Rojo y Negro – Stendhal

Un escritor francés y, sin embargo, la novela es buena

Título:Rojo y Negro

Autor:Stendhal

Categoría:Novela romántica

Siglo
:XIX

Comentario

Rojo y negro es la desgarrada historia de un aspirante a seminarista que, merced a sus indudables atributos, consigue liarse con dos damas de la alta sociedad al mismo tiempo, y va cambiando de una a otra a lo largo de toda la novela. Asimismo, el joven también tiene aspiraciones de entrar en el ejército, a lo que hace referencia el título (el rojo de la casaca militar y el negro de la sotana curil).

A nosotros nos gusta especialmente de la novela (que ya decimos que es excelente) esa referencia implícita a una de las bases del pensamiento español, el entrañable “mitad monje, mitad soldado” que fue la base de la sociedad española durante siglos, especialmente en los años de la Guerra Civil y la dictadura, donde los sacerdotes españoles supieron entender mejor que nadie su verdadera función eclesiástica y se pusieron el fusil al hombro para acabar cuanto antes con la horda marxista (y encima de lo bien que lo hicieron, ahora algunos socialcomunistas pretenden que la Iglesia española pida perdón: ¿Por qué van a pedir perdón por algo que, como muy bien indicó algún dibujante, harían de nuevo con mucho gusto?)

Tras este exordio, entramos en materia: al joven no le adornan excesivas virtudes, salvo cierta habilidad para estar en el momento justo en el lugar apropiado y su belleza física, que le permite engañar a toda dama de la alta sociedad que se le pone por delante. En consecuencia, el final de la novela, no sin algunas dificultades previas, parece indicar que al joven le espera el triunfo y la gloria, como no podía ser menos con todo el trabajo de acoso y derribo llevado a cabo durante la novela. Stendhal es un excelente escritor, que tenía el único defecto de dejar buena parte de sus novelas inacabadas, pero que, pese a ello, supo ver con claridad el futuro del negocio: las novelas del corazón, los folletines, la prensa rosa, en suma, aunque al menos bien escrita. El protagonista de la novela, Julien Sorel (por fin me acuerdo del nombre), podría ser un perfecto Antonio David Flores contemporáneo, aunque eso sí, con mejor gusto.купить чугунную сковородустраховой стаж украина


Compartir:

Nadie ha dicho nada aún.

Comentarios cerrados para esta entrada.