- La Página Definitiva - http://www.lapaginadefinitiva.com -

Gran Hermano 11 en cinco minutos

Después de haber pasado años pagando por seguir de pie o sentado en frío cemento, bajo la lluvia, viento polar, o sol abrasador, el divertimento dominguero de unos millonarios en calzoncillos; después de catear todas en septiembre por haberme pasado el verano siguiendo las evoluciones de un grupo de -espiritualmente hablando- albanokosovares en bicicleta; después de encontrar en Melrose Place a razón de dos episodios diarios por la mañana y el Cate D´Or de ron con pasas un motivo para pasarme tres meses sin hablar con otros seres humanos, después de todo esto, que por motivos laborales haya tenido que seguir Gran Hermano 11 con la misma atención al canal 24 horas que tenía en el espacio aéreo la oficina de respuesta nuclear del Ministerio de Defensa de la URSS, pues ha sido como pasear por una regia alameda de almendros en flor entonando la Salve Rociera.

El modelo productivo español estará estancado, la crisis lleva camino de perpetuarse, pero ahora bien, en Gran Hermano, somos líderes mundiales. Sólo Inglaterra nos sigue de cerca con una edición menos (empieza este año la once, mientras Telecinco anuncia hoy la doce). Y todo esto sin visos de flaquear, batiendo récords de audiencia. Un negocio con penetración en internet y telefonía móvil, que llena páginas de revistas y da trabajo a periodistas y fotógrafos, colma de clientes las discotecas en las giras que realizan los ex concursantes dinamizando el sector hostelero -motor de nuestra economía- cuando no las abren ellos directamente creando empleo con sus propias manos. Quizá el ejemplo de economía sostenible más sólido con el que nuestro país asombra al mundo al abrigo de sucesivos gobiernos centrales tanto del PP como del PSOE. Y dicho lo cual, ofrecemos a continuación un resumen de la úndecima edición a través de las correrías de los concursantes que entronca románticamente con aquel legendario seguimiento del primer Gran Hermano de la LPD Vintage [1]. Un manual básico para no quedarse fuera de ninguna conversación de chiringuito playero este verano.

INDHIRA

Natural del Málaga. Hija de un indio. Dijo en el casting que entraba en Gran Hermano para que ser famosa le abriera puertas. Ha sido la revolución del concurso: Nunca a nadie se le habían corrido en la cara. Y fue tan sólo uno de los múltiples episodios sexuales que tuvo con el concursante Arturo, su quebradero de cabeza. Tras tener encuentros sexuales con él en todos los rincones de la casa, incluido un ataúd el día de Halloween, el chico mostró interés por una concursante de Santander, Carol, e Indhira directamente enloqueció. Migrañas, lloros constantes, desvanecimientos y ataques de ansiedad fueron la tónica desde ese momento. Más aún cuando Arturo la llamó “peluda” y se quejó de que “lleva dos kilos de maquillaje” y de que “tiene las carnes blandas porque no hace ejercicio”. El melodrama culminó cuando, presa de la ira y de los celos, la despechada arrojó un vaso de agua a Carol por lo que fue expulsada disciplinariamente (lo que se tradujo en un treinta y tantos de share y ochocientos mil visitantes únicos en la web en veinticuatro horas). Graciosamente, un día antes había tirado un trozo de lasaña a la cara de Arturo sin que a la audiencia ese instante le pareciera tan estimulante.

ARTURO

Vasco con el servicio militar cumplido de voluntario en las COES. Entra en el concurso porque tiene tres hijos con tres mujeres diferentes y necesita dinero para sentar cabeza. Nada más empezar todo, se lía con Indhira y se acuesta con ella varias veces al día. Gracias a estos momentos también sabemos de él por sus propias palabras que se empalma con mayor dureza y esplendor si folla de pie, que siempre le han llamado “Arturo, pito duro” y que es capaz de disparar una eyaculación realmente lejos. Un día en el jacuzzi mostró una erección haciendo ‘el mástil’ flotando en el agua, lo que le valió el sobrenombre televisivo de “El delfín”. El resto del concurso lo pasa bebiendo calimocho desde las diez de la mañana. Cuando se aburre de Indhira, se interesa por la cántabra Carol. Aguanta estoicamente los chispazos del triángulo amoroso y, cuando la primera es expulsada y por fin tiene vía libre para hacer lo que quiera con la otra, se da de bruces con tajantes negativas. El muy incauto había pensado que las insinuaciones y miradas de fóllame en ojos de una chica bien de Santander con residencia en Donosti significaban literalmente: “fóllame”. Contrariado, aguanta sin pena ni gloria hasta el día de Año Nuevo, madrugada en la que saluda a 2010 acostándose salvajemente con la concursante rusoalmeriense, Tatiana, quien, mientras es penetrada con furia bajo las sábanas, jadea al grito de “¡qué hijo de puta, qué hijo de puta!”, y el otro “no te enamores de mí, eh, no te enamores”. Semejante muestra de gozo sin freno es castigada por la audiencia con la inmisericorde expulsión de ambos uno detrás del otro.

CAROL

Chica bien de Santander residente en San Sebastian. Irrumpe en el romance de Arturo e Indhira comentando sin atisbo de vergüenza ante ambos que ha soñado que se enrolla con Arturo, logrando que él se dedique plenamente a trabajársela y ella la odie a muerte. Sufre la pesada carga de la ojeriza de Indhira hasta el citado conato de agresión para luego, cuando ya no había obstáculos para que se liase con él, plantar al ex militar e irse en topless al jacuzzi con un empresario madrileño, Gerardo, al que tampoco permite que la toque un pelo. La audiencia la larga sin contemplaciones.

TATIANA

19 años. Mitad rusa, mitad almeriense. Todo lo que dice lo dice a gritos y todo lo que dice tiene que ver con su coño. Su lema diario es: “¡Me lo paso por la rajeta del coño!” pronunciado en una exótica pero misteriosamente atrayente mezcla de acento ruso y andaluz. Si bien su frase más excelsa es otra que sólo dice en una ocasión: “Tengo pus en el ojete”. Llama la atención que su primer romance dentro de la casa de Gran Hermano sea el concursante murciano lesionado medular (parapléjico), Toscano. Con quien mantiene un sí pero no, del que sólo sabemos qué ocurrió realmente cuando él lo larga todo bebiendo con los amigotes en el bar que tenía la casa incorporado: “le hice un dedo, estaba todo mojada, pero no sé si se corrió o qué”. Con quien no cabe duda de que sí gozó es con Arturo porque inmediatamente le bautizó como su “follamigo”. Para el recuerdo, las imágenes en las que lame la mano con la que el vasco la ha masturbado.

TOSCANO

Jugador de baloncesto en silla de ruedas de la selección española. Murciano. Su lesión no le impide atacar sin piedad a todas las mujeres a ver qué cae. Tatiana se deja llevar en un principio, pero no se atreve a culminar del todo (a cuatro patas astillando el cabecero de la cama con el cráneo, según los cánones que ha marcado este año el programa) y sólo accede a dormir con él y acariciarse. Esta situación perturba al joven Toscano que cae en las redes del concursante transexual Hans, quien lo manipula para que traicione a sus amigos, Tatiana incluida, lo que lleva al murciano a una espiral de mentiras y traiciones hasta dar con sus huesos en la expulsión el día en que sale nominado. El resto de concursantes se resistía a nominarlo por su condición de minusválido y la audiencia le cogió gato porque, al margen de no ir de cara (muy valorado en este reality) las cámaras le captan reconociendo que si le favorece ir en silla de ruedas porque da pena, se aprovechará.

HANS

Madrileño en paro. Entrar en Gran Hermano es el sueño de su vida. A las pocas semanas del concurso, su madre reconoce en el plató que nació mujer y que se operó para ser hombre. Eso sí, sin genitales masculinos. Su paso por el concurso, sin embargo, resulta muy poco cargado de testosterona pues va de oreja en oreja poniendo en contra a quienes le interesa siempre bien parapetado tras la silla de ruedas de Toscano, al que considera su mejor amigo. Confiesa en cierta ocasión que nunca ha mantenido relaciones sexuales con nadie. Una vez expulsado, le espeta a Indhira en directo: “Yo trabajo en el mundo de la moda en Madrid, o sea, en el centro, y aquí cuando algo se pasa de moda llega a Málaga, a provincias ¿me entiendes? y dentro del concurso te ayudaba a vestirte porque me has dado pena, porque me dabas pena, que llevabas hasta el precio pegado en los zapatos”.

NAGORE

De Bilbao. Expulsada con el mayor porcentaje de la historia de Gran Hermano en todo el mundo. Si se es de Bilbao, se es de Bilbao. Sus maneras autoritarias, carácter agrio, broncas indecentes como una al paralítico Toscano por meter las rebanadas de pan Bimbo en el tostador con mantequilla untada (que ya le vale), le generan una antipatía del público como nunca se ha visto y sale con un 95% de los votos.

MELANIE

Chica rubia con el pecho operado natural de Canarias.

GONZALO

Concursante argentino. Cautivador y ocurrente, camela a las dos anteriores para que hagan lo que él quiera. Un día, por motivos desconocidos, no tiene tabaco. Monta en cólera y lo paga con la mujer más mayor dentro de la casa, la ferrolana Pilarita, a quien grita injuria y vitupera por la posición de una silla frente a una mesa como si se tratase de lo que más repugna a un argentino, un colegiado. A las pocas horas de vejar a la anciana (incidente que explicó así: “¡casi le arranco la cabeza, te lo juro, le dije que se callase y ella siguió ‘ñiñiñiñiñi”!), está a punto de llegar a las manos con el concursante de L´Hospitalet, Siscu, por lo que sufre una expulsión disciplinaria y el escarnio público de Mercedes Milá. Él se defiende: “tengo un monstruo dentro”.

PILAR

Señora esposa de Luis Ferreira, ex jugador del Racing de Ferrol, del que desde hace muchos años corren curiosísimas historias de boca en boca en dicha localidad. La mujer se pasa el día fumando y tomando no sé el qué, pero que genera suculentas bromas por parte de los demás concursantes que consideran que siempre está “pedo de barbitúricos”. Su momento estelar fue en la primera semana de concurso, cuando cerró las persianas, se subió la falda y mostró unas bragas verdes para anunciar a voz en grito “¡son de los chinos!”

SARAY

Hija de Pilar. El atractivo de su personaje reside en que por internet circularon unas fotografías donde se podía ver su figura de modelo antes de entrar en Gran Hermano, que lo hizo un pelín más rellenita, pero que fue engordando mientras transcurría el programa a base de tomarse la mayonesa a cucharadas a las dos de la mañana por la ansiedad que le producía la estancia en la casa. Bastante más gruesa, a mediados de concurso, enumeró a bombo y platillo los efectos en su cuerpo de una mestruación. Tales como el endurecimiento de los pechos, que dejó que todos la tocasen para comprobarlo. En los últimos compases, inició un romance con el empresario Gerardo, que fue duramente criticado bajo la acusación de montaje y de “darse los besos sin lengua”. Desgraciadamente, no pudieron despejar las dudas porque dos veces que estuvieron a punto de acostarse, en una ella tenía la regla y en la otra apartó a su amado clamando por galletas ¡galletas por caridad! Su madre, Pilar, aprueba la unión porque cree que él es muy atento.

GERARDO

36 años. Madrileño. Auténtico y genuino viva la Virgen. Autor del libro ‘Ligar, torear ¡qué arte! ¿y tú qué sentiste?’, donde la Historia de la Literatura Universal goza de pasajes como éste: “Estando en varias ocasiones desnudos y muy calientes, algo me decía que tenía que esperar… La primera vez no duré ni dos minutos. A los tres minutos, me puse otro preservativo (yo controlaba el tiempo de duración por las canciones de Julio Iglesias), esta vez fue poco más de una canción. La tercera vez llegué a cuatro canciones. Estuve un fin de semana con ella sin salir del apartamento, jugando al parchís, y el que ganaba elegía postura” o éste “Entonces tomé la iniciativa, le di la vuelta y la penetré con una fuerza inmensa, le agarré las nalgas y le hice el amor con una fuerza espectacular” o éste (las mayúsculas son del original) “¡TENÍA QUE CONSEGUIR QUE POR FIN ALGUIEN ME HICIESE EL AMOR CON LA BOCA! El adjetivo para definirlo es DELICIOSO, es una de las sensaciones más agradables que existen”. Empresario taurino, era el apoderado de Pablo Lechuga hasta que éste se enteró de que había entrado en Gran Hermano y rompió relaciones. Ha dicho que el paso por el concurso ha sido una experiencia inolvidable porque ha aprendido cosas que ignoraba a sus 36 años tales como barrer, fregar e incluso hervir unos macarrones, echarles tomate después y llamarlo “cocinar”. Odiado por todos por no dar ni chapa, ha sido el concursante que más veces ha estado nominado para salir, pero la audiencia, por lo que fuera, siempre tenía un odio más urgente que resolver. No ha cesado hasta conseguir enrollarse con alguien y la afortunada fue Saray. Quien, curiosamente, decía al principio que Gerardo le daba asco porque se creía que todas “eran sus pornochachas”.

SISCU

Natural del mismo poblacho que Pau Gasol, como habrá repetido diez millones de veces, no ha sido sino eso, un chico de barrio, pues todo era “para los del barrio” y “¡ese barrio!” y que si “te saco de marcha por mi barrio y flipas”. Tuvo el valor de encararse al argentino cuando atacó a la vieja, pero la sanción disciplinaria que le impuso el concurso dio con sus huesos en la calle. Nadie cuenta con ello, pero en la disputa entre el argentino y la vieja me juego unos euros a que la audiencia iba con el de la Pampa. Por lo demás, Siscu también quería ligar con alguien a toda costa, pero no tuvo suerte, sólo logró unas cosquillitas de Melanie, pero como tuvo la mala fortuna de nominarla mientras la otra estaba escuchando desde la pared contigua, la del váter, la cosa no fue a mayores precisamente. La abstinencia sexual la llevó mal y trató de forzar a Saray metiéndola mano por sorpresa y estrujándole las tetas a traición. Gestos que nadie ha censurado mientras que a Arturo, por acostarse con dos chicas y lamentarse por que no fuesen más, se le ha llamado de todo.

ÁNGELA

Lesbiana natural de México. Conoció a la que es su mujer por Internet, pero como su familia no aceptaba la unión por entenderla contra natura (y lo decía su padre que es médico), entró con ella en Gran Hermano. Su periplo fue corto, pues salió a las primeras de cambio al no poder cumplir la misión que el programa les había encomendado -que nadie descubriera que son un matrimonio-. No obstante, cumplió su objetivo pues su familia, por vía telefónica en riguroso directo, aceptó a Laura como esposa.

LAURA

Lesbiana de Elche. Mujer de la anterior. Su paso por el programa, al margen de lo descrito en Ángela, ha sido una auténtica y constante serenata de pedos. Sonoras ventosidades malolientes por las que algún concursante ha estado a punto de vomitar. Y si no podía tirarse pedos, eructaba. A veces las dos cosas a la vez. Y poco más. Que mientras Indhira estaba a punto de agredir a Carol, en la tensión de la pelea, en lugar de separar fue captada riéndose y disfrutando del momento. En fin, que duele caer en el tópico pero más en la mentira, por lo que hay que decirlo claro: una camionera.

CAROLINA

Natural de Alcobendas. Negra, hija de guineanos. Mujer de mucha conversación, refrescantes ocurrencias y léxico propio. Dijo que siempre había sido heterosexual “hasta que probó lo otro” y ahora, suponemos, le da a todo. Pero no hizo nada en Guadalix. Un día, tras ducharse, se desnudó por sorpresa quitándose la toalla de un movimiento ante el concursante madrileño monitor de pilates, Ángel, pero éste huyó con la excusa de ¡ay qué risa! Y otro día estuvo a punto de pegar al empresario madrileño Gerardo porque por las noches, para no tener que hacer su cama, se metía en la de ella que sí que estaba hecha. Lo vuelvo a repetir: es un empresario y es español.

ÁNGEL

Madrileño, de vocación militar adolescente entra en la escuela de oficiales pero sale contrariado para cumplir su sueño verdadero: ser profesor de pilates. Entra en Gran Hermano no se sabe muy para qué porque la tele se la suda, en sus propias palabras, esto “es un circo”, “la gente actúa”, todos le han decepcionado y donará parte de lo que gane a una ONG, “algo contra el cáncer, o algo de lesionados medulares, no lo sé todavía”. Sordo de un oído por su estancia en una base de helicópteros, tiene más atractivo comprobar si cumplirá su demagógica promesa que lo que ha hecho en la casa: mantenerse siempre al margen de todas las disputas, dar un poco de la razón a unos y otro poco a los otros contendientes y, tal vez, sólo ha sido humano cuando se enfadó y rabió ostensiblemente al comprobar que Arturo se estaba acostando con Tatiana “después de lo que le había hecho a Indhira”. Tampoco ha dejado de cantar en todo el concurso como pidiendo vez para Operación Triunfo por lo que no veo el momento de que vuelva a encerrarse en el gimnasio a predicar pilates.

REBECA

De Barcelona. Extraña mujer que habla largo y tendido con una muñeca de trapo a la que llama ‘Rosita’. Ante esto, los concursantes reaccionaron como buenos españoles frente a la diferencia, cogieron a Rosita, la violaron con un cepillo de dientes y colocaron la composición entre las cosas personales de Rebeca en un lugar bien visible. Una vez expulsada por más que ñoña, Mercedes Milá le mostró las imágenes de la violación en una especie de tortura homenaje a la segunda mitad de la Naranja Mecánica muy bien lograda.

JUAN

Maño con esclerosis múltiple. Frío y calculador, pero que muy calculador, se pasó el concurso planeando combinaciones de formas de nominar para quedar finalistas él y su camarilla. En un programa en el que la gente paga por un canal 24 horas para ver, en primer lugar, disputas, y después, si se puede, sexo indecoroso, pues ver a un tío haciendo permutaciones con cerillas durante horas y largas horas le costó una expulsión como que hay Dios.

LIS

Curiosa mujer que descubrió que Laura y Ángela eran pareja y, al confesarlo, sufrió la animadversión de todos los concursantes por chivata. Entonces, en lugar de hacerles frente, se fue del concurso muy enfadada con la organización que si quería decirle algo que fuese “¡con abogado delante!”. Y efectivamente, con su abogado sentado en una mesa con humeante taza de café en mano, le pasaron el contrato que había firmado al entrar por el que si decidía abandonar el concurso unilateralmente tenía que indemnizar al programa. Parece que ha tenido que vender uno de sus negocios e iniciar un lamentable periplo de plató en plató soltando abracadabras de muchos kilates para reunir dicha cifra. Ahora reniega de la magia y le emoshión de Gran Hermano. Caramba. ванная комната с ванной дизайн [2]сковорода вок чугунная купить [3]