Rosa Montero

La estolidez, versión feminismo fácil

Saldamos una vieja deuda con uno de nuestros primeros lectores, que ya en febrero de 2000 (noticias 17-02-2000) nos señalaba las tristes consecuencias de su falta de fe en Rosa Montero.

Rosa Montero, por si alguien lo desconoce, es una periodista de campanillas que nos deleita con periodicidad semanal en la contraportada de “El País”. Además podemos deleitarnos de vez en cuando con sus irrupciones en la cada vez más devaluada revista dominical de este periódico (ahora llamada EPS, pero sin que tenga nada que ver con la mecánica) con sus famosas series: Literatura de mujeres- Periodismo de mujeres- Grandes mujeres de la Historia de la Humanidad- Las mujeres en el paleolítico inferior- Mujeres y Física Cuántica – Romances de mujeres y un largo etcétera de características similares.

No contenta con ello Rosa montero ha publicado también engendros que ella ha calificado como libros, algo que ha hecho a algunos pensar que nos encontramos ante una novelista. El calificativo, a nuestro entender, es dudoso, pues la temática de los mismos es la más habitual en la subliteratura para secretarias enamoradas de su jefe (de los párrafos en concreto no sabemos nada pero esperemos que a Interviú no le de por revisar todas las novelitas pseudo-rosas escritas por periodistas españolas porque los estragos en la confianza de la ciudadanía en nuestras creadoras de opinión serían brutales.

Y conste que no hablamos de Rosa Montero, porque dudamos que haya párrafos publicados por otros autores de tan mala calidad literaria como los que llevan su firma). En consecuencia, para nosotros, Rosa Montero es una periodista, una creadora de opinión. Quien haya seguida la trayectoria profesional de esta señora habrá detectado que ella, ante todo, es:

a) progre

b) feminista

No contenta con esta doble condición Rosa Montero ha trabajado con ahínco para, además, representar lo más patético de ambos mundos. Con notable éxito, por cierto. ¿Cómo escribe un artículo Rosa Montero? La cosa puede parecer complicada a un profano pero en realidad no esconde grandes secretos. La producción de Rosa se compone (al margen de sus libros) de 3 grandes tipos de artículos:

1. Mujer, mujer. Rosa no sólo es periodista sino una investigadora de raza y una persona con una vasta cultura. Por ello es capaz de adentrarse en nuestro pasado y descubrir como las bases de todo lo bueno de la civilización occidental son obra de mujeres. Por el contrario, claro, cualquier desmán humano esconde una labor masculina. La rigurosa investigación que ha realizado Rosa Montero sobre los estragos que la dotación cromosómica Y provoca en el cerebro humano demuestran hechos sorprendentes. A saber, los noviazgos más espectaculares, las historias de amor más tiernas, han sido SIEMPRE protagonizadas por mujeres. Aunque a nosotros nos interesaba saber también si estas señoras estaban enamoradas de alguien más o era todo un ejercicio de narcisismo, Rosa Montero no nos informé de ello. Por otra parte, como ha demostrado esta periodista, los cuadros de Van Gogh, las obras completas de Cervantes, las conquistas de Hernán Cortés o la invención de la electricidad fueron, en realidad, obra de mujeres injustamente sojuzgadas por quines se llevaron todo el mérito. Por el contrario gentes como Pierre Curie eran unos sinvergüenzas aprovechados que sólo servían para barrer el laboratorio. Tras esta ardua investigación, Rosa Montero ha ido más allá y ha reflexionado sobre el particular. Y, gentilmente, nos ha transmitido la buena nueva: El problema de este mundo es que está gobernado por varones de manera que cuando desaparezcan y las mujeres les sucedan en el poder todo se arreglará y viviremos en un mundo pacífico y solidario. Día a día gentes como Margaret Tatcher, Benazir Bhuto o Tançu Ciller han contribuido a extender la buena nueva por el mundo.

2. Desahogos progresísticamente correctos. Ante cualquier asunto abstracto que llega a sus manos Rosa reflexiona y emite su opinión. Ésta, invariablemente, coincide total y absolutamente con el ideal abstracto de discurso progre. Podría pensarse que es imposible que alguien tan perfecto seguidor de esa doctrina exista, pero Rosa montero desmiente estas dudad. SIEMPRE en TODO su opinión es “la que debe ser”. Rosa está a favor de los homosexuales y de las parejas de hecho, del 0’7 y del 4’7 si hace falta, del multiculturalismo y a la vez del ateismo, del respeto y de la tolerancia así como del indulto a mujeres que matan a sus maridos. Ella es también la primera barrera contra los totalitarismos y los genocidios, contra el conservadurismo y la alienación de las masas. Puede decirse, en este sentido, que los artículos ideológicos de Montero son, en este sentido, más “confirmativos” que “informativos” y por ello muy interesantes. Por ejemplo, si el PSOE y Zapatero quieren saber qué opina el socialismo más trasnochado de los que no se dan cuenta de que ya no estamos en 1970 sobre una determinada cuestión no tienen más que leer a Rosa Montero (de hecho, sospechamos que lo hacen).

3. Por último Rosa Montero nos deleita habitualmente con sus ya famosos “ajustes de cuentas”. Esta periodista de raza ha marcado un hito en el mundo de los medios de comunicación españoles con geniales artículos dedicados exclusivamente a denunciar cosas que le pasaban a ella o a sus amigos. Siempre, claro, se trataba de desgracias y de malos tratos que sufrían por su condición de “mujer”, “roja”, “inmigrante”, “negra”, “sudamericana”, “mora” y un largo etcétera. Más o menos la cosa funciona así: Rosa va a una joyería y no le hacen la rebaja que una señora de su prestigio merece. A continuación escribe un furibundo artículo señalando cómo fue a una cierta tienda (y da los datos del comercio) acompañada de una amiga marroquí (y así farda de cómo ella se mueve en un entrono multicultural) y que fueron “maltratadas por los dependientes” debido al color de piel de su amiga. El esquema es más o menos sencillo y es consentido por “El País”. De vez en cuando aprovecha para promocionar asociaciones dirigidas por amigos, campañas de recogida de dinero o simples manifestaciones.штраф за потерю паспортапродвижение брендов торговой марки концепция


Compartir:

Nadie ha dicho nada aún.

Comentarios cerrados para esta entrada.