- La Página Definitiva - http://www.lapaginadefinitiva.com -

El Papa se une a la conspiración contra Mariano Rajoy y su Amortizada Majestad

Y de repente, así, por sorpresa, nuestro querido Papa, el jovial y afable Herr Papst Kardinal m. Dr. m. h. c. Dr. Ratzinger, va y resulta que dimite. Por el bien de la Iglesia, dice. ¡Como si aquí en el Mediterráneo la tradición de tener vejestorios con una manifiesta incapacidad para ejercer sus funciones hubiera sido vista alguna vez por alguien como un problema!

No vamos a dedicarnos a glosar y valorar la figura de Herr Papst Kardinal m. Dr. m. h. c. Dr. Ratzinger [1]. Sabido es que en esta página estamos siempre a favor de los Papas (y, si tienen alguna duda, recuerden que desde el 14 de febrero de 2000 estamos on-line y siempre, siempre, un Sumo Pontífice ha sido homenajeado en nuestra portada), pero más todavía si son Papas universitarios y cultos, que te sueltan discursos doctrinales y eso. Así que hemos disfrutado con nuestro Papa actual mucho estos años, especialmente cuando empezó a rectificar políticas como la de defender a los religiosos acusados de abusar de niños y, sobre todo, cuando se ponía en plan teólogo estricto. ¡Para eso está un Papa, caramba! Dicho lo cual, empezamos a sospechar de él, a intuir que algo raro tramaba, cuando se abrió inopinadamente una cuenta de Twitter, siguiendo la estela de La Página Definitiva [2]. ¿Un Papa en Twitter? ¿Alguien serio y universitario como Ratzinger? ¡Qué raro! El caso es que ahí ya empezamos a sospechar algo. Y encima el tío se seguía a sí mismo, y sólo a sí mismo, en varios idiomas, haciendo la competencia al CERN en eso de crear un agujero negro de materia buscando la partícula de Dios a base de generar contradicciones ontológicas insalvables. Algo raro estaba pasando.

Mientras tanto, en España, unos papeles raros ponían contra las cuerdas a la plana mayor del PP y al mismo Mariano Rajoy. Que si el tesorero, que si Esperanza Aguirre… Todo muy raro [3]. Y la Reina de Holanda o por ahí que dimite, como diciendo que si tienes 75 años no haces bien tu trabajo. Oliart, recordemos, también dejó RTVE y debía de tener como ochenta añitos de nada. Y aunque la Monarquía española dice que no pasa nada, entre pitadas cada vez que asoman el morro y procesos judiciales varios, empieza a aventurarse en el ambiente una corriente de opinión que considera que el Rey de España no está en condiciones, a día de hoy, para ejercer sus funciones constitucionales esas de matar elefantes, osos y muflones; esquiar o lo que sea que hagan en invierno; y regatear en verano para guiar a los españoles por la senda de la democracia.

En paralelo, varios ministros masones y comunistas de los Gobiernos de Merkel o de Cameron, en Alemania o en el Reino Unido, dimiten por asuntos menores (que si oculto que me han puesto una multa, que si plagio partes de mi tesis doctoral…) que en España les catapultarían, por comparación, a las primeras posiciones de estima pública en las encuestas. ¿Casualidad? Pues no parece. Sin duda estamos ante un ataque más, en la línea de lo que fue el 11-M de 2004, a las esencias de lo que es España- Y muy probablemente detrás deben de estar los mismos: Rubalcaba, en primer término, pero también los servicios secretos franceses, los marroquíes, las aficiones de los equipos de baloncesto españoles y algún que otro fabricante de detergente. Entre todos ellos han logrado controlar incluso al Vaticano o a la Monarquía holandesa. Enviando un mensaje a esta España cabreada nuestra que nos dice algo así como que no nos acabemos de fiar de nuestra amable gerontocracia legada por el Caudillo. Es decir, conspirando para destruir nuestro país tal y como lo conocemos.