110

El Gobierno de Rodríguez Zapatero lo ha vuelto a hacer. El ridículo, decimos. Y tirar piedras sobre su propio tejado. Por la vía de siempre. Improvisar, titubear, imponer medidas absurdas y poco reflexionadas, incoherentes con una línea política de izquierdas, que desprenden un inconfundible aroma de provisionalidad y de falta de criterio. En esta ocasión el que ha rematado a puerta ha sido el pichichi, el más eficaz cabeceador en escorzos imposibles cuando hablamos de estas cosas: el Ministro de Industria Miguel Sebastián (hay que reconocer que desde hace unos meses incluso le ha ganado la pugna interna a la Ministra Garmendia,  aunque ahora me asalta la duda, ¿de verdad sigue siendo Ministra o se la fundieron en la última remodelación?), ese señor que igual te sube la luz y baja exigencias a las eléctricas que te rescata autopistas de peaje con un salero que cualquier día acaba de Gobernador del Banco de España, y que ahora ha convencido al Gobierno de que restringir la velocidad en las autopistas a 110 km/h es lo mejor que podemos hacer para equilibrar nuestra maltrecha balanza exterior.

La ocurrencia es una tontería por muchas razones. Los ciudadanos, que gilipollas del todo no somos, lo tenemos más o menos claro. Por este motivo, por mucho que se esfuercen desde el Gobierno y desde algunos de sus apoyos mediáticos en explicarnos sus bondades, es evidente que no tienen demasiado que hacer y que, una vez más, desde el Gobierno se han metido en una batalla de antemano perdida a efectos de ganar apoyos y lograr comprensión por parte de los españoles respecto a la dura carga que tiene Rodríguez Zapatero y el tremendo sentido de la responsabilidad con la que hace frente a los retos y desafíos del siglo XXI, aunque sea a costa de inmolarse y bla, bla, bla. Porque esto casi empieza a parecer un revisión en clave de dramedia de ese engendro ochentero de Meg Ryan y Tom Hanks (con Spielberg de productor o algo así, ¿no? llamado ZP contra el volcán.

Los ciudadanos de una democracia madura pueden entender que les prohíban cosas, no crean. O que se las limiten. Que tan salvajes no somos. Por ejemplo, en materia de conducir vehículos a motor, y gustando más o menos según los casos, casi todos hemos entendido y aceptado que nos prohíban conducir tras haber tomado alcohol o drogas (hay alguna excepción, como el libertario Ànsar, pero por lo general el tema está a día de hoy liquidado, ¡puta democracia!). También podemos entender que nos limiten  la velocidad por consideraciones de seguridad. O incluso ambientales (en este caso entendemos el tema pero nos parece muy mal, que las mariposas y las ardillas, como les demos cancha, se nos comen). Es decir, cuando hay una razón intrínseca a la actividad que justifica la limitación por sus efectos beneficiosos íntimamente ligados a la restricción. Si al ir más lento hay menos riesgos de accidentes, pues entonces parece razonable establecer límites de velocidad rigurosos que garanticen una mayor seguridad para todos en las carreteras. También, dado que si vamos más lentos polucionamos mucho menos, estaría justificado en aras a reducir nuestra huella de CO2 que nos forzaran a levantar un poco el pie del acelerador.

El problema de la medida de los 110 es que no busca ninguno de esos efectos. En materia de seguridad es evidente que hay a día de hoy mucho más riesgos en ciertas carreteras de doble sentido donde la limitación es de 90 km/h o 110 km/h (¡la misma que a partir de ahora en las autovías!) que en las autopistas a 120 km/h. Si de verdad se trata de evitar accidentes el límite que habría que bajar en primer lugar es el de las carreteras secundarias, luego el de las nacionales y por  último el de las autovías. También resulta obvio que no se trata de una medida que busque reducir la contaminación. Más que nada porque para hacerlo de manera creíble hay muchas otras acciones adicionales, mucho más obvias y eficaces, que habría que haber puesto en marcha antes que esta (o, al menos, a la vez) si se pretende dar credibilidad a esta línea de discurso: restricciones de tránsito en centros de ciudades, impuestos elevadísimos para aquellos vehículos más contaminantes, incremento del precio de la gasolina, por no hablar de dejar de construir autovías y líneas de AVE carísimo para viajeros y dedicar toda la pasta a hacer ferrocarril de proximidad y para sacar mercancías sin apenas emisiones…

La conclusión, por todo ello, es que la medida pretende pura y simplemente obligar a los ciudadanos a ahorrar. Es más, el propio Gobierno así la ha presentado. Se agradece la sinceridad. Algo es algo. La ventaja de que el medio ambiente y su importancia tenga en España la escasa aceptación que tiene, a diferencia de la pasta y el crecimiento, que son nuestro ídolos sociales a los que sí estamos dispuestos a hacer ofrendas y sacrificos, es que al menos nos hemos ahorrado un discursito sobre la pretendida intención ambiental de la medida. El problema es que, por mucho que nos digan la verdad, esto es, que lo que quieren hacer es obligarnos a ahorrar porque la cosa está muuu malita, y porque es bueno para el país y para todos que nos cortemos un pelo y dejemos de derrochar individualmente, es que el tema es poco presentable. ¡Como si nos dijeran que redujéramos el consumo de iPods a uno por persona para no joder más la balanza de pagos: por el bien de todos, sacrifica tu tercer aparatejo de Apple, ¡so fanático!  Resulta dudoso que el aparato represivo y la capacidad limitativa de las libertades que tiene un Gobierno se puedan o deban poner al servicio de un objetivo como éste. Al menos en una situación ordinaria,  como la que vivimos. Porque el tema se parece mucho al racionamiento. Y el racionamiento está perfectamente justificado en una sociedad libre y avanzada en momentos de grave crisis y quebranto. Pero no como una directriz ordinaria. ¡Justamente ahora, que estaba pensando en comprarme un iPad, y el Zapatero me dice que no, que ya tengo un iPhone y eso sería dar demasiada pasta a los chinos y a los de Silicon Valley!

Los ciudadanos, que no somos tontos, tenemos bastante claro que, por muy benéficas que sean las intenciones del Gobierno y muy importante su objetivo de reducir el déficit público, no hay justificación para establecer medidas de racionamiento salvo en momentos de crisis abierta y evidente. Ni siquiera “por nuestro bien” (se nos está diciendo que individualmente vamos a ahorrarnos mucho dinero al año en gasolina y que el Estado incluso, lo que es verdad, dejará de recaudar parte de ese dinero para tratar de explicarnos que en realidad se preocupan por nosotros) o cuando hay externalidades negativas evidentes (por ejemplo, las ambientales) que puedan reducirse con una limitación de esta  índole son estas medidas que se puedan defender. Nadie aceptaría que el Gobierno aprobara por ley que sólo tenemos derecho a comernos 4 Big Macs al mes o a ingerir un máximo de un litro de alcohol a la semana. Se entendería, y con razón, que una prohibición de esa índole afecta gravemente a la libertad individual. Por mucho que su imposición se tradujera en evidentes beneficios para cada ciudadano y también para el conjunto de la sociedad.

Si un Gobierno quiere afectar al comportamiento de uso y abuso de los ciudadanos de ciertos bienes y servicios que sí, son legales, pero cuyo consumo se desea desincentivar, tiene un mecanismo mucho más eficaz, que no plantea riesgos de afección a las libertades y que, sobre todo, no da imagen de estado de excepción: subir los impuestos que gravan la compra de ese bien o servicio. Así que menos 110 y más subida de los impuestos indirectos sobre la gasolina, aunque se nos enfade el sacrosanto sector del transporte por carretera y sus sedientos e imponentes trailers de 12 ejes con los que sacamos todas las mercancías en este país, en lo que sigue siendo una anomalía en el contexto europeo que algún día habrá que arreglar. Además, y ya que estamos, con esta medida no sólo disminuyes el consumo de gasolina e incentivas velocidades más moderadas. También actúas sobre el tema de la contaminación.

Y, sobre todo, no das la patética imagen de improvisación (ahora establezco una restricción, ahora la quito), de desesperación y de incompetencia que ha supuesto el famoso 110. Por no hablar del inquietante mensaje sobre la situación de la economía que transmite la medida y la imagen de los operarios cambiando miles de señales, nos dicen que por unos meses. Pero, ¿no estábamos saliendo de la crisis? ¿Qué pasa aquí? Porque, de verdad, ¿qué consigue exactamente el Gobierno con una medida como ésta? Cabrear gratuitamente, dar imagen de liberticida y, lo que es casi peor, transmitir sensación de crisis brutal y descontrolada. Si estamos tomando medidas que sólo se entenderían y justificarían ante una inminente quiebra del Estado que nos impediría seguir comprando petróleo… pues sí que debe de andar mal la balanza de pagos. Como para echarse a temblar. Y probablemente no sea para tanto la cosa, aunque resulte ciertamente inquietante leer en el Financial Times que Portugal “caerá” antes de fin de mes. Pero son tan burros que logran dar imagen de que el tema está casi peor de lo que de verdad está.сео анализitalian language dictionary


Compartir:

  1. Comentario de Belisario (07/03/2011 10:56):

    A mi me parece que estos saben que pierden las elecciones por goleada, y por ello han perdido la poca verguenza que asiste a los políticos en general; y en consecuencia se han puesto ha hacer el subnormal a pleno rendimientos,sin restricciones. Aparte de que imagino que en el apartado de multas van a meter dinerito en caja.

  2. Comentario de Belisario (07/03/2011 10:57):

    A mi me parece que estos saben que pierden las elecciones por goleada, y por ello han perdido la poca verguenza que asiste a los políticos en general; y en consecuencia se han puesto ha hacer el subnormal a pleno rendimiento,sin restricciones. Aparte de que imagino que en el apartado de multas van a meter dinerito en caja.

  3. Comentario de desempleado (07/03/2011 11:28):

    De todas formas, en el tema de la energía, el estado tendría primero que explicar a los ciudadanos un par de cosas: el cénit del petróleo y la imposibilidad de crecer de manera infinita con recursos finitos. Todo lo demás son brindis al sol.

  4. Comentario de jordimercado (07/03/2011 11:53):

    Lo incomprensible del caso es que si bien el consumo de derivados del petroleo en transporte es elebado, también lo es en el asunto de producción electrica (centrales térmicas de gas, petroleo o combinadas), y no veo al Señor ZP haciendo más pantanos, granjas solares o cogiendo el toro por los cuernos y presentar el proyecto de dos o tres nucleares más…

    También seria poner el dedo sobre la llaga el asunto del transporte de mercancias a traves de lineas ferreas en lugar de lineas de asfalto, la conexión de los principales puertos de abastecimiento entre ellos y con los centros de producción, la mayor conexión con Europa a través de railes, y porqué no, la homogeneización del ancho de vía para mercancías… que a la postre, eso traería creación de empleo, más incluso que el AVE, amén de una verdadera amortización del servicio, no como el AVE.

  5. Comentario de Swampling (07/03/2011 12:03):

    Yo creo que el tema de las multas no es para nada un elemento que hayan tenido en cuenta. Si según las más tremendistas estimaciones de las asociaciones de conductores hablan de 21 millones de euros de recaudación adicional, creo que eso es calderilla para el estado. No merece la pena asumir tal desgaste político por esa exigüidad. Lo cuál dice, claramente, que lo peor de todo es que se lo creen.

    Yo por el lado conspirativo vería más que las cifras de muertos en accidentes van a aumentar como consecuencia de la no renovación del parque automovilístico y por la reducción del presupuesto en infraestructuras. Es una forma de evitar más muertes, sobre todo cuando llevan meses con la cantinela de que en 2010 aumentaron las cifras de muertos en autovía/autopista, que aun así siguen siendo 399 sobre los 1730 totales. Pero claro, no dicen cuánto ha aumentado el uso de las autopistas o los kilómetros de éstas.

    Ya digo, todo esto es ridículo, porque yo me hago 30.000 km. anuales, de los cuáles 20.000 son para ir a trabajar sin pasar por una sola carretera de 120 (las circunvalaciones son de 90 ó 100 en Madrid).

    Y todo esto mientras se subvenciona la quema de carbón nacional. Un dinero que se podría destinar perfectamente a la reconvensión de la cuenca minera.

  6. Comentario de SinanPacha (07/03/2011 12:10):

    Yo, en el fondo, no estoy en desacuerdo con la medida. Ahora sí, no comulgo para nada en lo que comenta Mr. Boix: la falta de un contexto adecuado para aplicar la misma (a bote pronto, deprisa y corriendo y sin un marco más amplio en forma de plan nacional de sostenibilidad energética) por un lado y la profunda incoherencia a la que apunta el Sr. Desempleado más arriba que supone no afrontar que nuestro actual sistema de producción y consumo es lo más parecido a invadir Rusia que se puede hacer (funcionará por un tiempo, lo mismo incluso tendremos la impresión de avanzar, pero irremisiblemente acabas perdiendo por goleada).
    Lo siguiente será, imagino, conceder la licencia para dos o tres nucleares convenientemente subvencionadas al grito de “pero si no contaminan nada, joder”. Que desastre!.

  7. Comentario de Latro (07/03/2011 12:55):

    A mi la verdad es que este asunto me da asquito. La medida, en si, me parece una chorrada. Pero luego lees las críticas (no esta, las de ya sabemos que sectores, los opinionadorators que cojean por la derecha), y casi que da hasta verguenza apuntarse a criticarla, no vaya a ser que le confundan a uno. Que si esto es como lo de los paises árabes y con esto ahora si la gente va a “despertar” y “alzarse” (¿¿¿de que cojones estas hablando???). De hecho uno se quejaba de que redujesen la tarifa del tren, por … no se. Que ir en tren debe ser proletario o algo.

    En resumen. Que no sé. Por mas que trato de analizarlo no entiendo que gana el PSOE con esta medida, porque ni es “sacrificio” para el bien de España (porque entonces como que no se entiende, o la situación esta tan mal de suministros que hay que racionar el gasoil o algo, pero ¿esto?), o simplemente es un suicidio a todas luces, buscando a ver como convencer a los no convencidos de su estilo de gobierno es una mezcla de paternalismo idiota, descontrol, improvisación y humo, por un lado, y que su inteligencia política es regalarle al enemigo puntos a base de cabrear al personal de gratis.

    Me imagino que habrá muchas medidas que tomar, necesarias, para ahorrar, y que algunas pueden ser coyunturales (dado que por mucho que dijesen, que se yo, nucleares, eso no va a estar para ahora, que es cuando el petróleo esta caro). Pero, ¿Seguro no habia 10000 cosas que podian anunciar antes que esto? ¿Seguro no se podian, que se yo, anunciar un plan para reducir el consumo electrico o de calefacción en oficinas del gobierno, y quedar como superverdes y sacrificados Y no tocarle los cojones al personal?

    Y claro, aparte del certero analisis de que esto para la seguridad vial como que no (si te estampas en una autopista por exceso de velocidad ten la seguridad de que no era a 120, sino a 180), la lectura del 99% de la ciudadania es “ya estan jodiendo para recaudar mas en multas”.

    Lo dicho, es pegarse el cartelito de “pateame el trasero” en la espalda, ellos solitos.

  8. Comentario de emigrante (07/03/2011 13:00):

    Está claro que el gobierno tiene perdida la batalla de comunicación. He leído por ahí que en el consejo de ministro se propuso un paquete de 20 medidas para el ahorro de energía. La oposición tomó la de los 110 km/h por ser la más impopular y ya no se habla de otra cosa.

    No sé que tal de eficaz será la medida de reducir el límite de velocidad pero no es racionamiento. Racionamiento de verdad es lo que nos espera si las revoluciones árabes se extiende del Magreb a los países del Golfo. A mí me inquieta más que el gobierno estuviera pensando en eso y no en la crisis cuando surgió la ocurrencia.

    En este tema no podemos aprender nada del ejemplo alemán. La industria del automóvil es la que dicta la política. No hay límite de velocidad en la Autobahn porque se usa como banco de pruebas para los modelos más potentes. Se apostó exclusivamente por modelos de gran cilindrada y han perdido el tren de la tecnología híbrida y electrica. Ahora están intentando recuperar terreno a marchas forzadas después de que la canciller les diera un capón. Y la última, hace dos días que la patronal de distribuidores de combustible dijo que van a dejar de ofrecer en las gasolineras la super E10 porque nadie la compra. La super E10 lleva un 10% de bioethanol y se hizo para reducir un poco la dependencia del petróleo. Pero nadie sabe si su coche tolera esa mezcla, la comunicación ha sido un desastre (ni que fuera cosa de ZP), y por si las moscas todo el mundo sigue echando gasolina convencional.

    Y ahora unos minutos para la publicidad, si quieren empezar a ahorrar combustible esta es la lista de los 20 coches que hay en el mercado que menos gastan
    http://www.microsiervos.com/archivo/mundoreal/coches-menos-contaminan.html

    Y los que vienen, este consume la mitad que los anteriores con el doble de potencia
    http://eco.microsiervos.com/tecnologia/volvo-v60-diesel-hibrido-enchufe.html

    Pero eso no es nada comparado con lo que ya había en los 70
    http://eco.microsiervos.com/tecnologia/prototipo-experimental-bajo-consumo-1973.html

    A veces pienso que la tecnología automovilistica camina hacia atrás.

  9. Comentario de Bunnymen (07/03/2011 13:10):

    Además de ser totalmente aclaratorio y necesario para la comprensión del articulo, ¡Que bonito queda el dibujito de la señal!.

  10. Comentario de Bunnymen (07/03/2011 13:17):

    Ah, y respecto al vicio que tiene últimamente el gobierno de llamarnos gilipollas a la cara, falta por supuesto la voz de Pepiño…

    “Jose Blanco dice que la limitación de velocidad ayudará a contener la inflación y la subida de hipotecas”

    “Si el petróleo se dispara, dice el ministro, habría un problema de precios, de hipotecas y todas las familias pagarían las consecuencias”

    http://www.abc.es/20110302/economia/abci-blanco-hipotecas-201103021737.html

  11. Comentario de Andrés Boix Palop (LPD) (07/03/2011 14:21):

    Tres cosas:

    1. Bunnymen, es Usted mala persona. ¡Tantos años y tanta gente criticándonos que no añadiéramos de vez en cuando una nota de color y ahora que lo hacemos, pues viene Usted con estas!

    2. Lo de Portugal parece que es inminente: http://www.businessweek.com/news/2011-03-02/portugal-to-get-eu-rescue-this-month-axa-investment-says.html

    3. El colapso petrolífero se juega más en Bahrein que en Libia. Y de momento Occidente ha sacado el tema adelante sin más daños que perder un GP de Fórmula 1.

  12. Comentario de Karraspito for President (07/03/2011 15:58):

    ¿Portugal va a ser rescatado? Uy uy uy, ya queda menos, todo el mundo sabe quiénes son los siguientes…

  13. Comentario de Andrés Boix Palop (LPD) (07/03/2011 16:06):

    Bueno, no necesariamente. Hay quien dice que antes van los belgas.

  14. Comentario de Garganta Profunda (07/03/2011 16:10):

    Consejo: Vean el documental “Who Killed the Electric Car?” y saquen sus conclusiones al respecto…

    La tecnología existe y funciona, otra cosa es que quieran ponerla en marcha…

  15. Comentario de LectorInquisitivoQueNoInquisitorial (07/03/2011 18:41):

    ¿Acaso desde LPD nadie va a comentar el destierro de Jesús Cacho de El Confidencial por órdenes del Ser Superior, el Campechano y Don Emilione?

  16. Comentario de Álvaro (07/03/2011 19:20):

    Siempre queda la posibilidad de que en unos meses la cosa se ponga realmente fea y se disparen los precios hasta un punto que la medida del Gobierno se recuerde con risa tonta. Entretanto, lo que está claro es que esto parece un suicidio ritual del PSOE. La medida busca unos beneficios que si no son cuestionables son bastante leves. E incide en lo más sagrado. La inmensa mayoría de los españoles cuando empuña un volante y pisa un acelerador está matando a su padre y follándose a su madre. Si no fuese porque el Gobierno es partidario del dopaje de los deportistas españoles para emplearlos como marca como en la RDA diría abiertamente que ZP y sus ministros son topos del PP.

  17. Comentario de John Constantine (07/03/2011 19:24):

    Yo compro al 50% el comentario de belisario en cuanto a que ” saben que pierden las elecciones por goleada, y por ello han perdido la poca verguenza que asiste a los políticos en general; y en consecuencia se han puesto ha hacer el subnormal a pleno rendimiento,sin restricciones”. También creo que, en el fondo, el pánico les ha acrecentado la subnormalez -si, creo que es posible aumentar su nivel- y ya son incapaces de explicar con un mínimo de racionalidad medidas que, bien presentadas tanto e tiempo como en forma, serían medianamente aceptadas por el vulgo.

  18. Comentario de Andrés Boix Palop (07/03/2011 19:25):

    Lector inquisitivo, ¿qué ha pasado? Enlace, por favor, que LPD tiene una responsabilidad institucional.

  19. Comentario de John Constantine (07/03/2011 20:14):

    D. Andres:
    http://www.prnoticias.com/index.php/home/553-internet/10064265-jesus-cacho-deja-sus-cargos-directivos-en-titania-editora-de-elconfidencialcom
    http://www.prnoticias.com/index.php/home/298/10065017-jesus-cacho-prepara-su-salida-de-el-confidencial
    http://www.prnoticias.com/index.php/home/553-internet/10065021-mccoy-asume-el-control-informativo-y-coloca-a-nacho-cardero-en-el-confidencial

    Se podrá argumentar -y con mucha razón- sobre las filias y fobias de Cacho, pero al menos en su etapa de “El confidencial” yo nunca he visto a nivel de mass media un periodista mas gruñón y moscacojonero con todo el stablishment y el poder, ya fuera ejecutivo, legislativo, judicial, económico, de izquierda o derecha, que es lo mínimo a pedir, Señor Iñaki Gabilondo.

  20. Comentario de Danuto (07/03/2011 23:04):

    Dónde habrás visto una carretera de doble sentido con límite a 110, Andrés…

  21. Comentario de probemaS (08/03/2011 10:58):

    Lo del gobierno y sus medidas, dejémoslo a un lado de momento porque no me veo con fuerzas para discutirlo. Pero podemos hablar de si lo del precio del petróleo es un accidente o se trata de una tendencia imparable (hola IMPARABLE!!!).

    A mi me da que es lo segundo, y por varios motivos.

    Demanda. El 2010 fue el segundo año en la historia que más creció el consumo de petróleo, en la OCDE el consumo se estanca, pero queda más que compensado por el crecimiento de la demanda en los países en desarrollo. Basta con echar un vistazo a las cifras de consumo de petróleo per capita para darse cuenta del recorrido que tienen por delante aún China, India o el mismo Brasil.

    Geopolítica. Suez 1956. Yom Kippur 1973. Guerras del Golfo en 1991, 2003… Hase falta disir más?

    Suministro. Se habrá leído alguien el World Energy Outlook 2008? En este informe se analizaba la tasa de declive de los más importantes yacimientos de petróleo y se concluía que “hay una extremada incertidumbre, quizá mayor que nunca, en cuanto a las fuentes que proporcionarán el petróleo necesario para satisfacer la creciente demanda, sobre su coste de producción y sobre los precios que los consumidores deberán pagar por él”. Según este informe “para 2015 se necesita una capacidad nueva de alrededor de 30 millones de barriles al día, persiste un riesgo real de que, entretanto, la falta de inversiones suficientes provoque una escasez de petróleo”.

    Lo peor de todo es que paliar esta crisis contínua del petróleo lleva tiempo, al menos dos décadas para adaptarse según un informe del DOE estadounidense. Es un problema común a todos los países industrializados, el cambio requerido va en contra la infraestructura instalada (autopistas), de las expectativas de la industria del automóvil, de lo que se imagina la gente (el futuro es como un anuncio de Endesa, todo verde y bonito, sin atascos, todo limpio), etc, etc.

    Estamos jodidos y la solución no es fácil, pero es muy chungo que las críticas a lo que hace el gobierno sean aún peores que sus soluciones a medio cocer.

  22. Comentario de menipo (08/03/2011 11:15):

    Florentino Pérez, detrás del cese de Jesús Cacho como director de El Confidencial

    http://www.eleconomista.es/internet/noticias/2878876/03/11/4/Jesus-Cacho-destituido-como-director-de-elconfidencialcom.html#Comentarios

  23. Comentario de menipo (08/03/2011 11:42):

    Los directores de los principales certámenes del país firman y emiten un comunicado en el que dejan constancia de su apoyo a Ángel Sala ante la denuncia de la Fiscalía de Barcelona al director de Sitges, por la proyección de ‘A Serbian Film’

    La preocupación se debe al anuncio de que la Fiscalía de Barcelona ha iniciado el trámite de una denuncia contra Ángel Sala, al frente del Festival de Cine Fantástico de Sitges, por la proyección de la polémica película A Serbian Film en la última edición del certamen, el pasado octubre. La Fiscalía acusa a Sala de un delito de exhibición de pornografía infantil por permitir el pase de un filme en el que aparece la representación de varias violaciones a menores.

    http://www.publico.es/culturas/365054/los-festivales-de-cine-se-plantan-contra-la-censura

    Por suerte para LPD los miembros y miembras de la fiscalía no tienen tiempo para leer las once mil vergas de Apollinaire; a saber que tipo de delitos os podrían intentar imputar por hacer la crítica literaria del mencionado libro.

  24. Comentario de pepito71 (08/03/2011 12:23):

    “Y probablemente no sea para tanto la cosa”…

    …Pues yo me temo que muy probablemente sí….

    Respecto a la medida en sí misma:

    – Es antitécnica: no admite justificación de ningún tipo. De hecho, si analizamos las curvas de potencia de los coches estándar, entre ir a 110 e ir a 130 Km/h, lo normal es que el consumo sea menor a 130.
    – Por otra parte, la medida parece que no resiste un análisis medio serio, lo que la enmarca en el estándar de este gobierno.
    – Finalmente, dentro de las posibilidades de ahorro que se me ofrecen, prefiero ser yo el que elige, que seguro que me equivoco menos que estos iluminados, antes que seguir los consejos de Pepiño, Sebastián y otros “sabios”.
    – Por último, creo que modificar un código no es posible mediante un reglamento, no sé si me equivoco….

    Respecto al tema del tráfico de mercancías por ferrocarril, cabe recordar que desde el punto de vista económico es un tema harto complicado, habida cuenta de las particularidades orográficas de España, que invalidan tanto el uso racional de la bici (tan lógico en sitios llanos como Amsterdam) como el económico del tráfico de mercancías por ffcc con carácter generalista.

    – Desde un punto de vista técnico puro lo lógico sería que sobre estos temas se realizase un estudio por parte de expertos. Como en otros temas, esto garantizaría casi al 100% un enfoque si no antagónico si radicalmente distinto del “modus operandi” del Gobierno: pensar, analizar -gente preparada-, comparar y decidir.
    Cuando pones a iletrados como estos al frente de la nave, los puntos 1,2 y 3 quedan obviados por falta (ya sea de capacidad intelectual, de formación o de criterio).
    Tal vez es hora de promulgar lo que ha dicho el siguiente señor:

    COMUNICADO

    “Fue un deseo utópico intentar cambiar el Partido Socialista de Madrid de los Zerolo, Segovia, Tomás Gómez, Barranco, Trinidad Rollán, Lissavetsky, etc., al igual que el PSOE de Zapatero, Alonso, Pajín, Valenciano, Aído y tantos otros, pero mereció la pena.

    Hoy lo tengo muy claro. Hay que ayudar a cualquiera que pueda sacar a Zapatero de la Moncloa, llámense PP, UPyD o IU.
    Hoy me voy con la conciencia tranquila, tras haber intentado aportar catarsis a un Partido en el que la mediocridad se ha instalado tanto en su cúpula como en toda la organización y en el que nadie denuncia que Zapatero se ha cargado el trabajo de los españoles a lo largo de cuarenta años.

    El Sistema Político Español no puede sostenerse al haber entrado en quiebra todas y cada una de sus instituciones.

    Nos hemos cargado el modelo productivo y el Estado de las Autonomías, la educación tiene perfiles tercermundistas, el Estado del Bienestar corre serio peligro y la partitocracia se ha convertido en el peor enemigo de los españoles.

    El pésimo nivel de nuestros políticos con corrupción por todas partes, sumado al absentismo de la sociedad civil y la pérdida de todo tipo de valores pintan un horizonte negro como en ningún país europeo.

    Hay que empezar un nuevo ciclo de nuestra vida política y económica antes de que sea demasiado tarde.

    Habría que someter a Zapatero a un proceso de impeachment, con mayores motivos que los aducidos en EEUU contra Nixon.

    Si Zapatero está enfermo, o presenta graves síntomas de estar enfermo, no puede continuar al frente del Gobierno, porque ha debilitado la unidad nacional, hace el ridículo con su política exterior y cada vez que habla es mayor el desprestigio de España.

    No podemos permitir que un sentimiento de impotencia ante una pésima forma de gobernar hipoteque nuestro futuro y el de nuestros hijos.

    Hay que cambiar todo de nuevo, especialmente nuestra forma de participar en la vida política.

    Hace falta crear la masa crítica política suficiente para reformar y regenerar nuestras instituciones cambiando nuestra forma de vivir, de trabajar y defender nuestros legítimos intereses.
    Hace falta salir a todas las calles en manifestaciones pacíficas a lo Gandhi, con un fin claro: acabar con métodos democráticos con el Sistema Político que nos dimos en la Transición y empezar de nuevo a Regenerar España.

    El PSOE debe entrar en el cementerio de los Partidos Políticos cuanto antes.

    Todas las ideas que un día pudo tener el PSOE han muerto tras el terremoto de la mundialización. Como lo único que entienden sus cargos, es vivir de la política sin querer ver la destrucción de España como nación y el inicio de otro largo periodo de decadencia, hay que reducir su presencia en la vida política aprovechando todos los procesos electorales

    El proceso de elección de los peores a los más altos cargos del Partido y el Gobierno, dirigen inevitablemente al PSOE con Zapatero al frente, al cementerio de los Partidos Políticos saturado de tumbas dónde duermen el sueño eterno organizaciones políticas que en los dos últimos siglos ilusionaron a pueblos enteros y hoy no los recuerda nadie.

    ¿Qué queda del comunismo, del anarquismo, de los partidos radicales? ¿Qué quedará del PSOE tras la dirección de Zapatero? Nada de nada. Ni tan siquiera el recuerdo.

    Falsedades, engaños y políticas obsoletas

    Por sus engaños y falsedades, por la renuncia a defender los intereses de sus votantes, por su travestismo, por desconocer y no intentar comprender la realidad, el socialismo español camina a su desaparición en el momento en el que el capitalismo ofrece su peor cara.

    En la peor crisis económica de los últimos cien años, en vez de afrontarla y combatirla con planteamientos críticos, se ha dedicado a desarrollar un programa económico impuesto por los mercados financieros, que ha complementado con un programa social y de cambio de nuestras costumbres calcado del Libro Blanco del Gran Oriente Francés.

    Esta desconexión con la realidad, unida a una navegación sin brújula, sin nadie preparado al frente del Partido y el Gobierno, conduce al PSOE sin remisión al cementerio de los partidos políticos que terminaron sin ideario, sin doctrina, sin orientación política alguna, pero sobre todo sin ninguna identidad.

    Lo peor es que se está incubando un volcán de ira y violencia en la sociedad española al igual que sucedió hace noventa años.

    No podemos permitirlo

    La socialdemocracia europea y el PSOE están condenados a desaparecer

    En 2002 había en Europa quince gobiernos socialdemócratas. Tras las próximas elecciones generales en Portugal, Grecia y España, no quedará ninguno.

    Han sido incapaces de responder a la crisis económica y lo que es peor, se han hundido en el descrédito popular al aplicar los programas de austeridad decididos por los mercados financieros y la Unión Europea.

    La conversión de Zapatero al socialiberalismo, impulsando las privatizaciones, reduciendo los presupuestos a costa del bienestar de los ciudadanos, destinando recursos a la salvación de Bancos quebrados, reduciendo salarios a los funcionarios, congelando las pensiones, preparando el aumento de la edad de jubilación y sobre todo aumentando las desigualdades y la precariedad de los ciudadanos, conducen al PSOE y a España a un callejón sin salida.

    No es de recibo que el PSOE no sepa dirigirse a millones de ciudadanos en paro víctimas de la mundialización.

    Es incomprensible que no busque soluciones a las multitudes de obreros desechados por las brutalidades del mundo postindustrial, que no se preocupe por los excluidos, milieuristas y jubilados en plena edad activa.

    Es inadmisible que no hable tan siquiera de ese 43% de jóvenes menores de 25 años que no encuentran trabajo, ni de las ayer clases medias, hoy amenazadas por la miseria.

    La socialdemocracia es culpable de que sus electores le den la espalda

    Hasta mediados de los 80 cada vez que el capitalismo avanzaba, los socialistas apoyados por partidos de izquierda y sindicatos, daban respuestas originales mejorando la enseñanza, la sanidad, derecho a un empleo, Seguridad social, Estado social, Estado de bienestar…

    Hoy día ya no queda lo más mínimo de aquella imaginación. La utopía social ha desaparecido de sus pensamientos.

    En la mente de los dirigentes socialistas, al igual que en la de sus electores, el consumismo impera, así como el deseo de enriquecerse lo antes posible. No sólo no van a contracorriente sino que incluso lo defienden mediante la publicidad y los medios de comunicación manipulándolos a su antojo.

    Si hay algo que preocupa a los dirigentes socialistas, es como conservar su puesto y vivir a costa del Partido o los Presupuestos.

    Ha sido tal su dejadez que han permitido que hoy esté en peligro el Estado del Bienestar y que la sociedad empiece a sentir pánico cuando piensa en su futuro.

    Para los europeos en general y para los españoles en particular la socialdemocracia está al final de su ciclo político.

    No han entendido nada de lo que estaba pasando, mal podían aportar soluciones a los graves problemas de los ciudadanos.

    España tiene problemas superiores a muchos países europeos, que no puede esperar le resuelvan desde fuera.

    España necesita un proceso de regeneración total, una nueva Constitución, un nuevo modelo productivo y un nuevo Estado del Bienestar.

    El proceso a poner en marcha es más importante si cabe que el que acometió en 1978, tras dotarnos de una nueva democracia.

    La mediocridad de los dirigentes actuales del PSOE, con honrosas excepciones, les inhabilita para dirigir este proceso de transformaciones globales que hoy necesita España.

    Continuar en el PSOE actual, es lastrar cualquier posibilidad de colaborar en la transformación de España.

    Por eso me marcho sin acritud, pero con la conciencia tranquila, dejando a muchos amigos que desgraciadamente me comprenden, pero no están por librar esta dura y próxima batalla. Lo siento por ellos”.

    Saludos Socialistas

    Ángel Gimeno Marín
    Miembro del Comité Regional del Partido Socialista de Madrid, PSM-PSOE
    Profesor, Economista, Matemático, Ingeniero Industrial, Empresario
    Máster y PADE en Economía y Alta Dirección
    Ex Consejero de Economía y Hacienda de la Diputación General de Aragón

  25. Comentario de John Constantine (08/03/2011 14:00):

    De Pasolini y “Saló” ni hablamos, menipo.
    Lo rancio y lo pequeñoburgués de la autodenominada izquierda mayoritaria en este país empieza ya a ser muy preocupante. No voy a cumplir la Ley de Godwin pero es que entre unas cosas y otras (controladores, censura a medios como “EL jueves”, Ley Side) el recorte de las libertades en un montón de aspectos es de temblar.

  26. Comentario de Mar (09/03/2011 19:48):

    Y si parece que esta medida se integra en un Plan más amplio…
    http://www.la-moncloa.es/ConsejodeMinistros/Resumenes/2011/040311ConsejodeMinistros.htm
    ………………los valencianos nos vamos a volver locos.

    Los autobuses aquí están haciendo paros desde hace ya bastante tiempo, dicen, en parte, que porque desde que estalló la crisis el Ayuntamiento recortó flota y redujo servicios para con ello no gastar tanto dinero público.

    Si eso es así, cómo casa con esta medida: “Reducción de los precios de los billetes en ferrocarril, en cercanías y media distancia, de la operadora RENFE. Se envía con esta medida una señal clara al ciudadano para sustituir, cuando sea factible, el transporte en vehículos privados por el transporte público”

    Que sí, que un ferrocarril no es un autobus, pero ¿no podrían haber extendido la medida a otros medios de transporte PÚBLICOS? Y hacer que funcionen las comisiones de coordinación inter-Administración o instancias similares. O eso, o armonización, que esto es un desbarajuste!

  27. Comentario de Gekokujo (10/03/2011 03:40):

    Pues sinceramente, me espero cualquier estracanada de este gobierno, y también del que vendrá. Nunca creí que mi opinión del cuerpo de políticos cayera tan bajo. Me parece a mi que lo que les falta básicamente es criterio, no sé si fruto de su ignorancia, o de oscuros intereses, probablemente de ambas.

    Lo que hace falta directamente es RECORTARLES LOS DERECHOS a los políticos, para que su gestión no sea tan nociva. Eso incluye muy especialmente cuestiones de dinero, como apuntaba Popota. Vaya, que el estado puede tirar adelante sin estos mangantes pensando y vociferando idioteces todos los santos días.

    Y esto es la parte más “benigna” de mi posición. Por que la otra es esperar que la cosa se deteriore lo suficiente para acabar como Túnez y fundar una III República o algo así, que ponga de patitas a la calle a nuestros ilustres zopencos.

    ¿Transporte público? Claro que sí, pero no como un complemento, si no como una prioridad. La inflación energética no acaba más que empezar y tener un buen transporte público es una apuesta estratégica.

Comentarios cerrados para esta entrada.