El amigo americano – Charles Powell

Charles Powell es un investigador hispano – británico que propone en este libro un recorrido por las relaciones diplomáticas de España con EEUU a lo largo de un período de veinte años (1969-1989), que también vienen a enmarcar el paso de la dictadura a la democracia en España, en un contexto, en lo que concierne a EEUU, de obsesión con el comunismo a pesar del importante deshielo, en varias fases, que vivió la Guerra Fría durante estos años.

Lo primero que cabe decir es que el libro está elaborado con rigor y, hasta donde puedo enjuiciar, imparcialidad: no es ni pro ni antiamericano, aunque quizás parezca, en alguna medida, esto último. Pero si parece antiamericano se debe, como se deduce fácilmente, de las condiciones en que se establece la relación bilateral EEUU-España. El autor se apoya en la desclasificación de buena parte de los archivos diplomáticos de la Embajada de EEUU en España y del Departamento de Estado, que constituyen, por tanto, material nuevo, en ocasiones de enorme interés, no sólo por los hechos que narran, sino por la percepción que destilan de la España contemporánea por parte de un observador externo; que, además, no sólo observa, sino que también influye, y muy poderosamente.

En el lado negativo, y además de la ya habitual complacencia con SM Campechano I, que casi nunca se equivoca y al que como mucho se le puede reprochar su simpatía y buen ánimo (Powell es autor de una biografía titulada “El piloto del cambio”, que no he leído pero que imagino que se manejará en términos similares a los de la que ya reseñamos de Paul Preston), el libro mantiene una notable asimetría entre la atención que presta a la época de los últimos años del franquismo y la Transición (1969-1980), que ocupan 550 páginas, y la rapidez (apenas 100 páginas) con la que se ventila los Gobiernos de Calvo Sotelo y Felipe González (1981 – 1989). Sobre todo si tenemos en cuenta que en esos años se produjeron acontecimientos de tanta importancia en España –directa o indirectamente ligados con la relación bilateral con EEUU- como en 23F, la entrada en la OTAN y el referéndum sobre la permanencia en la misma.

En parte, el desequilibrio se explica por la carencia de material desclasificado para esos años, pero esto saca a colación otro problema: ¿por qué comenzar en 1969 y no en 1953, año del Acuerdo de Defensa entre España y EEUU? En realidad, inevitablemente, el autor lanza una larga mirada sobre los antecedentes, entre otras cosas porque otra de las constantes del libro va a ser insistir, una y otra vez, casi machaconamente, sobre una única cuestión: las bases militares de EEUU, en torno a las cuales gira prácticamente toda la relación bilateral. Esto, naturalmente, no es culpa del autor, puesto que se ajusta plenamente a la realidad, pero sí que llega a cansar en ocasiones al lector.

¿Cuál es esa realidad? La de una relación bilateral profundamente desigual, consistente en que España cede su territorio para que una potencia extranjera coloque ahí sus bases militares, a cambio de unas migajas de ayuda (militar y económica) y, sobre todo, a cambio de protección y legitimidad. A partir de 1953, el franquismo se siente seguro, puesto que cuenta con el mejor “padrino” posible.

Es preciso poner esta cuestión de relieve, por lo que implica para ambas partes. Para la España de Franco, una importantísima cesión de soberanía, que llega casi a lo surrealista para un régimen que, al mismo tiempo y mientras acepta ser metafóricamente sodomizado a cambio de unas cuantas carantoñas, encima tiene el rostro de hacer un discurso nacionalista verbenero y de vender la cabra de que, sin ellos, España sería un satélite de una potencia extranjera (y, con ellos, por lo visto, también). Gracias a Franco, España pasa de tener un Gibraltar a tener cinco (el anterior más las bases de Torrejón de Ardoz, Zaragoza, Morón de la Frontera y Rota), que además están ubicados al lado de importantes poblaciones, incluida la capital, y que en la época de Franco incorporan incluso armas nucleares, con el notable episodio de Palomares de 1966 como gran momento de la relación bilateral. La cosa da mucha vergüenza, pero como aquí hablamos de preservar el poder, pues no pasa nada. En efecto, contrariamente al tópico de “antes roja que rota”, a la derecha siempre le ha parecido muy bien cuartear, trocear, dilapidar el país con tal de que sigan mandando ellos. ¡Por eso la izquierda trata de dejárselo cuanto peor, mejor, para que que luego la derecha no pueda regalarle apenas nada de valor a sus amigos! ¡Y aún se atreven a criticar a Zapatero desde la izquierda!

Para EEUU, el balance no es mejor. Queda claro, desde el principio, que a EEUU lo único que le interesa de España son las bases. Que, eso sí, le interesan mucho. Pero a cambio de las bases EEUU tiene con España la particular actitud de la mayor democracia del mundo a lo largo de la Guerra Fría (y también, en abundantes ocasiones, antes y después de la misma): a la hora de la verdad, se acuestan con quien sea para conseguir sus objetivos, y a costa de lo que sea. Por supuesto, ello no es óbice para que luego se les llene la boca hablando de libertad, democracia y bla, bla, bla, valores que se ubican en su justo lugar conforme los diplomáticos españoles descubren, a veces dolorosamente, lo poco que importa, en términos negociadores, que España sea una dictadura o una democracia: eso es algo que a EEUU nunca le preocupó lo más mínimo, y seguirá sin importar en la negociación bilateral. Y tanto es así que cuando se produce el 23F, mientras las potencias europeas condenan sin reservas el golpe de Estado, desde EEUU sólo llega una reacción: la del Secretario de Estado Haig, que se luce con unas declaraciones en las que dice que “es un asunto interno español” y que “es pronto para pronunciarse”. Porque, oye, a mí, si el tipo ese vestido de torero me garantiza las bases, para mí ya está bien.

Contrasta la relación correcta, sin aspavientos, que experimentan los líderes españoles y americanos en la época democrática con la relación de arrobado amor que tuvieron todos los presidentes republicanos con el Caudillo (y con Su Majestad Campechano I también, naturalmente). Sobre todo destaca la figura de Richard Nixon, admirador de Franco, al que considera (agárrense) “un hombre muy leído” por el que siente verdadera devoción. Y no puede ser menos, dado que Nixon, indica Powell, tiene claro que lo que él llama “países latinos” sólo pueden gobernarse mediante dictaduras.

Emotiva escena de confraternización entre Nixon y el Caudillo, a la que asisten los nietos de Franco mientras piensan en qué Consejos de Administración se colocarán años después. ¡La familia es importante!

Algo parecido a lo que piensa el supuesto genio de la política exterior estadounidense en los setenta, Henry Kissinger, que no tiene ni la menor idea de cómo es España. En su compendio de tópicos sobre el “orgullo” y la “raza” españolas sólo le falta citar “Carmen” y la tauromaquia. También Ford rinde pleitesía al Caudillo, ya en 1975, si bien en este caso el Generalísimo no le dio tanto juego:

Como revelan las memorias (todavía inéditas) de Antonio de Oyarzábal, el diplomático español que actuó de intérprete de Ford, dada su avanzada edad y peculiar manera de ser, el trato directo con el dictador no resultaba nada sencillo. Sentados los tres en el Rolls Royce que les conducía desde Barajas a la Plaza de la Cibeles, donde el alcalde de Madrid le haría entrega de las llaves de la ciudad, la voz de Ford rompió el embarazoso silencio inicial “con un leve comentario sobre el buen tiempo con que acogíamos su visita. Franco ni siquiera contesta. Nuevas palabritas del presidente norteamericano sobre las joviales caras de la multitud que se apiñaba en las terrazas del aeropuerto. Sigue el imperturbable silencio de nuestro jefe del Estado, esta vez más prolongado y profundo si cabe. Al fin, ya en la carretera de Barcelona, pregunta de Ford sobre los años de esa ‘magnífica avenida’. Franco con voz lejana, perdida, le dice entre rápidos parpadeos ‘veintiséis’, lo cual es acogido con muestras de asombro por el estadounidense, entre bocanadas de una pipa que se había decidido a encender para tener algo que hacer con las manos. Nuevo espacio en blanco y nuevo comentario de Ford sobre las esporádicas caras juveniles que bordean la ruta. Periodo de reflexión de Franco, y, al fin, su inaudible vocecita que dice: ‘la juventud siempre es optimista, si no fuera por la prensa que la envenena’. Grandes gestos de asentimiento del visitante y comentarios sobre lo parecido de la situación en su país” (pág. 221).

A pesar del indudable ascendiente del Caudillo con sus interlocutores, hablamos de una negociación que se dará siempre en términos cercanos al colonialismo: España pide mejorar las condiciones del acuerdo de 1953 y EEUU, sistemáticamente, se niega a dar más de lo que dio en el pasado, y a menudo da menos. Al final, una España necesitada de esa legitimidad por todos los medios acaba transigiendo y “comiéndose” un nuevo acuerdo, humillante en sí y según la pauta de “bases por dinero” con la que se establece la relación. Sólo entrados los 80, y una vez España ya no necesita la legitimidad que pueda darle EEUU, puesto que ya ha entrado en el Mercado Común y se ha convertido, indiscutiblemente, en un país democrático ligado a Occidente, la negociación puede darse en otros términos.

Entre otros factores porque en ese momento el antiamericanismo, larvado durante décadas precisamente como consecuencia del sostén de EEUU a la dictadura de Franco, ha alcanzado niveles altísimos en España. Y aunque el Gobierno del PSOE, tras su notable pirueta dialéctica, consistente en defender primero no entrar en la OTAN, y más adelante no salir de ella, logra vencer en el referéndum de 1986, lo hace a costa de reducir significativamene la presencia militar estadounidense en España. Por otra parte, y por fin, se rompe definitivamente la perversa lógica pedigüeña de “bases por dinero”, cuando González le escupe a la cara al Secretario de Estado de EEUU, George Shultz, que amenaza con no dar nuevos créditos a España:

[Shultz advirtió] a González que la administración no tenía intención de mantener la línea de crédito de 400 millones de dólares contemplada en el Convenio de 1982. Para sorpresa del norteamericano, su interlocutor no sólo no se mostró contrariado, sino que se apresuró a ofrecerle “exactamente la misma línea de crédito en las mismas condiciones pero al revés”, para facilitar la compra de material militar español por parte de Estados Unidos: “Tengo aviones CASA y otras cosas que ofrecerle. No lo hago como un gesto de cariño, sino como un negocio. Como usted. Así me entenderá usted mejor”. (pág. 618)

Además, había disminuido sustancialmente el interés de la supuesta protección proporcionada por EEUU a España tras el lamentable episodio de la Marcha Verde, cuando, en 1975, con Franco agonizando, el Rey Hassan II de Marruecos, a su inimitable estilo de “soy Rey porque, mira, es lo que hay, pero por mí estaría feliz trapicheando con cobre”, aprovecha la ocasión para birlarnos el Sahara Occidental. Por supuesto, con el consentimiento y apoyo tácito de EEUU, de manera que quedan muy claros los términos de la relación bilateral: les das las bases y te traen la Marcha Verde.

El Sahara es un territorio del que, por su parte, España está deseando desprenderse, pero una cosa es que te vayas y luego Marruecos se lo quede, y otra muy distinta que Marruecos te obligue a irte para quedárselo. ¡Marruecos se queda un territorio en el que hay petróleo, por el amor de Dios! ¡Petróleo! ¿Es que no hemos aprendido nada sobre guerras de liberación? Un territorio que, además, y merced al cariño que el Caudillo siempre proveyó a la noción ridículo-imperial de España, técnicamente era una provincia española, y se supone que lo sigue siendo. En resumen: España abandonó a su suerte una provincia española. ¿Hay algo más español que eso?


Compartir:

  1. “Rey Hassan II de Marruecos, a su inimitable estilo de “soy Rey porque, mira, es lo que hay, pero por mí estaría feliz trapicheando con cobre”

    ¡Impagable!

    A todo esto, al tal Powel lo puede usted relacionar con Prisa World. No recuerdo muy bien en qué programa, pero estaba de contertulio en uno de ellos… creo que por las mañanas.

    Comentario escrito por Judge Dredd — 21 de September de 2011 a las 3:31 pm

  2. ¿Petróleo? La mayor riqueza del Sáhara Occidental son los fosfatos. Creo que tienen uno de los mayores yacimientos del mundo. Considerando que se trata de un suministro vital para la agricultura y un recurso no renovable, los marroquíes deben haber pensado –con bastante razón– que el Sáhara es una inversión cojonuda para el futuro.

    Respecto a la relación de EE.UU. con España, pues bueno, siempre ha sido algo así como “yo Tarzán, tu Chita”. Vamos, ni siquiera los británicos han logrado pasar de ser unos esbirrillos de segunda –eso sólo está reservado a Israel–, así que es un poco ingenuo pensar que a nosotros nos tratarán alguna vez de otra forma. Otra cosa, claro, es que además nos guste arrastrarnos como sabandijas del bloque del Este ante los bigotes de Stalin, ya sea con nuestro líder cósmico Ánsar poniendo los pies en la mesa de Bush o el acontecimiento planetario ese de Obama y Zapatero…

    Coño, al menos la relación “bases y lealtad por dinero” del Generalísimo estaba clara, y recibíamos algo, aunque fuese mucho menos de lo que dábamos… Ahora, en cambio, viene a ser bases, lealtad, cooperación en guerras humanitarias y meter pasta en la OTAN, a cambio de ¿sentirnos mejor con nosotros mismos? ¿Formar parte simbólicamente del club de los que dirigen el mundo? Vamos, las cosas claras, con Franco no estaríamos haciendo el subnormal en Afganistán y Libia ni lo hubiéramos hecho en Irak.

    Comentario escrito por Eye — 21 de September de 2011 a las 4:11 pm

  3. Judge Dredd, el perfil que hace Powell de Hassan II es magistral. Me dejé en el tintero una frase que le suelta a un diplomático americano, en la que dice que los españoles son como “marroquíes con boina”.

    Eye, se supone que tienen petróleo arenoso chungo, como el que tienen a espuertas en Canadá. Que aún no es rentable tratar, pero lo será en breve (cuando el litro de gasolina se pona a 3 euros, o quién sabe cuánto). También es más que probable que haya petróleo en las costas, de ahí el eterno follón con Marruecos por las aguas territoriales de las Canarias y el Sahara.

    Dicho esto, es verdad que el gran yacimiento del Sahara, el que en su día explicaba en parte que España se mantuviese allí, son los fosfatos. Pero era más bonito hacer la metáfoza de las guerras de liberación con el petróleo. Recortar la realidad, adecuarla, y así explicarla mejor. ¡Pedro J ya lo explicó!

    El balance que hace Powell de las relaciones con EEUU, en realidad, dejan en muy buen lugar a González y al PSOE, a pesar de que se comiesen la entrada en la OTAN. A fin de cuentas cierran Torrejón y cambian las bases de la relación, orientándose hacia Europa y pasando del “bases por dinero”. El problema, a mi juicio, viene después, con el giro atlantista de Aznar, que nos convirtió en lacayos a cambio de nada, y el afán de Zapatero por hacerse perdonar lo de las tropas (en lugar de, sencillamente, asumir que era totalmente legítimo y razonable que España tomase esa decisión y que no tenía que disculparse ante nadie, ni ante Bush ni ante Obama después).

    Comentario escrito por Guillermo López García — 21 de September de 2011 a las 4:20 pm

  4. Qué maravilla.

    No dejo de pensar en el encuentro de Franco y Ford. El Caudillo estaría ahí cansado, ya mayor, deseando ver la tele y ha tenido que ir hasta Barajas para recoger a este menda que no para de decir gilipolleces…

    Lo de Felipe me ha dejado anonadado.

    Por otro lado, la agencia soviética TASS dijo tranquilamente que tanto el asesinato de Carrero como el 23-F eran cosa de EEUU. Aunque el otro día vi un single de Almodóvar y McNamara sobre una cotilla llamada TASS y se me cayó al suelo la credibilidad de los rusos en estos temas. Los que quizá sí tendrían mucho que contar de su relación con EEUU son Alfonso Sastre y su difunta mujer y hasta aquí quiero leer que no quiero tener un accidente de circulación con un camión de 43 toneladas.

    Comentario escrito por Álvaro — 21 de September de 2011 a las 4:22 pm

  5. A mí el laconismo del Caudillo respondiendo “veintiséis” a la pregunta de Ford me parece un hito en la historia de las relaciones internacionales.

    Y sí, Felipe le echó unos huevos que no veas, si encima te lees el episodio completo (con Felipe explicando luego que bueno, que sí, que le estaba vacilando al yanqui) te entra un ardor patriótico digno de verse

    Comentario escrito por Guillermo López García — 21 de September de 2011 a las 4:48 pm

  6. Creo que la expresión correcta es antes rota que roja y no al revés. El almirante Carrero dejó una cita similar extensible al resto del planeta, alga así como: “prefiero ver el mundo arrasado por una guerra nuclear a que caiga en manos del comunismo”. De la muerte de este hombre se alegró todo el mundo menos el Caudillo, de ahí que hayan aparecido tantas teorías conspirativas.

    Otro agravante es que, a ojos de los americanos, ni siquera se nos considera de raza blanca por ser indistinguibles de los latinoamericanos. Un estatus que si disfrutan los italianos, por ejemplo. En Alemania, en cambio, hay mucha gente que no es capaz de distinguir entre italianos y españoles.

    En cuanto a González, quizá es que era más fácil ser socialista durante la guerra fría. Aun recuerdo la visita oficial de Gorbachov y el recibimiento por todo lo alto con conexiones en directo y un telediario entero para él solo.

    Comentario escrito por emigrante — 21 de September de 2011 a las 5:11 pm

  7. pues de carrero lo que escuché yo es que él era el que estaba trabajandouh en traer la democracia y que por eso estaban encantados en eeuu con que se lo cepillasen.

    recuerdo de la visita de Gorby a mi padre decir: A pedir, viene a pedir, a mendigar ¡qué vergüenza! a lo que hemos llegado

    y no le quedaba nada por ver al bueno de mi viejo

    Comentario escrito por Álvaro — 21 de September de 2011 a las 5:32 pm

  8. no, es “antes roja que rota”. lo de alfonso sastre qué? es cómo si yo les cuento lo de mi rollete con 13 la de house … pero no quiero aburrirles

    cuentelo o calle para siempre.

    j

    Comentario escrito por de ventre — 21 de September de 2011 a las 5:45 pm

  9. callo para siempre que son cosas que no se pueden demostrar y parezco iker jiménez.

    Comentario escrito por Álvaro — 21 de September de 2011 a las 5:58 pm

  10. No solo de fosfatos y petróleo-esponja vive el primo Mohamed, que ultimamente esos santos mineros que son los canadienses han encontrado uranio, diamantes y alguna otra cosita, aparte de la pesca que ya ha dado lo suyo. En Mauritania ya han sentado sus reales, no todo van a ser chinitos, y la gente de aquí (ingenieros y técnicos varios) empieza a disfrutar de la crisis a 50 grados.
    El puerto, que no es chico, se está ampliando para dedicar una parte exclusivamente al negocio del petróleo y hace ya unos años que aumentó el meneo de las plataformas, las de petróleo-petróleo.
    Vamos, que están jodidos los saharauis. Yo aceptaría la metamorfosis de eurohispano subtropical muerto de hambre a magrebí con petrodólares.

    Comentario escrito por gus — 21 de September de 2011 a las 5:58 pm

  11. Es “antes roja que rota”, en efecto. El dicho refleja la importancia que le confiere España a la derecha española. Para ellos, España es lo primero, lo único, y si tienen que gobernarla otros, con tal de que España prevalezca, sea. Por supuesto, luego se pasan su dicho por el forro, pero esa es otra historia

    Comentario escrito por Guillermo López García — 21 de September de 2011 a las 6:52 pm

  12. Cuentan los más mayores en el Ministerio Público que una víctima colateral de la operación useña para cargarse a Carrero Blanco y que todo quedase atado y bien atado fue Fernando Herrero Tejedor, el Fiscal General de entonces. Un tipo con buena proyección, y además amiguito del Campechano en ciernes. Parece ser que en los últimos meses de vida del Caudillo amenazaba con irse de la lengua, así que le dieron matarile y después lo disimularon con un accidente de tráfico estilo “Patton”.

    Comentario escrito por lectorinquisitivo — 21 de September de 2011 a las 10:44 pm

  13. Bueno, mucho Sahara y tal… pero el tal Powell bien podría remontar la historia un par de añitos y contar algo de las Guineas, que allí si que hay petróleo a espuertas y del de verdad.
    Por que las de Guinea también eran un par de provincias, ¿no?

    Comentario escrito por pululando — 22 de September de 2011 a las 8:55 am

  14. #3 Hassan II es español, sin duda. Además, es el hermano de Campechano I, así que no hay mucho más que hablar.

    #7 Que razón tenía su santo padre.

    Respecto a las Guineas, hasta no hace mucho aquí se descuidaban y se minimizaban las cosillas de Teodoro en su particular forma de dirigir el país por aquello de que aún nos dejaban meter algo de mano en sus asuntos. Pero a la que descubrieron petróleo a espuertas y metió la nariz el Tío Sam para asumir las riendas del cotarro, pintamos lo mismo que Pedro León con Mourinho.

    Comentario escrito por Judge Dredd — 22 de September de 2011 a las 11:06 am

  15. #10 Doy fe de lo que dice. Hay varias empresas de aquí que ya han empezado a trabajar en Mauritania para construir las infraestructuras de transporte necesaria para la explotación de minas gigantescas.

    Visto que tirar vía de AVE no llega para todos, muchas están empezando a buscarse las habichuelas fuera. Por no hablar de las que tenían negocios del copón montados en Libia antes de que explotase todo por los aires. Supongo que los deben estar renegociando ahora con los chancleteros del CNT.

    Comentario escrito por Judge Dredd — 22 de September de 2011 a las 11:08 am

  16. ¡Aaah Mauritania! tierra de promisión y puticlubs de adobe en medio del desierto.

    Comentario escrito por gus — 22 de September de 2011 a las 11:58 am

  17. Pues alguien me tiene que explicar el por qué de tanta lamida de cimbrel a los yanquis. Es como lo del rollo aquel de la venta de Santa Bárbara a General Dynamics y el follón que se armó con los alemanes porque ya habían cedido licencias de contrucción para el leopard, supongo que pensando que iría para ellos. No sé si estaba relacionado con esa venta o solo con la relación especial de Ansar, pero el caso es que los americanos nos cedieron el sistema Aegis y nuestra armada se coló de rondón en la champions de las flotas de guerra. Pues me contaba un amigo de la armada que tras retirar las tropas de Irak y a pesar de que nuestro insigne ministro de exteriores se pusiera a correr como un perrillo por la ONU buscando que Condoleezza le sobara el lomo, nos pusieron los últimos a la hora del mantenimiento y los suministros del sistema. Por cierto, hablamos del mismo ministro que desbloquea las negociaciones sobre gibraltar a base de ceder en todo. Supongo que lo de los sociatas con gibraltar es algo patológico porque tengo entendido que el mismo González o no sé si Guerra, fueron los que dijeron que había que abrir la verja sin contrapartidas ni mierdas.

    Supongo que solo nos queda el consuelo de ver a los británicos y su relación especial, y tan especial, sodomía la llamaría yo. Pero alguien que sepa nos podía comentar qué ganamos con los americanos para que todos sean tan genuflexos.

    Comentario escrito por Otto von Bismarck — 22 de September de 2011 a las 12:07 pm

  18. #17: Interesante pregunta, supongo que motivada por la germanofilia que denota su nick. Le ha faltado la referencia obligada a la II G.M. o el 3er. Reich.
    Ahora además el Abbas se ha puesto farruco y quiere el reconocimiento de Palestina como estado en la ONU, a ver que sale de todo esto, porque como se ponga la cosa malita entre Israel, EEUU y la UE lo de las Freedom Fries se va a quedar en anécdota de pacotilla. Supongo que a este paso, la marina española pronto equipará sus buques con lanzaderas de fuego griego y tercios de infantería.

    Comentario escrito por Jiri — 22 de September de 2011 a las 1:10 pm

  19. Guillermo, no soy ni monárquico ni juancarlista, pero supongo que si tanta gente no directamente interesada habla bien del Rey, algo habrá hecho este bien. Tal vez no quieran hablar mal para no soliviantar al público potencial, pero creo que no tendrían por qué.

    Hay que decir que el régimen franquista tiene dos partes bien diferenciadas, y que el punto de inflexión parece marcarlo el inicio de las relaciones con EEUU. Desde entonces la cosa empieza a mejorar. También los EEUU colaboraron en deshacer el nudo atado y bien atado de Franco. Es un secreto a voces que colaboraron en la muerte de Carrero, y que enviaron dinero al PSOE a través del SPD, mientras ayudaban a UCD, para así poder crear una democracia occidental bipartidista moderna. Que ellos también se beneficiaban, vale, pero nos ayudaron de verdad.

    Lo de “antes roja que rota”, por parte de Calvo Sotelo, hay quien lo interpreta como un crítica a los nacionalismos. Vamos, que no le gustaban los izquierdistas, pero que los prefería a los nacionalistas.

    Estimado canciller, desde que la sacrosanta escuela militar prusiana se extinguió, arrasando Europa en su “Gotterdamerung” los EEUU son, junto con las de Israel y el ejército profesional británico, la única fuerza militar real de tronío de que dispone Occidente. Aquello por lo que los multimillonarios rusos y los jeques árabes se proponen comprar equipos de fútbol y no invadir Europa, por ejemplo. No es poco, me parece a mí.

    Comentario escrito por Destripaterrones — 22 de September de 2011 a las 4:34 pm

  20. Ejem, el colapso de la URSS en 1989 queda ya un poco lejano y los cables de wikileaks están por ahí por si les quieren echar un ojillo y tal.

    Mi pregunta, que paso a reformular de forma más académica es: (me saco la pipa de la boca y les señalo con la boquilla a la vez que me inclino hacia adelante en el sillón) ¿Dado que las relaciones internacionales se basan en el interés y no en la justicia, ¿por qué nos implicamos en acciones que solo interesan al Tio Sam? ¿por qué les dejamos convertir Rota en una plataforma militar de primer orden, con intervención de nuestras comunicaciones incluídas? ¿por qué aceptamos sistemáticamente una asimetría en las relaciones bilaterales que nos perjudica continuamente? Los militares empezaron a abrir la boca cuando retiramos las tropas de Irak. Pero la volvieron a cerrar rápidamente cuando nuestro pacifista y amado Líder multiplicó nuestras tropas en el exterior (especialmente Afganistán) para ver si se hacía una foto con Obama. Nos dieron una palmadita en el hombro y cancelaron la cumbre bilateral UE-USA que debía celebrarse en España. Mi pregunta sigue ahí ¿por qué lo hacemos? ¿por prestigio internacional? ¿Soy el único que ha pensado en que lo de la marcha verde se repita con Ceuta y Melilla? ¿es por eso?

    Por cierto, herr Destripaterrones:
    http://es.wikipedia.org/wiki/Charles_de_Gaulle_%28R_91%29

    Comentario escrito por Otto von Bismarck — 22 de September de 2011 a las 4:58 pm

  21. #19, un secreto a voces, diga ud. que si, en la panadería de mi barrio no se habla de otra cosa. de eso y de que arias navarro era un supercyborg de tecnología de positrones enviado desde el futuro para matar a la madre del caudillo que bla,bla,bla.

    para ayudar, ayudar, podrían haber hecho un par de llamadas el 23f y hubiéramos visto como a las 19.30 de ese lunes todos de vuelta al cuartel y aquí los civiles a volver a pensar en las quinielas de ese finde.

    j

    Comentario escrito por de ventre — 22 de September de 2011 a las 5:32 pm

  22. Hombre, Señor von Bismarck, yo creo que es publico que
    se cancelo la reunion UE-Estados Unidos por algo muy claro.
    En ese momentito, estaban todos los presidentes a ver si
    se hacian una foto con Herr. Barack Osama, que estaba de buen
    ver.
    Y francamente, darte un paseo para eso, puag.

    Yo no pienso que nos perjudique demasiado las relaciones con
    Estados Unidos (creo que nos perjudicaria mas no tenerlas)
    , si bien es verdad que podriamos disimular un poco mas.

    Comentario escrito por domingo — 22 de September de 2011 a las 5:36 pm

  23. No deja de ser curioso que ustedes, que no hacen precisamente gala de mucho fervor patriótico, les indigne la relación “asimétrica” entre España y USA . ¿Acaso esperaban una relación de tu a tu entre la España de los 60 y la superpotencia mundial? Lo único que se me ocurre más asimétrico que esa relación, es exigir a la España aislada y pobre de los 60 que se comportase como la España del 86, miembro de la UE, UN, OTAN, etc…pero bueno todo sea por dejar a la derecha, a Franco, por antipatriota y a la izquierda como adalides del patriotismo, con Gonzalez como Santiago Matayanquis…manda huevos…

    En cualquier caso juzgar como migajas, sumisión, el acuerdo con USA no deja de ser un prejuicio o un postjuicio. USA necesitaba algo nuestro y nosotros mucho mas de ellos, a medida que nos necesitábamos ambos menos, es lógico que los términos del acuerdo se modificasen. El comercio y las relaciones son así: el valor del agua depende de la sed que tengamos, ponerse flamenco una vez has bebido pues es, cuando menos, ventajista. Y no confundan ceder terreno, con territorio.

    Otra cosa curiosa es que acusen a USA de ser un sostén del régimen y al mismo tiempo de estar detrás de los que se cargaron al que iba a perpetuarlo. O acusarlos de no intervenir y de intervenir, pero seguro que es como el antiamericanismo del autor, absolutamente justificado porque los yanquis son unos hijos de puta.

    Por cierto no deja de ser enternecedor la demostración fehaciente de la maldad intrínseca de los yanquis con frases estilo “de España solo le interesaban las bases” y no por ejemplo el estado del lince ibérico o la situación de la 3ra edad en Albacete, en cambio los españoles, mucho mas nobles, no solo queríamos su dinero y reconocimiento internacional, sino que sinceramente nos preocupábamos por la discriminación los “negritos” en el sur o la falta de recato del mocerío estadounidense en general, y de Wisconsin en particular.

    Por cierto si se leen las opiniones de Vernon Walters sobre Franco directamente les da un jamacuco.

    Comentario escrito por Mauricio — 22 de September de 2011 a las 6:17 pm

  24. Mauricio, si a nosotros nos preocupaba o dejaba de
    preocuparnos la situacion del pueblo estadounidense
    es irrelevante, ya que se la traia al pairo, cosa que
    no pueden decir ellos, que si hubieran levantado la voz
    para decir “Eso no, caca”.

    Sobre la ayuda, que despues de que nos la dan, no te puedes poner a quejarte de como te la han dado o lo que te han
    dado….
    Si es que, como semos los ajpañoles, como los iraquies que los liberas y ya ves como te lo pagan…
    o como los afganos, que les libras de los sovieticos y luego
    se te hacen muhaidines de esos en tropel y luego los tienes que invadir. ¡Pero que solo han pasado treinta añitos hombre,
    que son los mismos campechanos!

    Comentario escrito por domingo — 22 de September de 2011 a las 6:59 pm

  25. Herr Otto, Rusia sigue siendo una potencia militar y energética con gran capacidad de extorsión a Europa. El mundo asiático, árabe y africano igual. Me llama la atención que uno de los mayores divulgadores del mariconeo francés en la página me enlace eso. Que sí, que los países europeos tienen ejércitos profesionales pequeños. Algunos, como el francés, de primer orden en cuanto a calidad. Pero para mantener una guerra convencional a gran escala no valdrían, haría falta recurrir a quien ya sabe. Y donde los ejércitos europeos bastarían, los gobernantes europeos se muestran irresolutos.

    De ventre, yo siempre que leído abordar el tema, he visto como surgía la hipótesis. Que lo autores materiales eran vascos, pero que la CIA había tenido un papel importante y oscuro (por lo desconocido, no por lo siniestro).

    Mauricio, en esta página no se hace gala de fervor patriótico del suyo. Debería dejar de pensar que el patriotismo es mera adhesión inquebrantable y acrítica, y
    aceptar que puede consistir también en ser crítico y querer mejorar tu país. Concuerdo plenamente en que la posición de España mejoró con el tiempo, por lo que Franco no podía aspirar a lo mismo que González, y en que la relación España-EEUU no es entre iguales.

    Se confunde al identificar antiamericanismo primario. Es perfectamente plausible y lógico lo que se dice. A los americanos les interesaba España, por lo que tragan en aliarse con Franco, pero van influyendo en el país para democratizarlo. Los elementos que pueden obstaculizar o imperdir dicha democratización son eliminados. Bien lógico, e incluso deja bien a los americanos.

    Comentario escrito por Destripaterrones — 22 de September de 2011 a las 7:01 pm

  26. Buen artículo, y gracias por la reseña.

    Tengo una objeción, para Guillermo: lo de Felipe y el cambiazo respecto a la OTAN. ¿Quieres decir que sólo fué una pirueta dialéctica? A mí me parece cierta la versión, aparentemente sencilla e ingenua, de que llegaron al poder, a la responsabilidad, a la triste realidad del mundo real y les tocó aprender y madurar a toda máquina. Y no eran Zetapés del tres al cuarto.

    Es muy doloroso ése proceso de maduración y renuncia a ideas que llevas en lo más hondo. Aunque parezca lo contrario, lo más fácil es hacerse un PedroJeta.

    Y una objeción para to er mundo: ¿no les parece que nuestra relación es siempre de servilismo? ¿Cómo es la relación UCDea, Felipista, Aznarista y Zetajera con Guayominí respecto a Yibroltar? Con sus verjas, sus aeropuertos invadiendo aguas territoriales, con sus Tankers costeros, con sus Tireless. ¿Y la relación, sobre todo UCDea y Felipista con Gabachilandia respecto a los santuarios ETArras?

    Si hasta el MoroMierda II nos chulea continuamente. En realidad la Perejilada le valió para asustar afuera, sujetar a los de dentro y tantear el momento.

    Comentario escrito por Dr. Gregorio de la Casa — 22 de September de 2011 a las 7:33 pm

  27. hombre, alguien que se ha leído la autobiografía de Vernon Walters! hombre, mauricio, hay huevos de hacer una reseña? pero recuerde que tiene que tener cierta ironía y distanciamiento que son la marca de fábrica de aquí, no?

    en fin, qué decía v. walters del caudillo?

    a mí no me parece que echaran mucha mano, tampoco creo que se dedicaran a montar el 23f. me parece que se dedicaron a esperar y ver: desde luego, lo de traer la democracia a la humanidad no era la máxima que regía la política exterior de los usa en la era reagan! igual habría que estar agradecido de que no nos pusieran a un noriega y se limitaran a ver cómo acababa la peli, pero no habría estado mal que echaran un capote, que lo de descolgar el teléfono y poner el cartel de no molestar en la embajada estuvo muy feo.

    j

    Comentario escrito por de ventre — 23 de September de 2011 a las 12:00 am

  28. ¿Y ahora qué? En cuanto se saca la política ya no hay buebos de hablar de todo ¿no?

    Comentario escrito por Asín...nos va — 23 de September de 2011 a las 5:38 am

  29. No se olviden de las centrales nucleares. Creo que se debe los acuerdos de cooperación caudillo-gringos el que disfrutemos (todavía) de ese tipo de instalaciones.

    En cuanto al poderío militar, solo hay dos tipos de países, los que tienen ojivas y los que no. Los primeros son los únicos que puede hablar de tú a tú y además tienen veto en la ONU. Los segundos se tienen que conformar con ser la chacha de alguno de los grandes.

    Comentario escrito por emigrante — 23 de September de 2011 a las 10:16 am

  30. #25. Lo de Rusia es lo único que medio le puedo comprar, y lo hago a medias. Que nosotros pasaremos frío, pero ellos también entrarán en quiebra. Pero lo de las superpotencias africanas y árabes… en fin. Ahí se ha visto con Libia que casi invade a Francia… o algo así. Los franceses y los americanos han tenido bastantes roces en África, más que nada porque estos últimos se dedican a derribar a los títeres puestos por los primeros para imponer los suyos. Aunque luego llegue Chirac a decir que los europeos solo fueron a América para estropearla. En cuanto a los poderosos árabes, si nos invadieran lo harían con armas compradas a ciertos señores que juegan mucho al béisbol y no me refiero a los japoneses.

    Señor Mauricio, ¿es usted consciente de lo que supone, desde el punto de vista de la soberanía, ceder bases militares a una potencia extranjera? ¿ha observado que normalmente estas existen en países que fueron ocupados en su día? ¿cree que si mañana les pidiéramos amablemente que se fueran lo harían sin más y sin represalias? Amar tanto a España que vendes un Gibraltar para asegurarte en el poder se podría empezar a considerar algo malo que no es culpa de los socialistas, ¿no cree ujté?

    Comentario escrito por Otto von Bismarck — 23 de September de 2011 a las 11:10 am

  31. ¿Pakistan o Corea del Norte hablan de tu a tu y tienen derecho de veto? Me parece que lo único que garantiza la ojiva es que no te invadan pero putearte te putean si quieren.

    Comentario escrito por gus — 23 de September de 2011 a las 11:24 am

  32. Y el caso es que, a largo plazo y puestos a ser el esbirrillo patético de alguna potencia, nos iría mejor con China que con EE.UU., por aquello de no unir tu suerte a la de un imperio en decadencia. Joder, hasta Rusia –país notorio por sufrir una grave esquizofrenia en sus relaciones exteriores– sería preferible; Putin y Medvedev son a su manera más listos y eficaces que cualquier dirigente occidental, y los rusos seguirán teniendo materias primas que vender por muchos años… Por no hablar de que su tecnología militar más o menos funciona y es veinte veces más barata que la norteamericana.

    PD: ¿Marcha verde en Ceuta y Melilla? Ojalá. Para España no son más que un sumidero de dinero que sólo beneficia a los contrabandistas. No se me ocurre para qué las queremos, más allá de nuestras periódicas competiciones de penes con Marruecos.

    Comentario escrito por Eye — 23 de September de 2011 a las 11:40 am

  33. “Por no hablar de que su tecnología militar más o menos funciona y es veinte veces más barata que la norteamericana.”

    Si, lastima que en lo que es el dominio del aire van una miajita por detrás, como demuestran las últimas guerras de oriente y que en contracarro, como funcione el sistema antitanque que están probando los israeloamericanos ó americanoisraelis, las hazañas de Hizboulah se van a quedar en nada…
    Asi que si veinte veces más barata, si pierdes cien veces más de todo, no se si compensa. Como no sea para someter a tribus sudanesas y rebeldes caucásicos…

    Comentario escrito por galaico67 — 23 de September de 2011 a las 12:01 pm

  34. Las afirmaciones de Eye y galaico son papel mojado, digo sin sacarme el palillo de la boca mientras esputo por la comisura del labio y me apresto a beberme el resto del solysombra que tengo en la barra del bar. Hasta que no se monte una nueva guerra fría, en que podamos ver ambas tecnologías frente a frente, en plan Afganistán o Vietnam o aunque sea Nicaragua, con sus asesores militares, sus armas y soldados tipo carne de cañon, no lo sabremos de verdaz.

    Comentario escrito por Jiri — 23 de September de 2011 a las 12:36 pm

  35. #31, hombre, Corea de Arriba necesita décadas para juntar material suficiente para hacer una sola bomba con un protocolo que se bajaron de internet. Me refiero a países con un arsenal. Y sí, incluyo a Pakistán. Porque esos mismos países serían tratados de forma muy distinta de no tener la Bomba. E incluso a los muertos de hambre de los coreanos les prestan infinitamente más atención mediática que a sus vecinos del sur.

    Comentario escrito por emigrante — 23 de September de 2011 a las 1:35 pm

  36. Domingo,

    “Con eso no caca” claro, claro, como en Nicaragua, Irak, Vietnam, etc…son yanquis, no superhéroes. ¿Hubiera estado a favor de una intervención en España para imponer la democracia o usted se hubiera echado al monte para resistir junto a sus compatriotas franquistas? En su momento, los supuestos republicanos estaban todos a favor…
    Destripaterrones,

    ¿Qué clase de análisis es afirmar que los yanquis nos humillaron, éramos sus limpiabotas, etc? Eso no es un análisis crítico con intención de mejorar el país. Mas bien es una suma de tópicos de izquierda, cuya única originalidad radica en que el autor aprovecha para poner en contraste, la humillante sumisión de Franco=derecha, con la gallarda defensa de los valores nacionales de González.
    Ah, y por supuesto que el patriotismo es adhesión inquebrantable y acritica. A menos que considere que el patriotismo en lugar de un sentimiento es la conclusión a un sesudo estudio de pros y contras.

    Parafraseando a un político ingles cuyo nombre no recuerdo, los países no tiene aliados, ni principios, tiene intereses, los USA no son una excepción. Mirar las relaciones diplomáticas desde otro prisma es infantil…o zapaterista.

    Una curiosidad: uno de los proyectos menos conocidos del régimen, de Carrero, era la bomba atómica y fueron precisamente los yanquis quienes les convencieron de abandonar el proyecto, que estaba relativamente bastante avanzado.

    No me he leído la biografía. EN cualquier caso lo mío es mas el sarcasmo que la ironía, que también, y desde luego no me va el falso distanciamiento. El guardiolismo en general, se me da fatal. Un extracto:

    ** “El general Franco se levantó para indicar que la reunión había terminado (…) [Me aseguró que] no habría una segunda guerra civil (…) Al irme me estrechó la mano y me dijo, casi en un susurro: “Mi verdadero monumento no será la cruz del Guadarrama. Mi verdadero monumento será lo que no encontré cuando me encargué del Gobierno de España, la clase media española” (…) Fue la última vez que vi a Francisco Franco Bahamonde, Caudillo de España y Generalísimo de los Ejércitos. Según volvía a Madrid en coche me preguntaba cuántos estadistas serían capaces de discutir sobre su propia muerte de modo tan desapasionado como él. Su carácter no correspondía al del español excitable y gárrulo imaginado por tantos noreuropeos y norteamericanos”.

    Comentario escrito por Mauricio — 23 de September de 2011 a las 3:02 pm

  37. Von Bismarck,

    En el caso de España-USA, pues no, no soy consciente. Explíquemelo. Y sí, por supuesto que se irían….¿Acaso no lo han hecho?

    Cual era el peligro de cederles terreno: ¿Acaso estábamos dejando una puerta abierta a una invasión yanqui? ¿Dictaban desde las bases la política a seguir por España? ¿Además de un enano cabrón, era Franco un títere en manos de los yanquis? ¿un Somoza, un Noriega? ¿Qué riesgos asumimos?

    A cambio de nada importante para nosotros recibimos reconocimiento internacional, créditos y ayuda/seguridad militar. Un negocio redondo. Pero a lo mejor soy yo que soy un patriota de pandereta y no un patriota ¿critico? como ustedes.

    “Amar tanto a España que vendes un Gibraltar para asegurarte en el poder se podría empezar a considerar algo malo que no es culpa de los socialistas, ¿no cree ujté?”

    Me lo explique.

    Comentario escrito por Mauricio — 23 de September de 2011 a las 3:15 pm

  38. desde luego, mauricio, con lo que respecta a su carácter, el sr. walters lo ha clavado.

    (vale, era fácil).

    de verdad, que resulta difícil saber de dónde ha salido. para qué se mete en esta página? para padecer?

    su definición de patriotismo me encaja más con jesús gil que con adolfo suárez. esto es un reproche, claro, aunque igual a ud. le parece fantástico.

    j

    Comentario escrito por de ventre — 23 de September de 2011 a las 5:38 pm

  39. Sobre las nucleares: España quería entrar en el tema de centrales desarrollando ella misma la cuestión; USA, amablemente, nos vendió- regaló un reactor westhinghause de no se cuanta potencia, similar a los de los portaviones nucleares: como quieres botijos, te regalo uno, y así no me la lías desarrollando tu tecnología botijil o botijeril.

    Comentario escrito por uno que pasaba por ahi — 23 de September de 2011 a las 6:00 pm

  40. Yo creo que lo suyo es ser misionero en tierra de apostatas e infieles y desparramar sobre nosotros la fe que le rebosa.
    Aparte de presumir un poquico…

    Comentario escrito por galaico67 — 23 de September de 2011 a las 6:17 pm

  41. Her Otto, me refiero a Arabia y Turquía, además de a países asiáticos como China. Y tengo en cuenta no sólo la integridad territorial, sino también suministros básicos (petróleo).

    Mauricio, se trata más bien de una crítica sarcástica. No tengo opinión formada del trato de González con EEUU porque no lo conozco. Sí, la opinión de Guillermo puede resultar tendenciosa (esas afirmaciones generalistas sobre la derecha española), pero ni más ni menos que la suya.

    Adhesión inquebrantable y acrítica, ¿a qué? Si crees que tu país tiene y quieres corregirlos. Esta afirmación me ha sonado a los rusos que decían que Pedro el Grande era un hereje, que para ser buen ruso había que pasarse el día meneando un incensario y viendo iconos en la iglesia, y que lo de aprender técnicas occidentales era cosa del demonio.

    Exacto, la política internacional es puro interés. Y aquí lo que se critica es que a Franco le faltó algo para pedir y obtener más de un trato por el que las dos partes trataban de beneficiarse. Guillermo hace un valoración personal, que puede ser válida o no, achacándolo a la iniquidad del caudillo. Yo personalmente no opino como él, pero tampoco es como para atacarlo desaforadamente.

    Comentario escrito por Destripaterrones — 23 de September de 2011 a las 8:52 pm

  42. Para mi la patria es una entelequia, en el sentido de ideal, incluso de ficción si quieren, en suma una convención, no es un sujeto con vida propia que hace cosas bien o mal. No entiendo la patria como los nacionalistas; España, no es ni buena, ni mala, ni hace cosas…las hacen los españoles, luego puedo estar en desacuerdo o ser critico con algunos o muchos españoles, con sus dirigentes, pero nunca con una entelequia como es el concepto de España, léase patria. España, no es Franco, ni Zapatero, ni una forma de gobierno concreta, es el sujeto pasivo de las acciones de los españoles, por eso entiendo que tan patriotas eran Franco, como Azaña, por nombrar dos personajes situados en las (mis) antípodas ideológicas, y lo eran porque así se sentían, no porque nadie pueda expedir carnes de patriotismo. Hay 45 millones de formas distintas de ser español, incluso de no serlo, y por tanto de ser patriota o no serlo.

    En suma el patriotismo no es nada, o nada más que un sentimiento. Que me parece bello, y sobretodo útil pero si ir mas allá. No considero a España una unidad de destino en lo universal, ni la guardiana de ninguna esencia, ni el trono de la Virgen…, vamos que el día que haya un mundo sin fronteras y nuestra patria sea la humanidad, pues cojonudo oigan, seré igual de feliz…y patriota.

    Pero a día de hoy y yendo al terreno de lo concreto, mi patriotismo estaría mas cerca del de Canovas “con la patria como con la madre…” aunque con muchos matices.

    Y leo LPD porque me gusta contrastar ideas, es un ejercicio muy saludable, un poco de Sun Tzu por aquello de conoce a tu enemigo y conócete a ti mismo etc y no pierdo la esperanza, sino de convertir a alguien, al menos hacer que alguno se replantee algunos puntos de vista…y que coño, es divertido, me pasa como con A.P. Reverte que aunque en general no me gusta lo que opina, me gusta la forma que tiene de dar su opiniones, en general…

    Comentario escrito por Mauricio — 24 de September de 2011 a las 6:39 pm

  43. “antes roja que rota” va en las dos direcciones que vendria a ser “lo mas parecido a un español de derechas es un español de izquierdas”

    Comentario escrito por Joan — 24 de September de 2011 a las 10:20 pm

  44. Otra prueba de que cuando algo se referencia en LPD, los Mass Media siguen la pauta…

    http://www.publico.es/agencias/efe/398272/paul-preston-dice-que-en-el-franquismo-hubo-un-lavado-de-cerebro-de-toda-la-nacion

    Comentario escrito por BunnyMen — 26 de September de 2011 a las 9:47 am

  45. Bueno, y lo de la novísima incorporación al sistema de misiles occidental (“lo de Rota”) ¿qué les parece?

    Con las cámaras disueltas, se juntan el Mudito y el Mamarracho Monclovita y yastá hecho.

    Fantabuloso, oiga.

    Comentario escrito por Dr. Gregorio de la Casa — 07 de October de 2011 a las 11:18 am

Comentarios cerrados para esta entrada.