La Liga del consenso

Como es sabido, Real Madrid y Barcelona son dos equipos en barrena, dos muertos en vida, como el Cid, que se limitan a vivir de las rentas de los últimos gestores con nervio con que contaron.

Piensen en la riada de millones que se ha gastado el Real Madrid (o los bancos que avalan sus cuentas sin un asomo de duda) en estrellitas. ¿Acaso alguna ha servido para algo? ¿Acaso este Real Madrid es más eficaz, o más espectacular, que el de Ramón Calderón? A las pruebas me remito: mucho galáctico, mucho famoseo barato, pero a la hora de la verdad los que sacan las castañas del fuego al Madrid son gente trabajadora como Higuaín, calderonistas de pro que vinieron al MEMYUC ante el rechazo y la incomprensión de los medios. Por no hablar, claro, del futuro internacional Raúl González, que sin ir más lejos este sábado volvió a tirar del carro.

¿Y el Barça? ¿Acaso los jugadores que tienen algo que decir en este equipo desahuciado son recién llegados? ¿Acaso alguno proviene de las recomendaciones de Guardiola? No, amigos. El entrenador más elegante de la Liga española sólo supo quitarse a un jugador (Eto’o) para traerse a otro más o menos igual, pero significativamente más caro (Ibrahimovic), y luego dárselas de listo con un central cuyo principal objetivo en la vida es jodérsela a todo aquel que tenga que escribir su nombre (Chigrinsky). Todo lo demás ya lo había aportado Laporta, el verdadero armador de este Barcelona de las estrellas.

Así pues, si ambos equipos están en las últimas, ¿cómo es posible que continúen ganando partido tras partido, imperturbables? La respuesta está en su sentido de Estado; en su patriotismo. Porque Barcelona y Real Madrid no han hecho oídos sordos al emocionado mensaje de Su Majestad pidiendo consenso a los españoles. Y si había que arrimar el hombro, se arrima, que esto (sea lo que fuere) lo arreglamos entre todos.

“Esto” es una crisiscilla que si se cae se mata, y por parte de dos de los principales símbolos de la patria no va a quedar: si ganando se fomenta la cultura del consenso, la argamasa mediático – social que garantiza la fundamental estabilidad del Estado, con una España más pujante y reconocible que nunca, más dispuesta que nunca a dejar claro quién manda aquí, antiespañoles, y una antiespaña igual de pujante y reconocible, igual de dispuesta a destruir España a la mínima que tenga ocasión (con un presidente haciendo proselitismo político y postulándose impresentablemente), pues se gana y punto.

¿Y qué hay del resto, de las provincias? Pues ahí siguen, como siempre, como alegres y pintorescos comparsas que son: ganando, perdiendo, empatando, esperando con ilusión sus partidos frente a Barcelona y Real Madrid. Ninguno de ellos constituye, ni de lejos, una amenaza para los grandes, así que cuando se habla del “gran animador” de la liga podemos pensar, como mucho, en un equipo que esté a quince puntos de los grandes, o que logre quitarle algún punto a alguno de ellos, aunque vaya decimoprimero (como es el caso del “tercer grande de España”, el Atleti); y poco más.

En la parte baja de la tabla el asunto se ha clarificado algo, con cuatro puntos de ventaja entre Valladolid y Tenerife (empatados en el penúltimo puesto) y el cuarto por la cola (Zaragoza), beneficiado esta semana del salvífico bálsamo que está siendo últimamente enfrentarse al equipo del sin par Míchel. Pero que no desesperen los vicecolistas, hay muchos, muchos equipos malos en esta Liga dispuestos a ocupar su lugar a poco que les dejen. Claro que también ellos deberían ganar algún punto, así que la lucha, en un reverso tenebroso inmejorable del combate singular Barcelona – Madrid, se antoja épica.

Por lo demás, hoy no hay “partido de los lunes”. Ya echábamos en falta que alguien retomase el testigo de aquellos míticos partidos de Antena 3 de los lunes, que solían enfrentar a un equipo malo con uno mediocre “que llega a Almendralejo (o a Logroño, o a Santander) con las aspiraciones [entrar en la Intertoto] por todo lo alto”. Gol TV lo ha hecho, pero a medias y en un canal de pago, uno más de los regalos que les ha hecho Zapatero a sus amigos de La Sexta (al menos Aznar, cuando hacía regalos, era en abierto y por el interés general. A todo esto: ¿qué ha sido de la Ley del Interés General? ¿Se está cumpliendo? ¿No es una vergüenza que en este contexto de crisis se obligue a los españoles a pagar por un producto de primera necesidad como este?)

Además, por muy malos que sean los locutores de La Sexta, dudo que lleguen al nivel excelso de antaño. Como el locutor de Antena 3 no tenía ni puta idea de los equipos que se enfrentaban, provenientes de ciudades que ni siquiera sabía situar en el mapa (y además tenía que soportar las estupideces de comentaristas como Andrés Jorge D’Alessandro), su sistema narrativo consistía en coger un compás (ese ridículo e inservible instrumento para hacer circunferencias con que nos martirizaron en distintas épocas de nuestra vida estudiantil), trazar círculos concéntricos en torno a Madrid y comprobar cuál de los dos equipos que se enfrentaban un gélido lunes de febrero ante la indiferencia general estaba más lejos de Madrid, para así criticarlo, denostarlo y reírse de él, actitud que aún hoy, quince años después, propicia que se sigan coreando cánticos estilo “puta Antena 3” en muchos campos de España (en el del Valencia creo que todo el follón vino por un penalty no señalado al Piojo López frente al Extremadura).продвижение ювелирного магазинапродвижение бренда через интернет на рынке


Compartir:

  1. Comentario de Otis B. Driftwood (01/03/2010 12:00):

    Jorge. Jorge D’Allesandro. El hombre que afirmaba sin rubor que podían tirarse penaltis “al palo corto”.
    Se echan de menos vuestros análisis pormenorizados de las jornadas, que conste.

  2. Comentario de Otto von Bismarck (01/03/2010 12:28):

    Tranquilos los nostálgicos del comentarismo-zyklon b. Que se avecina el gran momento. A principios de temporada escuché una entrevista de Abellán a Raúl I “El grasiento”. En ella mis peores pesadillas se materializaron cuando el interfecto afirmó que, efectivamente, se cuidaba mucho. Pero que tarde o temprano el inexorable paso del tiempo le pasaría factura y que cuando se retirase “DENTRO DE 3 O 4 TEMPORADAS” tendría que pensar qué hacer.

    Y así, imaginándome a Tutmosis III arrastrándose por el campo, embalsamado y con una capa de grasa a modo de metafórico vendaje, tuve que irme a la cama presa del pánico y la desesperanza. Y ahora que por fin parece que en el madrid se han decidido a sacar la basura y traspasar a El Jugador a algún equipo de folclórico chichinabo, ahora, en este momento, empiezo a ver clara una nueva y fulgurante carrera como comentarista deportivo donde podremos disfrutar de sus vaselinas dialécticas. Ya lo comenté en el blog de popota, llegará un día, tarde o temprano, en el que ocurra otro acontecimiento planetario a lo pajin’s style. Estar viendo un partido de champions en la 1 y tener de comentaristas a butragueño, míchel y raúl.

  3. Comentario de Tartamundos Trotamudo (01/03/2010 13:12):

    Lo del “Puta Antena 3” en realidad viene del empecinamiento en no retransmitir partidos de Champions del Valencia porque estos coincidían con impagables Racing de la Conchinchina-MEMYUC y, claro, no hay color.

  4. Comentario de Guillermo López García (01/03/2010 13:17):

    Gracias por el matiz, Otis. Andrés es el hijo (creo), ex jugador del Zaragoza de recuerdo particularmente infausto. Ya lo he rectificado en plan metrosexual “reconozco mis errores y no los oculto”.

    Probablemente algo tan complejo como “Puta Antena 3” no pueda achacarse a un único factor, sino a un cúmulo de circunstancias. Pero el Extremadura – Valencia hizo época en su día, te lo aseguro.

    Un cordial saludo

  5. Comentario de Corocota (01/03/2010 14:31):

    ¡Oyes! ¿por qué cada vez que teneis que poner el ejemplo de una puta mierda de equipo sale el nombre “Racing” o si el ejemplo es de un partido en provincia remota de nulo interés, se habla de “Santander”? Estoy de acuerdo en que el Racing es, ha sido y será una puta m ierda de equipo, e incluso puedo admitir que Santander es una capital de una región sin demasiada chicha ni limoná, pero hombres de dios, hay que repartir un poco esas miserias, que luego nos cogemos complejos y votamos a representantes como Revilla, que acaban haciendo pensar a la gente que vivimos en una región de mierda con un equipo de provincias, y viceversa.

  6. Comentario de Guillermo López García (01/03/2010 14:35):

    Pues la verdad es que a mí el Racing es un equipo que me cae bastante bien (como el Logroñés o el Extremadura). Entiendo que el proceso mental para llegar a lo que sigue es un tanto delirante, pero el caso es que precisamente por eso los ponía de ejemplo, pensaba que, como me caen bien, nadie me lo podría reprochar (pero cómo puedes decir eso, con lo bien que me cae el Racing y bla bla bla…), aunque entiendo que nadie puede adivinar quién me cae bien o no!

    De todas formas, no tenía yo la percepción de que el Racing era un equipo comodín para significar a los equipos malos de la liga española, la próxima vez sacaré a colación al Xerez (mientras dure en primera).

    Un cordial saludo

  7. Comentario de Superpato (01/03/2010 16:47):

    el vergonzoso comentarista no era otro que Paco García Caridad, actual director de Radio Marca y uno de los personajes mas hostiables del fúmbol español. Se merece un articulo de LPD

  8. Comentario de Johnnie (01/03/2010 17:08):

    Yo también recuerdo aquellos Valencia-EquipoMolónDeChampions no retransmitidos porque el Madrid jugaba contra el Innsbruck o alguna cosa por el estilo. Aunque La Sexta también se está ganando a pulso el amor de los valencianos con retransmisiones espectaculares del Barça-Valencia en el que los comentaristas no se saben los nombres de los jugadores del equipo che.

  9. Comentario de popota (01/03/2010 17:11):

    Herr,

    Yo aporto la entrevista que le hicieron en el primer número de Público, con el siguiente titular:

    “Me he ganado el derecho a decidir cuándo se acaba Raúl”

    http://www.publico.es/deportes/002105/me/ganado/derecho/decidir/cuando/acaba/raul

  10. Comentario de Corocota (01/03/2010 21:13):

    Guillermo, acepto tus disculpas y entiendo tu proceso mental. No muchos equipos de primera división pueden presumir de ser cuasicentenarios, llevar una vida en primera (salvo algún esporádico resbalón)y no haber ganado nada de nada en su puta vida. Ni la liga, ni la copa, ni la copa de la liga, ni el teresa herrera, ni trofeo alguno que trascienda el ámbito del barrio. Si eso no tiene mérito, que venga dios y lo vea.

    un saludo

  11. Comentario de Karraspito for President (01/03/2010 23:07):

    Aupa el Racing, manke pierda!!

  12. Comentario de Otto von Bismarck (02/03/2010 11:46):

    Pues sí Popota, si es que lo ves de repente y tienes que fijarte mucho para no confundirlo con Cafú. Con esos físicos tan parecidos…

  13. Comentario de Donde está la revolución (08/03/2010 11:49):

    “¿Y qué hay del resto, de las provincias? Pues ahí siguen, como siempre, como alegres y pintorescos comparsas que son: ganando, perdiendo, empatando, esperando con ilusión sus partidos frente a Barcelona y Real Madrid. Ninguno de ellos constituye, ni de lejos, una amenaza para los grandes, así que cuando se habla del “gran animador” de la liga podemos pensar, como mucho, en un equipo que esté a quince puntos de los grandes, o que logre quitarle algún punto a alguno de ellos, aunque vaya decimoprimero (como es el caso del “tercer grande de España”, el Atleti); y poco más.”

    Joder, esto es, en resumidas cuentas, lo que pienso yo de la puta liga española. O debería decir La Liga MadridBarsa-BarsaMadrid. Qué asquito de circo se han montado.

  14. Comentario de felipe (16/03/2010 16:24):

    Ante la bicefalia en que han convertido a la liga española, y en la qué los sufridos aficionados de los Racings, tanto periféricos como centralistas, por maś que algunos de éstos últimos se empeñen en hacer justámente lo contrario de lo que su afición demanda, es decir, ganar al vecino y no al “otro” que nada nos ha hecho, yo propondría una liga a una única vuelta, para que posteriórmente los dos primeros clasificados de la esta fase previa jugaran un playoff al mejor de 13 para así tener entretenida a la afición patria y a los patriotas de ambas aficiones.

Comentarios cerrados para esta entrada.