La Escritoresa del Pueblo y los sueldos de miseria

Elvira Lindo es, como es sabido, uno de los referentes de esta página desde hace muchos años. Su ascensión a las alturas, desde la novela infantil a la administración de pildoritas ideológicas a la gente de bien, ha sido seguida con atención, glosada debidamente y, por supuesto, admirada en lo que vale por quienes aquí escribimos. Sin embargo, nuestra muda admiración dejó al personaje sin glosa desde que entró en la fase de tránsito que significa, en el grupo PRISA, la definitiva entronización como intelectual orgánico tras lograr columna semanal. Desde entonces no habíamos vuelto a hablar de ella.

Cuando dejamos descrita la trayectoria de la Escritoresa del Pueblo ya estaba empenzando a abandonar los ropajes de Maruja Torres (progre-guayismo posmoderno, a base contar las fiestas y cócteles que frecuentaba, los amigos artistazos que veía allí, cómo de izquierdistas y solidarios eran todos ellos pero, a la vez, hasta qué punto estaban cerca del espíritu y esencia del pueblo llano gracias a unos modales arrabaleros) para adoptar forma incorpórea de Rosa Montero (se sigue hablando de los amigos, sí, pero ya no desde la frivolidad sino desde la seriedad y la indignación; la descripción de los fiestorros de ricos, famosos y guapos de la gauche caviar deja paso al relato de terribles injusticias que sufren amigos y conocidos varios, entre los que se cuela de vez en cuando la panadera del barrio para compensar las historias de desgracias que aquejan a marqueses y señoronas del barrio de Salamanca, en el caso de Montero, o de la humilde comunidad hispana de Manhattan, en el de Lindo). A la espera de que la evolución de Elvira Lindo la transporte al estadio superior de intelectual feminista que la cultura del país produce (Karmele Marchante, Mercedes Milà, María Teresa Campos o, si se trata del grupo PRISA, Mábel Galaz (y II)) la Escritoresa mora, de momento, en el espacio reservado a los fenémenos RosaMonteriles: columna semanal en la contraportada del diario (que se añade a su espacio MarujaTorril, todavía no abandonado: página de cotilleos en la revista de domingo).

La guía de uso del espacio se corrresponde con la evolución biológica del personaje. A medida que se va haciendo mayor, la feminista y progresista Escritoresa deviene menos adaptable al mundo que la rodea. Donde antes su compromiso ideológico izquierdista y su empatía con los más desfavorecidos era un elemento más bien festivo y, ante la injusticia, cualquier buena juerga y la compra de un vestidito nuevo le hacían comprobar que las cosas no estaban tan mal, que Dios aprieta pero no ahoga, que el mundo, a fin de cuentas, tiene sentido y que entre todos mejoraremos las cosas si tenemos claro que el compromiso es lo primero, la edad acaba haciendo mella. Ya no se olvidan tan fácilmente las injusticias con los pobres y los maltratados, el descreimiento aflora… Ni siquiera un buen cóctel con diseñadores y cieneastas de campanillas logra borrar que, a veces, ocurren cosas trágicas. Demasiado trágicas como para que uno no se vuelva un poco cascarrabias. Vaya mierda de mundo, que no es exactamente como yo querría y me vendría bien. El tono de la columna, por ello, muta. Empieza a ser agrio, a tratar de demostrar que el mundo es hostil, a dejar claro que no entiende ciertas cosas y que otras le gustan aún menos. A transmitir que la antigua desenvoltura festiva, donde las desgracias, sí, se denunciaban pero no ocultaban que la vida era guay entre canapés y borracheras, ha dado paso a una madura percepción de la realidad como una puta mierda. El mundo está loco y las gentes que lo aceptan como es son de un estúpido incomprensible. Así de claro. ¿Cómo no pueden revolverse contra la injusticia? ¿A qué se debe tanta pasividad? ¿Por qué no salen a la calle a luchar codo con codo con Elvira Lindo para que la vida le resulte más fácil y agradable? ¡Si ayer mismo se negaron a regalarme un broche carísimo con el que me había encaprichado! ¡Si no puedo todavía disponer de dinero para simultanear casas en Nueva York, en Cabo Cod y en Malibú! ¡Así de injusto es el mundo! ¡Así campa a sus anchas la desigualdad! ¡Vaya mierda!

Ayer mismo, la Escritoresa del Pueblo renovaba su compromiso con los más desfavorecidos en una columna especialmente ácida. “Sin remedio”, se titulaba. Ya se sabe. El mundo no tiene remedio. Este país nuestro, España, no tiene remedio. Tanmpoco lo tiene esa gentuza, los españoles, que convivimos sin inmutarnos con la más brutal injusticia. Cuando no participamos alegremente de akelarres contra los mejores. Así somos. Y sólo una elite de comprometidos con los más débiles, como la Escritoresa, parece darse cuenta. En este caso, según escribía Lindo, el problema era lo mal que tratamos a quienes se sacrifican, perdiendo hacienda, fama, dinero y tiempo, por nuestro país marchándose a trabajar al extranjero. Inicialmente, uno pensaba que se refería a los científicos y demás exportación de mano de obra cualificada que hacemos. Pero no. Al parecer el problema lo padecen los que trabajan para el Estado, pagados con los impuestos de todos, para difundir la grandeza del Reino de España y su cultura. Por lo visto, están maltratados y muy mal pagados. Y, encima, les miramos mal. Lean, lean:

Es una vieja tendencia española pensar que todo aquel que durante un tiempo trabaja en el extranjero lo hace para forrarse. El extranjero en sí, en toda su inmensidad abstracta, nos provoca una gran desconfianza. Sólo quienes trabajan para las instituciones encargadas de la difusión cultural fuera de nuestro país saben qué precarios son los presupuestos con los que contamos en comparación con las cantidades que manejan otros países europeos.

Elvira Lindo, siempre atenta a la denuncia de las injusticias, nos deja claro que no hay derecho a lo mal pagados y tratados que están los españoles que, por ejemplo, tienen que dirigir organismos como, no sé, ¿el Instituto Cervantes de Nueva York? Ya saben Ustedes, un sueldo de mierda, un entorno asqueroso, nulas facilidades de instalación, gastos por doquier, incompatibilidades con cualquier actividad… y todo a cambio de un trabajo sacrificado y absorbente, que no deja tiempo para nada más ni para ganar algún dinerillo extra con el que compensar el boquete que deja en el bolsillo de cualquier ciudadano medio ocuparse de ese regalito envenenado, y que, además, es una labor enormemente oscura y que te impide cualquier aspiración de reconocimiento, autopromoción o de estrechar contactos.

La verdad es que estamos ante una denuncia de lo más pertinente, qué quieren que les diga. En tiempos como éstos es fácil dejarse llevar por el populismo y pensar que quienes sufren son los parados, los inmigrantes, los jóvenes con contratos-basura o incluso los niños del Chad, no sé. Cuando vivimos estas oleadas periódicas de demagogia sensiblera es cuando más importante es denunciar la situación de los realmente maltratados por la sociedad. ¡Baste recordar, joder, que los embajadores de la Reina de Inglaterra o de Francia tienen más dinero para saraos, así como sueldos más o menos dignos! ¿Cómo pretendemos que nuestro país salga del atraso si no los emulamos donde importa, que es en estas cosas? Ni pasta para quienes se lo curran engrandeciendo a España, ni leyes que corten la Internés a los que piratean de manera infame libros (menos mal que siempre hay alguien listo y con clase para poner la cosas, con elegancia y desbordando inteligencia, en su sitio)… Vaya mierda de país, oiga.

Lo cierto es que, a pesar de la importancia de la denuncia, Elvira Lindo no concluye su desgarrador lamento ahí. No. Todavía hay más. Porque, haciendo gala de lo que se espera de una columnista de contraportada de El País pasa a denunciar un caso particular donde la desvergonzada actuación del pueblo español contra alguien que se ha sacrificado especialmente por la patria es particularmente ofensiva. Y no, no se trata de algún antiguo director del Instituto Cervantes, que Elvira Lindo tiene más altas miras y no la vamos a pillar haciendo publicidad de una causa personal. ¡Se trata de Garzón!

En el caso de Garzón, que ocupó un año la cátedra Rey Juan Carlos I en Nueva York, el chisme es especialmente injusto.

Parece ser que Garzón, en contra de lo que todos teníamos entendido, se fue a Estados Unidos no de sabático y a estudiar (que fue para lo que le dio licencia el CGPJ) sino a dar lustre a la patria. Y no se lo agradecemos. Hay que ver cómo somos. Por eso es “especialmente injusto” que alguien pueda criticarle o poner algún pero a su actuación. ¡Que se fue allí, sacrificándose, para servir a la patria, oigan!

Aquellos que tanto se quejan de que España es invisible en el mundo y los que sabemos lo difícil que es atraer a un auditorio no español a nuestros actos culturales, debiéramos estar agradecidos a este juez que utilizó su prestigio internacional para organizar unas mesas redondas en NYU con personajes de tal relevancia que a otras organizaciones españolas les hubiera resultado imposible convocar. Los coloquios de Garzón, referidos al terrorismo, seguridad internacional o la universalidad en la defensa de los derechos humanos, reunieron a brillantes ponentes y a un público atentísimo, neoyorquino, latinoamericano, español (no en mayor medida).

Para defender su labor en aquel tiempo bastaría con hacer públicos la relación de los invitados y el interés que despertaron los debates.

Madre mía, Garzón, ¡qué nivelazo! Unos coloquios internacionales de altura, a los que la propia Escritoresa acudía, y de los que daba cuenta en su recopilación semanal de cócteles, fiestas y saraos diversos de gente guay, progre y solidaria, preocupada por la injusticia y comprometida con su erradicación. Recordemos, además, que a Garzón, como le ocurre a todos los que se sacrifican de esta guisa por el país, se le paga una miseria (y más todavía si lo comparamos con los sueldos de los diplomáticos franceses o las pensiones de las ex-mujeres de Donald Trump). Parece ser que al juez, además de que le pagábamos todos el sueldo durante el sabático, la juerga neoyorquina apenas si le reportó casa, coche (en plan futbolista de la Liga de las Estrellas), viajes y un sueldecillo para gastos de más de 100.000 euros, según dicen las diversas informaciones que han aparecido por ahí. Vamos, que el hombre tuvo que empeñar casa y hacienda sólo para comprar un gemelos que nos deslucieran con los de Su Excelencia el Embajador de Letonia, que iba por allí demostrando poderío, que para algo en cualquier país que no sea España estas cosas se cuidan, oiga.

Una vez ha quedado claro en qué niveles se mueven los niveles retributivos que Elvira Lindo considera “precarios”, debidamente denunciada la situación práctica de indigencia en que vive esta gente y la vergüenza que supone para España y para los españoles consentir algo así, pasemos a la segunda parte del problema. Porque en España, no contentos con esclavizar con un sueldo de miseria a esta gente, en lugar de agradecerles el sacrificio nos ponemos puntillosos a la mínima.

Habiendo asistido a algunas de aquellas veladas siento vergüenza al ver despreciado ese trabajo y mucho asombro cuando se cuestiona que, en el país de la filantropía, el juez buscara la manera más común de financiar un acto cultural: el patrocinio de un banquero. ¡Es la práctica común! Una manera, por otra parte, de ahorrarle dinero al Estado. No tenemos remedio.

Como bien señala la Escritoresa, joder, ¡cómo somos! ¡Si debiéramos estar agradecidos! En vez de hacer gastar dinero al Estado (que, por lo visto, debería tener la obligación de pagar cualquier sarao que Elvira y sus amigos decidan montar) se hace cargo de  la cuenta un prohombre como Emilio Botín… ¡y todavía nos quejamos! Nos ahorramos todos una pasta, España queda fenomenal, la Escritoresa se pega unas juergas y cenas con famosillos de postín que pá qué... y a pesar de todo vienen los antiespañoles y fachas de siempre a decir que no está bien que luego Garzón, unos meses después, ya retornado a sus funciones judiciales, desviara a córner los problemillas judiciales de tan generoso filántropo. ¡No tememos remedio! Un país en el que hay quien pone mala cara porque un juez al que le pagan una juerga de 300.000 dólares para mayor lucimiento de España luego se muestre comprensivo con quien tan generosa aportación hizo a la gloria de la patria es que no tiene categoría, ni saber estar, ni clase, ni tronío, ni ná de ná… Definitivamente, esta mala gente española ni tiene remedio ni tiene un sitio en las fiestecillas de nivel celebradas en Nueva York a las que acuden esas gentes maltratadas, con sueldos de miseria, que se sobreponen a todo ello por su altruismo y espíritu de sacrificio y servicio a los españoles, aunque no nos lo merezcamos. Afortunadamente, son la Escritoresa y sus amigos los que ocupan esos lugares, evitando el ridículo internacional que de otro modo se abatiría sobre España.полотенцесушители итальянскиенегатив в интернете


Compartir:

  1. Comentario de Armin Tanzarian (11/02/2010 10:39):

    Me parece que los “debiera” del comienzo del último párrafo habría que cambiarlos por “debería”.

    Aparte de eso, totalmente de acuerdo con el artículo. Me siento mal por no ser tan solidario como ella.

  2. Comentario de Lolo (11/02/2010 10:48):

    yo he cambiado ya las pegatinas de “Caritas”, “Domund”, “Haiti” y “Pal nuevo tejado” en las huchas de la parroquia por “Instituciones encargadas de la difusión cultural fuera de nuestro país”. El óbolo de los fieles debe ir donde más se necesita: esos canapes niuyorkinos tienen que ser belllota pata negra y no un recebo cualquiera, que nos jugamos el prestigio internacional, onvre!

  3. Comentario de Bunymen (11/02/2010 11:12):

    Estoy tan avergonzado de mi mismo que no soy capaz de mirarme en el espejo. Gracias Elvira por tu consejo. Ahora mismo salgo de curro para comprarle una caja de bombones y unas rosas a Garzón, espero que pueda perdonarme algún día.

    Os quiere siempre Bunnymen.

  4. Comentario de John Constantine (11/02/2010 11:30):

    Yo es que todavía no entiendo como una intelectual de su talla ha obviado el minúsculo detalle de que el nimio dinerete lo pidió prestado a un banco a cuyos dirigentes estaba investigando en ese momento -querella que desestimó, of course- Y como tambien ha podido olvidársele el hecho de que solicitó otro prestamo al BS para matricular a su hija en una Universidad Chachiguay de NY. Que luego decimos que Jesús Cacho es un pesao con el Botín pero es que es para estar un pelo paranoico, oiga.

    En fin, si estos son los mejores adalides de la progresía -que no la izquierda, que me considero de tal y no de PSOE-
    española puede encontrar en lo judicial y lo intelectual, no me extraña nada la actitud de Rajoy. Yo calladito que ya se enmierdarán ellos.

  5. Comentario de Garganta Profunda (11/02/2010 11:59):

    Envidia pura y cochina!! Eso es lo que tienen!!!

    Lo que tendrían que hacer usted y Guillermo es pedirle un dinerillo a la CAM o a BANCAIXA (el equivalente provincial del Banco de Santander), largarse a la primera universidad norteamericana de renombre y montar allí esos saraos que se llevan entre manos (“comunicación y la red”, “la red y la comunicación”, “derecho, más derecho y la red”, etc…) y que no son otra cosa que coloquios entre amiguetes para decirse lo que ya saben…

    En fin…”Elvira Lindo y Muñoz Molina”…cuando oigo mentar a estos dos pájaros yo le quito el seguro a mi Luger…

  6. Comentario de AnonymousCoward (11/02/2010 12:44):

    Y en el fondo, la escritoresa tiene razón. No tenemos remedio. Nunca ha existido el tapón generacional en España. Desaparece uno, y otro exactamente igual ocupa su lugar. Cuando Maruja Torres está para el arrastre y ya no hace gracia a nadie, la sustituimos por otra clasista ordinaria. Cuando Del Olmo se pone blando, lo sustituimos por Losantos. Y así siempre…

  7. Comentario de Swampling (11/02/2010 13:10):

    Es ridículo ver cómo critica algo que ella está cometiendo.

    El cainismo o qué sé yo que ella critica consistente en un ataque sistemático de la derecha a Garzón es el mismo del que peca ella consistente en una defensa sistemática de la izquierda a Garzón.

    Es triste que Garzón vaya a caer por el tema de las víctimas del Franquismo, porque puede que se haya extralimitado en el alcance de sus acciones, pero no más que en otros casos. Lo que es más triste aun es que no haya caído antes por otras cosas mucho más serias y que el motivo por el que caiga ahora es que la justicia cuelga de intereses políticos, personales y económicos. Los mismos intereses que, por consabidos, Garzón no dudó en utilizar en beneficio propio.

    No tengo la menor duda de que Garzón actuó siempre sin ningún conflicto moral, creyendo que hacía lo correcto y cumpliendo esas reglas de juego acordes a su condición de justiciero universal, en las que la connivencia con los que mandan son entendibles en aras de una causa mayor y del bien del sistema. Sin embargo, esas mismas reglas de juego son las que ahora le van a hacer retomar su anhelada faceta de conferenciante.

  8. Comentario de emigrante (11/02/2010 13:58):

    Esto podría titularse así: De “Manolito Gafotas” a “Sex in the city”.

  9. Comentario de popota (11/02/2010 17:25):

    Pues yo tengo una gran admiración por una de esas difusoras de la españolidad que anda en un Cervantes sacándose sus 8.000 anuales por dar clase de latín a dos alumnos dos, con viajes pagados, etc.

  10. Comentario de Nacho Pepe (11/02/2010 17:34):

    Mierda.
    Suelo leer LPD para echarme unas risas, y con esto me has dejado de una mala ostia que pa qué…
    Pero claro, al leer el nombre propio de la primera línea, culpa mía si la curiosidad me hizo seguir adelante.

  11. Comentario de domingo (11/02/2010 18:18):

    Elvira, como cualquier dama de buena cuna, le da asco la gente comun. Esto me recuerda a cuando almudena grandes hacia magia con las divisiones
    http://www.elpais.com/articulo/ultima/Experimento/elpepuopi/20090112elpepiult_1/Tes

  12. Comentario de domingo (11/02/2010 18:20):

    Y otra fuente

    http://personales.ya.com/josumezo/malaprensa/2009/01/almudena-grandes-hace-el-ridculo-otra.html

  13. Comentario de molero (11/02/2010 18:38):

    Aunque sea un comentario rosa. Después de leer este artículo sobre Elvira Lindo, a la que no conocía ni en pintura, tenía curiosidad por su aspecto físico. Pues bien, me ha resultado asombroso su parecido (en fémina) con Ramón (el diminutivo, por el que es mundialmente conocido, no lo empleo porque está registrado). No sé si es una percepción aberrante o una aberración óptica, pero me la compro porque confirma que el origen de todos los males, los bienes, y sobre todo una determinada forma de manifestación cultural, es simplemente genética.

    http://smsevilla.files.wordpress.com/2008/02/elvira-lindo.jpg
    http://telaviv.cervantes.es/FichasCultura/Imagenes/FOTOELVIRA1.jpg

    saludos

  14. Comentario de lolo (11/02/2010 19:02):

    Uno más a la pléyade de estrellas españolas en Niuyor

    http://www.realmadridweb.com/los-red-bull-de-nueva-york-vienen-a-por-raul/

    mantengan los dedos cruzados, que a este lo van a mantener ellos y es que nos ahorramos. Hacer el ridículo… pues lo mismo que el resto de nuestra representación allí.

    PD: Molero, guardame un cupón que acabe en 7, anda!

  15. Comentario de Clara M. (11/02/2010 19:46):

    La verdad es que, leyendo a esta señora y a su marido una tiene la impresión, y lo lamento si suena racista, de que son, sencillamente, personas poco inteligentes. Porque no se les ve ni demasiado malos, ni demasiado insolidarios, ni demasiado faltones, ni demasiado aprovechados. Sólo lo justo en cada una de las categorías, tal y como suele ocurrir con la gente poco inteligente.

    Por favor, que alguien le explique a Elvira Lindo que nos parece fenomenal que Garzón consiga pasta de ricachones para montarse juergas de difusión del genio español a mayor gloria del país y, de paso, del propio Garzón. Que nos encanta, incluso, que se saque unos dinerillos el pobre juez con eso, en pago por sus desvelos y ya que ha conseguido él la pasta. Y que ojalá que hubiera muchos como él con esa capacidad de fomentar la vena filantrópica en los banqueros.

    Pero que lo que no nos gusta es que luego sea él quien los juzgue y absuelva por vía express. Filantropía, sí, toda la que quiera. Pero luego a Botín que lo juzgue otro juez.

    No es tan difícil de entender.

  16. Comentario de josé luis (11/02/2010 20:25):

    Andrés sigue así y te nominan como antipatriota del año.

  17. Comentario de John Constantine (11/02/2010 21:08):

    Pues yo, Clara M., pienso que son gente muy inteligente. Su problema es lo que los griegos llamaban hubris. La soberbia. Se rodean de gente en teoría tan lista y progresista como ellos y se pierde absolutamente todo sentido crítico, tanto de ellos como de los que les rodean. Casi como le pasa a cualquier presi de Gobierno español. Y además, el mantener esa “ceguera” te ayuda a dormir tranquilo. Para qué ponerse en plan dubitativo, crítico, contigo mismo, si eso puede hacer que te cuestiones todo y no te va dar felicidad.

    Eso la parejita cosmopolita. Porque, en cuanto a Almudena Grandes, soy incapaz de contener el estupor y la verguenza que me invaden cada vez que rememoro cuando acudió a hablar como invitada en “La ventana” sobre el “Conde de Montecristo” -una de mis obras preferidas- y ,aparte de no tener ni puta idea sobre Dumas (p.e. sus colaboraciones con Maquet y su “taller” de escritores, típico en los folletinistas franceses del siglo XIX, Victor Hugo incluido) demostró no haber leído ni siquiera el libro, inventándose detalles y cambiando otros. Ese día me quedo claro el tipo de gente que colabora en los periódicos españoles.

  18. Comentario de lingüista (11/02/2010 23:51):

    Como emigrante en el otro lado del Atlántico que soy, puedo asegurar que la peña no se va para ganar pasta, se va para vivir haciendo lo que le gusta – sabiendo a ciencia cierta que en el terruño sería muy “difícillaboriosocasiimposible” hacerlo (que ya sé que es obvio, pero la estulticia de esta mujer me puede). No me ofendo con facilidad, pero esto es una bofetada muy cabrona (casi tanto como el anuncio aquel en el que envolvían un trozo de carne con un título de licenciado en filología, no sé si acuerdan…)

    Off topic – mis compañeros de trabajo (académicos ellos) son parte del 1% de yankis que sabe que existe un mundo fuera de las fronteras de este magno país. Por tanto siguen las noticias de los problemas económicos en la zona Euro y hasta me preguntan y todo mi opinión como “uropeo”. Como buen español, el hecho de que no tengo ni zorra de economía no es óbice para no dar mi opinión, por lo que suelo echar mano de lo que leo por aquí. Les diré que sus comentarios y propuestas acerca de la jubilación y la seguridad social han sido gratamente acogidos por mis contertulios. Que no sé si les importará o no, pero bueno, para que lo sepan.

    Un saludo desde el otro lado del charco

  19. Comentario de paco (12/02/2010 09:34):

    Agudo analisis, solo discrepo en una unica observacion. Elvira Lindo no se ha movido ni una miaja, son los lectores de El Pais (aka el tebeo) los que han ido del periodismo hasta los cuentos de la casita de chocolate.

  20. Comentario de de ventre (12/02/2010 12:24):

    seréis cabrones de meteros con elvira lindo? jolín, vaya baño! a mí tardó en gustarme, pero escurriría el bulto si negara que me encanta (al menos desde hace unos pocos años). a mi juicio (ay, me vais a crucificar) me gustaba su manera de entender ser de izquierdas sin necesidad de estar de acuerdo con todas sus posiciones o, al menos, sus apelaciones a entender los motivos de los otros. de hecho, sus columnas me parecen las únicas decentes de el país, en comparación con la selección habitual de sospechosos habituales (sólo vicent se salva a veces).

    la columna del otro día me dejó perplejo por su vehemencia, pero como en esta historia del caso garzón aún no he podido encontrar una descripción tranquila de los hecho, ya no me extrañaba nada (la ser esta mañana daba bastante grima, no hablemos de el país).

    para cubrirme de la ola de escupitajos diré en mi defensa que su marido me duerme con sólo dos párrafos y que una vez cagué en el instituto cervantes en inglaterra y no pasé la escobilla.

    suyo

    j

  21. Comentario de jose (13/02/2010 13:06):

    Es cierto que se parece al Rey del Pollo Frito.
    Es lamentable que personajes de este tipo -como Almodóvar y todos los actores, cantantes o escritores “de izquierdas” a los que les arrimas un pico y una pala y salen corriendo que se dan patadas en las orejas-, niños y niñas pijas que se fueron de sus pueblos -llenos de catetos insensibles que no apreciaban su talento…- a la gran ciudad con el noble objetivo de no trabajar, después se acuerden del “pueblo” en plan romántico, con sus gentes, sus olores, sus trabajos tradicionales y demás topicazos de los que ellos huyeron como si fuera el mismísimo infierno.
    En los pueblos, -al menos en el mío- odiamos a esta gente y no somos “llanos” ni “campechanos” sino que no somos unos pesaos ni damos la chapa a nadie dando lecciones de ética y estética.
    Saludos a la página que me encanta.

  22. Comentario de Mar (14/02/2010 21:08):

    ¡La escritoresa! y cuando era Segolene Royal era Presidente y no Presidenta.
    Ahí hay un tufillo que de tanto ser guasón va a acabar conteniendo algo de cierto y verdadero…

    Y sobre Elvira Lindo, que no se va a poder escribir nada en este país. Que la critiquéis porque defienda a Garzón y justifique el chanchulleo con Botín, pase, pero criticarla por la denuncia de que los sueldos en el extrabjero son bajos, ¡no lo entiendo!
    Si se detuviera a retratar la foto de un niño en Chad, la criticaríais por eso, porque busca tramposamente emocionar a los pobres progres que están viendo la imagen de un niño negro jugando con un palo podrido y si denuncia los sueldos bajos, de eso!!!

    Madre mía, no estaremos, lectores de LPD, todos, formando parte de esos progres que se sitúan por encima de los progres que se sitúan por encima de los progres, que se sitáun por encima de los progres…

  23. Comentario de Andrés Boix Palop (LPD) (14/02/2010 21:20):

    Bueno, Mar, el cachondeíto no es porque critique que los sueldos que se pagan en España sean bajos en comparación con los que se pagan en otros países, sino por el hecho de que se centre en los sueldos y dineros de que disfrutan quienes “se sacrifican” aceptando cargos como dirigir el Instituto Cervantes de Nueva York (supongo que sabes en quién está pensando).

  24. Comentario de pepito71 (14/02/2010 21:42):

    Buenísimo. De todas formas no puedo evitar que me caiga bien.

  25. Comentario de josé luis (14/02/2010 22:52):

    Bueno, el marido pese a la jeta de lo del sacrificio también tiene cosas buenas. Regás y Grandes sin ir más lejos.

    No iba tan desencaminado cuando decía que te iban a nombrar antipatriota del año. De momento te llevas lo de machista y elitista, que no es poco. Un paso previo.

  26. Comentario de Eye (14/02/2010 23:26):

    Yo soy agricultor, así que supongo que debo dar gracias por no tener que vivir las terribles injusticias que narra Elvira Lindo y que el pobre Garzón sufre en sus carnes. Alabado sea el Señor.

    Y es que el proletariado del siglo XXI no está en minas, campos y talleres, sino devorando canapés en fiestas y actos culturales. En serio, esta misma mañana he visto en la televisión a Karmele Marchante cantando A las barricadas… Seguro que Durruti se habrá removido en su tumba, pero hey, es lo que hay. Y así nos va.

  27. Comentario de Mar (15/02/2010 21:18):

    Vaya, que lo del “sacrificio” es porque haces ese análisis, que decir que no se forra porque los presupuestos para acción cultural exterior son bajos no es decir que está haciendo ningún sacrificio, que a la mujer se le ve muy encantada con estar allí largas temporales e imagino que es consciente de las compensaciones no económicas de la experiencia.

    Y rompo yo también una lanza por ella. Ha evolucionado a mejor en sus artículos, está mucho más hecha que antes!

  28. Comentario de Juan Carlos I (16/02/2010 08:58):

    Lo más preocupante de todo es ¿el faro cultural de occidente, LPS, y sus lectores, AUN leen a Elvira Lindo?

    Solo pensar que la lectura de 20 articulos de la susodicha equivale a no escribir una reseña de libro de historia o una entrada ácida sobre la realidad, hace que me plantee abdicar y dejaros el pais como está.

  29. Comentario de Borja (17/02/2010 12:56):

    Pues tras leer lo que viene escribiendo Elvira Lindo, el comentario de LPD y, sobre todo, los comentarios de Mar, no puedo estar más de acuerdo con ella.

    Compadres, permítaseme una pequeña crítica. Cuando uno anuncia algo así, es que viene el del mazo. No. Vengo leyendo LPD desde hace la torta de años y, al mismo tiempo, mantengo con 4 amigos un intercambio de correos electrónicos con ellos que pueden llegar a sumar 50 al día. Un messenger poco más o menos. Generalmente van de libros, política, el Aleti; en fin, temas parecidos a LPD.

    Nunca vertemos crítica positiva alguna. De algún libro quizás. Unos días es contra Lector malherido y otras es contra Lector malherido. Siempre contra todos los políticos. Contra Suso.

    Lo positivo se da por supuesto pero a aquello que es negativo hay que meterle pullas hasta que se desangra. El artículo de Elvira Lindo es un buen ejemplo. Tiene sentido el argumento de Mar cuando creo entender que sostiene que la hipertrofia de la crítica sarcástica cansa y fomenta la repugnante idea de la pretendida superioridad moral (¿?) y/o cultural de la izquierda. Me rio de todo y de todos porque yo-sé-y-tu-no-tienes-ni-idea.

    Sin ir más lejos, su columna de hoy en el periódico. Si comparo los artículos que Elvira Lindo y Escolar han escrito hoy sobre el mismo tema, al pretendido faro de la izquierda moderna 2.0 le convendría aprender herramientas de sintaxis tanto en su escritura como en el cerebro.

    Pero nadie aparecerá, ni yo tampoco, para aplaudir el artículo de Elvira Lindo que por otra parte es magnífico.

    Mar, estoy contigo en aquello de “no estaremos por encima de los progres, y estos por encima de aquellos”. Acabaremos siendo metaprogres.

  30. Comentario de Mar (18/02/2010 00:05):

    Sí, sí, Borja, quería decir justo lo que tú dices: “la hipertrofia de la crítica sarcástica cansa y fomenta la repugnante idea de la pretendida superioridad moral (¿?) y/o cultural de la izquierda. Me rio de todo y de todos porque yo-sé-y-tu-no-tienes-ni-idea”

    Los metaprogres, me gusta mucho la expresión, ¿es tuya?

  31. Comentario de popota (18/02/2010 00:32):

    Mi pregunta es: ¿si uno no puede criticar a una señora que dice que es estupendo que un juez absuelva a un banquero que le paga un curso so pena de metaprogresismo, cuando mande Mariano, hablamos de futbol y a otra cosa mariposa?

  32. Comentario de Borja (18/02/2010 01:19):

    Popota, lo que digo es que tengo la poco cívica costumbre de exteriorizar solo las críticas negativas. Tan solo lo he visto reflejado en este artículo de LPD.

    Mar,

    El problema es que el progre del progre etc acaba convirtiéndose en el fractogre (apocope de fractal y progre)o metaprogre. Nos gusta más aquel porque el fractal describe el lado físico del asunto:

    i) Es autoreferente. El progre lo es, en el sentido de que siempre acude a lugares comunes hasta hacerlos propios. Finalmente, no se entera de que el argumento no es suyo pero actúa como si lo fuera y entonces retroalimenta su superioridad intelectual porque-cree-que-piensa-por-si-solo (Ver columna de Monzó de hace unos días en La Vanguardia sobre el tema).

    ii) Nunca llega al detalle. Cuando hace una critica destructiva nunca hay fondo pero sí forma. Como un fractal. El caso de Elvira Lindo es muy gráfico. Las formas son brillantes (artículo muy bien redactado, idea bien desarrollada) pero… y aquí esta el tema, la purga llega al detalle del sueldo pero, si el aumento del detalle no fuera suficiente, podría haberse criticado que el cheque fue cobrado a través del Santander etc. Muy pedrojotiano, vamos. Y, sobre todo,
    iii) Es informe en el sentido de irregular. El votante de derechas siempre votará a la derecha por el orden y todo eso. El de izquierdas es irregular por sorprendente. Lo mismo vota que no cuando en último término acaba votando a la derecha por el mismo motivo que el opuesto: por miedo. Pero esta contento de creer que piensa cuando lo cierto es que el voto, con más o menos evidencia, suele ser emocional.

    Yo sin ir más lejos no votaré al Psoe porque Leire Pajín tiene que ser desalojada de Ferraz. Pero luego miro a Génova y veo una señora a la que le crecen los Jaguars en el garage como la primavera: han venido y nadie sabe como ha sido.

    Andrés, perdóname el tuteo: vuestra página y http://historiasdehispania.blogspot.com/ son de las pocas en las que no hay lugares comunes. Los comentarios suelen ser brillantes y las lecturas recomendadas buenas por diferentes. Por ejemplo una lectura acompasada de la Historia de España que viene haciendo de un tiempo a esta parte la Cope de madrugada (La Estrella Polar) con la vuestra.

    Un saludo,

    Borja

  33. Comentario de Andrés Boix Palop (LPD) (18/02/2010 08:11):

    Borja, encantado de que emplees el tuteo. Y una pregunta. Porque me ha resultado muy interesante, por cómo está construida, tu reflexión y catalogación de los vectores que confluyen en lo que has bautizado como “fractoprogre”. Dado que calificas el texto de ejemplo de esa tendencia, pregunto.
    ¿De veras crees que el comentario es un buen ejemplo de visión autorreferencial no sustentada en una reflexión más o menos personal? ¿También piensas que no se llega al detalle? Más en concreto, ¿qué detalles te faltan para que entiendas que hemos abandonado un estado de insuficiencia?

    La verdad es que, una vez he escrito todo esto, ya no sé si las críticas y comentarios, la consideración de “fractoprogre” se la estás haciendo al comentario de LPD o al que escribía Elvira Lindo. Porque, sinceramente, me da la sensación, si analizas los elementos que tú mismo portas como clave para detectar dónde y cuándo aparece, de que es más sencillo encontrarlos en el texto de Lindo.

    En cualquier caso, me pasa como a popota. Si para poder descojonarnos de las aberraciones que defiende Elvira Lindo en el artículo de marras hay que correr el riesgo de parecer un señor eternamente enfadado y ceñudo, habrá que arrostrar el coste.

  34. Comentario de John Constantine (18/02/2010 08:59):

    100 % de acuerdo con Andrés. Item más: parece que los ntantos años de transi han servido para que la tradicional capacidad de autocrítica y disensión de la izquierda -que, todo hay que decirlo, le conducia muchas veces al harakiri- se ha ido por el desague y el representante mayoritario de la misma en el electorado se ha convertido en una versión buenrollista y simpática de Genova S.L.,. Por que los comentarios que vierten los defensores de la misma sobre uno cuando va con actitud crítica por ahí -todo hay que decirlo, sin la educación y argumentos de Borja y Mar, chapeau por ellos- le ponen al nivel de un Oberfeldwebel de las Waffen SS. Vamos, que ahora “somos gente mu seria y mu respetable y los que criticais no sois más que unos tocacojones.”

    Más teniendo en cuenta que cuando uno se escojonaba de Aznar y su Grey era tildado a secas de “progre”, y cuando lo hace ahora de Zapatero, Pajines y Chacones -y de tantas y tantos intelectuales comprometidos hasta la médula biliar con su causa-lo es de “Fractoprogre” o “Metaprogre”. A este paso se nos van a acabar las denominaciones.

    Eso sí, uno debe reconocer que la táctica, que, todo hay que decirlo, funciona de perlas en el cada vez más RealMadridBarcelonizado panorama de la política española.

    En fin, creo que se puede acusar de muchas cosas a LPD y a sus esbirros y fanáticos, pero recordando posts como el del libro sobre Pedro J. y el debate posterior con su autor, me quedo donde estoy gracias. Que buen rollistas y simpáticos ya los hay a millares por otros sitios.

  35. Comentario de John Constantine (18/02/2010 09:12):

    Y en cuanto a lo de que “los presupuestos para acción cultural exterior son bajos”… Buf, voy a volver a dejar nuestra reputación a su nivel (…), pero después de las noticias del año pasado sobre la cúpula de Barceló, no sé que pensar: si que me están tomando el pelo, o que por culpa de elementos como la cúpula de marras o éste de aquí no haya dinero suficiente para premiar los esfuerzos de los infatigables embajadores de la cúltura, artes y letras españoles en el extranjero.

    Que esa es otra. Dejo como argumento para el debate -como si ya tuvieramos pocos, jo- si no sería más eficaz, a la hora de expandir la cultura española por el mundo, que el Gobierno español dejara de considerar a Internet el Dillinger de la sociedad mmoderna y se planteara una estrategía de expansión a través del mismo , y abandonar lo del Instituto Cervantes que a los malvados y protoprogres nos empieza a parecer un escenario muy bonico para mostrar en las revistas cuando viajan los príncipes o el Campechano I, o para solaz y descanso de proletarios de la cultura como la parejita objeto del artículo o el anterior Ministro de Cultura.

    Y sí, lo reconozco: mis dos comentarios contienen todos y cada uno de los elementos que Borja y Mar han detallado/acusado. O sea que algo de razón, como mínimo, no les falta. Pero a lo mejor es sólo una cuestión de estilo.

  36. Comentario de de ventre (18/02/2010 12:40):

    lo que más me gusta de esta página es su habilidad para envolver sus normalmente acertados comentarios en un aire de ironía y frivolidad.

    no obstante, el artículo no me parece que vaya en el sentido de comentar el caso garzón, sino más bien en poner a escurrir a lindo aprovechando dicho artículo (que, como ya he dicho antes, no sé – porque desconozco el tema – si es muy acertado).

    curiosamente una de las primeras piedras arrojadas a su cara ha sido la habitual (en otros ámbitos) de “mira tú qué frívola).

    por último, para ser justos, el artículo no habla de los bajos sueldos de “su santo”, sino del bajo presupuesto del Instituto Cervantes y que eso fuera cierto no me extrañaría nada, costara lo que costase lo de barceló.

    j

  37. Comentario de Mar (18/02/2010 20:53):

    Sí, es una cuestión de estilo.
    Se puede, por ejemplo, criticar no poniendo intenciones donde no las hay, o al menos intentándolo –véase como ejemplo contrario al anterior utilizar la quizás no muy adecuada defensa que la autora hace de Garzón para criticarla por algo que no dice en el texto simplemente porque no gusta y porque lo aprovecho para reírme del nivel de los progres de este país…-

    Pues así nos va, porque repetida la actitud anterior se cae en la caricatura y de ahí a convertir esa actitud en un lugar común hay un paso.

    Con seriedad, ¿de verdad es necesario arrostrar el ceño fruncido y el labio subido para que una crítica tenga fundamento? Ya creo que lo señala Rojas Marcos en su libro La fuerza del optimismo, que en España la actitud de intelectual que triunfa es la del negativo y enfadado. Que sí, que a ser positivo pronto se le califica de buenrollista, simpático, bisoño, inocente, en tres palabras, sin profundidad intelectual.
    Y digo creo porque tengo ese libro pendiente, pero me suena que leí esa reflexión suya en alguna entrevista de promoción del libro.

    Defiendo que hemos de ser autocríticos, aceptemos que muchas veces somos una panda de metaprogres. Y es una pena porque con toda la materia prima pensante de primera calidad que hay aquí apuesto a que en más de una ocasión recibimos muestras de rechazo por cómo envolvemos el discurso.

    Me gusta más metaprogre que “fractoprogre”, que es muy metaprogre.
    Además, meta tiene un toque de burla al remitir al uso socarrón actual de metaliteratura, al metacine, al metaanálisis, bla, bla, bla que conecta bien con lo que criticamos, Borja. Al menos cuando yo oigo a alguien usar esos términos ya pienso que me va a soltar un ladrillo de charla.

    Y para acabar, mil gracias a Andrés que nos permite llevar y traer de este modo sus palabras metaprogres.

  38. Comentario de josé luis (18/02/2010 22:16):

    Cada vez me sorprende más el “colectivo” LPD.

    Lo último que esperaba es que a Andrés le colgaran el mote de Bad Actitude, ( Andrés M.A.), sólo porque se despacha a gusto con una progre institucionalizada.

  39. Comentario de josé luis (18/02/2010 22:21):

    Perdón, attitude.

  40. Comentario de popota (19/02/2010 02:09):

    Mi pregunta 2 es: ¿dentro de cincuenta años, por poner un número, existirán seres humanos loando la obra(**) de Lindo(*)?

    (*) Me refiero a si la cosa no mejora a 14-28 partidos por semana.

    (**): La literaria. En lo periodístico hay más o menos la misma discusión que con Escolar. O Relaño.

  41. Comentario de Andrés Boix Palop (LPD) (19/02/2010 07:41):

    Es, José Luis, la influencia de Hipatia de Benidorm, de la que nos cachondeamos mucho por si fe del carbonero en la posibilidad de expandir valores declamándolos con pose doliente pero que, poco a poco, va logrando que se filtren en nuestra sociedad. En cualquier caso, es una maravilla lo de que el “colectivo”, como tú lo llamas, siga sorprendiendo.

    Mar, no entiendo por qué dices que se critica a Elvira Lindo poniendo intenciones donde no las hay. Si no leo mal su artículo, Lindo defiende dos ideas fuerza (y lo hace, además, de modo bastante transparente) en torno a la envidia y paletismo de los españoles que, recordemos, no tenemos remedio. A saber:

    – cuando un esforzado trabajador de la cultura se larga a engrandecer a España con todos nosotros pagando la cuenta tenemos tendencia, dice, a “sospechar” de él, ignorando la de sacrificios que hace, lo mal pagado que a buen seguro está y la poca pasta con la que cuenta para que le luzca su gestión;

    – en un ejemplo máximo de esta actitud envidiosa y paleta, le hemos organizado un follón brutal a Garzón, total, porque él, con todo su altruismo y generosidad, lo único que hizo fue montar unas conferencias para engrandecer a España y mejorar la imagen del país en ele extranjero. En el colmo de la generosidad, incluso se curró buscar financiación en el Banco Santander para que ni siquiera tuviéramos que pagar nada. Y va y resulta que, en lugar de agradecérselo, vamos a por él.

    Creo, de veras, que el artículo defiende esas dos ideas. Y que la crítica a Lindo no es ni personal (ya he dicho, incluso, que la labor de Lindo como escritora infantil me parece más que digna, aun sabiendo que no pasará a la historia, como previsiblemente tampoco lo hará la labor de ninguno de nosotros, sin que eso signifique que nuestras aportaciones no tengan ningún valor) ni se detiene en juicios de intenciones. Tampoco, por supuesto, se deriva el comentario en crítica generalizada a la progresía. Simplemente, al menos eso intenté hacer (y eso me parece, la verdad, que hace el artículo), se trata de un texto que se descojona de esas dos ideas, ocurrencias o, si nos ponemos generosos, argumentos en los que se basa el texto de Elvira Lindo. Y que trata de mostrar por qué su defensa es absolutamente aberrante, por no decir indecente.

    La cuestión aquí, es si pensáis que las ocurrencias de Lindo son o no defendibles y por qué. Creo que trasladar esto a un supuesto ataque a Elvira Lindo global y descalificador, como sumario juicio de intenciones, es desviar el tiro. Así que Borja, Mar, de ventre, ¿creéis que lo que dice Elvira Lindo se sostiene por algún lado? Si es así, ¿podríais explicarlo? Si no es así, ¿por qué no podemos descojonarnos de ella como vía para criticar esas posiciones, que siempre es más agradable que hacerlo en plan indignado?

  42. Comentario de de ventre (19/02/2010 10:48):

    eh, que yo lo del descojone lo agradezco, eh? de hecho, leer una crítica negativa de algo que me gusta es muy estimulante!

    sólo quería decir que a mí me gusta elvira lindo y que el artículo me parecía un poco “ad hominem” (bueno, como se diga y decline mujer en latín), más que en criticar el tema en cuestión.

    pero, que por mí cómo si lo escribes en verso. si es divertido (y lo es), para mí mejor que mejor.

    reconoce (y no como derrota sino como realidad) que la estructura del artículo es (ideas fuerza):

    – elvira lindo es mala de cojones y trepa de prisa.
    – elvira lindo acabara siendo una cura laica (a la gabilondo).
    – como muestra un botón: el artículo de garzón.
    – esta tipa se pone morada a canapés, champan y suites en el waldorf con nuestros dineros, menuda cara.
    – qué fuerte lo de garzón.

    vaya, yo me he reído leyéndolo, pero muy en el tema no has entrado, aunque si te has quedado a gusto, por mí perfecto.

    en cuanto al fondo de la cuestión, me he enterado de más cosas por los comentarios, que por el artículo en sí, todo sea dicha, gracias lpd!

    j

  43. Comentario de pepito71 (19/02/2010 11:31):

    Coincido con las críticas en lo particular a Elvira Lindo del artículo, pero creo que elevando el ámbito del artículo al proceloso mundo de las ideas, o sea, realizando una abstracción, se está plasmando una crítica real de la doble moral progresista/modernista con la que coincido, más que nada por joder, y a pesar de que Andrés no la quiere -parece- realizar.

    Es casi el colofón de la penúltima, si no recuerdo mal, encíclica de Juan Pablo II sobre la ética acomodaticia y los males que origina el cambiar de criterio en función de las circunstancias y el no disponer de principios razonados.

    Pero aún así, me cae bien Elvira Lindo. Será que sólo la leo cuando me apetece….respecto a su marido: no he conseguido leerme libro alguno entero, tras tener que abandonar el jinete polaco por aburrimiento y ventanas de Manhattan por falta de entusiasmo. Pero ella tiene sentido del humor, y seguro que tiene un pañuelo palestino, por lo que es un modelo a seguir (ja).

    Mi opinión sobre los trabajadores de Prisa (entre los que están algunos de mis mejores amigos, cosas de la vida) me la callo, que posiblemente es susceptible de ser delito (depende de la orientación política del juez), pero mis discusiones con ellos sobre temas varios (en los que me ilustran siempre, a pesar de que en algún caso soy profesional en la materia -sin el toque izquierdo-progresista que confiere veracidad en lo particular y unidad de destino en lo general- y ellos no) me hacen recordar la omertá unas veces y a Beria otras, lo que como homenaje implícito a Mario Puzo no está mal.

    Saludos y gracias por el artículo.
    Pepito”yosiquesoyprogresistaquehevividoenusa”71.

  44. Comentario de Andrés Boix Palop (19/02/2010 18:20):

    Lo que está claro, y parece que hemos llegado a ese punto común casi todos, es que entre Elvira Lindo y el marido nos quedamos todos con Elvira Lindo. Muy especialmente como escritora. ¡Y yo que pensaba que eso era una particularidad perversa muy mía!

  45. Comentario de John Constantine (19/02/2010 18:34):

    Pero , al final, la discusión -y perdón si me reitero- ¿la tenemos sobre el fondo de la crítica o sobre sus formas?

  46. Comentario de Jordi P. (20/02/2010 19:48):

    Pues Andrés yo me quedo en el sector minoritario, a mi Muñoz Molina me gustaba. Leí “El invierno en Lisboa” (cuando no era tan famoso, si es que era famoso) y “Plenilunio” y me gustaron los dos. Posteriormente intenté atacar “El jinete polaco” y a pesar de que seguí pensando que escribía muy bien debo reconocer que no tuve fuerzas para terminarlo. Con Elvira Lindo no he sintonizado mucho, tal vez por una cuestión de formas como dice Constantine. Los artículos humorísticos empezaron haciéndome gracia pero me saturé.

  47. Comentario de Mar (21/02/2010 22:15):

    “Borja, Mar, de ventre, ¿creéis que lo que dice Elvira Lindo se sostiene por algún lado? Si es así, ¿podríais explicarlo? ”

    MENUDA MANERA DE LEVANTAR HUMO!!!

    Mi crítica es a la intención, según yo equivocada, que le pones a las palabras de Lindo cuando hace una crítica de los presuspuestos bajos de cultura.
    Le achacas que se queja de que no puede forrase y de que se sacrifica por vivir medio fuera de España.
    Para mí esa queja que tú dices que hace es inventada por ti.
    Y además, qué pasa, que llegado el caso los diputados no van a poder decir si sueldo es inferior a la media del de los diputados de otros países porque eso es políticamente incorrecto, porque ya cobran bastante más que la mayoría de los ciudadanos.
    Pues para mí no, señores. Y quienes más legitimados eestarían para hacerlo serían ellos, como en este caso es gente como ella para decir si se destina más o menos dinero del Estado para acción cultural en el exterior, que la conoce de cerca.
    Vaya, que su crítica a eso sí que veo que se sostiene por todos los lados.

    “Si no es así, ¿por qué no podemos descojonarnos de ella como vía para criticar esas posiciones, que siempre es más agradable que hacerlo en plan indignado?”

    Puedes descojonarte, criticar en plan posistivo, negativo, enfadarte, ser buenrollista, lo que quieras, claro, pero el estilo por el que optes ha de ser honesto con quien te lee, y en este artículo para mí no lo has sido. Y el riesgo de lo anterior es acabar haciendo siempre el mismo artículo. con la misma crítica y poder acabar siendo una caricatura de lo que se critica.
    Vaya, como es una progre institucionalizda vamos a descojonarnos no importa cómo planteemos la crítica, la primera condición ya la legitima. No estoy de acuerdo.

    Sobre el otro asunto de su artículo, el de Garzón:
    Nadie aquí ha dicho que E. Lindo no esté haciendo una defensa de Garzón parcial y que por amiguismo pueda estar olvidando detalles importantes de su filantropía…

    Pero a ella por amiguismo, a ti por rechazo visceral, ambos planteáis vuestros respectivos artículo de manera similar. Uno, tú, añades intenciones descaradas que no hay en las palabras de alguien donde y ella obvia detalles donde quiere, en ambos casos para acercar a su público y defender sus posiciones.
    Igual de criticable en los dos casos.

    J Constantine, según yo es una cuestión de fondo y forma, pero poco a poco se ha ido levantando un humo y mareando la crítica inicial que repito, es la de ver que ella dice sacrificio donde ni lo nombra.

    Y a mí también me gustó mucho El invierno en Lisboa, mucho.

  48. Comentario de Andrés Boix Palop (LPD) (22/02/2010 08:09):

    Podría llegar a estar de acuerdo en que se plantee que diputados e incluso gestores culturales de campanillas están mal pagados en España porque en otros países de nuestro entorno se cobra más. Ojo, podría llegar a estar de acuerdo en que se plantee el tema, que no en la conclusión (yo, qué quieres que te diga, no creo que en esos concretos casos, contando sueldo y extras, se pueda decir que el nivel retributivo es bajo ni, en términos relativos, comparando la masa salarial del país, inferior a los del resto de países, es más, la situación es antes bien la contraria). Pero Elvira Lindo no se queda ahí. Elvira Lindo achaca la situación a la miseria moral y condición envidiosa inherente a los españoles no cultivados (ya se sabe, “no tenemos remedio”). Sinceramente, ahí es donde creo que la cosa se descontrola y ella desbarra. Al ponerse dramática con una cuestión que, incluso si ella tuviera razón, sería una cuestión menos y no una desgracia nacional.

    En cuanto a lo de Garzón, creo que estamos de acuerdo, en efecto, en que hay detalles importantes de su filántropa actuación que Elvira Lindo obvia.

    Si me permites, por contra, y sabiendo que quizás no sea yo la mejor persona para juzgarlo, creo que te equivocas cuando achacas el artículo a algún tipo de “rechazo visceral” a Lindo. Como ya he dicho varias veces, no tengo nada contra ella (bueno, sí, que ha habido épocas en que se ha hecho un poco pesada su omnipresencia en medios de PRISA, pero eso es fácil de resolver obviando sus actuaciones) e incluso pienso que es una escritora de novela infantil con gracia. El rechazo no me lo genera ella, sino lo que ha escrito. Más que rechazo, de hecho, una mezcla de alucine y descojone. Espero que se entienda por qué.

  49. Comentario de de ventre (22/02/2010 10:53):

    andrés, secundo a mar en su crítica. además, sin entrar en el fondo del artículo, tampoco me parece que lindo hable de lo poco que cobra su marido, sino del escaso presupuesto para actos y tal (sí, supongo que para saraos también).

    vaya, me interesa saber qué le ha dado a esta señora para una defensa tan a ultranza de garzón y más obviando la contraparte. para ti la respuesta es clara, de prisa es y en prisa se ha de convertir, pero para mí, que a mi juicio nada un poco a contracorriente, me ha sorprendido.

    j

    pd. ah, mar, para mí el invierno en lisboa fue un tostón como pocos. voy a montar un partido para la abolición de las ambientaciones jazzisticas en la novela negra. instrumentistas de viento taciturnos al paredón!

  50. Comentario de Borja (23/02/2010 02:10):

    Andrés,

    Lamento el retraso en contestar.

    Mi resumen sería:

    i) Una columna con poca chicha no creo que dé para un par de cañonazos. De lo que infiero que
    ii) Hay algo personal por tu parte. Como lo has descartado (y así lo sospechaba porque siempre te distancias y cuando no lo haces, lo anuncias [vide caso Gurtel, escuchas]) salta mi hipótesis de lo hipercríticos que somos. Tu tono creo, con toda confianza, que viene a confirmarlo cuando no te reafirmas sino que preguntas y luego te justificas apelando al sentido del humor cuando Mar habla de una cortina de humo.

    Dices “(…)De veras crees que el comentario es un buen ejemplo de visión autorreferencial no sustentada en una reflexión más o menos personal? ¿También piensas que no se llega al detalle? Más en concreto, ¿qué detalles te faltan para que entiendas que hemos abandonado un estado de insuficiencia?”

    Mi argumento es de forma y, de algún modo, de fondo.

    Vaya por delante que el fondo del artículo pudiera llegar a compartirlo aunque, como dice Mar, deslizas algunas ideas que Elvira Lindo no expone.

    http://www.microsiervos.com/archivo/ciencia/neave-fractal-mandelbrot.html

    Ahí va una animación de un fractal que representa la analogía.

    Tu comentario es personal. Todos lo son. Enciendo el microscopio y veo que Elvira Lindo dice que España no tiene remedio y que los sueldos son escasos. Redactas el comentario ante un artículo de relleno como ese. Un par de bombas. Amplio el microscopio. Cielos, sigue siendo insuficiente porque si Elvira Lindo hubiese dicho que los sueldos son suficientes y España hubiese sido el Nirvana sospecho que hubieses criticado que dónde vive la escritores etc… Insuficiente, porque del tono se deduce que hubieses ido a machete cualesquiera que hubieran sido los argumentos derivados del contenido del artículo de Elvira Lindo. No se detalla el sueldo pero se desliza la idea de que cobran una pasta. Por ejemplo, Más microscopio. Si Elvira Lindo hubiese mencionado que el Director del Cervantes cobra 8.000 € netos hubieses escrito que es una pasta etc.

    El caso es que esta observación puedo aplicármela a mí porque actúo de manera similar a la tuya: lo que nos diferencia es que yo no soy público y tu sí. Mi comentario iba más bien por el hecho de que somos más críticos en sentido negativo con aquellos con los que en el fondo solemos compartir puntos de vista que con aquellos cuyas opiniones son más distantes. Mi razonamiento es parecido a uno que empleas con los pitos al Rey. Cuánto más cercanía hay, más legitimado se está para someterlo a juicio. Si se trata de pitar al Rey, que hagan lo que quieran, libertad de expresión ante todo. Si se trata de criticar al Cervantes, con más motivo. Cuanto más cercano, más caña. Elvira Lindo: dar cera pulir cera. Creo que el tiro tiene que ir por otro lado.

    A eso me refería. Es la forma del artículo y la elección de Elvira Lindo como foco de atención. Creo que el tono del comentario ha sido excesivo, parecía casi personal y no creo que fuera proporcional a la columna.

    Si uno analiza la trayectoria del matrimonio Muñoz-Lindo:

    http://archivodigital.cervantes.es/fichas/centros/nueva_york/mu%F1oz_molina.htm

    http://www.elmundo.es/elmundo/2006/06/29/cultura/1151597516.html

    parece razonable que Elvira Lindo se mosquee porque no hay un clavel. Vive en NY y sabe lo caro que es y más con el sueldo tan bajo de Director del Instituto Cervantes Si Uds, supieran lo caro que esta todo. Estamos ciegos por no ver la justicia del Juez El Juez pide dinero al Banco, se lo dan y Santas Pascuas. Ella lo justifica pero olvida mencionar que luego el Juez no se abstuvo de conocer en un procedimiento incoado al Presidente de ese Banco que le financió esa estancia. Como jurista que eres -creo-, podríamos hablar de la auctoritas y la potestas un rato y de la responsabilidad de un funcionario en el ejercicio de sus funciones porque Garzón, aún de vacaciones pagadas por todos, sigue siendo Juez y más cuando las conferencias que da las imparte en razón de su cargo. Digamos que hay un plus de responsabilidad en él sobre el que no se ha reparado convenientemente: se le ha acusado de prevaricar y eso no es, no. Pero sí debiera haberse separado de instruir la causa aunque estoy seguro que no se ha visto condicionado por la presunta subvención o dádiva (i.e. caso hija de Chaves. Esperemos ese Auto porque podrá ser de aplicación al caso Garzón).

    Los temas de la columna serían:

    I) el síndrome de la Moncloa (o de cómo perder la perspectiva de la realidad social por parte del matrimonio Muñoz-Llindo). 8.000 € al mes es-una-pasta.
    ii) los extremos se tocan porque el comportamiento de Garzón en NY es indefendible. Todos los medios afines al PP han jaleado a Aznar haciendo el Supermán en Oviedo y los afines al PSOE apoyan a Garzón.
    iii) La generalización de que España no tiene remedio es absurda.
    iv) El concepto aquel de que la gente de izquierdas no puede forrarse es de mediados del XIX.

    En fin, si alguien tiene el correo de Elvira Lindo que le mande el enlace. Bien pudiera ella aparecer por aquí para explicarse qué es lo que ha querido decir y para que flipara lo que desencadena una columna alimenticia.

  51. Comentario de Andrés Boix Palop (LPD) (23/02/2010 13:54):

    Bueno, Borja, tengo poco que añadir o replicar, la verdad. Casi que sólo me queda invitarle a que nos envíe textos para publicar en LPD.

    Aún así:

    – Acabaré teniendo que escribir sobre Garzón (prometo hacerlo en breve, y prometo tratar de hacerlo con cierta mesura y objetividad). Le invito a que le pase su filtro.

    – Si el problema de fondo es que la columna alimenticia, como muy bien denominas, de Lindo no merece los cañonazos y que la cuestión clave es la “desproporción” no puedo negar que quizás tengas razón. Pero no sólo de asuntos graves y esenciales vive el hombre y, sobre todo, a veces pequeñas muestras en sí poco importantes son manifestación de un determinado clima social y formas de pensar, que tú bien describes, y que merecen ser cuestionadas. Una forma de hacerlo, creo, es tomándolas como ejemplo y ridiculizándolas. Incluso aunque no lo merezcan. Incluso cuando pueda ser desproporcionado.

    Una pregunta más. Aplicado ese filtro suyo tan exigente, ¿no cree que se escaparían a la reprobación poquísimos textos, comentarios, críticas?

  52. Comentario de popota (23/02/2010 15:32):

    ¿Tiene poco chicha un artículo fuertemente ideologizado, defensor de una élite de privilegiados, que fomenta el sectarismo -Garzón es de los nuestros- y, por si fuera poco, defiende una práctica tan impresentable como la “amistad” entre un juez y el pollo al que absuelve?

    Si eso tiene poca chicha, no quiero ni pensar lo que nos va a proponer Lindo cuando se decida a meterle chicha…

  53. Comentario de Borja (24/02/2010 02:36):

    Andrés y Popota,

    Llevo leyendo LPD ocho años, más o menos. Nunca me atreví a comentar nada por el nivel de los artículos. Este es el primero que comento porque me parece que se ha sido injusto con quien suele elevar por original el nivel de columnistas de El País. No es Pérez Royo, ni Cruz, ni Pradera ni el resto de la caterva de columnistas de carril. Y ya no esta el gran Enric. Los que a mi juicio valen (Ruiz Soroa, por ejemplo) salen muy de vez en cuando y ésta, que escribe un par de veces a la semana, la linchamos por un artículo desafortunado.

    Se habrán escrito centenares de artículos en LPD y es el primero que critico -en negativo- y me hago participe de la crítica porque yo hago lo mismo en cuanto al tono. No obstante, me elevais a la figura de censor de LPD o mejor a la figura de defensor del paginodefinitivo. Al contrario, no esta de más que en LPD aparezcan comentarios críticos lo que hace que el debate sea mejor. Uno entra en cualquier página al uso y suele haber una cla que jalea al autor. Me asombra es que en plural o libertad digital o escolar haya 200 comentarios por entrada que sistemáticamente vienen a reproducir lo dicho por el plumilla de turno.

    Por tanto, se escapan muchísimos artículos de comentar porque podré estar de acuerdo con ellos o no en el fondo pero la forma ha venido siendo impecable. Éste ha sido el primero desenfocado por los motivos expuestos.

    Sin ir más lejos, pensaba que era de los pocos que veía el enano rojo en Madrid a las 9.30 de la mañana de un sábado de resaca. Y ya veo que no. Y ahora entro y me encuentro un artículo sobre Rimmer, la leyenda. Gracias.

    Borja

  54. Comentario de Andrés Boix Palop (LPD) (24/02/2010 10:48):

    Borja, es todo lo contrario. Te contesto (e intuyo que popota también) precisamente porque tus críticas nos parecen sensatas, interesantes, bien construidas y que merecen ser discutidas. Mis preguntas no pretendían cerrar el debate sino todo lo contrario, alentarlo. Y cuando te decía, en relación a tu exposición, que me quedaba poco que decir, salvo invitarte a que nos escribas cosas, no había atisbo de ironía alguno. Únicamente, como te decía, me queda ese reproche: aplicado ese filtro, ¿acaso no podemos enjuiciar negativamente casi cualquier crítica a la obra o pensamiento de otro, excepción hecha de que esté perpetrando personalmente algún tipo de holocausto?

  55. Comentario de Mar (25/02/2010 21:08):

    Andrés, de verdad, ¿no te das cuenta de lo chunga que es esta pregunta tuya como cierre?:
    “¿acaso no podemos enjuiciar negativamente casi cualquier crítica a la obra o pensamiento de otro, excepción hecha de que esté perpetrando personalmente algún tipo de holocausto?”

    Aquí se ha criticado la manera de enlazar argumentos para hacer una crítica, pero tal y como planteas la pregunta parece que estamos metíéndonos con el, ohhh, bendito derecho a la libertad de expresión, que lo digo con sorna, pero no, considero que es muy importante.

    Tú debes de leer mucho los periódicos y seguir mucho a los políticos e incluso hacerles mucho caso en sus poses porque empiezas a parecer uno de ellos: humo, humo, humo, para desviar el debate y llevarlo a tu terreno

  56. Comentario de Andrés Boix Palop (LPD) (26/02/2010 09:07):

    Entonces, ¿cuál es el debate del que no hay que desviarse? ¿El de si Lindo tiene o no razón en las dos ideas que defiende? Porque ese debate me encantaría tenerlo. ¿El de si es proporcionado y razonable criticar su artículo con especial virulencia? Porque ése es el que estamos teniendo y, aunque no sea el de mi preferencia, en él estoy. Simplemente trato de afirmar que:
    a) Ni la crítica es agresiva o está basada en elementos de odio personal.
    b) Ni creo que sea exagerada porque, como he expuesto, ambas ideas me parecen de suficiente importancia y “chunguez” como para ser denunciadas (ellas, no la autora).
    c) Ni pienso que sea injusta debido a que Lindo manifieste lo que otros muchos puedan haber dicho también. El caso es que yo leí lo que escribió ella y cómo lo argumentó y me pareció de suficiente importancia (y reflejo de un clima y actitud más general) como para centrarme en ese texto. Pero sí creo que es un derecho de cualquiera seleccionar qué libros, textos, películas o tonterías centran su vida.

  57. Comentario de popota (26/02/2010 18:48):

    Muchas gracias a Mar y Borja por las críticas. Sigo sin comprar eso de que, total, el artículo de Lindo es una chorrada sin importancia, por lo cual cualquier crítica al mismo parte de la animadversión personal: una vez más, lo que se critica es lo que dice Lindo -adicionalmente, yo añadiría una crítica al modus vivendi de la señora, al margen de cualquier consideración ideológica o literaria sobre su trabajo, que tampoco forma parte del artículo-, no a Lindo. Por ejemplo, y por más que sea un cáncer para la democracia y el periodismo español, el trabajo de Pradera me parece de una solvencia muy superior al de Lindo.

  58. Comentario de Mar (03/03/2010 21:52):

    http://www.elpais.com/articulo/espana/Universidad/Nueva/York/certifica/Garzon/pidio/recibio/patrocinio/Santander/elpepuesp/20100303elpepunac_22/Tes

    Hombre…, si no es una colaboración íntima, que es una colaboración institucional, está bien, ¿no?

  59. Comentario de Andrés Boix Palop (LPD) (03/03/2010 23:49):

    Obviamente, Garzón tiene derecho a presentar argumentos para su defensa y la acusación ha de demostrar que efectivamente fue él quien pidió el dinero y que luego ese dinero, aunque fuera vía la institución de turno, acabó siendo para financiar el chiringuito que tanto gustó a Elvira Lindo. Dicho lo cual, las cartas cruzadas entre Garzón y Botín requieren, jurídicamente (al menos en mi opinión), de algo más que la mera interposición de una institución como receptora del dinero y organizadora del evento para que se pierda de vista, materialmente, en qué consistió el asunto.

    Por poner un ejemplo que a Garzón le gustaría, ya que fue quien imputó a Camps por unos supuestos regalos. Si Camps hubiera pedido dinero a Orange Market para que esta empresa, a su vez, se encargara de transferírselo a una empresa de eventos y esta empresa fuera la que le comprara los regalos a Camps y se los diera graciosamente, ¿entenderíamos que una defensa basada en “ojo, que a mí no me dieron la pasta sino a esta empresa, a mí que me registren”?

  60. Comentario de popota (04/03/2010 09:50):

    Dice el abogado de Garzón que bla, bla, bla con independencia de que Garzón “mantuviera contactos con los patrocinadores en el contexto de preparación de los coloquios, así como, ciertamente, para agradecer su patrocinio”.

    Mi pregunta es: ¿nos parece bien que meses después de darle las gracias a X por un patrocinio el juez pasara de inhibirse en un caso en el que debía juzgar a X?

    A mí, desde luego, no me gustaría ser la parte que presentó la querella.

  61. Comentario de Mar (05/03/2010 20:25):

    Antes que nada, para mí lo de Lindo tiene dos partes, lo del sacrificio y tal y ya expresé arriba mi postura.

    La segunda parte, lo de Garzón.
    Respecto de ese tema, con el link a la noticia de El País no pretendo ni apoyar ni criticar la actuación de Garzón, sólo me pareció un guiño simpático para meter en este artículo: que el certificado de la Universidad convierta la relación íntima en relación institucional y se pretenda con ello excusar la actuación del juez me parece tan triste como que en otros contextos, caso Gurtel, se haya argumentado que un juez no debía inhibirse del caso porque la amistad que le unía al Presidente, sujeto sobre el que debía decidir, no era íntima sino institucional.

  62. Comentario de Mar (05/03/2010 20:27):

    entenderíamos que una defensa basada en “ojo, que a mí no me dieron la pasta sino a esta empresa, a mí que me registren”?
    No, claro. Para estar tranquilos, pediríamos un examen global de la situación, con perspectiva, que es lo que a algunos nos gustaría que pasara en la CCVV y que no pasó hace unos meses, en parte, por decisiones adoptadas por el juez referido que no se inhibió

Comentarios cerrados para esta entrada.