Primer ensayo, primer tostón: Arabia Saudí 2 – España 3

La verdad es que es un partido de preparación y la cosa no permite, de momento, extraer demasiadas conclusiones. No sería justo. Los chicos llegan, en algunos casos, de una temporada extenuante, con muchos partidos y mucha tensión competitiva hasta el final (Xavi, Busquets, Sergio Ramos, Puyol, Xabi Alonso…), con mucha juerga y saliditas por ahí con tías buenas para copar revistas del corazón (Casillas); o, en otros, todavía con poca preparación ya que, tras unos meses de descanso bien ganado (7 u 8) apenas si acaban de comenzar la pretemporada (Villa, Silva…) o están saliendo de lesiones (Iniesta). Dicho lo cual, el resultado del primer encuentro amistoso que la selección nacional ha jugado con vistas a llegar a punto y compenetrada al próximo Mundial de Sudáfrica habla por sí mismo: se ha ganado a Arabia Suadí con apuros y en el último mínuto.

Lo cierto es que la cosa no tendría mayor trascendencia si no fuera porque lo visto hoy en el terreno de juego apunta en la línea de lo ya señalado por LPD en su análisis previo sobre lo que podemos esperar de España (por mucho que vaya contra la ola, tsunami más bien, de optimismo desaforado, que también refleja nuestra porra). Un juego pavorosamente aburrido y unos resultados inquietantes, en esa línea impuesta por Del Bosque desde que asumió el cargo: se gana a todas las medianías, sí, aunque sea in extremis, pero con una sensación de atasco tremenda que, además, conduce a pavorosas situaciones como que, a poco que avance una competición, te moje la oreja incluso una selección como Estados Unidos. Y es que, desde que se fue Luis Aragonés, un tipo que con su carácter serbo-kosovar era capaz incluso de hacer que parezca que un tipo como Iniesta tenga sangre en las venas, la cosa ha ido siempre más o menos en esta línea.

De lo de hoy, poco o mucho que decir, según se quiera. Que un tipo como Osama, con ese nombre, meta un gol a la selección española tiene un punto simpático. Parece claro que Sara Carbonero, al igual que probablemente es la responsable de que el Real Madrid no haya ganado la Liga, es el mejor agente en quien puede confar la yihad para reconquistar Al-Andalus.  Es obvio que, por galones, trayectoria y calidad, Casillas tiene el puesto asegurado y es justo que así sea. También lo es que ésta ha sido, probablemente, su peor temporada desde que debutó en Primer División. Y, por lo visto hoy, sigue en la misma línea, como ha dejado claro en el gol con el que los árabes se han adelantado en el marcador.

Además, Del Bosque se empeña en jugar a la España plural y multicultural y pone demasiados defensas que no son del Madrid en la alineación (2 madridistas y dos del Barça). Dado que un jugador español del Real Madrid ha de estar en la selección, sí o sí, y una vez allí ha de ser titular, sí o sí, el hecho de que Del Bosque se empeñe en alterar el ecosistema propio de la selección, imponiendo a Puyol y Piqué en lugar de Albiol, sólo puede tener las consecuencias que hoy hemos visto. Casillas se descentra todavía más (algo lógico, dado el parecido, sorprendente, entre Puyol y su novia), sale a por uvas en los córners y balones cruzados y toda España no puede sino rezar porque no nos toque cruzarnos con Alemania o Inglaterra (e incluso con Italia o cualquier equipo africano), porque eso podría ser un espectáculo. La línea defensiva, por lo demás, sigue en su versión blandita. La entrada de Marchena, esto es, la apuesta Aragonés, tampoco ha servido hoy de mucho. Se trata de una apuesta a medio camino entre la alternativa psicópata y la pura ruleta rusa. En la Eurocopa salió bien, del mismo modo que en las tragaperras a veces también se gana. Pero hoy, más allá de una leve participación en el estrambótico gol de Arabia Saudí que ha supuesto el 2-2, la cosa ha sido poco destacable. Ni una mísera algarada, ni un solo corte de balón, ni una rutilante mandíbula rival rota, ni una imperial salida con el balón jugado… ni chica ni llimoná, vamos.

Los jugones del centro del campo han estado en su línea gris, pero hay que comprender que están afinando el entramado táctico. Han ensayado mucho su especialidad, también conocida como limpiaparabrisas, que cuenta con la ventaja de que en el fútbol moderno los árbitros no pueden sancionar a los equipos que no rematan ni miran portería con un “pasivo”. Xabi Alonso sigue con su particular cruzada por demostrar que no es capaz ni de contener con solvencia ni de crear demasiado juego frente a equipos que se cierran. Eso sí, ha hecho un gol a lo Deco, de esos que aprovechan un rechace para marcar desde lejos. La selección, en cualquier caso, sigue sin tener un medio centro defensivo de nivel. Busquets al menos le pone ganas y cierta sensatez. Algo es algo. Han traído a un chaval vasco para joder al PNV y dar imagen de integración que, de paso, se supone que le va a apretar y puede dar algún descanso. No inspira, en cualquier caso, demasiada confianza este asunto.

Del resto, un poco lo de siempre. Como Cesc está lesionado juegan por decreto Silva, bastante fresco después de sus prolongadas vacaciones pagadas de esta temporada en Valencia pero todavía sin acabar de haber cogido la forma (lleva muy pocos partidos y desde 2009 no juega con tensión competitiva); Xavi, que tampoco está para tirar cohetes después de una temporada extenuante; e Iniesta, que sigue a lo suyo, jugar una decenita de partidos al año donde caracolea que da gusto, enrosca balones y, por lo general, demuestar cuán intrascendente en el resultado puede ser la apuesta estetizante en el fútbol moderno.

Villa, también muy fresco aunque la temporada, relajada en el campo, haya sido dura en los despachos y psicológicamente cercana a una pesadilla kafkiana en busca de una salida hacia cualquier equipo con un mínimo de aspiraciones y en el que chupar en todas las jugadas de ataque sea algo más difícil que en el Valencia (al chaval hay que reconocerle que siempre busca nuevos retos, una vez superados los anteriores), ha sido moderadamente individualista. Se nota que todavía no está afilado. Pero ha pillado uno de esos balones iniestísicos y ha marcado de cabeza el empate a 1. Ha sido un gol significativo de cómo juega España y de lo que nos espera. Contra Arabia Saudí el gol ha llegado en un centrito al área que a cualquier defensa de un país futbolísticamente desarrollado habría provocado risa. Sin embargo, los árabes de servicio hoy se han despistado y han dejado a Villa solo. Éste ha rematado mal de cabeza y la pelota ha salido un poco hacia donde ha querido. Que, por casualidad, ha resultado ser exactamente el mejor sitio posible (pegada al palo que pillaba al portero rival a contrapié). El gol, al menos, ha servido para confirmar que el fútbol de Iniesta es muy eficaz contra equipos menores (hay una excepción rutilante a esta regla, el gol que metió el chaval transmutado de Lampard, haciendo lo que nunca hace, y que resultó un brutal zapatazo de una grandísima importancia para la historia del Barça y de la cuenta corriente y futuro profesional del chaval). Pero, por favor, que a partir de los cruces pongan a Cesc, o a Mata, o Raúl González Blanco.

Con los cambios de la segunda parte, en un momento en que Del Bosque pensó que el partido estaba resuelto con el 2-1 a favor de España y antes del segundo gol saudí, se ha demostrado que este equipo tiene tan poquita fuerza y espíritu con los suplentes que con los titulares, así como que no tiene nada claro cómo usar las bandas, sin que meter a extremos como Navas o Pedro arregle demasiado el desaguisado. Está visto que, al igual que los gurús políticos que aspiran a ganar elecciones desde el centro, nuestra selección sostiene un credo similar. Eso sí, el tal Llorente, racial delantero vasco de los de cabecear lo que sea, ha demostrado que puede ser muy útil en esta selección ayudando a desatascar partidos que los jugones sean incapaces de rematar a pesar de deleitarnos con todo tipo de maravillas y genialidades en el centro del campo. No es que sea algo que a uno le inspire demasiada confianza, porque eso de meter la cabeza en un córner sale a veces sí, a veces no, a veces tampoco y otras veces menos todavía. Vamos, que tampoco es que sea un pasaporte seguro al éxito excepto si has sido educado una concepción futbolística impregnada de la sabiduría táctica de las Panzerdivisionen. Pero algo es algo, y uno ya se agarra a cualquier clavo ardiendo con tal de poder aspirar a que no todo el fútbol español se base en las diabluras de los “bajitos”.чугунный вокпродвижение брендов торговой марки концепция


Compartir:

  1. Comentario de Conan1976 (29/05/2010 23:01):

    Andrés, si del tostón de partido has sacado esta entrada finamente hilvanada; espero ansiosamente el resumen de la gala de Eurovisión… Veo peligrosos paralelismos entre la clasificación de “Algo chiquitito” y la de “la roja” en Suráfrica…YOYALODIJE

  2. Comentario de Andrés Boix Palop (LPD) (30/05/2010 07:26):

    Conan, pase dedicar un sábado por la tarde a ver un España-Arabia Saudí (algo que, confieso, hube de hacer porque no tengo televisión de pago y no pude ver el partido del Elche en Las Palmas y, además, el partido de Nadal contra Hewitt estaba siendo bastante poco atractivo), pero emplear la noche para ver Eurovisión es algo que va más allá de lo que sería capaz de hacer sin cuestionarme seriamente como “persona humana”. ¡Jugaba el Levante y, aunque no lo podía ver por la tele, sí era posible escucharlo por la radio!

  3. Comentario de Álvaro (30/05/2010 07:50):

    La única duda que tengo yo es si Fernando Ruíz Hierro será despedido tras el segundo fracaso estrepitoso y consecutivo de la mejor selección española de la historia. Va a pasar como con Cayetano en los toros. Cuando la gente se dé cuenta de que es un fraude ya estará en condiciones de lanzar una OPA hostil a Coca-Cola. En este caso: Hierro, Del Bosque, Maqueda, López Caro (eliminado el año pasado en primera fase del europeo con la sub21 con la declaración “no me siento fracasado”), Luis Milla y Karanka. Un grupo de extraordinarios amigos que se conocieron ‘en Madrid’ como estudiantes de provincias que era justo justo justo lo que necesitaba la selección precisamente en el momento de alcanzar su mejor (y nunca visto) juego y un título de primer nivel.

  4. Comentario de Corocota (30/05/2010 09:49):

    Teniendo en cuenta que la selección intenta ser jugona y no le sale, porque los jugadores del Barca piensan mucho más en la ruptura de España que en otras cosas, la opción de jugar como el Atletico de Bilbao, es decir, patadón a la olla a ver si el más alto morrosko la mete como sea, parece un acierto.

    Se masca la tragedia de los cuartos de final a nada que se nos cruce cualquier equipo de esos que siempre están mal hasta que llegamos nosotros a redimirles. Si en el mundialito aquel hicimos grandes a los USA, ¿por qué no habremos de hacer grande a cualquier equipo africano, asiático o similar?

  5. Comentario de Tu amigo Radmains (30/05/2010 12:56):

    Pues yo soy optimista. Os recuerdo que el ultimo amistoso que jugamos antes de la Eurocopa 2008 tambien dejo un monton de dudas. Y durante meses veniamos con la cantinela (impulsada por gentuza como De la Morena) de que habia que echar a Luis Aragones.

    Creo que podemos hacer algo importante en este mundial. España no es la repera, vale. Pero si los paquetes de los ingleses siguen pensando que pueden hacer algo porque nosotros no?

  6. Comentario de Solidamente (30/05/2010 18:34):

    Yo, al hilo de Tu amigo Radmains… no puedo evitar acordarme de que Aragonés les jodió a todos los periodistas de pacotilla, y ahora nadie se acuerda de él, pero en fin… somos del Atleti, ya se sabe.

  7. Comentario de Bah (30/05/2010 19:49):

    La otra gran favorita, junto a España, para hacerse con el torneo ha ganado 2-1 a Japón en un partido en el todos los goles han sido marcados por jugadores nipones. Parece que al igual que la roja, todo apunta a que no decepcionarán ni a Sudáfrica ni a la historia.

    Un saludo.

    PD: Gracias a quien corresponda por borrar mi cagada del otro día.

  8. Comentario de lolo (30/05/2010 22:56):

    una cosa esta clara… estos van a que les den la copa al bajarse del avion, pero se han olvidao de llevarse al buen moreno que corre en el campo… y me da que nos va a lucir el pelo con tanto toque de salon y autorregates.
    Ejpaña sin Sena, como el Mandril sin Makelele… al tiempo!

  9. Comentario de tabalet i dolçaina (31/05/2010 07:53):

    No es por nada chavales, pero el cruce de otavos son Brasil, Portugal o Costa de Marfil. Asi que empecemos a preparar el llanto y el crujir de dientes.

  10. Comentario de John Constantine (31/05/2010 08:47):

    No hace falta tanta información para predecir el fracaso. Basta con recordar que ganamos la Eurocopa cuando la gente estaba tan hasta los cojones de un fracaso si y otro tambíen que las expectativas estaban bajo mínimos. Ahora que hemos vuelto a la normalidad y nos creemos de nuevo los amos del universo, pues los resultados también volverán a la normalidad, como bien demostraron hace unos meses los yanquis. Eso sí, va a ser divertido ver como digieren Das Fuhrer DeLaMorena y Cia el asunto, porque echarle la culpa a un tipo tan entrañable como el bigotón….

  11. Comentario de Bunnymen (31/05/2010 08:49):

    Se masca la tragedia, vamos a caer en cuartos y bla bla bla…
    Metrosexuales varios, cuando GANEMOS por que vamos a GANAR, a vosotros no se os permite celebrarlo, que no os vea yo celebrarlo, antiespañoles.
    ¡Santiago y cierra, España!

  12. Comentario de Jiri (31/05/2010 12:06):

    Bunny, no entiendo que tiene que ver la metrosexualidad con el pesimismo consustancial a todo español de bien que se precie de serlo. Esto es como cuando Felipe II mandó la Invencible a invadir a los pérfidos, todo por un quítame allá estos Lepantos. Lo mismo parece que va a pasar ahora, para muestra, la Copa Mandela del año pasado.
    Por otra parte, no veo yo a sujetos como Silva, Llorente, Iniesta o Valdés gritando ¡Santiago!, unos por antiespañoles, otros porque no dan el tipo físicamente (o tísicamente, más bien) y causarían más risas que pavor.
    Hombre, si gana España (Dios mediante) usted podrá marcarse un YOYALODIJE como la catedral de Santiago (¡Cierra! ¡Cierra!)

  13. Comentario de John Constantine (31/05/2010 14:17):

    Bueno, bunnymen, no es que uno quiera que España penque en cuartos. Es más bien una cuestión de física. Cuanto más alto caes, más gorda es la ostia, Newton Dixit. A la selección la están poniendo muy, pero que muy alto. No nos reproche a algunos ponernos un cojín en la cabeza para mitigar, en lo posible, los efectos del zurriagazo.

    Aparte que, en fin, eso de ir de favoritos y pasarte conceptos como el esfuerzo, sangre sudor y lágrimas y la modestia por el arco del triunfo provoca, nadie sabe porqué ,efectos nocivos a mayor o menos esala colectiva, como bien pueden atestiguar este año superfiguras del calibre de LeBron James o Católico Ronaldo.

  14. Comentario de lolo (31/05/2010 18:59):

    repito, ir a la cuna del aparheid sin un negrata que nos haga el trabajo sucio, me parece un sinsentido. Hay que integrarse en el ambiente, hombre!!
    Lo bien que nos resulto en Austria el inmigrante que corre y suda para ganarse el pan que luego otros lucen y pasean… Viena mismamente.

  15. Comentario de Si sehunde em mundo que sehunda (01/06/2010 08:46):

    Por tocar un poco las narices:”el tal Llorente, racial delantero vasco” es riojano,(aunque nacido en Pamplona), “el chaval vasco traido para dar imagen de integración” es navarro.
    Los dos el año pasado firmaron un manifiesto negandose a jugar con la selección de Euskadi.

  16. Comentario de Bunnymen (01/06/2010 10:59):

    La cuadratura del círculo. Que hay más racial que dos vascos negándose a jugar con Euskadi por que son Ejpañoles.
    Se me cae una lagrimilla.

  17. Comentario de Andrés Boix Palop (LPD) (01/06/2010 11:24):

    Gracias por el dato, Si sehunde em mundo…, ¡con mayor motivo parece claro que los han llevado para joder al PNV!

  18. Comentario de Jewel (01/06/2010 13:17):

    A mi, si mal no recuerdo y si mi padre no tenía mala memoria, los Brasil-España siempre han estado marcados por la actuación del trencilla (pq narices se le llama trencilla al árbitro?), excepción hecha de aquel del golazo de Cardeñosa con el portero detrás de él.

  19. Comentario de Álvaro (01/06/2010 13:28):

    Un pequeño matiz. Se negaron a jugar con la selección de Euskadi porque no se llamaba ‘Euskal Herria’. Dicho así, sehunde, parecen falangistas.

    Con todo, sí que es cierto que joden, pero bien, al PNV. Le bailan el agua a los batasunos con el manifiesto y luego abrazan la Roja.

    http://www.eaj-pnv.eu/esp/salaprensa_documentos.asp?id_documentos=8294

  20. Comentario de Corocota (02/06/2010 08:01):

    La selección es el mejor ejemplo de lo que es España, una nación unida en su diversidad y bipolar, que diría el constitucional si se pusisiese de acuerdo en algo.

    Es maravilloso ver a nuestros jugadores, incluso a aquellos que quieren romper España, decir lo orgullosos que están de representarnos en una nueva derrota.

    Y mucho más bonito sería ver un comando etarra, ataviado con la camiseta rojigualda, cagándose en la madre de un trencilla (yo tampoco sé por qué se les llama así a los arbitros) que nos ha robado el pase a semifinales.

    Yo, al menos, si pasamos de cuartos me llevaré un serio disgusto, porque las tradiciones están para respetarlas, y la victoria no tiene ni la mitad de épica que una buena derrota ante, sobre todo si te echa gente tan poco dudosa como Costa de Marfil o Lusitania

  21. Comentario de Corocota (02/06/2010 08:03):

    perdón, la preposición “ante” sobra en el texto anterior. Es que no doy una y me como las uñas de pensar en todo el gozoso sufrimiento que se nos acerca.

  22. Comentario de Conan1976 (02/06/2010 10:12):

    Ante la avalancha de dudas sobre el término “trencilla” aquí va una posible explicación tomada de un blog cualquiera, un día cualquiera…:
    “El término ‘trencilla’ para denominar al colegiado de la contienda surge de un recurso lingüistico denominado ‘Sinécdoque’ y consistente en extender o alterar el significado de las palabras, para designar un todo con el nombre de una de sus partes (como ocurre en la designación de tricornios para llamar a la Guardia Civil). En este caso la trencilla era un cordón trenzado que servía (o sirve) para mantener el silbato sujeto al cuerpo del colegiado.”
    (http://soyrichal.blogspot.com/2010/04/los-trencillas.html)
    Espero que la explicación sea de su agrado y puedan dormir hoy más tranquilos
    Saludos

Comentarios cerrados para esta entrada.