- La Página Definitiva - http://www.lapaginadefinitiva.com -

ZP adelanta las Elecciones Generales al 20-N

Ya está. Por fin llegó el tan ansiado adelanto. Rodríguez Zapatero ha comparecido ante los medios para explicar que todo va bien, cada vez mejor, que el programa de reformas marcha viento en popa, que a la crisis le quedan dos telediarios ante el ímpetu reformista del Gobierno, que esto sí que es gobernar con mano firme, y que por eso adelanta las Elecciones Generales al día 20 de Noviembre de 2011. Así que sólo quedan unos meses para que Mariano Rajoy ejerza su derecho constitucional a mandar. LPD les adelanta en exclusiva el meollo de su programa: “ahora mandaré yo”.

Elecciones Generales el 20N. Un emocionado recuerdo

El adelanto también le sirve a Rubalcaba para comenzar a mandar de verdad en el PSOE, que es de lo que se trata. Minimizar daños en estas Elecciones, echar al mindundi de Zapatero y propiciar que gente seria de PRISA y del felipismo de pura cepa vuelva a coger las riendas del PSOE. Y luego, si la crisis ayuda y Mariano Rajoy demuestra la misma solvencia para tomar decisiones que con el caso Camps, tal vez volver en cuatro años…

En realidad, la principal apuesta del PSOE para esta convocatoria debería ser, además del control de daños, buscar la manera de mantener Andalucía, la comunidad autónoma más poblada de España, un auténtico polo de contrapoder frente al PP. Que, además, si logran mantenerla ahora, dentro de cuatro años, con el útil victimismo que reeditaría viejos éxitos de Chaves y la deuda histórica que Aznar se negaba a darle… ¡Thirty more years! La cuestión es cuál es la mejor estrategia para mantener Andalucía. A la espera de ver si hacen coincidir las fechas con las Generales o las mantienen en marzo de 2012, en LPD ya dijimos que lo mejor que podían hacer es separarlas y presentarse en marzo con el discurso del miedo a la derecha [1], más potente que nunca.

Todo el mundo pedía, cual clamor, un adelanto electoral. El PP, porque quiere llegar cuanto antes al poder, no sea que pase algo; una recuperación de la economía, la desaparición de la ETA, un atentado de la recién desaparecida ETA disfrazada de árabe para echarle la culpa al PP, … El PSOE, por su parte, quiere irse del Gobierno –de este Gobierno amortizado hace meses- cuanto antes, no sea que empeore aún más la cosa. Además, están emocionados porque según el CIS sólo les separan siete puntos del PP [2], y con Rubalcaba al frente, y, sobre todo, sin ZP al frente, todo es posible. Criaturas. Bendita ingenuidad. Casi dan ganas de darles un candoroso abrazo de Mimosín. El PP podrá aplicar sus reformas leoninas en pro de la religión, de la banca, de los rentistas, de las clases altas, de los poderosos. ¡El PP gobernará como si fuese el PSOE!

Ha estado bien esta recta final del mes de julio. Primero dimite un político de primer nivel [3], lo cual es en sí noticia. Y dimite, además, después de medio reconocer que había mentido, y sólo un mes después de ganar las Elecciones y formar Gobierno tras una campaña basada en proclamar su inocencia. Y ahora, una semana después, convocan Elecciones. La próxima vez, podrían hacer la convocatoria un 10 de agosto, en las fiestas patronales del pueblo, tras romper la piñata con todos los caramelos y previamente a marcarse un baile agarrao con su mujer.

A pesar del mencionado “efecto CIS” y de que, indudablemente, Rubalcaba es mejor candidato que Zapatero (si bien Julito Salinas, con una campaña electoral basada en reivindicar su mítico fallo en el partido de cuartos de final contra Italia en el Mundial de EE.UU. 94, es mejor candidato que Zapatero), parecen unas Elecciones muy poco interesantes, donde la principal duda estriba en dilucidar si el PP sacará mayoría absoluta o se quedará a las puertas.

Por otra parte, a LPD no le gustan algunos aspectos del adelanto electoral: concentra demasiados procesos electorales en un año y nos deja sin droja después durante demasiado tiempo (las vascas, gallegas, catalanas, y no digamos europeas, no son comparables). Aumenta, además, el peligro de que acaben fusionándose con las Municipales (¿y por qué no, si a fin de cuentas dicha unión beneficiaría a los partidos mayoritarios, y en consecuencia a España?).

A LPD tampoco le gusta el adelanto porque demuestra, una vez más, la falta de firmeza de Zapatero. El proyecto de Zapatero, como ya adelantó LPD [1], era convocar Elecciones Generales el 27N. Pero entonces se dieron cuenta de que otorgarle la razón, una vez más, a LPD, demostrar de nuevo nuestra infalibilidad, era atribuirnos demasiado poder. Por otra parte, en el Gobierno están muy enfadados con LPD, pues son conscientes de que sus verdaderos problemas comenzaron cuando en LPD nos dijimos “hasta aquí hemos llegado” y acabó la complacencia con el PSOE. Fíjense en el contraste, fíjense:

Generales 2000 [4]. LPD se ríe de la alianza socialcomunista y disfruta del aznarismo: PP 183, PSOE 125
Generales 2004 [5]. LPD apoya a ZP frente al malvado Emperador Aznar: PSOE 164, PP 148
Generales 2008 [6]. LPD ya se ha decepcionado de ZP, pero mira con horror las manifestaciones sabatinas del PP aznarista contra el aborto, los papeles de Salamanca, el matrimonio homosexual,… PSOE 169, PP 154.
– A continuación, LPD comienza a criticar acerbamente al Gobierno. Y he aquí el resultado: el PSOE pierde Galicia [7], pierde Cataluña [8], pierde casi todas sus comunidades autónomas y alcaldías importantes [9], y en noviembre de 2011…

A LPD, en cambio, le gusta que la fecha escogida sea el 20-N. Por el sentido homenaje al hombre que forjó el actual Estado que dicha fecha representa, y porque nos vamos a echar unas risas con la publicidad del PSOE para esta campaña. Con imágenes de fondo de alguna concentración patriótica en la plaza de Oriente, o directamente de la Guerra Civil, la voz en off explica lo que pasará si el PP llega al poder: “La derechona quiere volver para terminar la obra de Franco. Una España reaccionaria, integrista, que destruirá los servicios públicos y se los regalará a los ricos. Que prohibirá el sexo anterior al matrimonio y lo privatizará todo. Que destruirá los avances de progreso de los socialistas y cargará todo el peso de la crisis sobre los más necesitados. ¿Vas a permitir que esto ocurra?”. Y la candorosa reacción del Ni – Ni al que va dirigido semejante anuncio, que no sabe quién es Franco, ni por supuesto que hubo una Guerra Civil: “¿Esto qué es? ¿La segunda temporada de Juego de Tronos [10]?”.раскрутить сайт самостоятельно [11]