Día LL

LA ACCIÓN HUMANITARIA CONJUNTA, AL DÍA

El avance de las tropas de liberación: Un éxito exclusivamente achacable a Tommy Franks. Ya se sabe que el éxito tiene muchos, muchísimos padres. Así es la vida, normalmente. Pero los esquemas mentales y morales de quienes dirigen la Administración Bush son diferentes a los del resto de los mortales. La propia generosidad de la actuación humanitaria en curso es una prueba. ¿Acaso hay muchas personas en el mundo capaces de tal acto de altruismo humanitario? Por ello no es de extrañar que el rutilante éxito de las tropas de liberación no sea acaparado ni por el Jefe del Estado Mayor (General Meyers) ni por el Secretario de Estado de Defensa (Donald Rumsfeld). Ambos han dedicado las últimas horas a recalcar en todos los medios de comunicación que “las alabanzas por el brillante plan de la actuación aliada deben corresponder en exclusiva a Tommy Franks, dado que sólo él ha sido el encargado de tomar las decisiones operativas y decidir la estrategia global”. ¿Acaso no enternece tanta generosidad y tan ciega confianza en un subordinado? Indudablemente, Rumsfeld y su gente han aprendido de la figura reciamente castellana, de austeridad rayana en la obscenidad (y siempre amante de figurar siempre en la sombra) de Joe Mary Ánsar. Tras pergeñar las líneas estratégicas de toda esta acción humanitaria con sus amigos Georggggggg y Tony en múltiples conversaciones telefónicas y en las Azores, Ánsar ha optado por no reclamar los méritos que su autoría le permitirían alegar. Ánsar está callado, Ánsar no aparece, Ánsar permite que los demás se lleven el mérito por tan éxitosa estrategia… Ánsar es el nuevo referente del mundo libre.

Armas de destrucción masiva: Mujer al volante, peligro constante. El arsenal de armas ilegales e inhumanitarias del Ejército iraquí se demuestra cada día más rico y peligroso. No contento con emplear todo tipo de pavorosos ingenios de destrucción masiva, en las últimas horas Sadam ha añadido a su repertorio el uso de furgonetas con mujeres y niños. La soldadesca estadounidense lo tiene claro, y el Pentágono, oficialmente, lo ha expuesto con claridad: cualquier mujer que conduzca un vehículo ha de ser detenida a toda costa, empleando “fuego amigo”, y sin dar previo aviso de ningún tipo. Y es que, lógicamente, una mujer realizando tales tareas, tan inapropiadas para su género y condición (de natural atécnica y servil), no puede pretender nada bueno. En el mejor de los casos, subvertir el buen orden del reparto de tareas entre sexos. Además, y como todos saben, las mujeres son peligrosísimas al volante, y tras sucesivos accidentes de circulación e incluso camiones que se empotran con nuestras tropas, mejor no consentir este tipo de riesgos.

En cualquier caso, este caso no deja de ser un suceso aislado. Aislado porque ha sido conocido ya que había un periodista del sospechoso y cómplice de los violentos Washington Post junto a los soldados. Esto es, no es un supuesto generalizable. De ordinario estas cosas, apoyadas “al 100%” por el Pentágono porque frente a las mujeres conductoras “han de primar las normas de autodefensa”, pasan sin que nadie las cuente. Y como los soldados yanquis lo arreglan tratando de comprar el silencio de los iraquíes que pueden ser testigos con dólares (así lo hicieron en este caso, como han reconocido sin ningún pudor) y luego lo que dice el Gobierno iraquí es una “intoxicación”, pues no pasa nada. Lo grave de este asunto es que haya habido un periodista antipatriota. Como con Peter Arnett, fulminantemente cesado por cuestionar la calidad del diseño de las operaciones humanitarias, exigimos la destitución del agente de Sadam y del terrorismo internacional que es ese periodista del Washington Post. O, en su defecto, disolveremos el periódico aplicando la Ley de Partidos de nuestro amigo Ánsar.

Las sucias argucias del Tirano: Los ciudadanos estadounidenses, ¡en el punto de mira de Sadam! Acabamos de enterarnos de que los Estados Unidos y su población tienen miedo. Y los entendemos. Al parecer, Sadam Hussein pretende atacar (¿con armas químicas, nucleares y bactereológicas?) a los propios ciudadanos de los Estados Unidos en su propio territorio. Esta amenaza a la integridad territorial del país, totalmente creíble dado que son los propios encargados de la Defensa de la Nación Más Democrática de las Democracias Instauradas por EE.UU. los que la han confirmado, nos sitúa totalmente en otro plano. Tales acciones, inminentes, acabarían provocando muertes de civiles. En ejercicio del derecho a la invocación preventiva de la Ley del Talión los encargados de la operación humanitaria conjunta han señalado que esta agresión a los civiles norteamericanos les permite, por su parte, masacrar a civiles iraquíes. Para acabar de confirmar los “humanitarios” métodos de liberación, el mando británico ha aclarado en las últimas horas cosas como que:

– ellos no lanzan misiles a mercados ni a zonas donde habite población civil ¿cómo?, ¿están queriendo decir que hay otros que sí lo hacen voluntariamente? pues eso parece porque, además, han indicado también que

– ellos actúan y determinan objetivos con criterios diferentes a los estadounidenses ¿cómo?, ¿pero no había un mando conjunto que coordinaba la operación humanitaria?, ¿las tropas de Ánsar también irán por libre?

Mientras tanto, algunos misiles crucero ya han caído sobre Turquía o Arabia Saudí. A buen seguro, se trata de operaciones iraquíes de ataque a aliados estadounidenses. ¿Seremos los siguientes? Nosotros también tenemos miedo de Sadam, pero le agradecemos a Ánsar que nos haya colocado bajo su bien pertrechado manto protector.

“Estamos trabajando en ello”: La aportación española en tareas de pacificación. Una de las últimas buenas nuevas desde el frente humanitario es que no tenemos nada que temer respecto a la pericia y adecuación de los soldados a las tareas que han de desarrollar: los soldados británicos no van a tener problemas en acomodarse al recibimiento amistoso de los habitantes de las ciudades que vayan liberando debido a su “larga experiencia en Irlanda del Norte”. Patidifusos tras descubrir cómo el propio Gobierno británico reconoce una parte de su territorio como equivalente a Basora en términos de ocupación militar, no podemos sino llevar nuestra mente inevitablemente a España. Porque, ¿qué otro país tiene una experiencia de años relativamente recientes en la materia (recuerden, 40 años de paz)? ¿Y acaso en este país no sigue existiendo incluso en la actualidad un territorio equivalente en algunas cosillas sin importancia a Irlanda del Norte (y con más violentos y amigos de los violentos, todavía, que entre los irlandeses)? Antes de que el Gobierno de Bush solicite a Ánsar que despleguemos en Irak a tropas de la Guardia Civil comandadas por Rodríguez Galindo lo hacemos nosotros. ¡Rodríguez Galindo y la Benemérita a Basora, Bagdad y donde haga falta! Y, de paso, podríamos enviar también a Mayor Oreja y a sus secuaces, con la finalidad de poner en marcha un equivalente al Plan Policía 2000 en la zona. A fin de cuentas no hay problemas de oposición de la población a la liberación, sino meros altercados de orden público como los de cualquier ciudad del mundo. Y, por último, enviemos también a los antidisturbios, que si aquí disfrutan con los violentos, imaginen la que podrían montar entre los agradecidos y liberados ciudadanos iraquíes.

El frente interior: Todos los violentos, a clase. Pilar del Castillo, personaje sadomasoquista de quien ya hemos glosado el dudoso honor de ser la única Ministra que aparece voluntariamente en actos públicos para jalear a Ánsar, ya lo advirtió. Estas manifestaciones reiteradas y constantes eran preocupantes, porque los alumnos de secundaria y de la Universidad estaban empezando a perder demasiadas clases. Además, los alumnos, como los ciudadanos, están “manipulados”. Y, encima, este tipo de actos sólo sirven para que den rienda suelta a su natural pulsión de violencia y destrucción. Ya en su día propusimos que, superando los complejos habituales, se empezara controlar quién iba a esas manifestaciones y quién perdía el tiempo con esas cosas en lugar de ir a clase. No por nada, oiga, sino para evitar esas nefastas pérdidas de clases y de aprovechamiento. Esta es una medida absolutamente democrática como demuestra que nunca fue aplicada en la Universidad franquista. De hecho, nunca Franco osó controlar al alumnado que hacía huelgas hasta esos extremos.

Pus bien, propuesto (o pronosticado) por LPD y, a la semana, hecho. Esta misma mañana han empezado a conocerse las primeras iniciativas en esta dirección de Gobiernos autonómicos del PP preocupados por la calidad de la enseñanza, mientras se difundían los resultados de la última encuesta que confirmaba que el 97% de los ciudadanos acompaña a Ánsar en su “No a la Guerra”. A esta gentuza, claramente inculta y carente de educación, la vamos a meter en clase a porrazos. Para que aprendan un poco de Religión, a ver si podemos hacer de ellos votantes del Partido Popular de provecho.best seo agenciesпомощь в продвижение бренда белья


Compartir:

Nadie ha dicho nada aún.

Comentarios cerrados para esta entrada.