En tierra hostil

James Cameron fue uno de los mejores directores de cine de acción de la década de los ochenta, alumbrando películas tan exitosas como Terminator o Alien 2. Sin embargo, con el cambio de década la cosa comenzó a empeorar: Cameron pasó de hacer grandes películas de tipos duros que soltaban yoyah a perpetrar películas con preocupantes concesiones a la galería, cuyo mejor ejemplo es el insufrible niño “elegido” de Terminator 2 (un peliculón, con Terminator malo líquido –uno de los mejores malos de todos los tiempos- incluido, pero con ese importante lastre); y de ahí, en la década de los noventa, a mezclas, tan exitosas como inverosímiles, de humor y acción (“Mentiras arriesgadas”), que preludiaban el definitivo descenso de Cameron a los infiernos de la metrosexualidad, en dos actos: la inflamada y sentimentaloide historia de Titanic, en 1997 (¡este puto barco no se hunde nunca!), y los ridículos Azules de Avatar, en este mismo año.

¿Qué había ocurrido? Pues muy sencillo: Cameron se casó en 1989 con la también directora Kathryn Bigelow, y en los escasos dos años que duró su matrimonio Bigelow vampirizó todo lo que de masculino podía tener Cameron y se lo apropió. Puede que esto les parezca a Ustedes algo inverosímil, o un desvergonzado intento de subirse al carro, tan exitoso como repugnante, de “hablemos de vampiros”, o ambas cosas, pero en cualquier caso tengan presente que ya en los años 80 encontramos la simiente que nos muestra que Cameron era un calzonazos hasta unos niveles que a uno le da por pensar si no será español (y hasta cierto punto podría decirse que lo es, dado que Cameron es… ¡canadiense, con secesionismo quebequés incluido!), de manera que los espectadores tuvimos que aguantar en Terminator y, sobre todo, en Terminator 2, la insufrible presencia de su futura esposa, Linda Hamilton, que interpretaba a Sarah Connor, la omnipresente madre (felizmente fallecida de cara a la tercera entrega de la saga) del futuro líder de la resistencia frente a Skynet, John Connor.

¿Y a qué viene todo esto? Se preguntará el lector. Pues viene a propósito de la resonada victoria de Bigelow en los Oscar, diecinueve años después de su divorcio de James Cameron, con su película “En tierra hostil” (traducida en Latinoamérica, por si pensaban que no había nada peor en el mundo que el doblaje que se hace en España, como “Zona de Miedo”), que se ha llevado nada menos que seis estatuillas, por tres de Avatar; bueno, a propósito de esto y de que, para qué engañarnos, la crítica de la película no da mucho de sí, y con algo teníamos que entretenerles a Ustedes.

En tierra hostil cuenta la historia de unos artificieros del ejército USA encargados de desactivar bombas en el conflictivo entorno del Irak de postguerra. Utilizando técnicas narrativas cercanas al documental, la película puede resumirse en estos dos axiomas:

– Los moros son seres arteros y peligrosos, siempre dispuestos a clavártela, bien sea explosionando una bomba que se cepilla al héroe artificiero, bien sea vendiéndole unos DVDs defectuosos.

– La invasión de Iraq fue un enorme error, que aún se está pagando.

Para entendernos, lo entretenido de la película es lo primero: ver cómo los moros sonríen y dicen que sí a todo, que ellos, si pudieran, dejarían de ser moros siquiera por un instante para poder sentirse neoyorquinos, o texanos, o lo que fuera menester, para luego, a la mínima que tienen ocasión, asestarte una puñalada trapera. Lo otro, lo de “qué mal que está todo en Iraq y qué error que cometieron los malvados republicanos neocon, que nos engañaron a todos”, a estas alturas sigue vistiendo mucho en EE.UU., donde los bienpensantes del mundo de la cultura y el espectáculo llevan a lo sumo tres añitos, no más, coincidentes a grandes rasgos con el momento en que está ya clarísimo que los demócratas van a recuperar la Casa Blanca, haciendo una crítica acerba, valiente como es valiente pegarle entre todos una paliza al marginado de la clase, de lo mal que están las cosas en Iraq.

Eso explica que le dieran a Bigelow seis Oscars, pues “ha sabido reflejar la verdad desnuda en toda su crudeza”, pero oiga Usted, que en LPD ya veníamos diciendo esto desde 2002, incluso antes de la invasión de Iraq, y que a estas alturas nos vengan con cine denuncia en este ámbito suena un poco como decir en 2006, o ahora, que el Madrid de Florentino Pérez era un fracaso; cuando tiene mérito hacer esto es en 2004 (trátese de Florentino Pérez o de Iraq) , ahora ya canta bastante.блинная сковородаyoutube language translator


Compartir:

  1. Comentario de Nuria Yeste (14/03/2010 01:07):

    La teoría sobre Cameron y Bigelow tiene mucho sentido: si no, ¿cómo es posible pasar de hacer la gran Terminator 2 a hacer una mierda, con envoltorio bonito eso sí, tan grande y tan estúpida como Avatar?
    En tierra hostil simplemente está bien, entretenida, tiene tensión, sin más…pero que a Cameron le quite todos los Oscars su ex-mujer es que no tiene precio, por eso me alegro de que se los lleve.

  2. Comentario de Álvaro (14/03/2010 03:14):

    Coño Guillermo, que te dejes Abyss (1988), en la que alienígenas subacuáticos advierten de los peligros de la guerra nuclear a un buzo que se encuentra flotando en una burbuja de lubricante ‘Control’ efecto calor.

    A mí ‘La Zona de Miedo’ me aburrió bastante, la verdad. Mucho mejor los seis episodios de ‘Generation Kill’.

  3. Comentario de Garganta Profunda (14/03/2010 08:27):

    A ver como os tengo que decir que la segunda parte de “Alien” no es “Alien 2”, sino “Aliens”…y junto a “Terminator” sea lo único potable que haya hecho Cameron (algo me dice que no da para más…).

    Dialogo para enmarcar en “Aliens”

    – Vazquez, ¿nunca te han dicho que te pareces a un hombre?
    – No, ¿y a ti?

    Dicen que el Docudrama de la Bigelow, no pasa de ser un telefilme de Antena 3 de los sabados a eso de las 16:00…se ve que este año no había competencia…

  4. Comentario de engelson (14/03/2010 14:26):

    a mi me gusta la manera que tiene de mostrar la crueldad de la guerra: matando a los actores más conocidos con una buena cámara lenta

  5. Comentario de hglf (14/03/2010 17:57):

    Hola
    Kathryn Bigelow, hizo “K19, the Widowmaker”. Me acuerdo de los soviets, cuando vienen los aviones de “ayuda”. Que ni Clint Eastwood, señores.

    ¿Esa película (“The Hurt Locker”) hay escenas así?.

    [Una mujer ganando un Oscar, encima a su ex!. El fin del mundo se acerca … ¡Y me importa un ardite!.]

    Saludos

  6. Comentario de fugu (14/03/2010 18:11):

    Exijo ahora mismo una crítica de la mejor película de la Bigelow: “Le llamaban Bodhi”. La historia de amor entre un surfero atracador de bancos (Patrick Swayze) y el agente del FBI que tiene que detenerle (Keanu Reeves).

  7. Comentario de Rocamadour (14/03/2010 20:17):

    Generation Kill, señores, Generation Kill. Ya lo dice Álvaro.

    Saludos.

  8. Comentario de josé luis (14/03/2010 20:23):

    ¡¡No me jodas que la Bigelow no lee la LPD!!

    A mi avatar ( quiero decir pocahontas) no me disgustó del todo. Ya os gustaría tener un apéndice con terminaciones nerviosas com los pitufos esos.

    ¿Y pirañas 2 qué?.

    Le llamaban bodhi es demasiado de metrosexuales para mí. Incluido el final de la gran ola-qué par de huevos tengo.

    Y sobre la oscarizada de momento llevo 12 minutos por internet megaupload (que me detengan)y me ha extrañado que al conocido se lo carguen en tiempo record.

  9. Comentario de pepito71 (14/03/2010 23:20):

    mala, pero mala mala…..

  10. Comentario de paco (15/03/2010 15:36):

    Buenas,

    A mi me gusto por su nihilismo, aunque resulte facilona y en algunos momentos estupidamente sentimental. Claro que comprendo que a algunos os provoque rechazo sus momentos de manifiesta virilidad, os recuerdo q si bien son personajes de ficcion, si que existen personas que se interponen entre vosotros y la grua que os espera manejada por Mustafa.

    Debio ser momentazo cuando desde la oscuridad de la sala de cine, un espectador grito “¡Tenia razon! y aqui esta la prueba en forma de pastiche fascista…” en fin, roturas de huesos intentando hacer el salto del tigre inducido por la vision estoloarreglamosentretodos.com.

  11. Comentario de Ramona (15/03/2010 18:51):

    Que se destaque una película por haberse llevado óscars, ya dice bastante. El óscar, señores, no significa NADA.

    Por cierto, no he visto “En tierra hostil”, pero sí “Avatar”, y sólo por la espectacularidad ya merece un visionado. Puede que la historia sea cursi y repetida, pero, ¿quién no lo ha pasado pipa con las gafitas en una buena sala de cine?

  12. Comentario de A.ntoine (15/03/2010 19:10):

    off topic

    será cosa mía, pero desde que lpd se actualiza todas las semanas el nivel ha decaído bastante

  13. Comentario de Don Vito (15/03/2010 19:16):

    Por supuesto, Alvin tiene razón. Generation Kill es mucho mejor. Y lo preocupante es que parecen exactamente igual, si exceptuamos que mete a un artificiero por ahí. No está mal lo de matar a los famosetes rápido y al principio, pero me da que podría ser una cuestión de presupuesto.

    Anyway, los personajes de GK son muuuuuucho mejores que los de Zona de miedo.

  14. Comentario de Garganta Profunda (16/03/2010 08:25):

    Dejaros de zarandajas…

    Ayer empezó en el plus “The Pacific”. Sin concesiones. Primer capítulo, Batalla de Tenaru (lease Guadalcanal).

    La cosa promete…

  15. Comentario de Johnnie (16/03/2010 15:17):

    Yo me uno a la marea popular, opinando que Hurt Locker es un capítulo largo y no demasiado bueno de Generation Kill. Y tampoco he visto Generation Kill entera. O más bien, es Lost in Translation ambientada en el escenario de Generation Kill.

    En cuanto a Avatar, creo que el único motivo por el que se merecía el Oscar era para perpetuar la tradición de que la película a la que le dan un montón de estatuillas sea recordada tres años después, algo que no creo que vaya a pasar con la de este año, igual que no pasó con Infiltrados. Avatar es, al fin y al cabo, el cenit del cine-parque de atracciones y uno no juzga al dragón Khan por la calidad de su guión, si no por las ganas que te entran de levantar los brazos durante las caídas en picado.

    Saludos,

  16. Comentario de Corocota (18/03/2010 18:54):

    Pues yo de Infiltrados sí que me acuerdo y me divirtió bastante. Además tiene el aliciente de que no queda ni dios, o lo que es mejor, sólo se salva el más borde de la película.

    Avatar es lo que es. Una cosa muy espectacular para pasar el rato. Los experimientos con gaseosa, que ya me tragué el remake de Solaris, y me pasé la película deseando un ataque alienígena, una colisión interestelar, o una princesa Leia en tanga. Es decir, cualquier cosa que justificase por qué me había gastado seis leuros de vellón

  17. Comentario de carlis (24/03/2010 11:46):

    El segundo axioma no lo veo yo muy claro…. El segundo sólo a medias. Yo creo que no tiene axiomas. Es un resumen de las mejores desactivaciones. Prefiero ver los resúmenes del Barsa con el hatrick como axioma fundamental.

  18. Comentario de pierre de la croix (25/03/2010 20:37):

    pues si

  19. Comentario de matasanos (17/04/2010 18:47):

    Este premio ha sido de cara a la galería de que Jolibú está comprometido con el bien y no apoya a su gobierno en algo tan remalo como la guerra de Irak en la que se metieron todos (y nos metimos nosotros por un melón con bigote con ganas de protagonismo mundial) y ahora quieren salir como si no hubieran entrado matando a todo Cristo.

    Cosas de la vida, ains.

Comentarios cerrados para esta entrada.