Walkyria

Sabido es que cualquier película en la que salgan nazis (salvo The Spirit) gana muchísimos enteros a los ojos del espectador de pro. No en vano, los nazis son los mejores malos que se han inventado jamás (sí, sí, incluso mejores que el clásico supermoro con verdadera pulsión por explosionar terrorísticamente). Pero… ¿Qué dirían Ustedes si les dijese que hay una película en la que todos, tanto los buenos como los malos, son nazis? Pues sí, amigos, el cielo cinematográfico en la tierra del cine español existe, y se llama Walkyria, la película que cuenta el fracasado complot de varios oficiales nazis para asesinar a Hitler en 1944.

Walkyria es, qué duda cabe, una gran película, plagada de actores ingleses y, sobre todo, plagada de nazis. Aparentemente, en Alemania le dabas una patada a una piedra en 1943 y aparecían cuatro o cinco nazis. Te dabas una vuelta por allí y todo estaba perdido de nazis y esvásticas. ¡Alemania parecía Nazilandia!. Pero no se dejen engañar, aunque hubiera nazis por doquier muchos de ellos eran nazis para acabar con el nazismo “desde dentro”, explotando las contradicciones intrínsecas del sistema y, por si ello no bastase, saboteando la acción militar y política de los nazis, llegando al extremo del asesinato de Hitler para salvar a Alemania de la destrucción.

“Pues no puede decirse que tuvieran mucho éxito”; “no parece que se afanasen mucho en atentar contra Hitler en 1940, recién conquistada Francia”, dirán Ustedes. Y, en efecto, tendrán razón. Aunque hubo, desde el principio, varios focos de oposición contra Hitler y el nazismo en el seno de la Wermacht (fundamentalmente emanados del elitismo nobiliario-prusiano que conformaba buena parte del Ejército alemán aun entonces, después del desmantelamiento posterior al Tratado de Versalles), éstos nunca llegarían a cristalizar en acciones concretas hasta que se torció el curso de la guerra para Alemania, a partir del año 1942.

Las razones ideológicas y la repugnancia moral probablemente siempre estuvieron allí, en el ánimo de gente como Stauffenberg y Tresckow (verdadero cerebro militar de las acciones contra Hitler, frente a un Stauffenberg totalmente glorificado en la película), pero tampoco era tan sencillo encontrar aliados en la conspiración y perpretar un atentado contra el nazismo cuando Hitler estaba en el cénit de su popularidad en Alemania. Y, por qué no decirlo, merece más la pena jugarse la vida por la patria, en plan “soy militar y la Patria es lo máximo”, cuando ésta está siendo invadida por dos frentes y bombardeada diariamente que cuando son, momentáneamente, los amos del bacalao.

Por otra parte, tampoco conviene llamarse a engaño: en España fueron legión los antifranquistas a partir de 1975, cuando el cargo público se avistaba en lontananza y los grises no daban ya tanto miedo. Pero antes, y sobre todo en los míseros años de la autarquía (hasta 1952), muy pocos eran los que se atrevían a enfrentarse al franquismo “desde dentro”. La tortura y la eliminación física son elementos disuasorios de primer orden. Así que uno tiende a admirar todavía más a los que se atrevieron a enfrentarse al nazismo en un momento en el que las posibilidades de Alemania de ganar la guerra ya eran inexistentes, pero el Estado nazi y su monopolio de la violencia seguían funcionando.

Ante esta situación, la mayoría de la población alemana no estaba dispuesta a decantarse contra los nazis, salvo si se daba una victoria clara de la oposición (o, al menos, la apariencia de tal, extremo éste en el que basaban su éxito los conspiradores). Casi todo el mundo se dedicaba a nadar y guardar la ropa, algo que la película refleja perfectamente.

En resumen: si a Usted le gusta la historia, la II Guerra Mundial, los nazis (como “malos”, se entiende), … No deje de ir a ver Walkyria. Si, por el contrario, busca simplemente unas horas de entretenimiento, la película sigue siendo recomendable (está muy bien narrada, tiene ritmo, vivacidad, prestancia, cuerpo y, joder, son nazis), aunque tengan Ustedes presente que aquí no habrá final feliz, ni nada que se le parezca remotamente. Así que, si no les gusta de ninguna de las maneras, tampoco desesperen, tengo una buena noticia: no habrá, bajo ninguna circunstancia, “Walkyria 2”.english to italy translatehollween party


Compartir:

  1. Comentario de Garganta Profunda (05/02/2009 19:46):

    Y yo que me esperaba un bodriete con el Tom Cruise haciendo de capullín en plan “El Ultimo Samurai”…

    Joder, la peli está de puta madre!!!. Vale que tenga que salir Tom Cruis de Coronel Bavaro (exigencias económicas), pero no me negaran que toda la legion de actores ingleses de formacion clasica haciendo de jerarcas nazis no tiene su aquel…Y por cierto, han sabido plasma estupendamente no solo el plan de asesinato sino los movimientos que se hubieran tomado a posteriorir.

    Lo cual me lleva a lo siguiente…pasándonos al campo de la Historia-Ficción. ¿Que creen que hubiera pasado si hubiera triunfado el atentado? ¿Se hubiera hecho la SS con el poder? ¿O por contra habría habido un cambio de gobierno que hubiera pactado una tregua con Gran Bretañan y Estados Unidos? Con la paz en el Oeste y Alemania dedicandose unica y exclusivamente a repartir yoyah en el Frente Este…¿Hubiera cambiado el curso de la guerra en este escenario? ¿Y Japón, otra vez Campeon de Europa?

    No me negaran que las hipoteticas consecuencias no son acojonantes…

  2. Comentario de Álvaro (05/02/2009 19:48):

    El problema de Walkyria es que los nazis… ¡hablan en inglés!

    A mí me parece recomendable el telefilm en el que está inspirada, aunque no me creí ni pizca de los primeros minutos, en los que se muestra a los nazis arrepentidos por haber sido malonchis:

    http://www.filmaffinity.com/es/film240166.html

    Que por cierto lo dio el otro día Antena 3.

  3. Comentario de Oliveral (06/02/2009 14:13):

    Hay ocasiones en la vida en las que uno diría “París bien vale una misa”. Pero, joder, nadie me va a ofrecer la Corona Francesa por tragarme esta película. Es un remake de una película alemana de 2004 que protagonizó Sebastian Koch, y en la que actúan las caras masculinas más conocidas del cine alemán. Una película aquella, naturalmente, realizada con muchos menos medios, pero con claras ventajas respecto a Walkyria (que, repito, no pienso ver en mi puta vida, me vale con el trailer):

    1. La película a la que me he referido antes es alemana y por tanto hablan en alemán, no en inglés. Lo siento, pero Stauffenberg hablando en el idioma de Tom Cruise, como que no. (Yo soy uno de esos raros que no ve cine doblado, lo que me obligaría a ir a ver sólo películas españolas, es decir, que jamás voy al cine)

    2. Se podría ver la película doblada al alemán, que haría más gracia (con los correspondientes subtítulos de ese maravilloso invento que es el DVD para quien no domine este idioma ), pero ya estaríamos viendo una peli adulterada y nos vemos en las mismas.

    3. Sale Tom Cruise. ¿Necesito añadir algo más?

    4. Es lamentable que en Europa, de ven en cuando, se produzcan algunas películas buenas pero apenas lleguen ni siquiera en DVD. Si estas putas mierdas de remakes de Jólibuz no recaudasen tanto, pues igual cambiaba un poco el panorama. Yo pongo así mi granito de arena no yendo a verla. ¡Cojones, que estamos en una economía de mercado y cada uno hace lo que quiere con su pasta!

    5. Añadir, que de acuerdo con lo que dice Gillermo, en todas las versiones que se han realizado sobre esta historia, Stauffenberg, aun siendo el tipo que colocó la bomba (cosa que hizo bastante mal, por cierto), chupa cámara por doquier y resulta sistemáticamente glorificado.

    Una última cosa, y es que la reseña de Guillermo me parece interesante, como todas las que se publican en esta página, pero esta vez me parece que se centra poco en la película y trata más de la historia de la conjura contra Hitler. Pero bueno, para eso está el foro.

    Saludos

  4. Comentario de Guillermo (LPD) (06/02/2009 16:05):

    Supongo que os daréis cuenta de que me estáis dando sopas con onda en Mode “purismo histórico-fílmico-nazi”, cabrones. Ni sabía que existía esa versión alemana, trataré de agenciármela.

    A mí tampoco me gusta Cruise, aunque reconozco que, desde que me contaron que el hombre tuvo que atiborrarse a deliciosos platos de placenta de su señora para cumplir con el correspondiente precepto de la Cienciología, como que me da un poco de pena.

    Y es cierto, la reseña se centra mucho más en la historia y el trasfondo que en la película en sí. En mi descargo, me interesa mucho (se me ve el plumero) la historia y el trasfondo. Muchas de las críticas de cine que hago las hago, precisamente, por ese motivo y metiéndome en camisa de once varas, pues los críticos de pro de LPD son Álvaro y Manolo. La película, entiendo, refleja muy bien el ambiente histórico y la caracterización de los personajes, y directamente se sale en el apartado estético (y con esto me voy a ganar una mención especial en el premio Gafapasta 2009), combinando el gris monumental de la arquitectura nazi con la roja plasticidad de las esvásticas.

    Un cordial saludo

  5. Comentario de lluis (06/02/2009 16:12):

    #1,

    No creo que la cosa hubiese evolucionado de forma distinta.

    En la época en que atentaron contra el Führer, la guerra ya estaba perdida. Los rusos se acercaban a la frontera alemana y los anglo-americanos ya estaban firmemente asentados en Francia.

    Varios de los conspiradores eran un hatajo de oportunistas. A muy pocos de ellos se les ocurrió dudar de su Führer en 1941, cuando se había zampado media Europa y avanzaba a toda velocidad por la URSS. En 1944, de lo que se trataba era de salvar los muebles, buscando algún tipo de paz negociada con los aliados (por lo menos, con las potencias occidentales) con la vana ilusión de conservar por lo menos una parte de sus conquistas.
    Los aliados no estaban por esas. Ya hacía tiempo que se habían comprometido a exigir la rendición incondicional del Eje. Encima, Stalin ya había olido sangre, es dudoso pensar que hubiese aceptado detenerse e instalar su Telón de Acero a las afueras de Polonia. Y a los golpistas alemanes también se les hubiese puesto muy cuesta arriba vender una rendición incondicional cuando la propaganda estaba hablando constantemente de victorias. Por bastante menos, a los que firmaron los armisticios en la I Guerra Mundial se los habían cargado los extremistas.

  6. Comentario de Mandarín (06/02/2009 18:07):

    ¡Qué pesaditos con el idioma! Si nos creemos a Julio César o al mismísimo Cid hablando en inglés, ¿por qué no nos creemos a Stauffenberg hablando esa lengua? ¿Habrá que hacer con todas las películas históricas lo mismo que hizo Mel Gibson en La pasión de Cristo?

  7. Comentario de Olli (06/02/2009 18:57):

    Pues la verdad es que sí. Exactamente igual que se hace con la ambientación, vestuario, paisaje, etc… De todos modos es cuestión de cada cual. A quien le guste, pues que la vea. Y Mel Gibson, pues corrió un riesgo filmando sus películas teniendo en cuenta lo dicho. El mercado manda. Mientras haya más gente que demande cine doblado, así seguirá siendo, y mientras haya frikis como yo a los que no les guste, seguirán escribiendo en foros manifestando su disgusto y expresando su opinión crítica. Vamos, como si me hubiese metido con el director de vestuario comentando la inexactitud en el diseño de los uniformes. Se trata de un elemento más de la ambientación.

  8. Comentario de Oliveral (06/02/2009 18:59):

    No, si Guillermo me acabará convenciendo y acabaré yendo a verla. Mucho me temo que acabará siendo así, si de verdad me promete el deleite visual de la arquitectura nazi.

  9. Comentario de Garganta Profunda (06/02/2009 21:19):

    En favor de la pelicula dire que yo no vi ninguna escena en la que emplearan el ordeñador para evocar nada. Es mas, uno de los primeros planos de la pelicula es la llegada de Hitler a la Guarida del Lobo en plan escuadron de Junkers alemanes con la esvastica recien pintada (totalmente REALES), con las helices bramando como posesas, que le pone a uno los pelos de punta.

    PD. Hasta los cojones de ver la WWII en Blanco y Negro!!!

  10. Comentario de Oliveral (06/02/2009 23:25):

    De acuerdo, me habéis convencido. La iré a ver mentalizado de que debo disfrutar con la imagen. El sonido, es decir, los diálogos… trataré de ignorarlos.

  11. Comentario de Regularizado (08/02/2009 04:47):

    #9

    yo si creí ver el ordenador en un momento. Las banderas delante de uno de los edificios de Berlin (todo gris con un campo de grandes bandoleras verticales rojas con la esvástica) tenían toda la pinta de un añadido digital. Ten en cuenta que en Alemania (el edificio es el real y está en Berlin) la exhibición de símbolos nazis está prohibida.

    Stauffenberg sale muy glorificado, pero conociendo a Tom Cruise y su histrionismo, hasta se ha comedido un poco.

  12. Comentario de Beezelbubba (09/02/2009 18:00):

    Muy correcta, a mí me ha gustado bastante, y en el apartado histórico no se han salido muy de madre.
    De todas formas la vena “hollywoodiense” no pudo evitar aparecer con ese breve pero intenso tiroteo al más puro estilo Jungla de Cristal entre Stauffenberg y sus captores (y eso que era manco el cabrón, sino le hubieran sacado con un recortada en la otra mano).

    En cuanto a que hubiera pasado de haber muerto Hitler…pues con la pinta de felipistas que tenían todos los conspiradores se hubieran apañado una rendición a la baja con los Aliados y a repartirse el pastel sobrante entre ellos…

  13. Comentario de Oliveral (09/02/2009 22:21):

    Quién sabe. Con Hitler muerto no creo que Stalin se hubiese conformado. Seguramente habría seguido exigiendo la rendición incondicional, y no veo yo que la oficialidad prusiana estuviese por la labor. ¿Podría haber derivado en una prolongación de la guerra con Alemania al lado de los aliados occidentales todos unidos contra la Unión Soviética? ¿O quizás los americanos habrían tenido que comprar un tratado de paz a golpe de talonario, pagar para que aceptaran alguna condición?

  14. Comentario de Perri el sucio (12/02/2009 10:53):

    Yo quizás vea la película en un futuro próximo llamado dvd, pero no pago por ir a ver a Tom Crus al cine. Sobre todo por el “efecto titanic”: ¿Por qué voy a rascarme el bolsillo en alimentar un remake de otra película que no tiene nada que envidiar salvo el presupuesto?

    Por otro lado, no dudo que muchas cosas deben estar bastante bien hechas. En cuanto a lo del doblaje, yo no suelo ser muy talibán, pero en serio, después de ver El Hundimiento en alemán, con los tipos con más cara de alemanes que el monje de Franziskaner (y eso que el doblaje era muy bueno), se me hace duro ver a los enemigos haciendo de supernazis… Y por cierto, os olvidáis de que hasta ahora la versión más famosa de esto es la que aparece en Rommel, el zorro del desierto de Henry Hathaway. En blanco y negro, cierto y triste es, pero la tengo clavada en el subconsciente.

    En cuanto a la historia ficción, de haber tenido éxito el golpe, posiblemente los aliados habrían insistido en la rendición incondicional, el directorio militar casi seguramente se hubiera negado (se negaron en mayo del 45 en Berlín en primera instancia), y eso hubiera provocado una situación muy inestable e impredecible en Alemania, más o menos como el gabinete de Kerenski en 1917. Por otra parte, Churchill, Patton y gente de esa cuerda, muy seguramente, puesto que su único problema con los nazis era que las relaciones con Adolfo andaban mal, hubieran presionado para llegar a un acuerdo con Alemania y cerrar contra la URSS y Japón, pero es imposible sacar conclusiones sobre si hubieran conseguido llevarse el gato al agua en tal supuesto.

  15. Comentario de Moriah (13/02/2009 20:18):

    A mi la película me gustó pero me parece más bien normalita…visualmente espectacular pero normalita eso sí…

    Echo en falta unos minutillos más de peli (en Plan Lista de Schindler, así de poco pido). En esos minutillos quizá se habría desarrollado mejor la “compleja” personalidad de Staffaunberg (y esto lo digo en plan de crítico de revistilla dominguera), el rol de Trescow (que como han dicho fue el verdadero cerebro) y hasta las personalidades de los oportunistas acojonados que acompañaron el golpe luego de brindar por la destrucción de Media Europa y la muerte de millones de gentecitas de mal vivir (ironía)….

    La peli original me pareció mucho mejor porque Staffaunberg (sobrevalorado en las dos versiones, ciertamente) es presentado en su vida familiar y hasta los flashbacks de su encabritamiento con las masacres y deportaciones ocurridas en el Este, hasta eso parecía creíble.

    Me parece que aquella (la original) insinuaba (lo que ya es bastante) el carácter del pensamiento aristócratico de los Altos Mandos de la Werhmacht, toda esa ídea prusiana (no necesariamente cumplida en todos los casos) del Honor y de no caer en perversidades varias, tan del gusto de los nazis como lo que eran: una panda de macarras y mediocres…

    Por eso ver al Tom Crus haciendo de papichulo nazi no es precisamente mi idea de algo resaltante, sobre todo por que el Crus me parece un buen modelo de Calvin Klein pero muy mal actor (que felicidad: todos estamos de acuerdo, viva el consenso democrático!!! en plan de café para todos…).

    Por otra parte, por ahí he leído que el Staffaubergebnene (me cansé) era una suerte de esoterista cercano a las escuelas bávaras. Con todo lo legendario que pueda haber en esto ya que estabamos en plan jolibú pudieron haber tratado de desarrollar esa línea…

    En fin que me voy!!!.

    Abur

  16. Comentario de Moriah (13/02/2009 20:28):

    En cuanto al ejercicio de historia-ficción sólo decir que Philip K. Dick se tiró todo un novelón que parte de la idea de que EE.UU y Alemania acuerdan un armisticio y luego zas!!! se lanzan contra los bolches, pasan cincuenta años y EE.UU. es nazi!!!! luego pasan otras cosillas de las que no me acuerdo (lo que es extensivo al titulo de la obrilla), pero ¿no me dirán que el frustrado pustch de Stauffenberg no da para pensar esos y otros escenarios?

  17. Comentario de de ventre (15/02/2009 23:07):

    la “, si no recuerdo malo

  18. Comentario de de ventre (22/02/2009 00:45):

    perdón, un error informático ha convertido mi comentario en una especie de acertijo dadá; la novela de k. dick (al que nunca he soportado) es “el hombre en el castillo” o algo así

    j

Comentarios cerrados para esta entrada.