Todo un hombre

La novela total a finales del siglo XX

Título:Todo un hombre

Autor
:Tom Wolfe

Categoría: Novela sureña

Siglo: XX

Comentario

Todo un Hombre es toda una novela. A decir de los críticos literarios más influyentes del orbe (y también más influidos por los ágapes a los que son invitados por la industria), es LA novela. Si en La Hoguera de las Vanidades Wolfe demostró que se podían escribir, a finales de siglo XX, folletines de aspecto decimonónico ambientados en nuestros contemporáneos días, en esta obra va más allá y, de nuevo, vuelve a dejar claro que es capaz de eso y de mucho más.

Porque, al parecer, Todo un Hombre es el modelo de literatura que pasará a la Historia. Y a nosotros, sinceramente, nos gusta que así sea. Nos parece extrarodinariamente exótico que el modelo de buena literatura actual no deje de ser la típica historieta entretenida con tres o cuatro tramas que acaban convergiendo de manera un tanto forzada y, eso sí, con reiterados alardes descriptivos (extraordinariamente bien resueltos). Hasta aquí, dirán Ustedes (y con razón), no vemos el motivo de tanta alborozo. Lo que nos deleita hasta puntos insospechados y lo que hace que nos guste precisamente esta novela es que, en realidad, es una novela no sólo sureña sino clintoniana. Si hay algún elemento que diferencia a Todo un Hombre es la constante presencia del sexo, que todo lo invade, todo lo ocupa. Cualquiera de las descripciones de los distintos personajes de la novela incide, más que en cualquier otra cosa, en cómo y con quien folla y sobre todo en cómo y con quien querría hacerlo. Se trata de una reiterada mezcla de psicoanalismo de alta escuela y mujeres de eternas curvas mágicas que, aunque nos deja algo exhaustos, nos sigue encantando.

Sostiene Eduardo Mendoza que la novela no tiene futuro y deben buscarse alternativas. Damos por hecho que Wolfe las ha encontrado y nos congratulamos de ello. Si a partir de ahora todo lo que nos leamos es en realidad una novela erótica-pornográfica escrita con calidad literaria podremos decir que el siglo XX no ha pasado en balde.


Compartir:

Nadie ha dicho nada aún.

Comentarios cerrados para esta entrada.