La lotería de Babilonia – Jorge Luis Borges

Una gran obra, sin paliativos

Título: La lotería de Babilonia

Autor
: Jorge Luis Borges

Categoría: Cuento

Siglo: XX

Comentario

Llegó la hora de poner bien a alguien en esta sección. Como somos conscientes de que nuestros lectores argentinos podrían sentirse ofendidos por algunas diatribas que hemos lanzado contra Eliseo Subiela en nuestra sección de cine, hemos pensado hablar de Borges en desagravio (no, hombre, del de las ciruelas no, del otro, el escritor argentino).

Es enormemente difícil escoger una obra de Borges en concreto, porque todas ellas son buenas, en primer lugar, y porque suelen ser compilaciones de cuentos, en segundo lugar. Como somos unos auténticos ludópatas, hemos escogido el relato “La lotería de Babilonia”, perteneciente al libro “El jardín de los senderos que se bifurcan”, de 1941.

“La lotería de Babilonia” nos relata la historia de una civilización totalmente reglada por el azar, un mundo en el que cada cual era lo que dictaban los periódicos sorteos realizados por una entidad casi mística, la Compañía. La idea, como casi todas las de Borges, es genial, y nos interesa aquí fundamentalmente por dos cuestiones:

* En un principio, se trata de una lotería convencional, que no consigue ningún éxito entre la población hasta que comienzan a crearse premios negativos, esto es, que al “agraciado” le cortaban una mano, le quitaban todas sus propiedades e inclusive lo mataban. Esto consigue suscitar el interés de todos los ciudadanos, de tal manera que su vida acaba siendo reglada por el azar. Nos encanta el detalle de que sea el sufrimiento el motor de una civilización, no porque creamos que deba ser así, sino porque así es.
* Por otro lado, el sistema de sorteos se perfecciona tanto que, al final, se llega incluso a dudar de la existencia de la Compañía; algunos ciudadanos consideran que lo que les ocurre es producto puramente del azar, pero otros creen que la Compañía sigue existiendo como oscura organización encargada de reglar nuestras vidas. Un antecedente de Matrix, como ven, sin necesidad de efectos especiales de por medio, y también una referencia implícita (por nuestra parte, y no de Borges) a la afamada y brillante de la “Gran Conspiración”, ya saben, el gobierno nos oculta cosas, estamos gobernados por una cúpula de siniestros tecnócratas y financieros que rigen nuestro destino, y yo mismo soy un programa de ordenador ideado por los Amos del Mundo para que ustedes crean que la Red es un espacio de libertad en el que todos podemos poner las barbaridades que nos apetezca.

En líneas generales y con algunos matices (el desmesurado amor de todo el mundo por el “intelectual crítico” García Márquez, por ejemplo), nos gusta lo que se ha dado en llamar Nueva Narrativa latinoamericana o “realismo mágico”, pero todos los representantes de esta corriente deberían rendir tributo a Borges, que se encuentra a años luz de todos ellos (y no digamos ya de Eliseo Subiela).

ABP: Quisiera apuntar que todos los que hemos estudiado algo de Derecho en esta vida y hemos disfrutado con este cuento (me refiero a “La lotería de Babilonia” no al Derecho, pues tampoco es que se disfrute mucho con él) no podemos evitar pensar que nuestro ordenamiento jurídico funciona, en muchos casos, exactamente como esta lotería. No hay nada como el sorteo de males para tener a todos contentos.вок посудаrusian translator


Compartir:

Nadie ha dicho nada aún.

Comentarios cerrados para esta entrada.