El planeta de los simios

Noticias

25/06/2001: GRAN HERMANO. La vagancia como virtud

Si algo no deja de sorprendernos en el laxo devenir del experimento sociológico de este año es la notable capacidad para la vagancia exhibida por los participantes. En aras de la justicia hay que señalar que incluso en la holgazanería más abyecta existen clases, y en este caso los hombres superan en mucho a las abnegadas mujeres que les acompañan.

El caso de nuestro “Barcarrotha’s Men” raya en límites patológicos. Mi hijo, de 16 meses, les aseguro que no duerme tanto como él. Resulta enternecedor verle a altas horas de la tarde durmiendo a pierna suelta bajo los edredones, en los anodinos resúmenes que Tele5 nos receta los domingos. Sin embargo, a nuestro juicio, el ganadero es el único que tiene disculpa. No olvidemos que se trata de un jornalero del campo, que tiene que batallar todos los días para cuidar al ganado (sus guarrillos como cariñosamente él les llama), y por tanto el único con cierto derecho a utilizar su estancia en la casa como unas merecidas vacaciones.

El resto de integrantes del experimento no tienen disculpa posible. Con mayor motivo si tenemos en cuenta que, según informó Tele5 en su día, se trata de jóvenes empresarios en su mayor parte, a los que se les supone un dinamismo que sin embargo no han dejado traslucir en ningún momento. ¿Se imaginan a estos hombres de empresa dirigiendo sus emporios mercantiles con la indolencia y la molicie exhibida en el programa?. Algo falla. O Tele5 nos mintió y en realidad estamos ante un grupúsculo de ganduloides que se “apuntaron” para estar (otros) tres meses cobrando sin pegar un palo al agua, o en Guadalix de la Sierra hay un enjambre de moscas Tsé-Tsé aún no detectado.

Por otra parte ha quedado de manifiesto también que son las mujeres las que más trabajan en la casa. Con diferencia. Los hombres mucha modernez y mucho buen rollito, pero a la hora de currar, son ellas (Mari y Sabrina) las que cargan con todo el trabajo mientras ellos “descansan”. Sólo falta que les llamen desde la cama para que les traigan la cerveza. Paradójicamente, se trata de jóvenes (supuestamente) educados en una sociedad que hace de la división del trabajo hogareño una de sus banderas, lo que confirma nuestra opinión de que existe una única medicina para curar la ancestral vagancia masculina en tareas domésticas: El matrimonio.

Si lo sabré yo.

13/06/2001: Cal.loh hace Historia

Y así, con mayúsculas, como corresponde a los que realmente tienen algo que decir en este mundo. Hace diez días Cal.loh apareció en Crónicas Marcianas para ser entrevistado por los afilados, desvergonzados y maleducados periodistas (o algo por el estilo) del programa. Naturalmente, Cal.loh demostró que él puede ser mucho más maleducado que todos los periodistas del mundo juntos, con dos… yoyah. El chico, que como Ustedes saben es una persona encantadora incapaz de hacer daño a una mosca, fue el Cal.loh que todos conocemos, el de las yoyah y la canne o toltiya, demostrando que es inútil luchar contra los elementos. “Cal.loh eres y en Cal.loh te convertirás a poco que dejes de fumar un par de horillas, ¿sabeh?”

Porque los resultados del síndrome de abstinencia del nefando vicio del tabaco son en Cal.loh, como Ustedes saben, increíbles. El tío deja de fumar por un momento y le pasa como al Increíble Hulk, sólo que este último se ponía verde y comenzaba a repartir yoyah mientras Cal.loh se limita a amenazar con lo de las yoyah mientras pone verde a todo el mundo. Total, sin más preámbulos, que Cal.loh fue, acompañado de Fayna, al programa Crónicas Marcianas y esto fue, a grandes rasgos, lo que ocurrió (aviso, si tiene Usted un mínimo de sensibilidad quizás sea mejor que no lea la transcripción; en caso contrario haga como nosotros y disfrute releyéndola una y otra vez):

– Cal-loh: Para hacer la mili hay que ser gilipollas.
– Jorge Berrocal: ¿Tú has hecho la mili?
– C: Yo he hecho muchas cosas (un hombre viajado, como debe ser)
– J: Pues yo he hecho 5 años de mili.
– C: Claro, es que tu eres medio subnormal.
——————
– Cal-loh (dirigiéndose a Coto Matamoros): …. Me vas a tocar los cojones, y si vuelves a joderme te doy dos yoyah que te tiemblan las orejas.
– Matamoros: Nene, tú estás anoréxico, así que comete unos cuantos potajes, y cuando te los hayas comido vienes a enfrentarte conmigo.
– C: No tengo que comer potajes para darte un par de yoyah
– M: Tú lo que tienes es un desorden mental, probablemente de orígen genético, así que no te tomaré en cuenta lo que dices
– C: El desorden lo tengo en los cojones…
————
– Cal-loh (dirigiendose a LA periodista): Tú tienes toda la pinta de ser una frígida. Seguro que follas menos “quel caballitoun retratih-ta”.
– Periodista: Eres un violento, y no se como te aguanta esa chica:
– C: Me hubiera gustado veros a tí y a éste (Matamoros) sin comida y sin tabaco y metidos en una casa. Seguro que acababais dandoos por el culo.

Increíble lo que el tabaco puede hacer con un chico normal, que ha crecido en un entorno familiar y social sano, e incapaz de levantarle la mano a nadie, como Cal.loh, ¿sabeh?. Hablando claramente, es más que evidente que a Cal.loh le han soltado un montón de dinero por hacer y decir este tipo de barbaridades a todos los periodistas de Crónicas Marcianas, y él, con inteligencia, se ha prestado al juego de sacarle partido a su sugerente personalidad. Y por cierto que no le ha ido mal, por lo que vimos ganó por goleada a los patéticos contertulios del programa, con lo que no nos extrañaría que Cal.loh se acabase convirtiendo en el analista de política internacional (Imagínense: “Yo al Bush ese le daba un par de yoyah”, “Lo de Palestina sólo puede arreglarse con montonadas de yoyah”, etc.). Lo mejor de todo es que el tío ni siquiera tuvo que memorizarse nada, estamos seguros, Sardá lo cogería por banda y le diría “Tú tranquilo, Cal.loh, cuando te enfrentes a las cámaras haz lo que hiciste en la Casa del Gran Hermano, ¿sabeh?”.

Por último, Ustedes quizás se preguntarán cómo es posible que hayamos tenido guardadas estas declaraciones polémicas de Cal.loh durante tanto tiempo; ¿son unos monstruos insensibles los redactores de La Página Definitiva? Algo de eso hay (somos unos monstruos, en el buen sentido de la palabra), pero si en algunas cosas nuestra sensibilidad aflora es con las apariciones de Cal.loh, el nuevo icono cultural de la España contemporánea. Precisamente por ello hemos de decir, en nuestro descargo, que escuchar la Palabra de Cal.loh, vívida y desatada, nos produjo tal impacto emocional, nos impuso tanto respeto, que decidimos tomarnos una semana de reflexión para captar en toda su hondura el sentido de las palabras proferidas por nuestro hombre; claro que como irnos a un monasterio no nos parecía propio para reflexionar sobre las palabras de Cal.loh, nos fuimos unos días a la Convención Anual de Peleas de Gallos de Navalcarnero y allí, en compañía de otros especialistas en Cal.loh como Gustavo Bueno, pudimos pensar con tranquilidad sobre esta cuestión, ¿sabeh?.

01/06/2001: Cal.loh nos ha dejado

Lo de Telecinco con GH está rozando unos niveles de patetismo que ni siquiera nosotros podíamos sospechar cuando comenzó la presente edición del experimento sociológico.

A la vista de que el programa va perdiendo interés semana tras semana gracias a las expulsiones sucesivas de los ejemplares que más juego podían dar, es decir, aquellos especialmente impresentables, los responsables del experimento sociológico anunciaron la semana pasada que uno de los expulsados volvería a la casa. Naturalmente todos comenzamos a relamernos ante la posibilidad de ver de nuevo a nuestro ídolo Cal-loh en la casa haciendo de las suyas, yoya va yoya viene, ¿sabeh?.

Pues no. Después de aumentar la expectación con este truco barato, ayer nos dimos cuenta de que uno de los concursantes volvía a la casa, sí, pero solo por 5 minutos. Que entrara Marta a la casa es lo de menos, puesto que en cinco minutos ni siquiera a ella le da tiempo de hacer el ridículo en condiciones.

En fin, que lo que podía haber sido un giro revolucionario en el anodino discurrir de la casa, al final quedó en una auténtica charlotada.

En cuanto a las nominaciones, por fin tenemos a Eva entre las elegidas, junto a Mari y a Kaiet. Si usted es visitante asiduo de esta página no hará falta decirle quien será la próxima expulsada. Naturalmente será Eva, por ser mujer (incomprensible, pero así funcionan las votaciones) y porque la mayoría de la gente cree que es muy mala (No nos cansaremos de repetir que son precisamente los concursantes con ese tipo de perfil los más necesarios para que GH sea un programa de humor digno, pero la gente vota siguiendo sus instintos primarios y así nos luce el pelo: los ejemplares más interesantes expulsados).

Esta semana hay una novedad importantísima: Fran no está nominado con lo que ya no es necesario que el pueblo de Barcarrota colapse las líneas del programa votando. Esto es positivo por dos motivos: En primer lugar porque las (suponemos) exhaustas arcas del municipio podrán reponerse un poco, y en segundo lugar porque nos permitirá observar cómo se comporta el voto popular una vez diluido el efecto barcarrota.

Finalmente, una conclusión más extraída del programa: Mercedes Milá se parece cada día más a Camilla Parker Bowles.

31/05/2001: Del fracaso de esta página y de la condición femenina en Gran Hermano 2001

No sólo esta página sino toda España y el mundo han perdido un poco de su ser al comprobar que lo increíble se produjo: España no aclamó a Cal.loh como el héroe que todos llevamos en nuestro corazón y optó por no reintroducirlo en la Casa de Gran Hermano. Eran pocos minutos, lo sabemos; era para hacer el imbécil, somos conscientes de ello; pero a pesar de todo, ¿no era Cal.loh el más idóneo para protagonizar un regreso triunfal a la casa? Finalmente fue Marta quien se introdujo para dar “una sorpresa” y unos abrazos (sorpresa de verdad habría sido ver a Carlos entrando y repartiendo yoyas de las que sólo él conoce) a sus ex-compañeros. Disfrazada como una impresentable, algo que logró por primera vez en su vida sin emplear para ello una camiseta del Atlético de Madrid, Marta marteó un poco, dió unos grititos, abrazó al personal y nos sumió más todavía en la convicción de que Cal.loh es, ¿podía ser de otra manera?, único.

Aunque no tanto, no crean. Porque si Cal.loh demostró algo es que el moderno feminismo ha sido, emocionalmente, un fracaso para las mujeres. Gracias a las teorías liberadoras al uso la mujer debe abandonar su tradicional rol sumiso que abandonaba todo su ser al cultivo de una relación con un hombre que (por no ser lo esencial del asunto, ya que lo esencial era “la relación”) podía hacer lo que quisiera. En la actualidad la mujer moderna y feminista es consciente de su sexualidad y ha aprendido a desvincularla del sexo. Puede haber sexo sin amor y se debe disfrutar de él. Tal y como mandan los tiempos la amistad permite roce y todo lo que Ustedes ya saben.

En conclusión, que las mujeres modernas han logrado configurar una situación que es un chollo para los hombres. Expresado resumidamente, y ejemplificado por lo que vemos en Gran Hermano semana tras semana, el sistema es:

– Tío conoce a tía

– Tío quiere tirarse a tía / Tía quiere saber que tío “la quiere un montón”

– Tío y tía son modernos y hacen todo lo que unos modernos hacen

– Tío es “legal” y desde el primer momento deja claro a tía que él no está enamorado de ella pero que son “super-amigos” y hay “buen rollito”

– Tía es muy moderna y claro, no puede recriminar nada al tío. Como tío y ella son modernos follan y todo lo que sea necesario. Ella no puede decirle tampoco otra cosa que no sea “yo te quiero un montón” (pero significa algo totalmente distinto al “yo te quiero un montón”-vamos a darnos un magreo- del tío)

– Tía llora mucho y está deprimida mientras el tío vive tranquilamente comiendo “canne i toltilla”

Este es el modelo que vemos una y otra vez en la casa de Gran Hermano, si bien con algunas variantes: la dominación absoluta a base de yoyas (Carlos y Fayna), el supermacho que “quiere un montón” a dos tías a la vez demostrando que es “legal” por partida doble (Kay y Karola y Marta), la tía al borde del colapso emocional (Ángel y Sabrina), la maruja que asume estas moderneces porque está en la tele y cada vez está de más mala hostia (Alonso y Mari)…

En definitiva, un espectáculo de autoafirmación femenina que menos mal que Eva pone un puntillo de equilibrio con su dominación sobre Emilio. Eva, por cierto, que ha ido nominada y será a buen seguro la próxima expulsada, en castigo a sus ramalazos de autocontrol e inteeligencia manipuladora.

29/05/2001: Cal.loh te necesita:

Cuando parecía que Gran Hermano comenzaba a declinar definitivamente, va y resulta que los de Tele 5 demuestran su obsesión por ganar audiencia y conculcan descaradamente el espíritu, si no las reglas, del programa, vendiendo su dignidad y su moral por un puñado de puntos de share. Excelente síntoma por parte de los ideólogos del experimento sociológico, que demuestran su alma (o carencia de la misma) de auténticos programadores televisivos. Después de la lamentable bajada de pantalones que en su día tuvieron con el asunto Cal.loh, a quien obligaron a salir de la Casa por los berridos de tres o cuatro asociaciones histéricas, en comandita con políticos tan alejados de la realidad española que no les digo más que no seguían Gran Hermano y tampoco les gusta el fútbol, parece que en Tele 5 se han dado cuenta de su gran, gigantesco error; Cal.loh es el único capaz de remontar el vuelo de un Gran Hermano 2001 que comienza a arrojar unas cifras de audiencia preocupantes, ¿sabeh?

Cal.loh, por supuesto, es nuestra esperanza blanca. No sólo ha sido marcado por el dedo divino de Gustavo Bueno, quien considera a Cal.loh casi tan Bueno como él mismo (igual no, claro, porque nadie puede ser tan Bueno como el Altísimo, que es como Bueno se ve a sí mismo), no sólo es una persona cuya sugerente personalidad siempre arrastra a las multitudes (y como no se dejen arrastrar que se atengan a las consecuencias), sino que es la única posibilidad de divertirnos en la Casa del Gran Hermano que nos queda: ¿Se imaginan a Cal.loh entrando en la Casa todo modosito y acto seguido arreándole un par de yoyah al figurín de Ángel? Puede ser apoteósico, ¿sabeh?

Y lo mejor de todo es que Cal.loh parece tener una oportunidad. España se ha percatado de la injusticia cometida, y en las encuestas que hemos consultado Cal.loh va segundo en el orden de preferencias, con un 28% de los votos, sólo superado por Marta (reconozcámoslo; otra buena pieza), que como si estuviera en los tiempos del Caudillo encabeza las preferencias de los telespectadores con (ajustada, eso sí) mayoría absoluta: 51%. Llegados a este punto, La Página Definitiva tiene que definirse. En asuntos tangenciales como la política, la religión, incluso el deporte, esta Página siempre se ha preciado de mantener una sólida trayectoria de mínima objetividad, pero hay cosas que por su importancia nuclear para el desarrollo del conjunto de la sociedad en los próximos años exigen que nos mojemos: y por supuesto, lo hacemos por Cal.loh, sin que en ello haya influido el siguiente correo electrónico que acabamos de recibir:

“Hola pringaoh, como no me botéis ví a buscaros para que recebáis vuestro mercido. Si no hutilizais vuestro carisma y influencia social pa que salga llo aquí van a aver montonadas de yoyah, ¿saveh?.

Mucho cuidao que se ande vivis.

Cal.loh”

Escalofriante. Jamás pensé que “¿saveh?” se escribía con v, ¿sabeh? Ya están avisados de lo que nos puede pasar si Cal.loh no entra. Creemos que nuestra poderosa incidencia en el proceso de formación de la opinión pública en este tipo de temas es garante de que Cal.loh entre de nuevo en la Casa por la puerta grande, llevándonos a todos a un mundo de luz y de color en el que lo primero que hará será liarse con Eva, la supuesta melancólica (“estoy triste porque ha salido Emilio”, ¿se percatan de la antítesis?), y a partir de ahí imagínense. Así que ya nos veremos el Jueves, día en el que les contaremos la entrada, en loor de multitudes, de, por ejemplo, Karola, o Fayna, o cualquiera que no sea Cal.loh, porque por desgracia las cosas son asín, ¿sabeh?

21/05/2001: Mitos sexuales

A lo largo de la semana, nuestros héroes han tenido que bregar con una complicada prueba de karaoke, en la que han tenido que sacar a relucir sus extraordinarias dotes para la canción. Bien, Pavarotti y Ainhoa Arteta pueden dormir tranquilos unos añitos más.

También hemos asistido, compungidos, a los problemas sentimentales de Sabrina por su amor hacia Angel no correspondido por este. El problema de Angel es el mismo que el de los redactores de esta Página: Su insultante belleza masculina. Ustedes pensarán, con razón, que es injusto que unos cuantos acaparemos una cantidad tan brutal de belleza y donosura. Bien, es injusto pero es así.

Pero ahondemos un poco más en la vertiente filosófica del asunto y preguntémonos juntos: ¿Es justo que una guapura tan intensa como la nuestra sea disfrutada por una sola persona en virtud de una relación monogámica?. Ciertamente no. Como tampoco sería justo que el cuadro “Las Meninas” perteneciera a una colección privada para ser disfrutado únicamente por su dueño. Pero es que además, si Angel hubiera formalizado su relación sentimental con ella, imaginen las escenas de histeria colectiva entre las adolescentes alicantinas. Hubiera sido un auténtico problema de orden público.

Lo sentimos por Sabrina, que es una buena chica y además guapa. Sin embargo, en este doloroso proceso no se va a ir de vacío. Al menos se ha garantizado su permanencia unas semanas más en la casa, puesto que los barcarroteños, que también tendrán su corazoncito, no van a ser tan crueles de expulsar a esta pobre chica. Al menos de momento.

En nuestro caso nos reafirmamos en el diagnóstico de que el próximo expulsado será Emilio. Le está haciendo falta al pobre hombre salir de la casa y darse cuenta de lo capullo de su comportamiento ahí dentro. Igual lo piensa mejor y se hace novio de Karola. ¿Se imaginan a estos dos en plan tortolitos en el plató de la Milá?.

17/05/2001: Se mah-ca la tragedia

Tras la salida de la casa, injusta por supuesto, de nuestro héroe Cal-loh “el Yoyah”, ¿sabeh?, esta página anunció el funeral del experimento sociológico por este año. Quizá sea el momento de revisar este pronóstico y conceder un margen de confianza a los inquilinos de la casa.

En primer lugar las nominaciones llueven por doquier. Esto ya es un sálvese quien pueda y todo el mundo nomina a todo el mundo sin reparo alguno. Para esta semana tenemos a seis nominados y solo se salvan de la quema Eva y Mari. (¿dos chicas? ¡Increible!).

La situación se presenta muy prometedora. ¿Se imaginan que Emilio fuera designado por los Barcarroteños (evidentemente el factor “Barcarrota” es decisivo para las expulsiones) y tuviera que abandonar la casa?. La escena de histerismo podría dejar en mantillas la salida de Karola: Emilio saliendo con su maleta presa de la desesperación, mientras su amada Eva le despide agitando un pañuelo, intentando disimuladamente quitar la mano de Angel de su culo. Antológico, desde luego. Porque en cuanto a Angel, su madre se ocupó en el plató de despejar todas las dudas que pudiera haber sobre la orientación sexual del chavalote. Afirmó que lo suyo con Kai “es sólo una buena amistad” (¡!). En definitiva, que los siguientes programas con Emilio en el plató y Eva en la casa relatando a quien la quiera oir sus sueños (más o menos húmedos) con el Apolo Alicantino pueden pasar a los anales de la historia televisiva de nuestro país.

Otro aspecto digno de destacar es la continua nominación de Fran. El tío no se escapa ni dando saltos. Sus compañeros afirman que le nominan por que es “el comodín”. Y un huevo. Le nominan porque saben perfectamente que va a ganar el concurso e intentan echarlo por todos los medios. Trabajo inútil mientras en Barcarrota sigan funcionando las líneas telefónicas, o al menos mientras allí no caigan en la cuenta de que realmente no llaman gratis, sino que el dinero con que el Ayuntamiento paga sus llamadas sale de sus propios bolsillos vía impuestos. (Uy, a lo mejor hemos metido la pata y acabamos con el “efecto Barcarrota”).

Esta página, como siempre se moja hasta el corvejón y dictamina que el expulsado será Emilio, por una regla de tres muy sencilla. Si Barcarrota expulsó a Karola para que dejara de dar la paliza al pobre Kai, ¿Por qué no habrían de hacerle el mismo favor a Eva?.

13/05/2001: Karola la rapsoda

Nos acabamos de enterar por Pericoloco que Karola tiene previsto lanzar al mercado un libro de poemas escrito a medias con su padre. Parece ser que su compleja personalidad, su sensibilidad a flor de piel, su destreza narrativa y su capacidad para ahondar en lo más miserable y lo más sublime del alma humana (especialmente en lo primero) se unirán en una obra que promete marcar un hito en la historia de las letras hispánicas. Al enterarnos, nos hemos lanzado raudos a comprar 1.500 ejemplares del poemario (como Karola es una artista y escribe mediante arrebatos de inspiración desatada, completó los poemas en un par de días), y hemos extractado algunos versos que nos parecen dignas muestras de tal alarde de creatividad. Con permiso del Dios de la Intertextualidad, allá va:

“Me llamo, Karola
ke es lo ke mola
me va el rollo gay
kon mi, amigo Kai

la luna es vrillante
y el sol radiante
aller un rato, leí
y, en el sofá me dormí”

“De la Kasa del, Gran Hermano
salí sin, más
pero en, verdad os digo ke me jodió la, hostia
y al primero ke me, lo recuerde le pego un par, de yoyah”

Se comenta que Karola es la principal rival de Marina Castaño para aspirar al próximo Premio Cervantes. Nos parecería justo que esta chica cosechase el éxito más absoluto, con la misma unanimidad que fue botada por el público en su día. Mientras tanto, nosotros nos solazaremos con la sencillez y creatividad de una lírica hiriente y desgarrada, de la que les hemos mostrado simplemente un ápice, una pincelada, pero también un síntoma del conflicto interior que perturba poderosamente a la autora, quien, en un alarde de generosidad, ha decidido compartir sus más íntimos pensamientos (o lo que más se le parezca) y sensaciones con el público, ¿sabeh?

03/05/2001: Multinominaciones

Una vez el “Efecto Fran” comienza a remitir en la Casa del Gran Hermano, los concursantes están diversificando sus votos de una forma harto divertida. No es que se lleven mal, no, se llevan cojonudamente, se llevan tan bien que desearían pasarse lo que les queda de vida en la Casa del Gran Hermano (eso sí, siempre que les garantizasen que nunca tendrán que trabajar), pero el caso es que se nominan unos a otros sin piedad, de tal forma que para la semana que viene hay cinco nominados. ¿Volvemos a los tiempos del Pacto?

Independientemente del hecho sorprendente de que Emilio no haya recibido apenas votos (el coeficiente intelectual “por encima de la media española”, por lo visto, funciona de forma un poco rara), los nominados son más o menos lógicos. Además de Fran, al que se nomina por costumbre, lo que garantiza que el personaje gana fuerza como triunfador del concurso semana a semana, los nominados son Sabrina, Karola, Kaiet y Alonso, es decir, la morralla del grupo (sí, prácticamente todos los integrantes de la Casa del Gran Hermano son morralla, pero esa es otra cuestión), o al menos la morralla más morralla de todas.

Sabrina sobra, no sirve para nada excepto para mantener conversaciones “profundas” con Ángel, que lamentablemente no terminan donde toda conversación profunda debiera hacerlo: en la cama. Kaiet y Karola sobran aún más, el primero tampoco sirve para nada y ni siquiera se decide a aceptar los ruegos de Karola para ennoviarse (una pareja tan patética podría tener su encanto), y el estilo marujil de Karola ya no cala tanto. En realidad, lo único divertido de esta chica es su falsedad para con sus compañeros, a los que “quiero muchísimo” pero luego intenta liar las cosas continuamente entre ellos y a continuación nomina sistemáticamente a gente como Fran, por quien, según su padre, “siente un gran cariño” (te hará más daño quien más te quiere). Es gracioso que el padre de Karola, preocupado por los royalties que su familia pueda sacar en las entrevistas concedidas a medios riojanos (Karola, desgraciadamente para los lugareños, es de Logroño, aunque como casi todo concursante de Gran Hermano que se precie vive en Andalucía), se afane en exigirle a su hija que ponga cartelitos de “Logroñoh éh lo mehóh der mundo” por toda la Casa, cuando su hija (afortunadamente para Logroño) no puede escucharle. Por último, Alonso quiere liarse nada más y nada menos que con Mary, que como friega, lava y cocina se ha convertido en una de las favoritas según los analistas de Gran Hermano. Razón más que suficiente para que Alonso salga de la Casa (y que luego nominen a Mary para que todo el mundo pueda comprobar hasta qué punto es la favorita del público).

La apuesta por la salida de cualquiera se nos antoja complicada. Apostar por apostar, lo hacemos por Karola, aunque puede que Sabrina, dado que ha osado acercarse a Ángel, el nuevo icono cultural de las niñas de carpeta forrada con fotos, sea castigada con la expulsión. En cualquier caso, saldrá una mujer, que estamos en Gran Hermano, no en un foro feminista que hable de la tiranía del falo y la alegría de la castración.

El programa de ayer, en otro orden de cosas, fue bastante divertido. Por un lado, estaba la sin par parejita Iván – Ismael (Tele 5 comienza a recurrir a los ídolos de la mítica edición pasada; todo sea por la audiencia) teorizando sobre la esencia de Gran Hermano y haciendo sus apuestas. Nuevamente pudimos comprobar la inteligencia analítica de Iván y el gracejo natural de Ismael. ¡Qué tiempos! ¡Eso sí que era una Mafia! Por otro lado, Marta marteó un poquillo diciendo, con voz entrecortada, como si estuviera a punto de llorar, lo malas que son las mujeres por haber hecho un pacto contra Sabrina, y en general lo malos que son todos los de la Casa del Gran Hermano, que no en vano la expulsaron con celeridad (con la ayuda accesoria del público). Naturalmente, Cal.loh se rió y dijo cosillas de gran interés, particularmente en la conversación mantenida con el insigne filósofo Gustavo Bueno.

¿Que qué hacía el insigne filósofo Gustavo Bueno en un programa como Gran Hermano? La pregunta se responde sola. No se trata únicamente de que estemos hablando de un “filósofo español” (este término, al igual que el acuñado a la par por dos buenos amigos de esta Página, el “pensamiento navarro”, es una entelequia, o casi), sino de que hablamos de Gustavo Bueno, el hombre que vendió su alma (hace mucho tiempo) por un puñado de entrevistas y/o planos en la televisión. Bueno, Bueno vino a decir sobre Gran Hermano lo mismo que todos sabemos, sólo que adornado con unas cuantas citas pedantes bastante lamentables y fuera de lugar (no les digo más que parecía mismamente un colaborador de La Página Definitiva) que, naturalmente, arrancaron los aplausos del público (“¡Qué hombre! ¡Habla culto! ¡No entiendo un pijo de lo que dice!”). Pero el mejor momento llegó en la conversación entre el filósofo y Cal.loh, o nuestro filósofo popular. La cosa fue más o menos asín:

Bueno: Lo que hicieron con Cal.loh fue una injusticia. Las cosas se salieron de madre.

Cal.loh: Me alegro que el profesor diga esto, porque es un hombre muy inteligente, ¿sabeh?

Bueno: Los semejantes llaman a los semejantes…

Cal.loh: Vaya, vaya.

TRADUCCIÓN SIMULTÁNEA – HIPOTÉTICA:

Bueno: Me lo pasaba pipa viendo las barbaridades que hacía Cal.loh en la Casa, como todos los españoles.

Cal.loh: El profesor es un hombre muy inteligente porque dice esto, ¿sabeh?

Bueno: Sí, soy muy listo. ¡Para qué negarlo! Por otro lado, admiro profundamente cómo Cal.loh se comporta con las mujeres. Me gustaría ser como él. Se lo comentaré a mi esposa.

Cal.loh: No tengo ni puta idea de lo que me has dicho, pero como sea malo te arreo un par de yoyah, ¿sabeh?

19/04/2001: Vuelve “El Pacto”

Pero en esta ocasión no se trata de ese maravilloso acuerdo mangoneado convenientemente por Iván e Ismael, según el cual todos se nominaban a todos y luego el público echaba a la mujer que se terciara (salvo si era Ania, por razones que ni yo ni mi vidente de cabecera hemos podido dilucidar aún); en esta ocasión “El Pacto” era doble: por un lado, las mujeres, viéndolas venir, han llegado a un acuerdo para no nominarse unas a otras; por otro, todo el mundo tenía muy claro que aquí había que nominar a Roberto y Fran, al primero porque “no lo conocemos” (visto lo visto, y comparado con los que ya conocen, eso casi es una cualidad positiva), y al segundo porque “no saldrá”. Es decir, que sistemáticamente se vota a los que no formen parte de la camarilla a ver qué pasa.

Ya Fayna, valientemente, denunció ayer la hipocresía de esta situación: se vota a Fran con la excusa de que a él le da igual y, además, no saldrá nominado, para quitarse problemas de encima. ¿Y por qué? Porque los concursantes de Gran Hermano, dice Fayna, desde el principio han seguido la estrategia de nominar “a las personalidades más fuertes”, es decir, a Marta, que monta a caballo y es seguidora del Atlético, y a la propia Fayna, capaz de aguantar a Cal.loh durante semanas (y aún ahora) pese al obvio peligro de que, en cualquier momento, pudieran caerle un par de Yoyah, ¿sabeh?

Porque lo que es indudable es que lo mejorcito de Gran Hermano, como ya ocurrió el año pasado, ya ha sucedido. No se nos ocurre nada comparable a Cal.loh diciendo y haciendo barbaridades en la Casa. Gran Hermano es un programa en el que pasan cosas interesantes (Silvia / Israel y El Pacto, Cal.loh), la audiencia sube, las cosas interesantes desaparecen y el programa se convierte en un auténtico aburrimiento, pero eso sí, con más audiencia que al principio. Hay sujetos que no están mal, por ejemplo Emilio es cada día más patético en su pastelosa relación con Eva (parte del público odia a Eva porque “es muy mala, está utilizando a Emilio”. ¿Utilizando a Emilio? ¿Ustedes se hacen a la idea de aguantar a ese pesado más de quince minutos seguidos? Eva tienen más paciencia que Job); aún quedan cosillas interesantes por ahí, pero cualquiera que viera ayer el programa convendrá conmigo que nada ni nadie puede ser comparable a Cal.loh, ¿sabeh?

La verdad es que este nuevo Gran Hermano presenta novedades curiosas en las nominaciones. El año pasado el objetivo era que “el público decidiera”, y éste siempre decidía expulsar a cuantas más mujeres, mejor. Gran Hermano 2000 se convirtió en un festival de machos, un día del orgullo gay, un universo homo políticamente correcto. Este año, los machos han decidido posponer el festival homo y por ahora, en una curiosa estrategia, se nominan unos a otros para que ninguna mujer salga herida. A los que hemos tenido ocasión de comprobar cómo se comportan personajes como Karola esta estrategia puede resultarnos, cuando menos, curiosa. ¿Alguien puede pensar algo peor que pasar una velada con Karola a solas? Nosotros no. Precisamente por ello confiamos que aguante lo más posible, porque sus histerias y cabreos son cada vez más divertidos (por no hablar de su personalidad chupi guay).

Queda por analizar las nominaciones. En su obsesión por nominar a Fran y Roberto, los habitantes de la Casa no se pararon a pensar en la posibilidad de que uno de ellos tendría que salir también nominado. Las matemáticas son así de crueles. Quizás pudieran haberse planteado hacer un pacto, pero tanta complicación (tres nominados, 10 personas) se nos antonja excesiva para unos personajes “10 puntos por encima de la media intelectual española”. Las matemáticas, insistimos, son así de crueles. Por tanto, los nominados de la semana fueron Fran, Roberto y Ángel. Lo más divertido de este asunto es que Ángel, uno de los supuestos favoritos de esta edición, será el que abandone la casa. ¿Para qué va a votar el público a Roberto, que acaba de llegar? ¿Quién malgastará su dinero para expulsar a alguien desconocido? Sólo puede hacer algo así quien lleva semanas tirando el dinero: el Ayuntamiento de Barcarrota, pueblo de Fran, pero no nos caben dudas de que tirará el dinero en llamadas para votar a Ángel, convirtiéndose, aún más, en un poder fáctico. Roberto, a fin de cuentas, es el único apoyo que tiene Fran en la Casa, y todos los admiradores de Fran deberán serlo de Roberto por los mismos (misteriosos) motivos que lo son de Fran. A no ser que unas cuantas niñas histéricas voten a Fran o Roberto para que Ángel se salve, su suerte está echada. No será una gran pérdida (y nos podremos reír cuando sea expulsado, imagínense, Sabrina llorando desconsolada, Ángel diciéndole “Aguanta, Sabrina, aguanta”).

10/04/2001: Cal.loh er intelestuá

Este domingo Gran Hermano, y concretamente la mismísima Mercedes Milà, entrevistaron a Carlos en lugar del habitual refrito de situaciones propias de la Casa del Gran Hermano con el que nos regalaban hasta ahora. Es de agradecer, pues si habitualmente el refrito en cuestión tenía su gracia más que nada por ver las barbaridades que hacía – decía Carlos, su manera de insultar e intimidar a sus compañeros, su capacidad única para que por momentos el ambiente de la Casa nos retrotrayera a los míticos años 40 (en España, claro), … Ahora que Carlos no está por obra y gracia de Tele 5 algo habrá que hacer para mantener la audiencia, y la única solución posible, naturalmente, era ofrecer una oportunidad a Carlos para que nos demostrara a todos cómo es él, limpio, serio y tolerante, ciegamente enamorado de Fayna (a la que muy probablemente podrá ver cuando sea expulsada el Miércoles, en una demostración de que en España sólo hay algo más despreciado que los maltratadores: las maltratadas que se niegan a aceptar lo que sabios representantes políticos y de colectivos feministas han decidido que son: víctimas de un cerdo machista agresor).

La verdad, la entrevista fue bastante divertida, no porque Carlos se mostrara tal y como es, sino porque trató de ofrecer una imagen más acorde con estos tiempos en los que el franquismo sociológico sólo se lleva en el fondo, pero no en la forma, como antes. Más o menos le salió bien, e incluso había ocasiones en que no decía asín, pero pese a ello la masculinidad de Carlos le impidió retener un comentario que tenía en mente cada vez que, sincero él, miraba a los ojos a la hermosa Mercedes Milà, compendio de todas las virtudes femeninas y auténtico remedo de las diosas del Olimpo: “Guapa”, decía Carlos sin que se le escapase apenas la risa, al tío. ¿sabeh?

Nosotros seguimos velando el previsible entierro de Gran Hermano 2001 una vez la expulsión de Carlos es un hecho. Habíamos encontrado lo más parecido a un líder de masas que nunca había hozado con su pezuña la Casa de Gran Hermano, y cuando todos comenzaban a carcajearse de un personaje que apuntaba excelentes maneras, va y nos lo quitan. Y encima porun puñado de denuncias de ridículos Kolectivos a los que, en condiciones normales y más serias (malos tratos que terminan con la mujer en el hospital o en la tumba, actitudes fascistoides, etc.), nadie hace ni el menor caso (y ellos, posiblemente, tampoco, puesto que muchas veces lo único que quieren es pintar algo).

Mientras, en la Casa del Gran Hermano todo sigue por donde solía: un aburrimiento, como siempre, una vez los espectadores han podido interiorizar una gran verdad: aquello es un auténtico putiferio. Sólo la boda entre Emilio y Eva, oficiada por Alonso, que nos recordó a los mejores momentos de la relación Jorge – María José, y que superó casi todas las cimas del kitsch que este cronista ha visto nunca (puesto que, salvo Gran Hermano, no ve demasiado la televisión), pudo aliviar nuestro duelo por la marcha de Carlos, ¿sabeh?

05/04/2001: Nominaciones

La Página Definitiva, una vez más, vuelve a triunfar en sus pronósticos de todo lo referido a la Casa del Gran Hermano. Después de nuestros grandes, y ya míticos, éxitos pasados (la latente homosexualidad de Emilio, de la que no renegamos, y el elevado nivel intelectual de Fayna, del que definitivamente abjuramos), habíamos marcado con el dedo de nuestra Página a Carlos, Fayna y Fran; y Carlos (8 votos), Fayna (7 votos) y Fran (6 votos) son los nominados. Para que luego digan que no nos mojamos, y además bien.

Y tras esta lamentable demostración de autobombo, analicemos las nominaciones y lo acaecido en la Casa del Gran Hermano:

– En primer lugar, Fran. El Hombre del Campo fue nuevamente nominado por sus compañeros, a pesar de que, por lo visto, todos le quieren mucho. La verdad es que parece un personaje inofensivo, que incluso podría resultar simpático (en la línea de Íñigo de Gran Hermano 2000, pero en versión más “rural”, si quieren) si Tele Cinco no se hubiera empeñado desde el principio en apostar descaradamente por él como uno de los núcleos de la Casa. El tiempo dedicado a Fran por la cadena prácticamente iguala al de todos sus compañeros juntos, y lo superaría si no fuera porque Carlos, a hostias, ha conseguido captar la atención del público. Nos pareció auténticamente entrañable que toda la gente de Barcarrota, el pueblo de Fran, estuviera en la plaza (de España, por supuesto) esperando las nominaciones. El programa de ayer llegó muchas veces a los límites del surrealismo, y de entre ellas algunos de los mejores momentos se vivieron con las conexiones en directo con Barcarrota; cuando Ustedes pensaban que ya lo habían visto todo por televisión, cuando en la primera conexión de la noche la banda del pueblo de Barcarrota “interpretó” la música agónica de Gran Hermano yo, particularmente, volví a darme cuenta de que España es lo más grande y que en este país, cuando piensas que ya has mirado bastante hondo, aparecen nuevos síntomas de la España profunda por doquier que te hacen comprobar tu error. Las imágenes de todo el pueblo de Barcarrota llamando al teléfono de Tele Cinco para votar contra los otros nominados, financiado todo el circo por el Ayuntamiento, es decir, por los impuestos, sería abracadabrante si no fuera porque, a fin de cuentas, han sido los propios vecinos los que pagan para llamar a Fran (a no ser que Rodríguez Ibarra haya puesto algo de dinero como adelanto del proyectado, y casi tan ridículo y demagógico como el comportamiento de los poderes públicos en Barcarrota, impuesto autonómico a los bancos). En cualquier caso, es increíble que de una manera tan patente Tele Cinco intente manipular las votaciones ofreciéndonos abundantes muestras de la simpatía de Fran, su carácter entrañable, su inocencia, su rústica, y al mismo tiempo “sensible”, personalidad. Se supone que esto es un concurso y la cadena debería ser imparcial, lo que está haciendo Tele Cinco al mostrar continuas imágenes positivas de uno de los concursantes sería como si en unas elecciones generales la Televisión Pública manipulase descaradamente a favor del partido en el gobierno (ahora que lo pienso, lo que hace Tele Cinco tampoco es tan novedoso, de hecho cada vez destaca más su labor de servicio público).

– Fayna, por su parte, después de varios días en los que ha alternado discusiones con una volcánica (y estúpida) relación con Carlos, ha visto cómo sus compañeros le pasaban factura. Algunas por envidia, otros por odio a Carlos, y todos porque la chica, a decir verdad, se lo ha currado con sus comentarios desagradables y carácter histérico, Fayna ha cosechado nada más y nada menos que siete votos. Y además se ha convertido en una de las primeras víctimas de malos tratos que no sale en televisión para contar sus experiencias previas al respecto, sino que primero tiene los malos tratos en directo, en la tele, y luego (suponemos) lo contará, aún no sabemos si a la audiencia o directamente al juez. Era algo que se veía venir, y que Tele Cinco, en principio para dejar una postura firme al respecto, ha maximizado de forma un tanto estúpida. La primera parte del programa de ayer fue íntegramente dedicada a hablar con los psicólogos de Gran Hermano, los cuales, puesto que Fayna era la víctima, hablaron principalmente de

– Carlos, el nuevo icono cultural de todos los macarras de plazoleta de barrio. Según los psicólogos, no había ningún indicio para juzgar a Carlos como una persona agresiva a priori. García Huete, el jefe de los Hombres de Harrelson del gabinete psicológico del programa, apuntó a la escasez de tabaco como elemento nuclear en el comportamiento agresivo de Carlos. Qué huevazos, dirán Ustedes, y nosotros también. Como fumador empedernido, he tenido que sufrir temporadas con el síndrome de abstinencia del tabaco, y por supuesto estaba nervioso, pero nunca tiré del pelo a nadie, ni le empujé brutalmente, ni le magullé la espalda, cosas que ha hecho Carlos con Fayna, en una relación que cada vez nos recuerda más a “La maté porque era mía”. El único síndrome que padece Carlos en la Casa es el de las drogas sintéticas, que, este sí, le puede generar violencia, pero nosotros creemos que esta ya era subyacente y que precisamente por ello lo seleccionaron los psicólogos, que ante todo son psicólogos de un programa de televisión. Cualquiera que hubiera visto a Carlos más de dos minutos seguidos habría deducido enseguida, incluso aunque fuera licenciado en Psicología y se hubiera leído un montón de tratados ridículos, que el chaval es de los que tiene la mano muy suelta, algo que por otro lado debe ser imprescindible para moverse en el entorno familiar de Carlos, porque ayer tuvimos la enorme dicha de conocer a su madre, Patricia, que además ser la persona que pronuncia el mayor número de veces por frase el vocablo “asín” que hayamos visto nunca también estaba adornada por otros méritos, particularmente este: “Si tienes una chica al lado, y esa chica te provoca, parecería lo que no eres si no haces algo”. Si es que las visten como putas, en realidad les gusta, etc. Ustedes ya saben por dónde van las argumentaciones.

Pese a todo ello, no podemos menos que hacer notar que sin Carlos el programa Gran Hermano perdería gran parte de su atractivo. A la espera de que Telecinco nos proporcione nuevos monstruos, o de que algunos de los habitantes de la Casa se manifieste (aún más, hasta el nivel de Carlos) como tal, hemos perdido una buena pieza; sí, es obvio que es un maltratador de mujeres en potencia, un animal y un burro, pero desde el punto de vista de quien quiere reírse viendo Gran Hermano (no nos engañemos: ¿alguno de nosotros ve Gran Hermano para elevar sus conocimientos en materia de arte o cultura?), es evidente que las chulerías del personaje, sus continuos “asíns” y demás aportan buena parte de la salsa al concurso. Aquí estamos para reírnos, y con Carlos, por lo pronto, nos espera una semana intensa de amor, pasión, violencia y patadas en el estómago al idioma español, asín como sus lo cuento. Si finalmente hace efectivas sus ínfulas de chulopiscinas de barrio que considera a la mujer una posesión más, no se preocupen, no podría elegir peor lugar ante el juez que delante de cinco millones de telespectadores. Y no quiero ni pensar en lo maravilloso que será el momento de su salida, porque lo que es evidente es que él será quien abandone la Casa, ya que la audiencia lleva días y días atacándole sin piedad. Es obvio que el chaval se merece todas las críticas que se le hagan, pero recordémoslo, esto es televisión, la televisión por definición es indecente, así que no debería sorprendernos ver ataques indiscriminados a todo los valores intrísecamente humanos en la actitud de los concursantes de Gran Hermano. Ya nos han demostrado que Gran Hermano es un verdadero experimento sociólogico, y que los concursantes reflejan claramente la realidad española, pero ahora no es momento de lamentarse de lo patética que es esta realidad, sino de aprovechar la coyuntura y reírse de ello. Pero previsiblemente parte de la audiencia no ha aprendido de sus propios errores (echar a los concursantes más polémicos e irritantes, en lugar de eliminar a los más sosos) de la edición pasada, así que tendremos que hacernos a la idea de perder de forma prematura a semejante especimen, aún no sabemos si acompañado voluntariamente por Fayna, en lo que sería una demostración palpable de que el alma de las mujeres, al menos de algunas mujeres, es un auténtico misterio.

01/04/2001: ¿Canne o tortiya?

No se asusten, no han entrado sin darse cuenta en la Versión Rumana de La Página Definitiva. Intentamos acercarnos lo más posible al liberal concepto del idioma español que tiene nuestro nuevo héroe: Carlos, el único que, tras la marcha de Marta, está animando un poco las cosas en la Casa del Gran Hermano.

Cuando Marta salió de la Casa todos descubrimos sus afinidades políticas por la época en que en España se podía dormir con la puerta abierta, en que todos los españoles eran ricos y felices y a los que no lo eran se les aplicaba la Ley de Fugas y punto. Tampoco constituye una gran novedad que Marta sea simpatizante del franquismo, tratándose de un miembro de la familia Gil. En todo caso, lo único que podemos dilucidar es que, dentro de esta familia, Marta se sitúa en la línea más liberal, pues como Ustedes saben para el Patriarca, Jesús Gil, Franco era un babioso sociata que por poco no le da el indulto después de cargarse a 200 personas en Los Ángeles de San Rafael.

De todas maneras, en el aspecto político Marta tampoco será demasiado añorada, porque Carlos, también reconocido franquista, le supera con creces. Convendremos en que Carlos no tiene la hondura de conocimientos sobre el franquismo que Marta, en las sesiones espirituales con el Opus Dei, habrá adquirido, pero su carácter voluntarioso lo suple todo. Nos extraña poderosamente que un pringao del extrarradio de Barcelona, amante de las drogas sintéticas y de la música tecno, tenga una ideología conservadora, y si es así, ¿por qué no se rapa el pelo de una vez, como sus amiguetes del extrarradio?

Ya saben que Carlos tiene totalmente dominada a Fayna, y su carisma es tal que ha conseguido que su método de relación con esta chica (sexo continuo acompañado de un modelo carpetovetónico, es decir, español, de las relaciones de pareja, en la que ella limpia, ella trabaja, ella suspira por él, y él manda mientras se ríe de ella) se extienda paulatinamente al conjunto de los habitantes de la Casa, pues, según nos informa Pericoloco, en la Casa del Gran Hermano ellas limpian mientras ellos fuman, beben cerveza y no ven el fútbol porque no hay tele. En ese sentido, Gran Hermano 2001 nos recuerda, cada vez más, a “Gran España 1941”, y a los usos y costumbres de esa época entrañable.

Y si alguien se queja, Carlos no tiene ningún problema en dejar las cosas claras: él es un líder, y al parecer se la suda que le nominen: a la hora de comer, Karola exigió echarle un par de huevos y hacer una tortilla, pues por lo visto es medio vegetariana, y que los que no lo fueran comiesen carne. Pero Carlos se negó, afirmando, atención, que “Haiga canne o haiga tortiya, yo comeré canne y tortiya”. Ante las injustas acusaciones de Karola, que tildó a Carlos de egoísta insufrible, éste dejó claro que lo suyo era únicamente la demostración de las múltiples ventajas inherentes a comer de todo: “Si no queréis canne es vuestro problema, pero yo, haiga lo que haiga, comeré canne y tortiya”.

Además, en Crónicas Marcianas Carlos nos deleitó poniendo totalmente en ridículo, como si de María José Galera se tratara, a Jorge; más o menos vino a decir que “no me extraña que el Ejército español vaya mal si tienen que echar mano de gordos gilipollas como Jorge. Sé que me estás viendo, gordo, y que lo sepas que me das asco. ¿Sabeh?”. La conclusión de esta y otras intervenciones gloriosas del muchacho es muy clara: cuando sus compañeros le nominen, ¡no le voten! ¡Ni se les ocurra! ¿Se imaginan lo divertido que puede ser cuando este chico saque la navaja y comience a imponer de verdad su Ley (la Ley de la Calle) en la Casa del Gran Hermano?

30/03/2001: Muy Caliente
Tras unos momentos iniciales de titubeo y estomagante intelectualidad, las cosas en la Casa del Gran Hermano han comenzado a ir por donde debían. En una Casa en la que los concursantes han de pasar el rato sin balón de fútbol, sin leer el Marca o las revistas del corazón y, sobre todo, sin poder ver la tele porque, entre otras cosas, ahora forman parte de ella, las posibilidades de caer presa del aburrimiento, por parte de concursantes y público, abundan. Para evitar este problema (a concursantes y público), el sexo es una solución inmejorable. Nosotros ya barruntábamos desde el principio que tarde o temprano Gran Hermano se convertiría en lo que ha sido siempre, en Gran Lupanar, pero no esperábamos que los concursantes fueran tan eficaces; a lo que se ve, minusvaloramos su cociente intelectual “por encima de la media española”.

A día de hoy, y una vez Marta la Atlética ha sido expulsada de la casa y convenientemente sustituida por una entrañable perrita, “Zorro” (o zorra, si hacemos caso a su género), los concursantes masculinos, que ya no tenían a alguien tan complaciente para que les diera abrazos y tonteara patéticamente con todos, han tenido que currárselo un poco más. Y el resultado nos ha sorprendido a todos (salvo a esta Página, que aunque nunca anunció, ni de lejos, las parejas que se han formado, “lo sabía” desde el principio). Estas son las nuevas parejas en la Casa del Gran Hermano:

– Fayna – Carlos. Desde el principio La Página Definitiva catalogó a Fayna como intelectual orgánica y a Carlos… Bueno, a Carlos ya lo catalogan Ustedes mismos, ¿sabeh? Es obvio que estaban hechos el uno para la otra, y así ha ocurrido. Desde que se liaron a comienzos de la presente semana, Carlos y Fayna han tenido una relación típicamente intelectual; no han abierto la boca salvo para liarse una y otra vez. En apariencia, esta relación es incomprensible, pero tengan presente que Gran Hermano, por un lado, puede llegar a ser muy aburrido para los concursantes, como ya destacamos, y por otro se trata de un concurso en el que los participantes despliegan las más sorprendentes estrategias para permanecer en la casa. Fayna, probablemente, se vio en dificultades y para apelar a los buenos sentimientos de la audiencia decidió liarse con el que a sus ojos era el personaje más popular de la Casa, por su carisma, su inteligencia y su saber hacer: en estas condiciones, no pudo escoger a otra persona que Carlos, un auténtico Hombre del Renacimiento en la Casa del Gran Hermano, conocedor de los más variados temas (drogas y motos, fundamentalmente). Por su parte, Carlos sabe muy bien que a los espectadores de Gran Hermano les encanta que los concursantes demuestren lo machos que son, y ¿qué mejor manera de hacerlo que liarse con una de las “guapas” de la Casa? Si a ello unimos que cuando no está con Fayna no tiene ningún inconveniente en gritar a los cuatro vientos que ella está colgada de él y que él, que es un macho, está con ella para pasar el rato, se pueden imaginar la de apoyos que conseguirá el chico entre los espectadores, auténticos representantes de un país avanzado como España. Aún retumba en mis oídos la contestación de Carlos, este martes, a la pregunta de qué pasaría si el público decidía expulsar a Fayna: “Pueh…, ¡Hahta luego Lucah!” (Risas)
– Emilio – Eva: Desde La Página Definitiva apostamos desde el principio por la condición homosexual de Emilio. No es que a nosotros nos importe demasiado que Emilio sea gay, pero esto es Gran Hermano, un experimento sociológico, e indudablemente la condición sexual de cada uno tiene su importancia. A día de hoy, podemos asegurar que hemos triunfado en nuestro diagnóstico: Emilio ha sublimado su pasión por los machos con una relación fálica con Eva en la que proyecta su complejo de Elektra (Emilio siempre ha deseado matar a su madre y acostarse con su padre, de toda la vida). En ello puede haber influido tangencialmente, junto a este análisis de raíces psicoanalíticas, la constatación de que, como la audiencia llegue a sospechar siquiera que Emilio es “de la otra acera”, sus días en la Casa están contados, por mucho que no le nominen nunca. Así que Emilio ha entrado en el armario con Eva, una chica cuyo principal morbo estriba en que es madre de un chavalillo que a estas alturas debe tener unos problemas psicológicos que ríanse Ustedes del complejo de Elektra arrostrado por Emilio. Ansiamos que acabe el concurso para ver cómo Emilio y Eva forman la primera pareja de hecho surgida de la Casa del Gran Hermano (o la segunda, después de Iván – Ismael).

22/03/2001: Nominaciones:

Los concursantes de Gran Hermano, un año después, han roto el pacto. Lamentable este retroceso de la democracia en nuestro país. 25 años luchando por las libertades para que al final nuestros auténticos representantes dén este espectáculo dictatorial en que imponen sus gustos a la audiencia. ¿Pero qué se han creído? En la hora en que Ustedes, módico precio telefónico mediante, tienen la palabra, pero en un sistema mayoritario, con sólo tres opciones de gobierno viables.

A la espera de que se formen las primeras parejas (por ahora apuntan maneras dos especialmente lamentables, Karola – Alonso y -¡Dios mío!- Emilio – Marta, es decir, el hombre fashion con sospechas de tener ribetes homosexuales vuelve a entrar en el armario gracias a la seguidora del Atlético de Madrid y fiel representante de la Familia Gil en Gran Hermano 2001), la verdad es que en la Casa del Gran Hermano ha pasado más bien poco. Como era previsible, los psicólogos del programa no han decepcionado y han hecho recolección de un elenco de pringaos “por encima de la media intelectual española” realmente apetecible. Quizás tendemos a compararlos con la mítica primera edición y, claro, por ahora salen perdiendo (es difícil superar a Ania o Jorge), pero denles tiempo. El español, como los buenos vinos, mejora con el tiempo, y desde aquí estamos seguros de que muchos individuos que ahora apuntan maneras puedenm marcar un hito en la historia de la televisión española.

Precisamente por ello recordamos, una vez más, que el único objetivo que debería tener este programa es reírnos a gusto de sus protagonistas y de Mercedes Milà, o al menos disfrutar con las situaciones creadas en la Casa del Gran Hermano. Y para esto necesitamos carnaza: necesitamos, de entre los participantes, a lo peor de lo peor. Y, en consecuencia, deben Ustedes votar no a aquellos que les caigan peor o les parezcan más insoportables, sino a los que no sean importantes en la vida diaria de la Casa y procuren pasar desapercibidos. Cualquiera que sea capaz de crear tensiones en la Casa del Gran Hermano es un elemento que merece permanecer en ella. En resumen, les estamos pidiendo que no voten a Marta, y aunque nosotros no somos del Atlético de Madrid), porque este cronista, después de observar a la interfecta, los modos de comportamiento de su familia, y sobre todo su linaje con Jesús Gil y Gil, sólo puede concluir que Marta lo tiene todo: estúpida, pija pero “guay” al mismo tiempo, del Atlético de Madrid y del Opus Dei (siete hermanos, todos con gomina o pelaos, una madre que no hay por dónde cogerla, y eso sí, todos “muy trabajadores”). Naturalmente, ya sabemos que Marta será la expulsada, y por muchísimos votos de diferencia, pero les comentaré un par de cosas que igual les hace cambiar de opinión:

1) ¿Se imaginan lo que habría podido ser “Gran Hermano 2000” si María José hubiera aguantado algunas semanillas más?
2) ¿No les parece lamentable votar por alguien contra quien un sujeto como Boris Izaguirre ha orquestado una campaña mediática en Crónicas Marcianas? ¿Tendrá miedo Boris de que, por culpa de Marta, Emilio no salga del armario?

En cuanto a Fran, el hombre es un pringadillo, pero es hombre, así que creemos que tiene garantizada su continuidad unas semanas más. Además, su encanto popular está fuera de toda duda, y es más que posible que consiga sacar de quicio a más de uno en las próximas semanas. Por otro lado, ¿quién cuidará la Granja del Gran Hermano si Ustedes expulsan al único especialista?

La que nosotros queremos que se vaya es Fayna, que parece una chica reservada y, por tanto, poco interesante para nuestros sucios objetivos como espectadores. A no ser que intente echarse novio en esta semana para conmover a la audiencia (con lo que aumentaría sus hoy escasas posibilidades de ser expulsada), poco parece que podrá transformar el abúlico modelo de convivencia habitual en la Casa del Gran Hermano. Por otro lado, es bastante guapa, así que no es descartable que las mujeres votantes decidan expulsarla de inmediato por su felonía. Sin embargo, Marta se lo ha currado demasiado, es demasiado del Atlético de Madrid, y tiene una familia que es Demasiao, como para ahora no ganar la votación. Por tanto, nuestra apuesta pragmática, aunque nos duela decirlo, es que Marta será expulsada del concurso el próximo Miércoles, probablemente por mayoría absoluta. ¿Acaso tiene algo de malo ser “una pija de mierda”?монтаж радиаторовtranslate dutch to english website


Compartir:

Nadie ha dicho nada aún.

Comentarios cerrados para esta entrada.