagan son unos pobres diablos y los que pagan pudiéndolo evitar son los tontos. En otros países más serios, el defraudador intenta pasar bastante más disimulado, no sea que un vecino o un conocido lo ponga en conocimiento de la autoridad y tenga problemillas (aquí, en cambio, en lugar de considerarlo un “ciudadano concienciado” sería un “soplón envidioso”). Aquí, ante un aumento del IVA, algunos ciudadanos de bien reaccionan aumentando el volumen de sus transacciones en “B”, y no son los grandes capos del IBEX-35 los que hacen eso; el profesional que tanto se queja ahora, para justificar un aumento de su circulación en “B”, puesto al frente de una gran corporación no actuaría de forma mucho mejor; reúne a unos cuantos así en una cooperativa, y acabarán mandando cascos azules a las juntas generales.

  48. Comentario de ieau (18/05/2013 20:10):

    #47 No me he planteado si sería socialmente positivo o negativo, pero he aquí una idea bestia para cambiar la moralidad pública o, al menos, evitar que el macho alfa lo anuncie demasiado: premiar la delación (de hecho existen supuestos legales en los que se hace actualmente condonando sanciones).
    Esto estuvo vigente hasta el 31 de diciembre de 1986:
    Artículo ciento tres [de la derogada Ley 230/1963, de 28 de diciembre, General Tributaria].
    Uno. La acción de denuncia pública, cuyo ejercicio se regulará reglamentariamente, es independiente de la obligación de colaborar con la Administración conforme al artículo ciento doce de la presente Ley.[Párrafo similar al art. 114 de la LGT actual, pero atención:]
    Dos. Las disposiciones reglamentarias determinarán la especial tramitación de los respectivos expedientes y los requisitos a cumplir por los denunciantes para tener derecho a la participación que se fije. [Y reglamentariamente se fijaba una participación en el 30% de la sanción impuesta].
    Ya dicen ustedes, si son tan amables, qué piensan de esto…

  49. Comentario de lalo (19/05/2013 11:50):

    bertin osborne abanderado del lepenismo en espana, que intervencion la suya en el circo de telecinco.;.. este pais no tiene arreglo..

  50. Comentario de Mauricio (21/05/2013 17:57):

    En su imparable avance hacia atrás, en el que el marxismo más rancio es un puntito lejano a sus espaldas, han llegado en busca de su particular grial de la “izquierda verdadera” a defender teorías propias del ludismo de principios del XIX: “como las maquinas hacen el trabajo de varios obreros, a la larga nos quedaremos todos sin trabajo, así que destruyamos las maquinas”.

    España no tiene que competir con Bangladesh, tiene, debe y puede competir con Alemania. Hay muchas cosas que se pueden hacer y que no implican bajar salarios, ni pedir dinero, pero que ustedes obvian o desconocen porque no entran en su lógica decimonónica de “lucha de clases”. Y muchas de ellas pasan efectivamente por ordenar el estado de las autonomías que entre otras cosas ha acabado con la unidad de mercado, incrementado la burocracia para poner en marcha una empresa o que junto a la administración central, acapara el poco crédito disponible, además de tener una responsabilidad directa en el hundimiento del sistema de cajas español.

    Además de lo anterior: hay que cambiar el sistema de pensiones, hacer una verdadera reforma laboral, hallar formulas imaginativas para la financiación de las empresas (bonos, el modelo ingles en el que su BC solo presta a aquellos bancos que a su vez dedican ese dinero a prestar a empresas, etc), reforma fiscal, incluyendo bajada de impuestos y cargas sociales, unidad bancaria europea, y por supuesto permanecer en el euro.

    Pedir salir del euro es no entender nada. Ni ustedes serian capaces de convertirnos en Bangladesh pero si en un país capaz de envidiar Argentina. A veces parece que les inspire el propio Kicillof. Discutían sobre “el valor del dinero” pues este vale exactamente la confianza que inspire el banco central que lo respalda: ¿Cuál creen que sería la confianza del mundo, de los españoles, en una peseta avalada por un banco central de un Estado en bancarrota y endeudado hasta las cejas? ¿Cuánto nos tendríamos que devaluar? Imposible adivinar dónde estaría el suelo. Tan solo Argentina puede servirnos de referencia, tambien para ver las consecuencias de seguir “teorías” decimonónicas para “defender la industria nacional” con aranceles, cupos, devaluaciones, etc, pregunten a los empresarios argentinos por las consecuencias de esas ideas trasnochadas. Para entendernos es como defender hoy en día que la Ley Bosman perjudico al futbol español, que es lo que en su momento defendían todos aquellos que tienen su “lógica” económica/competitiva.

    Y por supuesto que la generación más preparada de la historia, mueva el culo y no precisamente a la Plaza del Sol. AH! Y el euro efectivamente se hizo mal pero entonces no parecía importarles. Que tiempos aquellos en que Europa era la solución…

  51. Comentario de Yo la tengo mas gorda (21/05/2013 19:49):

    Que si mauri, que si, que no somos lo suficientemente liberales, que somos unos vagos, que hayek nos pone solo en from dusk til down, que nos van las utopias ridiculas, pero ¿la peseta?

    Humildemente propongo que la nueva moneda se llame real de vellón o maravedi, nombres que retrotraen a una época gloriosa en la los emprendedores patrios, armados con su analfabetismo, sus cojones y su codicia pegaban el pelotazo en las indias. ¿Mucho mejor, no?

  52. Comentario de Jiri (22/05/2013 13:53):

    “España no tiene que competir con Bangladesh, tiene, debe y puede competir con Alemania.”, eso se lo cuenta vuesa mercé a Mariano y la Merkel, a ver qué opinan de ello.

  53. Comentario de menipo (22/05/2013 14:56):

    Enlace a otro artículo que mete miedo sobre el futuro económico de España:

    http://spaineconomy.blogspot.com.es/2013/04/beyond-their-ken.html

  54. Comentario de Mauricio (22/05/2013 15:30):

    Compiten por precio los que no pueden competir con talento. Si España cuenta con su generación más preparada ¿o no es así? el problema tiene que ser estructural. Cambiemos eso. Los salarios españoles son consecuencia y no causa, de nuestra estructura económica, burocrática, etc. Para cambiar el resultado hay que cambiar la ecuación.

  55. Comentario de Jiri (23/05/2013 09:19):

    Sí, sí, Mauricio, si yo no digo que no podamos, es que no quieren o no nos dejan.

  56. Comentario de Latro (23/05/2013 11:21):

    Eso de que no pueden competir con talento… Yo trabajo en informática, hasta ahora llevandome el “curro” de los alemanes y suizos y americanos a “nearshore” mas baratilla, lease España.

    Pero claro, siempre esta la posibilidad de que mañana se lo lleven a la India.

    Y los de la India… sinceramente son bastante mas paquetes que nosotros (no solía ser asi hace unos años, pero ahora ya deben estar rascando el fondo de las universidades de la India), pero tienen dos grandes ventajas.

    La primera es el precio, claro

    La segunda es que el cliente pide un tio con experencia en X, y los indios le sacan 10 o 20 tios con todas las certificaciones.

    ¿Que hacemos nosotros? Aqui la política no escrita es que las certificaciones muy bien… cuando salga un cliente que la necesite ya veremos de pagarla, con lo que nos de el cliente de pasta, claro.

  57. Comentario de Jiri (23/05/2013 13:24):

    #56: Verdad de la buena. Confirmo.

  58. Comentario de Lluís (23/05/2013 21:23):

    Mauricio,

    La estructura burocrática de los países del norte de Europa es bastante más pesada que la de España. La de Bangladesh o Pakistán lo es menos. Que impere la ley de la selva, haya pocas reglas y nadie se moleste en hacerlas cumplir no significa que las cosas vayan mejor.

    Ahora nos quieren vender que el estado de bienestar actual es insostenible. Evidentemente, no se puede estar subiendo permanentemente los impuestos, y tenerlos muy elevados tampoco arregla nada, pero mejorarían bastante las cosas si simplemente recaudasen lo que corresponde, porque en otros países el IVA también está al 21 %, no se hunden en el caos y el fraude fiscal es menor, aunque sólo sea porque tienen más funcionarios para luchar contra el fraude. Luego, a la hora de recortar, uno no deja de preguntarse si para el país en general es mejor tener becas universitarias o destinar dinero público a rescatar concesionarias, construir un portaaviones nuevo o construir submarinos defectuosos doblando el presupuesto inicial.

  59. Comentario de Mauricio (24/05/2013 12:07):

    Oigan ¿Cómo se lo hacen los informáticos alemanes, franceses, ingleses, etc? ¿Son más baratos que los españoles?

    Por cierto a propósito de la “devaluación”, justo ayer leí que Lenin afirmaba que la mejor forma de hundir un país era corrompiendo su moneda…entre eso y que Marx afirmaba muy astutamente, que el socialismo debía ser la última etapa del capitalismo, que empiezo a cambiar de opinión sobre este par, de economía lo justo pero de tontos, ni un pelo.

  60. Comentario de Quebec (24/05/2013 14:04):

    “España no tiene que competir con Bangladesh, tiene, debe y puede competir con Alemania. Hay muchas cosas que se pueden hacer y que no implican bajar salarios, ni pedir dinero, pero que ustedes obvian o desconocen porque no entran en su lógica decimonónica de “lucha de clases”

    El dinero fácil, lo que algunos autores denominaron “turbocapitalismo”, el que salio del sudeste asiático avido de inversiones en países centrales -EEUU y Europa, y dentro de la misma la que mayores oportunidades daba era el sur de Europa, aquí en la burbuja y en infraestructuras, en Grecia directamente en la deuda pública-, causó en el sur de europa una enfermedad que ahora tiene una importancia patente en la llamada crisis del euro. Ni mas ni menos que de forma acorde a esas inversiones, los precios y salarios crecieron a un ritmo mucho más rapido en el sur de Europa que en el norte de europa, una mini-revolucion de precios que como en la original de allá por el siglo XVI ha repercutido en una cosa; Acentuar la PERDIDA DE COMPETITIVIDAD del sur frente al norte, en un momento en el que como bien sabemos no existe la devaluación como mecanismo…

    La única manera de competir con Alemania en el caso que pone es que Alemania suba sus salarios, cosa que sería muy razonable con vistas a una UE más equilibrada. Pero a Alemania esto no le conviene, porque eso le supondria una perdida de competitividad en los mercados internacionales. Alemania de hecho ya está perdiendo competitividad a escala global frente a los países emergentes, en cuestion de décadas tampoco figurará entre las primeras economías del planeta, y pronto dependerá unicamente de la exportación de artículos de lujo, y el dilema para ellos viene a ser o la tradicional formula de financiar al sur de forma que estos sean clientes de su industria a costa de una mayor competitividad fuera de la UE… O hacer lo que está haciendo, negarse a ese reequilibrio.

    ” Tan solo Argentina puede servirnos de referencia, tambien para ver las consecuencias de seguir “teorías” decimonónicas para “defender la industria nacional” con aranceles, cupos, devaluaciones, etc, pregunten a los empresarios argentinos por las consecuencias de esas ideas trasnochadas”

    Lol…Mauricio, ¿Tu crees que a dia de hoy hay en los muy liberales EEUU, o en Alemania, free-trade con China, por poner un sólo ejemplo? ¿Crees que no hay aranceles brutales? “ideas trasnochadas”…xD

    “Y por supuesto que la generación más preparada de la historia, mueva el culo y no precisamente a la Plaza del Sol. AH! Y el euro efectivamente se hizo mal pero entonces no parecía importarles. Que tiempos aquellos en que Europa era la solución…”

    Europa ES la solución. Es la única solución de que la propia Europa no pase al rincon de la historia a pasos agigantados (Ni los amantes de lo alemán están en condiciones ya de esperar que Alemania sea un país central de aquí a 50 años). Simplemente, el eje de la historia está cambiando del Atlántico al Pacífico, y esto ya nos convierte en marginales. Europa es un gigante económico, pero desunido, con grandes desequilibrios, con problemas cada vez más graves de competitividad, con un déficit democrático que puede repercutir negativamente en su viabilidad, con falta de proyectos de integracion creíbles, y un enano político sin peso ni influencia. Así que europapanatismos ni de un lado ni del otro. Que esta tendencia neocon lleva al suicidio de Europa -Hace años eran 4 voces las que lo decían y ahora es un verdadero clamor- está mostrandose con cada vez más claridad conforme la recesión continua en favor de unos ganadores concretos, y el euroescepticismo no para de crecer. Ser europeista no significa tragar con ruedas de molino.

  61. Comentario de Lluís (24/05/2013 17:58):

    #59,

    No, Mauricio, los informáticos ingleses, alemanes o franceses no salen más baratos que los españoles, y ni siquiera son más productivos. El problema es que en España se quiere contratar a informáticos por 1000 € mensuales, y claro, con esos precios era bastante difícil incentivar a la gente a que se pasara unos cuantos años estudiando y luego dedique parte de su tiempo libre a actualizarse, sobretodo en la época en que un peón albañil, incluso un camarero, ganaba lo mismo o más. Luego ha venido lo que ha venido, pero difícilmente una persona de 30 años que dejó de estudiar al cumplir los 16 puede volver a la escuela, especialmente ahora que suben tasas y matrículas.

    El informático, al final, también acabará emigrando a Alemania o al Quebec si se defiende con los idiomas y tiene ocasión, no porque quiera, sino porque le pagan el doble y no se presupone que si el horario es de 8 a 5 tendrá que quedarse casi cada día hasta las 7 por amor al arte. Quizá allí encontrará más fácilmente empresas donde se considera que pagar un curso a tus técnicos no es un gasto sino una inversión. Y eso, desde luego, no es todo culpa de los políticos o de que hay demasiadas CCAA’s.

  62. Comentario de Lluís (24/05/2013 18:06):

    #60

    Pienso que los países asiáticos también irán perdiendo competividad, cuando la gente vaya tomando un poco de conciencia sobre la forma como debe repartirse la prosperidad y empiecen a exigir salarios algo mejores y una cierta protección social, algo que se consigue subiendo impuestos y aumendo el coste laboral. Y el aumento de los costes de transporte (que el petróleo no va a bajar, y a este paso dentro de un par de lustros igual vuelve a salir a cuenta volver a poner barcos de vela), algo que hará que poner un producto de China en Europa o EEUU vaya subiendo de precio. Y luego está el tema de los aranceles, algo que puede hacer bastante más daño a China que a Europa.

    Y de todas formas, asumiendo que Alemania perderá chispa, seguirán teniéndolo peor los PIGS.

Comentarios cerrados para esta entrada.