2012

Es un lugar común afirmar que el cine ha muerto y que lo poco interesante que hacían hace unos años acabó subsumido en la televisión. Ahora el cine trata de administrar su decadencia –de la que sólo se salva el género del terror y el ridículo subgénero de vampirismo gay para adolescentes- vendiendo otras cosas con la película, generalmente cómics y/o videojuegos. Luego está la mayoría del cine europeo, que como vive de las subvenciones como que le da más o menos igual gustar o no al público (y bien que hace, porque, en efecto, no le gusta).

A pesar de todo lo anterior, hace más o menos un mes fui a ver 2012, inasequible al desaliento, sin esperarme mucho y asumiendo que estábamos ante un bodrioculón más, es decir: la película es una mierda, pero resulta entretenida, porque hay efectos especiales y eso. Y 2012, desde esta perspectiva, reconozcámoslo, no defrauda las expectativas: es una mierda, y hay que ver qué efectos,; ¡si parece que la Tierra es el ejército italiano, que no aguanta ni media hostia y cualquier miajilla de terremoto, volcán o tsunami se lo lleva todo por delante!

El argumento, por llamarlo de alguna forma, responde al manido asunto del escenario postnuclear. Todo se está yendo a la mierda y habrá que ver quién sobrevive, o si sobrevive alguien. Como ya no hay un enemigo digno de tal nombre desde que desapareció la URSS, de manera cada vez más habitual el enemigo es la malvada naturaleza, bajo forma de meteorito del espacio, extraño nanovirus que se lo lleva todo por delante, o terrible catástrofe en plan “Zapatero ha dimitido y le ha dado las llaves de La Moncloa a Hipatia de Benidorm” (en cuyo caso no llegaríamos ni a 2012).

La naturaleza es mala, inhóspita y muy poco civilizada. ¡Lo que tarda en fabricar petróleo y lo poco que le cuesta quemarlo! Dicho lo cual, el punto de partida de 2012 es tan ridículo que casi da vergüenza. El enemigo de la Humanidad son… los neutrinos. Uuuhhhhhh, los neutrinos. ¡Sabía que había que contenerlos, lo sabía!

El Sol, por razones que no vienen al caso, está soltando muchos neutrinos, incluso más de lo que en una estrella de tamaño medio como la nuestra es habitual. Estos neutrinos están llegando a la Tierra y generando un efecto invernadero a lo bestia y desde dentro, como si fuese un microondas, para entendernos. Y ya saben lo mal que sale la comida recalentada en el microondas. Contra los malignos neutrinos nada se puede hacer, porque son prácticamente indetectables, así que sólo queda resignarse y esperar a ver cuándo ocurrirá el desastre (consistente en que la Tierra se agrietará, se producirán grandes terremotos, explotarán supervolcanes y la corteza terrestre, cual borracho en garito de medio pelo, se desplazará un montón de grados, hundiéndose, arrugándose y estirándose, para acabar a miles de kilómetros de donde estaba). La cosa daría risa –de hecho, da mucha risa- de no ser porque a uno se le queda cara de “joder, ahora el malo son… ¿los neutrinos?”.

Por si esto no fuera suficiente, de vez en cuando los personajes de la película hacen referencias absolutamente forzadas a un sabio loco de los años 50 que, al parecer, “ya lo predijo”. Por no hablar de la absurda e irritante mención a que “los mayas ya lo sabían” (¿para eso exterminamos lo que quedaba del Imperio maya, que nuestro esfuerzo nos costó?).

A partir de ahí, comienza una sucesión de desastres que resulta bastante entretenida, sobre todo durante la primera mitad de la película, y visualmente llamativa (en el cine. No sé cómo quedará la cosa en un televisor. En todo caso, ni se les ocurra comprarse el DVD, como mucho descárguenlo. Si se van a comprar algo compren discos de Ramoncín y películas de Concha Velasco, como todo el mundo, joder). Desastres, naturalmente, salpimentados con una de las mayores agrupaciones de despropósitos que podamos haber visto en los últimos años en el cine, que ya es decir:

– Cuando los científicos descubren el inminente ataque de los neutrinos asesinos se lo comunican al presidente de EE.UU. Este , ni corto ni perezoso, tiene una reunión confidencial con otros 25 líderes mundiales (entre los cuales, y ya es para preocuparse, no está Zapatero), que hilan un plan para salvar a la Humanidad del desastre. Y, más concretamente, para salvarse ellos del desastre. Porque, en un alarde de realismo que honra a los guionistas, la existencia de este problema se mantiene en secreto, y se recurre al Gobierno chino (que para algo mantiene pulsos con Google y con quien haga falta sin despeinarse) para que construya no se sabe muy bien qué en el más absoluto de los secretos, una salvación reservada a los poderosos y a los que puedan pagar la entrada de 1000 millones de euros (es decir, los poderosos).

En efecto, amigos, 2012 nos cuenta una historia consistente en que la Humanidad perece en la ignorancia mientras sólo los ricos se salvan, el único detalle de neorrealismo italiano de la película. Que sí, que sí, que ahora con Internet hay mucha libertad y eso, pero a la hora de la verdad mantener en secreto la información, cuando conviene, no es tan difícil.

Échenle un vistazo a la crisis Ninja. ¿Alguien avisó de que había un problema? ¿A alguien le parecía excesivo el riesgo al que estaban expuestos los bancos? Y, cuando hubo que buscar culpables, además del Madoff ese, ¿exactamente cuánto han tardado los ejecutivos que provocaron la crisis en darle la vuelta a la tortilla y volver, más ejecutivos que nunca, para recortar sueldos, aumentar horas de trabajo y reducir plantilla “porque la crisis es profunda y todos tenemos que poner de nuestra parte”? Pues eso es el plan de 2012. Un plan en el que para participar hay que soltar 1000 millones de euros por pasaje. ¡Y nadie se entera de nada!

– Luego, claro, llega el puto desastre en sí y queda un poco raro que 6500 millones de seres humanos mueran mientras sus líderes políticos están a salvo merced al plan que han pagado con los impuestos de los fallecidos (recuerden que es una película y que el presidente de EE.UU. es un tipo guay; ¡si hasta es negro y todo!). Así que 2012 nos deja a dos mártires para la posteridad que renuncian a ocupar su plaza en el plan salvador y se quedan valientemente con los suyos. Uno de ellos, naturalmente, es el presidente de EE.UU., en un ridículo giro argumental más (a ver para qué cojones el presidente monta un plan sólo para ricos, en lugar de buscar una alternativa que salve a mucha más gente, si luego no va al menos a sobrevivir como el hijoputa que indudablemente es). El otro es… El primer ministro italiano. Sí, amigos, el sosias de Silvio Berlusconi. ¿Se queda con los suyos en Villa Certosa, follándose a glamourosas invitadas veinteañeras? Podría ser, pero no. Se queda… Rezando en el Vaticano (¡ni siquiera muere en su propio país!).
– La cosa podría haber tenido mucha miga si se hubieran limitado a poner escenas de delirante terror (¡la naturaleza desatada! ¡Temblad, pobres humanos, sobre todo si sois pobres!) entremezcladas con diálogos de los ricos preocupados por el estado en el que quedarán los campos de golf de la Tierra después del desastre. Pero no, había que hacer concesiones a la galería y ponernos delante a la típica “familia normal”, más repugnante que nunca, con mujer, marido, ex marido (el bueno) y dos niñitos tan repipis como estomagantes. Cualquier espectador con un ápice de dignidad desea que la familia feliz muera desde el primer momento, pero no habrá tanta suerte. Sólo muere el nuevo marido de la protagonista, la cual suelta un par de pucheros y a los cinco minutos ya está enrollándose con el ex.

– Al final la cosa decae (véase, por “el final”, cuando queda aún una insufrible hora de película), y uno sólo espera ver las naves espaciales que, según dan a entender de manera insistente los perpetradores del plan, están preparadas para quienes pudieran pagarlas. Dichas naves están en un misterioso complejo en mitad del Himalaya (para algo los chinos conquistaron y subyugaron Tíbet, joder, que luego los de los derechos humanos no ven más allá de sus narices y se ponen de un tiquismiquis que da grima). Pero no son naves espaciales. Son naves de las otras, de las de surcar los mates, con viento en popa a toda vela y eso.

Es decir, que el gran plan secreto que enhebra toda la película es que los principales gobiernos del mundo, unidos a las grandes fortunas, se han pasado cuatro años trabajando frenéticamente, codo con codo, para construir… ¿Cuatro barcos? ¿Cuatro putos barcos, como en “el arca de Noé”? ¿Y no podrían habérselos encargado a Bazán, y así al menos recuperábamos un poco el depauperado sector? ¿Cuatro años de trabajo para esto?

Así que el argumento de 2012 se resume en: la Humanidad es destruida por un sinfín de desastres naturales, que los poderosos mantienen en secreto para que nadie les perturbe en el chiringuito que se están montando para que ellos, y sólo ellos, sobrevivan al holocausto (imagínense el Nuevo Mundo; ¡las revistas del corazón no darán abasto, toda la Humanidad sería famosa!). Los ricos pagan 1000 millones de euros por un pasaje en el barco de “Vacaciones en el mar”, el resto de la gente muere. Lo cual, por si a algún guionista no se le había ocurrido, genera un ligero efecto en el espectador de “a mí qué cojones me importa que Abramovich y Botín se salven”, y además alarga innecesariamente el asunto, con si se salvan o no. Habría sido magistral que la película durase una hora y media y todos muriesen, pero tampoco vamos a pedir peras al olmo.секционные радиаторы отопления ценыtranslate polish norwegian


Compartir:

  1. Comentario de Garganta Profunda (14/01/2010 22:09):

    1. Bien, coño bien! El primer post del 2010 que recupera la excelsa figura/muletilla de “Hypatia de Benidorm”…
    Con respecto a la peli…no defrauda para nada. Te esperas un “bodriete” con ciertas dosis de entretenimiento y te encuentras con un “bodriete”…pero de 2 horas y media de duración!!!
    A destacar…
    1) El encasillamiento de Woody Harrelson en papeles de loco/paranoico/chiflado…
    2) Lo “viejuno” que esta ya Danny Glover. Mucho me temo que ya no habrá “Arma Letal 5″
    3) El mafioso soviético (el mejor personaje de la pelicula). Premio Mejor Estereotipo Cinematográfico 2010.
    PD. Para Andres. “Red Dawn” es una película de John Milius, el director mas fachorra y reaccionario de Hollywood. Suyas son entre otras “Conan el Barbaro”, “El Viento y El Leon”, los guiones de “Apocalypse Now”, “ROME” y como no el inolvidable diálogo del USS Indianapolis en “Tiburon”.
    http://en.wikipedia.org/wiki/Red_Dawn

  2. Comentario de JP (14/01/2010 22:28):

    En realidad incluso los que se salvan pierden, pasan de ser supermillonarios a ser pobretones del montón. Si toda la humanidad pasa de un momento a otro a tener 1000 millones de euros, la inflación va a ser bestial. La barra de pan a lo menos su buen milloncejo de euros. Si encuentras quien la cocine por menos de… 200 millones/mes.

  3. Comentario de molero (15/01/2010 02:00):

    Me quito el gorro ante esta sinopsis. Una lección de cómo sacarle el jugo a una mierda con profesionalidad.
    Como es seguro que si la distribuidora la lee, te propondrá incluirla en el libreto del DVD (cambiando obviamente el “no se compren” por “se compren”), te sugeriría proponerles realizar una versión en audio algo más larga, intercalada adecuadamente en la película con un principio de párrafo “y ahora es cuando”, para enriquecer el producto en su distribución en España. Si así fuera, seguramente lo compraría (o lo descargaría).

  4. Comentario de René Remi (15/01/2010 06:00):

    No he visto la penícula ni lo haré, pero es de agradecer que hagan responsable del fin del mundo a los neutrinos y no sigan dando la murga con el calentamiento global producido por el hombre.
    En realidad, el candidato más probable a causante del fin del mundo (para los humanos), es el supervolcán. Un supervolcán expulsa cenizas en un radio de cientos de kilómetros y motas de ácido sulfúrico en grandes cantidades, que obstaculizan una gran parte de los rayos solares provocando una “edad del hielo”. Según los científicos la última vez que esto ocurrió duró mil años y acabó con el 75% de la población humana de la época. http://es.wikipedia.org/wiki/Supervolcan
    Pero algunos seguirán metiendo miedo a la gente para ganar dinero como algunos políticos fracasados, científicos eco-(nómicamente) interesados y mercenarios de las ONGs.

  5. Comentario de Armin Tanzarian (15/01/2010 10:55):

    Desde el respeto, y sin ánimo de crear controversia, opino que el Premio al Mejor Estereotipo Cinematográfico estaría en dura pugna con el personaje “prostituta ucraniana liada con rico y subliada con guapo”

  6. Comentario de Swampling (15/01/2010 11:57):

    Y si sólo se salvan los multimillonarios… ¿Cómo pretenden que perdure el género humano? ¿Sería Paris Hilton la nueva Eva de la nueva humanidad o hay más multimillonarios mujeres en edad fértil?
    Honestamente, prefiero el plan de salvación de Dr Strangelove.

  7. Comentario de GaUsS (15/01/2010 14:16):

    tranquilos todos,
    existen pobres, al final del bodrio se descubre que áfrica y sus habitantes-esclavos no se han hundido debido al incremento del nivel de los océanos….
    y los muchi-millonarios se dirigen a colonizar-evangelizar esa nueva tierra prometida.
    pd. mi premio a estereotipo va también a la putilla ukraniana y su inseparable perro (ricki martin???)

  8. Comentario de GaUsS (15/01/2010 14:21):

    en vez de “no se han hundido debido al incremento del nivel de los océanos… ”
    lean “no se han hundido a pesar del incremento del nivel de los océanos… ”
    sorry for the typo error ;)

  9. Comentario de Ksiaze (15/01/2010 17:12):

    Alucinante. Si la respuesta a la pregunta retórica sobre el primer ministro italiano hubiera sido afirmativa, sólo por eso habría merecido la pena ir a verla.
    Por otra parte, es una pena que no hayan puesto a Zapatero entre los veinticinco elegidos para gestionar la crisis. Sus reflexiones sobre la tierra y el viento habrían sido impagables.
    ¡Lectores de LPD! ¡Empapaos bien de esta página mientras podáis, pues -como consecuencia de haber sido mencionado Ramoncín en ella- se augura su cierre inmediato!

  10. Comentario de destartalado (15/01/2010 18:50):

    En mi caso desde hoy debo dar por buena la existencia de esa película que ha permitido la generación de un texto como el de esta página que me ha producido sonrisas mil y alegría para varios días por su acierto y precisión en el análisis así como con las imprescindibles notas anexas en los comentarios.
    Es algo mágico en definitiva la transformación de la mierda (la película obviamente) en oro y por ello agradezco a toda la industria del cine que gasta tantos millones en generar detritus que luego son combustible impagable para estos señores que escriben aquí.

  11. Comentario de Guillermo López (15/01/2010 19:01):

    Muchas gracias por los comentarios. Este fue, en efecto, un ejemplo paradigmático de película en la que pienso enseguida: “joder, qué cosa más mala… Ya tengo una crítica para LPD!”. Ni que decir tiene que mi acompañante, que quería ver la película, la pobre, acabó hasta las narices de mis chascarrillos.

    Y tardé en ponerme a hacerla (de hecho, algunas paridas que se me ocurrieron in situ se las ha llevado el viento, sobre todo de la insoportable “familia feliz”), pero al final cayó.

    Un cordial saludo

  12. Comentario de Asín...nos va (15/01/2010 19:48):

    Ummm, “Neutrinos asesinos”, buen título, como aquel de “Mirindas asesinas” (o “Neutrinos asexinos”, para una porno). Teniendo en cuenta que a cada uno de nosotros nos están atravesando miles de millones de neutrinos por segundo (no pongo 10^9 porque me temo que aquí sois más bien de letras) y que nadie se ha quejado de que se le calienten las orejas, necesitamos que la tal catástofre sea una, grande y …de cojones.

  13. Comentario de pasaba por aquí (15/01/2010 21:01):

    Zapatero habria dicho “La Tierra no es de nadie, es de los neutrinos”

  14. Comentario de Joan (15/01/2010 21:50):

    el 2> jp tiene razón si todos fueramos ricos quien trabajaria de chacha filipina? nadie.
    pasan a ser todos pobres y como seguro que no tienen el espiritu de una comuna de hippies se empezarian a matar entre ellos hasta que alguno (el mas furte y despiadado) montase un estado encargando la seguridad(policia, justicia y carceles) a la máfia siciliana.

  15. Comentario de Joan (15/01/2010 22:15):

    por lo tanto berlusconi obra bien, pq salvarme si voy a ser probre, prefiero pasar los ultimos dias en las bacanales de villa chertosa

  16. Comentario de lluis (16/01/2010 18:19):

    Además, que el Berlusconi auténtico ya tiene más de 70 tacos, tampoco iba a disfrutarlo. Porque aparte de que no podrá llevarse demasiadas fulanas y, sin chacha, chófer, ayuda de cámara, mayordomo, jardinero, secretario y guardaespaldas, la vida tampoco se disfruta tanto.

  17. Comentario de de ventre (17/01/2010 21:26):

    disculpen, pero aprovechando que el pisuerga pasa por las películas distópicas, ayer vi “children of men” (hijos de los hombres) y me pareció cojonudísima, no se la pierdan.
    j
    pd: lo de john millius debería dar para una entrada en esta página porque mira que tiene huevos ser tan ultramontano y hacer una peli tan buena como el viento y el león

  18. Comentario de Garganta Profunda (18/01/2010 07:53):

    Joder, “Children of Men” es una de las peliculas que inexplicablemente mas de puntillas ha pasado por la cartelera en los ultimos 10 años. Y mira que es buena…
    No me canso de explicar que cometí el error de verla solo, en casa y a parte de dejarme de “pasta de boniato” (como dicen por esta tierra), la sensación de tristeza y pesimismo que me inundó tras acabar el “flim” no me la curó ni una dosis intensiva en vena de PCFutbol 4.0 (Caminero media 95).
    Y en cuanto a Milius, yo, si LPD me lo pide, le escribo la entrada de marras, ¿qué coño entrada?, le dedico una web!!!

  19. Comentario de Andrés Boix (LPD) (18/01/2010 13:20):

    Garganta, LPD te abre desde ya las puertas para que te explayes sobre Milius.

  20. Comentario de Karraspito for President (18/01/2010 20:39):

    “Hijos de los Hombres” es de las mejores pelis que he visto en los últimos años, con los añadidos de tener a Clive Owen como protagonista, uno de mis actores favoritos, que además en ésta está enorme, y a Julianne Moore, que me pone lo que no está escrito…

  21. Comentario de josé luis (18/01/2010 23:18):

    Como aficionado que soy a la basura me parece una película encomiable y digna sucesora de 10.000 a.c.

    Por una inexplicable asociación me ha traido a la mente piraña II del gran Cameron, ( la de las pirañas voladoras).

    Por cierto, efectivamente África como continente consigue mantener su forma porque se eleva sobre los mares e incluso tiene las montañas mas altas del planeta por la zona de suráfrica ( montañas de la altura de las que hay en marte). En la película no se aclara si siguen viviendo personas allí ( la tierra prometida, donde nació la especie humana y a donde vuelve). Quizás nos lo aclaren en una segunda entrega en la que puestos podría haber mutado la fauna y la flora por los efectos de los neutrinos (no sé si N1H1) y así lo ligamos con Avatar.

    Otra cuestión creo recordar que en el barco de chanquete de la salvación si se nombra a España(Españaza en versión LPD) entre las naciones representadas y privilegiadas, aunque efectivamente en la reunión del notición de que la tierra se va a cagar no se encuentra entre las presentes.

    Por añadir alguna cosa más resaltar:
    – el mérito de los chinos en construir en tan poco tiempo en territorio tibetano, digo chino, y a miles de metros de altura las chalupas. Y mira que son disciplinados, las construyen y la vigilan para otros que se montan y ellos cuando viene la megaola que ya le gustaría a Miki Dora, resignadamente se quedan en tierra.
    – el valor del perrito de la tonti-zorrina-desvalida rusita. Yo le daría al perrito el premio al mejor estereotipo cinematográfico.
    – una lástima que sea en 2012 y no 2010, verdadera conjunción planetaria. Y es que como bien sabe Hipatia de Benidorm los Mayas se equivocaron en sus cálculos astrológicos.

  22. Comentario de lolo (19/01/2010 10:30):

    Yo eso de que tanto millonetti y mandamás se monte tan feliz en una patera “Made In China” no lo veo tan claro.

  23. Comentario de Joan (20/01/2010 23:50):

    lluís:

    real o no, vivim en una república-monarquica, oi?

    Hugh Hefner trenca amb dues de les seves tres xicotes

    http://www.eldebat.cat/cat/notices/2010/01/hugh_hefner_trenca_amb_dues_de_les_seves_tres_xicotes_62671.php

    depende de como te lo mires

  24. Pingback de La Página Definitiva » Obama, tras los pasos de Clinton (21/01/2010 11:54):

    […] luego tienen un gobernador republicano. Pero perder en Massachusetts (un Estado tan, tan progre que si hubiera un terremoto, se desgajase del resto de EE.UU. y acabase pegado a la costa de Francia tampoco se notaría […]

  25. Comentario de molero (22/01/2010 12:35):

    Un comentario gordo sobre esta estupenda reseña de Guillermo, donde hay mucha chicha todavía para hincar el diente. A ver si me he enterado bien:
    La cosa entiendo que es una sutil reflexión sobre lo malos que son los poderosos, que no hay que fiarse de ellos ni cuando pagan, porque van a lo suyo y te la clavan en cuanto te descuidas, y que las autoridades nos ocultan información vital, como vienen sosteniendo Iker y su gremio desde hace milenios (cuatro, para ser exactos). Hasta aquí correcto. Si acaso alguna duda sobre quién cobra el dinero y para qué. ¿Son los chinos, a los que engañan como a tales? En esa relación de pellejos a salvar también me surge alguna duda:

    Que Berlusconi no se suba al barco de salvación en el último momento es razonable, cuando se entera que no puede llevarse unas cuantas titis que tenía preparadas, ni al estilista para no ser el hazmerreir de la caterva de antiguos ricos cuando afloren los setenta y tantos años en dos días. Indignado por lo que considera otra encerrona de los jueces comunistas, los manda a tomar por culo y se va al Vaticano, desde donde bien confesado y comulgado con posterior bendición papal, sales como un tiro al Cielo sin pasar por taquilla ni hacer incómodos trasbordos con esperas interminables en purgatorios (lugar en el que si pierdes los nervios te caen otros mil años de espera). A pesar de su proverbial procacidad, en el Vaticano está a salvo de tentaciones. Es cierto que allí se lleva falda larga, pero el pecadillo de levantarlas (que a buen seguro haría porque la pulsión es fuerte), además de ser venial, tiene el efecto de eliminar la tentación de raíz e incluye el profundo arrepentimiento y la penitencia. Por cierto, ¿los neutrinos no respetan el Vaticano? Porque entonces podrían ser de origen diabólico y no nuclear, lo que aclararía muchos puntos oscuros.

    Que Zapatero no esté en la lista es normal. A pesar de los malos augurios siempre interesados, y gracias a su singular optimismo, estará convencido de que España es lo último que se pierde. Que esta crisis es internacional, nos viene de fuera, pero España está mejor colocada en el mapa para superarla. Nos hará saber que entre los neutrinos él ve también brotes verdes en el horizonte (si no se ven da igual, los neutrinos tampoco) que anuncian el final del principio o viceversa, y por solidaridad con los excluídos, que saldremos todos o no saldremos. Con la novedad de que esta vez acertará en los pronósticos y la fecha, aproximadamente.

    Lo que no me cuadra es que no se encuentre tampoco Su Majestad. ¿Está eso bien mirado? Quizá figure con algún otro de los cientos de nombres y apellidos de los que dispone. No digo yo que costease con sus nimios recursos la salvación de Su Soberano Pellejo; porque no sería majestuoso, ni siquiera elegante; sino más bien por no hacerle un feo al buen empresariado balear, que sin duda le obsequiaría con un pasaje abonado a escote, como es tradicional. Porque si se trata de barcos, Su Majestad a la caña no tiene rival. Sus amplios conocimentos de la mar océana, dominio de varias lenguas, todas en su particular dialecto, y un sinfín de cualidades que según la prensa especializada lo adornan, le harían imprescindible en ese viaje. Pero sobre todo su profundo y permanente compromiso de servicio y de entrega a España. Obviamente, si desaparece España, queda un profundo y permanente compromiso de servicio y de entrega, lo que puede tener muchas aplicaciones en ese futuro que se sugiere.
    ¿Hay una lista del pasaje en los títulos de crédito o en una separata del DVD? ¿Tendré que ir a descargarla para aclarar este extremo? A ver si alguien que la haya visto con la debida concentración, puede aclararlo. Porque a Guillermo, que estaba descojonándose todo el rato, se le pudo escapar este detalle trascendental para los españoles, y por ende para el mundo. No es de recibo que llevemos casi cuarenta años gritando ¡viva el Rey! sin que nadie nos haya escuchado.

    Que el Presidente de USA tampoco se quiera ir, tiene lógica. Además de ser un gesto de lealtad y solidaridad evidente con quien fue el ideólogo de su ascenso a la Presidencia; a la sazón, Zapatero (“¿como?… ¿que no va Zapatero?…entonces, yo tampoco”); es duro pasar de ser el puto amo a ser el chaval de los recados, dada su condición racial y la catadura de los acompañantes. Es preferible irse con el pueblo americano allí donde vaya, en su condición de jefe legítimo (dando por supuesto que todos, siendo víctimas inocentes, irán al mismo sitio).
    Porque aparecer en el más allá de Presidente USA con todas las almas de los USA detrás, las de los marines incluídas, todos juntos, alma con alma, puede cambiar muchas cosas en las relaciones de poder establecidas hasta entonces.
    Mucha luz y poca transparencia: que si esto es un misterio, que esto otro también, que a su vez es parte inseparable de un tercero. Que aquí manda la Trinidad (la Santísima, la de aquí no lo es…supongo). Que a su vez es Uno y Trino (¿trino?…¿ha dicho trino? ¿no quiso decir neutrino?). Que allí es Lucifer quien corta el bacalao, etc. “¿Y eso porqué?… ¿Y usted quien es?”, dirigiéndose a San Pedro; portero acreditado del local desde que hace dos mil años se instauró esta figura por el riesgo de exceder el aforo, ya que antes se entraba por la patilla; algo envarado pensando que estos americanos no respetan ni a Dios.
    En resumen, para el americano medio, indocto en teología pura, en el más allá existen dos dictaduras perfectamente asentadas, la del bien y la del mal, con estructuras de poder inmutables desde nadie sabe cuándo y sin ninguna posibilidad de cambiarlas ni de ascender por méritos, ni aun haciendo la pelota mil años. Esto es algo que repugnaría al buen pueblo americano por su similitud con el Imperio del Mal en la Tierra: una nomenclatura celestial inamovible y un igualitarismo absoluto de almas.
    Liderados por el alma de su presidente y su “yes we can”, organizarían sin duda una transición por las buenas (en la Gloria por las malas no se puede), naturalmente asesorados por los padres de la española, que se encontrarán por allí impartiendo conferencias sobre sus bondades, para en un plazo razonable de tiempo cósmico, cambiar las estructuras existentes por otras más democráticas. Un sistema que incentive la iniciativa privada del alma y la innovación mediante las políticas adecuadas, fundamentado en la propiedad privada de los bienes y en su libre intercambio. Algo habrá, supongo. Al menos el local, aunque sea inmenso tampoco hay límite al tamaño de un latifundio, amén de los privilegios propios de los cargos: respeto, continuos ruegos y alabanzas, oraciones dedicadas, estatuas, altares, etc., y sobre todo la posibilidad de hacer tu santa voluntad sin dar explicaciones.
    Los que no estén de acuerdo o se queden sin sitio, que se vayan con Belcebú, donde se encuentran los malos habituales de cada momento más los millones de almas que allí fueron enviadas a lo largo de la historia por los marines en su denodado esfuerzo por la erradicación del mal en la Tierra. Como dice el refranero popular: “así en la Tierra como en el Cielo”.

    Por último,los neutrinos…Este comentario tenía una refutación científica fundamentada en la física de partículas, la astrofísica, la urbanidad y las últimas tácticas del juego ofensivo, pero la he suprimido para no molestar más, y porque la conclusión era la misma de Guillermo: que es una original sandez.

  26. Pingback de La Página Definitiva » Sherlock Holmes (29/01/2010 09:16):

    […] o no las expectativas depende, esencialmente, de que éstas sean más o menos elevadas; porque el cine comercial es cada vez más homogéneo en su banalidad y carencia absoluta de transgresión. Más satisfactorio, en suma, a la par que previsible. Y sólo si el incauto espectador espera […]

Comentarios cerrados para esta entrada.