- La Página Definitiva - http://www.lapaginadefinitiva.com -

La Paella Rusa en LPD

La Página Definitiva lleva ya muchos años en Internet [1] (a pesar de lo cual, y por increíble que parezca, aún no tenemos un cargo). Durante ese tiempo, hemos acogido en este sitio web iniciativas muy diversas: por su formato (¿sabían Ustedes que una vez hubo aquí un “Chat definitivo”?); por los contenidos (¿sabían Ustedes que durante unos meses tuvimos una revista de prensa diaria llamada “Opinión Publicada”? ¿Y un concurso semanal, que ganó José María Aznar López, llamado “El Obtuso del Milenio”? ¿Y una “Sección Femenina [2]” de LPD?); y por la gente que participaba en LPD (colaboradores habituales, esporádicos, blogueros asociados que también eran colaboradores habituales o esporádicos, … Y ya saben que tenemos una capacidad casi mítica para generar líderes de la derecha española [3]: vienen aquí, se hacen un nombre, son fichados por Libertad Digital y… ¡Al estrellato!).

Sin embargo, si en algo puede decirse que LPD ha mantenido cierta coherencia, si es que la hemos mantenido en algún aspecto, es en lo que podría denominarse nuestro ámbito de actuación: LPD se dirige a un público hispanohablante, que en la práctica se nutre fundamentalmente de españoles, como consecuencia de nuestro enfoque, en el plano de la actualidad, cerrilmente centrado en España (lo cual contrasta, dicho sea de paso, con la vertiente de análisis cultural que también tiene LPD, donde el interés por España y lo español, excepción hecha de la Histeria de España [4], brilla por su ausencia).

Y si algo hemos echado siempre en falta los redactores LPDianos en todos estos años es que, aunque a menudo surgían temas de actualidad interesantes (y, sobre todo, divertidos) en nuestro entorno más inmediato, sentíamos que no teníamos la legitimidad para largarles un rollo demasiado local. Es decir, una sensación netamente española: la necesidad de tener más boina, más localismo aldeanista, más “qué hay de lo mío” aún.

Esa espinita clavada se ha ido haciendo más sangrante, por parte de la facción valenciana de LPD, en los últimos años, en los que la carga habitual se ha ido haciendo más y más pesada. “La carga habitual” se refiere a un Gobierno autonómico, el valenciano, que lleva una legislatura enterita, tras los grandes éxitos del ladrillo, el victimismo chabacano y los proyectos faraónicamente desmesurados, sin hacer nada de nada, arruinado y sin iniciativa alguna; con un President, Francesc Camps, que por momentos parece un iluminado de alguna secta de esas que aspiran a salir del planeta en un platillo volante por la expeditiva vía de suicidarse; y en otros, en cambio, se modera algo y simplemente parece un curilla siempre dispuesto a amargarnos la vida con su beatería pacata (y a regalarle todo lo que esté en su mano a los curas de por aquí). Y también a una oposición, la del PSPV-PSOE, que rivaliza con el PP valenciano en ineptitud y cuya única línea programática parece condensarse en la proclama “seremos como el PP en todo, pero con una sonrisa”, y a ello, a apoyar todo lo que el PP apoya, llevan años dedicados, en el tiempo que les deja libre meterse navajazos entre ellos.

Este paupérrimo panorama político, esta mediocridad plomiza tan bien asentada en el principio, soslayado o explícito, de que “esto es lo que hay”, tan concomitante con lo que también ocurre en la política nacional, pasó de parecernos indignante a deprimente, y de deprimente a, sencillamente, ridículo. Como vimos que había un caldo de cultivo (mitad cabreo, mitad ganas de cachondearse) similar en muchas personas de nuestro entorno, decidimos lanzarnos a la palestra y abrir un blog colectivo de análisis político circunscrito a la política valenciana [5] (en el que están involucradas una veintena de personas, de procedencias e ideologías diversas, que irán apareciendo conforme les apetezca escribir: vean el Acerca de [6]). Un blog en el que, por aquello de preservar la privacidad de los que colaboren en él, así como para dificultar la vida de los asesores y militantes de los partidos políticos (que a buen seguro engrosarán nuestras visitas; como, de hecho, ya ha comenzado a ocurrir… ¡Incluso antes de la apertura oficial!), todos sus participantes firmarán con seudónimo. Un blog que, en honor al cómico valenciano Joan Monleón [7], hemos llamado “La Paella Rusa [5]”, y que pasa a engrosar la oferta de contenidos de LPD desde hoy mismo.

Si vive Usted en la Comunidad Valenciana, o es valenciano, o por algún misterioso motivo no englobado en los dos anteriores le interesa la política valenciana, “La Paella Rusa [5]” es un blog pensado para Usted. Si no se dan las anteriores circunstancias, es posible que la cosa le pille un poco más lejos, pero piense Usted que hablaremos del PP valenciano, de Fabra y sus loterías, Camps y “El Bigotes”, y con un poco de suerte algo caerá de Zaplana (también hablaremos del PSPV-PSOE y los demás partidos de oposición, aunque en principio no tiene mucho sentido que les promocione esto, dado que no conocerán, como de hecho también ocurre en la propia Comunidad Valenciana, a ninguno de los próceres de estos partidos; pero piensen, para que se hagan una idea, que su producto más acabado, más perfeccionado, es la Ministra de Sanidad, Hipatia de Benidorm, Leire “Power Balance” Pajín).

¡Queda inaugurado este pantano! (Al menos, hasta las Autonómicas de mayo).translate english to sweden [8]translation dutch to english [9]