- La Página Definitiva - http://www.lapaginadefinitiva.com -

Cayo Lara: del voto útil al tonto útil

Cuando se acercan unas Elecciones, desde el PSOE apelan a la unidad de la izquierda: hay que cerrarle el paso a la derechona fascista. Todos los votos cuentan, pero… ¿Y si no votas al PSOE? ¡Igual tu voto no adquiere representación, algo de lo que la derechona, siempre aviesa, puede aprovecharse! Así que, para curarse en salud, buen ciudadano, más vale que votes al PSOE [1], aunque sea tapándote la nariz. Lo primero es lo primero. Vamos a impedir que llegue el PP, y luego hablamos.

A veces, la apelación al voto útil no es suficiente, y otros partidos que no son el PSOE, pero que dicen que son de izquierdas, sacan algún diputado. Entonces el PSOE y sus adláteres mediáticos comienzan un machacón discurso que parte de la base de que un partido que se dice de izquierdas en la vida osaría permitir que el PP, la derechona, llegase al poder. Normalmente es a IU a quien se dirige el mensajito, que viene a ser: es hora de madurar. Los votantes de IU nunca entenderían que, por la cerrazón de sus dirigentes, la derecha llegue al poder. Si nos apoyáis, algo os tocará. Haremos un par de declaraciones solemnes condenando el franquismo.

Los siguientes cuatro años, el PSOE hace de su capa un sayo. Gobernar es hacer un ejercicio de responsabilidad. Si hay que garantizar el sistema financiero, se garantiza. Si hay que permitir las SICAV, se permiten. Si hay que pactar con CC en Canarias, con UPN en Navarra, con el PP en el País Vasco y en Asturias, con el PNV en los Presupuestos, pues se pacta. Si hay que reformar el mercado laboral, seguir el dictado de Querido Emilio y Telefónica, congelar las pensiones, dejar todo bien allanadito para que el mileurismo se convierta en un privilegio y España entre, por la puerta grande, en el Tercer Mundo de los derechos sociales, pues se hace, joder. Bajar impuestos es de izquierdas, y regalarle a la banca española el dinero de los ciudadanos y los cuerpos esclavos de los trabajadores, todavía más.

Por supuesto, en todo ese tiempo los medios afines al PSOE nunca le hacen ni puto caso a IU. Nunca sacan información referente a IU si no es para reírse de ellos. Nunca se preocupan de destacar la existencia de IU. Tampoco es que IU, una organización que parece regentada por las momias de Egipto tras pasar un seminario de aprendizaje con la momia de Lenin, se lo curre mucho para salir en los medios. Pero, si lo hicieran, descubrirían que los medios afines al PSOE o bien seguirían sin sacarles o bien les pondrían a parir.

Un momento. ¿El País y la Cadena SER hablando mal de un partido de izquierdas? ¿Público, con lo progre que es, con las camisetas del #15M que regalan, metiéndose con IU? Pues eso es lo que está pasando ahora, amigos. Los medios de la izquierda responsable del PSOE están poniendo a parir a IU, sobre todo a IU de Extremadura. ¿Y saben por qué? Porque IU está siendo irresponsable. IU está apoyando a la derechona.

Esto constituye una novedad respecto de lo que ha pasado en los últimos años, pero no es una novedad absoluta. Hagamos un poco de memoria. En 1979 PCE y PSOE pactan un acuerdo para gobernar en muchísimos ayuntamientos. En 1982 el PSOE arrasa en las Generales. El PCE cosecha cuatro diputados, el peor resultado de su historia.

En los ochenta, progresivamente, pero con mucha mayor claridad a partir de la huelga general de 1988, el PCE comienza a realizar un discurso cada vez más duro con el PSOE, que manda en casi todas las instituciones. Además, también se rodea de una serie de partidillos y asociaciones de izquierdas y se convierte en IU, primero con Gerardo Iglesias al frente, después con Julio Anguita (el Califa Rojo de Córdoba [2]). Una cosa y la otra le llevan a recabar votos de izquierda que no comulgan con los postulados del PCE, pero que votan IU por cabreo con el PSOE. IU saca 7 escaños en 1986, 17 en 1989 y 18 en 1993.

En ese momento, con un PSOE más desgastado que nunca, asolado por la corrupción, los medios afines al PSOE, que no es que le hubieran hecho mucho caso a Anguita hasta ese momento, alumbran, conjuntamente con Felipe González, la afortunada teoría de la Pinza: Anguita es un tonto útil de Aznar, que va a darle el poder a la derechona. Además, el PSOE y sus baterías mediáticas también desvelan que Anguita es un iluminado, un loco, un peligro público totalmente alejado de la realidad: ¡pero si hasta es de izquierdas! ¡Figúrense!

Juego de Tronos

En 1996, IU consigue 21 diputados. El segundo mejor resultado de su historia. Sin embargo, PRISA lo tiene claro: el loco iluminado de Anguita le ha hecho el juego a la derechona, y aquí lo que hay que hacer es adoptar la causa común, montar un pacto entre los partidos de izquierdas para evitar que la derecha franquista tome el poder. ¡Somos más en la calle, y lo seremos en las urnas!

Año 2000 [3]. Pacto de izquierdas. El PSOE e IU se comprometen a un pacto estable de Gobierno si vencen en las Generales. PP 183 escaños (el mejor resultado de su historia), PSOE 125, IU 8 (el peor desde 1986).

IU elige a un nuevo coordinador general, Gaspar Llamazares, que apela a la unidad de la izquierda frente al PP. Como ha ido tan bien en 2000, pues sigamos por el mismo camino. En 2004 el PSOE gana las Generales [4], en parte a costa de IU, que consigue cinco ridículos escaños (el peor resultado desde 1982).

Sin embargo, los cinco escaños de IU no carecen de importancia. Sin ellos, el PSOE tendría que buscar pactos con CiU y PNV. Pero que aquí no se preocupe nadie, que no será Llamazares el que ponga las cosas fáciles a la derecha. IU da sus votos al PSOE siempre que haga falta y aquí todos contentos.

En 2008 [5] la derecha fascista antidemocrática está más reaccionaria que nunca, y ZP apela a los votos de la izquierda para cerrarle el paso. Con éxito. El PSOE vuelve a ganar las elecciones. IU, por su parte, consigue dos diputados (el peor resultado ever).

Eso sí, Llamazares cae bien en El País, y le dejan escribir algunas tribunas. También cae bien al votante del PSOE. ¡Qué majo, el chico! ¡Qué capaz! ¡Dice lo que nuestros líderes, en el PSOE, no pueden decir, por responsabilidad!

Toda esta gente, que jamás votaría IU pero a los que les encanta decirle a IU qué deben hacer en pro de la izquierda, está ahora indignada con los malvados militantes de IU en Extremadura, que van a permitir que los ultras del PP gobiernen en la región (la única excepción a la regla, tan honorable como llamativa, es la del actual presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, que en todo momento ha respetado la decisión de IU).

Yo, qué quieren que les diga, creo que la unidad de la izquierda, la causa común, les sale bastante peor en IU que el invierno mediático que implica la supuesta “pinza” (entiéndase por “pinza” no hacer lo que quiera el PSOE). Y no sólo en la política nacional. Pueden leer aquí el maravilloso resultado de la última vez en que IU apoyó al PSOE en Extremadura [6]. La cosa no tiene desperdicio. En 1995, Rodríguez Ibarra, izquierda de la buena, no consigue mayoría absoluta y depende de IU para gobernar. Ambas formaciones alcanzan un pacto. IU apoya la investidura de Rodríguez Ibarra. Al poco tiempo, dos de los diputados de IU abandonan la coalición y se van al Grupo Mixto. A continuación, ingresan en el PSOE y pasan a votar con el PSOE en todo. ¿Les suena? ¡El Tamayazo, pero al revés!

Por supuesto, con la mayoría absoluta que Ibarra se ha fabricado a medida, el Bellotari se mea en todas y cada una de las disposiciones acordadas con IU, y hace esa política de la responsabilidad a la que hacíamos referencia. Cuatro años después, Ibarra recupera la mayoría absoluta con un mensaje en el que explica a los votantes que IU, en el caso de que logren representación, no es de fiar. ¡Igual se pasan al PSOE!

Yo de IU disolvía el PCE, imploraba la vuelta de Anguita para sentar cátedra y montar una pinza bien montada y exigía al PSOE, a cambio del apoyo en la investidura en Extremadura y en cualquier ayuntamiento importante, el cambio de la Ley Electoral, ahora que el PSOE aún gobierna, o si no, nada. Y sí, es muy surrealista pedir cambios en la política nacional a cambio del apoyo en entidades locales. También es eso o desaparecer dentro de cuatro años; sobre todo, con Cayo Lara al frente. Un tipo cuyos votantes, además de la base eterna del PCE, provienen, todos ellos, del cabreo con el PSOE y su traición a la izquierda en todos los órdenes… ¡Y les dice que no se preocupen, que él votará al PSOE! Que lo explique en una tribuna abierta en El País y Público, a ver si le entendemos mejor.сравнение оффлайн и онлайн рекламы [7]