La Reina ha hablado

La Reina Sofía, esa especie de paragüero que le pusimos a S.M. Campechano I hace ya más de cuarenta años, ha entrado de sopetón en la arena pública. Con la legitimidad moral que le da ante los españoles que llevemos casi esos cuarenta años sufragando la manutención de su impresentable hermano, el ex rey golpista Constantino de Grecia, y su inacabable familia, la Reina ha propalado sus opiniones sobre diversos asuntos de actualidad, que la ubican en un escenario moderno y contemporáneo, a caballo entre los siglos XIX y XX.

En una entrevista – libro con Pilar Urbano (periodista perteneciente al Opus Dei con la que la reina se siente particularmente cómoda), Sofía ha decidido, por fin y tras muchos años de aguantar en educado silencio la decadencia moral de la sociedad española, sentar cátedra sobre varios asuntos de actualidad. En concreto, Sofía ha dicho que bueno, que los gays si les da el vicio que vivan juntos, pero que de llamarlo “matrimonio” ni hablar, que eso es una cosa muy seria, como la que hizo ella con S.M. para que éste regularizara su situación y así pudiera ejercer su campechanía galante a gusto.

Tal opinión ha generado la previsible reacción del colectivo homosexual, tan intolerante y totalitario como siempre. ¡Como si la Reina no pudiera opinar, humildemente, desde su puesto de florero! ¿Qué pasa, que aquí vivir del erario público a propósito de una función centrada en exclusiva en la representación de España (nada mejor que una griega que no sabe hablar español correctamente, a estas alturas, para representar a España; ¿hay algo más español que eso?) nos invalida para meternos con el espíritu y la forma de las leyes?

Por supuesto que no. Al igual que contraria al matrimonio homosexual, la Reina también se posiciona en contra del aborto, algo mucho más comprensible dado que el aborto dificulta sobremanera la correcta ejecución de su oficio (tener hijos), y propone enseñar religión en las escuelas porque “es muy importante para conocer el origen de la vida” (¡ya va siendo hora de que el Creacionismo se instaure definitivamente en España!). Y, por último (al menos, de lo que ha destacado la prensa), y por encima de todo, querría señalar una opinión a mi juicio mucho más espectacular que las anteriores: según la Reina es malo que los medios de comunicación y las instituciones le den tanta relevancia a la violencia doméstica, porque esto provocaría un “efecto llamada”.

Por lo visto, aquí la gente pone la tele y es ver un anuncio de algún ministerio o una noticia en el telediario y apalizar a su mujer, porque así somos los humanos, naturalmente buenos hasta que la funesta técnica, bajo la forma de aparatos que permiten ofrecernos una apariencia de realidad transmitida desde Dios sabe dónde, nos hace ponernos a maltratar ¡Y con la de cortes publicitarios que hacen, que parece que están pensados para propinar una paliza a la parienta, si es que van provocando!

No como en los años cuarenta, cuando el problema no existía porque no salía en los medios (y porque, de todas formas, tampoco había medios interesados en sacar algo así). ¡Ahora es que parece que ha habido violencia doméstica siempre, y no desde que los maricones campan a sus anchas y las mujeres van por ahí trabajando y descuidando sus obligaciones familiares!

Pues no, amigos. Antes la gente tenía decoro y sabía subdividirse las funciones: el marido trabajaba (y, en el caso de Campechano I, salvaba a España), mientras la mujer cuidaba del hogar y educaba a los hijos, y todo iba, como es sabido, mucho mejor que ahora. ¿Que alguna vez al hombre se le iba la mano? ¡Qué le vamos a hacer, cuando hay mucho sentimiento estas cosas pasan, “va en el sueldo” del matrimonio, caray! En cambio, ahora parece que todo se nos ha puesto perdido de inmigrantes, que maltratan a sus esposas para salir en la tele, y de maricones que se casan para poder maltratarse mutuamente con luz y taquígrafos. Así es España (o lo que queda de ella), y alguien tenía que decirlo. ¿A qué espera la Conferencia Episcopal para montar una manifestación?


Compartir:

  1. Por fin!!!
    Por fin ha abierto la boca, le hemos oído la voz…bueno, por lo menos la podemos leer.
    Y, ¿Qué significa eso?…que si la reina hace uso del sacrosanto derecho a la libertad de expresión, SE LE PUEDE CONTESTAR, incluso denigrar en público.
    Esto es más importante de lo que nos creemos, porque, cada vez más, se oyen voces que cuestionan la monarquía. Hasta ahora no eran más que pelotas lanzadas contra una pared sorda, ciega y muda, un monólogo sin interlocutor. El juicio contra El Jueves y contra los independentistas que quemaron las fotos, el “¿Por qué no te callas?”, y el libro nacional-monárquico-católico de la reina suponen la primera respuesta abierta y conocida (ya sabemos de la censura habitual en los medios de comunicación al respecto las últimas tres décadas).
    Los críticos por fin tienen interlocutor con voz, y no sólo con influencias que sacaban programas de la parrilla de las cadenas televisivas.
    POR FIN: EL REY ES CRITICABLE, LA CASA REAL HA ENTRADO EN LA ARENA DE LA OPINIÓN PÚBLICA POR SU PROPIO PIE.
    Y eso quiere decir que se abre la veda para sacarle todos los trapos sucios.
    Todavía queda un largo camino para conseguirlo, pero ellos mismos han dado el paso previo y necesario.
    Han entrado en el debate público, y esto se debe aprovechar. En el debate se argumenta con la lógica, y sus únicos argumentos son la sangre y la tradición. ¿Es esto suficiente para mantener a tanta gente porque sí, porque yo lo valgo, en una sociedad supuestamente democrática?
    ¿Puede estar una institución que opina públicamente sobre la política, la sociedad y la propia vida de las personas por encima de las leyes que rigen la política, la sociedad y la vida de la gente?
    No son más que algunas preguntas que comienzan ahora a poder ser contestadas. Hay muchas más…El Juanca y la Sofi han abierto la caja de los truenos…¿Qué saldrá de ella?

    Comentario escrito por Guille Gat — 30 de October de 2008 a las 2:34 pm

  2. Desagradecido. Con todo lo que la casa real se esfuerza por mantener unida a la sociedad y sacar a nuestro país adelante.

    No olvidemos el papel fundamental del rey en la implantación de la democracia tras la pacífica muerte de su patrón y amigo, o como valientemente se posicionó contra el golpe de estado en el momento en el que se aseguró que llevaban las de perder.

    Sois unos rojos. Y unos ahomosexualados también. Viva la reina! Que sabias palabras y que elegante es.

    Comentario escrito por Eustaquio — 30 de October de 2008 a las 2:34 pm

  3. Y con la Urbano ¿ha conversado en castellano o francés?

    Comentario escrito por John Constantine — 30 de October de 2008 a las 6:02 pm

  4. Joder Guillermo, ¡que ya has usado el chiste de a caballo entre los siglos XIX y XX otra vez!

    Me encanta por cierto, lo usé en un trabajo de la Carrera.

    Comentario escrito por Cavernícola — 30 de October de 2008 a las 9:44 pm

  5. Eso sí que es una profesional de las de verdad, caray. ¡Menos mal que Letizia asegure un relevo como Dios manda!

    A mí me fascina sobremanera la conexión Pilar Urbano -Opus Dei- El País – Mábel (ojito al acento gráfico) Galaz -monarquía.

    Este país es una maravilla.

    Y para rematar, el comunicado de la reina, diciendo que no, que no ha dicho nada de lo que dicen que ha dicho, que ella no ha sido, y que si, en todo caso, sí ha sido ella, pues que ha sido en privado, y que la Pilar Urbano esa a saber de dónde se ha sacado la idea de que podía publicarlo. Será que no habrán revisado el libro, ni nada.

    Eso sí, además, por si acaso, la Reina no se digna aclarar qué es exactamente lo que dijo y lo que no dijo, no sea que haya más metiditas de pata por ahí.

    Comentario escrito por Andrés Boix Palop — 30 de October de 2008 a las 10:38 pm

  6. Lo siento, Cavernícola, pero es que el chiste le viene a la Reina como anillo al dedo, no he podido resistirme! (Y, por otra parte, creía que era “nuevo y genuino”).

    Un cordial saludo

    Comentario escrito por Guillermo (LPD) — 31 de October de 2008 a las 1:52 am

  7. God save the Queen…

    Comentario escrito por Ignacio Bachiller — 31 de October de 2008 a las 2:16 am

  8. Muy buena la reflexión que haces de la reina: ¿quién coño es ella, en qué situación se encuentra, para poder decir qué es y qué no es un matrimonio? ¡Precisamente ella!

    Lo que yo me pregunto es: ¿qué coño hacemos hablando de lo que ha dicho una miembra de la Casa Real? No me gustan las monarquías pero, caso de existir éstas, deberíamos ser conscientes de quién es el Jefe del Ejército (y de paso del Estado) y de quién no lo es. La opinión de la Reina es una curiosidad, pero darle demasiada importancia nos lleva a la confusión. La opinión de la Reina NO es más importante que la de la verdulera o el mecánico de abajo. Es más, es MENOS importante, porque a la verdulera o al mecánico de abajo los veré cada día, les tendré un cierto aprecio y me importará saber algunas cosillas sobre su concepción de la moral y el estado.

    Comentario escrito por Marc Nadal — 31 de October de 2008 a las 6:03 am

  9. Es más, la verdulera y el mecánico pueden, ejerciendo su derecho al voto, contribuir a que las cosas cambien. Afortunadamente, la Campechana Consorte no vota…

    Comentario escrito por Marianito Gafotas — 31 de October de 2008 a las 7:59 am

  10. “Es más, la verdulera y el mecánico pueden, ejerciendo su derecho al voto, contribuir a que las cosas cambien. Afortunadamente, la Campechana Consorte no vota…”

    Jajajaja, muy bueno, Marianito. Supongo que lo has puesto así, a vuelapluma (he estado hablando de Cervantes y tenía ganas de usar esa expresión) y le has dado al botón sin pensar, pero ¿me estás diciendo que eres tan cándido como para pensar que tú y yo con nuestro voto influimos más en el resultado electoral que los Campechanos (por mucho que no voten)?

    Todo esto es lo que pasa cuando las piezas del mobiliario se empeñan en intentar pensar por sí mismas y tomar decisiones. ¿Os imagináis lo que pasaría si todos los floreros, mesitas , lamparitas, etc, de este país hicieran lo propio y se pusieran a contar sus memorias en un libro?

    Comentario escrito por Karraspito for President — 31 de October de 2008 a las 9:33 am

  11. Si la campechana que no vota ejerce su función de florero institucional, como le corresponde por su trabajo, es probable que su influencia en la sociedad sea mínima (aparte del hecho mismo de la existencia de una profesión que se llame “reina”), pero si por el contrario opina cual verdulera sobre cuestiones de orden social (sobre las que además ya se ha legislado) que contienen una fuerte carga ideológica y se posiciona a favor o en contra de una u otra, aprovechándose de su privilegiada posición, sí puede ejercer una enorme influencia sobre algunos sectores sociales y estará violando e incumpliendo su contrato laboral (la Constitución), que reserva para la corona un papel de neutralidad.
    Efectivamente, como dice Guille Gat, ha abierto la caja de los truenos al entrar en el debate público. Que se atenga a las consecuencias.

    Comentario escrito por guimusa — 31 de October de 2008 a las 1:01 pm

  12. Estupendo: en el momento en que empieza a declinar la cuestión de si debe asistir o no a una reunión sobre economía un individuo que no sabe lo que es la inflación ni el Euríbor, hemos encontrado la nueva noticia del mes. Apasionante el tema este; “la caja de los truenos”, vamos.

    Comentario escrito por Ksiaze — 31 de October de 2008 a las 1:51 pm

  13. Buenas,

    Uno q no sabe muy bien q pintan nuestros reyes, aun Sofi me cae bien. Lo q puedan opinar me da igual la verdad, en realidad no tienen mucho poder legislativo… nos cuestan unos euros, cierto, pero si tuvieramos q pasar por cuchillo a todos aquellos q nos cuestan pasta sin ofrecer nada a cambio, nos encontrariamos con los mismos problemas logisticos q el III reich.

    En realidad solo queria deciros la sonrisa boba (mas de lo normal) q me produce la situacion. Como han saltado muchos colectivos y medios. Como las “beatas” q incordiaban a los espectadores de la “ultima tentacion de cristo”… Menos mal q vosotros sois uno de los ultimos bastiones de la verdadera masculinidad.

    Inaki Gabilondo: “Es un error que la Reina se alinee, quiéralo o no, con un bando político”. O cuando los politicos se “adueñan” de las ideas (no les basta con el dinero)… ha dicho la gran estrella pero tan entreñable como el cura de nuestra parroquia.

    Saludos
    paco

    Comentario escrito por paco — 31 de October de 2008 a las 1:54 pm

  14. Pero vamos a ver:

    ¿es importante, esto? En cierto modo, estoy con Ksiaze.

    Dejemos a un lado que la reina o su familia hayan metido o no la pata, olvidemos las tertulias verduleras y vayamos por un momento al fondo de la cuestión: ¿hay que abolir la monarquía en España?

    No lo digo en plan retórico, ni para que Guillermo se luzca con un sesudo artículo, ni para que nos pongamos a elucubrar o a reírnos haciendo chascarrillos. Pensad por un momento en la posibilidad real (bueno, perdón, republicana). ¿Qué dirían los partidos (obviando las palmitas alborozadas de los rescoldos de IU)? ¿Quién apoyaría la proclamación de una 3a República? ¿Cuántos debates, discusiones, ires y venires habría? ¿Quién hablaría mientras tanto del Euribor y de la crisis? ¿Viviría el rey peor en un supuesto exilio?

    Y lo que es mucho más gordo: ¿existe alguna posibilidad de cambiar el orden legal actual sin rupturas? Creo que no. Y si se hace con una ruptura, ¿no será eso abrir, esta vez sí de verdad, la caja de los truenos?

    No soy monárquico, precisamente, pero me fastidia la frivolidad con que se plantean algunos temas sólo porque “el rey tiene cara de tonto” y otros argumentos de peso parecido. En todo caso es un mal menor, y como tal fue aceptado por los antimonárquicos hace 30 años.

    Ahora imaginemos todos juntos un Presidente de la República del PP. O del PSOE. Jo, qué neutralidad, qué poquitas bromas se harían.

    Comentario escrito por Andayá — 31 de October de 2008 a las 3:25 pm

  15. Andayá,

    Una de las cosas buenas que tiene la República es que el cargo ni es vitalicio ni es hereditario. ¿Que el presidente es del PP? Lo es porque así lo han decidido los ciudadanos. Y que sea o no del PP tiene importancia en función de las atribuciones que se le conceda. Puedes vivir en con un presidente al estilo francés o al estilo alemán, que casi ni se le conoce fuera del país.
    En un sistema donde se supone que todos somos iguales ante la ley, es una aberración que la jefatura del Estado esté reservada al primogénito varón de una familia.
    Encima, es un sistema caro. En una República, te limitas al presidente y su consorte. Aquí, además, tienes príncipes, infantas, sus parejas y, dentro de poco, a los nietos, todos con su “casa” (me refiero al aparato de funcionarios que les acompaña más allá de los guardaespaldas, no a su domicilio) y su protocolo.

    Y la monarquía no debe estar tan firmemente asentada en el país cuando es necesario protegerla de toda crítica. Por si algún medio no ejerce la “autocensura” como es debido, allí están jueces y fiscales, por no hablar de la persecución judicial a súbditos díscolos. Y eso que se rumorea que la biografía del Campechano y su progenie no es tan idílica como nos la pintan.

    No se trata de abolir la monarquía ahora mismo. Pero si de dejar abierta una puerta a un cambio de régimen en caso que la voluntad popular así lo decida. La forma de la jefatura del Estado no debería ser inamovible, por lo menos a largo plazo.

    Comentario escrito por lluis — 31 de October de 2008 a las 3:59 pm

  16. Respondiendo a Ksiaze y Andayá, la cosa no se refiere, en mi caso, a que yo crea importante la opinión de la Reina sobre cualquier asunto. Se refiere a que me irrita profundamente la mera existencia de la Monarquía, y de ahí creo sano criticar -precisamente porque, así de deficiente es nuestro espacio público, aún hoy parece impropio hacerlo- este tipo de situaciones.

    ¿Quién cojones es la Reina, que vive del erario público con arreglo a su supuesta capacidad de representación de los españoles, para ir poniendo en duda alegremente la ejecución de las leyes u opinar sobre cualquier cosa? ¡Y encima tiene el rostro de decir que la Familia Real, la pobre, tiene la libertad de expresión “cercenada”! ¡Pero si los que la tenemos cercenada somos todos los demás, joder!

    En cuanto al hipotético tránsito a una república, la cosa no va, ni con este ni con ningún otro tema, de que se proponga debatir sobre la Monarquía para, a partir de ahí, tomar la Bastilla. Pero el principio de la oposición y el cambio está en que se pueda discutir sobre ello. De eso va la cosa. Porque yo prefiero mil veces a un presidente de la República del PP o del PSOE (o de España 2000, o del Partido del Cannabis) que a un Rey. Y no soy un radikal descerebrado. Simplemente, creo en la legitimidad que otorgan los votos.

    Un cordial saludo

    Comentario escrito por Guillermo (LPD) — 31 de October de 2008 a las 5:41 pm

  17. Yo estoy de acuerdo en que los miembros de la Familia Real, en virtud de la función representativa que les corresponde, se abstengan de enredarse en la arena política. El problema en este caso es que de unos años a esta parte este país se haya desquiciado hasta el extremo de que uno de nuestros mayores problemas políticos sea el nombre que se haya de dar a las parejas de homosexuales (dado que, por su propia naturaleza, el lenguaje políticamente correcto es perecedero y transitorio, y cada expresión ha de ser sustituida en breve por otra nueva). Si el Gobierno o el Parlamento modifican por ley el significado de la palabra “matrimonio”, cada persona que emplee esa palabra se estará metiendo en un berenjenal político, lo cual, tratándose de la Familia Real, no será aceptable.
    Bueno, pues así nos va. Ya puestos, propongo restringir el derecho de opinión a todos aquellos que hablen el castellano peor que la Reina, que, según parece, lo habla tan mal y tan digna de censura es por ello (a mí siempre me ha parecido que lo habla bastante mejor que su marido).
    En cuanto a la Monarquía como problema… si lo peor que nos puede pasar por tener Monarquía es que la Reina opine sobre los homosexuales, ME QUEDO CON LA MONARQUÍA.
    Un saludo.

    Comentario escrito por Ksiaze — 31 de October de 2008 a las 6:45 pm

  18. En el País publican hoy que los del psoe siguen dándole al pásalo:

    “PSOE. Un SMS con instrucciones. “La dirección del grupo recuerda que el criterio permanente es no valorar las opiniones de los miembros de la Casa Real”. Los diputados del PSOE recibieron a primera hora de ayer este SMS.”

    Comentario escrito por popota — 31 de October de 2008 a las 7:58 pm

  19. Ksiaze,

    Si en el momento actual alguien puede pensar que el principal problema que hay en este país viene dado por etiquetar como “matrimonio” a una unión legal de homosexuales, es que vive en otro planeta.

    Claro que sus majestades no tienen problemas como el resto de mortales. La crisis es algo que afecta a los demás, a ellos encima les aumentan el presupuesto de gastos de bolsillo.

    Se esperaría algo más de comedimiento en alguien que vive de los impuestos que pagan todos los españoles, incluídos los que desprecia. Porque que yo sepa, homosexuales, mujeres maltratada o los que no comulgan con la verdadera fe también pagan a Hacienda, a ningún republicano le hacen descuento.

    Comentario escrito por lluis — 31 de October de 2008 a las 8:10 pm

  20. Lluis, si no es el principal problema, sí fue hasta hace poco (según las encuestas) el principal mérito del gobierno Zapatero, junto con la retirada de tropas de Iraq. Supongo que ahora toca presumir de la cumbre mundial y de la gestión de la crisis, que tan diligentemente están llevando -y siempre con la verdad por delante. Las iras y los odios africanos de este país cainita se los puede llevar la Reina por abrir la boca que nuestros presupuestos deberían haber tapado.

    Comentario escrito por irichc — 31 de October de 2008 a las 10:15 pm

  21. A mi las opiniones de la Reina la verdad es que no me han sorprendido en lo mas mínimo. Son normales en alguien que vive, ha vivido y vivirá sin dar palo al agua.

    Lo que me sorprende de verdad es que exista gente que piense en las bondades de esta gente, y que haya algunos que incluso digan que son reyes de izquierdas.

    Yo lo que creo que pasa, de un tiempo a esta parte, es que los mismos que los han defendido a troche y moche (los periodistas) ahora, no se muy bien los porqués, se dedican a mostrarlos como son. Es cierto que ellos tampoco ayudan nada, pero es que como han vivido protegidos siempre no conocen la prudencia: a la vista esta.

    En cuanto a lo de monarquía vs república. Yo me decanto por esta última, pero sinceramente no me parece que sea posible convencerlos democráticamente, para que se vayan; máxime con declaraciones del tipo: “mi marido no abdicará jamás”.

    Así que tendremos que seguir sufragándolos, pero por favor que alguien los vuelva a cubrír, porque ya me da vergüenza ajena leer tamañas declaraciones.

    Comentario escrito por Belisario — 01 de November de 2008 a las 2:03 am

  22. ¿Monarquía o república?

    NINGUNA DE LAS DOS

    Me explico, a día de hoy, España es formalmente una MONARQUÍA constitucional, pero en la práctica es una república, entendida en el sentido tradicional del término (res publica, koinonia o commonwealth), como el predominio del pueblo en el gobierno político de un estado.

    En España, de momento, no existe una autocracia dado que la redacción de normas y ejecución de las mismas no corresponde a la voluntad de una única persona; por tanto, los reyes o el presidente de la posible república cumpliría únicamente la función de florero institucional.

    Los que os proclamáis republicanos, ¿queréis dotar de contenido a ese florero, o mantenerlo como hasta ahora, pero, eso sí, eligiéndolo cada 4 o 5 años y que se llame presidente de la república en el lugar de rey?

    Para los que tengáis la tentación de otorgarle la función de papel moderador entre los distintos poderes pensad en ZP presidente del gobierno y Felipe de Presidente de la República, o para hacerlo más gracioso a Aznar de Presidente.

    Dado el sentido de la responsabilidad tan acusado que tienen los dirigentes políticos que tenemos, y que los ciudadanos no exigimos absolutamente nada excepto que, si es posible, el político que llegue a cargo público se acuerde de nosotros o nuestros hijos en las oposiciones que convoque, el espectáculo está asegurado.

    Creo que el debate entre monarquía o república está anticuado, trasnochado y carece de importancia. Me da igual que dilapide el dinero del estado un borbón o un iluminado elegido por todos cada x años. Preferiría que ese cargo de florero simplemente se extinguiese.

    En cuanto a las opiniones de la reina, han servido para mostrar el integrismo ideológico que impera en España. Si esa señora opina que las uniones entre homosexuales no deben llamarse matrimonio y está en contra del aborto y de la eutanasia, tiene el mismo derecho, que cualquier otro ser humano, a pensar lo que le parezca; otra cosa es el deber de someterse a las reglas que nos damos a nosotros mismos.

    Por explicarme mejor, la función de las leyes no es hacernos mejores personas; la función de las leyes, entre otras, es determinar que comportamientos son, o no, adecuados en la vida en sociedad.

    Por ejemplo, si a mí no me gustase la gente de etnia gitana y yo tuviese una empresa donde trabajase un gitano, las normas que no hemos impuesto me impedirían despedirlo por ser gitano y, en el caso de que lo hiciese, el estado ejercitaría su ius puniendi y me castigaría; pero lo que la norma no puede hacer es obligarme a que tenga sentimientos de aprecio por el trabajador gitano o, por muy duro que suene, o a dejar de tener sentimientos de desprecio hacia él.

    Así que a ver si dejamos de menospreciar y tratar con tanta displicencia a las personas que piensan distinto, en este caso a los de la derecha de las cavernas, por el hecho de que no les gusten las bodas homosexuales, el aborto o la eutanasia; al fin y al cabo sólo son un voto por persona y las normas son el fruto de los votos de toda una sociedad en un momento dado.

    Comentario escrito por menipo — 01 de November de 2008 a las 5:17 pm

  23. Menipo,

    Sigo prefiriendo a Aznar de presidente de la república antes que a Juan Carlos de rey o Felipe de heredero forzoso. Si no nos gusta Aznar, se le puede despedir en cuatro años. Si no nos gusta Juan Carlos, no sólo no podemos despedirlo sino que, si mostramos públicamente nuestra falta de aprecio a su persona, nos pueden procesar.
    Y su interferencia en el gobierno dependerá del poder que se lo otorgue. Aznar ya habla ahora -las más veces, provocando vergüenza ajena en sus propios acólitos-, desde una presidencia del estado honorífica no podría hacer gran cosa más. La actividad pública del rey la aprueba el Ejecutivo, si lo sacan a México, a Cuba o a Indonesia es porque el gobierno así lo cree conveniente.

    Respecto a ciertas opiniones, si realmente quieren aparentar que están por encima del bien y del mal se las deben guardar. Si habla de los homosexuales o de la necesidad de enseñar religión en las escuelas, también podría meterse con la gestión de la crisis, la especulación o las pensiones mínimas. Y de eso no dice nada. Se ve que son temas que no le afectan demasiado, no paga alquiler por el palacio ni ella y su esposo tienen que subsistir con 700 € al mes.

    Comentario escrito por lluis — 01 de November de 2008 a las 6:12 pm

  24. He apuntado con todo detalle lo que habéis dicho para enviárselo a la Policía. Lo tuyo también, Guillermo. Con subrayados y notas al pie con nuestras conversaciones privadas (me da igual que fueran trasegando, es más, los borrachos siempre dicen la verdad).

    En otro orden de cosas, la Reina en modo alguno sostiene posturas propias de otros siglos o mentalidades cavernarias que lastran nuestra sociedad de progreso y bienestar.

    Sencillamente, a la vista del deterioro de la imagen de la Corona después de que El Rey osara no sumarse a alguna de las tres mil manifestaciones que llevó a cabo el PP el año pasado, no ha quedado más remedio que desplegar esta campaña de marketing.

    ¡Cómo va a ser la Reina creacionista si es arqueóloga (y especialista en puericultura), infelices!

    Ahora lo que se ha logrado es que los españoles de bien, diez millones, tengan un referente en la Casa Real. Algo que garantiza apoyo a la Institución en un momento delicado como es el del la sucesión con plebeya divorciada de por medio. Un proceso en el que no sé si os habéis dado cuenta, pero la Reina está jugando un papel protagonista apareciendo al lado de Letizia en todas las fotos del Hola -con naturalidad y complicidad- para, con el prestigio que tiene, legitimar su imagen y fortalecer la transición dinástica.

    Excuso señalar que la Corona de España es la garantía de la democracia en nuestro país. De modo que cualquier fisura en sus cimientos o retroceso republicano supondría guerras terribles, hambrunas, epidemias, quién sabe si también la desaparición física de España, de la Península con Portugal y todo. Obsérvese, pues, la importancia de esta campaña de marketing.

    Con respecto al golpe de los coroneles, tengo entendido que Constan no tuvo nada que ver y que lo que se le echó en cara es que no se opusiera. Una irresponsabilidad, pues su obligación era morir en su puesto como garante de la libertad que era. ¿Atacando a los coroneles con un tenedor? pues por ejemplo. Porque la lealtad al pueblo tiene que ser recíproca.

    Pero la campaña de marketing también alcanza a este episodio. En el otro libro que se ha publicado sobre la Reina, el del tipo de EFE, dice que ‘ejque’ se quedó para preparar un contragolpe con los generales, que eran los monárquicos. Si esta rueda de molino sirve para que no desaparezca España, yo me la trago.

    Comentario escrito por Álvaro — 01 de November de 2008 a las 6:23 pm

  25. Me sigue pareciendo muy gracioso que en vez de pedir la extinción de un puesto irrelevante y muy oneroso, cómo es el de monarca o el de presidente de la república, os conforméis con el privilegio de elegir al tipo que se va dar la gran vida durante 4 años a cargo de nuestros impuestos.

    Si señor, una gran conquista esa de elegir un vividor cada 4 o 5 años.

    Comentario escrito por menipo — 01 de November de 2008 a las 6:32 pm

  26. Por cierto Lluis no he entrado en el debate de si la reina puede o no puede hablar; he escrito acerca de la polvareda que ha levantado las opiniones de la reina sobre unas determinadas cuestiones. ¿Si el pensamiento de la reina acerca de esas cuestiones fuese estar a favor de las bodas homosexuales, del aborto o de la eutanasia habrías reaccionado con la misma acidez y contundencia?

    Creo que no. Creo que el nivel de maniqueísmo e integrismo de la sociedad española se parece cada día más al de una religión, de tal modo que el hecho de que una persona (en este caso no me refiero a la reina) no esté de acuerdo con las bodas homosexuales, el aborto libre o la eutanasia (que son los leit motiv ahora escogidos) hace que se le deba quitar el carnet de persona.

    Ya no hay respeto por la libertad de conciencia; si quieres que la sociedad te considere persona has de aceptar todos y cada uno de sus mandamientos como dogma de fe; es un comportamiento muy propio de una orden religiosa.

    Comentario escrito por menipo — 01 de November de 2008 a las 6:59 pm

  27. Yo estoy completamente de acuerdo con Menipo: al final, el cargo que está por encima del de Presidente del Gobierno tiene una función de mero florero, mobiliario puro y duro. Yo personalmente optaría por quitar el cargo directamente. Algunos dicen que el rey cumple una importante labor diplomática. Vale, pues se podría crear un puesto similar, llamadlo “Jefe de la Diplomacia” o como queráis, elegido por oposición u otro método que permita valorar los méritos de los aspirantes, que no pertenezca a priori a ningún partido político y que se dedique a ir corrigiendo las meteduras de pata de Desatinos o de cualquier otro, o mandando callar a revolucionarios bolivarianos. La existencia de este puesto tendría aparejado un sueldo digamos más “normal” y nos ahorraríamos el dineral que se va cada año en mantener a los familiares del mobiliario principal. En cuanto a la función de Campechano I como Jefe del Estado Mayor, de eso sí que me río, seguro que el Ejército se quedaría totalmente desorganizado si él (Dios no lo quiera) faltara algún día XDD…vamos, otro cargo de florero, a añadir a todos los demás.
    Pues eso, yo abogo por una República pero con un único cargo de gobernante, esto es, como hasta ahora pero suprimiendo la figura de adorno que pende sobre la presidencia del gobierno.

    Comentario escrito por Karraspito for President — 01 de November de 2008 a las 7:12 pm

  28. Menipo,

    En caso de que se hubiese expresado en otros términos, ya habrían salido otros a criticar. Pero durante décadas nos han vendido que la monarquía estaba por encima de esas cosas, y se callaban incluso cuando tenían que tomar partido.
    Evidentemente, por mi puede hablar cuanto quiera, pero entonces que acepten que la monarquía pueda entrar a trapo, dando y recibiendo cual verduleras. Y en este caso, que eliminen el delito de “injurias a la corona”, porque si a alguna mujer maltratada se le ocurre calificar en ciertos términos las opiniones de su majestad, puede acabar ante el juez.

    Y si, ya puestos, considero también que para ahorrar costes es mejor integrar la presidencia del gobierno con la jefatura del estado. Ejercer de florero lo pueden hacer igual de bien Zapo o Marianico que Juanca, y encima mientras estén luciendo percha en alguna reunión de mandamases en la Melanesia no estarán desgobernando en España, cosa a agradecer. Lo que encuentro inadmisible es que el puesto ese de florero, con los privilegios asociados al cargo, sea hereditario y blindado constitucionalmente.
    Porque, además, esa herencia no garantiza la adecuación necesaria, salidas de tono como el “por qué no te callas” ya son de vergüenza ajena, imaginemos lo que podría pasar (sin desear mal a nadie) con un Froilán I en el trono bajo la regencia de su madre, y con el duque de Lugo acechando. O ya puestos a magnificar el esperpento, recordad que el conde Lecquio figura en la línea de sucesión al trono.

    Comentario escrito por lluis — 02 de November de 2008 a las 10:21 am

  29. Lluis,

    ¿Quién te ha vendido durante décadas que la monarquía está por encima de esas cosas?

    Así que si durante décadas se repite una y otra vez una consigna (por ejemplo, el planeta es cuadrado) automáticamente te la crees. el problema no es de quien lo repite, sino de tu ausencia de criterio y de que te crees lo primero que dice cualquiera. Creo que en este punto, por mucho que te pese, la corona no tiene culpa. Que te creas todo lo que dicen en la calle solo es imputable a ti.

    A la monarquía se la puede, y se la debe criticar; hay muchísimos motivos, más allá de la anécdota de mitrofan o el por qué no te callas. Creo que es mucho más interesante saber que ocurre y que trato le dispensa la fiscalía y judicatura a señores como los albertos o Prado Colón de Carvajal (no sé como se llama exactamente el sujeto en cuestión), decisiones (las del fiscal, me refiero) tomadas todas ellas por el gobierno.

    Lamento que creas que la única forma de criticar sea rebajarse al nivel de verduleras; en mi opinión se puede criticar con mucha dureza y seriedad sin necesidad de recurrir a la injuria o difamación; otra cosa es que la gente que puede realizar crítica de forma pública (medios de comunicación) no sepa, no tenga capacidad para realizarla o, simplemete, no quiera.

    Si el jueves entiende que la mejor forma de criticar la función de la corona es realizar una caricatura de los príncipes copulando y con la princesa a cuatro patas (ya sé que la crítica real estaba en las frases de los bocadillos) yo no la comparto; creo que no hace falta ser tan soez. Entiendo que el jueves no buscaba únicamente la crítica a la corona, sino que realmente buscaba revitalizar la revista, y para ello nada mejor que la unión de la caricatura y el poco cerebro de quién dió la orden de imputar y acusar por un delito de injurias a la corona. Yo lo hubiese dejado pasar sin más.

    No entiendo tu referencia a la mujer maltratada. No sé si la monarca habrá dejado alguna perla en relación al tema, pero se me escapa el vínculo que puedan tener los malos tratos con las frases de la reina.

    Comentario escrito por menipo — 02 de November de 2008 a las 12:02 pm

  30. “¿Quién te ha vendido durante décadas que la monarquía está por encima de esas cosas?”

    Pues ha sido la propia Monarquía, y el sistema político-institucional de cuya estabilidad la Monarquía es garante. Vamos, que no es que nos hayan convencido de esto los del Hola. Aquí el problema no es que la Reina sea creacionista, o defienda a Franco, o crea que lo de la violencia de género “no es para tanto”. Por mí, como si quiere defender la inexistencia del Holocausto. El problema es que el papel que se nos ha vendido, en la prensa, en las instituciones y en la Constitución, es:

    - Los Reyes tienen una función representativo – moderadora.
    - En el ejercicio de esta función, los reyes han de moverse con discreción, y no pueden (ni deben) opinar sobre asuntos de actualidad. No pueden, específicamente, tomar partido. Con lo que, si tienen problemas de conciencia, que se jodan y los ventilen con su confesor o psicólogo.
    - Como esto dejaría, supuestamente, en un estado de indefensión a la Corona, que no se puede defender, la pobre, y como además la Corona es un símbolo de la Patria y bla bla bla, creamos el delito ad hoc de “injurias a la Corona” (por no hablar de la omertá político-mediática que durante 30 años ha mantenido a la Monarquía fuera del debate público).

    Y luego aparece la Reina soltando gilipolleces con toda libertad. Pues esto es una vergüenza, os pongáis como os pongáis. Porque, como bien indica Lluís, es tal el alucinante estado de desequilibrio al que llegamos que no se trata sólo de que se esté abjurando de la función que teóricamente tienen los reyes (que justifica su existencia, la surrealista legitimación por la sangre y el derecho de herencia, su opacidad y un larguísimo etc.), sino que, además, tampoco es precavido defenderse. Porque algún fiscal psicópata que quiera hacer méritos puede encausar a alguien que salga en la tele diciendo, por ejemplo, que la Reina es una imbécil que no tiene ni puta idea de violencia doméstica y de cuándo bien hace en esto la transparencia informativa. Porque, Dios mío, oh no, ha injuriado a S.M.!

    Un cordial saludo

    Comentario escrito por Guillermo López — 02 de November de 2008 a las 12:44 pm

  31. Guillermo,

    1.- NO EXISTEN LOS FISCALES PSICOPATAS; si en el Estado Español existe un cuerpo disciplinado y obediente (así lo impone la ley) es el cuerpo de Fiscales que, dejando al margen las peleas internas por alcanzar la cúspide, ESTÁN SUJETOS A LA VOLUNTAD OMNÍMODA del Fical General del Estado que es el único responsable de la decisión de acusar por el delito de injurias a la corona.

    2.- De siempre recuerdo a la Corona opinando acerca de temas de actualidad. Desconozco si has oído algún discurso de navidad del rey pero nunca faltan las menciones al terrorismo, paro…

    3.- Desconozco de donde te sacas eso de que la corona es garante del sistema político-institucional; los únicos garantes del sistema político-institucional son los ciudadanos que son los depositarios de la soberanía nacional. Si en España existe la monarquía parlamentaria como forma de estado es porque así lo decidieron los ciudadanos votando a favor de la constitución en 1978. En el momento que los ciudadanos decidamos que queremos otra forma de estado la tendremos, y lo que opinen los borbones al respecto no será relevante.

    4.- Lo que sí me parece preocupante es que el hecho de que califiques como gilipolleces el no estar a favor del aborto, la eutanasia o del matrimonio homosexual por el mero hecho de no estar de acuerdo con esas ideas.

    5.- Por cierto, ¿sigues pudiendo opinar y criticar a la corona o has sido detenido por la Guardia Civil? Eso de que no se puede criticar a la corona no responde a la realidad, en mi opinión, claro. Ahora, entre la crítica, que puede ser muy dura y corrosiva, y las injurias, no ya a la corona sino a cualquier persona, hay una distancia bastante grande y el margen de maniobra para criticar es muy amplio. No está penada la opinión, está penada la injuria y la descalificación. Un ejemplo claro está en las condenas que le están imponiendo a tu admirado FJL.

    6.- La prensa y las instituciones están vendiendo la idea de que la actual crisis únicamente es una crisis financiera debido a los malos que son los USA, y que el sistema bancario español es segurísimo, ¿tú te lo crees? mira que lo dice la prensa, el gobierno, el banco de españa… A pesar de lo que dicen todas esas instituciones parece claro que los españoles tenemos problemas económicos propios: burbuja inmobiliaria, baja productividad, escasa insdustrialización, excesiva dependencia del sector servicios entre otros que hace que la crisis española presente mayores semejanzas con la crisis en la que lleva inmerso casi 20 Japón, y así mientras el resto de países, una vez pase la actual coyuntura financiera, saldrán adelante, a nosotros nos va a llevar mucho más tiempo.

    Es una excusa muy poco convincente que mantengas que te han hecho creer, o es que a estas alturas todavía crees que los reyes magos dejaban los regalos en la noche del 5 de enero; si te lo han hecho creer y todavía no te han dicho lo contrario es posible que sigas convencido de ello.

    Comentario escrito por menipo — 02 de November de 2008 a las 2:41 pm

  32. Con el debido respeto a la pagina definitiva,el tema de la reina ya cansa.
    ¿A quien le importa lo que diga esta señora?.
    ¿Importa mas que lo que diga el papa( de Roma)?
    Ella tiene derecho a decir lo que quiera manteniendo unos minimos, y nosotros a pasar olimpicamente de ella.
    Si no le gusta su … posicion que la deje, y que nos dejen en paz sus detractores y defensores.
    Y si alguien quiere una republica ya lo sabe :NO VOTAR.
    Todos los partidos desean el sistema actual,les encanta tener un comodin del publico (rey) o deus ex maquina para sus meteduras de pata.
    Ya hemos visto como los patricios de ERC republicanos
    (JA JA JA) SE CUIDAN COMO REYES.
    (Y los del PPSOE,BNG,CIU ,ETC..)
    Afrontemoslo el sistema esta podrido,lo de la reina es una cortina de humo,y mientras no se habla de la no crisis.
    Me decepcionan señores,pensaba que la pagina definitiva no daria tanto credito a una bomba de humo.
    by Horus a proud harto de cortinas de humo.
    Lo proximo sera volver a hablar de Franco y tal y tal.

    PD: Las criticas van incluidas en el sueldo,y mientras no haya injurias a aguantarse tocan.Ahora que no me parece bien linchar al florero real mientras el ejecutivo ejecutor se va de rositas.
    Hay crisis y aqui fijandose en un adorno,en lugar de disparar a los patricios.
    (idem de lo publicado en la zona del SR Boix,lo siento pero el barco se hunde y aqui la peña fijandose en la mujer del capitan honorifico).

    Comentario escrito por HORUS — 02 de November de 2008 a las 3:41 pm

  33. PERDON, ES Deus ex machina.
    Lo lamento,asi com el tema de los acentos, pero ya es marca de la piramide(para picar al bueno de Popota).

    Comentario escrito por HORUS — 02 de November de 2008 a las 3:48 pm

  34. No me entusiama el tema elegido por el artículo, pero he encontrado interesante la idea de menipo. ¿Para qué un presidente de la República? Tiene razón sus funciones más que discutibles y los costes realmente caros. Incluso si Catalunya consigue algun la independencia, cosa que a dia de hoy me gustaría, ¿para qué un presidente de la República?

    En lo único que no estoy de acuerdo con menipo es con la libertad de expresión de la reina de España. Un juez no tiene libertad de expresión respecto a un caso que está juzgando (o al menos no debería tenerlo), un médico también tiene limitadas sus opiniones sobre un paciente y supongo que muchas otras personas que ejercen una profesión limitan su libertad de expresión por una cuestión de profesionalidad. La reina ejerce un cargo que le exige una cierta neutralidad y en este caso no ha cumplido con esta exigencia. Si quiere entrar en polémicas tiene todo su derecho, pero el camino a seguir es empezar por abdicar. Una vez haya abdicado puede ir a la Noria de Jordi González y despotricar todo lo que quiera o presentarse a las elecciones.

    Comentario escrito por Jordi — 02 de November de 2008 a las 4:09 pm

  35. Un médico o un abogado están vinculados por el secrerto profesional; mediante esa obligación de confidencialidad se protege el derecho a la intimidad del paciente o del cliente. Nadie tiene derecho a conocer de que estoy enfermo, o que problemas legales puedo tener a no ser que yo decida voluntariamente contarlo.

    En el caso del juez, principalmente se busca proteger el derecho a que el caso sea resuelto por un juez imparcial en su vertiente objetiva (vinculación entre el juez y el asunto, tema éste en el que la judicatura española ha recibido varios rapapolvos por parte del Tribunal Europeo de Derechos Humanos).

    Desconozco si la reina tiene alguna obligación de guardar secreto en relación a temas a los que tenga acceso por razón de su puesto. Me da la impresión de que uno de los pocos temas sobre los que haya podido influir es el relativo a la elección de los nueros y la nuera. Por lo demás el cargo que ocupa la reina me parece absolutamente irrelevante; no veo a las señorías del hemiciclo votando las leyes en función de la opinión de la monarca. Los padres de la patria solo cumplen las consignas de partido.

    Comentario escrito por menipo — 02 de November de 2008 a las 4:42 pm

  36. Menipo,

    Durante años, ha sido la propia monarquía la que se ha vendido como que estaba por encima de todo y no se metía en el debate. El rey, normalmente, no acude a votar. Tampoco usa la prerrogativa que le concede nombrar un número determinado de senadores, a mi juicio es correcto. Si quieren dar una imagen de neutralidad por encima del debate (serio o de verduleras) la reina no podía meterse en el berenjenal de las críticas.

    Estoy de acuerdo en lo que dices acerca de la famosa caricatura de El Jueves. También la encontré de bastante mal gusto. Pero encontré mucho peor la intervención posterior de la fiscalía y la condena. Y pese a su mal gusto, la cosa sirvió para que, por primera vez en años, se abriese una especie de mini-debate sobre la monarquía, y parece que por fin las cosas están normalizándose un poquito en este aspecto. Aunque tiene bemoles que el origen de todo fuese una viñeta soez en un semanario satírico y no otros agujeros oscuros de la monarquía que nadie se atreve a sacar en primera página.

    Lo de las mujeres maltratadas iba a cuento de otra cosa. La reina opinaba que tanta denuncia y tanta salida en los medios de casos de esos hacían una especie de “efecto llamada”, es decir, daban ideas a algunos respecto al tratamiento que se le ha de dar a la esposa/compañera si la cena no está a punto a las 9 o la camisa no está correctamente planchada. Supongo que la situación idílica era la de hasta hace 20 años, en que una mujer que se atreviese a denunciar una paliza era tratada con desdén en comisaría y lo único que podía conseguir era otra paliza más fuerte al llegar a casa.

    Comentario escrito por lluis — 02 de November de 2008 a las 6:08 pm

  37. Horus,

    No te preocupes por la proporcionalidad de las críticas a la reina/al ejecutivo. La prensa adicta al principal partido de la oposición ya se encarga de ponerles a caldo, día si día también. La adicta al nacionalismo catalán (básicamente el Avui, aunque si oyes a espantajos como Pío Moa resulta que La Razón y el ABC se han vendido al separatismo) reparte sus palos entre el Tripartit el gobierno central.

    Así pues, no creo que se haya magnificado tanto el asunto de su majestad. Claro que lo último que necesitamos es que se incluya el creacionismo en los temarios de ciencias naturales, o que tengamos que redactar una lista con religiones autorizadas y prohibidas.

    Comentario escrito por lluis — 02 de November de 2008 a las 6:14 pm

  38. Menipo, no se trata de que pueda influir en los padres de la patria sino del hecho de que utilize la representatividad que la da su cargo para expresar opiniones que sí pueden influir en la sociedad en general. ¿Acaso estamos aquí discutiendo el tema por las opiniones de la Señora Sofía? No, estamos hablando sobre la cuestión por tratarse de la reina de un estado. Si rompe la neutralidad del cargo, se acabará el cargo. Sólo recordar que los miembros de la casa real, se abstienen en las elecciones, ¿por algo será no? Yo creía que la presunta neutralidad de la casa real era algo asumido por todos, pero veo que no.

    Comentario escrito por Jordi — 02 de November de 2008 a las 7:17 pm

  39. “Franco era una dictador pero no un tirano”

    “Arias Navarro era un hombre duro y oscuro. No quería la democracia”

    “Felipr González es listo, nuy listo, y ha llegado a ser una auténtico estadista”

    “Ceaucesco es un personaje odioso y grosero”

    “Adolfo Suarez es una gran persona, un amigo leal”

    “Gorbachov es un gran demócrata, por eso chocó con el comunismo ruso, que estaba pasado de época y recelaba de su talante abierto”

    “Los socialistas están sabiendo salir con elegancia del Gobierno”

    “Doña Carmen Polo influyó en el matrimonio de su nieta Carmen con Alfonso de Borbón”

    “Josep Tarradellas era un gran estadista”

    “Arafat es un verdadero amante de la paz”

    Todas estas frases fueron pronunciadas por la reina y recogidas por Pilar Urbano en su anterior libro sobre la reina, en 1.996.

    Consecuencia: la reina ha hecho públicas sus opiniones, a través de Pilar Urbano, cuando ha querido o creído conveniente.

    No recuerdo la repercusión que tuvieron aquellas frases, pero creo que sería la de siempre: ninguna, porque a esta señora nunca se le ha prestado atención.

    En cuanto a su “capacidad de influencia en la sociedad en general”, lo siento, pero no puedo hacer otra cosa que reirme. ¿De verdad crees que la gente es tan idiota y no tiene criterio propio? No me imagino a la gente en su hogar esperando la opinión de la reina para saber que pensar acerca de los temas de actualidad.

    Por lo que he percibido, a la gente le da absolutamente igual la opinión de la reina; únicamente ponen el grito en el cielo los que presumen de republicanos y abrazan ese régimen como si fuese el bálsamo de fierabrás que va a curar todos los defectos de nuestra sociedad. El perjuicio principal de tener la monarquía española es la cantidad de dinero que se dilapida en mantenerlos y las nulas ganas que tienen de explicar en que se lo gastan.

    Sus opiniones son irrelevantes y carecen de influencia, otra cosa es que haya que tapar el hecho de que el gobierno, con el consentimiento de las corte ha decidido prestar o regalar dinero a los “eficientísimos y saneadísimos bancos y cajas de ahorros españolas” de una forma totalmente opaca y sin dar explicaciones a los ciudadanos acerca de quién los va a recibir, como se van a otorgar, si van a devolver ese dinero, qué cantidad se va a dar a cada entidad que lo solicite. Volvemos al despotismo ilustrado “todo para el pueblo, pero sin el pueblo”.

    Es el gobierno, y el congreso que consiente, quien tiene comportamientos de monarca absolutista. ¿Y qué nos queda a los ciudadanos? ¿realmente representan y defienden los intereses de los ciudadanos? Yo no estoy a favor de conceder cheques en blanco, y mucho menos si no están acompañados de las oportunas y debidas explicaciones.

    Comentario escrito por menipo — 03 de November de 2008 a las 10:48 am

  40. matrimonio.
    (Del lat. matrimonĭum).

    1. m. Unión de hombre y mujer concertada mediante determinados ritos o formalidades legales.

    2. m. En el catolicismo, sacramento por el cual el hombre y la mujer se ligan perpetuamente con arreglo a las prescripciones de la Iglesia.

    3. m. coloq. Marido y mujer. En este cuarto vive un matrimonio.

    4. m. P. Rico p. us. Plato que se hace de arroz blanco y habichuelas guisadas.

    Por mucho que me joda la corona, hasta que no se cambie la palabreja en la Real Academia de la Lengua Española, los homosexuales pueden rabiar todo lo que quieran.
    Pero las cosas son como son y sabemos que ha ciertos lobbies les jode la verdad (y no saber ni el significado de las cosas)

    Por otro lado, lo del guiso me ha dado una idea para esta semana.

    Comentario escrito por danniel — 03 de November de 2008 a las 10:49 am

  41. me irrita profundamente la mera existencia de la Monarquía, Guillermo dixit. Toma, y a mí pagar a Hacienda. Es un mal necesario. Se puede propugnar su reforma para que joda menos, pero tiene su función, y no veo grandes ventajas en cambiarla por un Presidente de la República.

    En mi opinión, para cumplir su función, la familia real debe ahorrarse comentarios como los que han dado pie a este revuelo. Eso significa que sí, que tienen (o deberían tener) la libertad de expresión cercenada. Guillermo, explícame en qué la tienes cercenada tú. ¿Tienes a la Policía aporreando tu puerta? Porque desde luego, aquí os despacháis a gusto desde hace años, lo que me parece de perlas, por otra parte.

    ¿Quieres debatir sobre monarquía o república? Pues adelante. Nadie te va a encarcelar por eso.

    Menipo, estoy bastante de acuerdo contigo salvo en lo de que sea innecesaria la figura de Jefe del Estado. Pienso que sí es necesaria, y que aquí la monarquía tiene sus ventajas, que podemos entrar a discutir si hay interés.

    Creo que nadie me ha contestado a mi principal argumento: En un estado moderno, la discusión monarquía-república es un asunto menor y, dado que en España la monarquía está más que blindada (perdóname, menipo, pero eso de “En el momento que los ciudadanos decidamos que queremos otra forma de estado la tendremos” es bastante ingenuo), creo que mejor dedicamos nuestras energías a otra cosa.

    Comentario escrito por Andayá — 03 de November de 2008 a las 11:40 am

  42. Danniel,

    La Real Academia va detrás de la sociedad, no por delante. Hasta ahora no contemplaban el matrimonio entre personas del mismo sexo porque no lo imaginaban. Hace 50 años tampoco incluían ciertas definiciones para el término “ordenador” o “navegador”, y bien que usamos estos aparatos. ¿O es que la gente se esperó a usar el Explorer a que la academia de la lengua autorizara el término?

    Es una excusa muy barata recurrir al diccionario para criticar el matrimonio homosexual.

    Comentario escrito por lluis — 03 de November de 2008 a las 12:10 pm

  43. A quienes abogan por eliminar el cargo de Jefe del Estado, decirles que a mí me parece que desempeña una labor fundamental. La labor de representación me parece insustituible, y, de hecho, incluso los países republicanos presidencialistas tienen esta figura (es el caso del Secretario de Estado en EEUU).
    Otra cosa es la forma de designar a la persona encargada de ocupar este puesto.
    Desde luego, la monarquía no es la más adecuada. Me parece una estupidez pensar que la persona más capacitada para desempeñar el cargo lo sea por motivos hereditarios. Por no hablar de la falta de libertad del “agraciado”: ¿qué pasa si Felipe prefiere dedicarse a la medicina o a repartir pizzas? ¿por qué le obligamos a formarse y a trabajar como Jefe del Estado?
    Tampoco la república es la panacea (aun siendo el método de elección mejor que el monárquico): tendríamos un Jefe de Estado que, por mucho que nos empeñáramos, no representaría a todos los españoles, sino a más o menos la mitad. Y perderíamos las ventajas de una persona dedicada toda su vida (y no sólo 4 u 8 años) al cargo: mayor experiencia, mejor red de contactos internacionales. Y las de neutralidad política (por muchas declaraciones polémicas que haga la Reina, siempre será mucho más sesgada la posición de un Presidente elegido en las urnas en representación de un partido político).
    En mi opinión, lo mejor es elegir en cada momento a la persona más adecuada para el cargo. Y, dado que el cargo no debe ser político, sino representativo, no creo que las urnas sean el mejor método de elección (por supuesto, tampoco la herencia). De igual manera que los jueces o los miembros del cuerpo diplomático se eligen por méritos, la mejor forma de elegir al Jefe de Estado es por concurso-oposición. De esta forma, se elegiría al candidato más adecuado quien pasaría a servir al Estado como funcionario público, prometiendo/jurando la Constitución y su deber de neutralidad. Cuando el elegido se jubilase (no cuando muera, evitando así los últimos años de pre-demencia senil), se elegirá a su sustituto por el mismo medio. Y, si durante el desempeño de su cargo, se demuestra claramente que no está actuando como debe, se le podría destituir como se puede destituir a un funcionario (¡uy! ¡perdón!, eso no se puede… pero debería).
    En definitiva, se trataría de buscar lo mejor de los dos sistemas, y eliminar lo peor. La monarquía y la república son sistemas de otra época, y debemos buscar un sistema más adecuado a nuestros tiempos.
    Os dejo como ejercicio buscar un nombre a esta forma de Jefatura del Estado.

    Comentario escrito por Viriato — 03 de November de 2008 a las 1:14 pm

  44. ¿Habéis leído las declaraciones de el vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons? :”la Familia Real no debería hablar” porque tanto Don Juan Carlos como Doña Sofía deberían ser “como la bandera”, que cumple “su papel en los actos oficiales, pero no hace declaraciones”. Esas declaraciones iniciales (de las que luego abjuró) deberían haber sido suscritas por todos los partidos políticos sin excepción.
    No solo no ha sido así, sino que el PSOE ha tenido los santos cojones de Pedirle a Rajoy que las desautorice oficialmente: «En tres semanas, el PP ha menospreciado al Ejército, insultado al mundo financiero y criticado a la Monarquía», por lo que «Rajoy debe exigir menos frivolidad y más responsabilidad» a su portavoz, consideró ayer el secretario de Política Municipal del PSOE, Antonio Hernando, respecto a las declaraciones que el viernes realizó el vicesecretario de Comunicación del PP.
    Una cosa es la denominada “prudencia gubernativa” con respecto a las declaraciones y otra la enorme y apestosa cagada del tal Hernando ese.

    Comentario escrito por guimusa — 03 de November de 2008 a las 1:22 pm

  45. Lluis.
    En primer lugar nadie a criticado el matrimonio homosexual. Yo soy el primero en estar a favor que tengan todos los derechos.

    Pero las cosas hay que llamarlas por su nombre. Y que la excusa de que la sociedad va por delante de la Real Academia es lo más pobre que he oído nunca.

    Por poner un ejemplo, los jóvenes de ahora apenas saben hablar y escribir y cuando escriben, “l acen d’sta mnera, komo si skribiera n l mobl” y no por ello habrá que incluir toda esa mierda en el diccionario.

    O por poner otro ejemplo, la mayoría de los automovilistas quieren que se quiten todos los radares, se limite la velocidad en ciudad a la velocidad de la luz y los semáforos estén siempre en verde. Pero hay que cumplir ciertas normas.

    Así que, hasta que decidan en cambiar el significado, las cosas son como son, diga lo que la sociedad diga, y la palabra matrimonio no incluye ni a gays y lesbianas.

    Y otra cosa son los derechos, que nadie se los niega.

    Comentario escrito por danniel — 03 de November de 2008 a las 1:24 pm

  46. eta.

    (Del gr. ἦτα).

    1. f. Séptima letra del alfabeto griego (Η, η), que corresponde a e larga del latino.

    Comentario escrito por popota — 03 de November de 2008 a las 1:26 pm

  47. Nadie se los niega aquí, en la Kope sí que lo hacen…

    Comentario escrito por Karraspito for President — 03 de November de 2008 a las 1:28 pm

  48. Tal vez tienes razón Menipo y las opiniones de la reina no tienen la trascendencia que le queremos dar. En algunos temas, reconozco que soy muy purista. Creo que las personas que representan a una institución deben ser muy estrictos en la imagen y las opiniones que ofrecen. En el caso de la reina, tal y como has demostrado con las citas que has enviado, parece que sus opiniones pasaron desapercibidas. Pero si se acepta que la reina pueda opinar lo que desee, es de suponer que lo mismo valdrá para el resto de los miembros de la casa real y insisto en que no creo que sea correcto.

    Comentario escrito por Jordi — 03 de November de 2008 a las 1:54 pm

  49. Viriato:

    Interesante propuesta, lástima que no se pueda llevar a la práctica. Imagínate el BOE, cada 50 años: “…por la que se convoca 1 plaza de Jefe del Estado…” A ver quién se pone a estudiar el temario. En las de profe de secundaria, por lo menos, puedes salir de interino y volverlo a intentar a los dos años.

    Si a Felipe le mola más repartir pizzas, puede dejarlo y pasarse a la vida normal. No es deseable, pero podría ocurrir.

    Comentario escrito por Andayá — 03 de November de 2008 a las 2:00 pm

  50. e.t.a (execrables tarados anormales) son unas siglas.
    eta es una letra griega.

    No confundamos a un unicejo endogámico zoofílico de las montañas con un bello griego de recia nariz y entrepierna depilada.

    Comentario escrito por danniel — 03 de November de 2008 a las 2:14 pm

  51. Danniel,

    Lo del diccionario sigue siendo una excusa barata. Es la que usan muchos de los que están en contra de la concesión de derechos a los homosexuales pero que no se atreven a declararlo así por miedo a que les llamen carcas o lo que sea. Un diccionario que únicamente añade un término cuando ya lleva tiempo usándose no puede usarse como justificación. Que yo sepa, la existencia de una cosa no viene dada porque la RAE le dé un nombre.

    Tampoco me gusta a mi la gramática y la sintaxis de la telefonia mobil y el chat, pero es lo que hay y, si progresa y se mantenie, puede que dentro de un siglo esté incluso normalizada. Si te/nos sirve de consuelo, piensa que lo mismo hubiese dicho Cicerón al ver el Cantar del Mío Cid.

    Comentario escrito por lluis — 03 de November de 2008 a las 4:48 pm

  52. Viriato,

    La experiencia acumulada por la monarquía tampoco garantiza nada. Un zote con experiencia y contactos sigue siendo un zote. Y tampoco puede areglar gran cosa. Bueno, si, te puede meter en un fregado si se dedica a defender los intereses de ciertas empresas en ciertos países latinoamericanos.

    Sigo pensando que la mejor opción es pasar por las urnas o, por lo menos, que lo apruebe el Parlamento con una mayoría de 2/3 o similar, así fuerzas a buscar un consenso entre por lo menos los dos principales partidos de la oposición, con lo que evitarás que salga un Martínez Pujalte o un Alfonso Guerra.

    Votando puede que salga uno que sólo será el presidente de la mitad de los españoles. En cambio, por un concurso-oposición, puede que logres que no lo vea como presidente nadie más que su familia y el tribunal que le nombró. Y siempre será una elección sesgada, pues el tribunal, el temario y el examen lo determinarán elementos del mundo político. Al final, será como ciertas convocatorias de la administración local o del mundo universitario, a la que sólo les falta poner el nombre del candidato que debe salir.

    Comentario escrito por lluis — 03 de November de 2008 a las 5:10 pm

  53. God save the queen
    she ain’t no human being.
    there is no future
    in england’s dreaming
    Don’t be told what you want
    don’t be told what you need.
    there’s no future
    there’s no future
    there’s no future for you

    Comentario escrito por Sid Vicious — 10 de November de 2008 a las 7:25 pm

Comentarios cerrados para esta entrada.