El Planeta de los Simios

Noticias desde la Casa de Gran Hermano

28/06/2002: Pepe Navarro firma la sentencia de muerte de Gran Hermano

Que la tercera edición de Gran Hermano iba a resultar un desastre de audiencia era algo que pronosticaba hasta el espectador menos competente de la televisión. El pronóstico tenía más peso que los augurios realizados sobre su edición precedente, la segunda, por diversos motivos:

– La eliminación de arquetipos. Después de que las anteriores ediciones ya nos hubiesen mostrado el comportamiento de personajes tipo como la puta, el chulo de barrio, el paleto de pueblo o la aspirante a pija, pocos prototipos quedaban ya por mostrar. Así, las figuras de este GH 3 no eran más que hiperbolizaciones de anteriores figuras (Jacinto respecto a Fran, por ejemplo), sin aportar nada nuevo.

– El poco interés que han despertado las vidas ocultas de los personajes. Lo máximo que ha conseguido Interviú son las fotos de Ness quien, además, no se escondía de su pasado. Nada comparable con los oscuros pasados de prostitutas de concursantes de anteriores ediciones.

– Y, cómo no, el cambio de presentador. No es que nos guste Mercedes Milá, pero sus mentiras (como lo del “experimento sociológico” del concurso) al menos parecía que se las creía. Pepe Navarro, desahuciado como presentador y como persona, el insigne periodista que siempre busca protagonismo aunque no le pidan su opinión, recaló en el programa como segundo plato, tras la negativa de la Milá, quien, por cierto, llegó a decirle a Julia Otero (quien se lo crea ya será su problema), que estuvo a punto de alternar GH con su programa de Antena 3. Pues bien, aquel Pepe Navarro que se llenó la boca hace dos años diciendo que GH era una mierda, tuvo que tragarse todos sus sapos y, con la desvergüenza que dan los años en el oficio como trepa, defendió GH arguyendo que el programa, según sus palabras, “promueve el valor de la familia, ya que en el programa se han formado varias parejas”. Como no podía mantener el pico cerrado, Navarro aprovechó para atacar a Operación Triunfo. Veremos la bajada de pantalones si le ofrecen presentar este programa algún día.

Con todo, el programa empezó con unos buenos niveles de audiencia, sin llegar, ni de lejos, a las cuotas de las ediciones de la Milá. No obstante, si alguien dudaba de que Navarro tenía que dar el cante (después de intentar imponer un estilo de ropa “asimétrico”, o de no saberse el guión del programa, y tener que leer continuamente), el enfrentamiento llegó cuando decidió atacar a Sardá, uno de los mayores publicistas de GH, ya que el efecto arrastre de Crónicas Marcianas, en que todos los días se debatían los intríngulis de la casa, era innegable. Ahora, Sardá dedica el mínimo tiempo posible a GH. ¿El motivo? Si nos fijamos en lo que dice Sardá, existe un enfrentamiento crudo entre las productoras responsables de los programas, enfrentamiento tal que no evita que Navarro y Sardá (el primero de una manera más pueril y estúpida que el segundo) se envíen mensajes envenenados a pesar de emitir desde una misma cadena, Tele 5. La muestra del conflicto se produjo cuando, a mediados de junio, Marta, una de las concursantes de GH 2, dijo en el programa de Sardá que Crónicas era un magnífico programa de televisión. Después de que el público la increpase con un “pelota, pelota”, Sardá aclaró, textualmente, que “hay que decir que las relaciones entre la productora de este programa y la de Gran Hermano son impeorables, por lo que el gesto de Marta, que tiene un contrato vigente con Gran Hermano, es de una cierta valentía”. Sardá aderezaría los siguientes programas con frases como “no nos metamos tanto con Gran Hermano, a ver si la gente lo ve y tiene algo de audiencia” al tiempo que su cómico, Carlos Latre, imitando a Pepe Navarro no paraba de repetir: “No te metas conmigo, Javier, porque recuerda que yo te recomendé a ti”. Sardá incluso se burlaba de las pretensiones de Navarro de ser su mentor, como si el mississipero tuviera algo que ver con el éxito profesional del catalán.

Y llegó el día en que a Navarro se le hincharon las narices. Dos semanas después, Pepe Navarro, en lugar de apaciguar los ánimos, sin leer los papeles, pero leyendo a cámara, dijo “cuando un programa crea escuela, surgen muchos imitadores malos, y si quieren comprobarlo, no cambien de cadena”, en clara alusión a Crónicas. Sardá abría, pocos minutos después, su programa, con Latre mofándose de Navarro y dejando huecas, por su estupidez, sus palabras. Estupidez por dos motivos principales:

– Si Gran Hermano ha “creado escuela” no es gracias a Pepe Navarro, sino a su pesar. Cuando el programa creaba escuela, Navarro lo criticaba sin tapujos, y sólo accedió a presentarlo cuando el insigne periodista estaba falto de protagonismo por cinco largos años de ausencia de la pequeña pantalla.

– Mal enemigo se ha elegido Navarro: Sardá es capaz de ridiculizar, con sus imitadores, cualquier cosa que diga, y le guste o no a Navarro, tiene una audiencia elevadísima y fidelísima que comulga con Crónicas. De hecho, Sardá cada vez dedica menos tiempo a GH. Parece mentira que Navarro no se haya dado cuenta de que esta vez tiene todas las de perder.

Si ésta es la idea que tienen los responsables y el presentador de GH de relanzar el programa ante los malos resultados de audiencia, es decir, dinamitando sus potenciales apoyos incluso dentro de su misma cadena, en lugar de buscar una paz que beneficiaría a GH, la conclusión no puede ser otra: Pepe Navarro es polémico, pero un polémico estulto.

31/05/2002: Nominaciones

Esta semana han sido nominados más o menos los de siempre: la parejita del pijo y la histérica (Kiko y Patricia), una de las dos lésbicas que queda en la casa tras la marcha de Raquel (uséase, Elba), el sueño perverso de todos aquellos que en la Casa del Gran Hermano se están planteando su sexualidad (Carolina) y Javito, del que no se nos ocurre mucho que decir salvo que sigue teniendo un aire a Rocco Sifredi (y pese a ello no liga nada; igual no se parece a Rocco en lo verdaderamente distintivo).

En la Casa del Gran Hermano campan a sus anchas Kiko y Patricia, pues se van a la suite cuando quieren, se los llevan de paseo por Madrid, … ¿pero esto qué clase de Gran Hermano es? ¿A qué viene sacar continuamente a los concursantes de la Casa, si se supone que la gracia del concurso es que se pasen 101 días en dicha Casa sin hacer nada e intentando ligar? Este tipo de experimentos, que sin duda en el corto plazo son rentables (dan audiencia y permiten vender camisetas y demás merchandising de Gran Hermano a los transeúntes que tienen el honor de ver in situ a personas por encima de la media intelectual española?), a la larga convertirán Gran Hermano en un nefando Gran Autobús y de ahí, a la ruina.

Menos mal que los demás concursantes han demostrado que los rumores sobre su enorme CI son ciertos nominando de forma casi unánime a Patricia y Kiko (sí, igual el motivo no es este sino que ambos son insoportables, pero igualmente tiene mérito) para evitar que la cosa se salga de madre. Por supuesto, Patricia será la expulsada de la Casa, no en vano es un personaje conflictivo, es mujer y su novio, el otro candidato a la expulsión, tiene una foto de Aznar en la mesita de noche, y no va a la audiencia a cebarse con un chico de tan buenas costumbres, ¿sabeh?

Pero lo peor es que la expulsión de cualquiera de los dos comportará un nuevo descenso del interés por el concurso (y al mismo tiempo, en uno de estos efectos paradójicos tan propios del mundo televisivo, una subida de audiencia), pues ya no podrán deleitarnos con la vida de pareja como lo han estado haciendo hasta la fecha. Lo mismo ocurrió en Gran Hermano 2, cuando Cal.loh nos hizo disfrutar aún más de esta vida de pareja hasta que, esta vez la organización del concurso, fue expulsado “como un perro”, ¿sabeh?

23/05/2002: ¡Qué juventud!

De ser cierta la afirmación según la cual el experimento sociológico televisivo “Gran Hermano” es un retrato fiel de la juventud española, hay motivos suficientes para estar espantados. Ya no se trata solamente de la estulticia de la que hacen gala de forma constante la mayoría de pringados que habita la casa, sino, y esto es mucho más alarmante a todos los efectos, de la indolencia que demuestran en el terreno sexual. Y es que a estas alturas, después de estar más de un mes “a pan y agua”, ninguna pareja ha roto a follar, señores. Ya me dirán si no es para estar preocupado.

El espectáculo dantesco de un Oscar, un chaval joven, apuesto, aparentemente heterosexual -aunque esto último actualmente quiere decir poco- siendo requerido insistentemente por su compañera de cama en la Suite para un petroleado de bajos, y declinando una y otra vez la sugerencia con los reparos de una monja ursulina es lo más bochornoso que habíamos visto en los últimos tiempos. Pensamos en ese pobre padre asistiendo atónito a la mariconada filial, ¿con qué cara saldrá a la calle?, ¿qué chanzas no tendrá que soportar en el aperitivo con los amigos a cuenta de la espantada de su ingrato hijo?. No creemos que nadie merezca pasar por un trago así.

Eso por no hablar del resto de parejas, igual de patéticas en este terreno. Asistir a los arrumacos insulsos de la hija de la Encan-ni y el delegado de NN.GG. del P.P. en la casa, o del tontoltanga con la ¿bella? Canaria, no colma ni por asomo las espectativas que un programa de estas características despierta en espectadores exquisitos como nosotros. Aquí, amigos, o se montan broncas a hostia limpia o se folla como Dios manda. Y disculpen que seamos tan directos, pero la culpa es suya por haber expulsado a Raquel.

03/05/2002: GUERRA DE BANDAS

En el programa de anoche apenas hubo sorpresas si exceptuamos el vestido de Paula Vazquez, inadmisiblemente poco escotado para una audiencia exigente como la de GH. Aparte de ese detalle -que esperamos ver solucionado en próximos programas- está clara la existencia de dos bandos dentro de la casa que nosotros hemos dado en llamar los capullos y los meapilas. Por el bando de los capullos aparecen nominados Ness (el tontoltanga) y Raquel (el broncas); en el caso de los meapilas la cosecha es más abundante puesto que la integran el inefable Javito (don limpio) Kiko (el centroreformista) y Patricia (la histérica andalusí). Como ven, un panorama de lo más sugerente para ejercer el sacrosanto derecho al sufragio.

Si de nosotros dependiera mandaríamos a Javito tomar por saco con el 100% de los votos (en realidad nos encantaría expulsar al tontoltanga pero somos posibilistas). No es que tengamos nada en contra del gallego, pero una persona que en lugar de montar hermosas broncas con hostias incluidas (la obligación de todo concursante que se precie) se pasa el día preocupado por el nivel de limpieza del cagódromo debe ser expulsado sin mayor vacilación. No nos sirve.

Evidentemente recomendamos que nadie vote por Patricia, y mucho menos por Raquel -a estas alturas son las únicas que prometen algo de diversión dado su mutuo odio africano que nos hace preveer magníficos episodios de violencia verbal ¡e incluso física!. En cuanto a Kiko, lo cierto es que el tipo no estorba demasiado. Quizá sea la consecuencia de su acendrado centroreformismo, pero el caso es que no le vemos lo suficientemente polarizado emocionalmente como para ofrecer algún lance interesante a nuestros efectos. Por otra parte no es descartable que cualquier día rompa a follar con la sevillana por lo que nos decantamos por reservarle unas cuantas semanas más.

Y dejamos al tontoltanga para el final. Si en España hubiera vergüenza (que no la hay) Andresito se hubiera ido de la casa el primer día con todos los honores. No soportamos más sus andares de chuleta de extrarradio, la total ausencia de autorespeto que le lleva a exhibirse en tanga a la vista de media España a la menor ocasión y su inoperancia intelectiva mononeuronal, absolutamente evidente cada vez que abre la boca. En pocas palabras, es tonto pero sin gracia, así que a nuestros efectos es material inservible. Nos tememos, sin embargo, que tenemos Ness para rato, tengan ustedes en cuenta que la mayoría del voto es femenino y por tanto los hombres llevan cierta ventaja respecto a las chicas. Nuestra única esperanza es que los responsables del programa recurran nuevamente al pucherazo e introduzcan la coherencia mínima que requiere un experimento televisivo de esta magnitud.

Si nos piden nuestra opinión, estamos convencidos que la próxima expulsada será Raquel. Lamentablemente, el público que vota habitualmente aún no ha comprendido el fin último del programa -reírnos de los pringados de la casa- y utilizan el voto según su particular código ético. De esta forma expulsan al malo, a la mala, al cornudo, a la puta, al violento… en definitiva a los únicos elementos que pueden mantener vivo el interés del concurso. No nos cansaremos de repetir que no se debe votar por los impresentables (excepto por Ness, a ese sí), por el contrario hay que expulsar a aquellos con un perfil psicológico más romo; es la única forma de preservar GH como el excelente programa de humor involuntario que en ocasiones llega a ser.

Nos perdonarán si omitimos por respeto a Ustedes cualquier comentario sobre el montaje paleto-garbancero que telecinco les preparó a los concursantes, basado en las más cutres películas de terror de los últimos tiempos. Sólo les diremos que algunos incluso se asustaron y una en concreto se meó en las bragas. ¡A ver si lo de que están 10 puntos por encima de la media intelectual española va a ser otra metida…!

19/04/2002: MAL ROLLO

Nuevas nominaciones en la casa de Gran Hermano y pocas sorpresas al respecto. La reina ha sido esta vez Patricia, quien gracias a su histerismo patológico se está labrando una expulsión con un porcentaje previsible de votos que puede hacer peligrar el mítico 84% de Karola. Le han puesto la pierna encima y a lo peor no levanta cabeza. La chica no es que tenga mala hostia, es que es hija de la “Encan-ni”, a quien pudimos ver ayer en el plató, y eso imprime carácter, qué duda cabe. Viendo a la madre en acción se comprenden muchas cosas sobre el comportamiento de la hija. Dejémoslo ahí.

Los días previos han estado cargados de tensión a tenor de la imagen sesgada, parcial y seguramente tendenciosa que nos ofrece la cadena amiga en estos resúmenes. Numerosos encontronazos entre Raquel y la meganominada, que lamentablemente no han acabado a hostia limpia como todos esperábamos. El caso de este chicarrón, Raquel, empieza a resultar sugestivo dada su predilección por embroncar el ambiente a la menor ocasión. Esperamos que no abandone esa prometedora senda y nos haga disfrutar de alguna escena antológica. De momento, gracias a que ganó la prueba semanal, se ha llevado a la bella Carolina a pasar un día en la suite de lujo, lo que ofrece un arco de posibilidades realmente estimulante: ¿Habrá sexo?, ¿llamarán a Elba para que les acompañe un ratito? o más importante todavía ¿nos lo dejarán ver?. Posiblemente nos tengamos que conformar con la expresión de sus caras al salir de su tierno encierro.

Jacinto también ha sido nominado, según el tal Javito porque es un guarro. Al parecer, su exquisito sentido de la higiene no soporta el olor a choto que sin duda despide el navarro cuando viene de estar con la cabra (ordeñándola queremos decir). Quizá sea ese el motivo de que a los cada vez más cretinos guionistas del experimento se les ocurriera inundar parte de la casa con un líquido repelente que introdujeron por los desagües. Marranos.

Como dijimos al principio, lo único que mantiene vivo un mínimo de interés es la posibilidad de asistir a un broncazo en condiciones, a cebollazo limpio. Según la primera expulsada, Noemí, sólo es cuestión de días. No perdemos la esperanza en este sentido pero mucho nos tememos que si, a estas alturas, ningún concursante se ha destapado ya como el majadero irresponsable capaz de hacernos reir sin parar, será muy difícil que nos sorprendan de aquí hasta el final del programa. Es que Cal-loh dejó el listón muy alto ¿sabeh?.

Por cierto ¿cómo es que Paula Vázquez no aparece los jueves?. ¡Cabrones!.

09/04/2002: Primeras nominaciones

Gran Hermano 2002 ha comenzado con fuerza. Las primeras nominaciones permiten que Ustedes, o al menos aquellos de Ustedes que aunque no vivan en alguno de los pueblos de los concursantes, se presten a votar por el primer expulsado de Gran Hermano 2002, permitan hacer caja a organizadores del concurso y compañías telefónicas. Recordemos que el puesto de primer expulsado es uno de los más codiciados por todos aquellos concursantes que deseen lucrarse apareciendo en las revistas del corazón, es decir, por todos. En este sentido, no es descartable una estrategia de aquellos más avispados que prefieran el dinero fácil y rápido a la ardua tarea de convivir con el resto de individuos con un coeficiente intelectual “por encima de la media española” durante más tiempo. Por ahora, las mujeres no se han manifestado muy interesadas por ser nominadas, pues ya a estas alturas se han percatado de su condición femenina, las sutiles diferencias que les separan de los hombres, esos cerdos, y como consecuencia lógica ha surgido un amago de pacto feminista consistente en no nominarse entre ellas.

Por supuesto, ninguna de ellas ha respetado posteriormente el pacto, con lo que al final ha habido paridad de sexos en los nominados, dos hombres y dos mujeres, concretamente Andrés (sí, el boys), Javi (el gallego que guarda cierto parecido con Rocco Sifredi), Carolina (la Fayna de la presente edición, que igual ha de buscar a su Cal.loh en las plazoletas de barrio de fuera de la Casa del Gran Hermano) y la campeona de la semana, con seis nominaciones, Noemí. Aunque no es negra, pensamos que Noemí puede ser la máxima candidata a llevarse el Oscar, no en vano está bastante morena, es mujer y sin llegar a los extremos de otras mujeres fatales en la historia de Gran Hermano (recuerden a Vanessa y su “Jode-Te” y Marta y su defensa del franquismo, lo que por otro lado seguro que le granjeó la simpatía de muchos espectadores), parece haberle buscado las cosquillas a muchos concursantes.

Previamente, habíamos asistido a un pacto entre los dos empresarios de la Casa del Gran Hermano, los dos fieles representantes de lo más floreciente de la industria española: Andrés, dedicado a hacer striptease en Benidorm, es decir, al turismo, y Kiko, dedicado a especular con terrenos en Madrid, es decir, constructor. Ambos parecen haberse entendido muy bien hasta la fecha, no en vano son personas que han tenido que luchar para llegar a donde están (Andrés tiene que machacarse en el gimnasio para luego provocar desmayos en sus espectáculos y Kiko tuvo que sacarse el carnet del PP para que le dieran créditos blandos en el banco).

De hecho, Kiko y Andrés aprovecharon un momento aparte en la Casa para… ¡Desnudarse y mostrarse mutuamente los torsos! No, hombre, no, que esto no es Confianza Ciega. Kiko, ese hombre que tiene la foto de Aznar, a falta de novia, en su dormitorio (creemos que firmada y todo), comenta con Andrés mientras echa un vistazo a su paquete (al de Andrés, no al suyo) que Javi es un mandón y se merece un cero, “pero no un cero cualquiera, no. Un cero Patatero”. Andrés asiente, a lo que Kiko le espeta “si tú mueves ficha, yo muevo ficha”, a lo que Andrés contesta “vaya coñazo que acabas de soltar”. A diferencia de las chicas y su pacto contra la Tiranía del Falo, Kiko y Andrés sí cumplieron en su minipacto, aunque eso sí, para nominar a otro hombre.

Por lo demás, esta primera semana en la Casa está siendo hasta ahora lo que dijo el nuevo líder de masas y presentador, Pepe Navarro: una “vuelta a lo básico”. Al contrario que en las dos ediciones anteriores, donde nadie daba un palo al agua, aquí la productora Zeppelin les está obligando a … (perdonen, me dan ganas de vomitar sólo de decirlo) trabajar de lo lindo. La incertidumbre generada por el 11 de Septiembre, la situación en Oriente Medio y la llegada del euro nos lleva a un modelo de sociedad más compleja y multicultural, consistente en que todos se darán de yoyah unos a otros. Esto ha hecho que en la Casa del Gran Hermano todo funcione a través de una economía de trueque. Básicamente, los concursantes se fabrican ellos mismos todo lo que pueden y lo que no lo cambian con el Gran Hermano por productos manufacturados. La pregunta que nos hacemos aquí es: ¿dónde queda la plusvalía? ¿Hace el Gran Hermano lo que toda metrópoli que se precie con sus colonias, es decir, cambiarles cuatro chorradillas por una tonelada de metales preciosos? Sería bonito que los concursantes ordeñasen 200 litros de leche de cabra a cambio de un paquete de Fortuna, ¿no creen? Lamentablemente, por el momento el símil con la sociedad capitalista no funciona así, de modo que la Casa del Gran Hermano aún no es una economía de subsistencia.

Por último, la noticia está en que Raquel llora y está muy triste porque no se siente integrada con el resto de sus compañeros. Lo curioso es que, en lugar de atizarle una patada de taekwondo al primer concursante que la ignore, la tía se eche a llorar desconsolada. ¿Será que, después de todo, nos hemos equivocado al señalarla como uno de los posibles personajes lésbicos de la Casa del Gran Hermano? Por supuesto que no. Nosotros nunca nos equivocamos. El problema estará, a buen seguro, en que Raquel no fue incluida en el Pacto Femenino fraguado en los primeros días de convivencia, y eso duele. Claro que luego el Pacto no tuvo ningún efecto en las nominaciones, al incumplirse sistemáticamente, pero el mal detalle está ahí.

01/04/2002: GRAN HERMANO 2002. La aventura continúa

Ya faltan muy pocos días para que comience la nueva edición del más formidable experimento sociológico de la historia televisiva. Es de suponer que el insigne profesor Bueno esté haciendo (esperamos que no literalmente) palmas con las orejas ante la proximidad de este evento mediático, que recibió en su día todas sus bendiciones, exaltándolo como ejemplo de un trabajo serio en el campo de la sociología humana. Un par de huevos, sí señor.

Acabamos de entrar en la web de telecinco y no existe ni rastro de los concursantes seleccionados, de tal forma que no podemos saber si en esta edición, por ejemplo, van a ser (aún) más cretinos que en las anteriores. De lo que no cabe duda es que los responsables intentarán ofrecer, con mayor o menor fortuna, una representación lo más fidedigna posible de los distintos arquetipos de la juventud española: El “pastis”, el vago (varias unidades), el putón, el retrasadito (varias, muchas unidades también) o el maricón, figura esta última claramente devaluada en la edición anterior, quizá por culpa de la sobredosis rosácea del programa original (recuérdese el idilio Iván-Ismael).

Nosotros insistimos en que se trata de un excelente programa de humor, así que con tal de que nuestro añorado Cal-loh tenga un digno sucesor en esta nueva edición nos daremos por satisfechos. Sí, resulta patético pasar una hora contemplando las mamarrachadas de unos cuantos retrasadetes en un chalé con piscina y gallina ponedora, pero si existe la posibilidad de que uno de los concursantes, especialmente perturbado, amenice la estancia con episodios pseudoviolentos y continuas patadas al diccionario, uno puede incluso olvidarse de la pérdida de tiempo que supone ver el programa.

Afilamos nuestras estilográficas (iba a decir plumas, con los nervios) para ofrecerles a todos ustedes un perfil psicológico de los nuevos participantes en cuanto la cadena amiga los incluya en su web. Estamos seguros de que, en general, se tratará de personalidades bastante deprimentes para lo que es normal en nuestro país, aunque no desdeñamos la posibilidad de encontrar algún diamante en bruto que nos haga intuir futuros episodios de cachondeo a raudales.

Para acabar este comentario no podemos sino lamentar profundamente la huída de la musa del programa. El hecho de que Mercedes Milá no nos acompañe en esta edición va a restar interés, sobre todo, a los debates en el plató, en los que la Milá con sus acerados comentarios hizo descender a la audiencia varios peldaños en la escala evolutiva practicamente sin despeinarse. Es de agradecer, no obstante, el esfuerzo de Telecinco para cubrir el puesto vacante dejado por Merche. No es fácil encontrar en el mundo del periodismo alguien tan lamentable como ella pero, estamos por afirmar que esta vez lo han conseguido. Nada menos que D. José Navarro “Pepe” para los amigos, será el encargado de guiarnos por los intrincados vericuetos de esta nueva aventura mediática. Que Dios nos pille confesados.консультация юристаплан продвижение бренда твиттере


Compartir:

Nadie ha dicho nada aún.

Comentarios cerrados para esta entrada.