Podium

La ignaria en campaña

Esta sección constituye, probablemente, uno de los retos más difíciles a los que se haya enfrentado La Página Definitiva a lo largo de toda su Historia. El objetivo declarado de nuestro  Ideario (concentrar toda la información relevante en La Página Definitiva, de forma que, si no está aquí, no existe) se queda pequeño ante el que ambicionamos aquí: concentrar en un corto espacio las tonterías más relevantes proferidas por nuestros políticos a lo largo de esta campaña electoral.

Para rizar el rizo, no nos limitaremos a aquellas tonterías proferidas propiamente en campaña, sino que iremos más allá, hacia el abismo de la precampaña, buscando en los fértiles campos de la estupidez preelectoral aquellas frases selectas, aquellos comentarios de calidad que resuman mejor el grado de complejidad que puede alcanzar el discurso político en las democracias avanzadas. Comprenderán que, ante un reto de estas características, lo de condensar toda la información relevante en LPD (objetivo por otro lado alcanzado y superado hace mucho tiempo) no deja de ser una mariconada.

Tengan presente que, en cualquier caso, partimos de un Coeficiente de Discursividad altamente ambicioso que da por hecho que, si una estupidez no está aquí, no es que no exista, sino que no alcanza los criterios de calidad marcados por LPD; o, más probable, que se nos haya pasado en el fragor de la campaña electoral y el continuo vaivén de propuestas y debates de altura inherente a ella. En ambos casos les invitamos a ayudarnos en la magna tarea. ¿Tiene el candidato de su circunscripción, cacique local o líder carismático algo que ofrecer a la posteridad? ¿Aseguran haber escuchado a Mariano Rajoy reivindicando la importancia de la acción política, “esa cosa tan aburrida que no importa ni a tres”? ¿Asistieron a una rueda de prensa conjunta de Carod Rovira con ETA? ¿Vieron a Zapatero contando un chiste bueno? Escríbannos a luxus@lapaginadefinitiva.com contándonos sus peripecias.

Los codazos, groserías y demagogias baratas rivalizan en originalidad y tronío por alcanzar el ansiado trofeo. Por ahora, estos son los candidatos al podio:

–  José María Aznar (PP): Cualquier Podium de barbaridades en campaña que no incluyera, en un lugar privilegiado, a José María Aznar carecería totalmente de credibilidad (y eso que no se presenta a las elecciones). Ahora bien, ¿cómo seleccionar? El listado de barbaridades con que Aznar nos ameniza la vida diaria desde hace un año es tan variado, tan espectacular y tan progresivo que es difícil decantarse por alguna. Nosotros, en lugar de hacer uso de alguna de las perlas discursivas “Unidad de España” que nos regala Aznar periódicamente, hemos optado por el eclecticismo de “Aznar castizo”, y hemos seleccionado esta maravilla extraida de un mitin: “No voy a decir de qué equipo soy, porque eso todo el mundo lo sabe, pero a los de ese equipo del que soy nos gusta ganar bien. Así tenemos que ganar ahora”. Así, así, así gana el PP. Pero… ¿a qué se refiere Anzar exactamente? ¿Cómo podríamos traducir la aparición fulgurante de un Fujiyama – Koji electoral en el momento más insospechado? ¿Un pucherazo? ¿La intervención providencial de Su Majestad? ¿Cinco o seis diputados socialistas que descubren en el último momento que Zapatero quiere destruir España y para evitarlo, únicamente para evitarlo, se pasan al PP? ¿O algo más sencillo, estilo portada de ABC “Carod Rovira les prometió a los terroristas la independencia de Euskadi si el PSOE gana las Elecciones” dentro de un par de días?. Misterio. Lo único seguro es que si el PP no gana por mayoría absoluta los españoles se exponen a “graves consecuencias” (la VI Flota ya está preparada).

–  José Manuel Molina (PP): “No hay que olvidar que Hitler tambièn ganó unas elecciones y luego hizo lo que hizo”. Después de cinco meses buscando una campaña de baja intensidad el PP descubre las virtudes de la alta participación: Zapatero es Hitler y quiere crear campos de concentración para exterminar a los españoles si llega al poder. Soltar una frase así tiene un inconveniente y es que aún quedan cuatro días de campaña y se nos acaba el argumentario. Después de esta barbaridad, ¿qué queda por decir? Sugerimos un “Zapatero Stalin”, más acorde con las fobias tradicionales del electorado conservador y personaje casi tan negativo como el Führer, pero lo hacemos con poca confianza en la eficacia del mensaje. ¿Hay barbaridades por explorar más allá de Hitler? Hombre, siempre podemos volver a Carod Rovira, pero ya está muy visto. En descargo de José Manuel Molina hay que decir que el hombre lo tiene muy complicado: ¿cómo superar a José Bono por la derecha? A veces, es preciso ensayar estrategias imaginativas.

–  Mariano Rajoy (PP): “Nosotros queremos ganar con el voto de los españoles, otros quieren ganar con el voto de Carod Rovira, de Llamazares y de otros”. Créanme que lo siento. En un mundo ideal la proliferación de barbaridades en la última semana de campaña estaría repartida entre los diferentes partidos políticos. Pero la histeria del PP ante las encuestas es de tal envergadura que superan a los demás por goleada, incluso un hombre “de talante moderado y dialogante” como Mariano Rajoy. La frase tiene, en tanto gallegada, varias interpretaciones, fundamentalmente dos: la suave, que él pretende gobernar en solitario, no encabezando una coalición antiespañola con Llamazares y Carod Rovira. En este caso, conviene recordar que Zapatero lleva semanas y semanas diciendo que sólo gobernará si gana al PP en votos, y que en tal caso gobernará en solitario (ambas declaraciones, por alejadas totalmente de la realidad, habrían sido en su día candidatas a figurar en este Podium, pero en la época en que lo abrimos ya se podía constatar su valor para desactivar este tipo de ¿críticas? emanadas de los más acreditados Argumentarios del PP). La otra interpretación, suponemos que más improbable, es mucho más divertida: los que no votan al PP, en particular los que votan a la coalición socialcomunistaseparatistaprosadam, no son españoles. El PP, como en los mejores tiempos, reparte carnets de españolidad a buen precio: el voto.

–  Ramón Luis Valcárcel (PP): “Entendería la oposición de Maragall (al PHN) si habláramos de vino, porque bebe muchos hectolitros al día”. Frase que se hará un hueco sin dificultades en cualquier antología del insulto chocarrero del siglo XXI, por la zafiedad, rancio tipismo e insulto institucional que comporta. Aunque tiene el hándicap de no ser un político especialmente conocido a nivel nacional, Ramón Luis demuestra con hechos estar en posesión de una capacidad natural para la estulticia que automáticamente le sitúa delante de muchos políticos con más pedigree.

–  Federico Trillo (PP): “Me hubiera gustado ser ministro de Defensa hace ocho años para tomar Perejil y que nuestros pescadores pudieran pescar en aguas de Marruecos, caramba”. Sutil ejercicio de alta diplomacia versallesca con raigambre en el más puro casticismo cañí. La frase tiene aún más mérito si tenemos en cuenta que hace ocho años Perejil, se supone, era de titularidad española, con lo que el Ejército español habría actuado, una vez más, en aquello en lo que históricamente ha tenido mayor fortuna: la invasión de España. Si Trillo hubiera invadido Perejil hace ocho años el camino para la invasión de Cataluña y el pérfido tripartito estaría mucho más allanado “para que los políticos españoles (el PPC) pueda subir del 15% en unas elecciones autonómicas, caramba”. Le daríamos el triunfo indiscutible de no ser porque posteriormente Trillo ha considerado sus palabras como “no dichas”, con lo cual no está claro si deberían figurar aquí.

–  Juan Carlos Rodríguez Ibarra (PSOE), por su propuesta de exigir un mínimo del 5% de los sufragios totales para que un partido político pueda acceder al Congreso de los Diputados. Esta propuesta, indicó Ibarra, garantizaría que los partidos nacionalistas desaparecieran de la escena política, contribuyendo decisivamente a garantizar la unidad de España. Aunque no es descartable (es más: garantizamos desde ahora que así será) que Ibarra haga nuevas aportaciones que le permitan aparecer por aquí de nuevo, hay que decir que se ha quedado un poco corto: indudablemente, una propuesta que exigiera, no el 5%, sino el 35% de los sufragios totales para entrar en el Congreso garantizaría mucho más, a buen seguro, la Unidad de España. Si vamos aún un poco más lejos y pedimos que, además, el partido que adquiera el 35% de los sufragios presente un impoluto historial de firmeza frente al separatismo, la Unidad de España está asegurada.

–  Josep Lluís Carod Rovira (ERC): “No reniego, ni renuncio, ni pido perdón por mis convicciones”. La frase, en principio, no merecería mayor comentario de no ser por el contexto (justo después de conocerse su entrevista con ETA) en el que la profirió su autor. Seguro que hay frases mucho mejores de Carod Rovira en cartera, pero hasta que el ABC, el Gobierno o ETA no nos cuenten algo más de los pormenores de la entrevista de Carod con los terroristas no podemos pronunciarnos al respecto. En este caso, podemos decir que la grandeza de un político aspirante al podium no reside sólo en sus palabras, sino también en sus actos.

–  Juan José Ibarretxe (PNV): “Las personas desnudas nos parecemos más (…) Como decía Orwell, todos los hombres somos iguales, pero unos más iguales que otros. En este caso, yo estoy entre los menos iguales”. Hoy (29/02/04) en la entrevista light de Maripuri Marín en El País. Menos mal que el lehendakari no está entre los más iguales cuando se desnuda, porque si no imagínense qué pedazo de lehendakari: más igual ante el terrorismo, más igual en la convivencia en el País Vasco de patriotas y maketos, y encima más igual físicamente. La verdad es que desde que Arzalluz nos ha dejado las cosas se han puesto más difíciles en el PNV, porque dicen las mismas barbaridades que antes, pero con el estilo iluminado del Lehendakari de “ante todo diálogo sin límites en el marco de la ilusión, también sin límites, que genera mi plan”. Pero para que no se diga que propugnamos un bipartidismo “a la Rodríguez Ibarra” la incluimos como testimonio.

Tenemos muchos más, del PSOE y del PP sobre todo pero no pretenderán que demos cabida a todos el primer día.кастрюля со стеклянной крышкойсковорода с антипригарным покрытием


Compartir:

Nadie ha dicho nada aún.

Comentarios cerrados para esta entrada.