Editorial conjunto de LPD y la prensa española en defensa de la Monarquía

Dada la sucesión de noticias que están poniendo el foco en nuestro querido Caudillo Monarca, y dada que su legendaria Campechanidad empieza a no ser suficiente para que le esquiven las balas, La Página Definitiva quiere unirse a los distintos medios de comunicación que, de forma conjunta pero descoordinada, están defendiendo una institución tan nuestra y tan avanzada como es la Monarquía encarnada en la Dinastía Borbón. De manera entusiasta y bienintencionada, sí, pero desgraciadamente sin la necesaria Unidad en un momento tan grave como el que vivimos. Para remediar esta triste situación LPD propone el siguiente editorial conjunto.

 

¡Vivan las Caenas!

Ante la serie de informaciones que con ánimo claramente desestabilizador y propias del periodismo amarillista que ni siquiera es digno de este nombre asociado a la proliferación de medios en Internet, páginas web, blogs y demás pendejillos electrónicos, los españoles hemos de ser conscientes de hasta qué punto la Monarquía como institución, y la Dinastía Borbón encarnada en Su Campechana Majestad  actual, así como en el maravilloso, educado y formado Príncipe que Dios, la Providencia y el furor de nuestro actual Rey nos ha dado, son esenciales para la Paz y las libertades.

Sin Borbones y sin Monarquía, como es bien sabido, sólo habría Caos, Anarquía, Guerra Civil y violaciones masivas de niños pequeños. Es un ejercicio de responsabilidad, por ello, asumir calladitos, como el pacto transicional nos enseñó a todos, que la Casta Real dirigente ha de poder tener libertad para hacer más o menos lo que más le apetezca. Un súbdito responsable debe saber lo que está en juego. Desde aquí hacemos un llamamiento, por ello, a la prudencia. Y a seguir poniendo la pasta son rechistar, que conviene recordar este último extremo dados los tiempos que corren. Hay que arrimar el hombro.

La Monarquía, como desde hace unos días nos ha sido debidamente recordado invocando ni más ni menos a la primera autoridad mundial en materia de instituciones políticas, nuestro querido José María Pemán, poeta, pensador y español, es la más perfecta forma de organización política. Frente a las envidias y desorganización innatas a pretender que todo el mundo participe es mucho más ordenado, eficaz y sano que las cosas de verdad importantes se resuelvan por el Sacrosanto y Primer Principio de Bragueta, fundador de la civilización y que distingue a los países que la tienen grande de los países que la tienen pequeñita.

A las innumerables y evidentes ventajas de que el mando esté determinado por el Carisma otorgado por la genética la Monarquía une otras virtudes prácticas indudables en este mundo de globalización y de crecientes exigencias. Asegura tener a disposición una elite, darwinistamente seleccionada entre los mejores, que además es educada desde su más tierna infancia en el ejercicio de las funciones de su cargo. En esto, como en otras muchas cosas, nuestros Borbones son ejemplares, y ya desde pequeñita nuestra prole real se empieza a habituar en algunas de las labores esenciales para el buen desempeño de labores de gobierno y responsabilidad institucional en el mundo de hoy: manejo prudente y adolescente de armas de fuego, participación desde la más tierna infancia en consejos de administración de empresas destinadas a poner en valor los recursos y necesidades del país, asistencia a actos religiosos bajo palio y la esencial excelencia en deportes náuticos y relacionados con la equitación llamados a sacar al país de la crisis. Es obvio que de entornos ajenos a la Dinastía pueden salir sujetos igualmente preparados, pero es casi por casualidad, generación espontánea o porque algún Übermensch como ex-presidentes del Gobierno cachas han logrado descendencia tan digna y brillante casi como la de los Monarcas. Pero mejor no dejar estas cosas al azar o, peor incluso, a las elecciones y la decisión de los ciudadanos, y apostar sobre seguro. A fin de cuentas, si el Generalísimo, Espada Más Limpia de Occidente, a quien las balas no tocaban, vio con lucidez que incluso su propia descendencia no estaba a la altura y que mejor instaurar un régimen de Monarquía Campechana en España, ¿acaso alguno de nosotros puede osar contradecir su visión (y la de José María Pemán)?

Junto a todo ello conviene recordar, porque hay mucho desagradecido por ahí, que la Monarquía encarnada en la Dinastía Borbón ha rendido grandes servicios a España. Nos trajo la Democracia con sus propias manos, arrancándosela a unos malvados militares que habían logrado colarse en todos los estamentos del Estado, llegando incluso a contaminar los círculos de amistad y negocios del propio Campechano I, que en ese mismo momento, hábilmente, les dio cuerda para poder descubrirlos, dejarlos en evidencia y desbaratar sus planes. Posteriormente, para dar una lección más a los malvados, decidió excluir a esta gente del mundo de los negocios reales, dejándolos en manos de gente de fiar y solvente como emprendedores españoles de acrisolada honradez, monarcas de otro países (que por la “regla Pemán” son, sin duda, gente muy recomendable) y oligarcas que han demostrado en las últimas décadas ser los mejores de entre los mejores. Nos dio las Libertades, como bien ha explicado recientemente el Padre de la Constitución Gregorio Peces Barba, luchando contra la hidra separatista desde un primer momento (su sola presencia garantiza una España Unidad pues incluso los malvados vascos y catalanes, ya se sabe, no pueden sino rendirse admirados ante la Grandeza Campechana de su Esquiadora, Cazadora y Naútica Majestad Católica). Y nos ha dado Luz, Ejemplo y Guía, como Faro de Virtudes desde siempre. De hecho, la clase política y económica española nacida de la Transición ha tomado buena nota y poco a poco ha ido aprendiendo del Rey, decantando buenos hábitos y mejores actitudes, gracias a todo lo cual tenemos en estos momentos una clase dirigente que, como es sabido, es la envidia de Europa y ha llevado a España a una posición de preeminencia y de poderío mundial tal que hace que incluso desde Botsuana soliciten la presencia de los mejores de entre nosotros para que demos Ejemplo.

Por si todo ello no bastara, los españoles, además de deber a nuestro Rey la tranquilidad y libertades gracias a las que podemos vivir en paz, estamos en deuda con el Rey por sus numerosas gestiones en pro de nuestras empresas y del país ante gobernantes extranjeros y, muy especialmente, ante sátrapas de todo tipo que, como también suelen perpetuarse mucho tiempo en el poder, acaban ligando relaciones más o menos fluidas porque son mucho años de encontrarse en reuniones y cacerías, fiestorros de todo tipo, bodas, bautizos y comuniones. Y es que el Rey, y más todavía Su Campechana Majestad, trabaja incluso cuando los demás holgamos. Por este motivo resulta especialmente mezquino que alguien pueda criticar actividades aparentemente de ocio pero que en realidad son serena diplomacia, una suave manera de engrasar relaciones para defender España y a los españoles.

Sólo un pero puede ponérsele a nuestro Campechana Lucecita de la Zarzuela. Que no es Eterno y un día nos dejará. Pero incluso eso lo ha hecho Bien, como es consustancial a la Monarquía, y más a la Monarquía española, dejándonos un Heredero que es la envidia del mundo, formado, preparado, que es general de todas las armas de nuestros ejércitos, que ha estudiado una carrera, que ha sido abanderado olímpico, que ha hecho un máster y que incluso se ha ligado a una presentadora de la tele, dejando claro que el Relevo está más que asegurado. Por todo ello, frente a la pretensión de la reacción desestabilizadora, marchemos todos por la Senda de los Elefantes.

¡Viva España! ¡Viva el Rey! ¡Viva el Príncipe! ¡Viva Corinna zu Wittgenstein!


Compartir:

  1. Comentario de SM (15/04/2012 14:54):

    Mitrofan, siempre en nuestros corazones.

  2. Comentario de John Constantine (15/04/2012 15:04):

    ¡Viva Españistán!

  3. Comentario de lalo (15/04/2012 15:27):

    MUY ocurrente el dibujo del elefante blanco para ilustrar el post… espero que no tengan problemas legales…..

    lo de nuestra majestad y el tratamiento de la informacion, una nueva muesca en lo que somos como pais.. tercermundo

  4. Comentario de SinanPacha (15/04/2012 16:01):

    Desde Valladolid, siempre fiel y aún más monárquica si cabe, me adhiero de corazón a su manifiesto. Y hago notar a todos aquellos desagradecidos que, como bien indica El País en su editorial de hoy, pretenden privar a nuestro Monarca de su bien merecido asueto y descanso, que la marca España no puede sino beneficiarse de contar con uno de los más excelsos cazadores del mundo: osos, elefantes y hermanos pequeños lo atestigüan.

  5. Comentario de Sol Invictus (15/04/2012 16:10):

    ¡AMÉN! ¡Viva España, Viva el Rey, Viva Repsol y Viva Botsuana!

  6. Comentario de Andrés Boix Palop (15/04/2012 16:18):

    ¿Problemas legales, Lalo? Eso para los social comunistas judeomasones que critican a Su Majestad. Nosotros, como toda la prensa española, con el Rey. Y aportando los mismos argumentos que ellos, pero todo reunidos.

  7. Comentario de emigrante (15/04/2012 16:44):

    No me toquen la Monarquía que podemos entrar en un juego de tronos que nadie sabe como puede acabar.

  8. Comentario de varo (15/04/2012 17:41):

    Yo voy con los Stark. El artículo, de lo mejor en tiempos

  9. Comentario de Lluís (15/04/2012 17:58):

    Yo, con lo que no puedo estar de acuerdo, es con eso de “marchemos todos por la Senda de los Elefantes”. Lo digo porque eso, visto como se las gastan Su Majestad y sus amiguetes, es altamente peligroso, y ahora mismo no me apetece demasiado acabar con una bala en el cuerpo y que mi cabeza acabe decorando la salita de estar de palacio.

  10. Comentario de Garganta Profunda (15/04/2012 21:15):

    ¡Vivaspaña! ¡Vivalrey! ¡Vivalorden! ¡Ylaley!

  11. Comentario de John Constantine (15/04/2012 21:29):

    A mi lo que me produce perplejidad es la cantidad de fisioterapeutas y traumatólogos que han opinado estos días en los medios a rebufo de los borbónicos percances, y que no hallamos tenido la ocasión de leer la opinión de un sólo psiquiatra o psicoterapeuta sobre su afición a las armas, teniendo en cuentas pasados “accidentes”.

  12. Comentario de desempleado (15/04/2012 21:31):

    ¡Viva la III República!

  13. Comentario de Oliveral (15/04/2012 22:46):

    Sin duda es un síntoma de una nueva etapa para la institución monárquica, pero ni por asomo el principio de su fin. Sencillamente se britanizará: se la criticará, se la ridiculizará, saldrá en la prensa rosa, se cuestionará su comportamiento, etc… como con cualquier otra institución. Es como el Senado, si preguntas a la gente la mayoría te dice que no sirve para nada. Y ahí sigue. Y en el Parlamento apenas cinco diputados cuyos partidos llevasen en su programa reformar la Constitución para clausurarlo. Pero de ahí a que desaparezca dicha institución, va un trecho. Me imagino que dentro de ochenta años la monarquía continúe. Se hablará mejor o peor de ella, aquellos a los que no les gusta lo dirán abiertamente, y los puteríos de palacio serán portada de revista. Punto. Entre tanto, Juan Carlitros cumplirá una importante función: tener a alguien de quien descojonarse de vez en cuando y al que poner a parir mientras él piensa para sus adentros eso de “yendo yo caliente, ríase la gente. Si en el fondo su profesión no es tan diferente de la de un árbitro de fútbol. Odiado pero necesario.

  14. Comentario de Bunnymen (15/04/2012 23:06):

    Visto el manporrerismo con el que se trata al elefante blanco desde PPSOE y medios no me cabe más que darle la razón a Oliveral.

    No es solo familia real, demasiada gente vive muy bien a costa de la campechanidad haciendo el numerito de ostentación de orgullo ante la bandera mientras se abren cuenta en Suiza.

  15. Comentario de Guillermo López García (15/04/2012 23:44):

    Poco a poco. Esto es una carrera de fondo. Los fundamentos de la monarquía británica son mucho más sólidos que los de los Borbones en España. La crítica a los Borbones socava su imagen pública de manera mucho más peligrosa. Y siempre se puede contar con que seguirán haciendo animaladas a pesar de la crisis. Cuando uno ha vivido toda su vida como han vivido ellos, es muy difícil disimular. Porque antes no es que hubiera discreción: es que nadie informaba de nada.

    Y el aspecto generacional, para mí, es crucial. No hay nadie menor de 40 años monárquico, o al que la monarquía les parezca simpática. Este rollo del elefante ha impactado incluso en la “generación del Juancarlismo”, los que creen que, si se va la Monarquía, al día siguiente hay una guerra civil. O eso dicen que piensan para justificar su apoyo al Rey “desde la izquierda”.

    La clave, para mí, ha sido siempre el PP. Conseguir que el sector de la derecha que no soporta al Borbón ni es monárquico (la ultraderecha de la Gaceta, la ultraderecha liberal de LD y la derecha moderna de El Mundo) apoye públicamente el cambio de régimen; es decir, que cruce el Rubicón y se vuelva explícitamente antimonárquica, o al menos abandone definitivamente el pasteleo con los Borbones. En realidad, los medios ya lo han hecho. Faltan los políticos.

    La anterior república fracasó porque no supo, quiso ni pudo integrar a la mayor parte de la derecha española. Entre otras cosas, porque entonces era monárquica y no creía en una democracia “incontrolable”. Ahora han cambiado muchas cosas.

    Yo, por si acaso, apuesto por desviar un capítulo de los PGE de 2013 para tener siempre dispuesto un barco en el puerto de Cartagena para el exilio de SM Campechano y familia.

    Un cordial saludo

  16. Comentario de Lolo (15/04/2012 23:56):

    Nuestra Campechinidad lleva toda la vida trompa, y ahora que tropieza intentando conseguir el elefante entero, nos ponemos a criticar. Si es que semos un país de mediocres y no nos lo merecemos.

  17. Comentario de Quebec (16/04/2012 01:34):

    Pues yo estoy indignado con el tema de las cacerías de elefantes en Botswana y con la clara falta de transparencia en las cuentas de la Casa Real, pero sí le otorgo cierto papel a la Monarquía en este país. Debo ser uno de esos ilusos que no llega a decir eso de que la Guerra Civil estalla en dos días, pero sí que España es cainita hasta la médula. Un país que es capaz de mostrar en una parte no despreciable del personal de uno de los dos grandes partidos -El PP- acusando velada o abiertamente al otro gran partido -El PSOE- de haber montado una conspiración con la ETA y hasta con los Men In Black para derribar al grandísimo presidente Aznar. Un país que es capaz de maquillar su propio déficit con el proposito de tener un balón de oxigeno interno -La consabida herencia recibida- y al mismo tiempo tener que bajarlo menos, o en otros aspectos, un país donde el aspirante a presidente del gobierno se sienta ante el paso de la bandera del aliado mayor para decir que somos muy antiimperialistas tío, para luego abstenerse en la votación para el estado palestino y poder obtener la graciosa galletita regalo del escudo ABM en Rota…¿Qué presidente de la República podriamos esperar del PPSOE que no aprovechase para cargar contra el PP cuando nuestro gran expresidente Ánsar se dedicó toda la legislatura anterior a criticar absolutamente todo del gobierno anterior llamando incluso la atención a los diplomáticos de Bush? Mal que bien Campechano I -Su hijo puede ser otra cosa bien distinta- sí tiene relaciones personales importantes con otros sátrapas, tiranos, presidentes de república y de gobierno, etcetera. ¿Os imagináis a Aznar o a Zapatero de Presidentes de la República? Yo si lo pienso me echo a temblar…

  18. Comentario de Quebec (16/04/2012 01:36):

    uys, quise decir “…¿Qué presidente de la República podriamos esperar del PPSOE que no aprovechase para cargar contra el PP o el PSOE -Segun del signo que fuese, claro-“

  19. Comentario de mictter (16/04/2012 09:34):

    Quebec,

    si me ponéis a mí de rey prometo ser mucho más barato y menos gilipollas. Debería tener el mismo derecho a ocupar el cargo que tú o que cualquier otro lector de LPD, y probablemente todos deberíamos tener más derecho que los Borbones: ni mi familia ni probablemente la tuya o las de los demás lectores han demostrado, generación tras generación, incapacidad manifiesta de gobernar el país o simplemente de desempeñar un cargo de figurón sin cagarla continuamente.

    Ahí está el problema, y no en tener un presidente del partido A o B. Además no estaríamos obligados a reelegirlo continuamente, los medios de comunicación y cargos públicos a proferir constantes muestras de adhesión, etc.

    No creo que Aznar o Zapatero lo hicieran mucho peor que éste, además de que el número de parientes que tendríamos que mantener sería sensiblemente inferior. Por no hablar de palacios, parque móvil, escoltas, etc.

  20. Comentario de mismendas (16/04/2012 10:38):

    En tiempos de crisis jefe abandonar poblado para traer carne elefante a tribu.

  21. Comentario de Oliveral (16/04/2012 10:58):

    Tutatis te oiga, Gillermo. Tutatis te oiga. Pero insisto que con la monarquía pasará igual que con el senado. Eliminarla será algo con lo que todos estemos de acuerdo en la taberna. Luego, todos a votar por lo contrario, sin leernos los programas. O lo que es peor, nos abstendremos. Larga vida a los Borbones.

  22. Comentario de Puesvaya (16/04/2012 11:38):

    Para que en España termine la monarquía las señoras de 50 años sin estudios tendrían que dejar de ser monárquicas y, honestamente, parece que los remplazos para ese grupo vienen con una percepción igual o casi igual de la monarquía que los miembros actuales del mismo.
    Ah, por cierto, alguien ha dicho que no conoce nadie menor de 40 que sea monarquico. Es más difícil en la universidad donde da clases, aunque siempre puede darse una vuelta por derecho o económicas si quiere ver unas cuantas centenas de monárquicos.

  23. Comentario de Latro (16/04/2012 11:49):

    A mi es que eso de lo importante que es el monarca por sus conexiones… es que me parece el resúmen de porque la institución apesta.

    La monarquía por lo visto sólo sirve para eso, para que un grupo de corruptos y gilipollas nacionales y extranjeros tengan un ambiente chic y “de estado” para negociar sus cosillas en secreto y para fardar absurdamente de su cercanía con un señor que viene siendo lo mismo que un famoso de Gran Hermano pero a lo grande; es importante porque lo es, es famoso por que lo es, es rey porque lo es, y punto pelota.

    Si la jefatura de estado se elige, aunque sea al final un cargo ceremonial como en muchas partes, al menos entra el aire de vez en cuando y refresca un poco el asunto, que el tufo a rancio y a tejemanejes ya es mucho.

  24. Comentario de Pogrom Pom Pom (16/04/2012 11:50):

    Se dice que durante una visita de Alfonso XIII a Cáceres o Badajoz (no lo recuerdo bien) le presentaron a un historiador local que le dijo que estaba preparando una biografía de su antepasado Fernando VII, y que su intención era “dejarle bien”.
    El monarca, con la campechanidad marca de la casa que ya nos es familiar, le dió una palmadita en la espalda y le dijo: “Lo tiene usted muy difícil”.
    Lo mismo me parece que le está pasando a la mayoría de los medios de comunicación españoles.Voluntad le ponen, desde luego, pero las realidades objetivas que deben sortear o ignorar para seguir peloteando al Rey son cada vez mayores.
    ¿Para cuando un mano o mano entre Froilán y el Rey tipo Los Juegos del Hambre?

  25. Comentario de Pogrom Pom Pom (16/04/2012 11:52):

    mano a mano quería decir

  26. Comentario de Bah (16/04/2012 12:10):

    Yo muy de acuerdo con Quebec, pero me parece que se queda corto en su defensa de la Democracia y el Estado de Derecho que nos dimos entre todos libremente en la Transición. La equidistancia que todo lo pudre. Ante la posibilidad de que cualquier inútil llegue a un cargo de importancia debido al mal voto de la chusm…digo del pueblo soberano, lo más apropiado sería ceder todos los poderes ejecutivos y legislativos a su Campechana Majestad.Cuando Dios llame al soberano (esperemos que dentro de muchos años) para pasar la eternidad junto al Invicto Caudillo en una nube dorada, estos poderes habrán de transmitirse a sus herederos. Como todo el mudo sabe la designación divina, espermatozoide mediante, es la vía más eficaz para garantizar la competencia y eficiencia de los altos cargos del Estado. Es que dejas votar a la gente y te eligen a un Aznar, un Zp, a ETA o a Hitler.

  27. Comentario de Quebec (16/04/2012 12:23):

    #23 La monarquía sólo sirve para eso porque es el único papel que aún puede desempeñar una institución a las claras obsoleta: Valerse de sus afinidades personales y contactos con otras monarquías, dictaduras o presidencias para facilitar la política exterior. Un caso claro de esto ha estado en la relación con los EEUU en la era de Bambi el Maligno, cuando las únicas palabras que este hablaba con Bush era “Qué tal Amigo” o se hacía fotos con las hijas vestidas de góticas en la casa blanca, todo ello ante los ataques desde Georgetown y otros lugares del magnánimo ex-presidente Ansar. Eso, por supuesto, no le salva de ser una institución condenada a la extinción, ni de los tejemanejes en cacerías organizadas por grandes empresarios y banqueros que practican el tráfico de influencias. Tan sólo pretendía decir que no tengo tan claro que la mera desaparición del rey fuese a convertir la jefatura del Estado en una arcadia feliz, viendo el nivel de la clase política en general que practica los mismos vicios de trapicheo y a la que tambien mantenemos (Y si no, pregunta por los sueldos vitalicios de González, Aznar o Zapatero + sus puestos a dedo como consejeros de no sé cual empresa), aunque sin duda con más justicia y sin mantener una prole cada vez más grande…

  28. Comentario de Latro (16/04/2012 12:56):

    #27 No, tampoco soy yo utópico para pensar que existe esa Arcadia Feliz. Pero coño, un poco mas de luz y aire fresco y un poco menos de telarañas no nos venia mal.

  29. Comentario de emigrante (16/04/2012 13:10):

    A vueltas otra vez con el debate monarquía/república. Y como siempre en teoría sería mejor la segunda que la primera, pero una cosa es la teoría y otra la práctica. Una vez se presentó Anguita a negociar sus apoyos y se llevó un ejemplar de la Constitución (la del 78) y dijo: “Este es mi programa. Aplíquese! Pues eso, en el cuadernito de leyes y derechos pone que los impuestos deben ser proporcionales y que todo el mundo tiene derecho a un trabajo y a una vivienda digna pero cualquiera diría que la intención es la contraria. Podemos diseñar la mejor república del mundo pero luego a ver lo que nos sale al ponerla en práctica.

    Ahora con la cacería vuelve a la palestra el argumento de lo que nos cuesta. Yo no estoy seguro de que la corona sea más cara que la fefatura de estado republicana. Lo que nos ahorramos en parientes nos lo gastamos en ex-presidentes, y se pueden juntar un montón. El ALemania salió el tema con el escándalo Wulf y sus 200.000 € de pensión, hay cinco ex-Bundespräsidenten, el más antiguo “reinó” en los 60. Y no sé dónde he leído que la presidencia Italiana era siete veces más cara que la monarquía británica.

    Y dicho esto ahí va mi argumento en favor de la República. El mayor problema que le veo al rey es esa calidad de irresponsable que se confunde con impune. Y si hay una persona intocable en el reino pues hay que dar café para todos porque sino alguno se cabrea y se pone en cuestión la institución misma. De ahí la “utilidad” de la monarquía, el poder hacer negocios bajo su paraguas y participar de la falta de transparencia y la vista gorda de jueces y medios. Al final nos queda que la forma natural de gobierno en el reino es la corrupción. En una república también hay aforados y privilegios judiciales pero creo que sería más difícil que los listillos se salieran con la suya.

    Creo, de todas formas, que vamos a tener soberano para rato. La transición o Régimen 2.0 se construyo alrededor de una serie de elementos como el rey, la unidad territorial o la Iglesia y hay mucha gente que todavía cree que si uno de ellos se toca el resto del chiringuito se viene abajo y España deja de ser España.

  30. Comentario de Macdonald (16/04/2012 13:56):

    Bueno, ¿a quién le toca de los carlistas? Un Carlos XXII o algo parecido, supongo.

  31. Pingback de “ESTIMADO” SEÑOR REY: se está ganando Ud una III República | Un club sin socios (16/04/2012 14:59):

    […] en “La Página Definitiva”, sobre el “La Monarquía”. Me gusta:Me gustaSé el primero en decir que te gusta esta […]

  32. Comentario de Durc (16/04/2012 16:19):

    El problema para mí es que la gente identifica Monarquía con Unidad. Si en la II República la disyuntiva era ideológica, una III República tendría el fantasma del nacionalismo. Y si a la gente le hablas de la Constitución como símbolo máximo vertebrador, pues te responden con un sonoro ¡Ja!.

    Quizás la solución sea una República con un Borbón de presidente

  33. Comentario de Latro (16/04/2012 17:28):

    Quizas la solución sea madurar y aceptar que la Unidad no se construye asi ni es un valor tan importante, al final de cuentas.

  34. Comentario de mikiroy (16/04/2012 17:32):

    Al final está claro que la culpa de todo, como siempre, la tienen los franceses, que pudieron acabar con los borbones de raíz y no lo hicieron… si es que todos los males vienen de allende los Pirineos, incluso por omisión…

  35. Comentario de parvulesco (16/04/2012 18:17):

    El presidente de la República sería del PPSOE, así que tampoco veo diferencia con la monarquía, el rey que tenemos, más ppsoico ya me diréis. El auténtico cambio vendrá de una reforma de los partidos mediante una ley electoral que los fuerce a dejar de ser pirámides de obediencia. Pero quién reforma la ley? Quién tiene mayoría en el parlamento. Y así ad infinitum. 15M.

  36. Comentario de karpov (16/04/2012 18:35):

    exijo un editorial de lpd mostrando su firme adhesión a la intervención miliar en argentina. un gobierno serio no amenaza, toma medidas. oño ya.

  37. Comentario de John Constantine (16/04/2012 19:43):

    El cachondeo general con esta piel de toro es ya de proporciones bíblicas.

  38. Comentario de Andrés Boix Palop (16/04/2012 20:58):

    Comprendo perfectamente todo lo que decís. Obviamente un cambio de régimen no es cosa sencilla. Requiere de la confluencia de muchas circunstancias. Pero aquí tenemos ya muchas acumulándose:
    – una situación económica malísima, que va a empeorar, causada en gran parte por
    – la irresponsabilidad e incapacidad de unas castas dirigentes políticas y económicas que están quedando retratadas día a día en cuanto a su incompetencia y que además
    – se permiten una exhibición tras otra de alejamiento de la realidad, de egoísmo y de pasotismo respecto del sufrimiento ajeno.

    Sumemos a todo ello que la Monarquía encarna y explica muchos de estos problemas, que ya no “suma” ni ayuda a arreglar nada sino que, al revés, molesta e incordia y es obvio que Felipe lo tendrá mal. Tiene toda la pinta de ser tanto o más cretino que el resto de su familia y ya no tendrá legitimidad histórica ni podrá sacar una transición idealizada en su defensa.

  39. Comentario de John Constantine (16/04/2012 21:23):

    Gabilondo cagándose en la línea editorial de su periódico. La función continúa.

    http://blogs.elpais.com/la-voz-de-inaki/2012/04/conjura-contra-la-corona.html

  40. Comentario de Dr. Gregorio de la Casa (16/04/2012 21:35):

    Veremos cómo está el panorama en un par de meses, pero parece que por una vez no se le tapa todo al Rey.

    En parte estoy con parvulesco en nº35. No creo que Aznar suscitase consenso para ser presi, o ZP. Sin cambios más profundos como indicas, yo veo mucho más presidenciables a personajes como PePé Bono o Gallardón (si no hubiera sido Ministro de Justicia, que ahora se le está viendo “to lo que lleva dentro”). Gente muy de la Transición y el Consenso. O sea, del cambalache y la demagogia.

  41. Comentario de Andrés Boix Palop (16/04/2012 21:43):

    A todo esto, a los Presidentes de la República por ahí se los elige con procedimientos que aseguran que suelen ser personajes más o menos de consenso y con pocas aristas. Por comentarlo.

  42. Comentario de jose (16/04/2012 22:38):

    Parece que la Monarquía no está empezando con “buen pie” su relevo generacional. Propogno que Su Majestad y Froilán tomen milatarmente Argentina fusil en mano en un tanque conducido por Ortega Cano y allí no se salva ni el gato. Además el resto del mundo nos lo agradecería el acabar con tan locuaz y jartible pueblo.

  43. Comentario de John Constantine (16/04/2012 23:46):

    No entiendo porqué tanta demogagia en torno a la figura de los “presidenciables” a la teórica República. Si el pueblo les vota libremente, tienen perfecto derecho a serlo Aznar, González, Zp o Carmen de Mairena. ¿O no?

    Lo que es divertido contemplar es la unanimidad que despierta la figura del príncipe heredero: todo la chusma de la CT prefiere seguir teniendo a un rey beodo, gaga, putero y missing in action a que el principito pase a desempeñar las funciones para las que lleva entrenándose desde que nación. Pues si que se confia en sus aptitudes, conyo.

  44. Comentario de Dr. Gregorio de la Casa (17/04/2012 00:31):

    John Constantine:

    Es muy importante el símbolo, cierto. El representante del Estado debe ser elegido por todos y no hay razón lógica para que sea impuesto por nacimiento y herencia.

    Por ello es pertinente hacer notar que hay que cambiar más cosas, porque de lo contrario en vez de ser una elección de todos, será una mera confirmación de un cargo cooptado por la partitocracia.

    Y volveríamos al principio, a cuestionarnos la legitimidad de la Jefatura del Estado.

    La democracia es mucho más que celebrar elecciones, ¿no?

  45. Comentario de Dr. Gregorio de la Casa (17/04/2012 00:41):

    En otro orden de cosas, algo que a mí siempre me parece fuera de lugar es mezclar el debate acerca del modelo preferido, con la legitimidad concreta de ésta Restauración, y con el coste que tiene mantener la institución.

    Si el modelo te parece ilegítimo, o inadecuado, entonces siempre es caro, independientemente de su coste o “precio”: no cumple lo que exiges.

  46. Comentario de John Constantine (17/04/2012 00:52):

    A mi lo que me molesta, DR House, es que desde tanto la ¿izquierda? como la derecha monárquicas se intenta siempre poner el ejemplo, según orillas, de “Imaginate que Aznar/ZP es elegido presidente de la República”. Pues chico, explicádmelo, pero si no hay problema en poner a un inútil o genio-sea de la ideología que sea- a regir los destinos del país, con resultados que podemos disfrutar ahora mismo, no veo donde está tanto problema en que alguien de la misma calaña/valía nos represente.

    Como si en paises perfectamente avanzados como Italia […] o Alemania el presidente pintara mucho como representación de su país… A Alemania la representa en el exterior Frau Merkel y en Italia, por los siglos de los siglos , Silvio. Si vamos a esconder el debate , perfectamente válido, sobre que tipo de Presidencia de la República sería necesario/válido detrás de argumentos de niño de teta, mejor nos damos a la lectura de la Razón o el ABC

  47. Comentario de Latro (17/04/2012 08:58):

    Creo que mas que desconfiar en el príncipe lo que hay es desconfianza en que una abdicación no se tome como muestra de debilidad.

    Vamos, que abdica el padre y a los 5 segundos hay peña pidiendo que abdique el hijo.

  48. Comentario de Andrés Boix Palop (17/04/2012 09:50):

    John, Doctor… tenéis mucha razón. Motivo por lo que, además, yo no acabo de entender el problema de tener a un Presidente del Gobierno que a la vez sea Jefe del Estado. ¡Y ahí sí que ahorraríamos un huevo, ya que hay mucha gente preocupada con eso del gasto!

  49. Comentario de El Jabaril (17/04/2012 10:19):

    Hay varias cosas que se pueden plantear en el debate que se ha generado a raíz de esta entrada. Uno de ellas es que si nos quedamos con una República, qué tipo de república sería esta ¿presidencialista, parlamentaria? lo que según el caso haría relevante o no el cargo de presidente; y sobre todo habría que ver que grado de sepaación real e independencia habría entre poderes, y cual sería el tipo de proceso electoral. Es esto a mi parecer lo que en un eventual cambio de régimen deberíamos discutir y controlarcomo ciudadanos; pues de lo contrario muy bien podría pasar que fuésemos víctimas de una intervención política análoga a la de la transición y que llegados a una insostenible crisis de régimen nos colaran una III República inane con un sistema del palo del actual con nada más que cuatro caras renovadas.

  50. Pingback de Operación Principito « La Página Definitiva (18/04/2012 13:21):

    […] ya ha dicho que lo siente mucho, y ha prometido que no lo volverá a hacer. ¿Qué más queréis? ¿Tendremos que hacer otro editorial conjunto? Las críticas al Monarca menudean más y más y más en los medios de comunicación, por parte de […]

  51. Pingback de | Blog jurídico | No se trata de hacer leer (18/04/2012 22:02):

    […] que la Monarquía en España está pasando por malos momentos a pesar del férreo apoyo de las elites so… es una obviedad a estas alturas. Incluso se habla abiertamente de la necesidad de que el Rey […]

  52. Comentario de Lluís (20/04/2012 19:56):

    Para empezar, habría que ver el papel que tiene que desarrollar el Jefe del Estado en una España republicana.

    Puede ser una mera figura decorativa, como en Italia o el Reich, o tener un papel relevante como en Francia o EEUU. En cualquier caso, no veo por qué no se puede unificar en una única persona el jefe del Estado y el jefe del Ejecutivo.
    Sobre la persona que ha de ocupar el cargo, no veo por qué no pueden serlo personas como Aznar o ZP. Llegaron a presidir el gobierno gracias a que en su día sacaron más de 10 millones de votos, mientras que una persona “neutral” y “representativa” como el Rey (el de ahora o su sucesor) nunca han pasadò por unas urnas, ni directa ni indirectamente, algo que en un sistema democrático debería ser fundamental.

  53. Comentario de Baturrico (02/05/2012 08:02):

    Dios mío, Prof. Boix, con tantas mayúsculas no sé si estoy leyendo en alemán, a Agustín García Calvo, o a vuesa merced reconvertido al ‘shift’ del teclado cual titularista de prensa gratuita a repartir en la boca del metro de Benimaclet.

    Mit freundlichem Gruss, q.b.s.p.

    Baturrico (der kleine Baturro)

Comentarios cerrados para esta entrada.