Churchill – Roy Jenkins

Personalmente, tenía suficiente Churchill en vena con mis acercamientos indirectos al personaje, vía estudios de la Primera y, sobre todo, la Segunda Guerra Mundial en los que, obviamente, la presencia del personaje contaba con peso específico. Por otra parte, Winston Churchill (1874 – 1965) es, sin duda, uno de los colosos políticos del siglo XX, con todo lo que esto implica de biografías, hagiografías, dramatizaciones y todo tipo de acercamientos al personaje. También es uno de los políticos que más y –por lo visto, puesto que le dieron el Nobel de Literatura- mejor escribió. Churchill cuenta en su haber con unas larguísimas (unas 2500 páginas) Memorias de la II Guerra Mundial, además de otras muchas obras de corte histórico o divulgativo. Todo ello configuraba el escenario de un personaje conocido, interesante pero no fascinante, y con demasiada bibliografía de segunda mano a nuestra disposición como para hacer el esfuerzo de, pongamos por caso, meternos entre pecho y espalda una biografía de 1000 páginas como la elaborada por Roy Jenkins.

¿Para qué este esfuerzo? ¿No habría sido mejor dedicar tanto ímpetu a revisar los mejores discursos de Hipatia de Benidorm, o cualquier obra de Juan Cruz? En condiciones normales así sería, pero en Churchill concurría una circunstancia peculiar: la de ser el héroe por antonomasia de los, digámoslo así, jóvenes cachorros del neoliberalismo confesional español de nuevo cuño, o, abreviando, los fachas españoles. Churchill es para ellos un héroe porque supo mantenerse firme frente a la tiranía del nazismo, supo resistir la tentación del apaciguamiento y predicar en el desierto contra la vergüenza del acuerdo de Munich que destruyó Checoslovaquia en 1938. No como el creador del afamado eslogan “os traigo paz. Paz en nuestro tiempo”, Neville “Zapatero” Chamberlain, dispuesto a todo, a transigir con lo que fuera, con tal de eludir sus responsabilidades (igual que haría Zapatero sesenta años después en Irak, en una situación, nos dicen nuestros amigos fachas, prácticamente idéntica: de no ser por Aznar, Sadam Husein habría conquistado el mundo).

Lo sorprendente de los fachas es que, al mismo tiempo que dicen esto, te sueltan otro rollo sobre la Guerra Civil (1934 – 1939), la legitimidad de la derecha española para dar un golpe de Estado e, ítem más, para:

1) Buscar la alianza del nazismo alemán y el fascismo italiano (sí, los de Munich)
2) Convertirse en su complaciente aliado no sólo en la época de Munich, sino después, cuando bombardeaban Londres día sí, día también
3) Instaurar un estado fascista en España y perserverar en el invento incluso más allá de 1945 (si bien es cierto que, a la vista del éxito de los mentores intelectuales, cada vez con menor entusiasmo)

Imaginemos que la teoría de Churchill sobre el inevitable enfrentamiento hubiese triunfado en 1938. Guerra en Europa. Por muy bien que nadase entre dos aguas, el Caudillo se posiciona, como de hecho se posicionó, del lado del Eje con la guerra aún por finalizar. Gran Bretaña y Francia le declaran la guerra al Caudillo (o viceversa). Éste solicita la devolución del Rosellón y la Cerdaña en 1940, entre la hilaridad general. En fecha tan tardía como 1944 intenta dar marcha atrás, pero ya es tarde, y en 1945 tenemos de vuelta una II República remozada y mejorada, más estalinisto – chekista que nunca dado el aval recibido por los judemasónicos anglosajones que en la práctica, dada nuestra afortunada geografía, tan lejos de Rusia como sea posible, se habrían encargado de liberarnos del Caudillo. Así pues, ¿a qué viene esta pasión del recio fascismo español con Churchill? ¿Otra vez haciendo de la necesidad virtud, y de la historiografía un cuento de niños elaborado apresuradamente?

La verdad es que a Churchill no le hacía especial ilusión la supervivencia del franquismo, pero puesto que el Caudillo, en el devenir real de la II Guerra Mundial, cambió de chaqueta justo a tiempo, Churchill no sólo le perdonó la vida, sino que, en Yalta, cuando Stalin propuso cepillarse la democracia orgánica española, con la aquiescencia de Roosevelt, fue Churchill quien abortó la idea con una confusa amalgama de justificaciones parciales sobre la fidelidad del Caudillo a los Aliados en la última fase del conflicto. Quizás es que los fachas le pagan los servicios prestados en 1945, y no su indudable valentía en 1938 – 1941, cuando se encargó de hacer frente casi en solitario al nazismo, el gran aliado de los fachas españoles.

De Churchill destaca, por encima de todo, su capacidad para estar en todas partes. A lo largo de su larguísima carrera política, extendida durante más de cincuenta años, logró una posición de protagonismo en la guerra de los Bóers, en la que participó (y fue capturado, y logró escaparse de la prisión); en el período anterior a la Guerra Mundial y, sobre todo, en la propia Guerra, como ministro de la Armada y después de Armamento (en esta última posición fue uno de los corresponsables de la invención del tanque como vía para superar la guerra de trincheras); en el período de entreguerras, como ministro de Economía durante cinco años, justo hasta el estallido de la Gran Depresión de 1929; durante la II Guerra Mundial, como Primer Ministro a lo largo de casi todo el conflicto (1940-1945); e incluso después de la guerra, con ochenta años cumplidos, de nuevo como Primer Ministro (1951 – 1955).

Para conseguir estar en casi todas partes Churchill tuvo que acreditar una singular ansia por el poder, que era incapaz de disimular, pero también un carácter diletante, que le llevó a pasar del Partido Conservador al Liberal y, quince años después, de nuevo al Partido Conservador, lo que le garantizó estar donde debía estar (con el poder) en los años adecuados (el Partido Liberal se hundió definitivamente después de la I Guerra Mundial y nunca más volvió a gobernar).

Entre sus virtudes destacaba su enorme capacidad discursiva y de trabajo, su diversidad de intereses, su capacidad para pensar a lo grande y su peculiar encanto para hacerse con las personas, que quedaba reflejada en una cierta humanidad, de preocupación por las víctimas, que sin embargo no le impedía avalar los sádicos bombardeos de la población civil de Alemania en los últimos años de la II Guerra Mundial, o diversos proyectos bélicos disparatados en los que tenía tendencia a meterse. A mí me recuerda bastante, incluso en el plano físico, a Manuel Fraga, con el que también comparte su extraordinaria longevidad (bueno, me recuerda a Fraga salvo en la capacidad discursiva, donde a Fraga le perdía la incapacidad para vocalizar, el encanto personal y la humanidad, donde no sé decirles. En lo demás, dos gotas de agua).

Otra persona con la que tenía bastante en común, y que encantará a nuestros amigos fachas, es Adolf Hitler. Me explico. Ambos tenían unos horarios caóticos (se acostaban y levantaban tarde); ambos tenían una gran pasión por la oratoria y los discursos; ambos creían saber más de estrategia bélica que sus militares, y se inmiscuían constantemente, tanto en la estrategia general de la guerra como en aspectos particulares. A ambos les gustaba pintar. Ambos tuvieron cierto éxito como escritores. Ambos se guiaron, a lo largo de la II Guerra Mundial, por el principio básico de la inflexibilidad, la negativa a negociar con el enemigo salvo en condiciones claramente favorables, lo que acabó abocando al principio de una rendición incondicional. A ambos les caía muy bien el Duque de Windsor, que Churchill cortejaría insistentemente en los años treinta, aceptando sorprendentemente los devaneos que ya entonces tenía el Duque con el nazizmo. ¿Acaso sorprende que ambos sean referentes de cabecera de nuestros fachas?

La figura de Churchill queda habitualmente empañada por su papel crucial, mítico, en la II Guerra Mundial. Empañada para bien, como queda claro si hacemos una revisión somera de los resultados de su acción de gobierno. La verdad es que su papel en la I Guerra Mundial sería recordado, sobre todo, por la delirante operación de desembarco en la península de Gallípoli en 1915, fundamentalmente obra de Churchill, cuyo objeto era sacar a los turcos de la guerra (y que se convirtió en la primera victoria turca en un conflicto con Occidente por lo menos desde la conquista de Creta a los venecianos en el siglo XVI), y que provocó su salida del Gobierno.

Su papel, años después, como ministro de Economía y Hacienda, no fue destacable por nada en particular, aunque quedó de nuevo emborronado por el estallido de la Gran Depresión (no porque fuera culpa suya –a tanto no llegaba-, sino porque –como casi todo el mundo, dado que entonces no existía LPD- no supo verla venir). Sus devaneos con el Duque de Windsor hablan por sí solos. Incluso en el período inicial de la II Guerra Mundial, cuando se había incorporado al Gabinete de Neville Chamberlain, le dio tiempo a perpetrar una nueva operación periférico – anfibia, en Noruega, saldada por un nuevo fracaso.

Durante el resto de la guerra, y obviando su papel fundamental de bastión frente al nazismo, su habilidad como agitador de masas para sostener la moral británica, y su empecinamiento, coronado por el éxito, por meter a Estados Unidos en la guerra (a veces los británicos tienden a pensar que fueron ellos, de hecho, quienes involucraron a EE.UU. en el conflicto; la verdad es que yo creo que los japoneses también tuvieron algo que ver, si bien es cierto que desde el principio se impuso en Washington la doctrina de “Alemania primero”, o Alemania como principal enemigo, no siempre bien comprendida por el público estadounidense, que lo que quería era vengarse de Pearl Harbour), el papel de Churchill se caracterizó por su obsesión por esquivar la apertura de un segundo frente en Francia (en cambio, volvía, una y otra vez, a los escenarios periféricos, en el norte de África, en Italia y en los Balcanes), por el miedo al oso ruso, combinado por una sorprendente fascinación por Stalin, y por meterse cada vez más en su papel de gran estadista, obsesionado por montar Cumbres y más Cumbres de relumbrón y por viajar al extranjero, como diciendo “mirad cuánto pinto” (cuando, en realidad, pintaba cada vez menos; ¡qué gran Presidente del Gobierno español se ha perdido el mundo!). No fue casualidad que el gran héroe de la guerra lograse perder las elecciones cuando la guerra estaba a punto de finalizar.

A todo esto, ¿qué tal está el libro? ¿Merece la pena? Pues la verdad es que, sin dudarlo, no. En este caso tienen suerte de que, una vez más, LPD les permite aparentar que han leído algo… ¡Sin necesidad de leerlo! Se trata, a mi juicio de una biografía fallida: larguísima (1000 páginas), de carácter eminentemente descriptivo pero, al mismo tiempo, centrada en los discursos y no en las acciones. Casi todo el rato estamos soportando el relato de si Churchill pasó tres semanas en una villa de descanso o en otra, de tal alocución en el Parlamento, de la carta que le envió a tal o cual personaje, … Pero el autor, por razones que no alcanzo a entender, nos ahorra explicarnos qué hizo Churchill en cada una de las muchas posiciones de poder que ocupó.

Esto se obvia o se ventila rápidamente, como de pasada, para dejar así más espacio para hablar de la sucesión lineal de acciones de la “persona humana” y sus escritos, que de esto va esta biografía, fundamentalmente una pérdida de tiempo, cuyo principal atractivo, de tener alguno, es que su autor es un parlamentario inglés de noventa años que, en consecuencia, propone un estilo típicamente decadente, al modo “La gran duquesa, espléndida como siempre, contestó al premier británico con la elegancia que le era consustancial”.

Pero, sin duda, con esto no basta. Da la sensación, en suma, de que los británicos son mucho mejores escribiendo sobre otros países o sobre acontecimientos globales que sobre sí mismos. Pero tengamos compasión y seamos magnánimos con esta pobre gente: hace cuarenta y cinco años que no ganan el Mundial, y sólo lograron ganarlo a base de montárselo en casa y con árbitros a su medida.portuguese english translationванный комната


Compartir:

  1. Comentario de Jaime de Andrade (02/09/2010 23:33):

    Preguntábame yo según iba leyendo el artículo, si es que en la Pérfida Albión no tienen “inglesistas” de postín tales como nuestros hispanistas, que sepan apreciar la cultura y gastronomía inglesa y de cuando en cuando sacar una biografía sobre Oliver Cromwell o John Lennon. ¿Es que aquí tenemos que tragar con todo?

  2. Comentario de Toneleitor (02/09/2010 23:39):

    El artículo es malo y aburrido, pero estoy seguro que tiene usted un amigo que si lo lee me descojono. Es que es andaluz y tiene una gracia…

    (No se preocupe, que lo mío son ganas de llamar la atención. En seguida empezará el bukkake de decir que que gracioso le ha quedao lo de Hitler=Franco=Churchill … en cuanto empieze a llegar la horda habitual)

  3. Comentario de Álvaro (02/09/2010 23:40):

    Otro motivos para que Churchill sea admirado por nuestros liberales orgullosos de ser normales es su capacidad para sintetizar la información. Copio/pego un texto de una exposición que hubo el año pasado en Alemania sobre las víctimas del tercer mundo en la II GM.

    “La hambruna de Bengala

    Cuando la provincia oriental India de Bengala se convirtió en terreno de batalla en su frontera con Birmania, el territorio sufrió la peor hambruna conocida en el subcontinente desde el siglo XVIII. La ocupación japonesa de Birmania interrumpió los vitales suministros de arroz birmano a India. En pocos meses los precios del arroz se multiplicaron por cinco. Ante la expectativa de una invasión japonesa, los comerciantes retenían el grano. Los británicos impedían su transporte, porque habían requisado todos los barcos del Golfo de Bengala con fines militares. Una multitud de campesinos hambrientos erraba por la provincia. En septiembre de 1944 había 100.000 mendigos en las calles de Calcuta. La hambruna se cobró la vida de entre dos y cuatro millones de personas. En su historia de la Segunda Guerra Mundial de seis tomos, Winston Churchill ni siquiera la menciona”.

  4. Comentario de Toneleitor (02/09/2010 23:40):

    Otia, puse empieZe. Chorry

  5. Comentario de Carlos Fabra (03/09/2010 00:17):

    “Pero tengamos compasión y seamos magnánimos con esta pobre gente: hace cuarenta y cinco años que no ganan el Mundial, y sólo lograron ganarlo a base de montárselo en casa y con árbitros a su medida”.

    Eres un crack, Guillermo.

  6. Comentario de Durc (03/09/2010 00:44):

    Impagable cómo Churchill se dirigía textualmente al “Generalísimo Stalin” en las conversaciones de Potsdam, a la vez que el ruso se incluía en “la Europa democrática”.

    Aquí, en los fragmentos de las transcripciones de Postdam sobre qué hacer con España:

    http://historiasconhistoria.es/2008/08/28/%C2%BFsalvo-churchill-al-regimen-de-franco.php

    Leí por algún lado que Churchill no quería enfrentarse a España porque la abastecía de trigo y no sé que más.

  7. Comentario de Álvaro (03/09/2010 00:51):

    Durc,

    El general Vicente Rojo, en su Historia de la Guerra Civil que ha publicado ahora Jorge Martínez Reverte, dice que muchas empresas británicas hicieron negocio con la España nacional.

  8. Comentario de Álvaro (03/09/2010 00:59):

    Durc II,

    Impresionantes las transcripciones ¡Y pobres portugueses! Cómo se puede tildar a Franco de amenaza mundial y añadir de nuestros vecinos y hermanos fascistas, que no plantean ningún problema.

  9. Comentario de Cronista Disperso (03/09/2010 08:35):

    Hola:

    Yo creo que la aparente contradicción entre admirar a Churchill y a Franco se resuelve gracias a lo que escribió el primero sobre la guerra civil:
    http://www.elmundo.es/opinion/tribuna-libre/2010/02/22777147.html
    Esa postura de “ninguno de los dos bandos nos representa, ambos son brutales, nosotros estamos a otra cosa, etc.” es muy propia de los “liberales” españoles de hoy. Además, Sir Winston dice que libertad, religión y democracia no son incompatibles, así que nuestro liberalismo confesional no puede sino aplaudirle (siempre que se entienda que “democracia es cuando ganan los nuestros”).

    Por otro lado, es cuestionable que Churchill mostrara preocupación por las víctimas. En todo caso, se preocuparía por las víctimas de su bando. En 1919, es decir, después de los horrores de la Primera Guerra Mundial, siendo Ministro del Aire consideró oportuno declarar que estaba “decididamente a favor del uso de gases venenosos contra las tribus incivilizadas”. Sin embargo, hay que decir en su favor que inmediatamente aclaró que “no hay por qué usar sólo los más mortales”, sino que bastaría con usar aquellos que causen suficiente terror y dolor como para desmoralizar al enemigo. Un angelito, Sir Winston.

    Un saludo.

  10. Comentario de desempleado (03/09/2010 09:06):

    Su papel como ministro de economía fue destacable más que nada por su genial decisión respecto a la libra esterlina:

    “became Chancellor of the Exchequer in a Conservative government. In 1925 (at huge and controversial expense) he returned Britain to the the Gold Standard – this meant that the pound sterling could again be cashed into gold, so that it had to be backed by massive gold reserves at the Bank of England. The following year, the British trade unions declared a General Strike, which meant that all trade unionists stopped work and the country ground to a halt. Churchill took a strong line against the strikers, and put the armed services and an army of volunteers to work to keep essential services going. As editor of the Government newspaper, the British Gazette, he argued that “either the country will break the General Strike, or the General Strike will break the country.”

    Básicamente el buen hombre no percibió que mantener la paridad de la libra una vez finalizada la primera guerra mundial era un tanto difícil ya que la economía británica había quedado seriamente perjudicada tras la misma. Sus nociones de economía eran, si me permiten la comparación, similares a las del invicto caudillo. Hablando en plata, casi se cepilla lo que quedaba de economía “imperial” en aras de, paradojicamente, mantener la “hombría imperial”.

  11. Comentario de Toneleitor (03/09/2010 09:18):

    Yo soy liberal y admiro a Churchill, lo que no sabía es que pensaba que la guerra empezó en 1934.

    También me cae bien Cánovas del Castillo, se lo presento cómo idea para su próximo disparate.

    Y tengo una magnífica opinión de Besteiro. Hoyga, es un reto: A ver cómo nos pone verdes usted por ello.

  12. Comentario de pinkfloyd (03/09/2010 10:13):

    Algunos comentarios:

    – Ahondando en las dos caras de Churchill cuando se enfrentaba a Alemania y cuando se enfrentaba a los malvados nativos de las colonias británicas (véase Gandhi), quería recordar aquella vez en que propuso gasear kurdos (¿a alguien le suena?).

    -No creo que lo de Noruega fuera un error de Churchill. La ocupación de Noruega era necesaria para evitar que Alemania usase sus puertos y aeródromos. Fue después de la derrota de Francia que la campaña perdió su objeto, y se necesitaban esas tropas para defender Inglaterra en caso de invasión.

    -La estrategia del gobierno de la República en 1938 pasaba por que empezase la guerra en Europa, obligando a Francia y el Reino Unido a intervenir en la Guerra Civil. Más allá de si éste era un buen o mal plan, a mediados de 1938 estaba claro que los nacionales iban a ganar y la única salvación para los republicanos era la ayuda exterior.

  13. Comentario de Bunnymen (03/09/2010 11:54):

    Churchill era hombre de pensamientos demasiado globales, a gran escala, como ha mencionado en el artículo. Y esto mezclado con las ínfulas de mariscal (me lo imagino en sus retiros a la campiña escapando de su mujer para ir a jugar con sus maquetas y soldaditos) que por lo visto se daba el tío, nos da un perfil psicológico que se da de ostias con cualquier cualidad de tipo humanista, salvo las de cara a la galería, así para los discursos y tal.

    Una aclaración que no se si lo he leído hace mucho, lo he soñado, o es de otro personaje, ¿No llego a nombrarse a si mismo ministro de defensa (o ministro de guerra, creo que lo llamaban entonces, eran tiempos menos eufemistiscos) a la vez que ocupaba el cargo de premier al principio de la guerra?

    “…en consecuencia, propone un estilo típicamente decadente, al modo “La gran duquesa, espléndida como siempre, contestó al premier británico con la elegancia que le era consustancial”…”

    …¿Esto es de su toston-libro?, ¿seguro que no lo ha escuchado a Jaime Peñafiel en un momento REM de la siesta y lo mete aquí subconscientemente?
    Que por cierto, también este modo de expresarse, que pretende ser caballeroso y deviene siempre de forma inevitable en servil-pelotillero es muy del gusto de los liberales de hoy(cuando tratan entre ellos en publico).

  14. Comentario de pepito71 (03/09/2010 12:14):

    Dios mío, tendré que leerme los doce tomos que atesoro de la historia de la WWII escritos por él y su autobiografía…. pero sólo para que me tomen directamente por facha y no por retroprogre-idiotizado con dos dedos de frente. Prefiero que piensen que soy “malo”, según la moral única, a que descubran que, efectivamente, soy tonto.

    A mí lo que más me fascina del Hombre es su capacidad para comulgar espiritualmente con las teorías eugenésicas en boga por la época, y puestas en práctica por los socialistas de la época, Hitler y Stalin entre otros, y, lo verdaderamente importante, su capacidad de ingesta de Dry-martinis, que lo encumbra en las alturas de la épica periodística, como al gran Herrmann Terstch, ese hombre.

    Esto último le hermana intelectualmente con Maruja Torres y otros de los que también vociferan “facha” a troche y moche, en un claro síntoma de superioridad intelectual y moral que realmente envidio.

    Gracias por el análisis del libro, que sólo puedo calificar de ecléctico, porque me has ahorrado no ya su lectura, sino su compra, con lo que tiene de aceptación implícita del pérfido mercado.

    Pep.

  15. Comentario de Bah (03/09/2010 13:26):

    Lo de Bengala tiene mérito, teniendo en cuenta que fue la tercera hambruna en el subcontinente en pocas décadas, las dos anteriores sin los japoneses llamando a las puertas. Cosas de la obra civilizadora británica.

    Por otro lado, algunas empresas británicas supieron ver la amenaza estalinista que planeaba sobre España nada más producirse las elecciones de febrero del 36, no sólo por el incontable número de votos que obtuvieron los simpatizantes del estalinismo,como bien es sabido, sino también porque el nuevo gobierno no tardó en mostrar sus verdaderas intenciones exigiendo a las empresas extranjeras el cumplimiento de la legislación laboral española. Intolerable. Afortunadamente una adecuada camapaña propagandística contra el nuevo terror rojo asentado en la mismísima Europa Occidental se puso en marcha de inmediato.

  16. Comentario de paco (03/09/2010 14:02):

    Guillermo, mis amigos fachas, mis cachorros… tus alumnos te dan caña, no son los q saltaban, reian y gritaban hace un par de años cuando ZP les repartia piruletas. No les habras obligado a leer esta biografia de Churchill… seria muy cruel.

    Curioso lo de Franco y Stalin, no tenia ni idea. Muy interesante el articulo, es una figura historia q me parece muy interesante.

    Saludos

  17. Comentario de Lluís (03/09/2010 14:07):

    Durante la guerra, Churchill cometió varios errores. Afortunadamente para todos, Hitler cometió muchos más.

    No sé hasta qué punto fue un error lo de Noruega, pero inicialmente, a los alemanes, les interesaba únicamente tener despejado el camino para importar hierro sueco. La intervención alemana, planificada por la marina alemana, pudo haber acabado mucho peor de haberse encontrado mayor resistencia y mejor planificada. Pese a la brevedad de la campaña, la operación puso fuera de combate a la mayor parte de la flota de superficie alemana, y mandar suministros a Noruega implicaba tener despejado el mar. Una campaña larga seguramente hubiese acabado mal para los alemanes.

    Otros errores más graves fueron la campaña de Grecia o el envío tardío de refuerzos a Singapur. En el caso griego, implicó quitar recursos del norte de África en un momento en que los ingleses llevaban las de ganar. En cambio, los hombres que desviaron a Grecia eran insuficientes para derrotar a un ejército que se había merendado Francia en unas pocas semanas. Simplemente, una pérdida absurda de hombres y material en un momento en que no les sobraba nada.

    Después de la guerra, entiendo que lo que salvó al Caudillo y su régimen fue su anticomunismo. Churchill tenía todavía menos simpatía a los de la hoz y el martillo que a los fachas, y éstos, al final, después de ver como acababa el Duce, andaban algo más calmados. Supongo que entre el cansanci de la guerra y la posibilidad de que Apaña se convirtiese en otro satélite de la URSS, debieron pensar que tío Paco era el mal menor. Y con las muestras de oportunismo rastrero, inmadurez y afición al alcohol y las francachelas del heredero borbónico, tampoco estaba la cosa para jugársela con una restauración monárquica.

  18. Comentario de Hamelgo (03/09/2010 15:48):

    Me van a perdonar ustedes que cuestione muy mucho lo que hubiera pasado si en cualquier conferencia tipo Teherán, Yalta o Postdam deciden los próceres mundiales cargarse el régimen de Franco. Motivos o excusas les había dado el susodicho, basta con la División Azul (por algo similar los finlandeses perdieron Kola) o los planes para atacar Gibraltar. Lo que no veo tan claro es que cargarse ese régimen hubiera culminado con el ascenso del comunismo en España, dado el reparto de esferas de influencia en Europa que dio origen al telón de acero.
    Además, es que Sir Winston hubiera preferido a Franco a cualquier otra cosa, fuera democracia a la italiana, monarquía con menos dosis de fascismo o lo que fuera. Franco, ese sí que sabía nadar y guardar la ropa, experto en cambios de chaqueta, suavizó el discurso y se fue quitando de enmedio a algunos de los más exaltados.

  19. Comentario de Hamelgo (03/09/2010 15:52):

    Por otra parte, a mí que me dejen de pamplinas, es cierto que Churchill consiguió con su cabezonería prolongar la guerra en momentos en que muchos hubieran firmado la paz (pensemos en cuando Francia cayó, la URSS había firmado el pacto de No Agresión y Alemania dominaba Europa, rodeada de satélites, Inglaterra estaba sola, bombardeada y embargada por los submarinos), pero no es menos cierto que la guerra la ganaron los americanos con el sudor de su industria y los rusos con su sangre. Supongo que los ingleses pusieron las lágrimas.

  20. Comentario de Lluís (03/09/2010 18:44):

    El error de los Aliados también fue insistir, ya en el 43, que no aceptarían nada que no fuese la rendición incondicional del Reich. Esto le vino de perlas a la propaganda nazi, para estimular el espíritu de lucha hasta el final y desincentivar la resistencia interna al Führer. Supongo que tampoco era demasiado realista la posición de los militares que esperaban liquidar a su jefe y que los Aliados les permitirían conservar parte de sus conquistas, pero con el Eje todavía fuerte en la Europa continental y la amenaza bolchevique por el Este, hubiese sido bastante más inteligente intentar llegar a un acuerdo.

    Recordar también que países como Rumanía o Bulgaria tuvieron que aceptar la alianza alemana porque los británicos no les ofrecían garantías de protección. Debieron pensar que, para acabar como Checoslovaquia, mejor intentar llegar a algún acuerdo con su poderoso vecino.

  21. Comentario de Bah (03/09/2010 22:18):

    Aquí Hamelgo da en el clavo. Dad ala posición geográfica de España, las posibilidads del Estalinismo son similares a las de cualquier equipo que no sea el MEMYUC o el Barça en la Liga BBVA. Eso por no mencionar que no es que el tío Jose contase con unánimes simpatías por aquí, y me refiero al Frente Popular, obviamente en los del otro lado no hace falta ni decirlo.

    Pero yo venía a traer otra cosa que casualmente he leído hoy y que concierne a Churchill:

    “Fascism has rendered a service to the entire world… If I were Italian, I am sure I would have been with you entirely.”

    Más aquí: http://www.telegraph.co.uk/news/newstopics/world-war-2/7978285/Winston-Churchill-ordered-assassination-of-Mussolini-to-protect-compromising-letters.html

  22. Comentario de Oliveral (04/09/2010 01:45):

    Gracias a Gillermo y al resto de artífices de LPD. Si tuviera que pagaros a precio de mecánico las horas que me habéis ahorrado de leer mierda y de ver basura en el cine (así de fuerte es vuestro poder de disuasión), ahora seríais asquerosamente ricos.

    Un saludo.

  23. Comentario de Pogrom Pom Pom (04/09/2010 17:20):

    Qué triste la vida de los liberales. Odiados por los fachas, que nos consideran gente sin Dios y viciosa; odiados por los PePeros, a los que repugna nuestra falta de amor por un Estado grande; odiados por los sociatas, que nos equiparan a los fachas y además nos llaman salvajes, y ahora encima odiados por LPD, el tiro de gracia que nos condena a las catacumbas para no salir nunca más. Snif.

    Viva Churchill, viva el Rey, pim pam toma Lacasitos.

  24. Comentario de Karraspito for President (04/09/2010 19:28):

    Ya sé, acabo de encontrar la denominación correcta para mi ideología: “liberal-socialista”. Voy a coger el paraguas de acero que me van a empezar a llover adoquinazos…

  25. Comentario de Lluís (05/09/2010 08:55):

    Pogrom,

    El problema de los liberales españoles es que os han hecho una OPA hostil ciertos pajarracos de mal agüero.
    No creo que los consideren gente sin Dios. Eso sería en 1840, pero los de ahora, por más que digan, parecen de misa diaria; no digo que lo sean, pero muchos católicos practicantes no son tan devotos del Vaticano como esos. Dudo mucho que la Conferencia Episcopal hubiese entregado la COPE a elementos que no comulgaban con sus principios, es más, si alguna vez han tenido que darles algún toque ha sido por su exceso de celo, no por tibieza.

    Eso si, para recuperar el buen nombre del liberalismo, lo vais a tener algo crudo.

  26. Comentario de Pogrom Pom Pom (05/09/2010 13:02):

    Para #25 Lluis

    Efectivamente algo de eso hay. Ya el propio Federico, fundador de Libertad Digital, siempre se mostró partidario de una alianza entre católicos y liberales para luchar contra las hordas rojas. Como en todo siempre en grados, y así mientras en LD el Vaticano tiene su espacio pero puedes igonorarlo, en otros como Intereconomía se nota la fuerza de Palpatine Ratzinger.

  27. Comentario de Lluís (05/09/2010 14:55):

    Pogrom,

    Pues la verdad, no veo yo que algo de corte totalitario, y que pretente controlar totalmente al individuo y a la sociedad, como el catolicismo, pueda tener mucho que ver con el liberalismo.
    Claro que, viendo a un “liberal” que procede del maoísmo, tampoco me extraña demasiado. A fin de cuentas, ha cambiado un totalitarismo por otro.

  28. Comentario de felipe (05/09/2010 16:12):

    Toneleitor, sobre el bueno de Cánovas…

    “Cuando las minorías inteligentes, que serán siempre las minorías propietarias, encuentren que es imposible mantener en igualdad de derechos con ellos a la muchedumbre; cuando vean que la muchedumbre se prevalece de los derechos políticos que se le han dado para ejercer tiránicamente la soberanía, buscarán dondequiera la dictadura y la encontrarán ( …)
    Tengo la convicción profunda de que las desigualdades proceden de Dios, que son propias de nuestra naturaleza, y creo, supuesta esta diferencia en la actividad, en la inteligencia y hasta en la moralidad, que las minorías inteligentes gobernarán siempre el mundo”.
    A. Canovas del Castillo. Citado en el Libro Mundo Hispánico, de 3º de BUP Geografía e Historia, 1989, reimpreso en 1991, Ediciones SM

  29. Comentario de bacus (05/09/2010 16:35):

    Lluís yo creo que su liberalismo se reduze unicamente al tema economico, ellos mismo los llaman liberal-conservador, que seria lo opuesto al liberal-socialista de karraspito que se reduce a los temas morales, como el matrimonio gay por decir uno.

    de todas formas ellos mismos se dealtan hablando todo el dia de la nación espanyola y de las maldades del nancionalismo.

    es habitual que digan por ejemplo que estan de acuerdo en algo con sala-martin a pesar de su nacionalismo como si ellos fueran apatridas y ciudadanos del mundo.

  30. Comentario de bacus (05/09/2010 16:46):

    la qüestión és si en espanya hay algun partido liberal-liberal es decir liberal con escaños?

    pues no, todos quieren moldear la sociedad a su imagen y semejanza. Ya sabeis no bebas, no fumes, no te hagas pajas o al revés.

  31. Comentario de Karraspito for President (05/09/2010 17:55):

    Sólo para que quede claro, cuando yo me defino como liberal-socialista, en el término “liberal” no incluyo los aspectos económicos (o al menos no de la forma en que se incluyen hoy en día), sino que más bien me refiero a la definición clásica del liberalismo, como opuesta al conservadurismo. Curiosamente, al aplicar el término “liberal” a la economía y de una manera un tanto laxa, resulta que los neoconservadores se autodefinen como liberales, teniendo en cuenta sólo el aspecto económico. Lo cual no deja de ser gracioso, habida cuenta que los liberales históricamente siempre han sido opuestos a los conservadores.
    Con el término liberal-socialista lo que quiero decir es que soy partidario de un socialismo (en términos de prestaciones sociales numerosas, impuestos elevados e iniciativa pública en áreas esenciales de la sociedad) que deje libertad a sus ciudadanos en vez de aspirar a controlarlos con mano dura, como hacen los gobiernos socialistas que tienden a una interpretación más cercana al comunismo.

  32. Comentario de Karraspito for President (05/09/2010 17:56):

    Pero claro, paso de decir que soy socialista no sea que algún espabilado crea que voto al PSOE, como si tuviera algo que ver…

  33. Comentario de Pogrom Pom Pom (05/09/2010 18:16):

    #31 y #32 Karraspito:

    Ten en cuenta que cuanto más dinero le quitas a la gente, menos libre es…

  34. Comentario de paco (05/09/2010 21:12):

    Karraspito, no decubras el fuego: eso siempre se ha llamado socialdemocracia.

    Y respecto a Churchill, no perdamos la perspectiva, las decisiones de las guerras se toman con informacion incompleta y los demas tambien juegan. Por ejemplo en Noruega segun mantienen ultimamente, los ingleses no habian entrado en guerra total con los nazis (estaban aun flojos). Con su despliege buscaban cortar el mayor suministro de hierro por ¿Narvik? y los noruegos se temian q tener tropas inglesas les podian poner en guerra con Alemania, asi q les estaban dando mas bien largas. Les pillaron en bragas.

    Un saludo

  35. Comentario de parvulesco (06/09/2010 01:32):

    #33, #34
    Pogrom, efectivamente,

  36. Comentario de parvulesco (06/09/2010 01:34):

    #33, #34
    Pogrom, efectivamente, el capitalismo, empobreciendo a los muchos (ie haciendo menos libres) y enriqueciendo a los pocos, no es liberal.

  37. Comentario de Nacho Pepe (06/09/2010 07:53):

    Paco, la socialdemocracia no dice absolutamente nada de libertades individuales, es sólo un sistema económico, así pues lo de Karraspito evidentemente va más allá. Karraspito, eres casi un anarquista, que lo sepas.

    Creo que todo el problema viene de interpretar “liberal” al modo estadounidense (aquí lo podemos traducir como “progre”) vs. liberal en el sentido europeo que siempre fue más enfocado al sentido económico y por tanto, en realidad conservador, pues defiende el status quo social (a no intervención de la autoridad los ricos siguen siendo ricos, salvo que sean extremadamente idiotas, y difícilmente los pobres van a salir de ahí).

    Por cierto, en España sí que hay un partido que encaja con lo que en Europa se considera un partido liberal, y está en el gobierno. Los conservadores alemanes o suecos son bastante más socialdemócratas que ellos.

  38. Comentario de paco (06/09/2010 09:30):

    Nacho, para defender y garantizar las libertades individuales esta la democracia, q es el marco donde “juega” la socialdemocracia con otras opciones politicas democraticas.

    Saludos

  39. Comentario de Toneleitor (06/09/2010 10:06):

    Yo soy más liberal en el sentido de no dar un duro a partidos políticos y sindicatos, que se financien de sus militantes y cosas de ésas, pero como resulta que soy franquista…

    Franco = Churchill… pero si la II república, después del ebro, lo que quería era guerra europea y no la tuvo por culpa de ZPChamberlain, que Churchill sí quería guerra, entonces ZP ayudó a Franco a ganar a guerra y Churchill no. Luego ZP = Franco por vía Chamberlain.

    Y miren, miren, por que si hubiera habido guerra europea la república Apañola todavía hubiuera tenido una posibilidad, así que Churchill, que no quería ceder en Munich, = Azaña y a Stalin. Y como antes de un año Stalin firmó un pacto cvon Hitler, ¡¡¡¡¡Hitler = Churchill!!!!

    La II GM una farsa, ya lo ven, to razonado.

    bye.

  40. Comentario de Hamelgo (06/09/2010 14:35):

    Vaya razonamiento, socio, si nos ponemos así, Toneleitor=Stalin y Hamelgo=Hitler, porque sí y yastá. Ejemplo: Mozart era austríaco, Hilter también, Mozart=Hitler. Entiendo que es una broma, por Dios, dígame que lo es.

    Usted dice ser franquista, supongo que lo deduce de los comentarios del personal de por aquí ¿Es usted liberal-franquista? Aquí vamos a ponernos todos “liberal” lo que sea, puede ser divertido, ejemplo: Karraspito es liberal-anarquista. Hamelgo es liberal-fascista-comunista.

    Si hubiera habido guerra europea en 1938, la república sólo hubiera tenido una oportunidad en el caso de que a los franceses y a los ingleses les hubiera dado por equiparar la agresión alemana a Checoslovaquia con el intento de golpe de Franco y cía., y si por ello Francia hubiera abierto la frontera, enviado material militar y/o gente (asesores, voluntarios, empléese el eufemismo que apetezca), y otro tanto hubiera hecho Gran Bretaña. Todo lo cual es mucho suponer, dado lo decididos que estaban Hitler y Mussolini, y lo indeciso de las “democracias occidentales”. Probablemente hubieran hecho un comité de intervención, tipo gabinete de crisis zapaterino o comisión de la UE, para no llegar a ninguna parte. Tampoco creo que estuvieran deseando ayudar a la república del 38 de Negrín y los comunistas, tan distinta de la del 36. Pero eso hoy día no dejan de ser pajas mentales…

  41. Comentario de casio (06/09/2010 19:25):

    Sobre lo de Galipolli: yo diria que la idea estratégica de Churchill era buena, si no directamente cojonuda, pero los generales ingleses eran los Javieres Clementes de la I G.M. la ejecución operativa de la idea fue un monumento más a la incompetencia del mando militar, tan abundante en esa guerra.
    Sobre las movidas con los americanos por la estrategia en Europa durante la IIGM hay que reconocerle al gordito que barruntó el juego sucio del Tio Joe desde el principio y fracasó completamente en su intento de abrirle los ojos a Roosevelt, de quien pensaba que era un puñetero ingenuo. De hecho su militarmente absurda estrategia periferica ( atacar Italia, Yugoslavia, incluso Grecia continental….) tenia un sentido politico, cortarle el paso al oso ruso.

    Y con respecto a España, además de ser un activo miembro de la clase politica conservadora que permitió el cachondeo del Comité de No intervención (No intervención ante el mangoneo del Eje con el suministro de armas a Franco ) describe a España como la Afganistan de entonces, vino a decir que ese pais pobre, agreste, sin comunicaciones decentes, y poblados de gente salvaje y belicosa era mejor evitarlo como escenario bélico, y estaba seguro que Hitler pensó lo mismo tras el fracaso de Hendaya.

  42. Comentario de bacus (06/09/2010 21:10):

    paco, no estoy de acuerdo que sea el equivalente a social democràcia…

    ya que és socialismo por las vias democràticas envez de las revolucionarias….

    i el socialismo pretendre controlar la producción i la moral de sus súbditos/camaradas…. nada de libertad moral, és un adoctrinamiento como las demàs religiones

    http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=socialismo

    por ejemplo si a mi parece un asco lo que hacen los maricones y una aberracion y digo que hagan lo que quieran mientres no molesten, el ‘socialismo’ y derivados pretendre no solo que no los queme en una hoguera sinó además que me parezca bien, coartando mi pensamiento.

  43. Comentario de bacus (06/09/2010 21:42):

    Nacho Pepe tiene razon, en estados unidos llamar a alguien liberal és como llamarlo ateo o hippy.

    allí cualquier candidato a ser votado que se declare ‘ateo’ no sale electo.

    os imaginais un impeachment a don campechano por el tema levinsky y barbara rey, haria gràcia.

    la diferencia entre aqui i alli, es que el sistema economico casi no se discute, libre empresa, i la batalla està en el tema moral….

    los conservadores, los democrata-moderados y las comunas hippys con su rock’n’roll.

    el pp (conservadores de toda la vida) com habeis dicho ha hecho una opa hostil a los liberales como diciendo, la economia de simpere con el jeto/mascara liberal como los gringos….

    y seguro que no tienen cojones de ir a los usa i declarar-se liberales de cabeza a los pies en una convencion republicana delante de sarah palin ……..

    y aqui como parece que somos imbeciles envez de abraçar el social-capitalismo llaman al diablo neo-liberal…

    se retroalimentan.

    como es possible que en los usa los liberales (izq) sean el demonio y aqui (dch) tambien.

    aquí un progre seria equivalenta a un ‘liberals’ al menos morales i economicamente tambien pero no han salido del armario………

    pienso que gracias al franquismo ya que si hubieran ganado los stalinistas, actualmente delcarar-se socialista o comunista, de los de verdad, seria casi como llamar-los nazis.

  44. Comentario de bacus (06/09/2010 22:14):

    nuestros amigos los stalinistas y el amor por el socialismo bien entendio del georgiano:

    http://www.nodo50.org/ixent/poum.html

    los estados unidos senzillamente nos dejaron tirados

    y sobre churchill cabe decir que antes de empezar la guerra tenia un imperio y al terminar un islote.

    por extension territorial en yalta/postdam, comparar los usa, el imperio sovietico y el britanico sin india y demàs colònias.

    tienen la common-well y una reina común però en el fondo similar al ex-imperio españól latino-america (chavez, pq no te callas) y el rincón de la història con la diferència de que tienen la lengua franca.

    los franceses tampoco se quedan cortos con su polyinesia francesa, però su lengua y por tanto su grandeur, está por detrás de la xina y la espanyola en terminos de magnitud…. otros que són una mierda y van de imperiazo….

    és que la hablan x tantos millones, ya però donde, en burkina-faso? los alemanes són 50 milliones y son la locomotora de europa con su reich-euro-mark.

    http://img38.imageshack.us/img38/9038/imperiumfail.gif

    chuchill, imperios venidos a menos, que pena, aun que tiene el sillon en el consejo de seguridad envez de brasil o el japon.

    catalufo, si con mucho honr y nuestro imperito mediterranea acropolis incluida.

    http://www.puvis.net/

    ya ya, però eran mercenarios, pues claro, que sinó és una soladado, gente que lucha per un sou, como el barsha y los civilizados almogavers.

  45. Comentario de Karraspito for President (07/09/2010 00:52):

    Bacus, no te ofendas pero, eso que has escrito en los dos últimos comentarios ¿qué es? ¿catalanpañol, espatalán? Lo digo porque tenía acentos al revés, i en lugar de y, palabras partidas, pero no era catalán, ¿o sí? Estoy realmente intrigado…

  46. Comentario de Toneleitor (07/09/2010 08:33):

    Sr. Hamelgo,

    Naturalmente que es una bobada tan grande como la del artículo central que a los liberales admiradores de Churchill nos llama fascistas alegremente en un alehop dialéctico lamentable.

    Y en torno a lo que dice de la república de septiembre del 38, yo creo que a esas alturas Negrín, Rojo y cía confundían sus deseos con la realidad. Franco no estuvo mal visto en GB desde el principio y Francia un pasito palante otro patrás.

  47. Comentario de paco (07/09/2010 08:42):

    Bacus, supongo q mucha gente considerara la socialdemocracia como una camino al socialismo, como un particular asalto al palacio de invierno… no es asi, es dentro de un marco democratico incorporar medidas como las q parece indicar Karraspito, pero como debe ser muy snob pues lo llama liberalismo-stalinista-reaganista… y q no le relacionen con el PSOE. Yo vote a IU y luego tuve q ver todos los dias en los telediarios con la primera guerra del golfo a Anguita decir q el Iraq de Sadam era la reperalimonera (la Cuba de mediooriente), fue humillante y aun me sonrojo recordandolo pero asi fue…

  48. Comentario de Si sehunde em mundo que sehunda (07/09/2010 09:10):

    Más discursos del bueno Canovas:
    «(…) creo que la esclavitud era para ellos (los negros de Cuba) mucho mejor que esta libertad que sólo han aprovechado para no hacer nada y formar masas de desocupados. Todos los que conocen a los negros le dirán que en Madagascar, como en el Congo y en Cuba, son perezosos, salvajes, inclinados a obrar mal, y que es preciso manejarlos con autoridad y firmeza para obtener algo de ellos. Estos salvajes no tienen otros dueños que sus instintos, sus apetitos primitivos»

    Esto es neoliberalismo del bueno y lo demás son tonterias.

  49. Comentario de Guillermo López (07/09/2010 09:44):

    Realmente, hay que tener el sentido del victimismo muy, muy arraigado para decir lo que dice Toneleitor: que el artículo defiende que los admiradores de Churchill son fascistas. Cuando lo que comento en el artículo es que llama mucho la atención que haya gente capaz de defender, a la vez, la valiente defensa de las democracias occidentales que hizo Churchill frente al nazismo y el golpe de Estado fascista contra un Gobierno democráticamente constituido. Se mire por donde se mire, no hay manera de conjugar ambos elementos, sobre todo porque, además, son coetáneos.

    Un cordial saludo

  50. Comentario de Toneleitor (07/09/2010 09:54):

    Sr, Duillermo

    ” jóvenes cachorros del neoliberalismo confesional español de nuevo cuño, o, abreviando, los fachas españoles. ”

    Disculpe usted, no había caído en que lo que de verdad me llamaba era joven.

    Es que hoy ando con el victimismo fastidiao, las angulas de ayer y eso.

  51. Comentario de paco (07/09/2010 10:41):

    Tiene razon Toneleitor, yo tambien interprete q los “fachas” admirabamos a Churchill pero q somos tan ignorantes q no sabiamos q este gordo despreciaba a Franco y su nacional-catolicismo. Y q por ello aunque el libro era una mierda muy larga habia sido interesante leerlo. Guillermo yo lo resumo asin.

  52. Comentario de pepito71 (07/09/2010 11:17):

    Bueno, visto lo visto debo ser “anarco-libertario-eclécticamente inclinado al individualismo elegantemente anticonsumista responsable y recoleto, pero profunamente liberal en materia económica tirando a las tésis de la escuela austríaca pero sin pasarme”; pero me inclino más a no ligarme íntimamente a ninguno de los partidos políticos ni tendencias, porque sería coartarme en mi análisis.

    Si os parece muy facha, añadidle “sostenible” y santas pascuas.

    Para el que le interese profundizar en los aspectos más ignotos (para los que atesoran la condición dual de “soy de izquierda ergo intelectual” quiere decir “desconocido pero con connotaciones oscuras” -por lo menos para mí-) del bueno de Mr. Churchill, hay una serie de documentales de la BBC -lo tengo completo, en inglés sin subtítulos a petición personal de los interesados, si no lo encuentran en la web- que se llaman algo así como “Winston Churchill’s Bodyguard”. Excelentes, unos 12 capítulos si no recuerdo mal y en B/N, como debería ser para cualquier español que se precie, maniqueismo también en la percepción visual de las cosas.

    Salu2.
    Pep.

  53. Comentario de InVino(Veritas) (07/09/2010 16:23):

    El nexo secreto que explica las turbulentas filias entre Canovas, Franco , Churchill y sus respectivos apologetas es la participacion este ultimo en la guerra de Cuba. El documental hagiografico que la pija de la nieta de Churchill realizo sobre las andanzas de su abuelete incluye un monton de historias de como el joven Churchillito se empotro en las tropas coloniales espanolas en la guerra de independencia cubana. Le otorgaron incluso una medalla!!! La primera que le dieron, para mas inri. Por lo demas, Churchill, como buen ultimo Victoriano, fue acusado de confraternizar demasiado con la administracion española y ensalzar el buen gobierno colonial en sus cronicas. De ahi que a Churchill siempre pensara que el resto de europeos (alemanes, italianos, incluso españoles) solo eran malos cuando se enfrentaban a su Graciosa Majestad, pero eran claramente los buenos cuando combatian a chusmas salvajes (sean africanas, amerindias, chinas o rusas).

    Desvelado el nexo secreto, solo decir que es posible que el ideario de Churchill fuese tan moderno como el de SM la Reina (de España), pero hizo lo que hizo. Franco, por otra parte, podria ser que realmente se creyera democrata, monarquico y salvador de occidente. Pero, no obstante, hizo lo que hizo. Como dicen los catolicos, por sus obras los conocereis. Admirar a los dos, por su comun odio al comunismo, es como idolatrar simultaneamente a Hitler y al Dalai Lama por el reconocido vegetarianismo de ambos.

  54. Comentario de Corocota (07/09/2010 19:28):

    Paco. ¿Tú votaste a IU? Cuenta, cuenta, eso si que es una metaexperiencia digna de ser narrada. Mucho mejor que la vida de Churchill,ande vamos a parar.

  55. Comentario de víctor (07/09/2010 20:15):

    Como dice Álvaro, Churchill fue más bien parco sobre la hambruna de Bengala, pero un poco sí que llegó a pronunciarse el hombre sobre la crisis. Cuando sus oponentes políticos le echaban en cara que llevase meses negándose a conceder la más mínima ayuda a los famélicos, cientos de miles de los cuales ya no lo contaban, Churchill dijo textualmente: “La culpa es suya por procrear como conejos”.

    El premio nobel indio Amartya Sen ha demostrado que la hambruna, como dijo algún comentarista por ahí arriba, fue culpa de la inepta gestión del poder colonial. Churchill no se cortaba en afirmar que odiaba a los indios y que eran un pueblo animal con una religión de salvajes.

    No digo nada de sus admiradores, pero el salvador de la Europa libre era un fascista en toda regla. Nada más salir elegido parlamentario en 1900 dijo que había que seguir con las conquistas: “la raza aria está llamada a triunfar”. Tal cual.

    Coño, que al poquito de su edificante defensa de la democracia occidental, de las arengas ardorosas en pro de la libertad, el prohombre montó en Kenia un gulag moreno de ochenta pares de cojones, cuando la rebelión de los kikuyos a mediados de los 50. Cerca de cien mil nativos encerrados en campos de concentración, con sus torturas y mutilaciones.

    Y castraciones. Cometidas –según una historiadora de Harvard que ganó el Pulitzer por sus investigaciones sobre la guerra chunga de UK en Kenia– con las llamadas “castration pliers”. “Pliers” en inglés vale alicates, tenazas. Sangre, sudor y lágrimas.

    Y sus propuestas de gasear kurdos y demás “tribus sin civilizar”. Y lo de los Black and Tans en Irlanda en los años 20. Y los tres “salvajes” que se gloriaba de haberse cepillado en el Sudán.

    Se me objetará que esta clase de juicios son cronocéntricos; que opinamos a toro pasado sobre una mentalidad que a la sazón era moneda corriente. No es verdad. En la Inglaterra de entonces, Churchill figuraba en el extremo más cabestro de la intolerancia y el imperialismo racista. Cuando Gandhi empezó a predicar el irredentismo en taparrabos se granjeó muchos adeptos en la metrópoli. Churchill, en cambio, manifestó que al mahatma “habría que tumbarlo atado de pies y manos en las puertas de Delhi para que lo pisotease el nuevo Virrey a lomos de un elefante enorme”.

  56. Comentario de paco (08/09/2010 08:58):

    Sip, pero esa increible acto perverso lo dejo como Günter Grass para mis memorias q seguramente publicare en Planeta. La finalidad de mi “confesion” es q os queria animar a realizar un acto de purificacion y digais yo vote a ZP… yo creia en mundo Piruleta… teneis q daros cuenta q aqui los “fachas” (oigh) hemos tenido q ser victimas de vuestro latigo moral pq erais seres de mas elevados ideales. Luchabais por los homosexuales, las mujeres maltratadas, los ancianos con demencia senil, los derechos de los animales y mas cosas indefensas. Bueno, algunos aun siguen en la misma actitud.

    Os lo avisamos, este tio de Valladolid q dice ser de Leon es tonto (q son los seres mas peligrosos del universo: los tontos) y ademas os ha robado la cartera, a mi tambien.

    Nos lo debeis, maltratadores morales, salir a la calle con una camiseta q diga “Yo vote a ZP”.

    Perdon por el off-topis

  57. Comentario de galaico67 (08/09/2010 10:45):

    Ya, Paco, ya, pero entre mandinga ó muerte, ya sabemos que si nos pedimos muerte, ante nos toca un poco de mandinga…
    Yo, que ya estoy entregado al “lado oscuro” en solar donde resido, necesitaría que las fuerzas del mal presentaran una alternativa creible y unificada a los conservadores y extremo-conservadores y no ese batiburrillo de tácticas que presentan – además todas al gusto de la nación, nacionalidad ó comunidad de vecinos por la que se presentan- sin el más mínimo atisbo de planificación y estrategia medio plazo. Porque nos podemos chotear de Montoro, de Pizarro, de Salgado, de Sala i Marti, de Niño Becerra , pero ¿De quien nos reimos si hablamos de las propuestas económicas de la izquierda -izquierda con escaños? ¿De Navarro? Un poquito de porfavor….

  58. Comentario de paco (08/09/2010 21:30):

    Galaico, los q seais de izquierdas no teneis q buscar alternativas en la derechona, pienso q teneis q hacer pq dentro de la izquierda haya una “regeneracion”. Y en el otro lado con Rajoy igual.

    Los partidos politicos son una bendicion en un pais de caines como el nuestro, nuestro problema es q son manejados por inutiles.

    Por ejemplo en el PSOE un año antes de las ultimas eleciones le dijeron al tonto q las adelantara q se le iba a echar la crisis encima… no hizo caso. Pero eso muestra q en el PSOE hay personas preparadas…

    Sala i Martin y las cuentas del Brasa :-P
    Niño Becerra y su economia astrologica… y el “arrebatamiento” (pero el tio es inteligente y lo razona)

    http://cambiosocialya.wordpress.com/2009/04/02/entrevista-imaginaria-con-santiago-nino-becerra/

  59. Comentario de Alvaro (12/09/2010 15:51):

    Churchill era un criminal de guerra.Su campaña aerea terrorista sobre Alemania provoco un millon de muertos y aun por encima fue sumamente ineficaz y espoleo el ansia de resistencia alemana.Eso sin hablar de la hambruna provocada en la India por orden directa suya,su gran racismo,su visión del mundo justificando el colonialismo y la explotación de unos pueblos por otros,el apoyo durante la rebelión arabe en Irak en los años 20 en el uso de armas quimicas contra las aldeas arabes y un larguisimo etcera.Y que este canalla,este bribon sanguinario,un colonialista,racista,criminal de guerra,clasista,explotador sea el heroe de nuestros liberales solo demuestra la catadura moral de los mismos.Estos bandidos que han saqueado el planeta entero son una amenaza para la humanidad.

    Sobre los vinculos de nuestros liberales con el fascismo no tiene que sorprender a nadie.El fascismo nace para cerrar el paso al ascenso de la revolución socialista en Europa.En Italia y en Alemania llegan al poder de la mano de la burguesia liberal que los aclama como sus salvadores.En España el golpe es financiado por los terratenientes (casi señores feudales) y la burguesia industrial y financiera.Es decir los padres y los dueños del suigeneris estado liberal hispano.

  60. Comentario de pepito71 (12/09/2010 21:37):

    En homenaje a la cruzada moral e-antifacha, me voy a fumar algo de lo mismo que Alvaro.
    Saludos.

  61. Comentario de paco (13/09/2010 09:38):

    Churchill fue uno mas de los mandameses de una guerra total… q no es como un grupo de señoras ancianas q se reune a tomar cafe y pastas alrededor de una mesa camilla.

    Respecto al ascenso del nazismo y el fascismo, Alvaro, mi opinion es diferente. Estos existian, pero en grupusculos insignificantes, y si q fueron potenciados y alimentados por las “derechas” de entonces. Pero ¿cuando? en el momento q se dieron cuenta q no podian hacer frente a los metodos de los socialistas… q no iban como los apostoles, cubietos de harapos, predicando paz y amor, juas juas. Fue un gran momento para los “matones”: fascistas y socialistas.

    Respecto al vinculo con unos señores de hace casi un siglo, con los q ni siquiera hay parentesco biologico… bueno, ¿como los sectores “progresistas” pueden predicar el buenismo de todo el mundo y la reinsercion en todo momento de las personas mas “inadaptadas”, e intentar colar una “culpa” q salta generaciones e incluso familias?

    Pepito71 yo quiero de lo q le dan a Trini… happy-girl

  62. Pingback de La Página Definitiva » María Antonieta – Stefan Zweig (16/09/2010 08:57):

    […] su veracidad, es incluso más importante quién hace el relato que sobre qué versa este. Así, hace unas semanas reseñábamos una mala biografía de un personaje (Winston Churchill) a priori muy…, y hoy, en cambio, reseñamos un libro magnífico, apasionante de principio a fin, a pesar de que […]

Comentarios cerrados para esta entrada.