REVOLUTION

Un catalán se sentó en el sofá de su loft estilo Soho intimista-retro. Puso el televisor; es decir, puso TV3. Se disponía a ver su programa favorito, “Matar españoles”, en el que el obispo de Tarragona, Guardiola y Arthur Mas escogen cada día tres españoles y los ajustician en directo.

Sin embargo, algo extraño pasó. Se fue la luz del apartamento, así como la de las demás casas. Barcelona estaba totalmente a oscuras, casi como si se hubiese convertido en un movimiento intelectual español. Pero el apagón no sólo afectó a la corriente eléctrica, sino a cualquier aparato que dependiera de la electricidad para funcionar. Los coches no funcionaban, ni los teléfonos móviles, ni los ordenadores, ni nada.

Tras una noche oscura y densa, en la que comenzó a pensar en aquella ocasión en la que estuvo a punto de suicidarse tras comprobar que le ponía cachondo una que tenía acento andaluz, con el nuevo día el catalán salió a la calle.

Lo que vio le dejó anonadado: coches ardiendo por las calles, saqueos, edificios devastados, explosiones, … Las gafas de pasta se le cayeron al suelo y allí quedaron, pulverizadas. Después de todo, ¿para qué las gafas de pasta, si ya nunca podría ver una película iraní con subtítulos en catalán?

Catalán divirtiéndose

Pero eso no era lo peor. Al acercarse al quiosco para comprar su ración diaria de odio intolerante proetarra hacia todo lo español, vio que sólo habían repartido el ABC, La Razón y La Gaceta, que habían llegado a Barcelona justo antes del apagón. Pero ni rastro de Ara o La Vanguardia. ¡Sin las transferencias diarias de dinero público desde la Generalitat, la prensa catalana se había desvanecido!

También habían repartido ejemplares de El Mundo, pero… ¡Ya los había cogido alguien! Y no sólo eso: en algunas ventanas habían aparecido banderas españolas, e incluso del Real Madrid.

La españolización de Cataluña había comenzado. La gente sólo hablaba en español, y lo hacía con recio acento de Aranda de Duero. Si a alguien se le escapaba, muy de cuando en cuando, un catalanismo, los interlocutores espetaban: “¡En cristiano, coño!”. Los niños catalanes, el futuro, votaban “no” en cada referéndum de independencia que, jugando, organizaban en el colegio, en el que las asignaturas dedicadas a explicar por qué los españoles eran más incultos, brutales, atrasados y, en general, peores que los catalanes habían desaparecido del mapa. La gente hablaba a gritos y escupía por el mero placer de escupir.

Semanas después, llegaron de Madrid a caballo los contertulios de El Gato al Agua, encabezados por el tío del parche. Reabrieron la plaza de toros de Barcelona y, entre los enfervorizados vítores de la multitud, improvisaron diariamente, desde entonces, tertulias que se desarrollaban sin megafonía ni mariconadas: a pleno pulmón.

Este es, a grandes rasgos, el argumento de la serie “Revolution”, la última creación de JJ Abrams. Bueno: no exactamente, pero sí con el mismo principio: un misterioso apagón hace que todos los dispositivos electrónicos de la Tierra dejen de funcionar. Y, lo que es peor: es imposible generar electricidad de nuevo, o eso parece. ¡Una malvada conspiración de la que no sabemos nada ha dejado al mundo sin electricidad! ¡Sin gadgets tecnológicos!

Desaparecida la electricidad, la civilización, tal y como la conocemos, no tarda en derrumbarse. El suministro de agua y el abastecimiento de las ciudades dejan de funcionar. La gente se muere de hambre. Pronto desaparece cualquier forma de gobierno y de respeto por la ley, salvo por la ley de la selva. La gente se mata por un pedazo de pan, y sobre todo se mata por un arma de fuego. No hay Twitter. No hay LPD.

La premisa, sin duda, es entretenida, aunque está por ver (sólo se han emitido cinco capítulos) si el desarrollo da de sí o no. Por ahora, es una serie que promete bastante, y que cuenta con todos los clásicos de las series de JJ Abrams (buenas, malas y muy malas): sorprendentes giros de guión, muertos que no estaban muertos, personajes con más recovecos que una negociación de las balanzas fiscales y las ya clásicas “musiquitas” de JJ Abrams para significar que lo que está pasando en ese momento es supertenso y supergrave y superimportante, a pesar de (o precisamente por) que en la mayoría de los casos no pase absolutamente nada. Lo malo es que, muy previsiblemente, pasará lo de siempre: la trama se retorcerá más y más y más y más, en giros más y más sorprendentes e inesperados, mientras los guionistas nos prometen que “todo cuadra”, y ello a pesar de que, temporada tras temporada, seguimos sin tener ni idea de cómo y por qué se produjo el puñetero apagón.

La acción de la serie transcurre principalmente quince años después de ese apagón, aunque con abundantes flashbacks. La mayor parte del poder lo atesora una malvada “milicia” personalista, a las órdenes de un autonombrado “general” Munroe. La milicia intenta, ante todo, controlar el tráfico de armas de fuego. Prohíbe a los civiles poseer cualquiera de estas armas; una prohibición, además, penada con la muerte.

Frente a semejante injusticia, y a pesar del poder de la milicia, se levanta un grupo de ciudadanos honrados, la Alianza Rebelde, que intentan rehacer un sueño: ¡Los Estados Unidos de América! Un planteamiento, como verán, de toma pan y moja: la libertad no se defiende con articulitos o declaraciones, sino a tiros. Y si me quitas mi sagrada Segunda Enmienda, cualquiera puede organizar un ejército privado, dar un golpe de Estado y esclavizarnos a todos para desarrollar un sistema universal y gratuito de educación y sanidad públicas.


Compartir:

  1. Comentario de emigrante (17/10/2012 17:25):

    Como siempre, la primera parte es lo mejor de la reseña. Tan sólo advertirle que en Castilla hay una Aranda de Duero y una Miranda de Ebro. Miranda do Douro está en Portugal (no muy lejos de mi pueblo) y allí se habla (o se hablaba) el mirandés que es un dialecto astur-leonés medio portugués.

  2. Comentario de InVino(Veritas) (17/10/2012 17:42):

    Esto es peor que cuando los lagartos invasores de la nueva V tiranizaban el planeta entero implantando un sistema universal de sanidad que curaba todas las enfermedades. Que cabrones! Como se llamaba la lideresa ? ObAna o algo asi no? Luego los Republicanos dicen que Hollywood es un nido de rojos. Deben ser todos daltonicos.

    A mi lo que mas me gusta, aparte de los espacios patrocinados por la Asociacion Nacional del Rifle, es el tratamiento que hacen del gordo ex-multimillonario y genio de la informatica. La serie lo deja bien clarito: gordo con estudios que inventaba cosas? Inutil, escoria y probablemente maricon. No como los uber hombres y mujeres protagonistas, que son capaces de matarte de al menos ocho formas diferentes.

  3. Comentario de Andrés Boix Palop (17/10/2012 17:46):

    La primera parte da para una serie española de las buenas, a la altura de lo mejor que hemos producido nunca. Con José Coronado como tío del parche, Belén Rueda como Montserrat Nebreda y Chus Lampreave en el papel de Duran i Lleida.

  4. Comentario de GaUsS (17/10/2012 17:47):

    Es usted muy benévolo, la serie es un turruño, de los gordos que esperas que no pasen de la primera temporada, al estilo flashback, digo flashpoint, digo flashfordward.

    Cuales son mis razones, además de mis dos huevos que como buen español es la única razón que necesito:

    quiero matar al niño rubio rollo ong con asma.
    quiero matar a la hermana del niño rubio por burda copia de la tonta de juegos del hambre.
    quiero sodomizar al tío de ambos dos, cuya falta de expresión sólo es comparable a gobernator.
    quiero matar a los productores: que dejen de utilizar a los extras de perdidos (ese burt reynolds revivido).

    podía seguir odiando a gente de esa serie, realmente dan mucho repelús, pero de esta temporada claramente me quedo con dos primeros capítulos de dexter y con the big bang theory y sus detalles frikis: esa espada de juego de tronos al en el piso de Sheldon y Leonard… simplemente maravillosa. Y esperanza en que the walking dead se vuelva tan salvaje como los comics de Kirkman… hasta ahora ha sido más bien la versión familiar de los comics, quiero mis violaciones y mutilaciones en highdef.

    pd. don guillermo, ¿alias bueno y lost mala?¿Que ha fumado usted?

  5. Comentario de Guillermo López García (17/10/2012 17:47):

    Aranda, es verdad, Aranda. Rectificado está, muchas gracias!

    Lo del millonario de Google a mí me genera mucha ternura. Es como un simpático guiño de JJ a todos los nerds como diciendo: “también podríais sobrevivir”. Contra toda evidencia, por supuesto. Que en ese mundo postapocalíptico es comenzar a hablar de “pues yo en Twitter tenía muchos followers” y que te descerrajen un tiro a bocajarro.

  6. Comentario de Guillermo López García (17/10/2012 17:51):

    Estimado GaUsS, a mí la familia también me da mucho repelús (salvo el tío, que me cae bien). Pero ya tengo asumido que, por desgracia, en toda serie distópica que se precie voy a tener que comerme a la entrañable familia insoportable que canalizará la acción (con lo que me gustaría a mí que me lo explicasen en plan frío documental de “así sería”).

    Alias me gustó, salvo la primera temporada. Perdidos me tuvo engañado durante la primera tempora, y luego la quinta volvió a engañarme (después de años sin ponerme al día). Pero la sexta temporada fue definitiva. No creo que haya un solo ser humano en todo el planeta que vea Perdidos otra vez después de haber visto el final. De hecho, le reto a hacerlo. ¡Le reto dos veces!

    Un cordial saludo

  7. Comentario de isblagi (17/10/2012 18:42):

    Pero esta historia de una américa post-apocalíptica no está ya un poquito machacada? Ojo, que lo digo sin haber visto ni esta serie ni nada del susodicho. Pero por la fama que cría el señor Abrams, y por su larga lista de horrendas creaciones, mejor ni me acerco. Eso sí, ahora me vienen las ganas de leer y luego ver “The Road”. Al menos Kevin Costner tenía a Tom Petty en “Mensajero del Futuro”.

    pd: a ver cuando me hacen un buen review de “Boardwalk Empire”, que seguro que les gusta la serie.

  8. Comentario de Álvaro (18/10/2012 10:20):

    Eso iba a decir yo, que me suena al argumento del Cartero de Kevin Costner. A todo esto, este verano he leído Apocalipsis Friki de Peter Bagge y me lo he pasado pipa.

  9. Comentario de Bárbara (18/10/2012 13:50):

    Vaya…. el resumen que has hecho me recuerda al argumento de Ensayo sobre la Ceguera, de Saramago, la ceguera blanca y la vuelta a las cavernas…

    No sé si la veré, aunque tengo que reconocer que hace poco me dejaron Alias y he pasado un mes de infarto, hasta que he liquidado las 5 temporadas.

  10. Comentario de asertus (18/10/2012 16:13):

    Comparto la opinión general, es una autentica basura (al menos los 30 minutos que vi del primer episodio), sólo me retuvo un momento porque me pareció ver a Gus Fring, pero el ver un Perdidos con escenas de Kung Fu Sion fue demasiado para mí.

    Saludos

  11. Comentario de de ventre (18/10/2012 16:57):

    dos cosas:

    – dejense de defender y difundir a jj abrams. perdidos, perdidos los días completos que me pasé viendo tal despropósito.

    – reinvindicación de The Guardian como serie dramática cojonudísima y con unos actores buenísimos. además, sólo tiene tres temporadas, tiene principio y fin y la echan en tropocientos canales.

    pues eso

    j

  12. Comentario de Gekokujo (19/10/2012 10:16):

    Ostras In Vino, tu primer comentario está bordado…

  13. Comentario de Quevedin (21/10/2012 04:44):

    Veo un review de Homeland con un Guardia Civil encerrado en casa de Oleguer. Qué cojones. Oleguer, que en el fondo es Legionario. O Salva, que se sospecha que es de algo bizarro, no sé, la Siriza gallega.

  14. Comentario de Emilio (22/10/2012 23:35):

    JJ Abrams es un vendedor de crecepelos. Sus creaciones son el trasunto media de los tinglados piramidales. Un puto estafador. Y lo asevero desde la más profunda de las inquinas, pues yo fui uno de los que se tragó el final de perdidos, en cuatro encima, sólamente para constatar q soy victima propciatoria para trileros y timadores de la estampita. Paso de la serie y eso q me apasiona todo el rollito distópico y postapocalíptico. Es q estoy leyendo cosas de Philip K Dicks y lo estoy flipando. La primera del artículo se sale. Bravo

  15. Comentario de hombre producto (24/10/2012 00:52):

    Por favor abrid los comentarios de entradas antiguas, aunque sea moderando y tal…

    Y es que los comentarios siempre han sido parte fundamental de esta web (soy seguidor desde el 2002 o 2003 ni me acuerdo ya…). Además me gustaría poner a parir a algunas series (las del JJ Abrams pa empezar…).

Comentarios cerrados para esta entrada.